Literatura medieval

Historia medieval. Edad Media. Poema del Mío Cid. Personajes. El nombre de la rosa. Jean Jaques Annaud. Visión mágica

  • Enviado por: Panchita
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 16 páginas
publicidad
publicidad

Nombre:

Curso :

Profesor :

INTRODUCCIÓN

Este trabajo trata de dar una visión sobre la edad media y como solía ser toda la gente en esta época, es decir, alta y baja edad media. Tratamos de algunas visiones sobre esto y también sobre el mío Cid, que fue una verdadera revolución en edad media, ya que este cantar de gesta fue algo así como una “predicción” para lo que sucedería en España doscientos años después.

También hacemos descripciones de los personajes para que al leer el trabajo usted pueda entender un poco mas acerca de este libro y sus personajes, que en edad media causaron tanta admiración y “revolución”. También están los dibujos de los personajes que tratamos de amoldarlos a las descripciones del cantar y con algo de nuestra imaginación para que usted pueda apreciar de como irían siendo estos personajes del cantar.

Otra actividad que realizamos en este trabajo es ver una película que reflejara patentemente la edad media llamada “El nombre de la rosa” y la comparamos con este libro.

Profundizamos sobre de donde nació la magia de la literatura del periodo medieval y contamos una parte del periodo del romanticismo alemán ya que de aquí nace esta visión mágica de la literatura.

Espero que el trabajo sea de su agrado que explique bien los temas que se pidieron.

Desarrollo:

1era parte:

citar una descripción de los personajes y dibujarlos.

MIO Cid campeador: “suspiro mío Cid, pues tenia grandes pensares” Pág. 11 editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Mío Cid Ruy Díaz, el que en buen hora ciño espada” Pág. 19, editorial Ercilla el cantar del mío Cid.

“cuando llego a san pedro el buen campeador”Pág. 31, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid

“Merced, OH Cid; de la hermosa barba” Pág. 33, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid

“Cuando lo supo el mío Cid de vivar” Pág. 37. , Editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Cabalgad, Cid, el buen campeador, pues nunca con tan buena suerte cabalgo varón, mientras vivieres, bien ira lo tuyo” Pág. 45, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Mucho os lo agradezco campeador ilustre” Pág. 51, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Ante Ruy Díaz, el batallador ilustre” Pág. 51, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.”

“El creador os valga, Cid campeador leal” Pág. 64,editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Que bien lidia sobre el dorado razón, mío Cid Ruy Díaz, el buen batallador.” Pág. 69, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Andaba Mío Cid sobre su buen caballo, la cofia levantada, ¡Dios que barba tan hermosa!”. Pág. 72 editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Pues aquel a quien desterrasteis, Alcocer gano con maña.” Pág. 80, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“El campeador, hermoso, sonreía.” Pág. 82, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Se dirigen tras mío Cid, el bueno de vivar”. Pág. 91, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Miedo iba teniendo que mío Cid se arrepintiera, lo que no haría el prudente por cuanto hay en el mundo, una deslealtad no la hizo jamás.” Pág. 99, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid”

“Ya le crece la barba y se le va alargando; pues había dicho con su boca: por amor del rey Alfonso que de su tierra me ha echado, ni meteré en ella tijera, ni un pelo me cortare.” Pág. 116, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“A todos les dio en valencia el campeador ilustre. “ Pág. 116, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“ Mío Cid Ruy Díaz, el prudente campeador.” Pág. 181, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Antes fui pobre, ahora rico soy, que tengo bienes y tierras y oro y honores.” Pág. 185, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

Rey Alfonso: “A vos, rey respetado, envía este regalo”.Pág. 80, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid

“Gracias, gracias, rey, como señor natural”. Pág. 81, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Minaya Alvar Fañez del buen rey se despidió”. Pág. 123, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Ahora rey don Alfonso, rey tan honrado”. Pág. 161, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Pero esto al buen rey don Alfonso”. Pág. 209, editorial Ercilla, El cantar del Mío Cid

“ ¡Merced, rey de muchos reinos que os llaman señor!”. Pág. 214, editorial Ercilla, El cantar del Mío Cid.

“No lo detiene por nada Alfonso el castellano”. Pág. 215, editorial Ercilla, El cantar del Mío Cid

“¡Merced, o rey, el mejor de toda España!”. Pág. 230, editorial Ercilla, El cantar del Mío Cid

Doña Jimena”: Llora con sus ojos fuertemente mientras suspira. Hay, doña Jimena mi esposa tan excelente como a mi alma yo tanto os quería.

Y vos mujer honrada de mí seáis servida” Pág. 33, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Mujer del Cid batallador”. Pág. 127, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Mi esposa doña Jimena, dama ilustre”. Pág. 217, editorial Ercilla, el cantar el mío Cid.

Doña Elvira y doña Sol: “Heme aquí ante vos, yo y vuestras hijas, niñas son y pequeñas de edad”. Pag33, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“... y sus hijas verdaderas.” Pág. 127, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Cuando nos caséis bien ricas seremos”. Pág. 164, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“¡Merced, os pedimos, padre, así os valga el creador!, Vos nos engendrasteis, nuestra madre nos parió”. Pág. 191, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

Los infantes de Carrión: “Bien casaríamos con sus hijas para nuestro provecho no osaríamos a proponer este proyecto”. Pág. 123, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Mío Cid es de vivar y nosotros condes de Carrión”. Pág. 123, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Yernos os traigo de los que tendremos gran honor”. Pág. 163, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“El Cid y sus yernos en valencia se quedaron. Allí viven los infantes muy cerca de dos años. Pág. 169, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid

“ He aquí a vuestros yernos tan valientes son, por no entrar en batalla desean volver a Carrión”. Pág. 175, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Y vio venir a diego y a Fernando; ambos son hijos del conde Gonzalo. Pág. 181, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Pues llevamos sangre de los condes de Carrión”. Pág. 189, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid “.

“Aquí me aparto de vosotros como malos y traidores”. Pág. 201, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid

“Eres apuesto, pero cobarde.”.Pág. 233, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

Minaya Alvar Fañez”: Ya venís, alvar fañez, valiente lanza.” Pág. 50, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Minaya Alvar Fañez, que zorita mando”. Pág. 69, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“OH Minaya. sois mi brazo diestro” Pág. 73, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid

“¡Merced, minaya, caballero de pro!. Pág. 125, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

Abengalbon: “El moro Abengalbon cuando supo el mensaje...”. Pág. 126, editorial Ercilla, El cantar del Mío Cid.

“El alcalde Abengalbon con las fuerzas que trae, por afecto del Cid y para honrarle grandemente”. Pág. 127, editorial Ercilla, El cantar del mío Cid

“Cuando llego Abengalbon, al mirarlo se sonríe con su boca y lo iba a abrazar, en el hombro lo besa pues esta es su costumbre”. Pág. 127, editorial Ercilla, El cantar del mío Cid

“Hola Abengalbon sois su amigo fiel”. Pág. 128, editorial Ercilla, El cantar del mío Cid

“El moro Abengalbon era muy esforzado”. Pág. 199, editorial Ercilla, El cantar del mío Cid

Tizona y colada: “Aquí gano a colada, que vale mas de mil marcos.”Pág. 93, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Y gano a tizona que mil marcos de oro vale”. Pág. 180, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Os he de dar dos espadas Tizona y Colada bien sabéis que las gane por hombría”. Pág. 191, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

“Dos espadas tenéis fuertes y cortantes la una llaman tizona y a la otra colada”. Pág. 203, editorial Ercilla, el cantar del mío Cid.

Babieca: “Sobre su caballo, Babieca, mío Cid subió”. Pág. 162, editorial Ercilla, El cantar del mío Cid

“Aguijo a Babieca el caballo que bien corre”. Pág. 179, editorial Ercilla, El cantar del mío Cid

“El Cid arremetió entonces el caballo y tan de recio lo espolio, que todos se maravillaron de su carrera”. Pág. 243, editorial Ercilla, El cantar del mío Cid

“ Me mandaste correr a Babieca el corredor”. Pág. 243, editorial Ercilla, El cantar del mío Cid

2da parte: Ver una película que refleje de manera patente a la edad media, “El nombre de la rosa”

Relacione la mirada que tenia el cantar del mío Cid sobre la edad media y las películas.

La mirada de edad media que hace el mío Cid y las película es obviamente diferente ya que en mío Cid la mirada es de un caballero y la del la película ”El nombre de la rosa” es de monjes pero al mismo tiempo podemos decir que es similar ya que monjes y caballeros se encuentran en un mismo nivel socioeconómico en edad media, por lo tanto la similitud entre las visiones es la de el mío Cid y al mismo tiempo el monje que ambos luchaban por una noble causa que era la verdad ya que el mío Cid quería probar su inocencia y el monje quería probar otras verdades y averiguar sobre quien era el de los asesinatos.

¿Que diferencias se pueden establecer del caballero aparecido en los filmes y mio cid?

Las diferencias que se puede establecer entre el caballero aparecido en el filme y mio cid ed de que en primer lugar mio cid a pesar de que no planeaba casar a sus hijas con los infantes de carrion lo hizo igual ya que el rey lo quiso asi, al contrario del monje en el filme ya que el aunque segun su superior debia decir que no se oponia a la sentencia, como el creia que ellos no eran los asesinos se nego a la sentencia, cosa que jamas habria hecho mio cid si el rey alfonso le hubiera dicho que hiciese algo, Las causas aunque similares son distintas ya que mio cid lucha por su verdad mientras que el monje lucha por una verdad para beneficio de otras personas.

Investiga de donde y como nacio la vision magica del periodo medieval.

Se podria decir que la vision magica del periodo medieval, nace en la epoca del romanticismo aleman en el sigloXVIII, para comprender como y porque nace esta vision explicaremos un poco este periodo.

Podemos situar el comienzo del Romanticismo en la Alemania de finales del siglo XVIII. Considerada como la última gran época cultural de Europa, encontramos un movimiento que irrumpe en toda la esfera artística e intelectual de la época: literatura, filosofía, arte, ciencia, música... Los primeros románticos fueron jóvenes, muchos de ellos estudiantes.

Surgiría como respuesta a la excesiva importancia que la Ilustración concedía a la razón. Es verdad que algunos filósofos de la Ilustración, como Rousseau, plantearían la importancia de los sentimientos, pero, ¿dónde quedaron la imaginación, la añoranza, la fantasía y los sueños?

El poeta alemán Schiller escribiría que lo que un artista hace es algo así como jugar, como camino para ser libres, donde los límites no existen más que en la propia persona. Novalis dijo que "el mundo se convierte en sueño, el sueño en mundo".

Es el límite difuso, o inexistente, entre una realidad y una fantasía que se entrecruzan en esta nueva forma de entender el arte y, en definitiva, la vida. La añoranza de lo imposible, lo enigmático, lo fabuloso, los misterios de la naturaleza y del propio ser humano.

Pero el movimiento romántico no sería un fenómeno exclusivamente alemán, sino que se extendería por la mayor parte del continente europeo durante los comienzos del siglo XIX.

Ya hemos comentado con anterioridad cómo Herder, en oposición a Rousseau, plantearía la figura del niño como un ser con alma y mágico, con una falta de sentido de lo real en pro de una exquisita fantasía. Esta imagen sería ampliada por otros románticos, llevando la figura del niño a un plano próximo al divino.

Pero no todo sería recolectar cuentos propios del folclore, sino que la literatura del Romanticismo también tendría sus propias creaciones.

Dentro de la producción literaria propia, tenemos en el Romanticismo alemán dos buenos representantes: Ludwig Tieck (1773-1853) y E.T.A. Hoffmann (1776-1822). Del primero comentar la importancia de su cuento Die Elfen (Los elfos), claro ejemplo de cuento infantil artístico y dualista; por dualismo entendemos un cuento donde se combinan dos dimensiones: un mundo real (generalmente rural) y un mundo mágico al que no tienen acceso los adultos. Este dualismo fantástico es algo nuevo.

CONCLUSIÓN

Las conclusiones que podemos sacar de este trabajo es que en primer lugar el mio cid fue muy importante en la epoca medieval de españa ya que, fue toda una prediccion de lo que sucedio doscientos años después en españa.

Tambien al ver la pelicula podemos darnos cuenta cuales eran las costumbres, las causas, las formas de ver la vida, los implementos y otras cosas sobre edad media y esto nos dejo mucho mas claro sobre eso.

. Asi tambien pudimos aprender de donde nacio la magia en la literatura y la gran importancia que se le da s los sentimientos del escritor hoy en dia.

Este trabajo tambien nos sirvio para aprender el tipo real de vestimentas de la edad media ya que al buscar fotos y observar nos damos cuenta que en la edad media no solo existian los grandes vestidos y trajes y que tambien existian otros tipos de vestimentas.

BIBLIOGRAFÍA

Anónimo, S.F., el cantar del mío Cid, editorial Ercilla, Chile.

members.tripod.com/educac/documentos/ angloger/anexo1.htm visitado el 30 de julio del 2003

0http://icarito.tercera.cl/enc_virtual/historia/traje/vestido4.htm visitado el 30 de julio del 2003

blokbuster. San Damián.

Vídeos relacionados