Literatura española del siglo XVI

Novela renacentista. Mística. Ascética. Libros de Caballerías. Género picaresco

  • Enviado por: Salteadorneo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

El siglo XVI

HISTORIA

Reinada por Carlos V y Felipe II, España impone su hegemonía militar y política a Europa. Se debía a un gran aumento de población que facilitó los costes políticos.

Felipe II introdujo a Portugal en la corona española. Después de su muerte se notó la decadencia del reino.

Carlos V empieza a gobernar con la guerra civil de las Comunidades, las cuales se oponían a la expansión por Europa. Felipe II apoyaba a las Comunidades y esto propició que no hubiese ningún contacto con la cultura europea que se estaba formando por el Renacimiento y la Reforma.

Durante el siglo siguiente se notó la poca eficacia de la política, esto no quiere decir que España no tuviese parte de Renacimiento. Lo que pasa es que no llegó a su máximo esplendor por acción del Concilio de ¨Trento¨, convocado para erradicar la religión protestante.

CULTURA

El siglo XVI es el primero de los Siglos de Oro.

El Renacimiento consiste en una fuerte división entre la naturaleza y sobrenaturaleza, entre el mundo del espiritualismo y el de los sentidos.

Berceo cuenta como la Virgen, celosa porque un hombre a ella consagrado ha contraído matrimonio, decide que muera la mujer con quien aquel hombre se ha casado. En el libro ¨Libro del buen amor¨, cosas misteriosas y relatos morales se mezclan a lo largo de la obra. ¨La Celestina¨¸ con tanto carácter humano sería una obra renacentista si no fuese porque al final, la Providencia interviene castigando.

Durante el siglo XV Santillana escribe sobre la mujer que ama, a la vez moralidades y cánticos devotos, Garcilaso de la Vega sólo escribe versos de las mujeres que amó, en la otra cara San Juan de la Cruz o Santa Teresa escriben sólo sobre la divinidad. Estos escritos producen por un lado literatura religiosa y por otro lado una literatura mundana, como en Garcilaso, Lazarillo, Cervantes. También origina el nacimiento de la ciencia moderna, que antes se consideraban sospechosas de herejía y mundanidad.

Todos estas acciones condicionaron que la independencia de lo humano se proclamase con mucha decisión. Entonces se celebró el Concilio de Trento para buscar una solución.

Las consecuencias de Trento fueron inimaginables para nuestra cultura. Allí se declaró que quedara exenta España de la Herejía; también se decidió por el futuro de la cultura en España.

Otra vez al final del siglo XVI, lo natural y lo sobrenatural tendieron a ir acercándose y la búsqueda científica y el pensamiento racional también fueron condenados a la sospecha. Si el Lazarillo de Tormes -obra renacentista- es la simple historia de las aventuras de un muchacho por luchar contra el hambre, su sucesor Guzmán de Alfarache, con sus brutales astucias entremezcladas con sermones morales ya no es renacentista sino Barroco.

Mientras Garcilaso y San Juan de la Cruz eran extremos líricos, uno escribía sobre amor humano y el otro el amor a lo divino, Lope de Vega escribió a la vez de dos los amores. A Lope de Vega como a otros escritores de la época no les inspira la ideología del renacimiento aunque perfeccionen hallazgos formales. Se nota en ellos una crisis denominada Barroco.

Desde entonces los movimientos renacentistas pasaron a ser preferentemente artísticos. La ciencia española por miedo se atrasa respecto a la europea.

RENACIMIENTO

En esta época el Renacimiento no es considerado sólo un hecho cultural si no que también es una nueva manera de vida que influye sobre todo: política, arte, literatura, etc.

La principal persona que promovió el Renacimiento fue Francesco Petrarca, el cual buscó los antiguos textos latinos con la idea de reagrupar Italia, que en ese momento estaba fragmentada políticamente. Petrarca escribió obras en latín como Églogas de un virgiliano¨ y también en italiano, como ¨Cancionero¨ . Esta obra influyó en parte de los principiantes poetas de Europa. Justo con la expansión de sus obras se marca la aparición del Renacimiento en varios países como España, Francia y Portugal.

EL HUMANISMO

Al conjunto de actividades de estudio y búsqueda de antiguos textos grecolatinos y difusión del griego y latín que se inicia en Italia se le llama humanismo, dicho movimiento da la aparición del Renacimiento.

El humanismo se refiere a que el estudio de los antiguos actuaba como liberador del hombre, esto condiciona al tipo de enseñanza en las universidades o fuera de ellas, ya no es una enseñanza relacionada con la teología pero tampoco en contra de ella.

Difusión del humanismo

El humanismo se extiende desde Italia al resto de Europa por medio de los viajes de eclesiásticos a Roma, escritores que se asentaban en territorios italianos, estudiantes que se graduaban en universidades italianas o gente que viajaba a Italia o desde Italia al resto de Europa.

RELIGIOSIDAD EN EL RENACIMIENTO

El Humanismo y el Renacimiento condicionan la separación entre lo humano y lo sobrenatural, no con fines de volver a la gente no creyente, sino para purificar la religión. Estos movimientos desarrollaron la sumisión a Roma, como el realizado por Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, o bien rompiendo la autoridad de los papas como con la reforma protestante de Lutero, Zwinglio o Calvino. Contra estos reformadores se convocó el Concilio de Trento.

LA IMPRENTA

Fue de vital importancia la invención de la imprenta, ya que esto propició la rápida expansión de los libros fundamentales para el humanismo.

La primera imprenta española no se sabe si estuvo en Zaragoza o en Valencia, sólo se sabe que el primer libro hecho en una imprenta está en valenciano y además contiene poemas en español e italiano.

Los libros que se imprimieron en España antes del siglo XVI se sabe que eran los verdaderos textos originales de sus escritores, también se imprimieron traducciones de libros italianos. La obra de mas importancia de la imprenta española fue la Biblia, patrocinada por el Cardenal Cisneros, que contía texto de griego, latín y hebreo.

La impresión de libros originó muchos lectores en todo Europa.

LAS LITERATURAS ESPAÑOLAS

Los países competían por parecerse más a Roma. Italia está fragmentada en varios Estados, cuya posesión se disputan entre España y Francia.

Las literaturas de cada estado adquieren un gran desarrollo, siempre con los ejemplos del latino o italiano, pero dándole una individualidad y a veces incluso buscando géneros propios. A pesar de seguir estos modelos, las obras que presentaban eran bastante originales, esto quiere decir que los relatos en que se fijan no son una simple copia sino un modelo para ellos.

LA LITERATURA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XVI: LA LIRICA

El renacimiento literario en España tiene sus primeras apariciones en la lírica. Empieza con la obra de un poeta llamado Juan Boscán, el cual decide adoptar el metro de la poesía de Italia. No fue eso lo único que hizo; también convenció a un amigo suyo llamado Garcilaso de la Vega para que hiciera lo mismo que él. Garcilaso, pese a que hubo poetas que se opusiesen a él, tuvo un gran triunfo con sus obras líricas.

Los metros que Garcilaso introdujo en nuestra poesía fueron:

-Endecasílabo (rimado y blanco), también combinaciones de éste y del heptasílabo.

-Heptasílabo

-Estrofas: Lira y estancia

-Soneto

-Tercer encadenado

-Octava

Con el poeta Garcilaso, gran parte de la lírica española entra en la órbita del petrarquismo. Esta doctrina se halla muy espiritualizada: él y sus seguidores aman sin ser correspondidos por la mujer a la que aman, esto les producen una serie de sentimientos como titubeo, duda, esperanza, etc.

Fray Luis de León se inició en el petrarquismo, pero luego evolucionó a una temática religiosa.

Otra persona importante en el petrarquismo en España fue Fernando de Herrera. Suele presentarse como cabeza de la escuela de poesía en Sevilla.

Herrera siempre escribió con la inspiración que le producía su gran amor: la condesa de Gelves. Cultivó también la temática patriota en varios poemas como ¨A Don Juan de Austria¨

LITERATURA RELIGIOSA

EL MISTICISMO, FENÓMENO RENACENTISTA.

En España fue un fenómeno tardío. El misticismo fue un movimiento medieval en Europa, en España se produce en el siglo XVI.

MISTICA Y ASCÉTICA

La literatura mística cuenta fenómenos difíciles de explicar.

La literatura ascética trata de explicar lo que tiene que hacer el espíritu para alcanzar la perfección moral.

Los lectores místicos cuentan sus experiencias que sólo están al alcance de unos pocos, mientras que los místicos aconsejan a todos los lectores el comportamiento que deben tener.

VIAS MISTICAS

Los escritores místicos escriben en prosa o en verso las experiencias espirituales que tienen hasta llegar a unirse con Dios; pasan por tres fases o pasos:

  • Vía Purgatoria- En ella el alma ¨limpia¨ todos sus pecados o se despreocupa de ellos.

  • Vía Iluminativa- El alma se concentra para meditar en Dios, entonces adquiere un saber especial que alumbra o ilumina.

  • Vía Unitiva- La persona gracias a Dios entra en contacto con él, se une con él y pierde los sentidos, y la persona no puede expresar lo que siente.

  • EsCRITOR ASCETICO: Fray Luis de Granada

    Fue un gran escritor ascético. Su estilo está marcado por una gran imaginación, era un gran observador de la naturaleza y tenía un estilo armonioso, equilibrado y rigurosamente clásico. Escribió obras como: ¨Guía de Pecadores¨ e ¨Introducción del símbolo de la fe¨.

    ESCRITORA MISTICA: Santa Teresa de Jesús

    Nació en Ávila, desde pequeña ya tenía devoción a Dios, y a los diecinueve años se profesó en el convento de las Carmelitas. Pronto acometió la reforma de su orden y por ello fue perseguida, pero tenía a varios protectores, entre ellos el rey. Durante todo el resto de su vida estuvo viajando y fundando conventos y perfeccionando su propio espíritu. Murió en Alba de Tormes dejando detrás de ella diecisiete conventos. Fue beatificada y posteriormente canonizada.

    Su prosa es un castellano coloquial, lo cual la hace más entretenida y con más gracia. Perfeccionaba poco los escritos y éstos tienen un aire de espontaneidad.

    LIBROS QUE ESCRIBIÓ SANTA TERESA DE JESUS

    ¨Libro de su vida¨ No es una biografía si no un relato donde cuenta su perfeccionamiento espiritual.

    ¨El castillo interior o Las moradas¨ Cuenta los siete pasos de oración que el alma debe atravesar para el encuentro con Dios.

    ¨Libro de las fundaciones¨ Es una relación de las fundaciones que reformó.

    ¨Camino de perfección¨ Es un libro donde les da consejos a las monjas del primer convento que fundó.

    ¨Poesías¨ Escribió muchas, todas compuestas por ella, todos trataban de temas piadosos, para entretener a las monjas o romper con la monotonía del convento.

    Se cree que siempre escribió en metros cortos.

    Otro gran escritor místico es San Juan de la Cruz.

    LA NOVELA EN EL SIGLO XVI

    LIBROS DE CABALLERIAS

    La narrativa medieval fue épica, cantada por los juglares. Pero a partir del siglo XIII en Europa se empezó a escribir la narrativa en prosa, es decir la novela, que llegará a una gran difusión en los siglos XV y XVI.

    Durante la primera mitad del siglo XV el género que dominaba era el llamado ¨Libros de Caballerías¨ que eran adaptaciones fantasiosas de los poemas épicos de la Edad Media.

    El libro más importante de este género fue el ¨Amadís de Gaula¨ , cuyo autor es un misterio. Más tarde Garcí Rodríguez de Montalvo escribió la misma versión pero arreglada, desde entonces se hicieron muchas versiones y falsificaciones. Los Libros de Caballerías fueron censurados por los moralistas porque decían que enseñaban falsedades y excitaban demasiado la imaginación, pero esto no significó nada para la gente, que los siguió leyendo. Cervantes compuso el ¨Quijote¨ para acabar con los moralistas, después de éste no se escribirían más, pero la gente los seguiría leyendo.

    El ¨Amadís de Gaula¨ cuenta como un caballero enamorado de una princesa hace muchas proezas, y fantásticas peripecias con encantamientos, combates, etc. Hasta que vence al Emperador de Occidente, rescata a la princesa y se van a descansar después de tantas aventuras.

    NUEVOS GENEROS NOVELESCOS:

    PASTORIL- En estas novelas los pastores en un bello paisaje, aman, padecen celos, cantan, etc. Suele ser una expresión culta.

    MORISCA- Estas novelas son típicas de España, cuentan imaginadas peripecias en las guerras de cristianos y moros durante la Reconquista.

    PICARESCO- Es el género más importante en España por aquellos tiempos, que comienza con la famosa obra de ¨El Lazarillo de Tormes¨

    MIGUEL de CERVANTES

    Él sirve de puente entre los dos Siglos de Oro españoles. Nació en pleno Renacimiento, con él acaba el movimiento renacentista, cuyas virtudes asume. Su obra es una obra crítica de todo lo sucedido en el siglo XVI.

    A Cervantes se le considera el escritor más importante de España, sobre todo por su obra ¨El Quijote¨. Ello se debe a cómo trata la naturaleza humana y también a cómo ve el mundo, sencillamente.

    LA LENGUA LITERARIA EN EL SIGLO XVI

    En época de Carlos V, el ideal de la lengua española era el de la sencillez.

    Los escritores eligen palabras del habla cotidiano aunque tienen cuidado, de no poner vulgaridades, y las ordenan en frases bien construidas, con armonía.

    Con todo, en la prosa se manifestaron a veces artificios geométricos.

    En la época de Felipe II siguen estos ideales de sencillez, pero poco a poco se van quebrando y predice lo que va a ocurrir en el siglo XVII.

    El Renacimiento en España duró poco, precedió al Manierismo, fenómeno que ocurre en toda Europa en la segunda mitad de los quinquenios, caracterizado porque los escritores acentúan conscientemente su estilo. Herrera fue uno de los primeros en participar en el Manierismo. Herrera llena sus versos de palabras y ¨giros¨ poco normales, abundan las exageraciones mucho más que en Garcilaso.

    Miguel de Cervantes utilizó en todo momento un idioma moderno, tal y como lo hablan los cortesanos cultos: con palabras habituales, nada de vulgarismos, arcaísmos ni latinismos. Cervantes siguió con la idea de una lengua sencilla aunque compatible con una armonía sutil.

    Ya en principios del siglo XVII los escritores oscurecían sus conceptos: el Barroco era el que mandaba ahora.