Literatura de la Edad Media y del Renacimiento

Literatura universal. Medioevo. Lírica medieval. Cuento. Teatro medieval. Literatura italiana, francesa, inglesa, española, portuguesa, alemana, latinoamericana

  • Enviado por: Karen Rodriguez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 29 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


Introducción

En esta relatoría se explican las características de la literatura universal durante la Edad Media y el Renacimiento. Se presenta una visión global y luego se profundiza en cada uno de los países que se destacaron en estos dos periodos.

El texto fue elaborado en forma de tesis, con en el fin de mostrar al lector los puntos en que coinciden las diferentes literaturas trabajadas y las características más importantes de cada una, de las cuales se destacan los principales representantes, citando aspectos cruciales de sus vidas que influyeron en sus obras ; igualmente se exponen los diferentes géneros literarios que se desarrollaron.

Para una mejor comprensión del contenido se elaboraron mapas conceptuales del tema, en los que se destacan los principales aspectos, dando así una idea general sobre las literaturas.

El proceso de lectura empleado se basó en el estudio de las idas principales, para posteriormente elaborar un texto que nos permitiera identificar los puntos comunes entre los temas consultados. Se recomienda para una mejor lectura del trabajo, leerlo según el orden en que se presenta, para un mejor entendimiento de su contenido y de las ideas que desarrolla.


Marco histórico

Medioevo

Historia de cambios:

V. Con la retirada del emperador Diocleciano el Imperio Romano se divide, surgiendo así el Imperio Bizantino e Imperio de Occidente. Ésta ruptura se dio gracias a la crisis en el Imperio Romano que empeoró hasta el punto de dividirse con las invasiones bárbaras que venían desde el norte buscando un mejor clima , expandir su población y encontrar nuevas tierras. Las luchas entre los diferentes pueblos sirvieron de inspiración para la lírica coral.

En estos momentos se desarrollaba una nueva cultura en Arabia. Un joven huérfano comienza a predicar una nueva fe, mientras su vida transcurre entre las ciudades de La Meca y Medina, ciudades de gran importancia para la religión que profesó: El Islam.

En América se distinguen varias civilizaciones tales como la Olmeca, situada en México central, cuyo sitio más importante era el monte Albán el cual era un centro ceremonial. Los habitantes de esta cultura se distinguen por la construcción de la pirámide del sol, trabajaban la arcilla y las piedras en sus templos de los cuales hay centenares.

También se distinguieron en las tierras bajas de Guatemala y Yucatán los Mayas, conocidos como la civilización más enigmática por sus jeroglíficos. Los artistas mayas eran maestros en los tallados en piedra y madera. Producían delicadas vasijas con imágenes épicas del mundo sobrenatural las cuales utilizaban como artículos funerarios.

En su parecer, el jade fue el material más precioso que se comercializaba en toda la región.

En el siglo IX sobrevino la caída de la civilización Maya y las ciudades fueron abandonadas por motivos aún desconocidos

VI. En todo Europa se utiliza la prosa en escritos filosóficos, fábulas y en los diferentes relatos.

VII. En el Imperio Bizantino, Bizancio puso en pie la guerra contra los árabes y eslavos, y el Imperio se fue transformando en un mosaico de grandes feudos controlados por comandantes militares y aristócratas. Al mismo tiempo los árabes se tomaban España.

Así mismo se destaca Carlo Magno en la lucha contra los mahometanos y como defensor de las fronteras de su imperio (Imperio de Occidente).

Se construyen castillos a imitación de musulmanes y bizantinos , lo cual demuestra la gran influencia que hay alrededor.

IX-X. Surge el Sacro Imperio Romano Germánico en la actual Alemania al cual se le atribuían características de:

Sacro tenía carácter religioso.

Romano imitaba el antiguo Imperio Romano.

Germánico su emperador debía ser Germánico.

Se impone el feudalismo, sistema caracterizado por la desintegración del poder de los reyes y la subordinación de hombres que se vinculan a jefes guerreros por miedo a la violencia que acechaba a todo el continente, en parte por las agresivas invasiones vikingas y musulmanas.

Se suma a ésto la crisis eclesiástica y las luchas entre obispos y Sacro-emperadores, las cuales llegaron al punto de anular el celibato y realizar venta de cargos eclesiásticos. La Iglesia buscaba consagrar y adquirir poder político y ser la institución suprema . En su búsqueda por el poder castigaba fatalmente a todo hereje, el cual era perseguido por la llamada Inquisición y moría en la hoguera.

Sobresale también la caballería, que consistía en el servicio de guerra a caballo. Para ser caballero era necesario un título de hidalgo (procedencia de padres caballeros) y contaban con un doncel (o escudero) en su séquito personal.

Son descubiertas algunas obras de Aristóteles las cuales eran estudiadas y traducidas, lo que se conoce como la “Escolástica”. Se distingue en el arte la religiosidad y el arte gótico el cual era llamado despectivamente de godos o bárbaros.

Hay una poesía épica y mítica.

La literatura se daba a conocer popularmente por los juglares, cantores y trovadores ambulantes.

Las leyendas y novelas son de tipo caballeresco medieval.

En el siglo IX sobrevino la caída de la civilización Maya y las ciudades fueron abandonadas por motivos aún desconocidos

XI-XII. Se dan las Cruzadas: expediciones militares y religiosas en busca de tierra Santa. Inicialmente sus objetivos eran estrictamente religiosos pero luego surgen también objetivos económicos. En su recorrido, los cruzados observaron todas la riquezas y lujos bizantinos. Cuando regresaron, muchos se establecieron en las fronteras de las ciudades formando los burgos que dan paso a la burguesía.

En Francia se distingue la dinastía de los “Capetos”, mientras en Inglaterra reinan los Anglosajones, y se declara la Carta Magna, la cual instituye un nuevo gobierno parlamentario.

Sobresale en la literatura el llamado “Cantar del mío Cid” donde se entrelazan el mito y la realidad, con el protagonismo de Cid, de completa caracterización ,sobriedad y sencillez.“El Cantar del mío Cid” se nos entrega como testimonio histórico gracias a sus detalladas descripciones.

XIII. El Feudalismo decae lentamente hasta entrar en crisis, consolidandosen monarquías absolutistas que traen crisis económicas, hambre y epidemias.

En España se vive la reconquista, pues los cristianos del norte combaten a los moros (musulmanes), y la corona del Reino de Castilla que unifica a España se une finalmente al los estado de Aragón.

Renacimiento

XIV-XV. En Italia, movimientos renacentistas revolucionan la antigua forma de pensar, promoviendo el querer explicar todo fenómeno por medio de la razón, exaltando el deseo de vivir. Surge una nueva creatividad artística, literaria y científica.

En América se distinguen varias civilizaciones tales como la Olmeca, situada en México central, el sitio más importante de esta zona era el Monte Albán centro ceremonial los habitantes de esta cultura ;la cual se distingue por la construcción de la pirámide del sol. Trabajaban la arcilla y las piedras en sus templos de los cuales hay centenares.

También se distinguieron, en las tierras bajas de Guatemala y Yucatán, los Mayas conocidos como la civilización mas enigmática debido sus jeroglíficos. Los artistas mayas eran maestros en los tallados en piedra y madera producían delicadas vasijas con imágenes épicas del mundo sobrenatural ,utilizadas como artículos funerarios.

En su parecer el jade fue el material más precioso que se comercializaba en toda la región.

En el siglo IX sobrevino la decadencia y caída maya, las ciudades fueron abandonadas con algún motivo aún desconocido.

NOCIONES GENERALES

El medioevo es la escuela o movimiento artístico que se da del siglo V al XIV. Se caracteriza por la concepción teocentrista ya que Dios era el centro de la vida. Hay predominio de la transmisión oral especialmente en la narrativa en verso, que se manifiesta con las diferentes obras épicas, tales como la epopeya, la cual presenta un visión amplia de los pueblos y su época ; sus temas pueden ser la conquista de un lugar, la lucha contra un invasor extranjero, un gran mito religioso o la visión resumida de la historia de un pueblo o de la humanidad, cuya obra representativa es "La Divina Comedia" de Dante. Más tarde surgen los poemas épicos como una imitación de la epopeyas o tratando de competir con ellas. Generalmente fueron compuestos para la lectura y no para el canto. Existen diferentes poemas épicos según el tema, entre los que están : el poema heroico, el poema caballeresco, poema religioso, el poema épico alegórico y filosóficos. También se dan los cantares de gesta, los cuales son poemas épicos de cierta extensión que tuvieron su máxima expresión en Francia y España. Narraban en versos cantados las hazañas de grandes héroes, fortaleciendo de este modo, la conciencia patriótica del pueblo. El cantar de gesta pudo resistir el paso del tiempo debido a su adaptación a las circunstancias, hasta cuando a mediados del siglo XII fueron desplazados por la novela de aventura y caballería. Durante la Edad Media se fundieron la tradiciones mitológicas y heroicas del pasado con las creencias del cristianismo : los héroes, además, serían santos que difundían la fe, como sucedió en las cruzadas ( 1095-1270 ).

La narrativa en prosa se manifestó especialmente con la novela, la cual surge como género propiamente dicho en momentos en que los cantares de gesta tenían gran aceptación en el público de la época medieval. La novela en la Edad Media fue escrita en verso y hacia el siglo XIII comienza a escribirse en prosa. En esta época se recogen temas históricos, míticos y legendarios de la antigüedad grecolatina ( la guerra de Troya, la fundación de Roma...), se retoman personajes o héroes paganos o cristianos (Alejandro Magno, El Cid, Tristán, El rey Arturo, Carlomagno...).

La novela se fortalece además con las canciones trovadorescas, los romances y los libros de caballería arraigados en la tradición cortesana que enfatiza sobre el carácter caballeresco del héroe y el vasallaje. Poco a poco las narraciones fueron dejando su tono épico objetivo para ir incursionando en los sentimientos, pasiones y en la evolución sicológica de los personajes.

En el siglo XVII la literatura española ocupa un lugar muy importante en las letras universales y la novela alcanza su máximo esplendor con la aparición de la primera gran novela moderna El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha del escritor español Miguel de Cervantes Saavedra. Por dicha razón, la novela como género es considerado como una forma de expresión literaria moderna y aunque tiene sus antecedentes en los géneros antiguos (épica, cuentos, fábulas) es una de las más auténticas creaciones de las literaturas modernas europeas. Es el género narrativo que mejor permite expresar la compleja realidad. Durante la Edad Media se da la novela de aventuras caballerescas, que es el prototipo de la novela medieval por excelencia que nace a mediados del siglo XII, íntimamente relacionado con los cantares de gesta y arraigado en la tradición cortés. El tema se teje alrededor de una intriga amorosa y el héroe o protagonista encarna el ideal caballeresco de la época: galante y gentil con su dama, de gran vigor y fortaleza tanto física como espiritual; fiel vasallo y creyente; defensor individual de la justicia y dispuesto a amparar siempre a los pobres y desvalidos. La novela de caballería alcanza su máxima expresión en El Quijote, de Cervantes. También se da la novela de aventuras o bizantina, género que fue cultivado durante la Edad Media (siglo XII) y gracias al contacto con la cultura románica y occidental, el género tuvo algunas posibilidades de renovación, al sumársele el ideal caballeresco de esta época. Posteriormente fue cultivado por Cervantes en su obra póstuma “Los trabajos de Persiles y Segismunda”.

La lírica medieval se desarrolla siguiendo dos tendencias más o menos generalizadas: una poesía popular y tradicionalista que se trasmitía anónimamente de generación en generación escrita en lenguas romances o neolatinas y representada en los cantos y la poesía galaicoportuguesa, la cual es una poesía curiosa, seca y variada que va desde lo más delicado y tierno hasta lo más mordaz y caricaturesco; recoge tanto la poesía autóctona como la extranjera y emplea la lengua hablada de Galicia y Portugal. La poesía provenzal o cortesana floreció durante los siglos XII y XIII. Es una poesía compuesta para ser acompañada de un instrumento musical.

El teatro medieval marcó el inicio del drama moderno, se pasa del texto recitado al texto representado. El teatro grecolatino se había olvidado y floreció el teatro religioso, hacia el siglo X. Para conmemorar el nacimiento y la pasión de Jesucristo se realizaban representaciones dramáticas que primero se desarrollaban en el interior de las iglesias, más tarde en los atrios y finalmente en las plazas públicas. Inicialmente se representaban episodios bíblicos, luego se escogieron vidas de santos y temas alegóricos. Los actores no eran profesionales, aunque algunos de ellos eran juglares. Los dramas litúrgicos se presentaban en iglesias románicas de Francia, Alemania, Inglaterra y Suiza. En España, estas obras recibieron el nombre de autos.

Hacia finales del siglo XII las obras comenzaron a componerse en lengua vulgar y se fueron separando del oficio litúrgico, adquiriendo un carácter lúdico. En el siglo XII aparecen obras de contenido profano que reflejan el pensamiento y las costumbres de los nuevos hombres de negocios o burgueses. En el siglo XV el teatro se asocia a las fiestas de carnaval; además unas obras adquirieron carácter histórico y otras moralizante. Se cultivaron comedias humanistas escritas en latín, destinadas a estudiantes y público culto. De este modo convivieron el teatro religioso y profano, hasta llegar a la evolución del drama que se dio en el siglo XVI.

El cuento en la Edad Media depende de la tradición antigua. No obstante es en esta época cuando el cuento no sólo adquiere sus verdaderos contornos como género, sino que también se universaliza y se le abren todas las posibilidades evolutivas. Los viajes de las cruzadas, peregrinos y mercaderes favorecieron la propagación de relatos desde Oriente a Occidente o viceversa. Los viajes de las cruzadas y comerciantes por el ancho mundo les permitían vivir las más extrañas aventuras que llegaron a constituirse en importantes fuentes extraliterarias y literarias del cuento medieval. De esta manera se difundieron en las crónicas de las cruzadas, la cortesía y cordura de los príncipes musulmanes, los recuerdos del amor de Palestina, la soledad del desierto, los peligros y costumbres de los pueblos. Todos estos relatos en la Edad Media religiosa-cristiana fueron adoptados por los predicadores que emplearon los relatos morales, las parábolas y ejemplos de procedencia oriental o los apólogos de Esopo llegados a través del fabulista latino Fedro. El siglo XIV marca el apogeo del cuento medieval siendo importantes los “Cuentos de Canterbury”, escritos por Godofredo Chaucer y el “Decamerón” de Giovanni Boccaccio.

El Renacimiento significó un profundo cambio en el modo de pensar sobre el mundo y el hombre, igualmente renovó las artes, las letras y las ciencias. Todo inspirado en la cultura grecorromana que sus protagonistas intentaron renacer; de ahí el nombre. El Renacimiento comenzó en Italia a mediados del siglo XIV, se desarrolló en el XV y alcanzó su plenitud y difusión por Europa en XVI. Las enseñanzas de la Iglesia y la filosofía escolástica buscaban explicar racionalmente el mundo, la existencia de Dios, los dogmas y conducir la vida humana hacia la salvación del alma. Por tanto, la cultura medieval era teocéntrica. Desde el siglo XV los intelectuales empezaron a dudar de los conocimientos tradicionales; se volvieron críticos y quisieron conocer, valorar y comprobar por sí mismos cómo era el mundo. La crítica los llevó a colocar en el primer plano de la cultura al ser humano (cultura antropocéntrica), y sin dejar de creer en Dios, dieron a esta vida más valor que el de un mero tránsito hacia el cielo y se interesaron por estudiar la naturaleza. La ruptura con el orden y las normas medievales despertó un intenso deseo de vivir y, sobre todo, en Italia, se dio una mayor liberalidad y corrupción de las costumbres tradicionales. Como en la Edad Media el interés prioritario sobre el ser humano era su destino sobrenatural y no el desarrollo de las ciencias experimentales y la observación, los hombres del Renacimiento volvieron sus ojos hacia el pasado clásico, restauraron el latín culto y aprendieron el idioma griego para estudiar las obras originales de los sabios de la antigüedad. Estos estudios incrementaron el interés por la geografía, la astronomía, las ciencias naturales y marginaron la filosofía y la teología.

Durante el Renacimiento los poetas no le dieron mucha importancia a las narraciones épicas; a mediados del siglo XVI y bajo el espíritu de la contrarreforma se retoma el tema religioso histórico en obras como “La Jerusalén libertada”, “La Araucana”, “El paraíso perdido” y “Orlando furioso”.

La lírica renacentista refleja el nuevo espíritu burgués y la valoración del hombre y la naturaleza en la vida y en el arte.

Durante el Renacimiento surge la novela bucólica o pastoril, la cual recrea e idealiza el amor tierno y juvenil de dos pastores que viven en una naturaleza exótica.

En los siglos XVI y XVII, cuando las literaturas modernas llegaban a su madurez se presentó la disyuntiva entre el clasicismo grecolatino y la tendencia del Renacimiento. Se destacaban entonces el teatro inglés y español, los cuales optaron por la libertad artística juntando lo trágico con lo cómico. El teatro francés se decidió por el clasicismo, con el teatro religioso y cortesano. En Italia se realizaron numerosas adaptaciones e imitaciones, en latín, de los clásicos grecolatinos, destacándose Ariosto y Maquiavelo. En Inglaterra el teatro logra su máximo desarrollo con William Shakespeare. El teatro Español también llegó en esta época a su máxima expresión con la rica expresión de Felix Lope De Vega.

La cuentística italiana constituye una fuente inagotable para la literatura posterior entre las que merecen destacarse las fábulas francesas de Juan de la Fontaine, las tragedias de Shakespeare y la comedia de Lope de Vega. Con el Renacimiento se inaugura la cuentística moderna.

La literatura italiana no aparece hasta el siglo XII, puesto que las obras anteriores se habían escrito en latín y no en alguno de los dialectos que originaron el Italiano. El poeta más antiguo que se conoce fue un siciliano llamado Cielo d' Alcamo a quien se le atribuye una obra en verso escrita entre 1230 y 1250.

En el siglo XIII son también importantes San Francisco de Asís, cuya poesía esta impregnada de lirismo, y Jacopone da Todi, preocupado en sus laudes por la caducidad de la vida. Las laudes eran composiciones religiosas de alabanza a Dios, propia de la Edad Media y el Renacimiento italiano. Por otra parte se destaca la literatura cortesana, centrada en el reino de Sicilia en torno a la figura de Federico II, gran protector de las artes. El poeta más brillante de la escuela siciliana es Jacopo da Lentini, cuyo estilo continuará en Toscana Guittone d' Arezzo.

La figura señera de la época medieval será el boloñés Guido Guinizelli (1235-1276) fundador del dolce stil nuovo (tendencia que anuncia el movimiento renacentista) que significa el dulce nuevo estilo y el cual fue un movimiento de ideas, sentimientos y gustos donde se mezclaban elementos religiosos, filosóficos, científicos y poéticos. En la época medieval se trataban temas como el amor, la sátira y la política.

En los géneros literarios se destacaba la lírica, la cual tuvo dos periodos: el primero, que trataba temas religiosos y alegóricos, y el segundo, que tenía una literatura popular y amor carnal a la mujer. Se destacaron varias escuelas: la escuela siciliana, la cual se caracteriza porque tiene una poesía cortesana, aristocrática, técnicamente muy estudiada donde se carece por completo de vibración pasional, es decir de lo romántico, de lo sensual. La escuela toscana, se preocupa menos por la distinción y es más fiel a las rudezas regionales y populares. Se toma un tono más natural y se glorifica los efectos ennoblecedores de la belleza femenina y el amor. En la escuela boloñesa, se afirma como un gran dogma, el carácter inseparable del amor y la nobleza del corazón, la dama que ya no sólo tiene una belleza convencional sino que ya tiene una gran belleza angelical.

La épica se caracterizó porque se presentaron manifestaciones filosóficas y se tuvo en cuenta más el fondo que la forma. La épica tiene su base en lo popular, en cuentos tradicionales, refranes y géneros orales.

La prosa italiana se caracterizó porque se escribieron crónicas de las principales ciudades y obras de carácter moral escritas por los monjes.

El género dramático tuvo poco desarrollo, y su principal motivo de inspiración era Dios, por lo cual la mayoría de las obras dramáticas se hicieron en las iglesias, donde se representaban las citas bíblicas o la vida de los santos mas destacados de la época.

Los autores de las obras dramáticas eran al principio los sacerdotes y luego los laicos. Al comienzo las representaciones dramáticas tuvieron un carácter moral o religioso, pero luego se presentaron con un carácter jocoso, donde tenían como escenario la iglesia.

Durante largo tiempo se ha considerado que el Renacimiento era la renovación, exclusivamente artística y literaria sufrida bajo la influencia de la cultura griega y romana. Pero en realidad este fenómeno de renovación cultural iniciado en Italia, forma parte de un movimiento mucho más complejo. Podemos afirmar que el Renacimiento fue ante todo un movimiento espiritual, una corriente cultural en el más amplio sentido de la palabra.

Se le llamó renovación artística ya que en esta época se dieron los primeros grandes genios del arte que fueron: Leonardo Da Vinci, Miguel Angel y Rafael. Da Vinci abarcó todos los conocimientos de su tiempo, su pintura más famosa es la Gioconda o Monalisa. Miguel Angel trabajó como arquitecto en la basílica de San Pedro y decoró la Capilla Sixtina con el mural del juicio final y el techo con pasajes bíblicos; entre sus esculturas sobresalen La Piedad y Moisés en los cuales se combinan la inspiración cristiana y las formas clásicas que realzan la belleza y la fuerza del cuerpo humano. Rafael fue arquitecto y pintor de Madonas (vírgenes), como retratista de personajes y mecenas de su época. La pintura fue la expresión artística más difundida.

Se le llamó renovación literaria porque en cada país se escribió en lengua nacional. Las obras preferidas fueron las odas, sátiras, novelas y obras al estilo romano utilizadas para entretener y divertir.

Fue renovación espiritual porque la cultura medieval era teocéntrica y al comienzo del siglo XV los intelectuales empezaron a dudar de los conocimientos tradicionales, se volvieron críticos y quisieron conocer, valorar y comprobar por sí mismos como era el mundo. Todo esto llevó a los intelectuales a colocar en primer plano la cultura del ser humano, por lo cual se cambió de una cultura teocéntrica a una cultura antropocéntrica.

En el Renacimiento se da la aparición de dos tendencias: el renovado interés por la lengua y la literatura clásica, y las apariciones de las lenguas nacionales como instrumentos literarios.

Dentro del Renacimiento se caracterizó un movimiento cultural conocido como Humanismo, con el cual se afirmó la posición central que el hombre ocupa en el cosmos, hasta el punto de ser el mismo un microcosmos, un ser en que todo el universo está reducido en miniatura.

El Humanismo descubre en el mundo clásico un pensamiento, un arte y una literatura centrada en lo humano.

El Humanismo también fue un movimiento liberador del hombre en todos los órdenes.

En Italia primero, y después en todo Europa, se crearon studia humanitatis, que eran estudios de humanidades donde los clásicos eran leídos e interpretados y donde se enseñaba gramática, retórica, poética, historia y filosofía moral, en abierta posición en las disciplinas teológicas. La figura fundamental del Humanismo fue el genial escritor Francesco Petrarca, quien nació en Arezzo en 1304 y murió en Padua en 1374. Fue un poeta y humanista italiano que estudió en Aviñón, Montpellier y Bolonia. A la muerte de su padre se instaló en Aviñón, donde conoce a Laura quien se convirtió en su símbolo de inspiración poética. A lo largo de su vida realizó diversas misiones diplomáticas y gozó de la protección de varios príncipes y mecenas. Fue autor de una basta y variada obra en latín. Petrarca debe su fama a las 366 composiciones que integran su cancionero, punto de partida de una rica corriente poética que dejó las hullas en lírica europea del Renacimiento. Gran defensor del Humanismo que tuvo en él su primer maestro.

En los géneros literarios el Renacimiento se caracterizó porque en la épica, la novela se mostraba con una caballería medieval y predominaban los temas eróticos, cómicos, fantásticos y amorosos.

Los autores representativos de este género fueron Boccasio, que junto a Dante y Petrarca, se convirtió en uno de los grandes escritores del siglo XIV(nació en 1313 y murió en 1375, en Italia). Autor de una importante obra erudita en latín, aunque su obra principal está compuesta en lengua vulgar: el “Decamerón” (1353), serie de historias breves relatadas por personajes de alcurnia, que versan sobre los temas más dispares, predominando la tragedia amorosa, el cuadro de costumbres o los relatos licenciosos. Fue además el primer comentarista de la obra de Dante. Se le considera como el primer gran prosista italiano.

Otro autor representativo de la épica es Nicolás Maquiavelo quien nació el 3 de mayo de 1469 en Florencia y murió el 22 de junio de 1527 en dicha ciudad. Fue un cabal ejemplo del pensador y político del Renacimiento, concibió el estado como una obra creada por el hombre y la política con un fin en sí mismo. Fue exiliado y durante su estancia en la finca de San Casciano escribió sus obras principales. Entre ellas se destaca en primer lugar "El príncipe" (1513) que expuso con crudeza la moralidad de los hombres envejecidos por el ejercicio del poder; luego de esta obra escribió "Discursos sobre la primera década de Tito Livio" (1531), así como una teoría sobre la guerra titulada "El arte de la guerra" (1521), también escribió algunas comedias, entre las que se destaca la "Mandrágora" considerada como una de las mejores del Renacimiento.

En la lírica se imitó a Petrarca. Los temas que se trataron eran religiosos, heroicos, morales y filosóficos. Uno de los autores representativos de este género es Torcuato Tasso (1544- 1595) autor de un gran poema épico : "La Jerusalén libertada" (1575), que tiene como tema la conquista de Jerusalén por los cruzados. En 1593 apareció "La Jerusalén conquistada" con la cual quiso dar respuesta a las críticas recibidas en su obra anterior, pero ésta fue considerada inferior. Tasso fue el último gran poeta épico del Renacimiento italiano.

Otro autor de este género es Mateo Boiardo (1439-1494) famoso por su obra "Orlando enamorado" escrita en poesía. Otro autor es Ludovico Ariosto (1474-1533) quien escribió la obra maestra "Orlando furioso". Este poema épico realizó la conjunción de las novelas de caballería francesa, con los temas amorosos de las novelas inglesas, llevándolos hasta altas cimas de perfección. La grandeza de Ariosto reside en la universalidad de sus héroes así como en la riqueza romántica y la belleza de su lenguaje alegre y sensual.

Otro autor representativo de este género es Dante Alighieri, quien nación en Florencia en mayo de 1265 y murió en Rávena el 14 de septiembre de 1321. Es el creador de una lengua literaria italiana y es una de las figuras más importantes de la literatura universal. Su fama procede en primer lugar de la obra de toda su vida: La divina comedia, que contiene todas las experiencias de su rico y brillante espíritu. Dante Alighieri pertenecía a una antigua familia florentina, y aunque perdió muy pronto sus padres, recibió una educación esmerada. En su juventud, como él mismo cuenta, aprendió el " arte de decir las palabras en verso". El joven Dante se instruyó en las artes y en las ciencias. Aprendió además el latín, francés y provenzal; dibujó, practicó el canto y la equitación. Desde muy joven, estuvo en contacto con los personajes más relevantes de su ciudad natal como por ejemplo el pintor Giotto. Tras la "vida nueva", obra en prosa y verso escrita ya en lengua toscana e inspirada por el amor que muy joven le inspiró la visión de Beatrice Portinari, comenzó la composición de la que habría de ser su obra maestra " La divina comedia". En esta obra una de las mayores de las literaturas de todos lo tiempos, el escritor pretende comunicar una concepción total del mundo, además se trata de una obra en la que abundan las referencias autobiográficas y sobre todo la aspiración a un mundo autónomo de imaginación poética basado en el retrato de personajes y en la construcción de grandes metáforas. Trata un tema altamente teológico y filosófico, el poema relata de manera muy gráfica las torturas que soportaron los pecadores, sobre todo aquello que más desagrada a Dante. Su genialidad radica en una clara progresión desde la descriptiva en el infierno hasta la lírica en el purgatorio, y al final, el éxtasis místico en el paraíso. En la poesía del infierno, Dante trata de expresar la fragilidad del hombre frente a la bestialidad del pecado, capaz también de seducir a las almas más nobles y virtuosas. El purgatorio, se caracteriza por el descubrimiento de la condición humana, de sus mejores virtudes después de la oscuridad infernal. En el paraíso se quiere expresar poéticamente el mundo del pensamiento y de la inteligencia.

La dramática se caracterizó porque se dieron las primeras manifestaciones en una forma cómica y profana. Se dieron representaciones clásicas y espectáculos mitológicos. Se inició el género pastoral con " La favola di orfeo".

En la oratoria y la didáctica los temas que se destacaban fueron la gratitud, las calamidades, temas académicos, militares y políticos.

La literatura francesa es escrita en latín hasta el siglo XI y luego se comienza a escribir en francés. Tiene mucha tradición épica y sus primeros escritos fueron las canciones de gesta, el cual fue el primer género literario que floreció en Francia a finales del siglo XI. Éstos provienen de cantos épicos, de la tradición y el folklore germánico y de la imaginación de los trovadores también llamados juglares ; sus temas trataban de proezas de caballeros cristianos y acontecimientos heroicos durante el reinado de Carlomagno y sus sucesores, sus autores eran anónimos. Las canciones de gesta luego pasaron a ser novelas caballerescas que se dividieron en tres ciclos: el francés, el bretón y el clásico.

El ciclo francés habla sobre héroes que pusieron sus armas al servicio de la religión. Su principal héroe fue Carlomagno que fue un héroe cristiano. El poema épico más famoso de este ciclo es la “Canción de Roland”.

El ciclo bretón está basado en el folklore y las costumbres celtas. Su principal poeta representante fue Chretien de Troyes, quien era uno de los principales trovadores medievales y el precursor del romance medieval ya que fue uno de los principales poetas que escribieron romances en versos pareados sobre el Rey Arturo de Inglaterra y sus nobles caballeros. Sus poemas mas destacados son “Perceval” y “El Caballero de la carreta”, en este poema el caballero es el rival amoroso del Rey Arturo.

El ciclo clásico fue el menos original y el menos importante pues utilizaban material literario de los clásicos. La obra principal de este ciclo es “El Roman d' Alexandre”.

Durante esta misma época también se dio la literatura medieval popular basada en historias breves en verso. En esta literatura al principio solo se trataban temas religiosos pero luego estos temas pasaron a ser mas profanos, se dieron los fabliaux en el siglo XII y XIII, los cuales eran relatos breves y obscenos que tenían de 300 a 400 versos octosílabos y una descripción muy realista y minuciosa que iba en contra de la autoridad.

La obra mas importante de esta época fue “Le Roman De la Rose” escrito por Guillaume de Lorris y ampliado por Jean de Meaun, en esta obra alegórica un joven poeta sueña con el amor ideal y en su sueño la dama a la que adora está simbolizada por un capullo de rosa, este poema influyó mucho en Europa durante varios siglos.

Luego se da la poesía lírica al sur de Francia, el mejor poeta lírica del medioevo fue Francois Villón, el cual era muy subjetivo, expresaba los sentimientos con ingenuidad y hablaba con franqueza. Su principal escrito fue el gran testamento que escribió en 1461, en el que relataba con ironía y sinceridad su propia vida de vagabundo, basado en el temor que el experimentaba ante la enfermedad, la prisión, la vejez y su miedo a la muerte.

En el siglo XI los dramas litúrgicos estaban compuestos por pasajes de la Biblia donde hablaban sobre el nacimiento y la pasión de Cristo.

Después en el siglo XII se dan dramas de temas más profanos donde también se empleaban temas bíblicos y en el siglo XIII se habla sobre temas de milagros de santos y de la Virgen.

La prosa no tuvo mucha importancia en la literatura francesa. Antes del siglo XVI sólo habían algunos relatos de aventuras en prosa de algunas canciones. Las crónicas en Francia son elementos épicos legendarios que se hallaban en poemas y libros de caballería. Los autores mas importantes de la crónica en el siglo XIII fueron Chrestein. De Pisan, que nació en 1364 y murió en 1430, quien escribió baladas de amores perdidos y en sus escritos defendía a las mujeres de calumnias ; sus obras mas importantes son “Hazañas Heroicas de las mujeres” y “Las crónicas de la corte”. También se destacaron Villehardoin y Jean de Joinville.

Luego se da el Renacimiento francés en el cual hubo mucha influencia del Renacimiento italiano. Uno de los poetas más destacados del Renacimiento francés fue Maurice Scéve, cuyas obras reflejaban la intelectualidad del Renacimiento. En esta época se da la Pléyade, la cual fue un movimiento literario postrenacentista francés conformado por 7 poetas : Pierre de Ronsard (nacido en 1524 y fallecido en 1585) fue el primero en publicar odas y escribió “La Franciade” donde habla de los orígenes de la nación de Francia, la cual quedó sin finalizar. Los otros poetas fueron Joachim Du Bellay, Pontus de Tynard, Jean Antoine de Baif , Guillaume Desautels, Etinne Jodelle y Jean de Perusé. El objetivo de la Pléyade era promocionar la tradición clásica a través de las tradiciones y el uso común de la lengua francesa.

Las nuevas ideas del Renacimiento traen el Humanismo donde uno de los escritores más famosos de la época fue Francois Rabelais, quien nació en 1494 y murió en 1553, y escribió obras satíricas donde se resalta la libertad individual y el entusiasmo por el conocimiento y la vida, además expresa el rigor del Humanismo renacentista. Sus obras mas famosas son el : “Pantgruel” y “El Gigante Gargantúa” en la cual narra la vida de un joven gigante con una fuerza increíble y su apetito voraz. Éstas dos obras mezclan el humor con la sátira social y política y la sabiduría pedagógica.

Otro autor del Renacimiento fue Michel de Montaigne, quien fue el prototipo de humanista erudito francés. Describió en sus ensayos su filosofía personal de todos los temas que le interesaban, recomendaba un escepticismo suave pero universal de lo que ofrecía la filosofía para escapar de la frustración y el desencanto y lograr ser feliz en la vida. Sus ensayos ofrecieron el primer modelo del hombre honesto, es decir, el caballero culto del siglo XVII.

En la Edad Media la literatura inglesa estuvo influenciada por la literatura francesa desde 1066 hasta mediados del siglo XIV, porque durante este tiempo los franceses dominaban los territorios ingleses, así los ingleses escribían, copiando modelos franceses, en francés y en latín. No existía mucha diversidad ya que sólo escribían las personas de la clase alta pues la educación del pueblo no era mucha así que existían muy pocos autores.

El lenguaje utilizado en las obras es difícil de comprender en la época actual, ya que utiliza lo que ahora se llama el inglés antiguo.

En el género lírico, algunos poemas tenían melodía en los versos.

En algunas obras se destaca una tendencia moral y se habla sobre problemas sociales cotidianos. Un importante representante de la lírica, William Langland, nos habla de la difícil situación de los pobres, la avaricia de los poderosos y los pecados de la gente.

Una obra representativa de la lírica en el periodo medieval es "La Perla" cuyo autor se desconoce ; este poema es la historia de una niña que muere y va al cielo. El autor destaca la inocencia de los niños que debemos tener todos los hombres para llegar a un maravilloso lugar, como lo es el cielo, el cual describe al final de la obra como el mejor lugar del mundo.

También se dan obras en las que el tema principal es historias de caballeros y aventuras, donde se ve envuelto un romance con una damisela en un escenario de galantería, castillos, hazañas y batallas.

Una obra importante que debemos mencionar, es "Los Cuentos de Canterbury" que tiene parte en verso y parte en prosa.

De este modo " Los Cuentos de Canterbury" es una obra representativa en la prosa, escrita por Geoffrey Chaucer, que en realidad es una recopilación de cuentos ya escritos por él anteriormente, pues aquí sólo los enmarco en la historia de un poeta que se une a una peregrinación hacia la Catedral de Canterbury. En los cuentos habla de muchos temas como el amor, en una forma inocente y en otra no tan inocente; satiriza la Iglesia pero al mismo tiempo le atribuye buenas enseñanzas, también habla de la vida cotidiana, etc.

El teatro no fue muy popular ya que aún no se había desarrollado completamente, sólo se representaban escenas bíblicas y temas religiosos.

La literatura inglesa en el Renacimiento comenzó “la época dorada” desde 1485 hasta 1660. Se adapto rápidamente al Renacimiento que se vivía en toda Europa. El tema de todas las obras era el hombre y diferentes situaciones que se presentan.

En esta época se incrementó el número de lectores pues a éstos les gustaba la originalidad e independencia, además se tenía menos en cuenta otras literaturas para copiarlas. En algunas obras, personas importantes de la época se convertían en personajes y hasta protagonistas de éstas.

Un factor social que interviene en esta época, fue la creación el puritanismo, que es una religión compuesta por protestantes que son supremamente rígidos y toman con mucha rigidez el evangelio. Esta severidad fue importante en el desarrollo de la literatura renacentista inglesa porque influyo en muchos autores y situaciones explicadas más adelante.

En el género lírico, se crea el "verso blanco", que es una forma de escribir en verso pero no tan estricto como se tenía en épocas anteriores.

Hay diversas maneras de escribir y algunos autores hablan del amor con delicadeza e idealización y otros utilizan sus obras para defender puntos de vista y maneras de pensar.

Se dieron algunas sátiras donde se ridiculiza y censura a personas o actos.

También se da una poesía nueva llamada la poesía pastoril, que tiene como personajes principales a los pastores, mostrándonos sus formas de vida, donde interviene desde el romance idealizado entre una mujer y un pastor hasta el calendario de los pastores para llevar las ovejas a pastar.

El más importante representante de este género fue Juan Milton con su obra “El paraíso Perdido” en la que cuenta la historia de Satanás cuando fue expulsado del cielo.

Este escritor (1608-1674) a pesar de haber gozado de una sólida formación religiosa y ser un gran conocedor de las sagradas escrituras, apoyo y defendió el puritanismo por medio de sus obras, ya que estaba de acuerdo con su rigidez y severidad.

Por otro lado, la prosa está recargada de metáforas. Se escribieron algunas obras en latín.

Ganó mucha importancia en toda Europa por los textos científicos que escribieron los ingleses y el teatro toma gran impulso ya que se destinan lugares especiales para representar obras de teatro (1580). Muchas personas aspiran a tener como profesión ser actores y actrices convirtiéndose en el género al cual el pueblo puede tener más acceso.

Se representan comedias y bufonadas para hacer reír al publico; y tragedias para hacerlo llorar. Todo esta escrito en verso.

Cuando el teatro parecía estar en su esplendor en 1642, los puritanos cierran todos los teatros, que fueron reabiertos nuevamente después de poco tiempo.

El principal representante de este género fue William Shakespeare, quien se caracteriza por escribir a lo que se le llamo en el momento "Tragedia Moderna", que consistía en representar y expresar un sentimiento en personaje, y en efecto así lo hizo, por ejemplo :

Hamlet Venganza

Macbeth Ambición

Rey Lear Ingratitud

Otelo Celos

También Shakespeare escribió tragicomedias en las que se mezcla lo trágico con lo cómico. Sus obras se caracterizan por entender los sentimientos de los personajes donde se contrastan el bien y el mal, la fortuna y el infortunio, etc.

William Shakespeare nació en el año 1564 y murió en1616.

Es reconocido por sus magnificas obras y la forma como comunica un profundo conocimiento del comportamiento humano, revelado en las obras bajo un escenario lleno de complejos personajes. Paso su niñez con sus padres, el era el hijo mayor, luego conoció a futura esposa llamada Anne Hathaway con quien se caso y tuvo hijos, lamentablemente uno de ellos murió a los 11 años de edad.

Empezó como actor pero no tuvo mucha fama así que se dedicó a escribir ; al principio sus obras no tenían gran acogida, pero Shakespeare ganó madurez literaria a través del tiempo logrando escribir obras reconocidas mundialmente en la época actual.

Durante la Edad Media España se caracterizó por ser una “cultura de fronteras”, ya que tuvo contacto con muchas culturas debido a su ubicación al oeste europeo en la península Ibérica, rodeada por el mar Mediterráneo. Además tenía un sistema de gobierno feudal con clases sociales donde posteriormente se da la burguesía. La literatura se caracterizó por desarrollar temas profanos y religiosos en diversos géneros literarios con influencia de las ricas culturas judía e islámica, las cuales florecieron en la península en aquel periodo.

En los siglos XI-XII-XIII se dieron las obras más antiguas en lengua española, éstas, son breves composiciones líricas con temas amorosos llamadas “jarchas” (mujeres enamoradas), las cuales figuraban al final de las “maaxojas”, largos poemas árabes y hebreos.

Se dan principalmente las novelas caballerescas promovidas por el clero y el rey ; se desarrollaban temas como hazañas de héroes, luchas entre reinos cristianos de la península, basados en hechos reales con toques de fantasía. En el género épico nace la poesía la cual utilizó un lenguaje vulgar romántico. También se dieron los “cantares de gesta”, cantos épicos populares con temas heroicos, escritos para un público inculto con una libre interpretación, verso libre e irregular y trasmitidos por los juglares.

La lírica nace en las cortes con la nueva nobleza de caballeros por medio de poetas cultos y trovadores con el fin de entretener e informar, ésta fue escrita por juglares, clérigos y tovadores.

Los juglares son poetas colectivos, públicos en su mayoría, que se ganaban la vida por medio del canto y la música presentada a todas las clases sociales, como en las cortes donde eran considerados como dulcificadores del ánimo real ; utilizaban un instrumento musical llamado “vihula” y un libro pequeño con un códice del poema el “Mio Cid” (1140), el cual es una obra representativa escrita con una originalidad y espíritu de concepción del arte, versificación irregular, descripción de hechos, lugares y costumbres medievales, dividida en tres cantares : cantar del destierro, las bodas y afrenta de corpes.

El méster de juglaría era una asociación de juglares encargados de difundir la poesía española. Se caracterizaba por : transmisión oral, por medio de la memoria hereditaria ; realismo, carecían de elementos fantásticos ; popularidad(cantares de gesta) ; sinceridad en la expresión de sentimientos ; métrica irregular, versos de catorce y dieciséis sílabas ; género épico y representadas en plazas públicas y cortes.

El clérigo eran poetas de los monasterios de la Iglesia, quienes mostraban la cultura tradicional teniendo en cuenta el orden. Eran estudiosos y sus fuentes eran los libros, teniendo así en cuenta temas eruditos de la antigüedad.

El méster de clerecía era integrado por clérigos que hacían obras narrativas en un lenguaje romántico. Tenían un propósito y tema moralizador por medio de vidas de santos y relatos antiguos en latín, temas religiosos, coránicos, novelas y hazañas heroicas ; escrita en observancia métrica llamada cuadernavía y en género lírico. Su poeta representativo fue Gonzalo Berceo, quien fundió las narraciones piadosas dándoles forma de poemas con fervor renovado.

Los trovadores eran poetas cultos para las altas clases sociales como cortes de reyes. Cantaban y escribían sentimientos amorosos, aspiraciones, leyendas moralizadas, pulida artificialidad de los sentimientos y llega a convertirse en poesía culta.

En el teatro se representan inicialmente los milagros, especialmente el de los reyes magos. Fue hecho por el clérigo directamente para el pueblo ; este teatro religioso se divide en : litúrgico, juegos y representaciones escolares.

Mas tarde se introdujeron escenas humorísticas, temas profanos , sátiras , etc. y así comenzaron a recorrer tierras presentando actos donde se introducen danzas y su principal personaje es la muerte. La obra maestra del teatro fue “La Celestina”, donde se dan dos clases : social alta dominante y social baja dominada ; esta tragicomedia fue escrita por Fernando Rojas.

La prosa se presentó lentamente en España ya que no habían muchas personas cultas que leyeran los escritos, por esto se desarrollan más ampliamente otros géneros interpretativos.

Los autores medievales más representativos fueron : en la lírica, Juan Ruiz, clérigo de profesión, y su obra representativa es “El libro del buen amor”, poesía con canciones juglarescas donde se muestran influencias árabes, italianas y francesas, y predomina la cuadernavía métrica exacta. En la épica, Alfonso Martínez, cuya obra representativa es el “Corbacho”. En el teatro se destaca Gonzalo Berceo, estudioso benedictino quien tenia obras de honor a la Virgen como “Milagros de Nuestra Señora”, vidas de santos y asuntos religiosos. Originó el méster de clerecía al tomar como argumento sus largos poemas con cuadernavía.

Durante el Renacimiento la literatura española se caracterizó por : la admiración e interés por la literatura grecorromana ; temática clasicista (clases sociales) de carácter popular , local y con un sentimiento religioso; tendencias filosóficas y humanistas. Se dieron obras de calidad estética, en las que se reflejaban los valores de la sociedad española; originalidad colectiva e influencias de otros pueblos, especialmente Francia e Italia. Mientras tanto, los escritores se caracterizaban por tener pensamiento propio, un ideal común, modo de sentir nacional, manera especial de expresarse, y también porque no buscaban escribir con un fin definido. Además hubo una fusión entre las nuevas corrientes europeas (Humanismo, nacionalismo,...) y la tradición nacional ; en este caso el Humanismo influye mucho en los escritores españoles, pues los lleva a una valoración y exaltación del hombre, del mundo y la naturaleza y por consiguiente al antropocentrismo.

En el campo de las ideas, se destaca Erasmo de Rotterdam quien ejerció gran influencia sobre escritores españoles de la época ; de los anteriores se destacan las obras de Luis Vives, Juan Valdés y fray Antonio de Guevara. Durante este periodo se escribieron diálogos humanísticos, especialmente los seguidores de Erasmo, y se cultivó la historiografía. Los historiadores más importantes del Renacimiento y el siglo de oro fueron Diego Hurtado de Mendoza y el jesuita Juan de Mariana.

Por otro lado, la literatura del siglo de oro tiene ciertos características comunes como : espíritu religioso, pues el siglo de oro coincidió con las controversias religiosas de la reforma y del protestantismo, además en España apoyaban fuertemente al bloque católico quien propuso hacer el Concilio de Trento, rivalidad que se reflejó en las letras, su obra culminante fue el “Lazarillo de Tormes” donde se dan sarcasmos contra los expendedores de bulas y en la literatura española se refleja el odio ancestral a las herejías y a no caer en ellas. Desenfado moral, al sujetarse rigurosamente al dogma católico, por lo cual hay un desorden moral ya que muchos obras tenían tan sólo como fin el deleite o placer y descubrían fielmente aspectos de la sociedad española, como por ejemplo la “Celestina”. Carácter nacional o españolismo, pues tenía un marcado carácter nacionalista propio de la época ; los españoles crearon un género literario del siglo de oro casi inconfundible : el españolismo, el cual esta impregnado de un profundo realismo y orgullo por la patria. Sentir caballeresco, el cual comprendió todos los sentimientos buenos o malos, tales como el deseo de proteger a los débiles, viudas, huérfanos, etc. ; también se caracterizó por la exaltación de la mujer, la honestidad y lealtad íntima y por concepto ético-social de la vida. Buen humor, aún en los textos religiosos se encuentran comentarios burlones y pícaros que no se encontrarían el las literaturas religiosas de otras épocas. Por último, marcadas influencias, las cuales recibió de los movimientos renacentistas de Italia y de la literatura clásica debido al constante estudio de los modelos grecolatinos.

En el género de la lírica se da la poesía bucólica o pastoril, que pinta la vida y costumbres de pastores imaginarios o en la que los personajes se hacen pasar por pastores. Los temas de la poesía pastoril, más las formas métricas italianas (soneto, octava, terceto,...), fueron utilizados por Juan Boscán y Garcilaso de la Vega ; los 2 en su estilo fueron innovadores.

Juan Boscán empleó el verso endecasílabo y algunas combinaciones de la métrica italiana ; su innovación fue seguida por Garcilaso de la Vega, quien frecuentó la lectura de los poetas latinos como Virgilio, e italianos como Petrarca, a los cuales imita. Su producción es breve : tres églogas, algunas canciones y unos 40 sonetos. Su poesía es serena, de línea pura, llena de suavidad y armonía.

En la literatura española los antiguos y nuevos usos poéticos se fundieron en siglos anteriores, así que en este caso y después de la reforma, el nuevo estilo poético se acomodó a las actitudes espirituales de la gente. Es entonces cuando surgen dos escuelas poéticas : salmantina y sevillana. La poesía salmantina es sobria y equilibrada, retoma las formas métricas del Renacimiento y la temática amorosa de Petrarca y Garcilaso, pero orientada hacia un profundo valor moral cristiano y cristianiza los ideales paganos grecorromanos. El gran poeta de esta escuela es fray Luis de León (1527-1591), quien posee un vasto saber humanístico y religioso ; en sus versos la devoción cristiana se conjuga en el culto a la belleza, al amor, a la naturaleza ;y se caracteriza por buscar la serenidad clásica del Renacimiento, sus obras mas importantes fueron : “Oda a la vida solitaria” y “Oda a Salinas”. En la poesía sevillana o manierista se intensifican las sensaciones, emociones e imágenes a través de una abundante exhibición de recursos estilísticos (manierismo) y rompe formalmente con la sencillez refinada del Renacimiento. Desarrolla temas heroicos y eróticos o amorosos dando mucha importancia a la forma de los versos (versos sensoriales). Su principal representante fue Fernando de Herrera (1534-1597), cuyas obras principales fueron “Sonetos”, “Elegías” y “Canciones”.

En la prosa religiosa se destacaron dos géneros : mística (describe experiencias o fenómenos experimentados por los justos, salvos y elegidos) y ascética (aconseja las actividades que el espíritu debe realizar). De estos dos géneros se destacan : fray Luis de Granada y Santa Teresa de Jesús.

Los escritos de fray Luis de Granada reflejaban tanto su ascetismo, como su amor a la naturaleza. Sus características fueron : gran imaginación, observación de la naturaleza y un estilo armonioso. Sus obras más destacadas fueron “Guía de pecadores” e “Inducción del símbolo de la fe”.

Entre tanto Santa Teresa de Jesús creó una nueva simbología para expresar sus experiencias místicas. En sus tratados alcanza gran espontaneidad y la frescura de la lengua coloquial. Sus obras más destacadas fueron “Las moradas” y “Camino de perfección”.

También se da la prosa no narrativa, la cual fue uno de los principales logros de la literatura española que tuvo sus inicios en el siglo XVI con Francisco de Quevedo, pero su máximo esplendor fue durante el siglo XVII.

Hacia 1550 nacen nuevos géneros literarios desconocidos hasta ahora como : novela pastoril, novela morisca y novela picaresca.

La novela pastoril narra las aventuras y desventuras amorosas de pastores idealizados. Este género nació en Italia y Portugal. El ejemplo más notable de la novela pastoril en lengua española es “La Diana” del portugués Jorge de Montemayor.

La novela morisca fue una intervención española que combinó las tendencias literarias de la Edad Media con las del siglo XVI. Presentaba relatos caballerescos contra los moros en forma de novela. Por ejemplo el relato anónimo “El abencerraje”.

Tanto las novelas pastoriles como las moriscas, presentan imágenes idealizadas de la figura humana.

El género de la novela picaresca se inicia con la publicación del libro “Vida de Lazarillo de Tormes”, pues éste, al contrario de los géneros anteriores, muestra una versión pesimista de la sociedad a través de los ojos de un pícaro que sirve a diversos amos ; por ejemplo “El Guzman de Alfarache” de Mateo Aleman y la “Historia de la vida de un buscón” de Quevedo. La mayoría de escritores de la novela picaresca presentan una versión sombría de la humanidad ; en contraposición a esto, la obra de Miguel de Cervantes y en especial “Don Quijote de la Mancha” , presenta una imagen completa de la naturaleza humana, reflejando su grandeza y sus debilidades. Es probable que Cervantes comenzara a escribir el Quijote con la única intención de contar una historia divertida y burlarse de los libros de caballería que constituían la literatura de esa época. Desde las primeras páginas, el libro presenta una historia de naturaleza multidimensional que alcanza un grado que ninguna obra narrativa europea había alcanzado antes. Loco y sabio, grotesco y admirable, Don Quijote se muestra como un personaje verosímil y creíble a pesar de su naturaleza y de los vaivenes a que los somete el enfrentamiento entre su mundo irreal y la realidad. Igual de creíble y complejo es el personaje de Sancho Panza. El primitivo punto de vista del escudero contrasta con las ilusiones de su señor, y lo cómico que es Sancho, al mismo tiempo, las comparte. El libro ofrece un cuadro completo de sociedad española y universal en una gran diversidad de temas, personajes, ideas y técnicas narrativas.

La influencia de Don Quijote de la Mancha se extiende a lo largo de los siglos. Cada periodo sucesivo de cultura europea ofrece su propia interpretación de la novela y la considera un modelo para nuevos tipos de narrativa. El Quijote capta el espíritu de su época, refleja la condición humana, inaugura la novela moderna y ofrece una visión del individuo como trasformador del mundo. El reflejo de la condición humana lo hace a través de la dualidad expresada en la espiritualidad de Don Quijote y la terrenalidad de Sancho, expresa incertidumbre acerca de la presencia del hombre en el universo, creando un problema de la identidad en el mundo, con objetividad y subjetividad ; genera un enfrentamiento entre la realidad y la imaginación. Frente al lector, la obra se convierte en dialogo lector-escritor, pero generando en el lector desconfianza sobre lo narrado.

Los 12 relatos que componen las “Novelas Ejemplares” (1613), obra también de Cervantes, tiene una gran fuerza narrativa, y su imaginativa novela “Los Trabajos de Persiles y Sejismunda”(1619).

Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) nació en Alcalá. Vivió un tiempo en Italia donde fue soldado y participó en la batalla de Lepanto, donde fue herido en su mano izquierda, por lo cual lo llaman “El manco de Lepanto”. Escribe algunas comedias durante sus días de cautiverio por los piratas berberiscos como “Los Tratos de Argel”. Ya en España tiene éxito en el teatro con los “Entremeses” y sigue un estilo muy parecido al de Lope de Rueda en este género. Su primer ensayo “Galatea” fue una de las mejores novelas pastoriles del siglo, y en varias de sus obras se puede notar los segmentos de novela pastoril mezclados entre si.

En el teatro se dieron tres etapas : la primera se inicia con la obra “Tragicomedia de Calisto y Melibea” (La Celestina), que esta escrita en forma dialogada. Tiene elementos medievales como el esquema y el desenlace ; y renacentistas como el desarrollo que tiene la fortaleza humana y la gracia risueña. Gozó de inmensa popularidad entre todas las clases sociales pues se veía como una expresión del espíritu nacional. Sirviendo de enlace entre el teatro medieval y moderno, aparece Juan de Encina, cuyas églogas del “Nacimiento” son la continuación perfeccionada de los antiguos autos litúrgicos. Escribió algunas églogas de carácter profano.

Se destacan autores dramáticos : Gil Vicente, Torres Naharro y Lope de Rueda (comedias).

En la segunda etapa, Lope de Vega es el mejor expositor del genio español. Toda su obra, incluida la poesía, la narrativa y su vasta producción dramática, resume el encanto y la naturalidad del arte popular, aunque fuera Lope un hombre muy admirado por su dominio de la técnica literaria. La mayoría de sus obras abordan asuntos históricos, derivados de los viejos romances, temas reales y conflictos relativos a la dignidad personal. Sus obras más conocidas son :”Fuenteovejuna”, “Peribañes y el condenador de Ocaña” y “El caballero del olmedo” .

En la tercera etapa se da la comedia nueva española. Los discípulos de Lope de Vega perfeccionan este género. Tirso de Molina escribió la primera obra literaria en la que aparece como personaje legendario el “Don Juan”, además escribió el “Burlador de Sevilla” . Otro dramaturgo destacado fue Juan Ruiz de Alarcón, quien se distinguió por el esmero de la forma, la tendencia y el contenido moral de su teatro.

Durante la Edad Media el desarrollo inicial de la literatura portuguesa fue paralelo al de la castellana e influido por ésta, debido a su ubicación geográfica, ya que España delimita el norte y este de Portugal y los dos se encuentran en la península Ibérica al sudoeste de Europa.

Desde el siglo XII hasta el XIV floreció una rica y precoz literatura en la península Ibérica escrita en lengua perteneciente al noroeste de España llamada gailaico-portuguesa. Esta literatura se caracterizó por ser nacionalista, tradicionalista, de tipo trovadoresco y por producir cántigas que son poesías cantadas, en las que los géneros predominantes fueron: cántigas de amor (quejumbrosas canciones de amor de los caballeros a las damas); cántigas de amigo (canciones populares entonadas por las mujeres, lamentando la ausencia de su amado, están aún vivas en la tradición folklórica oral); y cántigas de escarnio (sátiras burlescas y difamatorias).

Este periodo de 1200 a 1415 caracterizado por la lírica fue llamado edad de los trovadores.

La literatura comenzó en Portugal por la lírica, pues el documento Portugués más antiguo fue poesía, no por falta de materia épica puesto que durante esa época, Portugal estaba en expansión hacia el sur (África).

La poesía medieval está en tres principales colecciones que reúnen más de dos mil canciones: Cancionero da Ajuda, Cancionero da Colocci Brancuti y Cancionero da Vaticana, este último tiene un gran valor literario e histórico.

En los siglos XIII y XIV aparece la prosa literaria portuguesa en los libros de linajes, vidas de santos, otras literaturas traducidas del latín, adaptaciones de los romances artúricos de los caballeros de la tabla redonda y las crónicas las cuales muestran toda la nación desde sus reyes hasta la vida de la masa numerosa del pueblo.

A finales del siglo XV vuelve a florecer la cultura portuguesa, en parte como resultado de la expansión ultramarina alrededor de África y el crecimiento de las ciudades portuarias del Atlántico.

El Renacimiento caracterizado por la curiosidad acerca de la persona humana innovó en la escritura sin romper con la doctrina eclesiástica medieval, ni con la lírica de los trovadores; aunque en la poesía se rompe con el octasílabo predominante en la lírica tradicional y se impone por el saber clásico el decasílabo a los poetas cultos.

También durante el Renacimiento, Portugal tiene un proceso análogo al de España, más no en la prosa literaria, esta analogía se debe a que ambos sufrieron el mismo proceso de influencia de las formas literarias italianas, especialmente formas líricas.

Los autores de esta época se distinguen por escribir bilingüe, en portugués y en español.

La poesía más destacada es la del Cancionero General (1516) que se caracteriza por las influencias clásicas e italianas(ya que en el Renacimiento se retoman las formas clásicas), una mayor variedad de formas y la innovación. El Cancionero fue recopilado por García de Resende y engloba la obra de 300 poetas de los cuales los cuatro más importantes son: García de Resende, Gil Vicente, Bernardim Ribeiro y Francisco de Sá de Miranda, este viajó a Italia y revolucionó la poesía portuguesa introduciendo la métrica italiana.

Gil Vicente nació entre 1465 y 1470 y murió después de 1536.

Un gran poeta, el más grande de los cuatro anteriores, escribió obras: filosóficas como La barca del infierno(1516) siguiendo el modelo de Dante; románticas, Amadís de Gaula (1523); farsas, Auto de la India (1509); comedias, Comedia del viudo; y tragicomedias.

El popularismo y aristocracia fueron sus dos rasgos característicos ya que sus obras retratan a toda la sociedad portuguesa, desde gitanos y esclavos a prelados y príncipes.

Fundó el teatro portugués escribiendo y representando para la corte desde 1502. Intercala en sus obras escénicas poesías líricas castellanas, algunas de ellas de origen folklórico popular y otras simples transcripciones de coplas regionales españolas, las poesías tienen un extraordinario valor lírico. Su obra sintetiza el tránsito del teatro religioso medieval al arte dramático renacentista. Escribió indistintamente en portugués y castellano.

La prosa narrativa avanzó poco y se siguió cultivando la novela de caballerías y los romances en prosa y verso; mas en prosa se destacan las crónicas de los historiadores portugueses que muestran toda la sociedad desde sus reyes hasta el pueblo, las crónicas en prosa más ricas en escena, exóticas, dramáticas y picarescas, de esta época son los libros de viajes y de naufragios.

En el siglo XVI se escribieron muchos tratados morales y religiosos, la mayoría en forma de diálogos, que es típica del Humanismo, como Imagen de la vida cristiana de Heitor Pinto (1563),y una crítica de las prácticas coloniales, Soldado práctico (1590) de Diego do Couto, este es uno de los mejores historiadores que registraron el esplendor y e ocaso del imperio portugués; entre Couto y Joao Barros cubrieron la historia y geografía del siglo XVI.

El escritor más importante de la literatura portuguesa es el poeta Luis Vas de Camoens (1524- 1580). Camoens tuvo una educación universitaria en Coimbra, pasando luego a la corte del rey Juan III de Lisboa, allí escribió varios sonetos utilizando las formas de Petrarca ; estos revelan una personalidad lírica, dotada para el verso innovador y la imagen insólita, fue un excelente poeta en el uso del lenguaje más puro y dulce, para describir el amor ideal y lo absurdo del destino. Camoens cayó en desgracia con el rey, tuvo que abandonar la corte, lo cual lo obligó a tomar las armas, mas él se vio siempre envuelto en la guerra y en las grandes expediciones marítimas, por designio de quienes no lo querían a su lado, no por vocación ; así viajó a Africa y más tarde se embarcó en una expedición naval a las indias orientales. Luego regresó a su país arruinado y con la salud quebrantada ya que sufrió prisiones y naufragios. Sin embargo regresó con un tesoro imperecedero, su poema “Los Lusíadas” (1572), ésta obra se considera la mejor epopeya del Renacimiento y un homenaje a los reyes portugueses y a Portugal. Camoens le dió un toque clásico a su obra con la mitología griega, aquí los héroes protagonistas son los lusitanos o hijos de Luso, es decir los portugueses, en este caso los navegantes conquistadores de la India, de los cuales el principal es Vasco da Gama (1.469 - 1.524), personaje histórico del cual se destaca su viaje alrededor de África y el descubrimiento de la ruta marítima de la India. Los personajes mitológicos no sustentan la acción de los héroes, sino que entablan disputas inoportunas. Pero a diferencia de la Odisea, en este poema los portugueses carecen de voluntad de acción y se limitan a ser espectadores pasivos de la acción de los dioses cuyas motivaciones parecen caprichosas. Así la originalidad de la obra radica en que muestra la historia como si se hablara de un mito y de una fábula antigua.

Durante la Edad Media Alemania estaba constituida por territorios de las hoy naciones Holanda, Austria, Hungría, Suiza y otros países bajos, los cuales conformaban el Sacro Imperio Romano Germánico. El latín era el idioma oficial del occidente europeo, en donde se expresaba la Iglesia, las cortes de los reyes y los señores feudales. Gradualmente la mezcla de los diferentes dialectos con las lenguas de los germanos originó las lenguas germánicas entre las cuales esta el alemán cuya creación ha sido un problema, ya que ha existido una división en el idioma de dicho país, en el cual se encuentra el alemán alto (gente culta) y el alemán bajo (popular).Sus primeras expresiones aparecieron en el siglo XI con las canciones amorosas de los trovadores y las cantares de gesta, los cuales eran composiciones que manifestaban con espontaneidad y delicadeza un pensamiento o sentimiento, destinados al canto o cuya letra se expresaba cantando, los temas eran generalmente sobre hazañas de caballeros o historias de aventuras basadas a veces en las experiencias de los guerreros que volvían de las Cruzadas, que recitaban los Spielleute o juglares itinerantes . En Alemania había una poesía primitiva de himnos, expresión del espíritu de la comunidad, cantados en las fiestas y grandes eventos. En la época de las invasiones de los bárbaros, las victorias y las catástrofes despertaron en las tribus germánicas, una fuerte conciencia de sí mismas y juntamente el deseo de perpetuar la memoria de sus héroes.

La obra literaria más antigua que se conoce en alemán es el poema épico “Hildebrandslied” (el cantar de Hildebrand), del que ha sobrevivido un fragmento fechado alrededor del año 800. Esta obra describe, el enfrentamiento y el inicio de una batalla entre el héroe legendario Hildebrand y su hijo. Otras leyendas hablan de personajes heroicos como Teodorico, rey de los ostrogodos; Atila, rey de los hunos y Sigfrido, al que algunas autoridades en la materia identifican con el jefe germano Arminio, que derrotó a los romanos en el año 9 d. de C., en el bosque de Toetoburg el la baja Sajonia. El cristianismo que fue la fuerza dominante en la literatura alemana desde el siglo IV hasta el XII, renegaba de esta tradición pagana. Otro estilo importante fue la epopeya cortesana que alcanzó su forma más elevada en las obras de Wolfram von Eschenbach y Heinrich von Veldeke. Aunque las obras de algunos escritores franceses como Chrétien de Troyes y otros, sirvieron de modelos para los poemas épicos alemanes, los escritos alemanes expresaron sus propios ideales, encontraron su propia forma y estilo y muy frecuentemente añadieron profundidad en sus narraciones. Una variación de la epopeya cortesana fueron los poemas épicos en los que la figura central era un animal. “Reineke Fuchs” (Reineke el zorro, 1180 d. de C.) de Heinrich el Glichesaere es el mejor ejemplo. El más importante de los poemas épicos germanos es el “Nibelungenlied” (cantar de los Nibelungos), que un autor desconocido puso por escrito a principios del siglo XIII. Narra las hazañas de Sigfrido en guerra contra los nibelungos (en la mitología germánica, raza de enanos, denominados así por el nombre de su rey Nibelung, los nibelungos estuvieron en posesión de grandes riquezas de las que Sigfrido se apropió, después de haber matado a los reyes Schilbung y Nibelung y vencido al enano Alberich entonces los guerreros de Sigfrido adoptaron el nombre de los vencidos. Además relata la lucha de Sigfrido contra un dragón cuya sangre lo hace invulnerable, y su amor y matrimonio con Crimilda la cual venga su muerte, pero cuando el tesoro pasó a manos de los burgundios, tras el asesinato de Sigfrido, estos últimos tomaron a su vez el nombre de nibelungos, y lo conservaron en todos los poemas heroicos de la Edad Media).

La Edad Media alemana tenía valiosa tradición en la poesía con los “Volkslied” canciones populares y los “Meistersinger” maestros cantores, quienes se organizaban en un gremio y cultivaban la poesía popular mezclada con música, cuentos jocosos y alegorías, a éstos perteneció Hans Sachs el “zapatero de Nuremberg” quien escribió muchos versos, expresión espontánea de su pensamiento, aunque poco artísticos, poseen frescor y una inspiración sincera. Su pensamiento se considera más de la Edad Media que del Renacimiento.

La poesía lírica popular, que por ser cantada no requería de la escritura, perdura mucho mejor que la lírica profesional de los maestros cantores. En la segunda mitad del siglo XIII, la naturaleza de la épica comienza a cambiar con la introducción de personajes de la burguesía y del campesinado. Los campesinos, hasta entonces objeto de burla, poco a poco irán alcanzando importancia en la literatura, apareciendo en lugar prominente en obras como “Meier Helmbrecht”, un cuento del siglo XIII sobre la vida campesina.

El teatro alemán durante la Edad Media, consiste en representaciones dramáticas que primero se desarrollaron al interior de las iglesias, más tarde en los atrios y finalmente en las plazas públicas, en las cuales se representaban episodios bíblicos, conmemorando el nacimiento y la pasión de Jesucristo.

El Renacimiento tuvo un escaso alcance en Alemania y en los países protestantes del norte de Europa a excepción de Inglaterra, pero la influencia de éste se vio a través del Humanismo con Erasmo de Rotterdam quien fue el humanista más brillante del siglo XVI. Nació en Rotterdam (Holanda) en 1469 y murió en 1536. Su nombre es Geert Geertsz (significa Gerardo, hijo de Gerardo) que más tarde cambió por el de Desiderio Erasmo. En su juventud tomó los hábitos de San Agustín. En su estilo se aprecia la influencia de los clásicos, ya que conocía a la perfección el latín y el griego y sentía pasión por éstos. Se declara enemigo de la vida monástica y abandona los hábitos. Con gran erudición y sarcasmo ridiculizó las costumbres del clero, las supersticiones y la religiosidad de su tiempo. Inspirado en la obra “La nave de los locos” de Sebastian Brant, escribió su principal obra: “Elogio de la locura” , la cual causó sensación y puso en duda muchos principios y costumbres consideradas incuestionables hasta entonces. “Elogio de la locura” podría traducirse como Elogio de la necedad pues en ella la locura o la necedad desde un púlpito hace un elogio de todo lo vituperable, vergonzoso y ridículo, haciendo por lo tanto un elogio de la locura humana. Erasmo con su clara inteligencia, usa este juego para criticar y satirizar las tachas y vicios de su época, mostrando por contraste lo que es sensato. La escribió mientras se alojaba en la casa de Tomás Moro. Es una obra extraña y extravagante en la cual el autor expresa que quiso: “reproducir en forma festiva las ideas allí contenidas; advertir y no atacar; ser útil y no ofensivo; reformar las costumbres y no escandalizar, y , en suma seguir el consejo de Horcado de decir la verdad riendo”. Dejó muchas cartas en las que expone sus inquietudes humanistas.

La Reforma comenzó en Alemania ya que ésta reunía las condiciones favorables para la ruptura, pues el Sacro Imperio no había podido formar un Estado unificado. Durante el siglo XV, bajo el Renacimiento, se estudiaban el griego y el latín clásicos y comenzaron a aparecer sátiras contra la Iglesia y las clases gobernantes. El ascenso de la burguesía en los siglos XIV y XV y las luchas campesinas contra la nobleza, culminaron en esta gran revolución religiosa del siglo XVI. Este movimiento tuvo su reflejo en la literatura , especialmente con Martín Lutero (Eisleben, Turingia, 1483-1546) quien realizó la traducción de la Biblia al alemán como lengua oficial, con la ayuda de Melanchton, la cual es la gran obra de la literatura alemana durante este periodo, hecho que influyó en la difusión de la religión por todo el país. La discusión sobre las indulgencias provocó la separación de Lutero del cristianismo, formando otra religión, la protestante y por ello fue excomulgado. El luteranismo (se les llamó protestantes) se reconoció oficialmente el Alemania y se propagó por Suecia, Noruega y Finlandia. Al traducir la Biblia al alemán, elevó a la categoría literaria la moderna lengua alemana. Lutero además escribió las 95 tesis.

El auge de la Reforma protestante frenó en Alemania la influencia del Renacimiento italiano por considerar que las manifestaciones renacentistas eran mundanas. De esta manera la reproducción literaria quedó reducida a cantos e himnos religiosos, que tienen poco valor literario, pero marcaron un hito en la evolución de la música religiosa al crear música más alegre y vivaz así como la participación activa de los fieles en el culto. La Reforma le dio a los países influenciados por ésta una rica floración de lirismo cristiano y cánticos, cuyos fondos , imágenes y estilo eran tomados de los libros sagrados, particularmente de los salmos. La Reforma limitó la libertad de los autores y encauzó las mejores cabezas hacia los problemas religiosos, por lo que la prosa se desarrolla en un ambiente netamente religioso.

A finales del siglo XV el teatro alemán, hasta entonces limitado a representaciones de la pasión de Cristo, derivados de la historia sagrada y del relato evangélico de la Navidad y otros espectáculos religiosos, comenzó a tomar auge e hicieron representaciones teatrales cómico-alegóricas que representaban durante la época del carnaval.

La imprenta fue el más poderoso vehículo transmisor de las nuevas ideas. Era un invento chino dado a conocer por los árabes en occidente, pero aún las planchas de madera eran fijas y entintaban el papel sobre el cual imprimían. El alemán Juan de Gutenberg (Maguncia 1399-1468) inventó tipos móviles de letras separadas para formar variedad de palabras y sustituyó la madera por el metal fundido. La Biblia fue el primer libro impreso en aquellas prensas en 1455. Este invento contribuyó a divulgar las obras de los humanistas, así como los libros de los antiguos griegos y romanos. La imprenta provocó una verdadera revolución intelectual, pues abarató lo libros y permitió que no fueran exclusiva propiedad de quienes podían pagar los altos costos de los manuscritos medievales.

La literatura latinoamericana, fue descubierta en el siglo XV donde predominaba la literatura folklórica. Con la llegada de los españoles se empieza a dar la Crónica, en el siglo XVI.

En la literatura folklórica, la comunidad primitiva vivió y utilizó el mito, pues en este encontró respuesta a todos sus interrogantes. El mito es una realidad cultural, narrada en forma de historias de carácter sagrado, es por esto que se considera verdadero, pues trata siempre verdades, por ejemplo el mito cosmológico narra la creación y el origen del mundo, esto es verdadero, pues la existencia del mundo es una realidad, lo que no es una realidad es la explicación que los aborígenes daban a través del mito. Los personajes de los mitos son seres sobrenaturales, es por esto que el mito trata temas de origen sagrado como la creación, el origen del mundo y el origen de la muerte.

La conciencia mítica no es una literatura en sentido estricto sino son fuentes preliterarias en las que se hallan las raíces de nuestra autentica literatura hispanoamericana. El material de la literatura folklórica, popular u oral esta integrado por dos clases de textos: los sagrados, que hablaban de mitos de la creación, teogonías consistentes en el origen de los dioses y cosmología.; y los profanos, que son expresados en forma de coplas refranes, danzas, costumbres, canciones para funerales, matrimonios, reuniones sociales, juegos, oraciones para los forasteros, etc.

De las culturas más avanzadas surgieron tres grandes focos de civilización, estos fueron maya, inca y azteca; aunque estas tribus no tenían avances tecnológicos, en la parte artística dejaron admirables monumentos como pirámides, templos, pinturas y cerámica. Lo que hoy es literatura indígena en realidad son transcripciones indirectas que en la conquista y la colonia quedaron fijadas gracias al alfabeto latín, estas recogen tradiciones orales e interpretaciones de viejas escrituras ideografías.

Las lenguas mas cultas fueron: el quechua del Perú incaico, el maya quiché y el nahuatati de los aztecas. En la cultura maya existieron libros con figuras jeroglíficas, pero estas fueron destruidas y solo se salvaron tres.

Las tradiciones se transmitieron oralmente de generación en generación. De la cultura maya procedían las tribus quiché, cakchiquel y otras tantas de Guatemala. El Quiché fue una tribu cuya existencia estuvo comprendida entre los años 1554 y 1558, y fue un indio educado por españoles quien escribió en su lengua, esto con la ayuda del alfabeto español. Dicho indio hizo una recopilación de las creencias cosmogónicas también realizo recuerdos históricos y legendarios de su pueblo. Su propósito fue suplir la perdida del libro de consejo o Popol-Vuh. Cakchiquel fue la tribu que atesoró sus propias memorias, por lo cual varios indios decidieron recopilarlas sirviéndose del español, en manuscritos que hoy se conocen como memoria de Solalá.

La literatura de los aztecas, mayas e incas sobrevivió con mucha dificultad después de la conquista, pues la cultura y la religión a la que pertenecían fue destruida.

Los habitantes del nuevo continente a la llegada de Colón en 1492, no manejaban alfabetos fonéticos, pero si habían desarrollado otras formas de comunicación gráfica, esta “escritura” se plasmó en la madera proveniente de la corteza de ámate en el caso de México, o un sistemas de representación visual, por medio de caracteres o grifos pictográficos, ideográficos o parcialmente fonéticos. Entre mayas y aztecas fueron comunes los libros llamados códices o libros indígenas, los cuales estaban hechos también en corteza de ámate, en barro o en piel de venado, y por medio de dibujos y símbolos se registraron datos históricos, astronómicos, religiosos y sociales. Se usó la tradición oral para perpetuar su cultura artística y científica. Los mejores libros y textos aborígenes son los de la literatura azteca, maya e inca.

El “Popol-vuh” es el libro común de los quichés, y su edición de 1947 esta dividida en cuatro subdivisiones (capítulos). La primera parte habla sobre el génesis del Mundo y la Historia de Vucub Caquix, fue escrita sobre barro y posteriormente sobre madera, pero en ambos casos su destrucción fue inevitable; la segunda parte es la mas larga y mas literaria, cuenta la historia de los padres de Hunahpú e Ixbalanqué; la tercera parte habla sobre el origen del hombre, los progenitores, creadores o formadores; y la cuarta y ultima parte da testimonio sobre los sacrificios de los animales para ofrecerlos a los dioses. Este es un libro lleno de cosmogónicas, mitos, ritos, leyendas e historias, además contiene mucho material mágico que lo convierte en el mas remoto y rico antecedente de las actuales corrientes del realismo maravilloso, mágico y del sur realismo

Chilam (titulo de la clase sacerdotal), Balam (jaguar o brujo) esta comprendido por varios libros y temas que se pueden clasificar en: textos religiosos, indígenas o cristianos en maya; textos históricos con crónicas generales o particulares; textos médicos, indígenas o con influencia europea; textos cronológicos y astrológicos (nomenclatura Katunes); textos astronómicos (ideas europeas del siglo XV); textos explicativos de sus rituales; textos literarios incluidas algunas novelas españolas; textos no clasificados.

Los textos son considerados en cierta parte herméticos, la apropiación de su realidad se aleja del pensamiento europeo. En los textos proféticos hay una visión pórtica de la vida (“La Apocalipsis”)

Los libros de Chilam Balam fueron escritos adaptando el alfabeto castellano a la lengua maya, estos provienen de libros pictográficos o de tradiciones orales, el contenido de estos es muy variado: religión, historia, medicina, astronomía, etc.

“Yurupary”, puede considerarse tres cosas: un mito religioso-agrícola cíclico o periódico que celebra la cosechas, germinación y crecimiento de lo frutos, y la fertilidad de la naturaleza;. un ceremonial por el cual los jóvenes cambiaban de status y se vinculaban enteramente a la sociedad tribal, asegurando así la supervivencia de las instituciones y la vida misma del grupo; un mito ceremonial encaminado a preservar del incesto a los miembros de la tribu; un culto de los antepasados que celebra en especial la memoria de un héroe mítico, líder religioso y legislador, cuya presencia se invoca para renovar las creencias en sus leyes y enseñanzas; o un rito secreto masculino cuyo propósito es asegurar el predominio del hombre sobre la mujer en la sociedad indígena.

Posteriormente se da la Crónica, precedida por la literatura ancilar, que fueron los relatos hechos tanto por indios como por españoles sobre el descubrimiento de América; y posteriormente la precede la literatura hispanoamericana, que comenzó a ser escrita bajo rótulos de géneros literarios inexistentes.

Tanto indios como españoles escribieron por múltiples razones; algunos escribieron por afecto, como quien escribe una carta desde muy lejos a su familia; otros por obligación, como sucedió a los cronistas oficiales de Indias, quienes eran designados por mandato real (función de reporteros); hay quienes escribieron por simple asombro y necesidad de narrar lo innarrable; y otros tantos escribieron porque quisieron dejar el testimonio de la derrota.

Es lo anterior lo que nos permite deducir que la crónica nació desde la conquista en el siglo XVI por diferentes razones anteriormente mencionadas, además fue escrita por personas que participaron en la conquista y el descubrimiento o por simples testigos principalmente españoles e indígenas. Esta se da en forma de cartas o testimonios de lo ocurrido.

Entre los europeos se distinguen tres grupos que tomaron parte en el descubrimiento y en la primera colonización, ellos son Cristóbal Colón, Hernan Cortes, Alvar Nuñez Cabeza de Vaca y Bernal Díaz del Castillo, también los misioneros, evangelizadores o enviados especiales, y los que sin viajar a América, sino con testimonios, contaron lo allí ocurrido. También escribieron los criollos como Alfonso de Ovale, los mestizos, como el Inca Garcilaso y los incas como Guamán Poma de Ayala.

Inicialmente la crónica no tenía parámetros, era un género extenso, sus únicos límites eran los impuestos por la censura a las obras de ficción. Cada quien escribía a su manera en el afán de contar lo visto. Como la crónica no tenía parámetros algunos buscaron los versos para poder expresar de mejor forma y con más orden sus ideas.

Vale la pena mencionar algunos de los mas importantes cronistas españoles tales como Cristóbal Colón, quien fue la primera persona en escribir sobre América. Este cronista dejó una carta de cada uno de sus viajes. La primera fue dirigida a los Reyes, la segunda fue una mezcla de solicitudes y relaciones de la visita, la tercera fue sobre descripciones de la naturaleza, no solo de América sino de toda la tierra, a la que creía en forma de pera. La mejor carta fue la que quedó después de su cuarto viaje, en la que mostró su asombro y sensibilidad por la naturaleza americana. Su segundo testimonio fue escrito en su diario de navegación, en este se encuentra que Colón supo apreciar lo descubierto. Todos los escritos de Colón marcaron la pauta de lo que serian las posteriores crónicas. Sus obras, “Cartas” y “Diario de Viaje”.

Hernán Cortés desarrolla en América, una de las vidas más interesantes, fue un estudiante fracasado de familia hidalga. Aventurero, sentimental e inteligente. Murió de pena, vencido y conquistado por los americanos. Este escribió cinco cartas dirigidas al Rey Carlos V. Los suyos fueron textos frescos, antirretóricos, con los que trató de convencer a los civilizados españoles de las maravillas “Indias”. Su obra, “Cartas de Relación”.

La “Historia” de Francisco López de Gomarra fue escrita a distancia pues el nunca estuvo en América; era capellán y escribía por mandato real. Se anticipó al género “testimonio”, practicado hoy en reportajes, cartas y declaraciones; además puso un toque de imaginación personal; es a esto a lo que hoy en día se denomina estilo periodístico.

Gonzalo Fernández de Oviedo fue un observador no eclesiástico. Tuvo cargos importantes en palacio, fue soldado, posteriormente paso a las Antillas donde ocupó cargos públicos; realizó seis viajes entre España y América. Oviedo escribió algunos libros con información directa, pues vivió en las “Indias”. Fue más historiador que narrador. Sus crónicas no fueron del gusto de fray Bartolomé de las Casas.

Fray Bartolomé de las Casas se convirtió en el más grande defensor de los Indios americanos; nació en Sevilla y en el cuarto viaje de Colón, pasó a las Antillas; fue ordenado sacerdote siendo ya licenciado. Posteriormente se consagró a la defensa filosófica, política y religiosa del hombre americano. Siempre estuvo en desacuerdo de como se daba la conquista y la dominación, por esto se dedicó a denunciar estas atrocidades tales como genocidios, torturas etc. Se opuso a la apropiación de las riquezas de nuestro continente, llevadas a cabo por los españoles.

De las Casas, fue más moralista, intelectual, político e historiador que escritor. En su relato contra Oviedo de quien se dice era belicista, dejó libros como: “Historia de las Indias” y “Brevísima relación de la destrucción de las Indias” y “Sermones”.

Bernal Díaz del Castillo es el más grande cronista del siglo XVI. Detectó algunas fallas en la crónica de López de Gomarra y para corregirlas escribió su famosa “Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España”. Díaz criticó y protestó por la forma en que otros cronistas que no habían participado de la conquista, inventaban o distorsionaban la realidad, pues el sí había vivido todo lo ocurrido en América y había sido un sobreviviente. Bernal en su obra no selecciona, no adorna, no organiza, no disimula ya que su objetivo no era el de hacer una narración agradable sino narrar lo verdaderamente ocurrido.

Alvar Nuñez Cabeza de Vaca fue el escritor del libro “Naufragios”, el cual tiene curiosas notas sobre las costumbres de los indios. Además fue enviado a conquistar y gobernar Florida. Para escribir su libro, sería primero esclavo de indios, mercader y brujo. Después viajó a Paraguay en otra expedición con titulo de gobernador, pero sufrió cárcel por mala administración, y fue después a España a escribir su libro “Comentarios”.

Pedro Cieza de León nació en España, llegó a las Indias entrando por Panamá y como soldado entró al Perú, donde escribió el libro “Cronica del Perú”. Su crónica no habla de batallas, habla principalmente de la inmensa geografía, del gran centro cultural del Cuzco y por último del descubrimiento, la conquista y las fundaciones españolas. Cieza de León al igual que Fray Bartolomé de las Casas fue un defensor de los habitantes americanos.

Fray Bernardino de Sahagun llegó a América como misionero y fue conquistado por los Indios. Su principal obra fue “Historia General de las Cosas de Nueva España”. Este al igual que De León no se refiere a las batallas de la conquista, pues su principal interés está centrado en la vida, las costumbres, los mitos, los cantares, las danzas y todas las manifestaciones culturales indígenas.

También se destacaron como cronistas algunos mestizos e indios tales como Fernando Alvarado Tezozomoc, indio autor de “Crónica Mexicayotl”; Fernando de Alba un mestizo quien escribió “Historia Chichimeca”; Francisco Hernández Arana y Francisco Díaz Xebuta indios autores de “Anales de la Xahila”; Felipe Guaman Poma, indio escritor de “Primera nueva crónica y buen gobierno”; Cristóbal Molían mestizo autor de “Relación de fábulas y ritos de los Incas”; pero fue El Inca Garcilaso autor de la “Crónica mestiza” el primer escritor de esta raza con renombre continental. Su nombre inicial fue Gómez Suárez de Figueroa; su padre Sebastián Garcilaso de la Vega y Vargas era de origen español. Gómez Suárez fue el primero en viajar a España para escribir allí su obra, al viajar adoptó el nombre de El Inca Garcilaso de la Vega en honor a su padre. Terminó como religioso en un convento y murió un día después de Cervantes y Shakespeare. Sus libros: “Diálogos de amor”, “Genealogía de García Pérez de Vargas”, “Florida del Inca”, “Comentarios reales de los Incas” y su segunda parte “Historia general del Perú”, fueron como el de gran renombre continental.

El mejor poema épico del género de la crónica fue escrito por Alonso de Ercilla, su libro de nombre “La Araucana”, es considerado uno de los primeros en la poesía hispanoamericana, pues toda la primera parte y algo de la segunda y tercera fue redactado sobre el propio campo de batalla. Este consta de experiencias vividas por su autor, es considerado una epopeya que se convierte en la versión épica de los vencidos. Su tema es el heroísmo de todo el pueblo araucano. Este libro consta de tres partes, la primera publicada en 1569, la segunda en 1578 y la tercera en 1580; en este último año es armado caballero Santiago en premio a su obra literaria.

Se interesó por le Renacimiento italiano, escribió en octavas reales. además Ercilla mantuvo un estricto equilibrio entre los españoles y los aborígenes quienes lucharon sin tregua. La Araucana habla del indio desde una perspectiva idealista, lo que posteriormente se llamaría indianismo.