Literatura de Babilonia y Egipto

Literatura egipcia. Producción literaria. Cultura. Contexto histórico, geográfico y social. Mesopotamia. Religión. Mitología. Manuscritos. Dioses

  • Enviado por: Kiara
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Literatura De Babilonia y Egipto.

Contexto histórico, geográfico y social.

  • Babilonia

Antiguo reino de Mesopotamia, situado entre los ríos Tigris y Éufrates, al sur de la actual Bagdad (Irak). La denominación de este territorio, que llegó a constituirse como un gran imperio, deriva del nombre de la ciudad de Babilonia.

A diferencia de Egipto, carece de piedra, sin embargo, abunda la arcilla densa de los terrenos de aluvión y los babilonios la usaron en forma de placas cocidas donde plasman una literatura indestructible.

  • Babilonia(Ciudad mercantil)

Significa “puerta de Dios”, fue una de las ciudades más importantes de la antigüedad, cuya localidad esta hoy en día marcada por una amplia zona en ruinas al este del río Éufrates, a 90 Km. Al sur de Bagdad, en Irak.

Babilonia fue la capital del Imperio babilónico durante los milenios II y I a.C.

En la antigüedad, la ciudad se beneficiaba de su posición en la importante ruta comercial por vía terrestre que conectaba el golfo Pérsico y el Mediterráneo.

Esta cuidad fue reinada durante 2000 años antes de cristo por el rey Hammurabi quien hizo una recopilación de 300 leyes grabadas en un bloque de basalto de dos metros y medio, el cual constituye el código más antiguo del mundo.

Con Hammurabi, hay que relacionar el invento de la escritura cuneiforme, la cual fue en un principio una escritura de imágenes, pero se estilizó y las imágenes se fueron convirtiendo en talladuras de líneas rectas en forma de cuña.

  • Mesopotamia

En griego, “entre ríos”, se convirtió en uno de los primeros centros de civilización urbana, situada entre los ríos Tigris y Éufrates, en la zona que en la actualidad ocupan los estados de Irak principalmente, Irán y Siria.

Mesopotamia era un país llano abierto a todas las influencias y susceptible de ejercer influencia hasta muy lejos. Se rendía culto al dios Marduk, supremo dios de la creación y el destino de los hombres.

Producción literaria

Los documentos literarios de Mesopotamia fueron descubiertos en Nínive, antigua ciudad situada a orillas del río Tigris, capital del Imperio asirio en el apogeo de su poder (c. 705-612 a.C.).

Los documentos descubiertos fueron: el poema épico-religioso de la creación “Enuma Elis” y nueve poemas épicos, de los cuales dos están consagrados a Enmerkar, dos a Lugalbanda y cinco al rey de Uruk, Gilgamesh.

Con fanatismo fustigado por un pavor inmenso, en la antigua Mesopotamia se interpretaban hasta los más mínimos detalles y acontecimientos como presagios, desde los fenómenos atmosféricos hasta el silbido de las serpientes en las escaleras de los templos; a todo se le daba una interpretación y poseían medios de conjurarlo.

Surgió una literatura de interpretación de conjuro, aplicada a las más distintas manifestaciones de la naturaleza y la vida, sin embargo, ante un hecho, fracasaron todas las interpretaciones: la muerte.

  • Egipto

Egipto ocupa la porción noroeste de África. Le rodean dos mares: el Mediterráneo, al norte, y el Mar rojo al este. Libia y Sudán son los países que conforman sus otras dos fronteras, al oeste y al sur.

Actualmente ofrece un panorama de civilización muy contrastante; por una parte, la gran cantidad de monumentos heredados de la cultura faraónica; y por otra, el desarrollo árabe, manifiesto en la formación popular y en el credo religioso, ostentado en la belleza de sus mezquitas.

El país se ha desarrollado a lo largo de una faja de terreno que flaquea al Nilo. Su capital es El Cairo, una ciudad cosmopolita.

La historia de Egipto comienza hacia el año 3200 a.C.; poseía una cultura altamente desarrollada, las finalidades del arte y la literatura, vinculadas a la religión y cualquier otra obra de arte, correspondía el tema religioso predominante de su época.

La literatura evoluciona y alcanza su madurez durante la cuarta dinastía, en la que el sentimiento de autoridad, dignidad y eternidad se afirman.

La cultura egipcia se conoce gracias al descubrimiento de la piedra Rosetta, con la cual se descifró algo de la escritura de jeroglíficos.

Este pueblo se sentía elegido y beneficiado por los dioses, la arquitectura egipcia preserva a sus muertos y esta orientada hacia la vida de ultratumba, como las pirámides de Gizeh, keops, Kefrén y Micerinos.

  • Religión Egipcia

Ningún pueblo ha llevado la creencia religiosa a tal grado como el egipcio, ésta lo obsesionó y acabo por convertirse en uno de los rasgos más sobresalientes de su cultura.

Pensaban que el cuerpo no podía existir sin el espíritu, pues ambos se complementaban; por consiguiente, la muerte fue sólo un estado transitorio entre la vida terrenal y la ultraterrena y para que esta se llevara a cabo era necesaria la conservación eterna del cuerpo, lograda con la momificación absoluta, cuyo origen se funda en la misma religión.

Los egipcios suponían que el individuo estaba animado por diversas energías inmateriales de distinta importancia. Las dos principales eran el Ka y el Ba.

Al Ka, que era su doble o imagen, se le hacían ofrendas de comida y en la tumba habitaba aparte, en la estatua del difunto, pudiendo además tener libertad de entrar y salir de la cámara mortuoria cuando lo requería.

Del Ba o alma, representado como un halcón con cabeza humana, dependía la inmortalidad absoluta. Tenía que compararse en el juicio de Osiris y declarar que el cuerpo estaba intacto.

En consecuencia, el Ka y el Ba deberían encontrar siempre completa a la momia, así como en su sitio, si por circunstancia la momia se destruía, el Ka y el Ba sufrían hasta que acababan por extinguirse en la nada; la verdadera muerte. No había pena más temible para un egipcio que esta.

Por eso sus leyes divinas y humanas castigaban a los parientes que descuidaban a la momia y el lugar en el que estaba por que se arriesgaban a la terrible venganza del difunto. La pena capital, sin apelación alguna, se aplicaba a todo aquel que osaba destruir, profanar o robar a una tumba o a una momia.

Algunos de los dioses más importantes de esta religión son:

  • RA: dios del sol, se representa coronado con un disco solar frecuentemente tenía cabeza de halcón.

  • SHU: dios del aire, lleva adornada la cabeza con plumas de avestruz.

  • TEFNUT: diosa de la lluvia, se representaba como una mujer leona o como una mujer con cabeza de leona.

  • CEB: dios de la tierra, se representaba como un hombre postrado en la tierra.

  • NUT: diosa del cielo, se representaba como una mujer postrada sobre GEB.

  • OSIRIS: dios de la naturaleza y la vegetación, se representaba como un hombre envuelto en vendas como una momia, con la cabeza coronada con una mitra adornada con dos plumas de avestruz.

  • ISIS: diosa de la luna y la felicidad, en su representación lleva la cabeza coronada por un trono.

  • SET: dios de la maldad y de la esterilidad, tiene la cabeza bestial de un animal carnicero y una cola.

  • NEFTIS: diosa de las sombras, lleva una canasta en la cabeza.

  • HORUS: dios del silencio y de la bóveda celeste, tiene la cabeza de halcón; aunque con frecuencia todo el cuerpo es de ave.

Producción Literaria

Casi toda la producción literaria del Egipto clásico se ha conocido por las inscripciones de los monumentos que han sido descifradas por los arqueólogos y lingüistas, también porque los autores griegos preservaron en sus historias importantes aportaciones, y finalmente una pequeña porción se conservó en rollos de papiro y en vendas.

La extraña y misteriosa producción literaria del Egipto antiguo no ha llegado en su totalidad hasta nosotros; sin embargo, se han recopilado varias obras de diferente época y variantes en su contenido.

A continuación se presenta este cuadro sinóptico mencionando las obras representativas conocidas, remarcando las más importantes de cada época.

Época

Obra

Contenido

Imperio Antiguo

(2300 a 2100 a.C.)

Este periodo conserva

la literatura más antigua.

Admoniciones a un sabio egipcio

La historia del campesino elocuente

Descripción de la condición del país, de la cual nadie es ajeno.

Cómo un campesino triunfa en un juicio gracias a su estilo oratorio muy artificioso.

Imperio Medio.

(2100 a 1600 a.C.)

Esta etapa corresponde a la edad de oro de la literatura clásica.

Historia de Sinuhé, el egipcio

La historia del náufrago

Disputa de un hombre con su alma

La historia de un refugiado que huye por razones políticas a Siria y su retorno posterior.

Cómo un marino es salvado por un monstruo marino amigable.

Cómo el alma de un presunto suicida lo persuade para que no cometa tal error.

Imperio Nuevo

(1600 a 1000 a.C.)

El rey Apofis y Sekenre

La historia de los dos hermanos

(cuento folklórico de gran trascendencia literaria)

Himno al sol

Contienda de Horus contra Seb

El libro de los muertos

Relato épico sobre la guerra para lograr la expulsión de los invasores hicsos y la demostración del valor del emperador Ramsés II.

Una malvada mujer logra separar a los dos hermanos.

Himnos religiosos salpicados con sentencias morales.

Narración del triunfo de Horus para quedarse con el trono de Osiris.

Oraciones rituales.

Declinación.

(100 a 300 a.C.)

Ultimo periodo de la literatura egipcia.

En este periodo la escritura corresponde al tipo jeroglífico.

Setna y el libro mágico

Lamentaciones de Iris y Neftis.

Serie de relatos populares en torno de un libro poderoso custodiado por serpientes y es- corpiones.

Drama ritual que comprende una serie de fábulas y de historias sobre animales divinos.

Características de la literatura egipcia

La literatura arcaica surgió de las antiguas civilizaciones como resultado de la voz popular. Esta transita por diversos lugares y moldea las culturas modernas.

La literatura arcaica faraónica comprende mitos, fábulas, cuentos populares, proverbios, oraciones y algunas prácticas rituales y fórmulas mágicas representadas como si fueran obras teatrales. Toda esta manifestación artística tiene en común el empleo de recursos estilísticos frecuentes en las producciones arcaicas que consistían en:

  • Repeticiones de ideas y estructuras gramaticales.

  • Paralelismo.

  • Invocación a las divinidades.

  • Manejo constante de la mitología.

La literatura egipcia trataba diferentes temas:

  • Moral

Aquí se tomaba en cuenta la conducta y las acciones humanas para que se encaminaran al bien de sí mismo y de la comunidad. .

  • Fantasía

Aquí se hablaba sobre apariciones, espectáculos e imágenes que surgen en la mente, al conjuro de palabras o situaciones que las suscitan. Mediante la fantasía se describen escenarios y personalidades fastuosas.

  • Mitología

Se hablaba sobre Historias fabulosas de los fenómenos y aconteceres cotidianos deificándolos para que aparezcan favorablemente inclinados al bienestar humano.

  • Exageraciones mitológicas y literarias

Aquí se utilizaba el uso moderado de recursos literarios como la repetición, el pleonasmo, la polisíndeton, el difrasismo, el paralelismo, los estribillos, los símiles y las exageraciones.

  • Inventiva

Con mucha capacidad ingeniosa, se fingen hechos de manera brillante y colorida, a fin de favorecer explicaciones mágicas.

  • Simbolismo

Se expresan ideas por medio de figuras que tienen significado convencional.

  • Temática primaria

Aquí se tocan asuntos como la creación del mundo, la primera pareja, el diluvio, etc.

  • Intención didáctica

Aquí se pretende adiestrar al hombre para que pueda valorar la grandiosidad de la obra de los dioses en la naturaleza y en él mismo.

  • Religiosidad

Se habla sobre el conjunto de creencias, normas morales, y actos de culto mediante los cuales el hombre desea unirse con Dios para alcanzar la vida eterna. Los primeros cultos fueron naturistas, politeístas y fetichistas.