Literatura antigua. Iliada; Homero

Hindú. Hebrea. Árabe. Griega. Sánscrita. Períodos. Desarrollo. Influencias. Acontecimientos. Libros y obras. Manifestaciones. Representaciones. Letras griegas. Épica. Poema épico. Argumento. Personajes. Narración

  • Enviado por: Pablo Mayorga
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Contexto Histórico.

La Literatura Antigua, como la Hindú, la Hebrea, La Árabe y la Griega contaron con un carácter eminentemente religioso dedicada a los Dioses, y sus creencias que a ellos les parecía más importante resaltar.

Los períodos en los que se desarrollo el nacimiento de la Literatura Antigua hubo invasiones a los diferentes pueblos y que de una u otra manera modificaron los estilos de vida y costumbres de cada uno de ellos, inculcando también los suyos que tuvieron mucho que ver en los cambios obtenidos en el área de la literatura y las formas de escritura de la misma en los diferentes pueblos. Sin embargo esto no ocurrió en todos, ejemplo de ello es la Hebrea en la cual tuvieron que pasar distintos acontecimientos históricos y de gran importancia para que éstos fueran relatados con lujo y detalle en los libros escritos.

La Literatura Sánscrita tiene dos períodos el “Período Védico”en que la India por ejemplo se vio invadida por los años 2.500 y 1.500 a.C. Éste período se caracterizó por tratar literalmente temas referidos a la religión, al culto y a la sabiduría. Entre los valores resaltados en el período védico se encuentran la verdad, la bondad, el afecto y la justicia. Para el pueblo Hindú la vida en la tierra era pasajera y despreciable, mientras que en las vidas futuras estaba puesta la esperanza. Y otro lapso de tiempo llamado “Período Postvédico” que duro entre los años 300 a.C. - 300 d.C. en donde se narran diferentes historias enfocadas a distintos ámbitos como la lucha, leyes, historias de amor y poemas filosóficos.

La Literatura hebrea existe desde el siglo XII a.C. y se desarrolló principalmente en Palestina que es una región localizada al norte de Egipto. Palestina tuvo como primeros pobladores a los hebreos los cuales iban en busca de la Tierra prometida y llegaron a esta región, sin embargo, como Palestina era un lugar sumamente codiciado por los países que lo rodeaban la estancia de los hebreos estuvo siempre llena de luchas y dificultades y aún en la actualidad no han encontrado un lugar fijo para establecerse y se encuentran distribuidos en todo el mundo.

En cuanto a la literatura vemos que se encuentra comprendida en la Biblia la cual fue inspirada por Dios solamente que dicha inspiración se amoldó a las diversas inteligencias que participaron en ella de ahí que encontremos libros que tienen un magnífico estilo literario y otros que carecen por completo de este. 

La Literatura Árabe desde el siglo IV d.C. hasta la aparición del Islam (aproximadamente en el 622 d.C., año de la Hégira), atravesó por un período que se ha denominado “Época de Ignorancia”. No se conservan muchos textos de esta época; la prosa árabe preislámica consistía en relatos breves de antiguas leyendas, proverbios y sentencias producto de la labor de los oradores de las tribus.

Los antiguos habitantes de Grecia, los pueblos de las civilizaciones egea y micénica, poseyeron una literatura oral compuesta en su mayor parte por canciones que hablaban de las guerras, las cosechas y los ritos funerarios. Los helenos se apropiaron de estas canciones en el segundo milenio a.C. y, aunque no se conserva ningún fragmento, los cantos de los aedos dedicados a los héroes prefiguran la poesía épica.

La literatura de los pueblos de habla griega desde finales del segundo milenio a.C. hasta la actualidad. Se desarrolló como expresión nacional con escasas influencias exteriores hasta el periodo helenístico y tuvo un efecto formativo en toda la literatura europea posterior.

4

La épica griega alcanzó su máximo esplendor con la Iliada y la Odisea de Homero, aunque se cree que pueden ser obra de una sucesión de poetas que vivieron a lo largo del siglo IX a.C. Escritos en dialecto jónico con mezclas eólico, la perfección de sus versos hexámetros dáctilos indica que los poemas son la culminación, más que el principio, de una tradición literaria. Los poemas épicos homéricos se difundieron en las recitaciones de cantores profesionales que, en sucesivas generaciones, alteraron el original, actualizando el lenguaje. Esta tradición oral se mantuvo durante más de cuatro siglos.

Otros acontecimientos míticos y heroicos que no se celebran en la obra homérica o que no se narran en su totalidad, se convirtieron en el argumento de varios poemas épicos posteriores, algunos de cuyos fragmentos se conservan. Un grupo de estos poemas épicos, compuestos entre 800-550 a.C., por un número indeterminado de poetas conocidos como poetas cíclicos, tratan de la guerra de Troya y la expedición de Los Siete contra Tebas. Entre los poetas épicos conocidos, casi todos posteriores, se cuentan Pisandro de Rodas, autor de la Heracleia, que trata de las hazañas del héroe mitológico Hércules; Paniasis de Halicarnaso, que escribió una obra también llamada Heracleia, de la que sólo se conservan algunos fragmentos, y Antímaco de Colofón o Claros, autor de la Tebas y considerado fundador de la llamada escuela de poesía épica. Antímaco influyó poderosamente en los poetas épicos alejandrinos posteriores.

La crítica textual contemporánea ha establecido que varias de las obras atribuidas en un principio a Homero son de autoría posterior. Las más tempranas son, probablemente, los llamados 34 himnos homéricos, fechados entre el 700 y el 400 a.C., una magnífica serie de himnos a los dioses escritos en hexámetros dactílicos. Entre otros poemas semejantes destaca la burlesca Batracomiomaquia.

En el siglo VI a.C., el poeta Anacreonte escribió alegres poemas sobre el vino y el amor en varios metros líricos; sus obras posteriores, similares en tono y tema, se conocen como anacreónticos. También escribió dísticos (pareados) elegíacos, epigramas y poemas en metros yámbicos.

La lírica coral surgió en el siglo VII a.C. obra de poetas que escribieron en dialecto dórico, dominante en la región de Esparta, y que se utilizó incluso en épocas posteriores cuando los poetas de otros lugares de Grecia adoptaban este género lírico. Los poetas espartanos fueron los primeros en escribir de esta forma canciones para celebraciones públicas religiosas. Más tarde lo hicieron para celebrar triunfos personales, como, por ejemplo, una victoria en los juegos olímpicos.

Otro género que se desarrolló en el siglo VI a.C. fue un tipo de poema filosófico relacionado con la épica y escrito por filósofos griegos como Empédocles, Jenófanes y Parménides. Los primeros textos en prosa que han llegado hasta nuestros días datan de finales del siglo V a.C.; los más interesantes, sin ninguna duda, son los dedicados a la medicina atribuidos al médico Hipócrates

5

Manifestaciones y Representaciones.

El primer historiador griego, Heródoto, escribió una crónica de las guerras persas (500-449 a.C.) en dialecto jónico. Su principal obra, Historias, es apreciada por su rica información sobre la Grecia antigua, así como por su estilo sugestivo. Tucídides fue el primer gran escritor ático de prosa, y con su Historia de la guerra del Peloponeso se ha ganado el título de primer historiador crítico. Las principales obras literarias del historiador y soldado Jenofonte fueron Anábasis, un relato de los mercenarios griegos que trataron de escapar de Persia; Memorabilia, una refutación de los cargos aportados contra Sócrates, junto con impresiones personales en forma de diálogo sobre su carácter y su filosofía; y Hellenica, en la que Jenofonte prosigue la historia de los griegos en el punto en que Tucídides la dejó. Un historiador posterior, Timeo, escribió una historia de Sicilia y se tiene noticia de que inventó el método de calcular el tiempo en las Olimpiadas.

La tragedia, tal y como hoy se la conoce, se cree que fue creada en el siglo VI a.C. por el poeta ateniense Esquilo, que introdujo el papel de un segundo actor, aparte del coro. Sus tragedias, cerca de 90, versan sobre temas tan excelsos como la divinidad y las relaciones de los seres humanos con los dioses. Únicamente siete de sus obras han llegado hasta hoy, entre ellas Prometeo encadenado, que narra el castigo de Zeus al titán Prometeo, y la Orestiada, trilogía que retrata el asesinato del héroe griego Agamenón por su mujer, el de ésta por su hijo Orestes y el posterior destino de Orestes.

El segundo de los grandes trágicos griegos fue Sófocles. La admirable construcción de sus tramas y la manera en que sus temas y personajes despertaban al mismo tiempo piedad y temor, llevaron a Aristóteles y a otros críticos griegos a considerarle como el mejor autor de tragedias. Su Edipo rey constituye un epítome del género trágico. De las más de cien obras que escribió Sófocles, sólo se conservan siete tragedias, una obra satírica y más de mil fragmentos. Fue el primero en introducir el tercer actor en la escena, innovación que más tarde adoptaría Esquilo.

Eurípides, coetáneo de Sófocles, fue el tercer gran autor de teatro. Escribió cerca de 92 obras, de las que se conservan 17 tragedias y una obra satírica completa, Los cíclopes. Se le considera más realista que sus predecesores, especialmente en la agudeza psicológica de sus personajes, por lo que para algunos críticos es el dramaturgo griego más moderno. Entre sus obras principales sobresale Medea, cuyo argumento gira en torno a la venganza llevada a cabo por la hechicera Medea contra su marido Jasón; e Hipólito, que trata del amor de Fedra por su hijastro Hipólito y su destino tras ser rechazada.

6

LITERATURA HEBREA: La literatura hebrea esta constituida fundamentalmente por el conjunto de los textos comprendidos en el Antiguo Testamento.

Los libros antiguos del Testamento fueron escritos en antiguo hebreo y suelen clasificarse en los siguientes grupos:

1.-Libros históricos.

2.-Libros poéticos.

3.-Libros proféticos.

4.-Libros filosófico morales.

LIBROS HISTORICOS: Los libros históricos son el Pentateuco, el libro de Josué, el de los Jueces, el de los Reyes, los Parralipomenos, el de Esdras, el de Nehemías, los de los Macabeos, etc.

LIBROS POÉTICOS: Los hebreos adoptaron una peculiar modalidad poética llamada paralelismo. Consiste en la concordancia o contraposición de dos ideas, en dónde surge un ritmo de pensamiento. Ejemplos:

En toda la Biblia se encuentran trozos poéticos.

Los Salmos son composiciones destinadas a ser cantadas en ceremonias religiosas.

El cantar de los cantares se atribuye a Salomón y tiene carácter erótico.

LOS LIBROS PROFÉTICOS: Los profetas se proponían en sus cantos la finalidad de mantener viva entre sus compatriotas la fe en Dios único y la confianza del pueblo hebreo en la gloriosa restauración de su pasada grandeza.

LOS LIBROS FILOSOFICOMORALES: Proponen normas y enseñanzas para la conducta virtuosa del hombre.

7

Introducción.

Para comenzar el trabajo constara de tres partes en las cuales se podrán analizar todo lo referente al desarrollo de la Literatura Antigua.

Con ello presentaremos o daremos a conocer las principales obras de esta época que fueron fundadoras y pilares de nuestra escritura actual y que además sirven, aún hoy en día, como inspiración de dramatizaciones tanto en el cien como en el ámbito teatral que se realizan en todas partes del mundo.

También examinaremos y estudiaremos el contexto de toda esta maravillosa era en donde lo mitológico y lo legendario toma parte en los movimientos y escrituras que se verán descritas en este informe.

Con todos los datos recuperados y encontrados lograremos dar a entender que la Literatura Antigua fue una de las más brillantes por su significado histórico, sus valores y sobre todo su gran valor donde el pensar y el vivir destacaban entre lo más importante.

Un punto importante dentro del trabajo será el análisis que se hará a una obra determinada de esa época en donde resaltará lo más llamativo de ella y que también servirá para comprender un poco más el contexto histórico que se vivía y como se desarrollaban dentro de su ambiente con sus creencias, costumbres, etc.

3

Índice.

Índice……………………………………………………………………………………….2

Introducción………………………………………………………………………………..3

Contexto Histórico……………………………………………………………………..4 - 5

Manifestaciones y Representaciones………………………………………………….6 - 7

Análisis Obra...………………………………………………………………8 - 9 - 10 - 11

Conclusión.………………………………………………………………………………..12

Bibliografía ……………………………………………………………………………….13

2

Conclusión.

Podemos concluir que hablar de Literatura Antigua es hablar mayoritariamente de Literatura Griega en general, y que en todos resulta maestra la clásica temática de la poesía helena, así como la de su filosofía que es el origen directo de todas las formas de cultura posterior.

Las Literaturas que han brillado más luminosamente en nuestro mundo conservan el estilo sobrio de los griegos, y todo movimiento de la cultura sean del Medieval, el Renacimiento, en Neoclasicismo o el Renacimiento ha experimentado la necesidad de fijar su significación en el legado cultural de la Antigua Literatura.

También, como se planteo en la introducción, podemos decir claramente que toda la Literatura Antigua esta muy ligada a lo que es el ámbito religioso, el cual se representa en muchas de las obras antiguas como lo fue “La Iliada”, “La Odisea”, la “Biblia”, etc. Todas ellas simbolizan el estado en que se vivía y todo lo que envolvía al mundo en ese determinado tiempo de la historia.

El pensamiento de muchos de antiguos filósofos griegos conservan su valor propio desde hace veinte siglos, lo que los hace muy importantes ya que no todos tienen ese privilegio.

Un punto importante es el desarrollo de esta época en donde de a poco fue evolucionando hasta llegar a tal punto de trascender en la historia tanto por sus obras como por el grana significado que ellas tienen aun hoy en día.

12

Resumen Obra “La Iliada”

(Homero)

Compuesto de 24 cantos, el poeta narra en 51 días un episodio del último año de la guerra de Troya.


La Iliada es la crónica de nueve días críticos en el asedio de Troya por el ejército griego. Si bien la totalidad de los personajes son probablemente fruto de la fantasía, desde que en el siglo XIX fueron descubiertas las ruinas de la ciudad en la costa occidental de la actual Turquía se tiene la certeza de que Troya existió y que fue destruida en el siglo XII a.C. -es decir, 400 años antes de la obra de Homero- por un ejército micénico, tal vez a causa de una lucha por el control del comercio. Y en ese hecho histórico halló el autor la inspiración para crear el más importante poema épico jamás escrito. La obra bien pudiera titularse La cólera de Aquiles, pues es la disputa de este héroe con el rey de Micenas Agamenón el eje de la epopeya.

Homero inicia diciendo que su poema se trata del enojo de Aquiles y de cómo el enojo les cuesta la vida a muchos aqueos. Después dice que él que empezó todo el problema fue Apolo. Crises, que es sacerdote de Apolo, le pide a Agamenón que le regrese a su hija. Agamenón le dice que la mujer es suya y que no de lata. Crises le reza a Apolo para que castigue a los aqueos por no regresarle a su hija y Apolo les dispara con su arco de plata (lo que en pocas palabras quiere decir que los griegos se empezaron a enfermar.) Esto sucede por nueve días por lo que Aquiles se harta y convoca a una junta para saber que está pasando. Calcante, un adivino (significa que está en contacto con los dioses) les dice que Apolo los está matando porque Agamenón no regresó a la hija del sacerdote. Aquiles se enoja porque cree que no debe regresarla. Agamenón y Aquiles empiezan a discutir. Agamenón dice que deben regresar a la mujer, y Aquiles dice, Si la tengo que regresar... me quedo con tu mujer, Briseida. Aquiles se enoja porque lleva 10 años peleando para Agamenón y ya esta harto. Agamenón no se retracta y pide a la mujer de Aquiles. Aquiles casi lo mata pero Atenea (Diosa de la Sabiduría) interviene. Entonces Néstor trata de calmar las cosas pero fracasa. Agamenón libera a la mujer, Criseida y así toma a la mujer de Aquiles. Aquiles deja de pelar. Después, Aquiles va a llorarle a su mami, Tetis, que es la diosa del mar. Le pide que interceda ante Zeus para que los Troyanos ganen la guerra mientras que Aquiles no este peleando para que Agamenón le pida que regrese. Tetis va con Zeus y se lo pide. Zeus duda al principio, pero acepta porque su esposa, Hera, apoya a los aqueos y le gusta hacerla enojar.


El conflicto entre Aquiles y Agamenón tiene su origen en el dios Apolo. Los dioses del Olimpo son presentados pletóricos de poder, pero adornados con las mismas virtudes y defectos de los seres humanos. Según sus preferencias o simpatías, unos dioses ayudarán a los griegos (o aqueos, como los llama Homero) y otros a los troyanos. En este caso, Apolo exige, por medio de un oráculo, que sea devuelta a su país de origen la joven Criseida, capturada por los aqueos en Crisa durante la campaña y que correspondió, en el reparto del botín, al propio Agamenón. Éste acepta devolverla, pero a su vez reclama en compensación que Aquiles le entregue a su esclava Briseida. Aquiles, rey de los mirmidones, obedece pero, irritado, se retira de la lucha contra Troya y permanece en sus tiendas junto con todo su ejército. El abandono del héroe, hijo de Peleo y de la diosa Tetis, resulta funesta para el resto de los aliados griegos, que sufren graves reveses a manos de los teucros (troyanos). Sólo cuando son heridos la mayoría de los jefes aqueos -Ulises, Diomedes, Ayax Telamonio e incluso Agamenón- y su campamento se ve cerca de caer en manos del enemigo, accede Aquiles a que los mirmidones regresen al combate, si bien mandados por Patroclo y permaneciendo él mismo al margen. El héroe troyano Héctor, hijo del rey Príamo, logra dar muerte a Patroclo con la ayuda de Apolo, el mismo dios causante de la cólera de Aquiles, el cual regresa por fin a la batalla y mata a Héctor, cuyos funerales ponen fin al poema.

8

Contexto Obra.

Quizá una de las razones que más ha pesado en los investigadores al momento de atribuir a un solo hombre la creación de tan extensos poemas, se deba a la imposibilidad que vieron en que alguien pudiera recordar tal cantidad de versos en su memoria, esto considerando que en la fecha de componer Homero la Ilíada, hacia el año 750 a.c., lo hizo para ser transmitida en forma oral, sin apoyo de la escritura. Ésta consta de 15.690 versos y la Odisea con cerca de 12.000, pero si se piensa que estos poemas fueron compuestos para ser recitados no debería de extrañar su memorización por parte de los poetas profesionales como eran los aedos, más aún si sabemos que éstos utilizaban una serie de fórmulas en sus composiciones, lo que les permitía manejar de mejor manera sus habilidades. Si bien no se sabe la fecha exacta en que la Ilíada fue puesta por escrito, se puede afirmar que a contar del siglo VI a.c. tuvo difusión oral y escrita. Los manuscritos que conservan los textos están en papiros escritos entre los siglos III a.c. y VII d.c. en un griego antiguo mezclado con algunos dialectos y formas exclusivas de la lengua artística de la épica arcaica. En la forma lingüística de los poemas épicos arcaicos encontramos rastros de varios dialectos: jónico, micénico, arcadio, eólico, incluso del ática. Recordemos que el alfabeto griego fue inventado alrededor del 800 a.c. Respecto a las fórmulas utilizadas por los aedos, éstas contenían bastantes repeticiones y estructuras determinadas que ayudaban al poeta a recordar los hechos narrados. Existían temas típicos, historias, catálogos y batallas vastamente conocidas que variaban muy poco de acuerdo al aedo que las recitara. Muchas partes comenzaban con versos repetidos, discursos y epítetos aplicados permanentemente.

También está claro que los cantos originales sufrieron leves variaciones de parte de otros poetas, pero la esencia original de los poemas se ha mantenido. Los textos están escritos en hexámetros y constan de veinticuatro cantos, originalmente designados con las letras del alfabeto griego. Tampoco se puede desconocer que Homero construyó la Ilíada y la Odisea tomando muchas tradiciones y leyendas cantadas por otros aedos, pero dándoles él la forma y contenido conque han llegado hasta nosotros. Sin el genio poético de Homero no habrían sido posibles estos notables poemas, que siguen siendo leídos después de transcurrir más de dos años. Hasta mediados del siglo XIX muy pocos creían en la posibilidad de que los hechos narrados por Homero tuvieran un origen histórico y los consideraban solamente creaciones poéticas a partir de la imaginación de su autor, aunque durante la Antigüedad los hechos narrados fueron considerados como historia verdadera. La certeza de que los poemas partían de un núcleo histórico sólo nació tras el descubrimiento de las ruinas de Ilio por Heinrich Schliemann en 1870 y sus excavaciones posteriores en Micenas.

Los acontecimientos que dan vida a la Ilíada y Odisea ocurren dentro de la Edad de Bronce y en el período de esplendor de la era micénica. El hallazgo dejó al descubierto nueve niveles que corresponderían a nueve ciudades, al parecer, sucesivamente asoladas por hordas guerreras. Las ruinas fueron halladas en la colina de Hissarlik (a unos cuatro kilómetros de la desembocadura del río Escamandro), siendo la cantada por Homero la sexta de las ciudades descubiertas. Se piensa que la invasión de los aqueos se habría debido no a un afán colonizador sino a una expedición guerrera con el fin de robar los tesoros de la opulenta Ilio y arrasarla, anulando de esta manera su dominio sobre la región. La ciudad se ubicaba estratégicamente en las cercanías de la entrada del estrecho de Helesponto (hoy Dardanelos) paso obligado hacia las tierras orientales, por lo que los troyanos cobraban elevadas sumas a los mercaderes que cruzaban por su territorio para evitar la travesía marítima por aguas difíciles de navegar. El rapto de Helena -esposa de Menelao, rey de Esparta- por Paris y la posterior expedición para rescatarla es el recurso poético de la
historia, el entorno mítico de la narración.

9

XVII - XII a.C.

Los micénicos son "ancestros" de los griegos - corresponden a la fusión entre pueblos existentes en la región desde mucho antes e inmigrantes indoeuropeos que invadieron Grecia alrededor del XVII a. C. -, y poseyeron una cultura bastante esplendorosa. Controlaron buena parte del Egeo en esos tiempos, y se cree, a partir del descubrimiento de "Troya" a fines del siglo XIX, y tras los posteriores estudios arqueológicos, que posiblemente invadieron esa ciudad del Asia Menor (Troya) a mediados del siglo XII.

VIII a.C.

Un bardo muy avezado del Asia Menor (de Jonia), al que se conoce como Homero, compuso este poema monumental que es La Iliada, en el que se "condensan" todos esos siglos de transmisión oral de una manera magistral. La tradición dice que Homero no escribió el poema, aunque siguen las investigaciones al respecto.

IV a.C.

De todas maneras La Iliada perduró en el tiempo a través de su continua representación, ya que el poema era adorado por los griegos. La creencia indica que fue uno de sus admiradores, el dictador Pisístrato, quien mandó a sus hijos Hipias e Hiparcos a que "escribieran" La Iliada, es decir, que pusieron en papiro los 24 cantos y sus 15.693 versos, ya que temía que entre tantas representaciones los aedos fueran cambiando el poema y se perdiera su magia. En el 520 a.C. ya circulaba en Atenas una versión normalizada de La Iliada.

Personajes Principales.

Personajes principales:

Aquiles: Él es hijo de Peleo y de Tetis la diosa del mar. Es el mejor guerrero aqueo. Le habían dicho que tenía la opción de luchar contra los troyanos y morir joven o no luchar y vivir una larga vida. Él decidió luchar.

Agamenón: Él es el aqueo principal. Es el jefe pero no el mejor guerrero. Su hermano Menelao está casado con Helena.

Menelao: Hermano de Agamenón y rey de Esparta. Está casado con Helena y su honor es la razón por la cual pelean los aqueos.

Helena: Ella es la mujer por la que empezó la guerra de Troya. La diosa Afrodita se la regalo a Paris porque el votó por Afrodita como la diosa más bella del Olimpo, con esto empezó la guerra. A ella como que no le gusta mucho Paris.

Alejandro (Paris): Él es el príncipe de Troya, hijo de Priamo y hermano de Héctor. Por su culpa empezó la guerra. Es un niño bonito que prefiere estar en la cama que peleando.

Héctor: Él es hijo de Priamo y Hécuba, esta casado con Andrómaca, es hermano de Paris, y el mejor guerrero troyano. Él es el troyano bueno. Su hermano Paris es el causante de la guerra y Héctor lucha por él. Es buen padre y esposo y además es muy agradable.

10

Priamo: Rey de Troya.

Odiseo: Guerrero aqueo que se supone es muy astuto. Él es el personaje personal de la Odisea, también escrita por Homero.

Ayax: Hay dos de estos tipos. Son aqueos. Cuando se refieren a los dos les llaman Ayaces. Él más importante se llama Telemonio Ayax, hijo de Telemón, Ayax el Grande, o Gran Ayax. Es realmente un guerrero supremo, a pesar de no recibir ayuda de los dioses les gana a todos.

Patroclo: El mejor amigo de Aquiles. Cuando lo matan, Aquiles se involucra de nuevo en la lucha.

Afrodita: La diosa del amor. Ella apoya a los troyanos porque fue quien le dijo a Paris que se llevara a Helena.

Apolo: Dios del sol. Él empieza la pelea entre Agamenón y Aquiles. Está de parte de los troyanos.

La Narración.

La Iliada, a diferencia de la Odisea, trata sobre muchos asuntos del remoto pasado. Sin embargo, en lo que se trata del presente, la Guerra de Troya, las diversas deidades (que interfieren en los asuntos de nosotros los mortales) deben entenderse como alusiones a diversos planetas. Por lo tanto, la narración, desde un principio, es una detallada efemérides de configuraciones planetarias. Los hombres que participan en la narración, todos, poseen una identidad totémica de alguna criatura del reino animal (que no es el hombre mismo). Es por esta razón que dánaos y troyanos por igual carecen de voluntad propia, y, como todas las criaturas del reino animal (a excepción del ser humano), obedecen a las fuerzas invisibles de la naturaleza que se manifiestan en diversas épocas del año, año tras año