Lírica Monodica: Arquíloco, Anacreonte, Safo

Lírica popular y literaria. Poesía elegiaca. Autores

  • Enviado por: Alterego
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

3. LÍRICA MONODICA: ARQUÍLOCO, ANACREONTE, SAFO.

El nombre de lírica procede de la palabra griega “lurikós” (canto acompañado con una lira). Pero posteriormente se aplicó a las composiciones poéticas que trataran temas y sentimientos subjetivos en contraposición a la narración objetiva de la épica; además también se utilizaban flautas, cítaras,…

Existe la lírica popular(improvisada en fiestas y celebraciones) y, a partir del s. VII a. C., la lírica literaria(composiciones ya escritas y cuidadas).

En la lírica importa el “yo” subjetivo dirigido a un “tú”

Lo característico de la lírica es su homogeneidad y variedad como se ve en los siguientes rasgos contrapuestos a la épica:

  • La lírica contiene poesía, música y danza (sólo puede faltar la última).

  • Variedad de metros y diversidad de estrofas (frente al hexámetro épico).

  • Variedad de intérpretes: una persona, un coro, o alternancia entre ellos.

  • Variedad lingüística: los dialectos se utilizaban dependiendo del tipo de composición que iba a ser creado (aunque no fuera el propio dialecto).

  • Variedad temática: temas en forma de plegarias, arengas militares, reflexiones sobre temas humanos, requiebros amorosos, ataques, insultos, etc.…

  • Conciencia de autoría (el poema se siente propio y no producto de las musas).

La lírica se divide en coral (cantada por un coro) y monódica (por un solista o el poeta); ésta última se divide en elegiaca, yámbica y mélica:

-La poseía elegiaca era en origen un canto de duelo acompañado de flauta, pero pasa a una temática que abarca los intereses humanos (elegías eróticas, políticas, sentenciosas,…), con gran frescura. Compuesta en jonio con dísticos elegiacos.

-La yámbica, es en origen una sátira cantada, pero la música se redujo a un acompañamiento de apoyo. Se usaba para la invectiva, lo burlesco y obsceno. Sus representantes son Arquíloco (inventor), Semónides e Hiponacte. Está compuesta en jonio y metro yámbico.

-La mélica: se componía en diversos dialectos locales cantada al son de la cítara o lira. Uso de metros muy variados (mayor diversidad de ritmos musicales). Destacan Safo y Alceo, de la escuela de Lesbos (esta poesía reflejaba la sociedad aristocrática, en dialecto eolio con versos coriámbicos: troqueo y yambo y esquemas estróficos cerrados). Existe también una escuela jonia más intimista con poemas con un eco festivo (Anacreonte es su representante principal).

Estos poemas suelen tener pequeña extensión y ser divididos en 3 partes: proemio: invocación al dios y presentación, cita al poeta y referencia al aquí y ahora); centro: contraste y reflexión, argumentación y exposición de sentimientos del poetas (también es muy frecuente el mito); y epílogo: vuelve al tema del proemio y se dirige al destinatario o dios y se pide felicidad y éxito, o también se menciona al poeta.

Dentro de su uniformidad el conjunto es armónico y libre.

ARQUÍLOCO DE PAROS (mediados del s. VII a. C.)

Primer poeta lírico del que se conservan escritos sobre sus emociones. Toma su experiencia como punto de partida pero no es autobiográfico. Personalidad marcada y rebelde y agresivo en una sociedad aristocrática le costó algunas enemistades. Plasmó sus pesares como hijo de un noble y una esclava, desdichado en amores y aventurero. Es el maestro de la elegía; sin perder la retórica homérica introduce un lenguaje innovador y cercano a lo espontáneo.

Su sello es la enorme sinceridad, entregándose a sus emociones. Conocido como “escorpión” por su personalidad apasionada violenta y atrayente, era capaz de mostrar un gran odio y desear grandes males a sus enemigos, y, en contraposición mostrar una sincera ternura y delicada sencillez. Fue considerado un innovador de talla homérica.

SAFO (siglo VI a. C)

Primera poetisa occidental y voz lírica griega por antonomasia, procedente de Lesbos. Los aspectos biográficos o de su conducta, o el círculo de muchachas de Lesbos no son relevantes. Lo interesante es que Safo descubrió valores nuevos en la historia del espíritu griego. Safo trató el amor en su totalidad: la espera amorosa, los celos, la infidelidad, la añoranza de la persona amada, e incluso la patología del enamorado.

Emplea el dialecto eolio (el más delicado y grácil) jugando con las imágenes y elaborando un clima de desbordante sensualidad convirtiéndose en palabra musical. Imágenes nuevas, alusiones a la noche, Luna, o estrellas enriquecen los poemas de depurada técnica. Safo domina las claves de la verificación y métrica; inventó la estrofa sáfica.

ANACREONTE (siglos VI y V a. C.)

Nació en Jonia. Se vio obligado a viajar, influyendo en los ambientes refinados de la aristocracia en las cortes de varios tiranos. Tuvo una larga vida (casi 90 años), por lo que pudo ver el mundo desde diversas atalayas. Samos, Tesalia, Abdera y Atenas son los lugares que marcan los distintos jalones de su producción, que tiene tres elementos centrales: el banquete y el vino, el amor y las etapas de la vida humana y, en especial, la vejez.

Llega, como Safo, pronto al lector actual por sus variados metros, lenguaje claro y realista, imágenes sencillas y sus reflexiones y profundas. En la época helenística y bizantina se gestaron los poemas anacreónticos, de gran popularidad en Europa a partir del s. XVI, resultantes de trivializar y frivolizar los temas de Anacreonte, por lo que se separan de los de su figura.