Liderazgo

Filosofía. Ética. Líder. Cualidades. Concepto. Funciones. Líderes militares. Aptitudes. Mando. Autoridad. Órdenes

  • Enviado por: DaddYcHEo
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


  • El líder y sus cualidades

  • El líder es aquella persona que va a la cabeza de una idea y es seguido por los demás.

    Se trata de la importancia en la formación del dirigente como persona y de la importancia del autoconocimiento, como base para un mejoramiento progresivo.

    Decididamente, hay que incorporar al desarrollo profesional aspectos de índole personal. Para incrementar la eficacia no es suficiente que juguemos a ser el mejor, sino a "ser más uno mismo",

    En la formación "Standard" del dirigente -sobre todo en el ámbito del liderazgo profesional -se cultiva primordialmente el "Yo profesional": calculador, con decisiones basadas exclusivamente en datos, apoyado en una sólida formación científica. Pero, lamentablemente, esto no es todo. Ni siquiera lo más importante. Hay personas que, con poco éxito, intentan que la gente cambie por órdenes y no por experiencias.

    La realidad es que una buena parte de lo que el dirigente de grupo debe gestionar se basa en lo afectivo. Tiene que entrenarse para "manejar los sentimientos", "rebajar la ansiedad del grupo "lidiar con motivaciones subconscientes".

    Hay, por lo menos, cuatro factores importantes que debe

    Tenerse en cuenta para que exista autoridad:

    Las cualidades personales, para que sea efectiva la actividad del jefe, varían en virtud de otras circunstancias y valores.

    Ésta es una conclusión muy importante a que ha llegado investigación. Significa que la autoridad no es propiedad del individuo, sino una compleja relación entre estos cuatro factores concepto viene a resolver la antigua controversia de si es el jefe quien hace la historia o la historia hace a éste. Ambas afirmaciones ­son verdaderas con sus salvedades.

    La relación entre líder y situación es esencialmente circul­ar. Así, por ejemplo, la estructura y directrices de la organiza. Son establecidas por la alta gerencia. En cuanto se establecen ­limitan los tipos de mando que van a ser aceptables dentro grupo.

    Concepto De lider

    La palabra "líder", proviene del vocablo leader, y sirve para designar una clase de dirigente social, reconocida por todos como más eficiente, para ejercer sobre los demás individuos de una comunidad cierta influencia, mediante estímulos adecuados que conducen a la ejecución de los propósitos del grupo.

    Su forma de conducir y orientar implica aceptación de la voluntad del grupo.

    El líder debe tener cualidades esenciales para dirigir un grupo; cada cualidad es importante ya que, como líder que es, debe conocer cómo comportarse en cada situación.

    El Liderazgo. Generalidades

    El liderazgo puede surgir del encuentro personal con los miem­bros de la comunidad o grupo humano; o de acciones o actividades indirectas, mediante ciertos símbolos; o por el uso de determina­dos medios técnicos, como la televisión, el cine, la radio, la pren­sa, etc.

    Aún más, el líder puede hacerse conocer por las personas sobre las cuales ejerce su liderazgo o permanecer oculto para que su acción indirecta opere una mayor sugestión, provocada, acaso por la misma naturaleza del ocultamiento.

    Los líderes destacan por su mayor interés en hacer efectivas las decisiones que se tomen en el grupo.

    Estimulan la acción de los demás y toman a su cargo tareas para motivar a otros a la acción.

    El líder no debe acaparar el trabajo en él, sino que debe demostrar su capacidad de dirección y distribuir los queha­ceres que conducen a la realización de las metas del grupo.

  • Cualidades del líder

  • El líder sirve de árbitro y mediador de los conflictos que surgen entre los miembros de la comunidad.

  • Reduce las diferencias y pone término, con su autoridad, a las tensiones que amenazan con destruir la cordialidad y el espíritu de cooperación comunal.

  • El líder es imparcial: si el líder se parcializa, su autoridad peligra y puede más bien estimular y provocar las divisiones.

  • Mantiene la armonía del grupo; pero cuando predo­mina solo, o en gran parte, su interés, fomenta las divisiones.

  • Las grandes tareas del líder deben centrarse en contribuir a la realización de las metas del grupo y mantener o defender la existencia de éste. Por esa existencia se justifica su liderazgo; las metas y finalidades del grupo son el objeto de su constitución.

  • También se pide al líder que sea símbolo y ejemplo para el grupo. Símbolo de su unidad, de sus aspiraciones y ejemplo que todos querrían imitar para ser cada día mejores y más eficientes.

  • el líder ha de vigilarse a sí mismo para no perder el aprecio y respeto del que se ha hecho acreedor.

  • Funciones de un líder

  • Entre las múltiples funciones de un líder está la de fijar sanciones y distribuir las recompensas, función sumamente deli­cada, porque ésta debe estar animada de gran espíritu de justicia.

    La acción, en este caso, debe referirse a las actividades dentro del grupo,

    y para que sea apreciada en su verdadero valor, debe ser oportuna y adecuada. Una palabra de estímulo dicha en un momento de decaimiento, o en uno de consagración a la obra sin recompensa, refuerza la acción de quien la realiza, así como un reproche, una amonestación, cuando alguien abandona la labor o cuando la realiza con desgano, con perjuicio para la comunidad, puede contribuir a cerrar el paso a males mayores.

  • Líder de grupo

  • El rol del líder se parece mucho al del animador; hace hablar a todos, controla la discusión, acoge todas las opiniones con neutralidad, reformula las intervenciones importantes, realiza una síntesis permanente, lleva al grupo a una correcta toma de decisiones.

    El auténtico líder es capaz de cambiar oportunamente de forma de actuar en determinados momentos. Son tan negativos la rigidez como el desconcierto.

    Las tareas básicas de un buen jefe de grupo han de ser: fijar objetivos, organizar y coordinar, motivar y comunicar, establecer unidades de medida y control, preparar personas.

    Un buen conductor de grupo debe observar, estudiar y comprender los mecanismos psicológicos que los miembros ponen en juego como "medio de ajuste o defensa" ante una nueva situación (susceptibilidad exagerada, discutir por discutir, inhibición, espíritu competitivo, tendencia al perfec­cionismo, gusto por la minucia intranscendente, dificultad en aceptar la oposición, espíritu de contradicción).A cualquier nivel, el líder más eficaz es el que 1. Organiza mejor, 2. Supervisa menos estrictamente, 3. Delega su autoridad, 4. Está más orientado a las personas (motiva­ciones e intereses) que hacia la producción o la institución. Nunca el líder debe censurar delante de todo el grupo la conducta de un miembro, por muy criticable que ella sea. Es preferible que el grupo entero manifieste su opinión.

  • Formación de los lideres militares

  • La formación de líderes es un proceso y, por lo tanto, es continuo y progresivo, que ocurre a lo largo de toda la vida.

    La finalidad de la formación de líder es obtener cambios positivos en aquellas personas identificadas como posibles líderes.

    Estos cambios pueden estar dirigidos hacia toda la persona: la actitud, el intelecto o la conducta.

    La formación de líderes debe ser para mejorar el desempeño en sus cargos actuales.

    Su intención es aumentar la capacidad individual para dirigir. A esto se le llama con frecuencia el "ayudar al crecimiento de los líderes". La formación se encuentra estrechamente vinculada a los objetivos propuestos; de tal forma, que los individuos crezcan en beneficio de la organización.

    La formación de líderes se basa en dos principios fundamen­tales: el Liderazgo se puede enseñar y los seres humanos son capaces de aprender. Aunque son pocos quienes dudan de la capacidad de aprendizaje de los humanos, hay quienes dudan de que el liderazgo se puede enseñar. Los escépticos tienden a visual izar el liderazgo como un conjunto de habilidades innatas, a la vez que piensan que "los líderes nacen, no se crean".

  • Importancia de la formación de lideres

  • La formación de líderes ayudara a Venezuela a alcanzar el triunfo en guerras futuras. La formación es una competencia; por eso, aquellos líderes que se sienten seguros de sí mismos, representan "nuestro legado más duradero para el futuro de la Fuerza Armada Nacional y de la nación".

  • Desventajas y aptitudes de un líder

  • Solamente a través de la formación de líderes, la F.A.N. espera crear un cuadro de jefes militares con capacidades, destrezas y aptitudes de mando, de responsabilidad y de equilibrio.

    Deben ser:

    • Versátiles.

    • Flexibles.

    • Profesionales.

    • Ejemplos de una buena conducta ética.

    • Diestros, tanto técnica como tácticamente.

    • Excelentes comunicadores.

    • Capacitados para solucionar problemas desde un punto analítico.

    • Emprendedores.

    • Capaces de cumplir sus funciones con un mínimo de supervisión.

    • Visionarios.

  • El mando

  • Al ejercer el mando se pueden presentar diversas categorías:

  • Los autoritarios, para los cuales el mando es la señal externa de su poder.

  • Los que sufren determinados sentimientos de inferio­ridad, sentimientos que compensan por medio del mando.

  • Los buenos organizadores, convencidos de que sus disposiciones son justas y conducen al bien.

  • Se supone que nos situamos, de entrada, en la tercera cate­goría. Para que una orden surta efecto, se lleve a cabo eficiente­mente y consiga un final feliz, se exigen determinadas condiciones.

    Éstas son algunas:

    Sólo se deben dar órdenes que han sido previamente bie pensadas y moderadas.

    Al planificar las órdenes, hay que atender a que su cumpli­miento no dé el menor motivo de crítica.

    La orden debe darse clara y distintamente, con las menores palabras posibles. Es preciso asegurarse de que no ha sido mal interpretada.

    Al súbdito, aunque esté dispuesto a obedecer, le disgusta estar bajo un mando inseguro.

    La orden debe ser convincente.

    El número de órdenes debe reducirse al mínimo. Todo lo demás pueden ser sugerencias, indicaciones, proposiciones.

    Si la orden es muy importante, debe clarificarse con todo detalle (incluso mediante diagramas o dibujos) y solicitar a quien va dirigida que repita lo que ha entendido.

    Al mandar, es importante tener presente el debido reparto de los encargos.

    Quien manda debe tener muy claro el tiempo necesario para la ejecución de lo mandado.

    Bibliografía

    • Instrucción PRE-Militar 1, Ciclo diversificado. Prof. Aura Rodríguez Díaz. 2001