LID

Técnicas de periodismo. Encabezamientos. Estructura de la noticia. Redacción de noticias. Tipos de LID

  • Enviado por: Karla
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 4 páginas
publicidad

Concepto LID

Termino en ingles que se traduce como “encabezamiento o entrada”. Designa el primer párrafo del género de la noticia, y se responde a las preguntas más importantes sobre el hecho, objeto de la información. Existen numerosos estudios sobre la configuración del LID, su extensión y su importancia.

Las técnicas del periodismo objetivo establecen que el encabezamiento de una noticia debe ser breve, directo, sin interferencias subjetivas del redactor. Algunos manuales recomiendan una extensión de 60 palabras. Asimismo, se han establecido distintas clasificaciones de los LID, según predomine uno u otro de los elementos, o bien por el estilo re-daccionales que se emplee: LID resumido, interrogativo, de suspenso. El origen de esta técnica periodística se sitúa en la guerra de secesión de los estados unidos

“Olga Dragnic”

La etimología de la palabra nos indica que es lo que va al principio de la noticia. Es la formulación de lo que es más importante de una noticia directa o de creación, respondiendo a las dos preguntas básicas: que es lo que ha sucedido y quien es el protagonista. El LID sirve para destacar el aspecto más importante y más atractivo de la noticia. En el LID se introducen los hechos y los nombres más significativos.

En el LID se deben destacar solo los puntos más importantes. En el desarrollo de la noticia esto se puede amplificar pero no repetir literalmente como si fuera un nuevo hecho.

“Petra Scanella”

LID son los primeros 2 o 3 párrafos de cualquier noticia. En la forma tradicional se supone que en la entrada se dirán todos los hechos de la historia, así como todos los hechos de la historia, así como todos los detalles más relevantes. Una entrada bien hecha, generalmente es una noticia corta como lo son las entradas de los cables de associated press que en algunos periódicos son utilizados como compendios noticiosos.

“Ray Teel Leonard”

La entrada es el escaparate de todo, o de los aspectos más importantes de la información, ya que la entrada revela la noticia entera, o sus aspectos más importantes, las partes subsiguientes de la noticia deben tener un desarrollo lógico.

“Stanley Jonson”

Como realizar un buen LID según “Petra Scanella”

Los LID varían según el tipo de noticia, pero en general puede decirse que el mejor LID es el que dirige honestamente la atención del lector hacia lo que el periodista cree que es el punto esencial o el ángulo más importante de la noticia.

El arte de escribir un buen lid tiene dos fases distintas: Una, la de separar, de un numero considerable de hechos, los mas importantes, las citas o la simple frase que según el periodista expresan, mejor el sentido total de la noticia. El segundo momento supone la reducción material del párrafo a ser posible de una sola frase para que cause el mayor impacto en el lector.

Tipos de LID

Atendiendo a la clasificación de las noticias en directas y de creación, nos encontramos con tres tipos de LID: el de las noticias simples (de un solo hecho), el de las noticias múltiples (el de más de un hecho) y el de las noticias de sumario. Este último es el LID que condensa en una frase los hechos múltiples y después los pormenoriza en el resto de frases del párrafo del LID o en párrafos sucesivos.

Existe también el LID directo y el diferido. El LID directo es el que dice en el primer párrafo que es lo que ha pasado y quien es el protagonista. El LID diferido es el que no necesariamente dice el que y el quien en el primer párrafo. Puede dejarlo para los siguientes.

Todavía quedan dos tipos de LID, el descriptivo y el interpretativo. El primero es el telegráfico; lo utilizan las agencias, los informativos de radio y de televison y en el cierre del periódico, para dar las exclusivas de lo que acaba de ocurrir. El interpretativo es el que lleva a los lectores a analizar la noticia ya desde el primer párrafo, si es directo o en los siguientes si es diferido.

Descubrimiento y evolución de el LID

A finales del siglo XIX tomo forma concreta la idea que consideraba la introducción como una de las partes más importantes de la noticia. La originalidad del descubrimiento correspondió a melvilla E. Stone, primer director de la agencia Associated Press. Stone para esto creo una regla de reducción. Esta era que para toda redacción. Esa regla es que toda introducción debe responder estas preguntas: quien, que, cuando, donde, porque y como, a esta regla se le llamo “tendedero”.

El LID de tendedero dio paso a una selección mas fina de los datos introductorias.

Una de las reformas más importantes en la redacción periodística de los últimos tiempos se hizo precisamente para salir del uso y abuso del LID de tendedero.

La extensión del párrafo inicial de las noticias paso de una media de 40 o 50 palabras a 20 o 30, muchas de ellas monosilabitas.

Con la aparición de la radio en los años 20 cambio la estructura del LID en los periódicos. En un principio siguieron igual de largos, pero con un menor numero de hechos.

El teletipo fue otro de los medios técnicos que hizo evolucionar la estructura del LID. El teletipo enviaba a los periódicos las noticias perfectamente copiadas y estructuradas, dispuestas para ponerles el titulo y en todo caso acortarlas por si fuera necesario.

Normas practicas para redactar el LID

Es el típico trabajo de mesa del periodista. La mayor parte de esa labor se realiza siguiendo la vieja forma gramatical de sujeto predicado. El LID de agencia y de cierre lleva siempre esa estructura, que es la más sencilla.

Esa formula resulta aun mas aconsejable en los lides directos y simples. Con ella se responde con mas agilidad a las dos primeras preguntas que el profesional se hace cuando intenta buscar el LID 1) ¿Que es lo mas importante de lo que ha ocurrido? , 2) ¿Quien es el protagonista de la noticia?

A veces puede suceder la paradoja de que nada interesante ocurre: el periodista es convocado a una reunión en la que nada se decide, en la anunciada rueda de prensa el personaje en cuestión repite ya lo sabido. En esos casos por desgracia demasiado frecuentes, al periodista no le cabe más que ironizar. No puede inventarse una noticia inexistente a basa de forzar un LID.