Libro del Buen Amor; Arcipreste de Hita

Literatura española de la Edad Media. Poesía y lírica medieval. Mester de juglaría. Temas

  • Enviado por: Julián Rios
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

“EL buen amor”

ENSAYO

REYNALDO ANDRES RIOS GELVEZ

CURSO 10 “B”

TRABAJO PRESENTADO AL PROFESOR

DIEGO ORTIZ

COLEGIO ALBANIA

ESPAÑOL

MUSHAISA-GUAJIRA

OCTUBRE 9-2000


EL BUEN AMOR

¿Cómo se reducen estas formas de conducta?

Hay sociedades que rechazan vehemente el destino de los hombres a causa de la

Brujería o hechicería, Dios y la religión, o el mismo amor,

Y otras más indulgentes con esos comportamientos.

¿Quién maneja el destino de los hombres: Dios, la brujería, el amor, la religión, ellos mismos...? Como se ve en esta época el Arcipreste nos muestra de una manera u otra que el destino de los hombres no estaba regido por ellos mismos sino por unas reglas que al parecer eran pocos coherentes: “Todo hombre que nace, desde su nacimiento, bajo un signo zodiacal respira, hasta el último aliento”. Se expresa un contenido que trata de que el signo bajo el que nace es el que rige toda nuestra vida y que no nos podremos despegar de el, solamente si Dios como el creador de este mundo lo desee, si no toda la vida estará determinada por la influencia del signo como en el caso del arcipreste, como lo menciona en “el libro de buen amor” que al haber nacido bajo el signo de venus estará condenado a seguir a las mujeres ya que venus es el signo del amor.

En los primeros siglos varios maestros del razonamiento griego creían en este argumento de la influencia del destino en la vida de un hombre, pero durante el transcurso del tiempo se ha ido perdiendo esta ideología, por esto hoy en día,parte de la comunidad mundial sostienen en periódicos como “El Tiempo”, revistas “Semana” y otros medios, sus creencias sobre los horóscopos como la posición de los astros en el momento del nacimiento de la persona, y a partir de esto emiten las conclusiones sobre el futuro de esa persona. Pero a su vez parte de la comunidad reflexiona de una forma diferente y no obtiene dichas creencias.

“el libro de buen amor” fue escrito por Juan Ruiz: el Arcipreste de Hita, donde la palabra Arcipreste significa clérigo y Hita significa un templo o clero, pero de este no se sabe nada a ciencia cierta. Se conocen una serie de coplas de su autoría escritas entre los años 1485 y 1489, y por el contenido de algunas es posible que las haya escrito desde la cárcel. El Arcipreste escribió en su libro una serie de coplas llamadas tetrástrofo monorrimo, estrofa de cuatro versos y entre 14 y 16 sílabas, y de un contenido muy alegre, por consiguiente tiene mas animo de divertir que de enseñar.

Muchos son los temas que se tratan en las renombradas coplas, uno de ellos es el amor, que a la vez se divide en tres subtemas diferentes. Uno de ellos es el amor hacia otra persona del sexo opuesto, que constituye en buscar a una persona con quien uno desee compartir su vida y formar una familia. También el amor hacia la familia, hacia el padre y la madre, donde se muestra el aprecio por parte de la persona. Y por último el amor hacia Dios nuestro creador, donde le damos gracias por todo lo que nos a dado, y a quien le pedimos ayuda por una cierta necesidad.

Pasando al segundo punto del problema, el cual es el amor, la mayoría de la gente cree en el amor como una sensación placentera; sin embargo, el arcipreste considera el amor como una arte que requiere conocimiento y esfuerzo, se puede ver todos los intentos que hizo el arcipreste con muchas mujeres, pero en casi todas las veces fallo. Es aquí donde se comprueba que el amor es un sentimiento que requiere mucho esfuerzo y dedicación para así lograr que dos parejas se amen mutuamente y sobretodo con sinceridad.

La totalidad de la gente cae en el error de suponer que no hay nada que aprender sobre el amor, y ello se debe a varios motivos: considerar que el problema del amor consiste en ser amado y no en amar, valorando aspectos como el éxito, ser poderoso, rico, ser atractivo, en definitiva, una mezcla de popularidad, y el amor en realidad nunca tiene que ver con esto, ya que si uno ama a una persona es porque la acepta como persona y la valora por lo que es, sin tener en cuenta cosas como su dinero.

El hecho de creer que amar es fácil y lo difícil es encontrar a quien amar, la importancia del objeto frente a la de la función, la suposición de que el problema del amor es el de un objeto y no de una capacidad; la confusión entre la sensación inicial del "enamorarse" y el permanecer enamorado cuando la otra persona ya no es desconocida y se pierde el resplandor del misterio inicial, el amor es un arte, y todo arte necesita un proceso de aprendizaje, tanto en lo teórico como en el aspecto práctico para así aplicarlo de la forma correcta y no como muchos piensan que son.

Juan Ruiz pretende demostrar que el amor no es un sentimiento fácil para nadie. Amarnos a nosotros mismos no puede lograrse sin la capacidad de amar a los demás, pero el amor no sólo es dar, también implica cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento, sobre todo una perseverancia como la del arcipreste, quien nunca se dio por vencido luchando por el amor, con sus intentos que siempre acabados en fracasos, a pesar de que tenia mucho amor hacia el mismo.

Por otra parte se puede ver el amor indescriptible del arcipreste hacia Dios, que iba por encima de todas las cosas, ese amor que nunca llego a odiar y nunca dejo a pesar de la situación en que se encontraba, lo consideraba como el amor mas intenso de todos y el mas profundo. En la comunidad mundial se ve parte de ella con sentimientos y creencias semejantes a las de el arcipreste, pero no podemos aislar que también parte de la sociedad no posee estas ideologías.

Desde otro punto de viste Juan Ruiz se expresa mal sobre el amor, por las mujeres. por que el no ha logrado localizar a una mujer que lo aprecie, esto es debido a que el ofrece su amor a todas las mujer y no espera encontrar el amor indiscutible: abandonar la miseria y desvelarse por la felicidad del otro. Sabiendo que este libro es de la época medieval y la mujer era valorada como un pecado. El Arcipreste por lo tanto no lograba descubrir la esencia de la mujer. Solo la aspiración, que es el instinto del hombre y después de poder dominarlo, que en esa época era muy difícil, se llegaba a conocer al amor.

Se puede afirmar que los horóscopos, las decisiones de Dios y el amor a si mismo están ligadamente con el destino de los hombres. Pero mas que todo el destino esta en la decisión que cada persona toma, el camino que toma, si es de una forma correcta o incorrecta, por eso siempre debemos disponernos a superar a las demás personas y a ser los mejores, luchar por nuestras metas y no olvidar la perseverancia que el arcipreste nos enseño.

Por otra parte las personas no son iguales, en este mundo la comunidad tiene derecho a tener sus propias ideologías y gustos, por esto si hay sociedades que rechazan vehemente el destino de los hombres a causa del horóscopo, Dios y la religión, el amor... Y otras que no, no le debemos dar importancia a esto, ya que todos somos libres y tenemos derecho a todo.

Revista semana viernes 6 de octubre del 2000, página 23.

“Libro de buen amor” del Arcipreste de Hita, cantiga 152 - 155, página 31.

“Libro de buen amor” desde la cantiga 123, página 26.

“Libro de buen amor” del Arcipreste de Hita, página 28.