Libre Comercio de Américas

Economía hispanoamericana. ALCA (Área del Libre Comercio para las Américas). Comercio exterior americano. Negociaciones. Procedimientos aduaneros y aranceles

  • Enviado por: Belinha
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas
publicidad

I. INTRODUCCION

El área de libre comercio de las Americas es un proyecto que nace en 1994, después de la reunión de Miami. Sus objetivos son lograr el mayor bienestar social para los países del hemisferio. 34 países se están comprometiendo para lograrlo antes del año 2005, pero aun existen divergencias en los medios para lograrlo.

Este trabajo intenta hacer un acercamiento al tema desde dos puntos de vista: argumentos a favor y en contra de este intento de integración, y algunas conclusiones de este grupo de trabajo.

II. ANTECEDENTES Y ESTRUCTURA

2.1. Antecedentes

Fechas

Reuniones

Foros

1995

Denver, EE.UU

  • Se establecen grupos de trabajos

Denver, EE.UU

  • Sector privado se reúne para discutir el proceso del ALCA

1996

Cartagena, Colombia

  • Compromisos de finalizar el proceso en el 2005

  • Creación de cuatro grupos de trabajos

  • Compromisos a facilitar oportunidades para integración y desarrollo de pequeñas economías

Cartagena, Colombia

  • Organizan talleres de trabajo sobre temas específicos relacionados con el proceso del ALCA

  • Remitieron propuestas del sector privado a los ministros de comercio

1997

Belo Horizonte, Brasil

  • Creación de un Comité Preparatorio integrado por 34 viceministros responsable del área de comercio

  • Creación del doceavo Grupo de Trabajo en Solución de Controversias

1998

San José, Costa Rica

  • Acordaron transparencia para el proceso del ALCA y participación plena de todos los países

1999

Toronto, Canadá

  • Exponen progresos concretos que deberían alcanzarse para el 2000

  • Se plantea al Comité de Negociaciones Comerciales la estructuración general del ALCA

1999

2001

  • Reconocimiento al Banco Interamericano de Desarrollo por identificar recursos de asistencia técnica para facilitar la implementación de la medidas para proceso del ALCA

  • Acuerdos sobre la eliminación de subsidios a las exportaciones de los productos agrícolas

  • Difusión de una base de Datos de Educación Materia de Comercio en un sitio del ALCA en Internet

  • Identificación de asistencia técnica relativas al comercio a través del Grupo Consultivo sobre Economía mas pequeñas.

Buenos Aires, Argentina

  • Aprobaron medidas en el área de procedimiento aduaneros designadas al intercambio comercial en el hemisferio

  • Recibieron formalmente el primer borrador de un acuerdo ALCA

  • Establecieron fechas limites para las negociaciones, Enero del 2005

  • Se publica el borrador de acuerdo del ALCA en los cuatro idiomas oficiales

  • Recomendación de métodos y modalidades para la negociación arancelaria antes del 1 de Abril del 2002

  • Creación de un Comité Técnico de Asuntos Institucionales

En la tercera Cumbre de las Américas los Mandatarios confirmaron que las negociaciones para el acuerdo ALCA concluirían a más tardar en Enero del 2005 donde se procurará su entrada en vigor lo antes posible y en todo caso no más allá del 2005.

Destacaron la importancia de asegurar la plena participación de todos los países con el fin de crear oportunidades para la plena participación de las pequeñas economías e incrementar sus niveles de desarrollo.

2.2. Estructura

El ALCA está conformado por 9 grupos de negociación, 3 comités y un grupo consultivo sobre economías más pequeñas. Los tres comités son el Comité Técnico sobre asuntos Institucionales, el Comité de Representantes Gubernamentales sobre participación de la sociedad civil y el Comité conjunto de Expertos del Gobierno y el Sector Privado sobre comercio electrónico.

Los grupos de negociación tratan sobre:

  • el acceso a los mercados

  • la agricultura: buscan acabar con los subsidios a la exportación y cualquier práctica o medida que distorsione el comercio y la producción.

  • las inversiones

  • los servicios

  • las compras del Sector Público

  • los Subsidios, Antidumping y Derechos Compensatorios

  • la Política de Competencia

  • la Propiedad Intelectual

  • la solución de Controversias

III. VENTAJAS DEL ALCA

Todos los participantes reconocen la importancia de avanzar de manera efectiva en las negociaciones para implantar una zona de libre comercio que garantice la prosperidad económica y justicia social para todos los pueblos de América y que respete las normas de la OMC.

Sabemos que existen potenciales riesgos que no hay que ocultar ni silenciar pero que también hay ciertos aspectos que pueden ser favorables a la región.

Una de las más importantes repercusiones positivas del ALCA sería el contar con la efectiva apertura del mercado de Estados Unidos y con un mayor acceso a capitales productivos que aumentaran la formación de capital fijo. Esto podría favorecer la creación de condiciones para que el incremento de producción y el crecimiento económico no se tradujeran en un mayor número de personas viviendo en condiciones de extrema pobreza. Esto será posible si no se considera el ALCA como un fin a alcanzar, sino como un instrumento que debe servir al desarrollo de las sociedades nacionales que lo van a integrar y a mejorar el nivel de vida de los sectores más necesitados.

En este caso sería realmente positivo que EE.UU. y también Canadá, abrieran efectivamente sus mercados a los productos de mayor competitividad que se producen en el hemisferio sobretodo para poder aprovechar las ventajas comparativas de los diferentes países. Aquí es vital incluir los productos agrícolas, textiles y manufactureros que tienen barreras arancelarias en los mercados del Norte.

El ALCA también va a permitir generar incentivos para la inversión nacional y extranjera gracias a las facilidades de acceso a un mercado de 800 millones de consumidores y a la garantía de estabilidad que supone el Acuerdo.

En términos generales, la inversión promueve la competitividad de una economía por constituirse en un canal importante para la transferencia de tecnología, y por la repercusión que tiene en la competencia local, en el empleo de procesos productivos más modernos, técnicas relacionadas con la organización, la administración y la gestión de la empresa y en la formación de personal técnico y administrativo más calificado.

Además, el ALCA no sólo interesa o beneficia a los gobiernos de todos estos países sino también a los empresarios del continente, quienes son los potenciales beneficiarios de las ventajas que representa el mercado ampliado que posibilitará la formación de esta área de libre comercio. Por eso resulta tan importante la confianza y el apoyo del sector empresarial y en general del sector privado de toda la región a este proceso.

La integración de la región constituye un complemento necesario de las políticas nacionales para superar los problemas pendientes y obtener un mejor grado de desarrollo. Un proceso de integración en su concepto más amplio, permitirá, sobre la base del respeto a las identidades culturales, configurar una trama de valores e intereses comunes, que ayude a los países en tales objetivos.

La integración económica, la inversión y el libre comercio son factores claves para elevar el nivel de vida, mejorar las condiciones laborales de los pueblos y lograr una mejor protección del medio ambiente.

El ALCA puede tener repercusiones muy positivas si los negociadores logran construir el ALCA que los latinoamericanos necesitan para desarrollarse. Para eso, el acuerdo no debe trabar los esfuerzos por ampliar los mercados internos de los países y el desarrollo científico y tecnológico de la región. No sólo el acceso a los mercados internacionales es un motor para el crecimiento, sino también los mercados internos de estos países.

Este aspecto del desarrollo del mercado interno es clave para que el ALCA se pueda transformar en un medio para disminuir la pobreza, ampliar las expectativas, especialmente de los sectores más pobres, y mejorar la calidad de vida de las sociedades nacionales integradas. La ampliación del mercado interno junto a la promoción y mejor inserción en los mercados externos es uno de los desafíos más importantes que, de manera permanente, se ha manifestado en el desarrollo de América Latina y el Caribe.

En las varias rondas de negociación se han destacado numerosos puntos que hay que desarrollar para crear un ALCA ventajoso para la región:

- Patrones y Barreras no Arancelarias al Comercio:

Los gobiernos deben garantizar que los standards, las normas y reglamentos técnicos no constituyan obstáculos injustificados al comercio. La liberalización del comercio debe ser la prioridad y para conseguirlo hay que tener como objetivo eliminar completamente las barreras no arancelarias estableciendo un calendario para su eliminación.

- Procedimientos Aduaneros y Normas de Origen:

La armonización de criterios de valoración aduanera y de nomenclaturas con base en las normas de la OMC y la convergencia y simplificación de documentos y procedimientos aduaneros están entre los principales objetivos. En cuanto a las normas de origen, habrá que construir un sistema uniforme y hemisférico de normas de origen para promover la integración. Este sistema debe incorporar normas de origen claras, transparentes, de fácil comprensión y simétricas de forma a no poner obstáculos al libre comercio.

- Política de defensa de la competencia:

El ALCA debe adoptar como objetivo propio la creación de un mercado integrado basado en los principios de libre competencia. Los acuerdos del ALCA sobre políticas de competencia deben estar enmarcardos dentro de los acuerdos multilaterales existentes.

- Compras gubernamentales:

Como objetivo principal, los países deben tratar de eliminar las regulaciones y las condiciones discriminatorias, dando tratamiento nacional y de nación más favorecida a todos los proveedores del hemisferio.

- Inversiones

Hay que negociar un acuerdo sobre inversiones en el hemisferio basándose en los convenios bilaterales y multilaterales existentes, y cubrir el tratamiento como nacional, el derecho a la radicación, la plena repatriación de las utilidades y del capital, con acceso a una moneda convertible para este tipo de transacciones, la protección contra la expropiación y la compensación a precios justos de mercado cuando ésta ocurra, y el acceso a los mercados domésticos sin contrapartidas desiguales. El objetivo es dividir el mundo en tres grandes áreas económicas, la unión europea, los tigres de Asia y el continente americano.

- Servicios

La liberalización de los servicios es un requisito fundamental para alcanzar el acuerdo de libre comercio de las Ameritas. La sola eliminación de las barreras al comercio de bienes no es suficiente para crear una zona de libre comercio.

- Infraestructuras

Una infraestructura eficiente y moderna es fundamental para la expansión del comercio de bienes y servicios, para la reducción de los costos de los productos comercializados y para la efectiva integración de las naciones americanas.

- Desarrollo económico sostenido

Hay que adoptar un proceso de negociación tendiente a la armonización y convergencia gradual de las legislaciones, reglamentos y normas técnicas ambientales que utilizan los países de las Americas, observando siempre las necesidades y condiciones locales y subregionales pero hay que evitar la utilización de la legislación y normas ambientales como barreras comerciales no arancelarias.


IV. DESVENTAJAS

4.1. Movilizaciones en contra

Actualmente el Alca no cuenta con el respaldo de toda la Sociedad Latinoamericana. Uno de los argumentos que más fortalecen las críticas en su contra, es el secretismo con el que llevan a cabo las negociaciones los ministros de comercio.

En Noviembre del 2002, en la ciudad de Quito, Ecuador, tuvieron lugar las últimas jornadas de resistencia de la Asamblea Continental de los Pueblos contra el ALCA, donde se trazaron líneas para la continuación de la Campaña Continental contra el Área de Libre Comercio de la Americas.

La repercusión que alcanzaron dichas jornadas, quedaron reflejadas en manifestaciones en 31 ciudades de Brasil, 10 ciudades de México, Canadá, Honduras y Bolivia, además de las movilizaciones de Quito.

En el mensaje a los Ministros Negociadores del acuerdo, se sostiene que:

“....el Alca no tiene legitimidad desde el momento en que lo están negociando de espaldas a la Sociedad, de manera antidemocrática, en negociaciones casi secretas....”

Y añaden:

“... no estamos en contra del intercambio y los acuerdos entre países. Estamos por un modelo distinto al que se quiere imponer con el Alca, estamos por acuerdos soberanos y democráticos que verdaderamente garanticen un desarrollo justo, equitativo y sustentable....”

Como dato, delegados de varios países, entre los que se encuentran México, Venezuela y Canadá, informaron de su decisión de seguir el ejemplo de Brasil de organizar un plebiscito popular. El caso brasileño obtuvo como resultado de una población estadística de 10 millones de personas, un 98% en contra de la participación de su país en el Alca.

En conclusión el mensaje central del encuentro en Quito, de la Asamblea Continental de los Pueblos, es un rechazo al manejo tecnicista y el secretismo con el cual se manejan las negociaciones oficiales.

4.2. Liberalización Asimétrica

Otro argumento que desvalora el proceso de integración del Alca, es la falta de liberalización de comercio que lógicamente debería conllevar la apertura de mercados en América.

León Bendesky, sostiene que el mercado se abre pero no se libera, y no deben confundirse esas dos cuestiones. Una cosa es que no existan aranceles para la entrada de los productos, o sea, que las fronteras estén abiertas, y otra, muy distinta, que la competencia entre los productores en el mercado sea equitativa.

El poder de negociación de los 34 países miembros, es sin duda desigual. Los Estados Unidos mantienen la posición de mayor poder en las negociaciones. La liberalización se estaría sesgando a ciertos productos de interés norteamericano, y no aquellos en los cuales países como México, Perú, Bolivia entre otros tiene ventajas comparativas. Estados Unidos está buscando mantener la protección de sus productos en sectores primarios, en los cuales varios países, por el momento, tienen ventajas comparativas más no competitivas.

4.3. Agricultura

El sector agrícola será el más perjudicado por el ALCA si no se elabora algún mecanismo protector teniendo en cuenta la gran desigualdad entre los mercados.

El caso mexicano explica claramente esta situación: la apertura comercial junto con una política de tipo de cambio antiinflacionario, ha llevado a sobre valuaciones de la moneda nacional, es decir, a un descenso de los precios reales de los productos y por lo tanto a un menor nivel de competitividad.

El mercado libre, que debería ser el objetivo del ALCA, no soporta las grandes diferencias en el proceso de la formación de los precios, ya que éstos están distorsionados debido a los apoyos y subsidios que en grandes cantidades reciben los agricultores de EEUU y que significa una ventaja adicional a la que surge de la mayor productividad.

Según datos de la OCDE, los apoyos al productor son 20 veces menores en México y 14 más bajos a los que se dan por hectárea cultivada. En este caso, se trata de mercados intervenidos, con lo cual no puede haber una tendencia a que las condiciones en el mercado vayan hacia la convergencia y a un intercambio positivo para las partes.

El proceso de integración del ALCA no ha sido el creador de la crisis agrícola. El origen está en la manera en que operan las economías como la de México, sin embargo, el tratado, en su forma actual, está validando una crisis ya creada. El escenario previsible es bastante lúgubre en un modelo económico donde no hay crecimiento sostenido.

Entre otros puntos socialmente vulnerables, debemos mencionar el tema de los productos genéticamente modificados, para los cuales los Estados Unidos buscan nuevos mercados. Estos podrían significar una amenaza para los productos agrícolas tradicionales.

Desde que se firmó el tratado no hubo una política consecuente para ir adaptando al sector a los términos de la competencia, lo que es una enorme irresponsabilidad por parte de los gobiernos y de la intransigencia de los Estados Unidos sobre este tema.

4.4. Inversiones

Según algunos autores, el contenido esencial del ALCA refleja los intereses de las inversiones de las grandes empresas norteamericanas más de liberalización del comercio en su sentido real.

La reducción de aranceles beneficiará a las empresas nacionales dedicadas a exportar y también a aquellas empresas nacionales que usan insumos importados, pero sin duda los más beneficiados son las empresas norteamericanas que tienen filiales en otros países, ya que se ven favorecidas por la disminución y eliminación de los impuestos a las importaciones que hacen desde Estados Unidos y fundamentalmente desde sus casas matrices o de otras filiales, sin dar nada a cambio.

Además también se verán favorecidos debido a las políticas de regulación laboral y ambiental, más débiles que en los Estados Unidos.

Existe incertidumbre sobre los beneficios que podrían recibir los trabajadores. Es muy probable que se repitan las consecuencias del NAFTA. Después de su aplicación, sólo la región fronteriza vio incrementada su actividad industrial. Este aumento ha empeorado las condiciones ambientales y sanitarias en la zona, y el salario mínimo ha disminuido significativamente, se estima que ocho millones de mexicanos pasaron de la clase media a la pobreza.

Por la liberalización asimétrica, por la falta de comunicación de los ministros para con su sociedad, por las distorsiones en los mercados, por los ya conocidos resultados del Nafta, y por la intransigente posición de los Estados Unidos, el ALCA no es socialmente viable. Por el momento, en su actual forma, no estaría cumpliendo con los objetivos fundamentales de Área de Libre Comercio.

onduras H fdshfjhjsa

V. SITUACIÓN ACTUAL. CONCLUSIONES

5.1. ALCA hoy

Entre el 28 de Octubre y el 1ro de Noviembre del 2002 en la ciudad de Quito se llevaron a cabo la XII Reunión del Comité de Negociaciones Comerciales (Reunión de Viceministros) y la VII Reunión de Ministros de Comercio de los países participantes en las negociaciones del ALCA. Paralelamente tuvieron lugar las últimas jornadas de resistencia en su contra sobre las cuales hablamos en el capitulo IV.

Entre los puntos más importantes de la declaración Ministerial de Quito, se puede señalar:

  • La aprobación de la publicación del segundo borrador del acuerdo del ALCA

  • La aprobación del programa de cooperación hemisférica cuyos objetivos incluyen el fortalecer las capacidades de aquellos países que buscan asistencia para participar en las negociaciones, implementar sus compromisos comerciales, enfrentar los desafíos de la integración hemisférica y elevar al máximo los beneficios de dicha integración incluyendo la capacidad productiva y la competitividad de la región.

  • La comunidad andina logro la inclusión de un texto que vincula la desgravación arancelaria en productos agrícolas al progreso que se alcance en los otros temas que son partes de la agenda agrícola, vale decir, a la reducción a los subsidios a las importaciones que distorsionan el comercio de estos productos.

  • Los ministros han ratificado la importancia de realizar avances equilibrados y sustanciales en todos los ámbitos de negociación con la finalidad de obtener resultados equilibrados.

Con esta reunión ministerial se ha iniciado la etapa mas importante del proceso de negociaciones al comenzar el intercambio de ofertas de acceso a mercados en los grupos de negociación de Acceso a Mercados (bienes no agrícolas), Agricultura, Servicios, Inversiones y Compras gubernamentales, esta ultima etapa estará caracterizada, además, por la co-presidencia de Estados Unidos y Brasil, países en los que se llevaran a cabo las reuniones ministeriales del 2003 y 2004 respectivamente.

5.2. Apoyo Institucional al ALCA

El ALCA sigue contando con el apoyo de instituciones como la Corporación Andina de Fomento (CAF), el Banco Mundial (BM), y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

La CAF, fue concebida desde sus orígenes como el ente financiero de apoyo e impulso al proceso de integración subregional, en este caso, a través de la realización de una conferencia anual en Washington, en colaboración, con el BID, con la OEA, y los Ministros de Comercio Andinos, etc.

Por su lado, el BID ha proporcionado apoyo técnico al proceso del ALCA desde su comienzo en 1994.

VI. CONCLUSIONES Y RETOS

6.1. Conclusiones

La iniciativa del ALCA es muy ambiciosa. Existen buenas intenciones de parte de los estados promotores, pero la búsqueda de integrar economías como la de Estados Unidos (PIB = ), con cualquier otro de Latinoamérica (PIB = ), es para nosotros muy remota, ya que el poder de negociación no es igual para todos.

Hoy en día, tiene el respaldo de la CAF, el BM y el BID, entre otros, pero existe un vació normativo sobre los métodos que se utilizaran para crear el presupuesto.

Vemos también que el aspecto legal esta en sus inicios, ya que no se ha determinado la legislación que regulara estos acuerdos ni la competencia nacional.

Al ser una iniciativa incipiente, la operatividad en cuanto a los derechos y obligaciones de los países miembros no esta definida. Y hasta el momento, la participación de los mismos ha estado supeditada a actuaciones unilaterales o regionales.

El alcance social es incierto. Es difícil vislumbrar la real distribución económica de los beneficios del proceso de integración. Sin embargo, se espera un gran flujo de capitales.

Hoy por hoy, han surgido divergencias de opiniones sobre la forma en que se debe lograr la integración, si debe ser primero por regiones o en un gran bloque.

6.2. Retos

Un de los grandes requisitos es la transparencia en la negociación y en el debate que se lleve a cabo. Mientras más amplio sea este último, mayor será la solidez del resultado, pues estará investido de una legitimidad democrática incuestionable.

El reto de la conformación de un área de libre comercio, que integre a los 34 países es un verdadero desafío ya que son países con diferencias en los aspectos político, social, económico, cultural y en los niveles de desarrollo.

Se busca pues que el comercio de bienes y servicios y las inversiones sean más fluidas, más predecibles y más seguras.

La educación constituye el factor decisivo para el desarrollo político, social, cultural y económico de esta área. Para que la unión sea positiva, se debe facilitar el acceso de todos los habitantes de las Americas a la educación de preescolar hasta la superior, y hacer del aprendizaje un proceso permanente. Es importante poner la ciencia y la tecnología al servicio de la educación, para asegurar grados crecientes de conocimiento y para que los educadores alcancen los más altos niveles de perfeccionamiento. Para lograrlo, hay que invertir mayores recursos en esta importante área para impulsar la participación de la sociedad civil en el desarrollo educativo.


14