Liberalismo y Nacionalismo

Colonias británicas. Declaración de Independencia. Constitución. Jacobinos. Girondinos. Estados Generales. Revolución Francesa. Ilustración. Derechos Humanos. Absolutismo. Antiguo Régimen. Privilegios. Soberanía nacional. Unificación. Nación

  • Enviado por: Brujina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

TEMAS 3 Y 4 LIBERALISMO Y NACIONALISMO

1. LA INDEPENDENCIA DE EEUU

La influencia de las ideas de la Ilustración dio lugar en las Trece Colonias Británicas de Norteamérica a una revolución a favor de la independencia y de un orden basado en la igualdad de los ciudadanos ante la ley, la separación de poderes y el respeto a los derechos del hombre. Esta revolución abrió paso a un nuevo orden político y marcó el camino que más adelante seguiría Francia.

1.1 Las Trece Colonias

Desde el s. XVII la costa este de Norteamérica estaba poblada por colonos británicos. Las colonias del norte se dedicaban al comercio y a la industria mientras que las del sur tenían una economía basada en las grandes plantaciones cultivadas por esclavos negros. Cada colonia tenia un gobernador, una asamblea y sus propias leyes, por lo que estaban acostumbrados a un cierto autogobierno. Las causas de la revolución fueron varias:

  • La difusión de las ideas políticas de la Ilustración que hicieron a la burguesía culta y acomodada tomar conciencia de su madurez política.

  • La política autoritaria seguida por el rey Jorge III y sus ministros, ya que los gastos ocasionados en la Guerra de los 7 años entre Francia y Gran Bretaña obligaron al gobierno británico a subir los impuestos. El parlamento de Londres aprobó una serie de impuestos, sin el consentimiento de la población representada en las respectivas asambleas de las colonias, que fueron muy mal recibidos. La situación estalló definitivamente en el año 1773 cuando unos colonos disfrazados de indios tiraron por la borda el cargamento de té de tres barcos ingleses, ya que la ley del té obligaba a los americanos a consumir té indio en lugar del que traían de contrabando de las Antillas. En represalia se dictaron una serie de medidas contra el pueblo de Boston y la colonia de Massachussets. Esto supuso la respuesta unánime de todas las colonias que empiezan a organizarse para la guerra de 1775.

1.2 La guerra con Gran Bretaña

En 1775 comienza la guerra contra Gran Bretaña. Los sublevados contaron con la ayuda de Benjamín Franklin, Tomas Jefferson y George Washington como comandante y jefe. Además contaron con el apoyo de España y Francia.

El 4 de julio de 1776 se produce la Declaración de Independencia de EEUU, que presentó la primera formulación legal de los derechos del hombre. La victoria definitiva sobre los ingleses en 1781 hace que Gran Bretaña reconozca en 1783, por el tratado de Versalles, la independencia de EEUU como una República Federal.

1.3 La Constitución

En 1787 se promulgó la primera constitución de EEUU que establecía que el nuevo país sería una República Federal integrada por 13 estados y que consagraba la división de poderes por Montesquieu. El poder ejecutivo lo encarna el presidente, el poder legislativo recae en el Congreso formado por dos cámaras ( Senado y Cámara de Representantes) y el poder judicial reside en el Tribunal Supremo, responsable también de arbitrar los conflictos entre el ejecutivo y el legislativo.

El nuevo estado se basaba en los principios de soberanía nacional y de igualdad jurídica entre ciudadanos. Por ello el derecho a voto fue ejercido por todos los varones mayores de edad con ciertas posesiones para ser ciudadanos.

El primer presidente fue Washington que, con su programa de desarrollo industrial y financiero, puso las bases de la expansión económica a lo largo del s. XIX.

2. LA REVOLUCIÓN FRANCESA

La Rev. Francesa es un acontecimiento histórico de gran importancia que marcó el inicio de una serien de cambios sociales, políticos, económicos y culturales que transformaron Europa durante el s. XIX, sustituyendo el Antiguo Régimen por el sistema liberal.

2.1 Causas

Distintos conflictos y contradicciones contribuyeron a la crisis que desembocó en la revolución. Entre ellos:

  • Conflicto ideológico. Las ideas de los ilustrados, basadas en la separación de poderes y la soberanía nacional, arraigaron con mucha fuerza entre la burguesía que se sentía desplazada.

  • La crisis del Estado. La monarquía absoluta de Luis XVI no fue capaz de afrontar los grandes cambios económicos y sociales que estaban ocurriendo.

  • La contradicción social. Durante la década de 1780 el reinado de Luis XVI se enfrentó a graves problemas financieros. Los gastos estatales habían aumentado y superaban los ingresos obtenidos por medio de impuestos. El hecho de que la nobleza y el clero no pagaran impuestos obligó a que estos subieran y recayeran en el tercer estado. Campesinos y trabajadores vieron con preocupación como aumentaban los impuestos de productos básicos como el pan, la sal y la carne. Además esto coincidió con una época de malas cosechas lo que hizo que aumentaran aún más los precios. Por este motivo estos grupos empezaron a exigir precios fijos asequibles y medidas de excepción.

2.2 La revuelta de los privilegiados

En este momento, los grupos privilegiados solicitaron al rey una convocatoria de Estados Generales, que hacía 200 años que no se convocaban, cuyo objetivo era que pudieran votarse nuevos impuestos. En 1789 se reúnen en Versalles los Estados Generales. Nada más comenzar la sesión el tercer estado plantea el voto por individuos. Ante la negativa, los diputados burgueses deciden reunirse por su cuenta en una sala contigua y el 9 de julio establecen la Asamblea Nacional Constituyente que decía estar legitimada para elaborar y votar una nueva constitución y se declaraba fuente legítima de poder y soberanía frente al rey, el clero y la nobleza.

2.3 Asamblea Nacional Constituyente

Ante el aspecto que tomaban los acontecimientos, la monarquía reunió tropas en torno a Versalles con la intención de disolver la Asamblea, pero el pueblo de París se levantó en armas y, el 14 de julio, asaltó la prisión de la Bastilla. Simultáneamente, la burguesía tomó el ayuntamiento y creó una milicia en defensa de la Revolución. A todo esto se unió un tercer elemento: el levantamiento de las provincias, tanto en la cuidad como en el campo. Ante esta presión el rey, que había huido a las Tullerías, tuvo que ceder y la Asamblea tomó una serie de medidas legales como:

  • Abolición de los derechos feudales.

  • Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano.

  • Elaboración de la Constitución de 1791, que establecía una monarquía parlamentaria, la separación de poderes y el sufragio censitario.

  • Reformas económicas, administrativas y judiciales.

  • Constitución civil del clero. La iglesia quedó desposeída de buena parte de sus ingresos y rentas por el estado, lo que provocó que la población católica se convirtiera en contrarrevolucionaria.

2.4 La Asamblea Legislativa

Fue elegida una Asamblea Legislativa que gobernaría junto a Luis XVI sin embargo, la intervención de Austria y Prusia contra la Francia revolucionaria radicalizó la situación.

El rey declaró la guerra a la Asamblea, lo que le llevó a ser acusado de traición. Como consecuencia, en agosto de 1792 se produce una revuelta popular en la que el pueblo se amotinó y sitió las Tullerías, lo que obligó al rey a refugiarse en la Asamblea. La situación económica se deterioró aún más, lo cual llevó a los revolucionarios a exigir la abdicación del rey, que fue llevado a prisión. Tras la revuelta se convocó una convención elegida por sufragio universal masculino que se encargaría de elaborar una nueva constitución.

2.5 La Convención Nacional

En la Convención destacaron tres grupos políticos: los Girondinos, que querían mayor poder para las provincias, los Jacobinos, el grupo más radical; partidario de una mayor centralización política, contrarios a la guerra y apoyados por los sans culottes; y la llanura, donde se situó la burguesía moderada. Los Jacobinos fueron quienes se hicieron con el poder y llevaron a cabo medidas como:

  • Elaboración de la Constitución de 1793, que instauraba una república popular basada en el sufragio universal masculino, la soberanía popular y la igualdad como derecho natural y con una declaración de derechos más radical y avanzada.

  • Normas de intervencionismo económico para satisfacer las demandas populares, como la tasa del pan, precios básicos para alimentos de primera necesidad, confiscación de bienes, etc.

  • Se creó un Comité de Salud Pública, formado por 12 miembros y dirigido por Robespierre, cuyo objetivo era acabar con todo movimiento de oposición. Para ello se creó una policía política y se detuvo y guillotinó a numerosas personas, entre ellos el rey y la reina. Por esto esta época se conoció como el Terror.

Durante esta época también se declaró la libertad de culto y se procede a un intento de descristianizar la sociedad francesa.

El Comité de Salud Pública empezó a perseguir a gente de todo tipo, lo que hizo que Robespierre y sus partidarios fueran cada vez más impopulares y, en el llamado Golpe de Estado de Termidor, la burguesía se libró de ellos, tomó las riendas del poder y aprobó una nueva constitución (1795) más moderada y que instauraba un nuevo poder ejecutivo, el Directorio, formado por 5 miembros.

2.6 El Directorio

Fue un régimen liberal moderado en el que la alta burguesía consolidó su poder económico y político. Se emprendieron reformas en la economía y la enseñanza y se reestablecieron las relaciones con la Iglesia católica. El sufragio volvió a ser censitario y mucho más restringido. Todas estas medidas se realizaron en un contexto de guerra contra las potencias europeas y con una fuerte oposición política en el interior del país. Esto llevó al Directorio a apoyarse en el nuevo ejército revolucionario. El militar más popular fue Napoleón Bonaparte que en 1799 se hizo elegir cónsul, pero sin suprimir la república.

2.7 El Consulado

En 1799 un golpe de estado puso fin al Directorio e instauró el Consulado, un régimen republicano en el que el poder ejecutivo correspondía a tres cónsules. Napoleón Bonaparte fue elegido primer cónsul concentrando todo el poder. Creó una nueva nobleza e intentó crear una dinastía de gobernantes con miembros de su familia en varios países europeos.

En 1802 se firma la Paz de Amiens con Gran Bretaña, lo cual le llevó a ser proclamado Cónsul Vitalicio y en 1804, el inicio de nuevo de la guerra hace que se autoproclame emperador.

2.8 El Imperio

Napoleón puso fin al proceso revolucionario con un régimen personal que intentó imponer en toda Europa el dominio francés y las ideas de la revolución.

Las guerras entre Francia y las potencias europeas fueron constantes entre 1792 y 1815. los ejércitos napoleónicos conquistaban, ocupaban y administraban territorios, pero también liberaban a sus habitantes de las cadenas del Antiguo Régimen.

Las elites intelectuales expresaron sus simpatías por el emperador y por las revoluciones y conquistas llevadas a cabo por su gobierno.

La lista de éxitos militares franceses es larga y quizá el conflicto más relevante fuera el francobritánico. Este conflicto era de carácter casi exclusivamente económico. Francia era el principal competidor comercial de Gran Bretaña, por lo que Napoleón decretó un bloqueo continental contra esta por el que prohibía el comercio con las islas británicas.

Organización del Imperio

La Europa napoleónica estaba configurada por Francia, que contaba con 130 provincias y 44 millones de habitantes. Además, un complejo sistema de estados vasallos y estados aliados a los que había impuesto la paz.

Las reformas internas

Napoleón realizó importantes reformas.

  • El orden público se restableció con la creación de un Ministerio Interior y una policía secreta.

  • Se centralizó la administración y los departamentos franceses pasaron a depender de los ministerios.

  • Se estableció una reforma fiscal que extendió a toda la ciudadanía la obligación de pagar impuestos.

  • Se firmó un concordato con la Santa Sede que reconoció al nuevo Estado francés.

  • Se extendió el derecho a la educación para todos los ciudadanos franceses.

  • Se promulgó el nuevo Código de Derecho Civil.

  • Las instituciones de la revolución francesa y del imperio fueron aplicadas en los estados aliados.

Estos cambios serán mucho más duraderos que las alteraciones de las fronteras.

Europa contra Napoleón

Podríamos decir que España y Rusia fueron los países en los que comenzó a gestarse la caída de Napoleón.

La resistencia del pueblo español, desde la batalla de Bailén(1808) hasta las victorias de Wellington (1812), llevó al propio emperador a afirmar que esa guerra fue la causa primera de las desgracias de Francia. Asimismo, la retirada de los 600000 soldados de la Grande Armée durante la campaña rusa de 1812 fue catastrófica.

Las tropas inglesas, prusianas austriacas y rusas lo derrotaron definitivamente ene Waterloo (junio de 1815) y fue deportado a la isla de Santa Elena, donde falleció.

1.LAS REVOLUCIONES LIBERALES

1.1 El liberalismo

Podemos decir que fue la doctrina que dio respaldo intelectual a las revoluciones de finales del XVIII y principios del XIX constituyéndose en el núcleo de los sistemas políticos establecidos desde entonces. Estas ideas fueron el principal soporte de las revoluciones Americana y Francesa. Los liberales del s. XIX fueron, por lo general, personas pertenecientes a las clases medias, es decir, fue la ideología de la burguesía. Estos ideales defendían:

  • Igualdad de los ciudadanos ante la ley

  • Defensa de las libertades y derechos individuales

  • La soberanía nacional, cuya materialización es la Constitución.

  • La división de poderes según la teoría de Montesquieu.

  • El control de la gestión pública a través de la publicidad y la libertad de prensa.

1.2 Revolución de 1820

Afectó fundamentalmente al área mediterránea, en concreto a España, Nápoles y Grecia. Esta última pertenecía al Imperio Turco-otomano y desarrolló una importante burguesía que pronto quiso la independización. Para ello buscó ayudas exteriores, lo que pronto supuso una guerra contra el Imperio Turco-otomano que terminaría en 1828 con la independencia de Grecia.

1.3 Revoluciones de 1830

  • Francia. El absolutismo se radicaliza con la ascensión al trono de Carlos X, lo que supone un sufragio cada vez más censitario, la prohibición de reuniones y la censura de la prensa. La burguesía, descontenta con esta política, comienza a celebrar banquetes para reunirse y en julio de 1830, el monarca prohíbe la celebración de estos banquetes. Como consecuencia, el 25, 26 y 27 de julio se dan una serie de revueltas conocidas como las Tres Jornadas Gloriosas. Para sofocar las revueltas el rey manda a la guardia nacional, pero ésta se niega y Carlos X se ve obligado a recurrir a su guardia personal, la cual acabó con la vida de 20 personas. Esto hizo que la situación tomara un aspecto más radical y el rey huyó. Tras esto, se formó un gobierno provisional que elaboró una nueva constitución y convocó unas elecciones por sufragio universal de las que salió elegido Luis Felipe de Orleáns.

  • Bélgica. Pertenecía a Países Bajos y la diferencia de idioma, de religión y el hecho de que la mayor parte de los cargos públicos estuviesen ocupados por holandeses, despertó un fuerte sentimiento nacionalista que favoreció la revolución, que comenzó en Bruselas. El 1830 Bélgica obtiene su independencia y su parlamento nombra como monarca a Leopoldo de Sajonia.

  • Polonia. Dos tercios de su territorio pertenecían a Rusia y, aunque intentaron separarse de Rusia, el ejército zarista reprimió la revolución que fracasó.

  • Irlanda. La mayoría católica obtuvo un importante triunfo al arrancar el apta de emancipación de la Iglesia católica frente a la de Inglaterra. Este sería el primer paso en su lucha por la independencia, que culminaría en 1921.

  • España. en 1833 muere Fernando VII y la regente María Cristina encarga el nuevo gobierno a los liberales.

  • Suiza. En 1830 la agitación estudiantil consiguió la abolición de la Constitución Aristócrata y la introducción de un sufragio democrático.

  • Italia. El movimiento liberal fue dirigido por la sociedad secreta de los Carbonarios, principalmente contra el poder del papado y la dominación austriaca del norte de Italia. Las insurrecciones fracasaron pero se sentaron las bases de un proceso unificador.

1.4 Revoluciones de 1848

  • Francia. En febrero del 48 estalla el descontento popular contra el gobierno de Luis Felipe de Orleáns. Al ver el estallido de las revueltas callejeras, Luis Felipe se marcha y se instaura una república democrática y social que cada vez se hará más conservadora. El proceso culmina en 1851 con la instauración de la monarquía autoritaria de Luis Napoleón Bonaparte.

  • Suiza. Los enfrentamientos entre católicos conservadores y protestantes liberales termina con la aprobación en 1848 de una nueva constitución liberal que sigue el modelo americano.

  • Imperio Austro-húngaro. Tres insurrecciones en Viena produjeron la abdicación de Fernando I y el triunfo del constitucionalismo. Su sucesor Fernando I disuelve la Asamblea Constituyente y restablece el absolutismo. Simultáneamente a las revueltas de Viena se producen otras en Checoslovaquia, Hungría e Italia, pero todas fueron sofocadas.

  • Irlanda. El movimiento tuvo una expresión claramente terrorista promovida por el grupo La Joven Irlanda. Inglaterra logró sofocar la ola terrorista y los irlandeses encontraron como vía de escape l a emigración masiva a América.

  • Italia. En Roma la revolución, encabezada por Manzini y su grupo la Joven Italia, hizo huir al Papa y se proclamó una república que duró unos pocos meses debido a que Luis Napoleón repuso al Papa y dejó su ejército hasta 1870 como garantía de su poder.

  • Alemania. La revolución estallará en Berlín debido a la mala situación de los parados. El kaiser Federico Guillermo IV accede a que se realicen unas elecciones para un parlamento que fracasó porque no hubo acuerdo sobre como debía ser la estructura del país, pero este fracaso no supuso el fin del nacionalismo.

2. UNIFICACIÓN DE ITALIA Y DE ALEMANIA.

2.1 El nacionalismo

Es la ideología que afirma la noción como unidad de raza, lengua e historia frente a las fronteras artificiales creadas por los derechos patrimoniales de las monarquías.

Los nacionalistas lucharon por la unificación de comunidades separadas en distintos estados y por la independencia de estados sometidos a estados multinacionales.

En Alemania tendrá mucho éxito esta doctrina. Por otra parte, el Romanticismo favorecería la atmósfera espiritual que desarrolló los sentimientos nacionalistas.

Este nacionalismo cultural se convertiría en político y se expresaría en las revoluciones del 30 y del 48.

2.2 La unificación alemana.

Desde el Congreso de Viena existía la Confederación Germánica formada por 39 países, siendo Prusia el más importante. El nacimiento de Alemania fue posible gracias al desarrollo alcanzado por el mundo germánico, a una serie de intereses conjuntos y a las ideas nacionalistas. La unificación la llevará a cabo Prusia, gobernada por Guillermo I y su canciller Bismarck .

Toda una serie de conflictos llevarían a Alemania a la unificación.

  • La Guerra de los Ducados (1863). La disputa entre Prusia y Dinamarca por los ducados de Schleswig y Holstein provocó que la dieta de la confederación declarara la guerra a Dinamarca. Tras la victoria prusiana, Austria y Prusia se reparten los ducados. Los derechos de paso provocarían un enfrentamiento entre ambas potencias.

  • La Guerra Austroprusiana (1866). Austria convocó a la Dieta para decidir los problemas de paso pero Prusia no aceptó las decisiones y la Confederación declaró la guerra a Prusia, guerra en la que Austria salió derrotada. Este hecho provocó que se unieran a Prusia los estados del norte. Pero Bismarck buscó en Francia el enemigo perfecto para conseguir también la unión de los estados del sur.

  • La guerra con Francia (1870). La guerra se declara en 1870 por una discusión en torno al problema sucesorio español. El kaiser de Prusia propuso como candidato a un Hohenzoller, pero Napoleón III mandó un telegrama al kaiser en el que se pedía que retirara su candidatura. Bismarck manipuló y publicó el telegrama interpretándolo como una amenaza. El resultado será la declaración de guerra a Francia. Las derrotas de Sedán y Metz y la llegada del ejército prusiano hasta las puertas de París provocaron la abdicación y huida de Napoleón III y la victoria favoreció la culminación del proceso unificador. Todos los países se unen a Prusia y el 1871 se firma el tratado por el cual nace Alemania. Guillermo II creaba el II Reich con capital en Berlín, un poderoso ejército y con una constitución federal y un sistema parlamentario con fuerte control sobre la corona y el gobierno.

2.3 La unificación italiana.

Después del fracaso de 1848 la unificación se reavivará en 1859. Por esta época Italia estaba dividida en varios reinos:

  • Piamonte-Cerdeña. Con capital en Turín y con una monarquía constitucional. Estaba gobernada por los Saboya y su primer ministro era Cavour.

  • Estados Pontificios. Gobernaba el Papa Pío IX.

  • Reino de las Dos Sicilias. Con capital en Nápoles y gobernado por los Borbones era un reino pobre y atrasado.

  • Lombardía-Veneto. Ambos bajo el dominio de Austria.

  • Ducados de Parma, Módena y Toscana. Se encontraban gobernados por Austria.

Para su unificación, Italia se encontró con dos problemas: por una parte, el poder de Austria en el norte y por otra, ele poder del papado. A pesar de todo en 1859 comienza el proceso unificador en el que podemos diferenciar las siguientes etapas:

  • La guerra en el norte de Italia. En 1859 Cavour extiende la idea de iniciar una guerra contra los austriacos para iniciar la unificación. La diversidad de posturas respecto a la concepción de una nueva Italia hizo más complicado el proceso de unificación, pero la victoria de Piamonte sobre Austria y la liberación de Milán y Lombardía animaron el proceso.

  • Plebiscitos de 1860. La realización de una serie de plebiscitos decidirán la unión de Parma, Módena y Toscana al reino de Piamonte y, en 1861, Italia aprovecha la guerra Austroprusiana para anexionarse el reino de Venecia.

  • La conquista del sur. En 1860 Garibaldi realizó su popular expedición de los 100 Camisas Rojas que consiguió un año después acabar con la monarquía borbónica del reino de Nápoles e incorporarlo junto con Sicilia a Piamonte.

  • La anexión de los Estados Pontificios. Se encontraban protegidos por el ejército francés y, la derrota de Luis Napoleón Bonaparte en 1870, facilitó la ocupación de los territorios papales y la conversión de Roma en capital del reino de Italia., que se constituyó como un estado unitario, con una monarquía parlamentaria en la que gobernaba Victor Mnuel II y regido por el Estatuto de Piamonte de 1848.