Liberalismo viejo y nuevo; José Guilherme Merquior

Derecho. Historía medieval y moderna. Sociedad. Cultura. Política. Gobierno. Pensamiento liberal. Liberalismo. Neoliberalismo. Libertad. Rosseau. Locke. John Stuart Mill. Keynes. Karld Popper. Argumento. Estúctura

  • Enviado por: Ariel
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 19 páginas

publicidad

DEFINICIONES Y PUNTOS DE PARTIDA

El liberalismo es un fenómeno histórico múltiple y por lo tanto complejo por lo que es casi imposible darle una definición exacta, o suficiente que abarque todo lo que es en sí por lo que es más fácil o prudente describirla que intentar dar un concepto. Para sugerir una teoría de los liberalismos, VIEJOS Y NUEVOS, lo mejor es proceder a una descripción comparativa de sus manifestaciones históricas. El filósofo español Ortega y Gasset afirmaba que el liberalismo es:

“ la forma suprema de la generosidad: es el derecho concedido por la mayoría a las minorías y por lo tanto el grito más noble que jamás ha resonado en el planeta (...) ”

Este enfoque de Ortega combina los significados moral y político en su término de liberal. En su edad de oro, en el siglo XIX, el movimiento liberal operaban en dos niveles, el nivel de pensamiento y el nivel de la sociedad, consistía en un cuerpo de doctrinas y un conjunto de principios al funcionamiento de varias instituciones. En el siglo transcurrido entre la Revolución gloriosa y la Gran Revolución Francesa de 1789-1799 el liberalismo se asoció con una policidad basada en un poder regio limitado y un grado considerado de libertad civil y religiosa. Los visitantes extranjeros más observadores, como Montesquieu, comprendían que allí la alianza de derecho y libertad favorecía la existencia de una sociedad más robusta y más prospera que cualquiera de las monarquías continentales de la época o de las repúblicas virtuosas y marciales, pero pobres de la antigüedad.

Como el liberalismo nació en protesta contra la intrusión del poder estatal, intentó establecer tanto una limitación como una división de la autoridad. Un gran antiliberal moderno, el jurista y teórico político alemán CARL SCHMITT, lo resumió en su libro Teoría Constitucional DE 1928, al escribir que la constitución liberal presenta dos principios esenciales: UNO DISTRITBUTIVO Y UNO ORGANIZATIVO.

En cuanto el principio organizativo de la Constitución liberal, Schmitt dice que su propósito es imponer el principio distributivo. Establece una división del poder, una demarcación de la autoridad estatal en esferas de competencia a fin de contener el poder a través del juego de frenos y contrapesos.

Después de la Revolución Francesa el pensamiento liberal experimento nuevas amenazas a la libertad, BENJAMÍN CONSTANT le llamó EL JUSTO MEDIO, es decir, un centro político, a medio camino entre el antiguo absolutismo y la nueva democracia.

Sin embargo esa policidad burguesa no era sino una forma histórica transitoria, que prono sería remplazada. La llegada de la democracia al Occidente Industrial desde la década de 1870 significó la preservación definitiva de logros liberales: la libertad religiosa, los derechos humanos y el imperio de la Ley, el gobierno representativo responsable y la legitimación de la movilidad social, pero no todos los procesos democráticos surgieron como resultado de fuerzas explícitamente liberales. Pero esto solo prueba que la lógica de la libertad a veces va más allá de los intereses y de los perjuicios de los partidos liberales, como si la historia apoyara el liberalismo incluso contra los liberales. En 1989 el mundo asistió al derrumbe del socialismo de Estado, Principal competidor de la democracia liberal.

El liberalismo presupone una amplia variedad de valores y creencias, a diferencia de la cohesión moral preconizada por los conservadores y por la mayoría de las utopías radicales. Hay liberalismos de la armonía y liberalismos de la disonancia. Pero en todos los casos el liberalismo adopta una visión liberal de las contiendas humanas.

LA LIBERTAD

Libertad igual que liberalismo, tiene más de un significado, distinguir los sentidos o los tipos de libertad puede arrojar alguna luz sobre las variedades del liberalismo.

TIPOS DE LIBERTAD

Tenemos a la libertad Social que se puede definir como “la ausencia de imposiciones o limitaciones”, que se refiere, en la mente de cualquier agente, de las acciones de otros, siempre que ese efecto opere como un motivo no deseado del comportamiento de ese agente.

La libertades, por tanto libertad de la coerción: implica el no impedimento por otros del curso de acción preferido por uno, por lo que podemos contar por lo menos con cuatro encarnaciones principales de la libertad en la historia. El primero es la libertad a la opresión como interferencia arbitraria, es decir, el que cualquier individuo moderno espera disfrutar al desempeñar papeles sociales protegidos por la Ley y la costumbre, como un derecho.

El segundo, la libertad de participar en el manejo de los asuntos de la comunidad en cualquier nivel, fue puesto al alcance de todos los ciudadanos libres en ciudades antiguas como las griegas, y por esta razón fue conocido desde el principio como libertad política. El tercero es la libertad de conciencia y de creencia.

El cuarto y último tipo es la libertad de cada una para vivir como guste, no por que se respeten sus derechos o por que pueda expresar libremente sus creencias, sino por que dirige su vida con una elección personal del trabajo o de ocio, la idea de libertad de autorealización expresa la esencia del asunto.

Esta clasificación de tipos de libertad sigue aproximadamente el orden histórico de su aparición. La libertad de expresión en el sentido indicado más arriba es una experiencia inmemorial. La libertad política a nivel del Estado parece haber sido una invensión ya de la Atenas clásica, en cuanto a la libertad de conciencia adquirió impulso durante la Reforma y las subsecuentes guerras de religión que tuvieron lugar en Europa durante el siglo XVII y ya por último la difusión de la libertad individualista como libertad de autorealización y ogro personal, que se sostiene en una base en la privacidad ampliada, es una tendencia muy moderna de la sociedad industrial, del consumismo y el tiempo libre.

A continuación algunas definicioens famosas de la libertad en la literatura:

- “Libertad es el derecho a hacer todo lo que la Ley permite”

  • “Libertad significa obediencia a la Ley que nos prescribimos a nosotros mismos”

  • La libertad moderna es “el disfrute pacífico de independencia individual o privada”

En el concepto liberal, libertad significa solo ausencia de coerción, mientras que el concepto democrático significa autonomía, es decir, la capacidad de autodeterminación. Cualquier cosa que el individuo pueda decidir por sí mismo debe ser dejada a su arbitrio y siempre que hay necesidad de una decisión colectiva, el individuo debe participar en ella.

Otra manera de subrayar las diferencias entre tipos de libertad, es discernir tres grandes escuelas de pensamiento acerca de la libertad que son: INGLATERRA, FRANCIA Y ALEMANIA.

INGLATERRA

La escuela inglesa de la teoría de la libertad, que va de Hobbes y Locke a Bentham y Mill. Percibe la libertad como ausencia de coerción. Hobbes, que escribía con la guerra civil inglesa ante sus ojos, deseaba desesperadamente disociar de esa tradición el concepto moderno de libertad. En lugar de enlazar la virtud cívica, Hobbes alabó la libertad Civil, o no política, lo que afirmaba que una vez instaurado el gobierno, la libertad ya no es cuestión de autogobierno sino algo a disfrutar “ en el silencio de las leyes”.

Su definición contrasta la libertad política que siempre ha sido entendida como la libertad a través de la ley en lugar de cómo algo fuera de la ley.

FRANCIA

Le escuela francesa de la libertad, como modelo teórico prefiere a Rosseau y a Montesquieu. El primero tan individualista como el que más, y como el principal precursor del romanticismo, fue el principal originador del individualismo en la literatura y en la religión. Pero cuando se trataba de libertad social colocaba al ciudadano muy por encima del burgués y la libertad política mucho antes de la civil. El verdadero objetivo de su exaltación de la libertad democrática antes que la libertad liberal no era el atacar el individualismo sino destruir el particularismo.

Rosseau articuló una vigorosa retórica a favor de la libertad política o democracia en contra del odium al privilegio, defendido incluso por liberales tempranos como Montesquieu, pero estaba tan preocupado por la necesidad de despatrimonializar el poder que perdió de vista otro problema clave: la cuestión del poder.

Montequieu enseño que la autoridad debía ser dividida para que no se volviera tiránica; Rosseau había remplazado la autocracia por la democracia, la siguiente tarea era impedir el despotismo democrático.

ALEMANIA

La idea del Building es sumamente importante en la historia del liberalismo, además de haber influido fuertemente en pensadores liberales que hicieron época como Constant y Mill, es la estructura lógica que está detrás de un concepto alemán de libertad que prevaleció por mucho tiempo.

Hegel (1770- 1831), el mayor de los filósofos postkantianos, al escribir en 1821 su filosofía del derecho, trasladó la autorealización de Kant de la ética a la política y de la persona al Estado, en el que para Hergel hay libertad, pero una libertad racional, como una capacidad de autorealización en desarrollo. Ésa era el alma del concepto alemán moderno de libertad.

LAS RAICES DEL LIBERALISMO

En el curso de tres siglos, el liberalismo se enriqueció realmente en temas y tópicos, pero el enriquecimiento de la teoría liberal raramente fue un proceso lineal. Los avances en una dirección a menudo eran compensados por retrocesos. Es preciso evitar cualquier impresión de triunfalismo por que el liberalismo ha tenido que aprender cosas importantes del desafío de ideologías rivales.

FUENTES MODERNAS TEMPRANAS

En forma general, podemos describir el liberalismo clásico, o el liberalismo en su forma histórica clásica, como un cuerpo de teorización que aboga por un estado Constitucional. La doctrina liberal clásica consta de tres elementos: la teoría de los derechos humanos, el constitucionalismo y la economía clásica.

DERECHOS Y MODERNIDAD

La lucha formativa del liberalismo fue la reivindicación de derechos y el intento de dominar El poder político. Históricamente, se puede decir que la libertad tiene relación con el surgimiento de la civilización moderna, primero en Occidente y después en otras regiones del mundo. Por lo tanto, la formula parecería ser: libertad es igual a modernidad y modernidad es igual a liberalismo.

La Reforma provocó una fuerte afirmación de la conciencia individual, decía Hegel, pero no alcanzó una forma activa hasta la Revolución y Napoleón. Solo entonces la “sociedad Civil” formada por individuos mundanos e independientes fue debidamente legitimada, siendo la forma más visible el Código de Napoleón, código civil de la Europa postrevolucionaria. El tema protestante de la inviolabilidad de la conciencia fue una poderosa contribución seminal al credo liberal, pero podemos preguntarnos si el vínculo entre conciencia y libertad fue tan claro y directo en la historia de las instituciones liberales. En forma comprensible, el pensamiento político avanzado respetó la libertad religiosa por algún tiempo, aún cuando tenía al fanatismo tanto como al poder.

Sin embargo algunas corrientes de la Reforma protestante prefiguraban efectivamente el moderno pluralismo liberal y su respeto por el individuo heterodoxo. La tolerancia religiosa fue también una piedra angular del sistema protoliberal de Locke ya que afirmaba que la persecución es contraria a la caridad y por lo tanto anticristiana, mientras que Voltaire señalaba que la tolerancia nunca ha provocado tumultos sociales, mientras que la intolerancia ha sido causa de muchos baños de sangre.

La lucha por los derechos religiosos alimentó la idea de los derechos individuales generales, una de las fuentes originales del liberalismo.

DERECHOS: EL DERECHO NATURAL Y CONSENTIMIENTO

La principal fuerza en la legitimación conceptual de la moderna idea de derechos fue la modernización de la Teoría del Derecho Natural. La premisa básica de la Teoría del Derecho Natural es que existe una Ley superior, una razón invariable aplicada al orden y a la prohibición, en la medida que permite a la gente distinguir el bien del mal sin consultar mas que a su mente y su corazón, es decir , a su sentido moral interior. Esto significaba simplemente que el Juez siempre debía buscar una solución justa de toda disputa.

El contractualismo no surgió automáticamente del concepto medieval de derechos subjetivos y su marco iusnaturalista; más bien hubo un nuevo desarrollo. En la osada reformulación del iusnaturalismo, el derecho natural ya no se basaba en la naturaleza de las cosas sino en la naturaleza del hombre, Grocio y Hobbes también pusieron un fuerte énfasis en la voluntad y el consentimiento como fuente de la autoridad legítima que puede ser dado en forma individual o corporativa.

Para la mayoría de los pensadores que se habían ocupado anteriormente del consentimiento, este era un acto corporativo de la comunidad y había sido dado en el pasado. El contractualismo de Locke señaló la apoteosis del Derecho natural en el sentido individualista moderno En los contratos sociales ideados por Hobbes antes que él y por Rosseau después de él, los individuos enajenaban completamente su poder a un Rey o una asamblea, en cambio en Locke los derechos naturales provienen de la naturaleza, como dones de Dios y están lejos de disolverse en el pacto social.

Al consagrar el derecho a la propiedad como un derecho natural, a la asociación civil y política y en la política liberal la esencia de la legitimidad no es la tradición sino el consentimiento.

LA HERENCIA DE LA ILUSTRACIÓN

A menudo se dice que el liberalismo proviene en buena parte de la ilustración. La ilustración en cuanto a que significó sobre todo una recuperación del ánimo en la exacta formulación de Peter Gay, al ir desarrollándose en las obras de Voltaire y Diderot, Hume, Smith y Kant, abarcó un conjunto de ideas muy complejo que incluía los derechos humanos, el gobierno constitucional y el liberismo o libertad económica. El pensamiento de la Ilustración llegó a superponerse a la mayoría de los ingredientes del credo liberal clásico, aunque no siempre fue liberal en términos estrictamente políticos. Hasta Rosseau, que no creía en el progreso, tenía cierta esperanza para el hombre siempre que adoptara el contrato social debido o recibiera educación correcta.

EL PENSAMIENTO POLÍTICO

El bloque histórico formado por el Renacimiento y la edad Barroca, el pleno Florecimiento de la Civilización cortesana en la “Europa de las capitales” la aceptación general de la jurisprudencia romana contribuyó al surgimiento de una relación nueva entre el gobierno y las normas legales. Anteriormente la ley había sido vista principalmente como un mero marco de la acción gubernamental, pero ahora pasó a ser vista bajo una nueva luz como un instrumento de poder. La ideología política más característica de la ilustración, el despotismo ilustrado, hizo abundante uso de esa nueva visión de las normas como instrumentos de poder. Los principales defensores del absolutismo progresista en Europa Occidental, los economistas franceses conocidos como los fisiócratas distinguían el despotismo legal del simple despotismo al hablar de una monarquía funcional como una autocracia identificada con la defensa de la libertad y la propiedad y prudentemente se abstenían de mencionar el libre juego del mercado. Pero la Ilustración en general no fue un movimiento esencialmente político.

EL PENSAMIENTO HISTÓRICO Y ECONÓMICO

La Ilustración denominó historia filosófica a su manera de observar los conocimientos, o la sucesión de las épocas, en busca de significados más profundos y grandes patrones. El contenido principal de la Historia filosófica era la historia de la civilización pero esta a su vez tenía un foco más específico, “la historia de lla sociedad civil”.

Mientras que antes la palabra Civil en la expresión sociedad Civil, correspondía a la civitas que significaba tradicionalmente política, en Rosseau y Ferguson Civil estaba relacionado con civitas en el sentido civilidad o de civilización, y por lo tanto se refería al estado de la moral y las costumbres, sin ninguna conexión necesaria con la política. El secreto de la superioridad de los estratos más bajos de la “sociedad Civilizada” estaba en mucho mayor productividad de su división del trabajo.

Como puede verse, la Ilustración estaba descubriendo o inventando la economía. La creación de la economía clásica fue acompañada por una transformación considerable de los valores y en contra de ese humanismo moralista, otros autores sostenían una visión nueva que legitimaba la opulencia. Pero en ocasiones los defensores de la opulencia afirmaban que el bienestar social no era tanto resultado de ninguna virtud, privada o cívica como la inesperada consecuencia de muchos actos egoístas.

Los ideólogos cívicos, eran cultores de la virtud. Al hacerlo seguía la principal preocupación de otra tradición de discurso que rivalizaba con la del humanismo cívico: la tradición del derecho natural en la jurisprudencia que como hemos visto fue escencial en la formación del concepto de derechos. Como uno de los creadores del pensamiento liberal Smith fundió la idea del progreso con la defensa del liberalismo.

PROGRESO Y LIBERISMO

Fueron adicciones sustanciales a los dos elementos formativos anteriores del credo liberal, los derechos individuales y el constitucionalismo. A nivel político el liberalismo podía limitarse a los dos últimos, pero además de ser una doctrina política el liberalismo era una visión del mundo identificada con la creencia en el progreso. La Ilustración aporto al liberalismo el tema del progreso, teorizado principalmente por la economía clásica.

El reformismo generalizado de la Ilustración llegó cerca de un liberalismo emprendedor, pero no, un enfoque histórico muestra que la experiencia efectiva de las reformas ilustradas tuvo sabor decididamente libertario. En general la Ilustración, incluso cuando fue antiliberal, terminó preparando el terreno para instituciones más libres y una sociedad menos desigual. En términos políticos, la causa del rechazo del liberalismo no fue el progreso ni la reforma sino la revolución, en forma de violencia Jacobina. En cambio el defensor arquetipico del progreso, Condorcet (1743/1794) era filosóficamente un discípulo de Hume; la virtud no le interesaba demasiado, y en política trató de subrayar dos elementos, el conocimiento y el consentimiento que eran totalmente ajenos al voluntarismo jacobino. Cuanto más se percibe la distancia entre la ilustración y el jacobinismo, más se aprecia el terreno común entre la Ilustración y el liberalismo.

EL ROMANTICISMO

En Francia la Escuela romántica nació unida a la política legitimista, los partidarios de la Restauración. Los orígenes románticos o protorrománticos del individualismo moderno están investigados en forma convincente en el libro de 1987 de Colín Campbell, The Romantic Ethic and the Spirit of Modern Consumerism . La historia literaria, empieza diciendo Campbell, ha demostrado hace mucho que para mediados del siglo XVIII la clase media inglesa estaba reinterpretando el protestantismo en una dirección más sentimental que calvinista.

La cara romántica del individualismo no se limitaba a endulzar hedonismos y fantasías soñadoras. En la medida que el evangelismo ya añejo era un romanticismo religioso, su extraña justificación religiosa del liberalismo forjó otro fuerte vínculo entre el liberalismo y la cultura romántica. Y ese romanticismo¿, por ser un fuerte impulso individualista, contribuyó significativamente al surgimiento de una cultura liberal.

II. EL LIBERALISMO CLÁSICO 1780-1860

Siguiendo las raíces de elementos clave del credo liberal, como el concepto de derechos individuales, el imperio de la ley y el constitucionalismo que llegan a definir al protoliberalismo como un conjunto ideológico de valores e instituciones que históricamente preparó el camino para la policidad plenamente liberal que llegó a ser la forma de gobierno avanzada en el Occidente del siglo XIX.

En conjunto los liberales clásicos hicieron dos contribuciones decisivas al desarrollo del pensamiento liberal. En primer término vincularon en forma perdurable rasgos perdurables a una defensa coherente de la policidad secular liberal que por entonces estaba tomando forma en los gobiernos representativos de la época, en segundo, introdujeron y desarrollaron otros dos temas en el pensamiento liberal: la democracia y el libertarismo. En conjunto estos dos temas escenciales constituían una defensa del individuo no solo contra la opresión gubernamental sino también contra las intrusiones de las imposiciones sociales.

LOCKE: DERECHOS, CONCENSO Y CONFIANZA

Lo que proponía Hobbes era definir las relaciones entre el poder estatal (potestas) y por un lado la libertad y la religión por el otro, discernía dos causas ideológicas de la guerra civil inglesa. Los intelectuales académicos enseñaban a los magnates del reino modelos antiguos de libertad cívica. A un nivel social más bajo, los santos puritanos diseminaban el derecho a dogmatizar en nombre de una inspiración sagrada. Los intelectuales cívicos volvieron a encender la idea aristotélica de que la ciudad es natural es decir, de que los hombres son por naturaleza animales sociales pero en las circunstancias de Inglaterra en 1640, el resultado fue un gran desorden. Hasta los puritanos convirtieron su fe en motivo de subversión y regicidio.

En vista de todo eso Hobbes dedujo que el principio del orden político no podía derivar ni de la naturaleza ni de la gracia, tenía que ser un arte, la técnica tanto del Derecho como del social que permitía al Estado humillar por igual a los grandes facciosos y a los fanáticos religiosos, evitando que la sociedad cayera en el caos en el frontispicio del LEVIATÁN, el soberano gigante “ rey de todos los hijos del orgullo”, lleva una espada y un báculo pastoral: tiene el poder tanto temporal como espiritual, puesto que debe contener por igual a una aristocracia guerrera y a las sectas carismáticas. A fin de proteger las libertas, las potestas deben mantener a raya a la religio moralista e intolerante.

La lucha contra la autocracia de los Estuardo llegó a su apogeo con la llamada crisis de la exclusión, alrededor de 1680. Por lo tanto, toda autoridad es de naturaleza parental, en aquellos días de predominio masculino indiscutido significaba paternal, sin embargo para Locke, un estudioso profundamente ligado a la oposición WHIG a través de su relación de toda la vida con el primer Earl the Shaftesbury, esa analogía entre la autoridad política y la autoridad paternal era totalmente falsa. El poder parental deriva de la generación. El poder despótico identificado por el dominio sobre los esclavos, deriva supuestamente de la conquista en justa guerra por lo tanto la esclavitud, es una retribución por la agresión injusta.

Los Dos tratados presentan tanto una teoría del consentimiento como una teoría del fideicomiso. La teoría del consentimiento explicaba la legitimidad del gobierno (y comparaba el absolutismo con un estado de guerra contra la sociedad). La teoría del fideicomiso mostraba como debían entender gobernantes y gobernados su relación recíproca. Ninguna de estas teorías fue abandonada jamás por las tradiciones liberales subsecuentes pese a su diversidad.

DE LOCKE A MADISON: HUMANISMO CÍVICO Y REPUBLICANISMO MODERNO

La base de las teorías del fideicomiso y del consentimiento de Locke era su teología de los derechos naturales. Pero la teoría de los derechos en el lenguaje del derecho natural no fue el único tipo de discurso practicado por los WHIGS; en cuanto enemigos del absolutismo y paladines de la tolerancia, los WHIGS fueron los primeros liberales de la historia moderna. Otra especie de lenguaje antiabsolutista, bastantemente apreciada, era la ideología del humanismo cívico o republicanismo clásico, también ésta dejó una huella importante en el liberalismo clásico.

Pero recientemente Pocock, de la Universidad Johns Hopkins, propuso una revisión magistral de esa tesis. El principal libro de PococK, The Machiavellian Moment ( 1975 ) ha creado toda una escuela en la historia del pensamiento político de comienzos de la modernidad. Pocock comprendió que como teórico del consentimiento , Locke era demasiado radical para ser el pensador oficial de la Revolución Gloriosa y además cuestionó la presentación Lockeana del republicanismo de los independista de los estadounidenses. Descubrió una pequeña nobleza rural inglesa, La gentry, que tenía dudas muy serias sobre el ascenso del capitalismo, y que en su republicanismo moderado se aferró al humanismo cívico como refugio contra el comercio y la corrupción.

Para Pocock, esa ética cívica mas bien tensa permeó toda la tradición atlántica del discurso política. Es afirma que, lejos de ser individualista y capitalista, la ideología estadounidense en sus comienzos era republicana humanista siguiendo una apropiación inglesa de temas maquiavelianos. Durante el interregno puritano James Harrington había empezado a temer por el futuro de los propietarios independiente, la pequeña nobleza rural que había ascendido con fin del feudalismo. En su obra más reciente el Profesor Pocock desplazó el foco. En lugar de subir la supervivencia y el republicanismo clásico ahora procedió a aplicar su capacidad analítica al whinguismo moderno.

Al mismo tiempo las co0lonmias americanas, en cambio ofendidas por la afirmación británica del poder imperial, retrocedieron a un discurso lockeano. En términos políticos el liberalismo clásico tenía espacio tanto para elementos de la ideología cívica como para postulados liberalistas progresistas de origen iluminista, por no hablar de creencias en los derechos naturales derivadas le Locke y Paine. En el caso norteamericano hubo otro hilo conceptual cuya importancia no fue menor: La preocupación constitucionalista. La limitación del poder era desde luego, la idea detrás del juego de fideicomiso y consentimiento de Locke contra las interpretaciones que lo desplazaron del canon de los primeros republicanos norteamericanos.

La búsqueda de la felicidad y la protección de la propiedad eran motivos lockeanos que estaban en el centro de la visión moral del republicanismo moderno.

WHIGS Y RADICALES : EL NACIMIENTO DE LA IDEA LIBERAL DEMOCRÁTICA

Este es un buen momento en nuestra historia para examinar en general el nacimiento, el crecimiento y la transformación del whinguismo como antecesor historico del liberalismo. Hemos visto que la posición whig nació de la afirmación de los derechos individuales en contra del poder real, tenía por lo menos dos finalidades: La libertad religiosa y el gobierno constitucional, después de su exitosa lucha contra los estuardo, los WHIGS para entonces ya existía un acervo reconocible de posiciones WHIGS, en primer lugar el latitudinarismo moral, la renuencia aceptar que hay un modo de vida mejor o un bien común definible por cualquier monismo ético.

Inicialmente, a proposición democrática no fue obra de los WHIGS ni de los liberales. Aparte de la fórmula estadounidense de republicanismo federal, la idea de la democracia representativa tenía por lo menos tres fuentes, una era la izquierda lockeana, tal como encarnaba en la teoría de los derechos de Paine

(1737-1809), el militante de dos revoluciones la norteamericana y la francesa. Paine, que había sido educado como un cuáquero de Norfolk, creía igual que Locke que los hombres forman sociedades para asegurar sus derechos naturales, no para renunciar a ellos. Al exigir una Autentica democracia amplia y patrocinar una amplia gama de reformas, los utilitaristas superaron lo que quedaba del elitismo whig en los órdenes originales del republicanismo estadounidense.

EL LIBERALISMO ANALIZA LA DEMOCRACIA: TOCQUEVILLE

La otra figura descollante del pensamiento liberal francés fue Tocqueville (1805-1859) que hizo a la democracia y la igualdad las preocupaciones determinantes de su obra, él se describía así mismo como un “liberal de nuevo Tipo”. Era por lo menos tan intenso y apasionado como cualquiera de sus antecesores cuando se trataba de la vida de la libertad, e insistía en que “ una nación que no pide a su gobierno nada mas que la preservación del orden ya esta esclavizada en su corazón”. También estaba profundamente preocupado por la base moral de las instituciones liberales y especialmente por su fundamento religioso Una segunda y crucial discrepancia entre Tocqueville y liberales anteriores de relacionabas con el tema del individualismo. Tocqueville distinguía entre egoísmo e individualismo, decía, es una categoría moral, el vicio de concentrarse demasiado en uno mismo. El individualismo es un concepto sociológico que denota una falta, no de virtud en sí, sino de virtud pública o cívica.

En ese contexto democrático veía el individualismo como una patología social, un egocentrismo generalizado, resultado de una sociedad igualitaria agobiada por el materialismo, la competencia y el resentimiento.

Por lo mismo, Tocqueville sentía un profundo disgusto por las clases media, en cuanto eran las portadoras naturales del individualismo exacerbado.

Un último punto se impone antes de abandonar a los liberales franceses clásicos. La escasa simpatía de Guizot por el laissez-faire y la actitud tibia de Tocqueville hacia la sociedad comercial parecen dar la razón a quienes afirman que el liberalismo temprano no fue una ideología de la burguesía comercial e industrial sino la creación de una aristocracia en declinación o de un estrato culto más interesado en la razón y el debate libre que en el interés, el mercado y el progreso. La descripción de Tocqueville por Lamberti como humanista cívico retrasado concuerda con esta interpretación a la que un estudioso italiano. Ninguno de los dos cita a Pocock pero ambas obras hacen pensar en temas Pocockianos llevados mucho más allá de su extensión original, de Harrington a Jefferson.

EL SANTO LIBERTARIO: JOHN STUART MILL

Mill era un francófilo que admiraba dos aspectos del pensamiento francés cuya ausencia deploraba en Inglaterra: la teoría y la política progresista de tipo radical.

Además compartía con Tocqueville la consideración por la ,moralidad cívica y la fe en el valor educacional de la participación democrática. Pero el acuerdo entre dos mayores liberales tardoclásicos termina ahí sus respectivas visiones del mundo estaban muy lejos de ser iguales.

Mill compartía la alarma de Tocqueville ante los despotismos sociales antes que políticos y su fe en la democracia participante como antídoto, pero no tenía nada de la nostalgia aristocrática del francés ni de sus inclinaciones religiosas.

Es posible que Mill haya tenido ideales elitistas demasiado elevados, pero sobre la libertad equilibró su temor a la tiranía de la opinión mayoritaria con la insistencia explícita en la necesidad del desarrollo personal general y de evitar cualquier tipo de inculpación.

Como sus ojos el liberalismo no era otra cosa que un vulgar liberismo materialista, Mazzini se consideraba enemigo de la escuela liberal.

En el liberalismo altamente idealista de Mazzini la causa nacional del Risorgimeto era perfectamente compatible con un humanitarismo universalista y una federación europea. Tuvo un prestigio inmenso y en el apogeo victoriano fue una autentica conciencia del republicanismo liberal.

Para la década de 1860 Herzen demostraba una notable comprensión de la evolución social occidental. Nuestros cuatro liberales tardoclásicos, con todas sus diferencias, tenían algunas cosa en común. El liberal conservador Tocqueville enseño al elitista Mill el valor cívico del autogobierno y los peligros del poder de la mayoría.

LOS IDIOMAS DEL LIBERALISMO CLÁSICO

El liberalismo clásico temprano ya conocía por lo menos tres tipos de discurso teórico: la teoría de los derechos naturales, el republicanismo cívico y la historia estadial, según la economía política y la teoría de la Ilustración escocesa.

Los liberales tempranos franceses, retomando el punto de vista estadial, crearon otro nuevo , la teoría de la política de la sociedad comercial, que alcanzó su forma más característica en Constant.

Pero no basta con señalar el enriquecimiento del discurso de la teoría política desde el protoliberalismo hasta el liberalismo tardoclásico.

Y aquí fue Rosseau, mucho mas que ninguno de los liberales o protoliberales anteriores, quien hizo la contribución decisiva. Al dar un toque democrático al discurso contractualista sobre los derechos, Rosseau es el principal antepasado de la idea de que la Nación y no el Rey, es la sede última de la autoridad política.

IV. LIBERALISMOS CONSERVADORES

La critica del mercado de Hobson ha sido interpretado a menudo como precursora del keynesianiso para Keynes el problema surge cuando los ahorros dejan de transformarse en inversiones, mientras que para Hobson la verdadera dificultad es que la investigación puede llegar a ser excesiva en relación con el consumo.

Hobson indico otra causa, la mala distribución del ingreso. La riqueza y el ahorro excesivos conducían al subconsumo y en consecuencia al imperialismo como vía de salida.

Para Hobson , el remedio era aplicar un esquema tributario redistribuido y habrá consumo y justicia en el país y paz en el exterior

Lo que Hobson pedía era cierto grado de propiedad publica del suelo, que permitiera viviendas decentes; transporte publico ; eliminación de monopolios ; una red nacional de escuelas publicas, y un sistema leal mas equitativo. La retribución fiscal del ingreso seria la solución , en forma de el todo distinta de la revolución mientras que en el capitalismo, una vez regulado, ciertamente no debe de ser sustituido por un sistema económico distinto por completo.

La finalidad el liberalismo fue eventualmente mayor en ele caso del otro Hob. Igual que Green, Hobhousen.

El libro de Hobhousen. En 1911, el liberalismo, paso a ser el evangelio del nuevo orden al dar libertad positiva en sentido evolutivo. Su idea era sociedad orgánica que ofreciera “ una igualdad de derechos vivientes “.

Hobhousen. Trato de crear una ética evolucionista como base para un colectivismo libre.

En Londres en la época de la guerra, Hegel escribió todo un libro la teoría metafísica de el estado.

En la practica esas distinciones, aunque indicativas de la capacidad de el empirismo, no tenían mayor importancia, sin embargo la vía conceptual abierta por conceptos hegelianos como el del ser superior de el “estado ético” pedía albergar implicaciones perfectamente liberales. El principio de los neoidealistas, Francis Herber Bradley escribió un ensayo de gran influencia “ mi posición y sus deberes”, que reducía el ser moral a un ser social alimentados por la conciencia de la humanidad de la propia función dentro de el organismo social.

Bosanquet afirmo que “ las realizaciones más profundas y mas elevadas de un hombre no pertenecen al ser humano particular en su repulsivo aislamiento”

Green y Hobhousen tenían en común una versión social, del concepto alemán de la libertad como autorealización, que es compatible con la libertad como autorealización , es compatible con la libertad como autonomía política, pero diferente de ella.

De 1918 en adelante empezó a temer los crecientes poderes de el estado y se fue acercando tanto al liberalismo como mal liberalismo politico tradicional.

DE KELSEN A KEYNES: EL LIBERALISMO DE IZQUIERDA ENTRE DOS GUERRAS

En Italia el liberalismo de izquierda fue menos moralista y de mentalidad mas histórica, Piero Gobetti privo la izquierda liberal de un dirigente imaginativo. En 1924, dos años después de la marcha de los fascistas sobre roma Gobetti reunió ensayos bajo el titulo la revolución liberal sus veredictos históricos eran bastante duros .

Los nuevos tiempos. Los socialistas eran importantes y poscomunistas burocraticos Gobetti soñaba con una revolución Italiana que imaginaba debía ser, a diferencia de la Francesa popular en ve de burguesa y sin embargo a diferencia de la Rusa liberal en lugar de comunista.

Era rescatar al socialismo de el marxismo mientras que el marxismo había contrapuesto el socialismo al liberalismo. Roseselli insistía en que el socialismo debía de ser liberación, y sus medios de estado liberal, esa tendencia socialista-liberal alimento el efímero partido de acción, fundado en 1942 por Guido Calogero.

En el mundo alemán, liberalismo de izquierda significa ente todo y sobre todo una doctrina política ese frágil ordenamiento institucional nacido de la derrota del Reich y el aplastamiento de el socialismo rojo. El hombre mas destacado de la teoría política y judicial fue Hans Kelsen codifico la constitución republicana e Austria y miembro de el tribunal constitucional de su país cuando publico teoría pura del derecho la facultad de derecho de Harvard declaro que era indudablemente el mayor jurista de la época.

Kelsen reestructuro la tradición del positivismo legal este hacia a un lado el derecho natural reconociendo la contingencia del vinculo entre la ley y la moralidad. Pero después de separar e derecho de la ética, los positivistas jurídicos anteriores fundieron las normas con los hechos reduciendo los derechos y las obligaciones a acontecimientos causales, Kelsen por el contrario destaco de el índole normativo de la ley. Una demanda para ser legitima , debe de estar autorizada por una norma legal basada a su vez en toda una cadena de normas ulteriores.

Kelsen rechazo ese dualismo y propuso en cambio una concepción puramente jurídica del estado, el estado identificado con el orden legal .

Woodrow Wilson personaje que no aparece con frecuencia en las enciclopedias del pensamiento político, Wilson modifico el carácter de el liberalismo estadounidense, los fundadores concebían el contrato social republicano como un medio para resolver o componer conflictos de intereses razonables Wilson, el primer dirigente estadounidense que se satisfizo con ese sensato ideal del consenso igualitario , introdujo en la política estadounidense lo que seria ala ideología universitaria medio siglo después, la ética de la convicción, la política del principio.

John Dewey, destacado pedagogo, creedor de la teoría del impulso expresada en su tratado de psicología social titulado Naturaleza y conducta humana, donde expone que toda realizas es relativa al hombre y todos los fines humanos son inmanentes , establece que la moral y la política son tanto sociales como experimentales., de esa manera mantenía el valor de la individualidad a la vez que rechazaba su contraposición a la sociedad. Lo que Kelsen llego a valorar en nombre del pluralismo de los avalores fue ensalzado por Dewey como el régimen más adecuado a la realidad de el cambio.

Cuando sobrevino la guerra, la figura central de el liberalismo de izquierda en el mundo angloparlante no fue Dewey ni Kelsen sino John Maynard Keynes.

Keynes, escribió que el problema político de la humanidad es combinar tres cosas : la eficacia económica, la justicia social y la libertad individua. Keynes puso punto final al liberalismo ortodoxo en 1926, con su libro el fin del LAISSEZ-FAIRE “ dejar hacer dejar pasar”

Comprendió que el poder leninista estaba históricamente decidido a destruir el capitalismo y que el fascismo sacrificaba la democracia para salvar la sociedad capitalista, quedando una tercera opción , que era salvar a ala democracia reordenando el capitalismo, esta opción llego a ser conocida y practicada como “ KEYNESIANISMO”.

Los contemporáneos de Keynes, los fabianos, culpaban al capitalismo de los males sociales, John Maynard Keynes acusó a una causa sociocultural la ética puritana en su teoría general del empleo, el interés y la moneda en esta se desarrollaba los puntos mas importante que vivía la microeconomía aceptando esta como de Marshall.

En el núcleo de la economía clásica se encontraba la ley de Say que afirma que la oferta crea su propia demanda.,

John Maynard Keynes no quería que el gobierno invadiera la esfera microeconomía, este había ubicado la causa de las depresiones de la economía en instinto atesorado de una clase que vive de rentas , sin embargo Milton Friedman, estudiando la historia monetaria de los estados unidos , descrubio que la inestabilidad estaba relacionada principalmente con zigzagz en la oferta de dinero.

KARL POPPER, Y UNOS POCOS MORALISTAS LIBERALES DE LA POSGUERRA

Karl Popper, critico de la filosofía política, se podía describir como la teoría de la lógica la cual define como enfoque de las ciencias sociales que tiene por objetivo la predicción y ese enfoque ele resulta intelectualmente insostenible y moralmente repulsivo, sin embargo la tendencia reformista es inconfundible en la política de popper, pese a que su tono cauteloso incluye una o dos notas de la prudencia sin ilusión, así el suyo es un minimalismo humanitario que frustra el genero alcance de la democracia benthamiana, en la esencia de la sociedad abierta no hay nada que impida una reforma social amplia, su obra tiene poco que ofrecer en cuanto al análisis de la estructura de la política o la naturaleza de la autoridad.

Popper considera los tres principales de la sociedad abierta, Platón, Hegel y Marx.

En conjunto Orwel no fue un teórico y formalmente fue liberal, pero el liberalismo no puede prescindir del ardor ético de su liberalismo. Llegando a ala conclusión de “ mejor la rebelión que la revolución”

Ewl gran escritor mexicano Octavio Paz recogió n resumió después esa antítesis entre el historicismo de la revolución y la ética presentista de la rebelión, los revolucionarios son personajes burgueses que buscan no tanto la justicia como su propia justificación,

En la década de la posguerra el mundo latino tuvo por lo menos un moralista liberal, Salvador de Madariaga, fue un político literato español que contribuyo a establecer la liga de las naciones con su ensayo político anarquía o jerarquía .

Mientras que Popper insistía en las fallas epistemológicas del historicismo, Berlín escribió algunas publicaciones la pobreza del historicismo donde se destaca el aspecto moral del problema . su contribución más conocida a ala teoría política es otra conferencia dos conceptos de libertad que codifico para el mundo anglosajón la diferencia entre libertad negativa y libertad positiva, o libertad de y libertad para.

Berlin afirma que d e Platón a Marx prevaleció en el pensamiento occidental la concepción del universo como un todo inteligible regido por un principio único, lo que implica que el hombre debía ordenar su vida, tanto social como personal.

Berlin cuestionaba significativamente ese objetivismo de valores igual que Webel, pensaba que los significados últimos no están ahí, si no que son dados o impuestos al mundo por el hombre, además el universo es irremediablemente plural , de ahí que el segundo error de la tradición filosófica occidental, rechazara ese monismo moral basado en una jerarquía de valores, Berlín prefería extenderse sobre Maquiavelo, que enfrento la imposibilidad de reconciliar la ética pagana de virtud, y fortuna con la moralidad cristiana de los valores de el otro mundo, el pluralismo de los valores . insistía Berlín es inevitable, y por lo tanto también el conflicto y la elección.

Berlín, es un libertario elocuente, igual que Popper, Orwell y Camus, no tiene mucho que decir sobre el aspecto institucional de libertad.

CONCLUSIÓN

Esta obra hace un estudio especial de tres siglos de historia y de cambios dentro del pensamiento liberal, cuyos orígenes a la fecha continúan investigándose, haciendo un análisis concreto del desarrollo del liberalismo clásico desde el siglo XVIII hasta el neoliberalismo actual. Este libro me gusto mucho por que da una amplia gama de lo que fue el liberalismo desde su surgimiento hasta nuestros tiempos, haciendo grandes y explícitas descripciones y ponencias de gran número de ideas para explicar a cada uno de los teóricos que intervinieron en su desarrollo mismos que, aportando teorías motivaron grandes cambios que a fin de cuentas hicieron del liberalismo lo que es hoy.

Esta corriente se dio en Europa, específicamente en Inglaterra donde tuvo un gran apogeo así mismo, el autor nos habla de cómo el liberalismo ha resistido a todas las habladurías y a todas las difamaciones a que ha sido expuesta durante estos siglos ya que, así como muchos pensadores la defienden a capa y espada, hay otros que definitivamente no están de acuerdo con ella y la atacan lo que demuestra que esta es una corriente con unas bases tan bien definidas que todas estas controversias no han podido destruirla a pesar del tiempo.

Los movimientos y acciones encaminados hacia la defensa de las libertades públicas, de resistencia política y de oposición a las violentas dictaduras en Latinoamérica obligan al establecimiento de una valorización critica sobre el importante papel que ha jugado el liberalismo en nuestras respectivas realidades sociales.

Es un buen libro para nosotros que como estudiantes no ayuda demasiado ya que nos encontramos en una situación en la que estamos creándonos un criterio individual, buscando teorías y conocimientos para adoptar una forma de pensar propia y este libro es excelente para que además de que nos cultivemos, nos vallamos formando una ideología propia basada en conocimientos realmente interesantes en la vida tanto económica, social y política que es de los temas que este libro trata y que nos da a conocer a fondo y para mi gusto son muy importantes.

Además, debemos tomar en cuenta que esta corriente ideológica, ha sido un punto de partida para en nuestro país haya habido cambios tan trascendentes desde la época independiente, y con el transcurso del tiempo han descansado en varias transformaciones en nuestros días.

'Liberalismo viejo y nuevo; José Guilherme Merquior'

La Autoridad se divide para mantener limitado el poder.

Montesquieu, El espíritu de las Leyes, lib. 12, cap. 2

Rosseau, Contrato Social, lib. 2, Cap. 8

Benjamin Constant, Libertad antigua y moderna

Colin Campbell, The Romantic Ethic and the Spirit of Modern Consumerism, Oxford, Blackwell, 1987, pp 203-205

1

'Liberalismo viejo y nuevo; José Guilherme Merquior'