Liberalismo como referencia para la comprensión del orden mundial actual

Ensayo. Liberalismo. Socialismo. Absolutismo. Conservadurismo

  • Enviado por: Yomara
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

´´ El liberalismo como referencia para la comprensión del orden mundial actual ``.

A continuación, el desarrollo del presente ensayo histórico, posee como tema único y principal: ´´Orígenes y características del Liberalismo como ideología``, el cual fue asignado por la profesora de Historia y Ciencias Sociales, Daysi Villalobos. A través del presente articulo, analizaré todos los documentos recopilados y leídos sobre el Liberalismo, y daré a conocer su origen, características, personajes influyentes para la ideología -John Locke y Adam Smith-, ideologías contrarias al Liberalismo, importancia de esta propuesta ideológica Liberalista para entender el orden político, económico, social y cultural del mundo actual y opinión personal sobre los contenidos tratados en el desarrollo de éste ensayo.

Debemos tener presente que es de gran importancia la comprensión y correcto manejo de este contenido, ya que su relevancia en la actualidad es de cultura general, debido a que los pensamientos planteados como base de esta ideología son el soporte de nuestra realidad contemporánea y nos ayudarán a entender el mundo globalizado en el cual vivimos.

El siguiente ensayo tiene como objetivo principal brindar un breve, pero a la vez pertinente análisis e interpretación del Liberalismo como ideología y dar a conocer mi perspectiva acerca de los temas tratados en él.

La metodología de trabajo por mí utilizada para llevar a cabo el completo desarrollo de este ensayo, fue la lectura, comprensión y análisis de muchos documentos sobre el Liberalismo, para conseguir por medio de éste procedimiento una mejor reflexión y total entendimiento del Liberalismo como ideología política y económica de la sociedad actual.

Para comenzar, es importante dejar en claro, que el término Liberalismo es una corriente de pensamiento y actuar político, económico, e incluso filosófico, que constituye una nueva versión de sociedad, que llamaremos, ´´ la sociedad liberal ``, que propone y origina el desarrollo de la libertad personal individual. Esta nueva ideología, aboga principalmente por el desarrollo personal e individual, ya sea en el ámbito político, económico o social en el que se desenvuelve el individuo, y a partir de estos ideales, se efectuara el progreso de la sociedad, y también al establecimiento de un Estado de Derecho, en el que todos los seres humanos estén sometidos a un marco mínimo de leyes. Entiéndase el liberalismo como la suma entre Individualismo y Libertad Absoluta de la persona.

La nueva propuesta ideológica política-económica llamada ´´ Liberalismo ``, que se comenzaba a implementar en la Europa moderna , se expresó bajo la forma de Humanismo, y nació en contraste al orden social del siglo XV, que se enfatizaba en el poder divino (monarquía absoluta), a raíz de esto surgió la idea de la Irreligiosidad social, rompiendo los parámetros y explicaciones del mundo clásico, lo que a fines del siglo XVII, produjo que El Liberalismo significara una afirmación de la libertad frente a cualquier despotismo.

Esta novedosa idea social-humanista buscaba el desarrollo de las oportunidades de los seres humanos, y así también las alternativas sociales, políticas y económicas para la expresión personal a través de la eliminación de los obstáculos a la libertad individual.

A mediados del siglo XIX, el desarrollo del constitucionalismo, el desenvolvimiento del sufragio o voto personal, la tolerancia frente a actitudes políticas diferentes, la disminución de la arbitrariedad gubernamental y la creación de políticas sociales promoviendo el pensamiento liberal, permitieron que esta nueva forma de organizar el mundo ganara un gran número de seguidores, ya no sólo en Europa, sino que en todo el mundo, debido al proceso de la globalización.

Se entiende que la Revolución Francesa, se fundamenta en lo político, por medio de la Democracia, a diferencia de la Revolución Industrial, que quería lograr la reorganización en el ámbito económico, a través de la Industrialización y el Capitalismo. Es así como estos dos importantes procesos históricos son la base de la ideología Liberalista. Con el tiempo, el liberalismo acabó por confundirse con los movimientos que pretendían transformar el orden social existente mediante la profundización de la democracia, es importante señalar que la democracia es sólo un factor del Liberalismo, ya que éste abarca propuestas políticas, pero también económicas.

Con respecto a lo económico, la crisis era mucho más profunda a diferencia de la que se presentaba en el aspecto político, los liberales se oponían a las restricciones sobre el mercado, cantidad de producción en las empresas y legislaciones que establecían un máximo de horas trabajadas, fundamentándose en que reducían la libertad, y la economía, se desarrollaría más y mejor mientras menos regulada estuviera, por lo que se caracterizó por adoptar una actitud negativa frente a la autoridad estatal. Por el contrario, promovían la libertad de las empresas privadas, reduciendo los impuestos a su mínima expresión.

A raíz de estas propuestas, se opusieron a los poderosos economistas Liberales, los protagonistas de las clases trabajadoras, el llamado Proletariado, que consideraban que estas nuevas ideas económicas liberales protegían los intereses de los grupos económicos más poderosos, en especial de los empresarios, y que también promovía una postura de indiferencia e incluso de irracionalidad hacia las clases trabajadoras; las cuales habían comenzado a manifestar una conciencia política y un poder organizado, que antes no daban a conocer, se orientaron hacia posturas políticas que se preocupaban específicamente de sus necesidades sociales, en especial y con mayor énfasis, hacia los partidos socialistas.La poca aceptación que tuvieron las peticiones de los más desfavorecidos lleva a los liberales a alegar que resulta perjudicial también para ellos, porque entorpece el crecimiento, y reduce las oportunidades de ascenso y el estímulo a los emprendedores.

En relación al tema político, para lograr evolucionar y consolidar un nuevo sistema de gobierno durante el siglo XIX, en el Estado hacia falta realizar a la vez una profunda transformación social como económica, de manera que todos los individuos se beneficiaran de los mismos privilegios, y disfrutaran de una mayor libertad de participación política. Se establece que el poder es proporcional a la mayoría, la preferencia mayoritaria del pueblo es la creadora de todo derecho y obligación de la persona. El individuo se debe mover hacia donde lo impulsa la fuerza mayor, y esa fuerza es la aprobación de la mayoría del pueblo. La unanimidad -según Locke- es imposible de conseguir. Pero la voluntad mayoritaria posee la importancia necesaria para decidir algo en común, o sea la minoría debe acatar la decisión de la mayoría.

A pesar de todo, en ese momento el liberalismo también llegó a una crisis respecto a la democracia, la cual es de importancia para su desarrollo posterior. Por un lado, algunos demócratas como el escritor y filósofo francés Jean-Jacques Rousseau, se oponía a la red de grupos privados voluntarios que muchos de los liberales consideraban esenciales para este movimiento. Por otro lado, la mayor parte de los primeros liberales no eran demócratas, como John Locke y Voltaire creyeron en el sufragio universal, la mayor parte de los liberales temían la participación de las masas en la política, porque opinaban que las clases más desfavorecidas (proletariado) no estaban interesadas en los principios fundamentales del liberalismo, es decir que eran indiferentes a la libertad y hostiles a la expresión del pluralismo social, debido a que resultaban perjudicados. Muchos liberales se ocuparon de conservar los principios individuales que los identificaban con un orden político y social aristocrático.

En política, los liberales se oponen al predominio de intereses militares en los asuntos exteriores, así como a la explotación colonial de los pueblos indígenas, por lo que han intentado implantar una política cosmopolita de cooperación internacional.

Porque, aunque independientemente el Liberalismo sea una ideología político-económica, repercute sin duda en todo ámbito de la vida humana, es así como también es de relevancia analizar el ámbito socio-cultural que se manifestó.

Referente a lo social señalaremos un llamado ´´Liberalismo Social``, que defiende la no intromisión del Estado o de los asociados en la conducta privada de los ciudadanos, y en sus relaciones sociales no mercantiles, admitiendo así grandes medidas de libertad de expresión y religiosa, los diferentes tipos de relaciones sexuales, el consumo de drogas, entre otros.

Vinculado a lo social, se encuentra el ámbito religioso, el Liberalismo se ha opuesto peculiarmente a la interferencia de la Iglesia en los asuntos públicos y a los intentos de grupos religiosos para influir sobre la opinión pública, debido a que rechaza la idea de un imperio de Dios en el hombre y en la sociedad, es por consiguiente que no existe públicamente una religión valida.

La iglesia argumentaba que el papel del Estado era autoritario y sin límites, lo que estimulaba un abandono de la sociedad en la fé en Dios. Por lo cual, la iglesia expresaba que es imprescindible que el hombre se mantenga verdadera y perfectamente bajo el dominio de Dios; por tanto no puede concebirse la libertad del hombre, si no está sumisa y sujeta a Dios y a su voluntad. Sin embargo, muchos pretenden que la Iglesia se desligue del Estado, de modo que en todo el derecho público, en las instituciones, en las costumbres, en las leyes, en los cargos de Estado, y en la educación, no se preste atención a la Iglesia y simplemente se ignore; adjudicando a los ciudadanos la plena facultad de no tener religión, si así lo desean. Sin embargo, existen otros individuos que no se oponen a que la iglesia exista, pero le niegan total autoridad sobre la sociedad.

Es de esta manera que en representación de la iglesia, León XIII señaló a la conciencia de los cristianos los errores y peligros de una materialista concepción del socialismo, las consecuencias fatales del nuevo sistema Liberalista económico y expuso con claridad y total precisión los principios que eran necesarios y adecuados para mejorar gradual y pacíficamente el destino material y espiritual del obrero, apelando así a los perjudicados con este sistema Liberalista, para obtener su apoyo.

Señalando que el nuevo sistema tenía total desprecio de la dignidad de la persona humana, negaba las libertades más sagradas y fundamentales del ser, y consolidaba el predominio de una clase sobre las otras, favorecía al Estado totalitario, y legitimizaba la violencia y el ateísmo militante. Es de esta idea cuando nace la teoría de la separación de la Iglesia y del Estado, que aunque diferentes, es necesario que procedan de manera paralela en sus actos y se presten servicios mutuos para el bien de la sociedad.

A pesar de todas las críticas que se manifestaron en contra de la ideología Liberalista, los defensores de esta nueva tendencia moderna, argumentaron que la Iglesia y el Estado no son los únicos inconvenientes para llevar a cabo esta doctrina Liberalista y conducir al hombre hacia el camino de la libertad individual, debido a que la pobreza también puede limitar las opciones en la vida de los individuos.

Haciendo referencia a todos los aspectos antes mencionados, podemos exponer que las características principales del Liberalismo como ideología son: El Individualismo, Autonomismo moral, La bondad natural del hombre, El racionalismo laicista (la verdadera fuente de progreso social es la razón, no la fe en Dios), El utopismo o la creencia en el nuevo paraíso terrenal, y El contrato social (la realidad natural del hombre, se origina mediante un contrato que este mismo realiza).

Vinculado al Liberalismo político encontramos la presencia de John Locke, que es el inglés considerado el padre del Liberalismo y del Constitucionalismo, es uno de los primeros y más influyentes pensadores liberales, que postula: "Las leyes humanas son medidas tomadas en relación con los hombres, cuyas acciones tienen que dirigir; pero son medidas que, a su vez, tienen que ser medidas por ciertas normas superiores, y esas normas son dos, a saber: la ley de Dios y la ley de la naturaleza. Por eso, las leyes humanas deben acomodarse a las leyes generales de la naturaleza, y no pueden ir en contra de ninguna ley positiva de las Escrituras".

En sus escritos políticos defendía la soberanía popular, el derecho a la rebelión contra la tiranía y la tolerancia hacia las minorías religiosas. Según el pensamiento de Locke y de sus seguidores, el Estado no existe para la salvación espiritual de los seres humanos sino para servir a los ciudadanos y garantizar sus vidas, su libertad y sus propiedades bajo una constitución.

Locke toma como punto de partida el Estado de Naturaleza. Esto es debido a que Locke es profundamente individualista; y considera que incluso el acceso de los individuos a la política se aplica como resultado de un acto de voluntad libre.

Es un estado de naturaleza que difiere totalmente con el descrito por Hobbes, ya que Locke no es tan pesimista. El pensamiento de John Locke, determina que el hombre tiene una naturaleza adquirida como consecuencia del pecado original; y también que los hombres viven en una situación de relativa felicidad y son titulares de derechos individuales, que Locke engloba bajo en término Property, y aclara que esta palabra involucra: el derecho a la vida, el derecho a la seguridad, el derecho a las libertades individuales y el derecho a la propiedad.

Locke manifiesta una apariencia constante de la ´´Justicia conmutativa``, que regula las relaciones entre los ciudadanos, y también la ´´Justicia distributiva``, en la cual, la autoridad está autorizada para imponer determinadas sanciones a los infractores. Informa sobre la división de poderes, y garantiza la existencia del poder legislativo (poder supremo) y el poder ejecutivo. Sin embargo, no declara al poder judicial como poder independiente. El esquema que Locke presenta sobre la división de los poderes del Estado culmina con el denominado poder federativo que suele encontrarse unido al poder ejecutivo. Considera que los estados independientes se encuentran entre sí en una situación equivalente al estado de naturaleza.

Del mismo modo, Locke advierte la posibilidad de que quien ejerza el poder, en lugar de promover el respeto a los derechos individuales, se transforme con el tiempo en un tirano, lo cual se produce cuando se presenta, usurpación de poder. En este caso, el usurpador no tiene derecho a ser obedecido, pero también es quien posee el título válido para gobernar y puede transformarse si así lo quiere, en tirano. En efecto, tiranía, para Locke, es el ejercicio del poder fuera del derecho. En este caso el que gobierna no se guía por la ley de la Nación, sino por su propia voluntad, y sus mandatos y actos no van encaminados a la garantía de las propiedades de su pueblo, sino a la satisfacción de sus propias ambiciones.

No obstante, en relación al ámbito económico, no podemos dejar de mencionar la trascendental figura de Adam Smith, que es quien realizó un profundo análisis de los procesos de creación y distribución de la riqueza. Demostró que la fuente fundamental de todos los ingresos, así como la forma en que se distribuye la riqueza, radica en la diferenciación entre la renta, los salarios y los beneficios o ganancias.

Su postura declara que la mejor forma de emplear el capital en la producción y distribución de la riqueza es aquella en la que no interviene el gobierno, es decir, en condiciones de librecambio. Según Smith: ´´La producción y el intercambio de bienes aumenta, y por lo tanto también se eleva el nivel de vida de la población, siempre y cuando el empresario privado, tanto industrial como comercial, puede actuar en plena libertad mediante una regulación y un control gubernamental mínimos``.

En contraste al Liberalismo como ideología surgieron nuevas propuestas políticas-económicas para instaurar en la sociedad moderna, las cuales fueron el Conservadurismo, el Socialismo y el Absolutismo.

De acuerdo al Conservadurismo, podemos mencionar que ésta ideología presenta una postura opuesta al cambio y a la innovación, por medio de lo cual pretende el equilibrio y el orden de la sociedad, evitando así los extremismos. Los representantes conservadores defendían a diferencia del Liberalismo, la fe sobre la razón, la tradición sobre la experiencia, la jerarquía sobre la igualdad, los valores colectivos sobre el individualismo y la ley natural o divina ante la ley terrenal; además manifestaban que el capitalismo no era un buen sistema económico, ya que no protegía ni respetaba la tradición de un grupo social.

Si nos referimos al Socialismo, señalaremos que ésta ideología buscaba un orden social justo, su pensamiento era decidir y actuar de acuerdo al bien común de la sociedad, sin privilegiar el interés privado, y rechazando la desigualdad social por sobre todas las cosas, evitando así la lucha de clases. Los seguidores de esta postura, defienden un sistema económico y político basado en la socialización de los sistemas de producción y en el control estatal (parcial o completo) de los sectores económicos, lo que se opone frontalmente a los principios del capitalismo, con los argumentos de que explotaba a los trabajadores, los transformaba en ´´máquinas o bestias`` que venden su fuerza de trabajo, lo que permite a la clase superior incrementar sus rentas y fortunas, estableciendo de esta manera una marcada diferenciación socio-económica en la sociedad. Defendían también que el liberalismo económico era un sistema ineficaz e irracional para desarrollar las fuerzas productivas de la sociedad, ya que esta pasa por periodos de superproducción o escasez de consumo.

En relación al Absolutismo, se puede decir que es un sistema político que delega todo el poder a un sólo individuo llamado dictador o a un grupo determinado de personas, lo que se considera terminantemente el polo opuesto a un gobierno constitucional de sistema democrático. Uno de los mayores oponentes al pensamiento liberal, es el filósofo Thomas Hobbes, el cual pensaba que la verdadera prueba para los gobernantes de una nación debía ser por su efectividad y no por su apoyo doctrinal a la religión o a la tradición de esta sociedad. El absolutismo, en conclusión es la presentación de un Estado totalitario (fascista, nacionalsocialista o marxista-leninista), que niega rotundamente la división de poderes del Estado.

Entablando el término del ensayo desarrollado anteriormente y de los argumentos mencionados en él, podemos concluir que son contenidos de bastante relevancia para los alumnos, ya que nos facilitan la comprensión de los temas tratados en clases, ya sea como actividad de aprendizaje o material de estudio para la siguiente evaluación. Asimismo son temas de importancia social, que ayudan al alumno a analizar y debatir con otras personas, sobre aquellos asuntos de cultura general, que son tema de conversación en todo grupo humano instruido.

Además es trascendental dejar en claro que los objetivos antes mencionados personalmente creo que fueron cumplidos a su cabalidad, ya que por medio del desarrollo de este ensayo, logre expresar todos los conocimientos aprendidos mediante la comprensión y el análisis de los documentos leídos inicialmente.

Es evidente que gracias a la redacción del presente ensayo, amplié mis conocimientos considerablemente, me informé de los pensamientos de personajes de importancia mundial, a nombrar John Locke y Adam Smith.

Subjetivamente a modo de opinión personal, creo que el Liberalismo posee propiedades positivas, las cuales son que a pesar de tener una postura errónea en algunos aspectos, establece la posibilidad de remediar esos errores creando nuevas expectativas favorables para la vida humana, postulando que algo no es totalmente bueno ni malo, sino que existen diferentes puntos de vista, lo que depende del juicio y opinión propia de cada individuo, esto gracias a que permite la expresión del individuo con total libertad; también desde una perspectiva económica, el Liberalismo ha incrementado la libre producción económica de los países y la fluida exportación como la importación de productos que mejoran la calidad de vida de los individuos pertenecientes a éste país, además es importante dejar en claro que la democracia permite una mayor participación de la sociedad en las decisiones políticas, que perjudicarán o favorecerán a ellos mismos, dependiendo de la postura mayoritaria que manifiesten los individuos, esto delega toda la responsabilidad de lo que ocurra en el grupo social, al sujeto, del mismo modo esta doctrina liberalista declara que ninguna religión es correcta, niega la existencia de lo sobrenatural (Dios como creador), no obstante da libre postura para que las personas decidan personalmente si creer o no en un ser superior, y de pertenecer por voluntad propia a una Iglesia, argumentando que ésta se equivoca constantemente, sin admitirlo públicamente para no perder seguidores y perpetuarse durante el tiempo. A si mismo, como ésta ideología posee propiedades positivas según mi opinión, existen planteamientos con los cuales no estoy de acuerdo, específicamente en el ámbito económico, ya que plantea la posibilidad de comprar fuerza de trabajo, lo que genera una marcada diferenciación social entre el empresario y el empleador, y es precisamente allí donde se origina la desigualdad social, en la apropiación del trabajo ajeno, en la perdida del prestigio y el honor de la persona dominada (trabajador). Según lo que yo comprendí de la ideología Liberal desde una perspectiva económica, el hombre se desarrolla cuando éste expande su riqueza material... no tomando en cuenta la riqueza espiritual que éste hombre presente, y que creo que esta es una manera muy frívola de pensar y de catalogar al ser humano, ya que toda persona merece ser tratada con respeto y desde una perspectiva general, no solo privilegiando las riquezas materiales que ésta posea.

A modo de cierre del Liberalismo, podemos sintetizar que el hombre es la causa, y la consecuencia de toda la actividad política y económica de la sociedad de la cual es participe; siendo capaz de modificar de esta manera el orden social en el que vive. Entonces fundamentando lo antes dicho, podemos basarnos en la frase de García Pelayo: "Los valores individuales son superiores a los colectivos y el individuo decide su destino y hace historia".

Vídeos relacionados