Ley natural

Filosofía medieval. Santo Tomás de Aquino. Aristóteles. Summa Theologica

  • Enviado por: Andrea
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


En conexión con el estudio que hemos hecho de la ley natural en Aquino, analiza y comenta los seis artículos siguiendo el método utilizado por el propio autor.

Artículo 1.- La ley natural ¿es un hábito?

Objeciones (dicen que sí es un hábito):

  • Aristóteles: Puesto que en el alma hay pasiones, potencias y hábitos y la ley natural no es ninguna de las dos primeras, tiene que ser un hábito.

  • San Basilio: Si la conciencia o sindéresis es la ley natural de nuestro entendimiento y es un hábito, la ley natural es un hábito.

  • La ley natural no depende de la razón, luego es un hábito.

Dice que no es un hábito:

  • San Agustín: La ley natural existe en los niños y en los condenados que no hacen uso de ella, luego no se adquiere. El hábito se usa cuando es necesario y la ley natural esta grabada siempre.

Solución:

Dos maneras de entender el hábito:

  • En sentido propio y esencial: El hábito no ejecuta ninguna acción, sino que se limita a facilitarla. Dado que la ley natural no facilita la realización de ningún acto no es un hábito en sentido propio.

  • Como contenido de un hábito: El contenido de la ley natural, está en la razón de manera habitual. Desde este punto de vista si podemos afirmar que sea un hábito la ley natural.

Respuestas a las objeciones:

  • A la primera: Aristóteles sólo habla del principio de las operaciones humanas, pero hay otras cosas.

  • A la segunda: La ley de nuestro entendimiento contiene los principios de la ley natural (segunda manera de entender el hábito como contenido)

  • A la tercera: Concedemos que la ley se posee de forma habitual.

Sobre el argumento en contrario: No siempre podemos hacer uso de lo que tenemos de manera habitual, es decir la ley natural no es un hábito en sentido propio.

Artículo 2.- La ley natural ¿comprende muchos preceptos o uno solo?

Objeciones (solo contiene un precepto):

  • Si tuviera muchos preceptos, habría muchas leyes. Solo hay una, luego solo hay un precepto.

  • La ley natural = naturaleza humana, ésta aunque es única tiene múltiples partes, de aquí que la ley natural o tiene un solo precepto o varios referidos a cada parte. Pero si así fuera, las tendencias de la parte concupiscible del alma estarían incluidas en la ley natural.

  • La ley es cosa de la razón, como la razón es una, la ley natural tiene un solo precepto.

Consta de varios preceptos:

  • Los preceptos de la ley natural son, en el orden de acción, semejantes a los primeros principios en el orden del entendimiento y estos son varios, luego los de la ley natural también.

Solución:

Los principios del entendimiento son en el orden teórico (rige el pensar) lo que son los principios de la ley natural en el orden práctico (ética), ambos son evidentes por sí mismos. La evidencia puede tener dos sentidos:

  • En si mismo, en absoluto: El concepto lo incluye (la esencia del sujeto)

  • Para nosotros: Se debe entender que significan los términos.

Primer principio del pensar: El de no contradicción, “no se puede afirmar y negar a la vez una misma cosa”, sobre este se asientan los demás principios.

Primer principio en el orden de acción: “el bien ha de hacerse y buscarse; el mal ha de evitarse”, y los demás preceptos de la ley natural se derivan de este: conservación (todas las sustancias), reproducción (todos los animales) y sociabilidad y buscar la verdad acerca de Dios (único del hombre).

Respuestas a las objeciones:

  • A la primera: Todos los preceptos se reducen a un primero, pues la ley natural es única.

  • A la segunda: Hay muchos preceptos (todas las inclinaciones de la naturaleza humana), pero se reducen a la misma raíz que es un único primer precepto.

  • A la tercera: La razón es una, que abarca todas las dimensiones del hombre, por lo que, dentro de la unidad de conjunto de la ley natural, habrá varios preceptos.

Artículo 3.- Los actos de las virtudes ¿son todos de la ley natural?

Objeciones (no todos los actos virtuosos son de la ley natural):

  • Hay actos que se dirigen al bien particular, y la ley natural se dirige al bien común.

  • Frente a cada virtud hay un pecado. Solo algunos actos virtuosos son de la ley natural pues sólo algunos pecados son contra la naturaleza.

  • Postura relativista: La naturaleza es común a todos los hombres, pero no todos comparten las virtudes, lo que para unos hombres es bueno para otros no lo es.

Todos los actos virtuosos son de la ley natural:

  • San Juan Damasceno: Las virtudes son naturales, luego los actos de las virtudes deberán pertenecer a la ley natural.

Solución:

Los actos virtuosos, en cuanto tal, caen bajo la ley natural. El hombre se siente naturalmente inclinado a obrar de acuerdo con la razón que nos impulsa a obrar virtuosamente, luego todas las virtudes caen bajo la ley natural.

Si consideramos los actos en sí mismos, aunque sean virtuosos, hay actos buenos que el hombre realiza movido con vistas a conseguir algún fin. Tales actos no pertenecerán a la ley natural, aunque sean virtuosos.

Respuestas a las objeciones:

  • A la primera: Todas las virtudes se ordenan al bien común.

  • A la segunda: Oposición entre virtud y pecado. Se dan dos sentidos de naturaleza: específica del hombre en que cualquier pecado va contra la razón y contra la naturaleza, y la naturaleza del hombre como animal donde especialmente algunos pecados son contrarios a la naturaleza. Las virtudes se ordenan a la naturaleza, los vicios pueden ser contra la naturaleza.

  • A la tercera: El argumento habla de los actos considerados en sí mismos, que pueden ser virtuosos o pecaminosos.

Artículo 4.- La ley natural ¿es la misma para todos?

Objeciones (no es común a todos):

  • De la naturaleza humana resulta lo que está en la ley natural y en el Evangelio, como no todos creen, no todos tienen la misma ley.

  • Aristóteles: Lo justo es lo que está de acuerdo con la ley, pero no hay nada que sea admitido absolutamente por todos como justo, luego la ley, y concretamente la ley natural, no es la misma para todos.

  • Ley natural = inclinaciones naturales; no todos los hombre tiene las mismas inclinaciones, luego la ley natural no es común.

Es la misma para todos:

  • San Isidoro: El derecho natural es común a todos.

Solución:

Dentro de ley natural se encuentra todo aquello hacia lo que el hombre se encuentra racionalmente inclinado (inclinación natural).

  • La razón especulativa (se usa para conocer) trata sobre las cosas necesarias, las verdades a las que llegamos mediante ella son universales puesto que si no dejarían de ser necesarias. La verdad es una y única.

  • La razón práctica (se usa para decidir cómo actuar) trata sobre las cosas contingentes (no necesarias), por tanto lo que se considera lo correcto no puede ser lo mismo para todas las personas. Todos saben que deben hacer el bien pero no tienen por qué saber cual es la actuación correcta en un caso concreto. Es decir, lo bueno y lo malo afectan a lo contingente y a casos particulares.

De todo esto deriva que, los principios universales de la ley natural son iguales para todos, pero no los particulares.

Respuestas a las objeciones:

  • A la primera: En el Evangelio se muestran cosas superiores a la naturaleza, no todo el Evangelio es ley natural.

  • A la segunda: Aristóteles se refiere a lo particular, no a los principios generales de la ley natural.

  • A la tercera: Todos aceptan que es la razón quien debe guiar nuestra conducta, debe predominar sobre el resto de potencias. Las inclinaciones humanas deben estar dirigidas por la razón y esto es lo que determina la ley natural.

Artículo 5.- ¿Puede cambiar la ley natural?

Objeciones (la ley natural puede cambiar):

  • Las Sagradas escrituras las entregó Dios a los hombres para corregir la ley natural, corregir, es cambiar, luego si la ley se corrige, puede cambiar.

  • Dios cambió la ley natural como cuenta el Génesis (ordenando actuar a Abraham, los judíos y Oseas de forma contraria a la ley)

  • San Isidoro: La leyes humanas han ido en contra de lo recogido en el Derecho natural. Por tanto, la ley natural puede cambiarse.

La ley natural no puede cambiar:

  • El derecho natural tiene su origen en la razón humana, nace con el hombre, luego no cambia.

Solución:

Dos formas de concebir el cambio de la ley natural:

  • Añadiendo algo: Es posible añadir un nuevo precepto a la ley natural.

  • Quitando algo: Es imposible en lo que se refiere a los primeros preceptos pero puede cambiar en casos minoritarios y particulares por motivos especiales.

Respuestas a las objeciones:

  • A la primera: Se corrige la ley natural añadiendo algo, lo cual es posible, los principios básicos serán los mismos.

  • A la segunda: Dios es dueño de la vida y de la muerte de los hombres. Todo lo que Dios hace es “natural”.

  • A la tercera: Algo puede pertenecer al derecho natural y por tanto a la ley natural por dos motivos: porque corresponda a una inclinación de la naturaleza o porque la naturaleza no imponga lo contrario. La ley natural no puede abarcar todos los detalles de la vida del hombre. Si algo no va contra la naturaleza, se puede incluir dentro del derecho natural. La ley natural solo cambia por adición.

Artículo 6.- ¿Puede la ley natural ser abolida en el corazón humano?

Objeciones (puede ser abolida en el corazón humano):

  • Dios ayuda al hombre a alcanzar la felicidad eterna por medio de la gracia, el hombre necesita la gracia para hacer el bien. El hombre que, en virtud de la gracia, reconoce su pecado y desea llegar al estado de justicia es el hombre renovado, justificado. En el hombre que reconoce su culpa y ha vuelto a aceptar a Dios, se rescribe la ley de la justicia = ley natural. Si la ley natural se reescribe es que se había borrado antes, los injustos tienen la ley natural borrada.

  • Si la gracia es borrada por el pecado, la ley natural, que es inferior, también puede ser borrada.

  • La ley establece lo que es justo. Los hombres han borrado la justicia y han establecido cosas contrarias a la ley natural, luego se puede borrar la ley natural del corazón de los hombres.

La ley natural no puede ser borrada del corazón de los hombres:

  • San Agustín: Nada puede borrar la ley natural inscrita en el corazón de los hombres.

Solución:

Como ya se dijo antes, la ley natural se compone de dos tipos de preceptos: unos muy comunes conocidos por todos y otros, que son como conclusiones de los anteriores.

Los preceptos comunes de la ley natural (considerada universal) no pueden ser borrados y por ello tampoco la ley natural. Pero en algún caso particular, si la razón está afectada, entonces la ley natural puede ser borrada, sólo en casos concretos, es decir en los principios secundarios.

Respuestas a las objeciones:

  • A la primera: El pecado, la culpa, borra la ley natural en particular, en algún hombre, no en general.

  • A la segunda: La naturaleza es más esencial al hombre que la gracia.

  • A la tercera: Se admite el argumento únicamente referido a los preceptos secundarios de la ley natural, no para los primeros principios.