Lexicografía alemana

Gramática. Léxico alemán. Lexicología. Glossar. Konkordanz. Evolución histórica

  • Enviado por: Flusky
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad

1.DIFERENCIACIÓN ENTRE LEXICOLOGÍA Y LEXICOGRAFÍA.

La lexicología es la disciplina teórica y la lexicología es la disciplina práctica. Los lexicólogos hacen investigaciones sobre el uso de las palabras que los lexicógrafos tienen en cuenta a la hora de hacer diccionarios.

J. Casares, en Introducción a la lexicografía moderna, dice que la lexicología es la que se ocupa del origen, objeto, forma y significado de las unidades léxicas desde el punto de vista científico, mientras que la lexicografía es el cometido utilitario que se define como el arte de componer diccionarios. El lexicógrafo es la persona que, sin dejar de pisar tierra, intenta compilar todas las palabras de un idioma, lo que es una labor ardua, difícil e interminable.

R. Werner, en La lexicografía: de la lingüística teórica a la lexicografía práctica, tiene una opinión parecida. Define lexicología como la descripción del léxico que se ocupa de las estructuras y regularidades dentro de la totalidad del léxico en un sistema individual o en un sistema lingüístico colectivo. Un sistema lingüístico individual es aquel en el que la percepción por una persona de las relaciones entre significante y significado es lo que posibilita la comunicación, mientras que un sistema lingüístico colectivo es la lengua de una comunidad. Si hablamos de regularidades formales: morfología léxica y si lo hacemos en el plano de regularidades en el plano del contenido semántica léxica. Werner define la lexicografía como la ciencia o disciplina que se concentra en la descripción y el estudio de los monemas y sinmonemas en un sistema lingüístico.

B.Schaeder, en Lexikographie als Praxis und Theorie, define la lexicología como ciencia del léxico que siguiendo las directrices de una teoría lingüística investiga la estructura y arquitectura del léxico y la expresión, contenido y función de las unidades lingüísticas que componen dicho léxico. En cambio la lexicografía es la codificación de la estructura paradigmática y sintagmática del léxico de una lengua que comprende:

  • El proceso de elaboración de diccionarios.

  • El resultado de este proceso.

  • El diccionario en sí.

  • La teoría y metodología de la codificación léxica.

Según Oskar Reichmann la lexicografía es un término polisémico. Por una parte se trata de una actividad lingüística cultural que consiste en que una persona en concreto, el lexicógrafo, realiza para más usuarios un diccionario con toda la información necesaria que los usuarios consultarán y necesitarán para sus trabajos. Por otra parte se entiende como la investigación del diccionario. Este ámbito comprende dos aspectos:

  • La investigación sobre el uso del diccionario.

  • La investigación de la crítica histórica de los diccionarios. Este ámbito recibe el nombre de metalexicografía (Metalexikographie). Diferencia la Sprachlexikographie (metalexicografía lingüística) de la Sachlexikographie (el saber enciclopédico).

Por tanto la lexicografía no se entiende como copia o imitación, sino como disciplina dirigida a la práctica. De esta manera se entiende como actividad cultural y expresión. El estatus de la lexicografía en la sociedad es mínimo. Ni en España ni en Alemania existe la lexicografía como perteneciente a un plan de estudio de la formación universitaria, ni siquiera en primaria o secundaria. Normalmente los lexicógrafos tienen una formación lingüística y / o filosófica, ya que no existe título específico. El valor de un diccionario es incalculable para la ciencia y por tanto el lexicógrafo es muy importante ya que hace una recopilación mecánica de términos que luego es utilizada en investigaciones.

2. DEFINICIÓN LEXICOGRÁFICA.

Según Haensch hay dos tipos de definiciones:

  • Definición metalingüística o perifrástica. Haus: ort, wo man wohnen kann.

  • Definición por equivalencias. Haus: casa.

Oskar Reichmann opina que hay dos tipos de definiciones muy parecidas a las que establece Haensch:

  • Synonymengaden (sinónimos totales o parciales): aunque se hable de distintos periodos o estadios en la evolución de la lengua. Leid --- Leit.

  • Heteronymen: en el caso de diccionarios bilingües no hablamos de sinónimos. Haus: casa, vivienda, hogar.

  • También distingue las phrastische Erläutungen: la diferencia es realizada mediante una paráfrasis, no sólo mediante un sinónimo.

  • Definiciones por redes: son series de relaciones múltiples o cruzadas, por ejemplo las relaciones de parentesco.

  • Definiciones mesonímicas, que son aquellas que se producen por exclusión. Templado: ni frío ni caliente.

  • Definiciones ostensivas, las que aluden ciertamente a un objeto. Azul: del color del cielo sin nubes.

Atendiendo a la naturaleza del término empleado, las definiciones pueden ser:

  • Definiciones enciclopédicas o lexicográficas. La definición enciclopédica trata de definir objetos y es mucho más específica que la lexicográfica, la cual trata de definir palabras y conceptos representativos del objeto sin entrar en otras materias.

      • Definición lexicográfica. Azul: color del cielo sin nubes.

      • Definición enciclopédica. Azul: quinto color del espectro solar. Este tipo de definición alarga los artículos entrando en otras materias que están fueran de la definición puramente lingüística.

  • Definiciones Caracterizadoras, aquellas que delimitan conceptos o categorías que el hablante no puede definir. Estas definiciones a veces crean serios problemas a los lexicógrafos porque en ocasiones se aclaran mejor con dibujos. Afan, sencillo, triángulo.

  • Definiciones constructivas: las que crean el término a partir de un significado complejo: ¿Qué es un morfema? ¿Qué es un sintagma?

  • Manuel Seco acepta los puntos anteriores, pero añade un nuevo punto de vista atendiendo a la estructura sintáctica:

  • Definiciones recursivas: definen términos de parentesco. Bisabuelo: padre del padre del padre.

  • Definiciones conjuntivas: utilizan una conjunción. Circular: ir y venir.

  • Definiciones disyuntivas: utilizan una disyunción. Volar: ir o moverse por el aire.

  • Definiciones científicas: que se subdividen según a la ciencia o disciplina que hagan referencia.

  • Definiciones literarias

  • Definiciones económicas

  • Definiciones humorísticas

  • Merece una atención particular la información contextual por colocación, muy importante para que el usuario sitúe una unidad léxica en su entorno sintáctico, lo que es esencial si queremos que entre las menciones del diccionario figure el uso efectivo del léxico y no solamente su reconocimiento, ya que para identificar una unidad léxica es necesaria menos información que para usarla con propiedad. El problema surge al determinar si el diccionario ha de proporcionar únicamente información para reconocer los significados o ha de dar instrucciones para usar las unidades léxicas correctamente. En este sentido la definición variará sensiblemente atendiendo al objetivo del diccionario.

    Stilwörtebuch: diccionario de colocaciones y contextos que da particularidades de uso para poder utilizarlo en la cadena hablada a base de ejemplos.

    3. TIPOLOGÍA DE LAS OBRAS LEXICOGRÁFICAS.

    Según C.Schwarze y D.Wunderlich, el Lexikon es una obra de consulta que también se dedica a otras cuestiones además de la lingüística, mientras que un diccionario lingüístico es una obra meramente lingüística.

    El Glossar es en índice alfabético con explicación de las palabras más difíciles de un texto al que se adhieren. En Francia se considera una subclase de diccionario mientras que en Alemania alcanza el rango de diccionario.

    El Konkordanz es un índice alfabético que compara la aparición y contenido de ciertas palabras en distintos sitios de un libro, un ejemplo es el Bibelkonkordanz. En Alemania no se considera un diccionario, al igual que en España.

    CLASIFICACIÓN TIPOLÓGICA DE LAS OBRAS LEXICOGRÁFICAS:

  • Según los distintos modos de ser de una lengua

    • Discurso individual: realización del sistema individual, esto es, la intervención de una persona y en un momento determinado sobre el sistema de correspondencias entre significante y dignificado y de las reglas que posibilitan la comprensión entre hablantes. Desde este punto de vista se hacen glosarios, diccionarios y vocabularios de obras literarias, de dialectos, de jergas, de regionalismos, etc. Las codificaciones lexicográficas de sistemas individuales constituyes con frecuencia la base de los atlas léxicos.

    • Discurso colectivo: la lengua de una unidad étnica o de una colectividad humana cuyos miembros pueden comunicarse entre sí sin dificultad. Los Thesauri o tesoros de la lengua serían obras lexicográficas pertenecientes a este tipo ya que representan la lengua de una colectividad humana en una época determinada que se presenta en los textos de ciertas personas.

  • Según los enfoques de la descripción lingüística

    • Según el emisor: su misión específica se orienta a dar indicaciones sobre el uso de los determinantes léxicos en un sistema lingüístico: pronunciación, grafía, dudas… Se orientan diccionarios como los onomasiológicos, que parten de un significado para ofrecer un significante, (al contrario que los semasiológicos, que parten de un dignificante para dar distintos significados). Responden a necesidades distintas. Los diccionarios semasiológicos no están ordenados según el punto de vista del emisor, sino del receptor.

    También desde el punto de vista del emisor se encuentran los diccionarios ortográficos, Ortoépicos (pronunciación), los de formación de palabras (Wortbildung), los de construcción y régimen (verbos transitivos e intransitivos, etc), los de colocaciones (combinación de los determinantes léxicos en la cadena), los de dudas y los de imágenes o pictóricos (sobre todo ilustran informaciones técnicas). Estos diccionarios suelen tener un carácter normativo.

    • Según el receptor: destaca fundamentalmente el diccionario semasiológico, que parte del significado léxico para indicar un contenido. Otros tipos de obras serían los de refranes, de fraseología, de modismos, de neologismos, de voces extranjeras (Fremdwörterbücher)

    Los que tienen en cuenta al emisor lingüístico son normalmente monolingües, mientras que los que tienen en cuenta al receptor lingüístico pueden ser monolingües o plurilingües, que a su vez pueden ser bilingües o multilingües.

    Los diccionarios bilingües dan la información sólo en un sentido, o en alemán - español, o en español - alemán. Pueden ser:

      • Herübersetzungswörterbücher: aquellos en los que el usuario tiene como partida la lengua extranjera y como lengua de llegada la materna.

      • Hinübersetzungswörterbücher: aquellos en los que el usuario tiene como partida la lengua materna y la lengua de llegada es la extranjera.

    Los diccionarios multilingües se organizan normalmente en columnas y con un índice de lenguas al final. Para que estos diccionarios sean útiles es necesario que haya una correspondencia exacta entre las diferentes lenguas. Esto se da normalmente entre términos aislados y por ello la mayoría de estos diccionarios son terminológicos.

  • Según criterios prácticos

    • Formato y extensión: el formato determina en muchas ocasiones el tipo de diccionario, que ha de atender a la extensión y a la finalidad. No es lo mismo un diccionario escolar que uno en varios tomos.

    En cuanto a la extensión, puede ser muy variada, desde pequeños glosarios hasta varios tomos, lo que determinará el número de entradas.

    • Carácter lingüístico, enciclopédico o mixto: muchos lingüistas sólo consideran como diccionario al lingüístico, pero también el enciclopédico ha de ser tenido en cuenta.

      • Diccionario lingüístico: es un repertorio de signos que intentan recopilar la naturaleza (pronunciación, grafía, carácter gramatical, …), significado, valores de uso y relaciones paradigmáticas y sintagmáticas de un término con los demás elementos del léxico. La definición que se da es metalingüística o por equivalencias y el uso que se da en la cadena hablada.

      • Diccionario enciclopédico: tiene en común con el lingüístico que también puede presentar una definición del lema, pero posteriormente no da información sobre el uso lingüístico de los significantes, sino que la información se amplía sobre la materia que se trata, a veces en artículos muy largos. Registran palabras con función designativa (sustantivos) y nombres propios y antropónimos. Aparecen muchos sustantivos, pocos adjetivos y verbos, ninguna conjunción, preposición o adverbio, que sí están presentes en los diccionarios lingüísticos.

    Un diccionario enciclopédico es un Lexikon (enciclopedia). Suele estar ordenado semasiológicamente, alfabéticamente.

      • Diccionario mixto: se da una definición lingüística y una información extralingüística. Estas formas mixtas apenas se dan, ya que se tiende a la especialización.

    • Sistema lingüístico en que se basa la obra: según esto se pueden tener en cuenta el sistema individual o es sistema independiente del autor o del grupo que realiza la obra lexicográfica. Esto afecta fundamentalmente a los diccionarios lingüísticos.

      • Sistema individual del autor o grupo: la descripción del vocabulario se basa en el sistema lingüístico individual del autor o del equipo que hace el diccionario.

      • Sistema independiente: la obra lexicográfica se basa en un sistema totalmente distinto del sistema lingüístico del autor. Esto es posible en aquellos casos en que el diccionario se basa en la transcripción de textos de una época determinada y en el aprovechamiento de textos, citas, etc. Thesauri.

    • Según el número de lenguas: se puede distinguir entre diccionarios monolingües y plurilingües. Los plurilingües pueden ser a su vez bilingües o multilingües. Los diccionarios monolingües dan una descripción metalingüística del lema. Los diccionarios plurilingües can los términos equivalentes en otra u otras lenguas. También existen formas mixtas, que primero dan la descripción metalingüística y después proporcionan los equivalentes en otras lenguas.

    Microestructura monolingüe - bilingüe:

    MONOLINGÜE

    BILINGÜE

    Enunciado del lema

    Enunciado del lema

    Indicaciones fonéticas, ortográficas, gramaticales, léxicas y etimológicas.

    Indicaciones fonéticas, ortográficas, gramaticales y léxicas.

    Definición y diferentes acepciones

    Equivalencia en la lengua de destino

    Parte sintagmática

    Parte sintagmática, siempre en la lengua de destino.

    Parte paradigmática.

    No hay parte paradigmática.

    Lema: entrada, palabra a definir. Aparece tanto en diccionarios monolingües como bilingües.

    Indicaciones léxicas: sobre el uso dialectal de un término, su nivel lingüístico, las connotaciones que tiene. Aparece en ambos tipos de diccionarios.

    Etimología: que sirve generalmente para diferenciar palabras homónimas y polisémicas.

    Acepción: cada uno de los significados que puede tener un lema. Cada acepción tiene su propia definición. Los sentidos figurados suelen colocarse detrás de los literales.

    Parte sintagmática: da información sobre el uso y la colocación de la palabra en contextos con ejemplos: refranes, modismos, frases hechas…Indica la relación entre distintas unidades léxicas. Aparece tanto en diccionarios monolingües como bilingües, aunque en estos siempre en la lengua de destino.

    Parte paradigmática: indica la extensión semántica del término: sinónimos, antónimos, parónimos, hipónimos, hiperónimos, etc. En los diccionarios bilingües no hay parte paradigmática debido a que es muy difícil considerar sinónimos, antónimos, etc.

    Los diccionarios multilingües son lo que llamamos terminológicos, organizados en columnas, por monemas o simonemas. Carecen de parte sintagmática y paradigmática, y si aparecen indicaciones fonéticas, ortográficas, etc., es de modo muy escueto. La mayoría de este tipo de diccionarios son de materias y registran el vocabulario de distintos temas concretos: política, economía, técnica… donde suelen existir equivalencias exactas entre las lenguas, aunque en general no son muy completos.

  • Según la selección del léxico que registran existen.

    • Vocabularios generales: se puede decir que el objeto de un diccionario es la codificación de un sistema lingüístico en su totalidad, lo cual es imposible. Ni el diccionario más voluminoso puede tener la suma de todos los diccionarios especializados, pero muchos recogen un porcentaje tan elevado y una selección tan representativa del vocabulario de una lengua que se llaman diccionarios generales: Diccionario General Ilustrado Gil y Gaya, Duden, Wahrig.

    • Vocabularios parciales: registran el léxico parcial de la lengua según el área donde se usa, el grupo social, la profesión, etc.

  • Según un criterio cronológico

    • Diacrónicos: dan la evolución del vocabulario a través de los siglos. Pueden ser de dos tipos:

      • Históricos: estudian la trayectoria de una palabra con los cambios de forma y significado a través de los siglos. Generalmente tratan a un término desde que aparece en un texto escrito hasta un momento determinado o hasta el presente. El elemento más importante de los diccionarios históricos son las citas de textos pertenecientes a diferentes épocas (elemento diferenciador del diccionario histórica frente al etimológico). Diccionario de los hermanos Grimm.

      • Etimológicos: se ocupa del origen de una palabra y de su supuesta prehistoria.

    • Sincrónicos: vocabulario de una lengua en un momento concreto. Son todos los que hemos visto hasta ahora y todo diccionario sincrónico tiene algo de diacrónico, desde el momento en que aparecen neologismos, palabras arcaicas o palabras con cambio semántico

  • Según su carácter:

    • Prescriptivos: son aquellos que crean norma. A este tipo de diccionarios pertenecen los escolares, académicos, de extranjerismos, de dudas o dificultades, de pronunciación, de ortografía y de normas.

    • Descriptivos: recogen una selección del vocabulario usado realmente sin criterio purista. Glosarios de obras didácticas.

  • Según la ordenación del material:

    • Semasiológicos: son diccionarios que ordenan por significantes. Normalmente suelen tener una ordenación alfabética, pero a veces pueden darse obras mixtas que se ordenan por orden alfabético y por familias.

    • Onomasiológicos: se ordenan los significantes por contenidos o materias, es decir, son diccionarios que van del significado al significante. Generalmente no siguen un orden alfabético y como su ordenación puede responder a diferentes criterios suelen tener un índice al principio o al final del diccionario para entender la ordenación que se ha seguido.

    Clasificación de Hausmann de los diccionarios Onomasiológicos:

      • Analógicos: se ordenan por familias o materias y estas a su vez por orden alfabético. Normalmente tienen un índice alfabético de todos los términos que aparecen en el diccionario.

      • Ideológicos: prescinden del orden alfabético.

    Otros tipos de diccionarios onomasiológicos no incluidos en la clasificación de Hausmann:

      • Vocabularios ordenados por materias: renuncian normalmente al orden alfabético y son bilingües o multilingües. Corresponden a las obras didácticas que intentan compilar el vocabulario básico de una lengua ordenado sistemáticamente. También a los diccionarios y vocabularios terminológicos que se ordenan por materias y utilizan esta clasificación por la estructura de ordenación (con índice).

      • Bildwörterbücher: ordenados por materias y explicados por medio de dibujos.

    • Otros:

      • Diccionarios inversos: catálogos de palabras ordenados por el final de la palabra y que no tienen ningún tipo de explicación ni de equivalencia.

      • Diccionarios de rimas: son diccionarios inversos especiales, ya que además de tener en cuenta las terminaciones, también consideran la cantidad vocálica, etc. Se utilizan para la creación poética y para la creación de libras de texto.

      • Diccionarios de crucigramas: se utilizan para hacer crucigramas. Están ordenados por el número de letras y por orden alfabético.

      • Vocabularios y glosarios: que contienen las palabras más difíciles de un texto.

      • Guías de conversación: se ordenan las palabras por situaciones de comunicación y por orden sistemático.

  • Otros diccionarios con finalidades específicas

    • Diccionarios de abreviaturas.

    • Diccionarios onomásticos: son diccionarios de antropónimos y topónimos. Normalmente son diccionarios etimológicos que tratan el origen del nombre propio.

    • Diccionarios paradigmáticos: las de sinónimos, antónimos, parónimos y los diccionarios onomasiológicos.

    • Diccionarios Ortoépicos: de pronunciación.

    • Diccionarios ortográficos: no sólo tratan la ortografía, sino todo lo que esta conlleva: separación silábica, etc.

    • Diccionarios sintagmáticos: son los de construcción y régimen, los de valencias, colocaciones, fraseologismos, modismos, citas y frases célebres, refranes y los de estilo.

    • Diccionarios gramaticales.

    • Diccionarios de dudas o dificultades: tratan puntos concretos de la gramática.

    • Diccionarios electrónicos.

    4. MICROESTRUCTURA .

    La microestructura es la información que ofrecen los artículos de un diccionario. El artículo (ARTIKEL, EINTRAG) consta de lema (LEMMA, STICHWORT) y de cuerpo definitorio (DEFINITION)

    LEMMA DEFINITION LEMMA ENTSPRECHUNG

    Haus: ort, wo man wohnen kann. Haus: casa

    ARTIKEL ARTIKEL

    Como lema podemos tener todo tipo de palabras, incluso oficios y fraseologismos.

    TIPOS DE INFORMACIÓN QUE PUEDEN APARECER EN EL CUERPO DEFINITORIO:

  • Indicaciones ortográficas: referentes a la separación silábica, reformas, etc.

  • Indicaciones fonéticas

  • Indicaciones etimológicas: no todos los diccionarios generales tienen esta información.

  • Indicaciones gramaticales

  • Indicaciones cronológicas: veraltet: término que ha caído en desuso

  • Indicaciones geográficas

  • Niveles de estilo y jergas: lenguaje culto, poético, vulgar, coloquial, etc.

  • Connotaciones e información diaestilística:

        • despectiva

        • familiar

        • festiva

        • hiperbólica

        • hipocorística (afectivo, cariñoso)

        • humorístico

        • inusitada

        • insultante

        • peyorativa

        • Indicaciones diatécnicas: materia concreta.

        • Indicaciones dianormativas: alejamiento con respecto a la norma lingüística.

        • Indicaciones diaintegrativas: nivel de integración de los préstamos.

        • Tecnicismos y denominaciones oficiales: siglas

        • Palabras marco: aspirinas, nescafé, …

        • Algunos autores consideran los niveles de estilo y las connotaciones e información diaestilística, como Martínez de Sousa.

          Para Haensch la clasificación es paralela a la de los diccionarios (g= información diafásica, h= información diastrática).

          También tenemos indicaciones correspondientes a la estructura paradigmática y a la estructura sintagmática. Otro tipo de información que puede aparecer en un diccionario son las citas, que documentan el uso del lema con citas literarias, da una información sintagmática porque la palabra es puesta en un contexto.

          5. BREVE SINOPSIS DIACRÓNICA SOBRE LA APARICIÓN

          DE OBRAS LEXICOGRÁFICAS.

          • s. VIII - s. XI: Althochdeutsch (ahd)

          • s. XII - s. XIV: Mittelhochdeutsch (mhd)

          • s. XIV - s. XVII: Frühneuhochdeutsch (fnhd)

          • a partir del s. XVII , XVIII: (Neu)hochdeutsch (nhd)

          SIGLO VIII - SIGLO XI.

          La elaboración de diccionarios en Alemania responde más a gustos socio-culturales y a modas que a aspectos lingüísticos. Los primeros diccionarios eran glosarios bilingües alemán - latín, y las glosas se insertaban al margen, entre líneas o al final del texto. Los primeros glosarios en sentido estricto son del siglo VII, el más antiguo es el de Abrogans (s. VIII), latín - ahd y con ordenación alfabética. También había glosarios ordenados por materias. Destaca el Vocabulario de S.Gallen (s.VIII). Otro glosario importante de la época es Summarium Heinrici en el que aparecían hasta 10 materias distintas en los ámbitos del humanismo, el derecho y las artes mecánicas y que sirvió de base a San Isidoro de Sevilla.

          En el siglo IX van a destacar los Bibelglossare. Además de la información semántica se intentaba dar cierta información gramatical, así como etimologías y sinónimos.

          En el siglo X Liber Glossarum, y en el siglo XI Glossarum Salomonis presenta grandes hábeas gramaticales que se intentan ofrecer en forma de glosarios, es decir, en esta época los glosarios estaban pensados para la traducción, por eso se incluía la gramática.

          En el siglo XI Derivationen, se presentan conjuntos de palabras derivadas en torno a su palabra base. También intentan dar apuntes etimológicos para relacionar la palabra con su origen y así entender mejor la serie de derivados que se formaba. Esto lo hizo el monje Papis en un glosario donde se mezclan la ordenación alfabética y la onomaseológica (por materias), incluye citas de Ordacio y en él las Derivationen no están dispersas sino que ilustran las informaciones semánticas.

          SIGLO XII - SIGLO XIV

          En el siglo XII esta tradición fue seguida por Osbern von Gloucester en su Obra Panornia donde también incluía Derivationen sobre una palabra base.

          Todos estos glosarios seguían una adecuación onomaseológica y tenían un índice alfabético.

          La obra de Hugucio sirvió para recopilar y ampliar lo que habían hecho sus predecesores. Además de las Derivationen incluyó información gramatical sobre declinaciones y conjugación e incorporó etimologías y citas literarias. Este glosario fue el más utilizado hasta el siglo XV.

          A partir del siglo XIII cobran importancia los glosarios alfabéticos. En el siglo XIII Blbius von Jenna hace el Catholicon, donde se presenta gran cantidad de problemas gramaticales relativos a sintaxis, morfología, prosodia, figuras retóricas… Su obra supone además una reelaboración de la obra de Hugucio en el sentido de que toma la ordenación alfabética y de este modo crea una obra más práctica para el usuario.

          En el siglo XIV destaca el Vocabularius Brevilogus, aún dentro de la tradición latina, aunque se incrementa la importancia del alemán. En el aparece la palabra teutónico, lo que indica que el alemán empieza a ganarle terreno al latín.

          Los siglos XIV y XV suponen la decadencia paulatina de los glosarios latinos, mientras que resurgen los diccionarios bilingües. En el siglo XIV se prefiere la ordenación alfabética, los clásicos latinos para las citas y hasta ahora los glosarios van a adolecer de falta de claridad. En muchos casos los glosarios son traducciones de glosarios latinos. En este momento se empiezan a traducirla alemán el lema o la definición. De finales del siglo XIV es el Vocabularius Quadriidiomaticus de Engelhus en alemán, latín, griego y hebreo, que era considerado una obra didáctica.

          SIGLO XV - SIGLO XVI.

          Con la invención de la imprenta en el siglo XV la lexicografía cobra un auge especial. Los glosarios se extienden rápidamente y en múltiples ediciones. A su vez van desapareciendo las Lateinschulen y surgen las Teutenschulen. Todo esto es señal del auge de la lengua alemana. El alemán cada vez se utiliza más en ámbitos jurídicos, administrativos y religiosos donde el latín imperaba antes.

          A partir de este momento se distingues tres periodos en la lexicografía:

          • siglos XV y XVI: suponen el verdadero espacio de tiempo donde el alemán sirve para compilar diccionarios.

          • Siglos XVII y XVIII: : suponen la codificación del hochdeutsch, es decir, empieza a forjarse el alemán actual.

          • Siglos XIX y XX: marcados por la redacción y publicación del diccionario de los hermanos Grimm, con la publicación de su último tomo en 1960 comienza la época contemporánea de la lexicografía alemana.

          A estos tres periodos habría que añadir uno más: la era de la lexicografía electrónica, con grandes bancos de datos, de glosarios de diversos tipos.

          SIGLO XVI

          En el siglo XV va a destacar el auge del alemán sobre el latín:

            • Gerard Schueren, De Teutonista: es un diccionario del dialecto bajo renano con ordenación alfabética.

          A partir de aquí van a destacar tres tendencias:

          • el fin de los glosarios latinos.

          • El triunfo del humanismo y del estudio de los autores clásicos que va a influir en la lexicografía:

            • Josua Maales, Die Teütsch Spraach (s.XVI): refundición de un glosario latín alemán a un glosario alemán latín. Ordenación alfabética.

          • Cobran importancia los dialectos: Dasypodius en el s. XVI hace el primer glosario que incluye voces suizas de la Alsacia.

          • Triunfo de los Nomenclatoresn, diccionarios con ordenación onomaseológica.

          A final del siglo XVI destaca también Erasmus Alberus que en su diccionario intenta demostrar la capacidad de la lengua alemana para formar palabras polisémicas, incluye hasta 20 sinónimos a un lema y fue muy utilizado para sinónimos y traducción.

          SIGLO XVII

          A finales del siglo XVI y principios del XVII cobran importancia los diccionarios bilingües y multilingües. El primer diccionario bilingüe con español es de 1670: Diccionario muy copioso de la lengua española y alemana de Nicolas Braidenbach.

          El léxico integra nuevas voces y están los primeros comienzos de codificación de la lengua alemana y los diccionarios tienen que hacer todo eso, de ahí su importancia. Se intenta dar una uniformidad a la lengua por influencia de Lutero y del humanismo, aunque Jacob Grimm dice que no puede existir una uniformidad total del alemán ya que tampoco sabemos el momento exacto de su codificación (ortografía y grafía) y de ahí la dificultad para encontrar el primer diccionario alemán.

          En el siglo XVII nacen las Sprachgesellschaften (sociedades lingüísticas), que intentaban velar por el purismo del alemán. En esta época se rechazan los extranjerismos y se prefieren los términos alemanes. Con estas sociedades se intentaba elevar el rango del alemán para la literatura. La influencia de estas asociaciones va a ser fundamental para la creación de las nuevas obras lexicográficas. En esta época nacen las primeras gramáticas del alemán y también los diccionarios dialectales de demarcación diatópica.

          • el primer diccionario dialectal es el Glossarium Bavarum (Prasch)

          SIGLO XVIII.

          En el siglo XVIII el objetivo era unificar ortografía y pronunciación.

          Nace el concepto de Idiotikon, glosario que compila las voces más importantes de una comarca: Idiotikum Hamburguense, Idiotikum Osnabuguense. Se hacen diccionarios tanto en lengua unitaria como en dialecto, y el más importante es Kritisch - grammatisches Wörterbuch der hochdeutschen Mundart de Adelung, sincrónico de 4 volúmenes.

          SIGLOS XIX Y XX.

          El siglo XIX y comienzos del XX viene determinado por la creación del Deutsches Wörterbuch de los hermanos Grimm (Jakob y Wilhelm). En 1854 se publicó la primera edición, sus autores sólo pudieron hacer tres tomos de los 32 volúmenes de que consta la obra. La última edición es de 1960. Con esta publicación comienza la era de la lexicografía moderna. La publicación del diccionario de los hermanos Grimm supone el auge de los diccionarios históricos en una época donde se promovían los estudios comparativos y esto presuponía el conocimiento de lenguas a través de obras descriptivas. Para ello se necesitaban obras lexicográficas adecuadas.

          En el siglo XX destaca por otra parte el desarrollo de la dialectología y la geografía lingüística, además de los Fachwörterbücher (diccionarios especializados).

          Ignacio del Bosque clasifica las definiciones siguiendo dos criterios:

          • Según el lenguaje empleado:

            • Propias: verdaderas definiciones perifrásticas.

            • Impropias: son aquellas que tratan de algo que sólo puede explicarse en relación a otras:

              • Hiperonímicas: definiciones que emplean un hiperónimo (término de mayor extensión, alcance o significación semántica) Pistola = Arma, Gallina = Ave.

              • Sinonímicas: funcionan con sinónimos, son menos rigurosas porque no hay sinónimos totales.

              • Antonímicas: soltero = no casado.

              • Por series: insertan el término en una escala gradual. Marzo = tercer mes del año.

              • Cíclicas: si las series son cerradas. La estaciones siempre son primavera, verano, otoño e invierno.

              • Por cadenas: definiciones seriales no cíclicas. ¿Qué es el baremo de evaluación? Aprobado, notable, sobresaliente.

              • Por redes: relaciones múltiples cruzadas. Yerno: novio de la hija.

                    • Mesonímicas: excluyen una acepción. Templado: ni frío ni caliente.

                    • Ostensivas: aluden a un objeto directamente. Azul: color del cielo sin nubes.

                • Atendiendo a la naturaleza del término definido.

                • Exhaustivos: son obras que pretenden incluir el léxico de una lengua en su totalidad. Es el caso de los Thesauri, que pude considerase exhaustivo en el caso de las lenguas muertas, siempre y cuando el vocabulario jergal y popular quede recogido en la obra.

                Thesauri: son codificaciones léxicas que descuidan bastante los tecnicismos y la legua popular vulgar y tabuizada y que están hechos sobre la base de citas literarias. El hecho de que descuide la lengua popular o vulgar los hace obras lexicográficas incompletas.

                Según la selección que se haga del léxico, podrán ser de diferente marcación:

                • Marcación Diatópica: aquellos que seleccionan el léxico atendiendo a criterios geográficos o de hablas locales de una lengua. Aquí se incluyen diccionarios, vocabularios, glosarios de dialectos o subdialectos.

                • Marcación Diastrática: se distinguen dos criterios:

                  • Diccionarios, vocabularios, glosarios… de lenguas de grupo o sociolectos, llamados normalmente jergas. Alguna de estas obras tienen simultáneamente marcación diatópica y diastrática, porque podemos tener diccionarios de jerga estudiantil madrileña.

                • Selectiva: seleccionan un compendio representativo del léxico. El diccionario de la Real Academia es selectivo, normativo, general y con etimologías y ejemplos. En alemán Duden, Wahrig, Slaby - Grossmann… También los diccionarios de uso son selectivos, ya que seleccionan las palabras más corrientes y prescinden de términos técnicos y regionalismos. Amplía la información sobre el vocabulario más corriente en cuanto a su uso, en diferentes contextos, e incluye ejemplos, construcción y régimen, fraseología y modismos. A veces incluyen información paradigmática. Es el caso del Stillwörterbuch alemán y del María Moliner español.

                Otro tipo de diccionarios selectivos son los diccionarios de aprendizaje. Son diccionarios de uso restringidos a personas que aprenden un idioma extranjero (Lernwörterbücher). Normalmente no tienen un vocabulario muy extenso para evitar una acumulación de términos que el alumno no pudiera aprender.

                Los diccionarios de frecuencias también son diccionarios de uso. El criterio de frecuencia es muy importante en lexicografía, porque indica las vocales que van a incluir ese diccionario. La frecuencia de uso de las vocales varía según la edad, cultura, condicionamientos, etc. Por ello, dentro de las palabras incorporadas a un diccionario las hay a una frecuencia mayor o menor. Los diccionarios de frecuencias dan el índice de frecuencia de uso de las palabras. Ha otras obras que no son diccionarios de frecuencias, pero que dan listas o catálogos con las palabras más usuales de una lengua. Estas obras tienen una orientación pedagógica e intentan que el alumno aprenda palabras poco frecuentes y memorice las más usuales y útiles. En algunos idiomas (francés) existen obras destinadas a ampliar el vocabulario de una persona a través de palabras cultas o esmeradas.

                  • Diccionarios de palabras utilizados en los distintos niveles lingüísticos o estilos. La lengua poética, literaria, familiar, popular, etc. Henz considera este tipo de diccionarios dentro de la marcación diafásica.

                • Marcación Diatécnica: daría lugar a la selección del léxico en una disciplina determinada, por ejemplo los diccionarios terminológicos. No todos los hablantes tienen que conocer todos los términos de determinadas materias.

                • Marcación Diafásica: registran el vocabulario con connotaciones. Estas connotaciones pueden ser de tipo despectivo, insultantes, burocráticas, afectado, eufemístico, humorístico, irónico, hiperbólica… Ejemplos de este tipo de diccionario son el Diccionario Secreto y la Enciclopedia Erótica de Cela.

                • Marcación Diaintegrativa: incluye diccionarios de extranjerismos, en los que aparece la información sobre el grado de integración fonética, gráfica, morfológica y semántica de palabras que provienen de otras lenguas. Es el equipo lexicográfico el que decide y hace un dictamen sobre el extranjerismo, indicando si en su opinión hay que adaptarlo, modificarlo o rechazarlo. La lengua alemana es muy permeable y tiende a aceptarlo todo. Duden tiene estos tipos de diccionarios: F. Neske, I.Neske Wörterbuch englischer und amerikanischer Ausdrücke in der deutschen Sprache.

                • Marcación Dianormativa: incluye diccionarios que registran variantes dianormativas que se alejan de la norma carnicería—carnecería. Este tipo de diccionario se incluye en diccionarios de carácter general o en diccionarios de dudas o dificultades, o bien en diccionarios de corrección de estilo, Manual de estilo de El País, que no hay que confundir con los Stillwöterbücher.

                Onomasiológico: que parte del concepto y busca los signos lingüísticos que le corresponden. La Onomasiología es lo contrario a la semasiología.