León el Africano; Amin Maalouf

Literatura Universal Contemporánea siglo XX. Narrativa. Novela histórica. Hégira. Pueblos árabes. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Monxi Josean
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 27 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

León el Africano; Amin Maalouf

Elaboración del Resumen de la obra de Amin Maalouf, “León el Africano”

Curso 2002-2003

I.E.S. CONSABURUM (Consuegra)

elaboración del resumen de la obra de amin maalouf, “león el africano”

índice

capítulo I: “introducción”

0. propósito del trabajo

El trabajo que estamos realizando, lo hacemos, en principio, como actividad obligatoria en el área de Lengua y Literatura. El libro de cuya justificación hablamos, es “León el Africano”.

Éste libro que hemos resumido, en un principio por parte separadas, y que ahora vamos a eclosionar en uno, de una forma más resumida, también lo hemos hecho porque forma parte como nota parcial de la evaluación, a partes iguales con el resto de los exámenes.

También lo estamos realizando por una simple cuestión, pues al comenzar el libro vimos que era un tema interesante para ambas parte, es decir, los dos componentes del grupo. El libro, ambientado en la Granada de finales del siglo XV, y también en varios países de la cuenca del Mediterráneo, ya sea Egipto, Marruecos o Italia, nos supuso una base de lectura lo bastante útil, interesante y amena para la continuación de la lectura. En la lectura del mismo, nos sumergimos ampliamente en la historia y nos convertimos en otra parte del libro. Gracias a ello, pudimos hacer el resumen, y no nos produjo problemas de ninguna índole.

Como última justificación del mismo, es que los resúmenes que hemos realizado a lo largo de la evaluación, son insuficientes para una presentación aceptable, y lo realizamos con una presentación adecuada.


capítulo II: “ELEMENTOS DEL DISCURSO NARRATIVO”

1. la acción.

1.1. libro de granada

1.1.1. el año de salma la horra. 894 de la hégira

Nacía en el mes de Ramadán “Abul-Hasán”, primer hijo de Salma y Mohamed, muy contentos. Nació a los 4 años de matrimonio, y tras la lucha de su madre por amor con una esclava. Quedó embarazada gracias a Sara la Vistosa.

Su madre y la esclava se hallaban embarazadas y el padre las exhibió. Al llegar a la casa, las 2, rivales, durmieron bajo el mismo techo. Y se hizo una gran amistad. Al encontrarse embarazadas, Mohamed no se podía acercar a ninguna. En un intervalo de dos días, nació él y su hermana Miraim. Siete días después se celebró el banquete. Se comió un gran manjar con cordero... Y se bebía, por respeto, horchata.

Su madre le contó una historia: “El sultán, para demostrar su poderío, realizó paseos militares por la Alambra. Se celebraba el 10º día de la parada, con muchos festejos, pero se interrumpieron por los graves hechos. Me pasé la mañana viendo los espectáculos, cuando comenzó una fuerte tormenta. Fatigada, me refugié en un portal y fui socorrida por una mujer. Fui rescatada de la Cólera de Dios, como la mujer decía. El Diluvio devastó parte de la ciudad. Quedó demolida y murió mucha gente. Era justo, pues sus gobernantes eran muy arrogantes. El cual era Abu-l-Hasan, que llegó al poder tras encarcelar a su padre y abandonar a su madre. La abandonó por una cristiana, a la que llamó Soraya, y a su baño fueron muchos personajes distinguidos. El sultán decía que no era un aviso del Sultán. Este se dio a la Buena vida y se rodeaba de poetas y esclavas. Los militares se empobrecieron y los ricos se enriquecieron. La corte se dividía entre partidarios de Soraya y Fátima, la 1ª mujer. El Sultán cruzó armas con Castilla. Atacó el castillo de Zahara. Los cristianos se apoderaron de Alhama, y tras una guerra civil, llegó al poder Boabdil, hijo de Fátima, apoyado por el pueblo. Abu-I-Hasán huyó a Málaga y se enfrentó a su hijo.”

En esto que apareció Jali, hermano de Silma. La quería mucho, y siempre fueron cómplices. Jali siempre se mostró partidario de Boabdil. Pasó un largo tiempo, y entre ellos hablaron tendidamente.

1.1.2. el año de los amuletos. 895 de la hégira

Ese año salió exiliado su tío y años más tarde la caravana de Mohamed salió al Sahara, y lo encontró, el cual contaba relatos muy bellos.

Esto contaba su tío: “Ese año subí a la Alambra a felicitar a Boabdil, como muchos otros ricos. Yo era Redactor del Estado, y andaba con soltura entre gente importante.

La ciudad estaba dividida entre los partidarios de la paz con Castilla, y los partidarios de la guerra contra el avance castellano. Los guerreros hablaban Baza, sitiada por los castellanos. Yahya traicionó Granada y entregó a Baza a Granada.

Poco a poco caía el reino, y se reducía Granada. El sultán conoció la verdad de Baza. El sultán sonreía, mientras el soldado le contaba. Para, el rostro frágil del soldado, el de la mezquinidad”. A Jali, no se sorprendía su actitud, pues también el sultán le resultaba mezquino.

A los tres meses, Jali partió a Tremecén con oro. Allí se reuniría con la familia de Mohamed, como tenía previsto. Sara llegó diciendo que flotas egipcias atacarían Castilla, si estos no cesaban los ataques contra Granada, pero solo eran rumores, que todos defendían. Ese año Mohamed fue desterrado a Fez, y para Hasán fue muy duro, fue el año del destete. Llevaba muchos amuletos para protegerse de enfermedades y desgracias.

1.1.3. el año de astaghfirullah. 896 de la hégira

El jeque Astaghfirullah era ya viejo y barba blanca que ya no tenía. Él gritaba su furía en el tejado. Se le conocía por gruñon, y con aspecto de seta. Apostaba junto a sus amigos, el padre de Hasán durante el Sermón del viernes cosas en relación con el jeque.

Esto contaba Mohamed: “durante el sitio de Granada, nadie se guaseaba de él. Se pasó la vida advirtiendo a Granada de sus actos. Contaba que pasó por cuatro tabernas con bebidas porhibidas. ¿Y ellos mismo luego iban a las mezquitas? El jeque les regañaba por todos los actos que cometían, por el dinero que gastaban, por el derroche de todo. Era una sociedad sin respeto, que hechaba más en falta la diversión que la obligación o la oración. Ésto lo dijo meses antes de la caída de Granada.

El pueblo se dio cuenta de las regañinas del jeque y empezó a portarse bien con Dios y no hacer nada contra Él. El pueblo veía pronto la caída de la ciudad.

Se quemaban libros de un médico rival del jeque. Él y el médico eran muy dispares. El jeque era cristiano converso, y el médico era un viejo musulmán. El médico era un adinerado que poseía muchas tierras y aficionado de cualquier práctica científica. Era un borracho y comedor empedernido. Era compañero de conversación y borracheras de los más ricos, incluso de Boabdil. El jeque aconsejó a Boabdil de sus amistades.

El padre de Salma, iba a las tertulias del jeque, pero solo a la conversación y a venderle muchos libros, pues le vendía muchos.

En Andalucía florecía libros leídos en todo el mundo. Más tarde eso se corto, y el médico se lamentaba por ello, pues creía progreso y pensaba en épocas mejores del Islam. El jeque se quejaba, pues tenía que conformarse con las enseñanzas que había dado.

Poca gente seguía las ideas del médico”.

Cuando las proximidades de Granada estaban sitiadas, los víveres escaseaban a la venida del crudo invierno. Los soldados eran diezmados por castellanos y no progresaban. Y en esto llegó un rumor. El médico había adquirido un cañón. Los musulmanes creían que los cañones no eran para ellos. El cañón desapareció. La ciudad de Granada iba a ser sitiada muy pronto.

1.1.4. el año de la caída. 897 de la hégira

Fue un mal y frío año en Granada. La madre de Hasán contaba lo siguiente: “ los caminos estaban cortados y Granada aislada por la nieve. La gente se aprovisionaba y los de los pueblos de al lado, buscaban asilo en las calles granadinas. La familia no corrió esa suerte, pues Mohamed era muy importante. Mohamed tenía un cargo municipal Al-Wazzan, sobrenombre de la familia. Mohamed se podía enriquecer con granos, para abastecerse, y también con frutas.

Mohamed se dispuso a defender Granada, temeroso de ello. Fue con los cabecillas de los motines a desafiar al Sultán, viéndose casi en la cárcel. Llegaron al embejecido sultán, muy bien protegido y muy viejo.

El Sultán comenzó a hablar con los llegados, pidiendo consejo. Al-Mulih, subordinado del Sultán, habló de la realidad Granadina, no capaz de alimentarse. Tres oradores decía que había de dar fecha a la rendición, le tocó el turno al jeque, que apoyaba a Al-Mulih. Dijo el Sultán había hablado de la rendición, y no había sido comunicado al pueblo.

Volvió a hablar Al-Mulih, para decir lo concertado con el rey cristiano. Preserva la vida de los granadinos y sus posesiones y que la toma sería pacífica. Continuaba diciendo, que para evitar la destrucción y matanzas, había que entregarse ya, pues el invierno sería muy duro.

Habló el médico, diciendo que lo que ofrecía Al-Mulih era el palacio y todas sus riquezas, y así todo el poder a los cristianos. Se desplomó al decir que toda la sabiduría musulmana de Granada se derrumbaba. Le llevó la razón el jeque, prosiguiendo que el pueblo sería sometido a cautiverio. Contestó Al-Mulih, que no había otra solución, más que la suerte de Dios.

Tomó la palabra Boabdil, y dijo que seguirían la paz, y que Dios les guiaría.

Terminada la reunión, todos sabían que la ciudad sería sitiada”. La madre de Hasán fue visitado por con un libro y la dijo que un gran Diluvio de Sangre y Fuego les acechaba. Sara quería que un judío leyera el libro. Ella se negaba, y él le contaba una historia que ocurrió en Toledo, por practicar magia negra y matar supuestamente a un niño. Los autores fueron condenados a la hoguera. Sara aceptó la negativa y se abrazó a Salma. Llegó Mohamed y las leyó el libro a petición de Salma. Ponía que Sara debía irse a otro país, pues a finales de año había libros como, con desgracias, y a Sara la recomendaba irse. Era la primera vez que hablaba del exilio, pues también ellos pensaban irse.

“Granada estaba tranquila. Unos soldados fueron a casa de Mohamed a buscarle en nombre del Sultán, pero no tenía nada que temer. Había avisado a más gente. Llegó a la plaza de la Tabla, y vio a gente a caballo detenida, pero sin oponer resistencia.

Llegó hasta él y otros más, a caballo, Al-Mulih. Les explicó que Fernando, pedía 500 hombres para que no hubiera trampas en la entrega. Aparecieron los castellanos por el Genil. Y esa noche pasaron a la ciudad oficiales cristianos. Unos soldados se apoderaron de la plaza, los granadinos oyeron las voces castelllanas y sollozaron. La gente salía a la calle entregada y desconsolada, Salma salió con Hasan en brazos a la búsqueda de su marido, y salieron de la ciudad. Al salir, volvieron a ver unos jinetes que se acercaban, vieron que era Boabdil. Estaba con el rey Fernando, le concedió un título en la Alpujarra con los suyos, Boabdil prosiguió su marcha con todos sus víveres. Éste, escondió parte de su tesoro en unas colinas, la gente buscaba el tesoro. El último sultán salió cabizbajo y avergonzado. La madre de Boabdil, era más sabia que su hijo, y hubiera llevado el reino mejor que él. Muchos musulmanes traicionaron su religión, y recibieron títulos de Castilla,. Al-Mulih, también recibió oro y tierras por las Capitulaciones.

Todo volvió, extrañamente, a la calma. Y los capturados fueron tratados muy bien. En un paso por el campamento, los capturados, oyeron hablar de un genovés, que quería ir a las Indias por el oeste. El duque Yahya le pidió un cargo a Mohamed para la seguridad de los productos, éste accedió.

El rey iba frecuentemente a Granada, para que no se incumpliera el tratado, y para proteger a los granadinos. Pero mal les fue a los judíos, que fueron expulsados de Castilla. Sara llegó llorando por el edicto e ironizó el tema. Sara no sabía si convertirse o exiliarse. Al final, huyó a Portugal con los suyos.

1.1.5. el año de mihrayán. 898 de la hégira

Hasán no nombró jamás esa palabra a su padre. Ocurrió en el Ramadán, Mihrayán, solsticio de verano, fiesta musulmana. En las fases lunares se sabrá la época de recolección de todo tipo.

El calendario cristiano no privaba las fiestas musulmanas y se celebraban todas, como año nuevo Ramadán, o Mihrayán. Ésta última era muy celebrada y no se dormía por la noche y se únian castellanos, y por eso Mohamed no le gustaba celebrarlo.

Iba caminando por la calle toda su familia y Warda gritó: “Juan”. Era su hermano. Se abrazó a él y humillo a Mohamed. Preguntó Juan por sus hijos y vió que la chica era suya. Hubo disputas por quedarse con Warda. Ella quería a Mohamed pero solo el cristianismo los uniría. Mohamed la echó de su casa. Mohamed se quedó varios dias meditando. No iba ni con sus amigos.

Decía la madre de Hasán que era muy malo ser esposa única pues se trabajaba más y se puede perder el marido fuera de casa.

Acudió Mohamed al liberador musulmán. Éstos iban a terreno enemigo a negociar el rescate. El afectado recolectaba para pagar el rescate. Acudió a él con la duda de querer recuperar a una castellana musulmana. Y Hamed se rió. Éste le convenció de que era imposible su rescate. Le recomendó que tomara otra mujer como esposa.

1.1.6. el año de la travesía. 899 DE LA HÉGIRA

Daba el jeque un discurso a cuatro barbudos, entre los que destacaba Mohamed. Les decía que se exiliaran para poder seguir siendo musulmanes, y no vivir en una tierra profana.

Ese era el último año para decidir irse o convertirse. Era el mejor tiempo para irse, primavera. El jeque era el que los convencía para el exilio, y todavía estaba para aconsejar a los dubitativos. Todavía había muchos, como Mohamed, que se quería llevar a Warda.

Hazma se resistía a irse, para no vender sus tierras. Decía Salma: “Llamó Mohamed al barbero y al jardinero Saad para hablar. Más tarde llegó Hamed y el jeque. Discutían por irse o quedarse. El jeque insistía en irse, Mohamed y el barbero no hablaban. Querían irse, pero con tiempo para sus negocios, terminó la reunión.

Mohamed seguía yendo a por noticias de Warda. Ya era primavera, y las calles ya estaban huérfanas de gente, sólo soldados castellanos”.

Decía Mohamed: “Yo me quiero ir de ésta ciudad, traicionada y con mi honor de hombre traicionado”. Llegó la hora de irse de Hazma y el jeque. Proseguía Salma: “Era ya fin de año, y Mohamed insistió en partir enseguida, por Almería. Nos despedimos de Hamed. Partimos con una mula y cinco mulillas para equipajes, acompañadas de posesiones”.

Ya estaban en el puerto. Había mucha gente, nerviosa, deseando de marchar. Salían en pésimas condiciones en barca. Mohamed compró una barca para no mezclarse con la muchedumbre, al hermano de Mohamed. Durmieron. Al amanecer mucha gente movía su barca y querían quitarle sus posesiones. Partieron camino del exilio.

1.2. LIBRO DE FEZ

1.2.1. EL AÑO DE LAS HOSPEDERÍAS. 9OO DE LA HÉGIRA

Nunca Han estuvo en una ciudad, solo en Granada, pero en una época pobre. Iba, toda la familia en mula hacia la ciudad de Fez, por muchas y grandes cuestas. Entraron a las murallas de Fez, y observaron un barrio, el cuál iba a ser el suyo próximamente. A Hamed le interesaba más la muchedumbre que las doctas. Fue a visitar a su tío Hali y a su abuela. No tenía sus recuerdos. Hamed abrazó a su tío y a su hermana, muy emocionados. Mariam y Warda no fueron bien recibidas.

Jali recordó el pasado granadino y se avergonzaba. A Jali no le gustaba Warda pues la consideraba cautiva cristiano. Salió cabizbajo Mohamed y después salió Salma, más avergonzada que Warda. Mohamed no quería haberse ido de Granada, pero allí encontró muchas adversidades.

En Melilla se prestó un hombre con servicios por poco dinero, antes de lo de Jali. Llegaron dos hombres a apoderarse de sus pertenencias y el mozo se fue. A Warda la hicieron de darle todo su dinero, antes de hacerselo a Salma, Mohamed se puso a rezar y estos se fueron.

Se acercaron unos soldados y dijeron q otros viajeros no eran atacados, lo que iban hacia Tunez o Argelia. Les aconsejaron ir con una caravana y a los diez días, llegaron a Fez. Al llegar no tenían cobijo, se hospedaron en una hospedería sin muebles. Por allí había mucha genta mala, decían, y se alejaban de ellos. También había ladrones y bandidos que no eran ajusticiados.

Se hospedaron en una hospedería muy rica y cara, pero con mejor fama. A las seis semanas, se trasladaron a una pequeña casa. En la ciudad abundaban enfermedades incurables. Mohamed, contaba Hamed, muchas historias del pasado y Salma le miraba muy desconcertada. Se creía a Mohamed hechizado.

1.2.2. EL AÑO DE LOS ADIVINOS. 901 DE LA HÉGIRA

Las mujeres iban a comprar flores muy temerosas, incluidas en éstas Salma. Una vez con Hamed, corrió más rápido, pues vio a Sara la Vistosa, pues ella hablaba muy libertina de su salida de Granada. Sara hablaba de las torturas en España hacia judíos y moros conversos. Se alegraba de su exilio, pues partió hacia Fez a una vida mejor. Salma agradeció ver a Sara, pues esta la ayudó mucho con Mohamed, ambas quedaron para hacer ritos de adivinación en el mismo lugar.

Fueron a ver a la vidente Um-Bassar, a su modesta casa. La adivina hizo conjuros con Sara, y Sara y Hamed asistían detrás; el espectáculo era precioso, en él aparecía genios. La dijo que su primo volvería a ella.

A otra semana, volvieron a quedar con Sara, en una casa cerca de la de Hamed. Allí, estuvieron con una princesa y allí ocurrían poco decentes; asustadas fueron a ver a otro adivino, éste muy inteligente. El adivino realizó admirables experimentos, ante los ojos asombrados de ellas. Predijo la muerte de una mujer y Salma se quedó perpleja durante un momento.

Salma acudió a una cuarta visita, que terminó por perderla, el adivino le dio un elixir para hechárselo a Mohamed. La primera noche, aunque nerviosa consiguió echárselo, la segunda noche se lo fue a echar y la descubrió, y éste le pidió el divorcio.

1.2.3. EL AÑO DE LAS PLAÑIDERAS. 902 DE LA HÉGIRA

Boabil fue a dar el pésame tras la muerte de la abuela. Al pésame acudieron muchos granadinos de Fez, hasta el jeque Astaghfirullah. En el salón de los hombres, todos serios, Jali lloraba. Apareció Mohamed, pero no fue recibido muy bien. El jeque, habló de la muerte y de lo que ello conyeva, pidió dar gracias por todo lo bueno y lo malo que Dios les daba; Jali habló, bien de la muerte y mal de la deshonra del exilio.

Cuando se fue Boabdil, Jali se levantó para ir al cementerio. El duelo duelo duró 6 días, mientras que las plañideras seguían llorando, Jali y Mohamed hablaban tranquilos, y hablaban del porvenir de Hasán. Éste fue a la escuela, pues era muy inteligente para su corta edad, él tenía 8 años. Iban con él 80 niños, muy distintos todos ellos, entre siete y catorce años. La clase era grande y los profesores muy duros. Se sentó al lado de Harún el Hurón, muy problemático, pero amigo suyo. Hasán y Harún siempre estaban juntos.

1.2.4. EL AÑO DE HARÚN EL HURÓN. 903 DE LA HÉGIRA

Melilla fue tomada por los cristianos, pero a Hamed no le importaba. Un día fue Harún a su casa, muy tímido, y Jali lo recibió gratamente.

Jali distribuía el trabajo a los llegados a Fez, cuyo dinero depositaban en común para obras. El cónsul negociaba con los mozos, que trabajaban a sueldo fijo y con buena reputación. Los mozos no eran conflictivios y estaban muy bien protegidos.

Harún pasaba por casa de Hasán para ir a la escuela y conversar. Un día Harún, pasó a por Hasán para ir a caminar, pues no había escuela. Comenzaban en la plaza de los Prodigios, para ver a los enfermos fingidos. También había saltimbanquis, encantadores, curanderos... En fiesta, había narradores, que contaban fabulosas historias. Así descubrían poco a poco, Hasán y Harún, a Fez.

Un día partieron a un arrabal, El-Mers. Por allí vieron muchas putas por diversas tabernas. Ellos jugaban a ver lo que había en las tabernas, y Hasán creyó ver a su padre. Hasán estaba muy avergonzado y corrió llorando a su casa. Harún intentó consolarle pero era tarde.

1.2.5. EL AÑO DE LOS INQUISIDORES. 904 DE LA HÉGIRA

Murió el liberador, en unas mazmorras de Granada, muy pobre, a los 80 años. En Granada, había sufrido mucha gente, y murió cruelmente. Rompieron las reglas unos inquisidores llegados, y produció la muerte del liberador. Obligaban a convertirse al cristianismo, y uno de ellos fue Hamed. Éste se opuso, el pueblo se levantó en su nombre tras su muerte. Todos se convirtieron al cristianismo obligados, y no quedaron musulmanes.

Lelegó a Fez una carta de los que quedaron en Granada pidiendo consejo. Hubo muchas reuniones al respecto también en casa de Jali. Llegó a la reunión el muftí de Orán, muy sabio para dar su opinión. Dijo que los granadinos siguieran en secreto el islam, más allá de la pubertad. Les perdonaba si los cristianos les obligaban a hacer cosas contra el islam. Para dar solución, enviaron mensajeros a los soberanos islamitas.

Jali tenía que partir a Constantinopla y quería llevar a Hasán. Pero también tenían que convencer a su padre, ausente entonces. Éste se negó rotundamente a la propuesta y se negó a hablar con él. Un día partió Jali y Hasán estaba cabizbajo. A Hasán se acercó el barbero, más viejo, lamentando parte de su vida. Hazma trabajaría en un hammán y pidió a Hasán un trabajillo al cual accedió.

1.2.6. EL AÑO DEL HAMMAN. 905 DE LA HÉGIRA

En el hamman, los hombres se lavaban con estiércol. Harún y Hasán iban en mula a por el estíercol a las afueras. Los hombres se reunían desnudos y sin vergüenza, para hablar de sus cosas, otros iban a comer, y pasan de la sala de agua caliente a la sala de agua fría. Siempre permanecían desnudos, excepto la gente de importancia, con una sala propia. La mujeres también iban, pero con un horario distinto al de los hombre, para no coincidir con ellos.

Hasán y Harún se preguntaban lo que hacían las mujeres en su turno. Un día, Harún decidió entrar cuando las mujeres estaban en el hamman, arriesgándose mucho a ser descubierto. Mientras que Hasán esperaba fuera, veía pasar mujeres y las observaba detenidamente. Tiempo después, salió Harún y le dijo, a Hasán, que se reuniera con él, pero Harún volvió a entrar y Hasán le observó vestido de mujer.

Ese mismo año, volvió su tío del viaje, lo contó a la gente interesada por él. Dijo que los castellanos serían derrotados, no sabía cuándo ni cómo, pero decía que los turcos eran muy temidos por cualquiera. Preguntó Hasán por la vuelta de Granada a Jali, y éste le dijo la verdad. A ningún, musulmán, le importaba el futuro de Granada. Jali mintió para no quitarle la ilusión a la gente.

1.2.7. EL AÑO DE LOS LEONES ENFURECIDOS. 906 DE LA HÉGIRA

Mariam había crecido mucho, pues Hasán no la había visto desde hacía mucho tiempo. Hasán fue con su padre para ver un campo, para cultivar, eso sí, cosas extrañas. Su padre le hablaba de un proyecto interesante, él ya no estaba abatido. Iban con Warda y Miriam, y ésta le hizo una seña para que le esperase. Le preguntó que si su tío le quería como un hijo, y ésta se molestó. Hasán la respondió que sí, que las querría, e iría a verlas a menudo. Mariam regañó a Hasán pues éste nunca la visitaba ni la hablaba.

Pararon en un pueblo, La Vergüenza, para descansar y dormir. Se llamaba así, pues le dieron agua con leche al rey de Fez, por avariciosos.

Durmiendo, vieron unos leones, que intentaron pasar a la casa. Los leones intentaron intentaron atacar a Mariam y a Warda, y al caballo. Mohamed, se puso a rezar y prometió interrumpir el viaje para peregrinar a Taghya si las cosas salián para ellos. Al alba, los leones se fueron, y ellos, estaban dispuestos a ira a Taghya.

Una semana después llegaron a Taghya, y vieron a los temerosos leones. Hasán dice que los leones son muy valientes, y éstos son muy feroces en los países cálidos, como en el que estaban.

Hasan volvió a pensar en Mariam, pues ésta muy extraña.

1.2.8. EL AÑO DE LA GRAN RECITACIÓN. 907 DE LA HÉGIRA

Mariam tenía un prometido, muy rico, que tenía cuatro veces su edad. Éste era el Zerualí, cuya fortuna no se sabe como crecío pues antaño pastaba con sus cabras en el monte. Dicen que encontró un tesoro romano, y no lo gastó.. El soberano le agradeció el dinero que le dio, con soldados. Tras 5 años, se trasladó a Fez y continuó con diversos negocios, y conoció a Mohamed por sus negocios con la morera, y le gustaron. Los dos firmaron un acuerdo, y se lo confirmaron al monarca, pero este quería más seda, más plantaciones, para exportar. Mohamed ya se veía mas rico, pues su proyecto había dado su fruto.

El Zerualí quería casarse con su hija Mariam, cotilleo entre el varón del Zerualí. Sara le dijo que las mujeres vivían en un harén, juntos y sin la protección de un verdadero marido. Hasán estaba furioso y fue a ver a Harún, el cual estaba también molesto con el Zerualí.

La gran recitación era cuando ya se sabían todos los suras del Corán, y podían trabajar y ser hombres. Hasán, vestido de sedas, le llegó el día de la Gran Recitación. Su padre le esperaba en un salón para el gran banquete de después. Y le observó a su padre, vió todas sus caras, buenas y malas, y su realidad después de la Gran Recitación.

1.2.9. EL AÑO DE LA ESTRATAGEMA. 908 DE LA HÉGIRA

El Zerualí era un bandido y asesinó, que consiguió su fortuna a base de asesinatos. Harún investigaba, pero hasta el final de la investigación, no observó datos sobre él. Harún fue a esperar a Hasán. Le contó que era un hombre celoso de sus mujeres y si le engañaban, las estrangulaba. Los dos intentaban que la boda no se celebrase.

Hasán iba a hablar con su padre para intentar evitar la ceremonia que se celebraría dos meses después. Habló con él muy temeroso. La habló de la mala vida que llevaría al lado de dicho sujeto. Mohamed se negó rotundamente y se fue. Era imposible que no se celebrase, y abofeteó a Hasán. Hasán le dijo que le habló con un tono muy alto pues le vió en una taberna. Mohamed se derrumbó por ello y Hasán huyó. Esa noche Hasán durmió en casa de Harún. No sabían a quien convencer para romper la ceremónia.Harún dijo que tenían que convencer al novio.

Fueron a casa del jeque, para que les ayudase. Harún le explicaba al jeque el problema de la boda, y lo que ello conyebaría. Le dijo el pasado turbio del novio, el jeque reprobó sus actos y preguntó las fuentes de eso, para ver si era creible.

Los dos salieron, y Harún confiaba en lo que el jeque pudiera hacer. El jeque habló en su mezquita del bandalismo y el pillaje. Todos sabían que era el Zerualí, pese a no oir su nombre. El Zerualí se enteró de los hechos acaecidos, y se rompió su ceremonia con Mariam.

1.2.10. EL AÑO DE LA BRIZNA ATADA. 909 DE LA HÉGIRA

Empezó el año en el Mihrayán, y las calles estaban encharcadas. Hasán se preocupaba por us padre, que estuvo un tiempo endeudado, pero éste empezó a reponerse con negocios de higos y vino. Hasán pasaba día y noche en las aulas, derrochaba vitalidad. Los profesores les enseñaban de todo, pese a las indicaciones del soberano. Éstos eran amables y sabios, y les invitaban a sus bibliotecas.

Cuando Mohamed estaba en el campo, Hasán iba a visitar a Mariam y a Warda. El pueblo decía que Mariam tenía la lepra, e incluso vino la policía a hablar con ellas. Cuatro mujeres la examinaron, y dijeron que, efectivamente, tenía la lepra. Se llevaran a Mariam. Warda estaba calmada pero Hasán estaba muy furioso. Los dos se abrazaron, lloraban inmóviles sin saber qué hacer. Hasán se fue a casa de Jalí a explicarle lo ocurrido.

Jalí dijo que era imposible salvarla. Además podía ser una venganza del Zerualí, pero él quería luchar contra el Zerualí, por los tratos a los granadinos. Fueron a ver a Mariam. La dijeron que no se mezclaran con los leprosos y le dieron cosas para no contagiarse. Al llegar Mohamed, se reconcilió con Hasán , y un poco con la familia de Salma. Jali fue a la de Mohamed, y fue bien recibido. El resto del año, la familia intentaba resolver el problema.

Harún y Ahmed “El Cojo”, nuevo amigo de Harún intervendrían. Cuando Ahmed llegó a clase, se sentó con Hasán. Ahmed, hablaba mal de Fez, y de la escuela, sino que le gustaba mucho el ejército. Se levantó y se presentó a la clase con tono prepotente y atemorecedor. Era muy respetado en la escuela. Un profesor, dudó de la ascendencia y lo quiso transmitir, pero éste no le dejó. Hasán no seguía mucho al Cojo, y por eso éste le respetaba.

Jali, parecía el único que podía salvar a Mariam. Él estaba rodeado de muchos personajes. Jali tuvo contacto con el hijo del Soberano. Éste, indignado, habló con su padre, pero antes de hacerlo, murió y Jali y los suyos se alegraron.

1.2.11. EL AÑO DE LA CARAVANA. 910 DE LA HÉGIRA

Fue el año del gran viaje de Hasán, que al final le llevaría a Tombuctú. Fue por la promesa de su tío, y por eso no se negó su padre a ello. Partío la caravana con doscientas monturas con respaldo de guardias y algunos comerciantes. La caravana era como una gente unida, que pasarían juntos todas las penurias. Pasarón por Sefrú, y por una vieja ciudad destruida, donde se realizaban rituales. También pasaron por una aldea llena de pozos.

A las dos semanas, pasaron por una ciudad encantada, por la cual pasaron bailando, para no contraer una famosa maldición. Todos pasaron bailando menos Jali. Al llegar a las montañas, estuvieron en una ciudad dedicada a copiar libros. Hasán acompañó a un genovés a una cena, le preguntó al anfitrión, por qué la gente era tan favorecida y tan bien vestida. Éste respondió que por el abrigo de la montaña. El anfitrión habló mal de las ciudades y las llanuras, mal comunicadas. Dijo que hasta allí les llevaban oros, trajes y libros.

El trayecto, siguió en los montes Ziz, habitados por foragidos bereberes. Se dirigieron hasta Segelmesse, muy grande y muy rica, los habitantes vivían separados en clanes, haciendo la vida imposible mutuamente. Pasaron allí mucho tiempo, pues Jali cayó enfermo. En Fez, Jali se había ganado la confianza del Soberano, que le daría un buen cargo. Jali dijo que conseguiría poco a poco, la libertad de Mariam. Le prometían la liberación a la vuelta del viaje.

Fue a ver Hasán a Mariam, y la habló de su liberación. Ella oía inmutable, cuando Hasán se iba, Miriam comenzó a llorar. Fue Hasán a casa de su padre, a dar noticias de Mariam. Jali se recuperó pero tuvieron que esperar en esa región varios meses.

1.2.12. EL AÑO DE ToMBUCTÚ. 911 DE LA HÉGIRA

Reanudaron el viaje a Numidia, en estación fresca, recuperado ya Jali. Jali hablaba a Hasán de Granada, tal vez por su enfermedad. Dos soldados al paso, dijeron que su rey quería ser visitado, por Jali, y este se negó. En su lugar fue Hasán, cargado de regalos para él. Al llegar, le besó la mano y le dio los regalos, muy agradecido.

Cenaron y Hasán leyó un problema. Agradecido le dio 100 monedas de oro para Jali. Y a Hasán le dio 50 monedas y una esclava a caballo.

Al regresar a la caravana, dio los regalos a Jali y le habló de la esclava. Hasán se quedó con la esclava, la cual no había tocado, para evitar enfrentamientos. Llegaron a un oasis, y se unieron a mercaderes y judios, expulsados de Granada. Es una tierra cultivada, pero muy árida, el oasis de Ghurara. Era el último lugar para aprovisionarse, antes de cruzar el Sahara.

Se encontraron una tumba de dos mercaderes, muertos por la sed. Al llegar a Tombuctú estaban exhaustos y agotados, muertos de sed. Hiba, la esclava, bailaba como en el espectáculo callero, para Hasán muy animado. Por la mañana, Hiba dormía y Hasán sonriente, miraba su rotro. Llamaron a la puerta y Hasán tuvo que marcharse. Debían ir a palacio, ante el soberano de Tombuctú.

El rey era muy poderoso y capturaba a sus vencidos como esclavos en Tombuctú. Tombuctú era muy rica y había muchos mercaderes, los cuales eran muy poderosos. Antes de emprender el viaje a Gao, Jali cayó enfermo, y estuvo así tres semanas. Jali decidió volver a Fez pues no le quedaba dinero ya, tras dos años de viaje. Jali murió en el camino a Teghaza, y allí fue enterrado.

1.2.13. EL AÑO DEL TESTAMENTO. 912 DE LA HÉGIRA

Hasán volvió con el peso de la expedición, y con Hiba, muy orgulloso de ella. Jali antes de morir, escribió una carta a Hasán. Le dejó todas sus preocupaciones. Su primera misión fue acabar el viaje bien. Para tener dinero, vendió regalos. Hasán tenía en sus manos la expedición.

Jali también le hizo cargo de Fátima, su hija, para que se casara con ella. Las cuatro hijas de Jali, fueron casadas. Al llegar Hasán a Fez, sus padres se habían casado. Jali le decía que se ganara al Sultán, para ser embajador, y así poder hablar de Mariam.

Al llegar se fue con Harún quien le dijo que el jeque y Hazma murieron. Llegó a la casa de Jali, y abrazó a Salma, de luto, casada ya con Mohamed. También vió a Fátima, igualmente de luto, llorando la muerte de su padre.

Habló con el Sultán del viaje, y quedó muy asombrado de su elocuencia. Habló de Mariam, y le dijo el Sultán que se ocuparía del asunto. Harún decía que los sultanes de la época eran unos ladrones, y al llegar a clase, conto su historia, y los profesores quedaron perplejos. El maestro le pidió que trabjara como secretario, éste aceptó.

Fue a ver al Sultán, y le dijo que Mariam tenía posibilidades de volver. Se lo contó a Mariam, la cual estaba muy cansada. Harún la dedicó un mirada, y esta parecía despreocupada. Hasán dijo a Mariam que la iban a examinar, y que saldría pronto. De repente Harún, le dijo a Hasán que Mariam tendría que ser su esposa.

1.2.14. EL AÑO DEL MARISTÁN. 913 DE LA HÉGIRA

En el hospicio de Fez no había médico. A los llegados, solo se les procuraba cama, allí sólo iban los extranjeros y locos. Hasán trabajaba allí, y no debía tener compasión por nadie. Le daba lástima un viejo, que se hallaba allí metido por otro mercader. Éste se avalanzó sobre Hasán, y lo llenó de barro. Fue a un hamman.

Se acercó a casa de Harún. Le contó la verdad de la ciudad, los asesinatos que se escondían tras los “sanos”. Harún, no le llevó la contraria. Se iba a casar con Mariam al poco tiempo, éste se apresuró a salvar a Mariam, la cual aún no había salido. Harún decía que las intenciones de Hasán eran en vano. Tenía un plan para salvar a Mariam, pero se arriesgaba a ir a la cárcel. Lo hacía por una promesa. Cuando pasó Harún al hamman, Mariam le reconoció, la cual no dijo nada. Harún y Mariam huyeron a las montañas a esconderse.

1.2.15. EL AÑO DE LA NOVIA. 914 DE LA HÉGIRA

Se celebró la primera boda de Hasán con Fátima, con un gran ritual, matronas engalanaban a Fátima, antes de la ceremonia. Se disponían a ello, Hasán, acompaño en su mayoría por compañeros de la escuela. Anduvieron por las calles, y Hasán fue a casa de su padre, Mohamed, por la noche.

Pasó Fátima a la habitación, para consumar el matrimonio. En los brazos de Hasán, ella se puso a llorar y se desmayó. Ella dormía en la cama, y Hasán no sabía como llenar la cama de sangre. Hasán recordaba a Hiba, mientras Fátima dormía. Hasán hizo mujer Fátima mientras ella dormía. En el banquete Fátima miraba a Hasán como si antes no hubiera pasado nada. Fátima se disculpó ante Hasán y le roció de besos.

A la semana, terminó la ceremonia con muchos regalos. Al acabar el año, Fátima estaba embarazada y Hasán buscó un mejor trabajo.

1.2.16. EL AÑO DE LA FORTUNA. 915 DE LA HÉGIRA

Nació su hija Sarwat (fortuna), pues tuvo mucha suerte Hasán pero ésta efímera. Hasán visitó a Tomasso de Marino, para trabajar con el en sus viajes. Éste aceptó, y le encargó un viaje de albornoces. Viajó con 2000 dinares. Cogió sus ahorrros y compró sables para venderlos y volvió del viaje con ganancias.

En Tefta se habían desarrollado hechos graves, a la llegada de Hasán. El jefe de Tefta le explicó los hechos a Hasán, los cuales eran guerras entre tribus. Entró en Tefta y dos hombres le ofrecieron hospedería, y rechazó ambos, y por ello, fue a otra la cual era incómoda.

Le ofrecieron por sus 400 sables, cambiarlos por 1800 albornoces, y en esta operación no gastó nada. Antes de partir, los comerciantes le ofrecían cosas baratas, ya era rico decía.

Llegó el ejercito de Fez y a Hasán le encargaron ser intermediario. El ejército quería hacerse con la ciudad, y que Tefta pagara una renta anual. Tendrían que pagar mucho a cambio de justicia y libertad. Pagaron a los dos días 84000 dinares. Al partir, le regalaron muchas cosas, en agradecimiento.

Al llegar a Fez, le entregó a Marino los albornoces y parte de los regalos. Marino estaba muy agradecido, pues le trajo mucho dinero. Éste le aconsejo, que no fuera avaricioso. Los castellanos conquistaron tres ciudades del Magreb ese año.

1.2.17. EL AÑO DE LOS DOS PALACIOS. 916 DE LA HÉGIRA

Hasán tenía un poeta cortesano, que recibía a todo el mundo en su casa. Hasán mandaba gente a comerciar, y además, se estaba costruyendo un palacio. Hasán era muy supesticioso, y creía que la mala suerte podría amenazar a su palacio.

En casa de Jali, por la noche hubo celebraciones, con esclavas bailando. Hiba creía que era esteril, y por lo tanto, Hasán no la podría dar hijos. Hiba ya no creía en su felicidad, pero se despreocupó un poco de ello. Hiba sonrió un poco mientras que los festejos continuaban.

A los seis meses de lo acaecido, el Sultán lo solicitaba en palacio. El Cojo, se revelaba contra el Sultán. A Hasán le quería como un intermediario con el Cojo pues eran amigos. Hasán quiso que Mariam volviera siendo perdonada por el Sultán. El Sultán quería que Hasán calmara y hablara con el Cojo, Ahmed. Quería que el Cojo se pusiera de su parte, y entregarle parte de su ejército. El Sultán enviaría un ejército para recuperar ciudades, con ayuda del Cojo. Hasán iría a visitarle, y convencerlo de ello. Hasán tenía que partir inmediatamente hacía el Sus.

1.2.18. EL AÑO DEL JERIFE COJO.917 DE LA HÉGIRA

Ese año se lanzaron ataques sin éxito para recuperar ciudades. Hasán apuntaba las batallas acaecidas, y de lo que los soldados hacían. Fue de nuevo a el Sus, para ver de nuevo al Cojo, y decirle lo ocurrido en batalla. Hablando, con el Cojo, éste abandonó el sitio de Orán. Estaba desanimado. El Cojo no quería luchar, sino unir todo el Magreb. Hasán estaba indignado, el Cojo iba a luchar contra Fez, Mequínez y Marraquesk... Quería unirlos, pues se desmoronaban. El Cojo sería el jefe de todos ellos.

Hasán se marchó, pues el Cojo sería muy importante, y no quería negociar con él. Al final de año, acaecido un grave suceso, volvió el Zerualí de su destierro, muy optimista de su destierro. El Zerualí pasó por Beni Walid. Allí vió a una mendiga que le tiró del caballo. Esa mendiga era Harún, que vivía en las montañas junto a Mariam. Éste se quería vengar de él. Harún metió metió al Zerualí en el dormitorio de Mariam e hizo que ésta se desnudara. Harún y el Zerualí vieron que no tenía resto de lepra.

Harún mató al Zerualí y lo enterró sin desvestirlo.

1.2.19. EL AÑO DE LA TEMPESTAD. 918 DE LA HÉGIRA

Murió Fátima en el parto y también el niño que esperaban.

El Soberano llamó a Hasán para hablar de sus ataques, sin entusiasmo, éste habló del perdón de Harún, que vivía como un foragido, y nunca volvió. Todos sabían que había sido Harún, y no un salteador. Pero el Sultán creyó que fue Hasán, pues pidió éste su exilio. Se le acusó de complicidad con Harún. Habló el Soberano más tranquilo, le acusaba sólo por sus apariencias. Le condenó a dos años de exilio a Hasán. Salió de Fez en pleno día, y no se escondía de nada. Corría riesgos al salir así, por hacer mofa del castigo.

Atabió a toda su familia, para su ausencia del destierro. A la salida de Fez, Hasán le prometió a Hiba devolverla a su tribu. A la noche, armaron todo el campamento y descansaron. Hiba se negó a dormir con Hasán, y durmió en una gruta. Estando en la cueva, los dos, Hiba estaba muy distante. Reinaba el silencio, Hasán se enamoró verdaderamente de ella. Se taponó la entrada de nieve, y unos pastores les ayudaron a desentaponarla. Su caravana había sido saqueada y su fortuna desapareció.

Hasán pidió hospitalidad a los pastores. A Hasán sólo le quedaba unas cuantas monedas y a Hiba. Llegaron a la tribu de Hiba. Los recibieron muy bien. Fueron a la casa del jefe de la tribu. Allí se encontraban muchos ancianos. Hiba se vendió para Hasán por 1800 dinares. Hiba explicó que los suyos tenían más dinero de lo que podían gastar. Hiba se desnudó para Hasán y que la tomara por una última vez.

Llegó Hasán a Tombuctú, recordába mucho a iba. Por la noche, vio a un hombre corriendo, y lo siguió por la calle, descubrió que Tombuctú estaba ardiendo, y éste quería huir. Al día siguiente se unió a una caravana. Siguió una ruta, la cual pasa por quince reinos de negros.

Gao tenía mucho oro, y las cosas eran muy caras. Pasaron por más reinos, como Cano, cuyo gobernador era muy poderoso y generoso con los que le alababan. Se trasladó por el Nilo hasta el Cairo, y allí se quedó.

1.3. libro del cairo

1.3.1. el año del ojo augusto. 919 de la hégira

Se declaró una epidemia y salió de la ciudad gente para evitarla. Hasán esperaba noticias a orilla del rio. Siempre moría mucha gente. El Sultán Kansoh, mandó coger las cosechas para venderlas caras. El pueblo no lo quería así, pues les mataba de hambre si les quitaba sus cosechas. Todo esto se lo conto un joven rico mercader, que huía de la capital.

El mercader pidió a Hasán que este viviera en su casa, y le dio los papeles para vivir en ella. Se marchó el mercader, que no era musulmán, hizando su vela. La caravana se puso a vender sus cosas pues el precio subió.

Al llegar al Cairo, Hasán se siente como un extranjero. Pese a la peste, la gente reía y criticaba al Faraón (por su ojo augusto). Contó el vendedor de los refrescos: “ Kansoh quería que el califa lo mantuviese en su puesto”. Al Faraón se le cerraba el párpado pues estaba enfermo, y por eso, el mote de ojo augusto. Kansoh, no quería ser operado sino tratado por una curandera turca. No se curó, y le buscaban sucesor. Hizo un toque de queda con la gente de la ciudad para recogerse a sus casas por la noche.

Hasán fue a buscar su nueva casa. Dos soldados iban tras él, y poco después encontró la casa y al jardinero y entró en ella. Al día siguiente salió y la gente lo miraba extrañada. Hasán paseaba con un burro por la ciudad, y hacía sus negocios.

El Sultán curado, se reprochaba su mal comportamiento y se disculpó. El Sultán quitó las tasas y repartió dinero, en recompensa. Decidió operarse y se curó. Firmó también muchas excarcelaciones, como la de Kalamedín.

Kalamedín le daba masajes al Sultán y un día, corrió un rumor sobre él y lo volvió a encarcelar. El Sultán curado reanudó su trabajo. Ayudó a un embajador hindú, por un ataque con militares propios. Gracias a que el Sultán estaba curado, hubo muchos festejos por ellos.

Hasán ya se vestía como egipcio, y se unió a ellos.

1.3.2. el año de la circasiana. 920 de la hégira

Hasán conoció a una mujer. El mozo que conducía su burro, cambió el habitual camino, por que por las otras calles, venían a cortar por la mitad a un ladrón del zoco, y repentinamente, lo cortaron. Hasán se estremeció, y se fue, pues éste agonizaba.

Hasán se iba errante, mareado. Un negociante, Akbar, le cogió y le hizo mejorar. Una joven esbelta, la princesa Nur, estaba a su alrededor. Su marido, era sobrino del gran Turco, y huyó, pues éste tomó el poder. Aladino murió por la peste y a su viuda la dieron una pequeña casa.

Nur vendía tapices, a bajo precía a un vendedor, Akbar. Éste decía que era un mal año. En la ciudad no había dinero y no llegaban barcos, y por si fuera poco el ejército moría de hambre. Hasán quería comprar, por compasión, el tapiz a Nur y ésta se negó. Los dos se miraron, eran amigos, quedaron para otro día.

Quedaron en el exhibidor de burros, y había allí mucha gente, Nur no llegaba. Un saltimbanqui, jugaba con su burro y la gente le daba dinero. Hasán reconoció a Nur y se fueron a pasear. Nur quería ir al jardín prohibido.

Se veían muy a menudo. Nur citó a Hasán un día, el no sabía donde iban, le preguntó donde iban. Iban a las pirámides. Hablaron sobre las pirámides, y al fin llegaron hasta ellas y se besaron. Fueron a una cercana los dos solos, y Nur, se desnudó. Todavía Nur poseía todas sus joyas y pasaron toda la noche juntos. Por la mañana Nur vino con un hijo en los brazos, Bayaceto.

1.3.3. el año de los rebeldes. 921 de la hégira

Hasán tomo a Bayaceto como hijo, éste podía heregir un gran imperio.

Selim, Gran Turco, quería unir a todos los musulmanes, y matar a Bayaceto, Hasán como lo tomó como hijo, estaba dispuesto a protegerlo. Hasán tenía que sacar a Nur y a Bayaceto de Egipto, para que no lo matasen. Para ello, se casó con Nur en su casa. Partieron y dejó la casa tras dos años, y el amo había muerto.

Partieron dirección hacia Alejandría en un barco de azúcar, estuvieron allí poco tiempo y partieron a Tremecén en un navío. Llegó a Fez, y fue a buscar a su familia, primero fue a buscar a su madre, pero no la encontró, fue a casa de su padre, y éste murió. Salma lo recibió y le dijo que perseguían a Harún, pues mataba a gente y la familia estaba perseguida. Mohamed murió y Warda se marchó. Su hija no lo conocía. Habló con ella. Hasán preguntó por Mariam, ésta estaba, como Harún, con las armas. Hasán habló con el Sultán para el perdón de Harún. Le fue imposible.

Cogió a su familia y fue a buscar a Aruy, pues estaba con Harún, encontró Aruy, sitiando una ciudad, Bugúa. Se vió con Harún, que era un lugarteniente de Aruy. Harún afirmó que sólo mataba a malhechores, y no lo hacía para robar. Su mujer estaba en Yiyeli, con sus tres hijos.

1.3.4. el año del gran turco. 922 de la hégira

Hasán intentaba proteger a Bayaceto de los otomanos, y se encontró en Constantinopla . mientras, Harún y los suyos, seguían sus ataques. Barbarroja conquistó Argel, y la convirtió en su capital.

Hasán decidió instalarse en Túnez, gracias a Harún, en una casa . barbarroja le mandó a Constantinopla para darle al Turco un mensaje de sumisión. Hasán era poeta, y le agradaría a Selim. Se lo fue a decir a Nur, y ésta no se lo tomó mal. Pero ésta decidió uqe irían todos, y partieron

Llegaron a Constantinopla. Una ciudad muy nuev,a pese a su historia, muy antigua. Allí vivían muchos exiliados, de diferentes razas. Incluso había gente de Granada. Al llegar, durmieron en una hospedería. Hasán repasaba su poema para el Sultán. Hasán fue al palacio. Estaba aterrado por Salim. Le contó el poema. El Sultán parecía muy raro, y bien vestido. Besó la mano a Selim. Comenzó la discusión.

Hasán no participó. Éstes supo que el Turco iba a atacar a los Egipcios, en vez de a Persia. Fue a contárselo a Nur, quien decidió que debía decírselo a los suyos. Nur quería ir a decírselo, y Hasán quería oponerse a tal decisión. Hasán la dijo que si lo decía, la abandonaría. A Nur le daba igual, y partieron los 2 a El Cairo.

Al llegar a El Cairo, lo dijeron. El ejército partió al encuentro, pero regresaron. Un mensajero turco, vino a estrechar lazos de paz, pero todo ello era un engaño. Nur le mandó una carta a Tumanbay para avisarlo. Tumanbay visitó a Hasan y a Nur. Éste decidió no decir nada aún, y se fue. Kansoh partió con sus tropas para combatir. Tumunbay fue nombrado teniente.

Nur estaba embarazada, y no fue a la salida de las tropas. Hasán recibía noticias del avance del sultán. En una batalla, Kansoh murió, y su ejército estaba entregado. Tumanbay intentó parar el avance otomano, y quitó las tasas. Éste se nombró Sultán, nombró milicias populares, y el Selim avanzaba, pero Egipto hizo un gran ataque y los esmolarizó.

Ese año entró a las ciudad Selim, y las personas no murieron. Nur estaba triste, y daría a luz poco después. Al día siguiente, el lacayo y el burro, fueron a por Hasán a pasear. El lacayo se reía de lo ocurrido al El Cairo.

1.3.5. el año de tumanbay. 923 de la hégira

Selim se exhibía por la ciudad, prometiendo que no habría más muertes, pero éste hacía matanzas a todos los circasianos y los exhibía.

Los soldados acusaban a todos, y saqueaban y violaban. Selim decapitaba en la plaza a antiguos dignatarios y los tiraba al Nilo. Tumanbay atacó el campamento de Selim, y se apoderó de él. Los egipcios recuperaron su capital. Tumanbay se hizo el jefe. Los otomanos recuperaron posiciones, y Tumanbay se defendía. Ese día nació su hija, llamada Hayat.

Selim seguía avanzando y Tumanbay decidió retirarse, no resignado. Al tomar de nuevo el Cairo, los otomanos mataron a mucha gente. Nur y Hasan deseaban la victoria de Tomanbay, por Bayaceto. Nur decía que Tumanbya hacía bien en arriesgarse y lo alabó. Vivían mal en el Cairo, escaseaban los alimentos, Tumanbay se reforzó. Hasán quería huir, Selim hizo lista para enviar gente a Constantinopla. Hasán oyó que había cogido a Tumanbay, y que estaba preso en la plaza, y que le iban a ahorcar. Aunque la cuerda se rompió una primera vez, al final, éste murió.

Hasán entonces huyó, había menos vigilancia. Descansaron en la pequeña aldea de las pirámides.

1.3.6. el año del rapto. 924 de la hégira

Hasán se fue de su retiro campesino, aterrado por lo ocurrido. Hasán quería peregrinar. Pidió a Jadra que les acompañara por los niños. Partieron en un velero en el Nilo cuyo velero era de un mercader. En el velero, un hombre fue al agua a por madera y le atacó un cocodrilo. Le contaron a Hasán historias de cocodrilos, a los cuales temían mucho.

Seguían su camino por el Nilo, hasta llegar a Yida. Allí todo estaba pobre y vivían muy mal. Partieron entonces a la Meca, a la cual pasaron, ésta tenía calles muy estrechas. Fueron a besar la Piedra Negra. Había muchos peregrinos. Dejó su turno a Nur y fueron a hacer una oración. Iban todos los días allí y recordaban versículos coránicos.

Fueron a Medina. Después, un mercader les llevarían en su barco. Nur preguntó a Hasán donde iban y este no respondió. Pararon en Alejandría. Pasó un soldado y descubrieron a Bayaceto y gracias a Hasán, no se dieron cuenta de quien era. Pararon en Gelves. Hasán fue a una taberna con Abbad, el amo del barco. Allí oyeron que Barbarroja había muerto.

En las playas unos soldados atrapan a Abbad y a Hasán y finalizó su historia del Cairo.

1.4. el libro de roma

1.4.1. el año de Sant´angelo. 925 de la hégira

Fue raptado Hasán Bovagiglia, muy t emido en Italia. A Hasán lo regalaron al Papa como ofrenda, en su cautiverio lo pasaba muy mal. A Hasán lo trasladaron sólo a Roma, sin su compañero, lo llevaban atado al castillo de Sant´Angelo, pero lo trataban bien. Fue a visitarle el gobernador de Módena, y hablaron respetuosamente. Se empezaron a llevar y hablaban divertidamente. Francesco le habló de la importancia de Hasán, y el Papa le diría por qué.

Le cogieron a Hasán por ser viajero y letrado, éste se fue y Hasán corrió. Bovagiglia llevó a Hasán ante el Papa, y éste le tocó la espalda. Un traductor le dijo que estaba orgulloso de su estancia, éste aceptó la propuesta de servir al Papa. Quería a Hasán para saber el Papa quién y cuándo les atacarían. Terminó la reunión y Hasán ya no estaba encerrado, y podía salir cuando quisiera.

El Papa le propuso un trabajo, y ser enseñado en varias cosas. El Papa le visitaba a veces, para ver su conocimiento, y ser bautizado. Ese año lo pasó Hasán tranquilo.

1.4.2. el año de los herejes. 926 de la hégira

Un alumno alemán quería convencer a Hasán de las ideas de Lutero. Hans llevaba varios panfletos para ser leídos por Hasán y así poder convencerlo, pero a Hasán no le dsesagradaba de lo que decía Lutero, y le alababa. Lutero y León X ya se enfrentaban por Europa.

En 1520, Hasán fue bautizado como Juan León de Medicis, por el Papa León X. A Hasán no le gustaba su nuevo nombre, y lo arabizó, porque no entendía su significado. La gente, le dio el sobrenombre de El Africano, para diferenciarlo de otros "Leones”. El Papa le dio libertad, pero Hasán no quería irse, por eso seguiría viviendo allí. Éste le entregó un libro al Papa, el cual se emocionó. Sabía que Hasán se iría.

A otro día, salió libre a pasear. Hasán ansiaba por aprender. Fue a paserar con Hans. Hasán apreciaba todos los monumentos y se fascinaba por su gran belleza. Hasán iba movido por Hans, que iba por las calles más estrechas. Hans lo llevaba por la peor parte de Roma, para que se diera cuenta de que los dirigentes de la Iglesia tenían muchísimo dinero, y los despilfarraban. Después Hans lo llevó a ver Roma. Demostró que Roma estaba en declive. Hasán no quería pasear con un Luterano y se fue.

Otro día paseó con Fabricio Gucciardini, le explicó a Hasán el declive de Roma. Al pasar mucha gente, paraba a Fabricio, éste le contó que en Roma todo se vendía, hasta los Papas. Hasán decía que Lutero tenía razón, y Fabricio asintió, pero con apuntes. Hasán se quedó con la postura de León X, aunque estaba confundido.

1.4.3. el año de la conversa. 927 de la hégira

El Papa gritaba en cólera, pues estaba furioso y pasó Hasán a verle. El Papa le habló del Cardenal Julio, muy vicioso y muy juerguista. Julio habló con Hasán. Quería casarle con una joven, llamada Maddalena. Después cambió de tema y habló de otras cosas aparte.

Hasán asintió ver a la muchacha, pues se negaba a decir que no. Se celebraba el réquiem por Rafael (escultor). Hasán solo vió a Rafael dos veces. Rafael, la única vez que le vió le preguntó por su país y por los pintores de allí, Hasán respondió que allí no había. Hasán iría a ver algún día a Rafael, pero éste murió antes de todo ello.

Hasán imaginaba a Maddalena, de cómo sería. Supo que vivió en un convento, y que llegó de mala forma. En esto, entró Maddalena, ésta era, para Hasán, fabulosa. Maddalena contó su historia. Era nieta de un judío arruinado de Granada. Con su padre, viajó a Italia, pero toda su familia murió, y ella tuvo que irse a un convento. La trataron bien, pero había una mujer que la maltrataba, y ella quería fugarse. Aunque lo intentó, la pillaron y la metieron en un calabozo.

Al salir de allí, la visitó Julio de Médicis. Se confesó con él, y gracias a ello salió libre. Ésta trataba a Julio como su protector pues éste la ayudaba mucho. Maddalena se marchó, pero antes se besaron, pues entre ellos hubo mucha complicidad.

1.4.4. el año de adriano. 928 de la hégira

Ese año murió el Papa, y Hasán pensó en marcharse. Otros también se exiliaban, pero lo que temía Hasán era a Adriano el Bárbaro. A éste lo hizieron Papa por respuesta al antiguo, León X. Éste era severo, austero y serio, en contra de León. Hasán no gustaba de Adriano, sólo en el asco de ambos por las ímagenes, pero éste seguía siendo su enemigo.

El Papa paró todas las obras de arte, enRoma murió el arte, y quitó todas la pensiones a los Romanos, incluso a Hasán. Adriano arremetía contra los islamistas, para acabar con el cisma de Lutero. Julio intentaba llevar a Hasán a Florencia. Éste no se fue, pues nació su hijo, Yusef, y no querían mandarlo al exilio.

Fue Hasán a ver a Julio antes de ires, y fue allí un pintor con muchos lienzos. Uno de ellos era Abbad en Susí, y Hasán lo reconoció. Le mandó un mensaje, y a los dos meses, Abbad fue a visitarle. Abbad sirvió a un comerciante, y al año éste le dio libertad. A Abbad le iba muy bien, y le ofreció cobijo si deseaba a Hasán. A Hasán le iba mal, pues estaba obligado a afeitarse la barba y no quiso. Pero estaba Hasán dispuesto a morir por su barba. La gente le respetaba por su contrariedad a Adriano. A Hasán lo perseguían, y este no salía casi de su casa.

1.4.5. el año de solimán. 929 de la hégira

Ese año llega a Constatinopla el Salimán. Abbad volvió de Túnez a visitarlo, y le trajo malas noticias. Le trajo una carta de Nur. Ésta se había ido a Persia a proteger a Bayaceto. Hasán se derrumbó. Su madre e hijas estaban bien. Hasán invitó a Abbad a que leyera la carta. Y éste accedió.

Hasán iba a decir Maddalena que Nur existía, pero poco a poco. A Abbad le contó un pensamiento que se negaba a decir, según Abbad, Hasán ahora podía gustar por los otomanos, sin impedimento.

Maddalena y Abbad sabía que estaba en contra del Solimán, aunque sin razón alguna. Maddalena elogiaba al Solimán, pues no mataba ni perseguía, pero los otomanos estaban unidos a Harún, y Hasán se debía alegrar por ello. Hasán dijo que se exiliaría con Maddalena, y ésta, más tarde, aceptaría. Abbad sugirió a Hasán que se fueran con él a Nápoles. Éstos, aunque lo dudaron mucho tiempo, al final, aceptaron. Lo celebraron un rato, y se apresuraron a irse, pero antes de irse, detuvieron a Hasán con panfletos. Lo llevaron a su antigua celda de Sant´Angelo. En la celda, Hasán recibió una carta, con la victoria del Solimán.

Ya Hasán se aburría. No tenía ya nada que hacer y esperaba ansioso ser liberado.

1.4.6. el año de clemente. 930 de la hégira

León estaba en su celda y alguien se acercaba poco a poco, era Fabricio. León se avalanzó contra él. Fabricio le dijo que el Papa le iba a ver. León no sabía como reaccionar, si bien o mal. No sabía ni en que día vivía. En esto, apareció Adriano.

León besó la mano del Papa. Éste se fue a dar misa, y León se dio cuenta de que el Papa no era Adriano sino Julio de Médicis. Fabricio le dijo a León que Adriano había muerto envenenado. León quedaba liberado, gracias a Julio.

De nuevo volvió el Papa Clemente VII (Julio) y pidió consejo a León. Clemente le dijo a León por qué le llevaron a Roma. Le explicó los dos grandes imperios, el de los otomanos y el de España amenazaba a los estados Pontificios, pero lo que quería el Papa es alianzas con Francia e Inglaterra y también establecer conexión entre Roma y Constantinola.

Lo que quería el Papa era que León fuera embajador en Constantinopla. Estuvieron discutiendo sobre la verdad de las religiones católicas y musulmanes.

Fueron a celebrar a casa de León su liberación. Abbad, que estaba allí le dijo que se marchara de Roma y este se negó. Abbad insistía en que León se fuera, le comunicó que su madre había muerto. Abbad le trajo de Túnez un cofrecillo con todas sus notas.

Hans, su discipulo, decidió volver a Sajonia y se despidió de León.

1.4.7. el año del rey de francia. 931 de la hégira

Las últimas masas habían sido sangrientas, las tropas del emperador habían intentado tomar Marsella. Luego el rey Francisco había contestado viniendo a apoderarse de Milán y de Pavia. Los ejercitos amenazaban con ocupar Lombardía, y era de ver del Papa Adriano evitar los enfrentamientos.

Pero había otra misión más importante y era que el gran Turco estaba de camino hacia el campamento. Así que León se dirigió a las líneas francesas, León encontró a Harún. Éste era el mensajero, pero Harún no estaba de acuerdo con la propuesta de Hasán. Ambos estuvieron hablando un poco.

Más tarde, salieron hasta Polonia, pero León tuvo un percance, que le duró casi todo el año, y parte del siguiente, pues tenía la pierna destrozada. En esos días, Maddalena la había dicho que ya estaba conmoviendo a Italia. Pues habían capturado a Francisco.

1.4.8. el año de las bandas negras. 932 de la hégira

Aquel año, se habían puesto al servicio las bandas del Papa. Pronto se conoció al jefe de las Bandas, que era conocido como Juan de Médicis, o también llamado Juan de las Bandas Negras. Fabricio le había rogado que protegiera a León, y así fue lo ocurrido.

Cosimo, era un niño muy despierto, que era hijo de Juan León. Después, León estuvo hablando con Casimo, aunque a primera vista le parecía un poco imbécil. Se había equivocado, porque no lo era. Le parecía, después, agradable y éste le invitó a ir a Roma. León aceptó la propuesta.

Transcurridos tres días, llegaron a la ciudad de Florencia, donde Juan tenía un castillo, y éste le invitó a dar una vuelta. Llegaron al palacio y después fueron a la iglesia de San Lorenzo.

Después, un joven, bien vestido, se acercó a ellos, este era Alessandro, el hijo bastardo de Clemente. Él se creía que toda la riqueza y las mujeres era suya. Después se dirigieron hacia el palacio Tilli. Desde el mismo día en que llegaron , Juan quería que fuera León que fuera con él a ver al Papa.

El 22 de mayo de 1526, nació la Santa Liga, en la ciudad francesa de Cognac, que reunía, además de a Francisco y al Papa, al duque de Milán y a los venecianos. El Papa se veía obligado a respetar todas las condiciones propuestas por Colonna, firmó un un compromiso en el que prometía retirarse de la Liga contra el emperador, y renunciar a toda sanción contra el cardenal culpalble.

Clemente VII no sabía qué hacer, porque estaba dudoso en qué harían los turcos, si les podían atacar. En éste año León acabó el libro que tanto tiempo le había mantenido ocupado (La descripción de África). En éste año, León empezó a escribir la historia de su vida.

1.4.9. el año de los lansquenetes. 933 de la hégira

Cumplía 40 años, Juan de las Bandas Negras que enviaba desde el frente que la guerra estaba muy lejos. León cuenta sus recuerdos. Los dos hombres más valientes que conoció León fue Tomanbay y Juan de las Bandas Negras. A los dos los asesinaron.

Pero aquel año, en Italia, apareció la bandera de un emperador católico, que avanzó poco. Pero también llegaron más de treinta mil soldades, para establecer la paz. Se firmó un acuerdo el veinticinco de marzo 1527.

Los lanquetes alemanes que estaban un poco mal, ya que habían perdido a un Bourbon. La mayoría de la gente iba al palacio de Sant´Angelo. Un día llegó un individuo diciendo que habían matado al Bourbon. Pero éste, para las tropas había sido un momento de rabia. Asaltaron la muralla, saquearon la ciudad, exceptuando al palacio.

Llegó un mensaje al Papa de que León y su familia podían salir de su palacio. Era de Hans. León decidió marcharse, y cogió a su mujer y su hijo se fueron. Se dirigieron al puerto, donde una galera de Abbad los esperaraba., lista para poner rumbo a Túnez.

2. los personajes

2.1. en función del grado de intervención en el relato

2.1.1. personajes nucleares

2.1.2. personajes comparsa

2.1.3. personajes fugaces

2.2. en función de su manera de ser y actuar

2.2.1. personajes diseñados o planos

2.2.2. personajes modelados o redondos

3. el espacio

4. el tiempo

capítulo iii: “conclusiones, crítica personal”

Tras realizar el trabajo durante varios días de realización, hemos descubierto que hacer un trabajo, en el curso de 1º de Bachillerato, no es tan fácil como creíamos o esperábamos. Nos ha costado bastante. Hemos empleado muy esfuerzo físico y psicológico, y, también, nos ha llevado muchas horas de nuestro teórico tiempo libre.

Sobre el libro, cabe destacar, que el mundo árabe tiene un encanto personal, que, visto desde nuestra civilización, puede resultar un poco engañoso o extraño, pues cosas como el tener varias mujeres o excluir a las mismas de su ámbito social nos parece discriminante. Pero ha sido fascinante sumergernos en éste mundo visto con ojos de un árabe acomodado, letrado, y viajero.

También nos resultó extraño que un árabe, que durante todo el libro se muestra muy devoto de sus pensamientos, al llegar a Roma, lugar cristiano, se convierta de religión, e incluso la acepte tan bien en su pensamiento, pues incluso llega a negar su libertad cuando el Papa se la da.

Al final de la obra, hemos quedado un poco desilusionados, pues es un final un poco pobre, pues no se da un fin adecuado a las muchas aventuras que corre el protagonista durante los poco más de 30 años de su vida, que se nos presenta en la obra.

Hemos decidido que para un hipotético próximo trabajo, vamos a ser más conscientes de nuestra realidad, y nos esforzaremos un punto más de nuestras posibilidades para lograr una máxima nota.

A fin de cuentas, también creemos que no hemos hecho un mal trabajo, y, sobre todo, en la recta final del mismo, hemos empeñado todo nuestro esfuerzo.

capítulo iv: “Bibliografía”

Para la realización de éste trabajo, hemos necesitado la ayuda de los siguientes libros orientativos:

1º MAALOUF, Amin. León el Africano. Alianza Editorial. Madrid. 2002

Leóon el Africano

14