Lázaro Cardenas

Historia mexicana. Política mexicana. Políticos mexicanos. Antecedentes del cardenismo. Cardenismo. Confederación Nacional Campesina. Partido de la Revolución Mexicana. Economía. Biografía

  • Enviado por: Ana Placebika
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 14 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


PROPÓSITO

El propósito general de este trabajo monográfico, es hacer un análisis crítico que estimule el conocimiento, la capacidad y la comprensión, para que visitantes de esta página web, puedan relacionar sucesos históricos que sucedieron durante la presidencia de Lázaro Cárdenas en México, por lo que trabajaré en la dilucidación de este periodo qué aconteció en el primer sexenio presidencial en México, 1934 a 1940, así mismo apoyar mi desarrollo y fortalecimiento integral, para incrementar herramientas teórico -metodológicas especificas en mi formación, que me hagan potencializar cotidianamente, el ser reflexiva, crítica y constructiva, básicamente para la elaboración de nuevos ensayos.

INTRODUCCIÓN

El interés por investigar la trayectoria presidencial del General Lázaro Cárdenas, surge al estudiar la época pos-revolucionaria, pues me resulta sumamente interesante saber: ¿quién fue Lázaro Cárdenas?, ¿qué papel desarrolló cómo presidente de México durante 1934 a 1940?, ¿cómo era su pensamiento político-social?, y finalmente anexar mis reflexiones finales. Es así como delimito mi tema y lo concreto para su elaboración.

Para la elaboración de este trabajo consulté diferentes fuentes bibliográficas, considerando que las más apegadas a mi búsqueda de investigación, son las siguientes y otras que cito al final del documento: El Cardenismo de Enrique Ávila Carrillo, Historia de México de Josefina Zoraida Vázquez, Los días del presidente Cárdenas de Luís González.

La presente investigación se encuentra integrada por tres capítulos y algunas reflexiones finales muy particulares, las cuales describiré en el desarrollo de esta.

  • Breve reseña biográfica de Lázaro Cárdenas.

  • Antecedentes del cardenismo.

  • El cardenismo de 1934 a 1940.

  • “RESEÑA BIOGRÁFICA DE LÁZARO CÁRDENAS”

    Lázaro Cárdenas del Río, nació el 21 de mayo de 1885 en Jiquilpan, Michoacán, procedente de una familia indígena muy pobre. Destaco por ser un político preocupado por las causas vulnerables de su pueblo; su trascendencia de sensibilidad con la ciudadanía lo llevo a ser Presidente de la República (1934-1940). Su historia escolar es sorprendente, pues acudió a la escuela hasta los 11 años, fue un hombre que a los 16 años trabajaba como tipógrafo he iniciaba algunas contribuciones en la prensa escrita. Al cumplir los 18 años, en 1913, Cárdenas se unió a los que luchaban contra la tiranía de Victoriano Huerta, tras los hechos violentos en donde muere acribillado Francisco I Madero. Posteriormente, se vinculo fuertemente con el General Plutarco Elías Calles, quien presidio el poder ejecutivo de 1924 a 1928.

    Su carrera política pasó por el cargo de gobernador de Michoacán, en 1928, ministro del Interior en 1930 - 1932 y ministro de Guerra 1932 - 1934. En 1934 ganó las elecciones presidenciales con la ayuda de Calles, pero una vez que se hizo árbitro de la situación, se deshizo de él y le envió a los Estados Unidos. Entonces comenzó el gobierno de Cárdenas, con características liberales y de izquierda en donde participaron destacados comunistas.

    En su gestión se llevó a cabo una intensa tarea de transformación del país, su lema populista “México para los mexicanos” le hizo poner en marcha una política de apropiaciones. En 1936 tuvo un gesto muy noble al admitir a los exiliados españoles que huían de su país como consecuencia de la Guerra Civil. Así mismo, Nacionalizó los ferrocarriles y el petróleo, también inicio la reforma agraria, dictando medidas para la conservación de la riqueza forestal del país, combatiendo el latifundismo.

    La educación fue otra de sus grandes preocupaciones, tratando de que la escuela fuera un medio real de preparación para la vida. Intentó que la enseñanza fuera específicamente mejor y, en su aspecto cuantitativo estableció la enseñanza gratuita, laica, libre y obligatoria hasta los 15 años. En 1940, “cuando el general Cárdenas dejo la presidencia de la República tomo la determinación de retirarse de la política nacional”, aunque su gran personalidad siguiera decisivamente en la vida política del país. Tras apoyar la candidatura de Manuel Ávila Camacho, su sucesor, fue nombrado ministro de Guerra en 1942 - 1945, retirándose nuevamente.

    En 1955 recibió el Premio Stalin de la Paz, posteriormente, muere a consecuencia de cáncer el 20 de octubre de 1970 en Pátzcuaro, Michoacán.

    'Lázaro Cardenas'

    “ANTECEDENTES DEL CARDENISMO”

    Al comenzar el siglo XX, la revolución Mexicana de 1910, simbolizó el fin del sistema político dictatorial que funcionó en México durante 30 años, en este sentido estamos hablando de lo que fue “el Porfiriato, que le ofreció al país una economía y estabilidad política sin precedentes”.

    Algunas de las causas que provocó esta guerra se debió en su mayor parte al autoritarismo de Porfirio Díaz, pues las condiciones de trabajo de esta época eran lamentables, por eso surgen las huelgas de Cananea y Río Blanco, además del despojo de tierras que durante su gobierno capitalista, en donde “todas las haciendas se expandieron a costa de las tierras comunales y de los pueblos despojando los latifundios y poblaciones teniendo como objetivo principal la destrucción decisiva de estos”.

    La extrema pobreza de los campesinos originó grandes movimientos como el Maderismo, Villismo, Zapatismo, Magonismo y Constitucionalismo, transitando del año 1910 hasta la proclamación de la constitución de 1917. Esta constitución se formo debido a que Venustiano Carranza convoco a un congreso donde participan Villa, Zapata y los Hermanos Flores Magón quienes finalmente ven reflejado su esfuerzo en la construcción acabada de esta.

    Este periodo revolucionario fue demasiado violento, pues todos peleaban entre sí en busca de su propio beneficio, ya que el pueblo vivía una de las muchas crisis económicas y existenciales, por tanto el capitalismo (principal causa de esta crisis) consolidaba día con día una explotación feroz, provocando una desestabilización económica, social, familiar, cultural y un caos político, pero principalmente el descontento y rencor de aquellas personas con un alto índice de vulnerabilidad, siendo los campesinos en quienes detonaba con mayor crueldad durante esta guerra civil.

    Posteriormente la presidencia mexicana en los diferentes periodos citados en esta investigación, de 1917 a 1934 fue ocupada por diversas figuras políticas como Venustiano Carranza en 1917, Adolfo de la Huerta, quién fue presidente provisional de la república del 24 de mayo al primero de diciembre de 1920, cuando cedió el poder a Álvaro Obregón de 1920 a 1924; en seguida, Plutarco Elías Calles llega a la Presidencia con un país gravemente afectado por los destrozos de guerras civiles, con los campos abandonados, las zonas urbanas y rurales hambrientas y una desconfianza generalizada, en la que influía decisivamente el caos monetario y la pobreza del erario publico, finalizando su mandato en 1929. Dando continuidad Emilio Portes Gil en 1930, dejando la Presidencia a Pascual Ortiz Rubio el 4 de febrero de 1930 quién la ejerció hasta el 5 de febrero de 1930, insertar dato sustituyéndole Abelardo Rodríguez quién tomo la presidencia del 4 de septiembre de 1932 al 30 de noviembre de 1934.

    Desde su origen, la Revolución se distinguió por su gobierno nacionalista, pero es hasta el sexenio cardenista cuando este nacionalismo logrará sus mejores triunfos. En el año de 1933 los generales Lázaro Cárdenas del Río, Carlos Riva Palacios y Manuel Pérez Treviño buscaban la candidatura de la presidencia de la República Mexicana con el apoyo del Partido Nacional Revolucionario (PNR), lidereado por el ex presidente “Plutarco Elías Calles”.

    Inicialmente en 1933, la campaña presidencial de Cárdenas se difundió por toda la República. Uno de los puntos más importantes de esta campaña fue el Plan Sexenal; éste es un programa que duró seis años, en el cual se cimientan las bases políticas de la sucesión presidencial, este plan fue presidido por Lázaro Cárdenas y aprobado por el PNR, partido que nace en el año de 1919.

    “El plan sexenal, fue elaborado a instancias de Calles; presentaba una serie de principios como la nacionalización de los recursos naturales, proclamar una reforma agraria, apoyo a la sindicalización y sostener que la educación impartida por el estado debería tener carácter socialista”.

    Consecutivamente el 1ro. de Octubre, Lázaro Cárdenas llega a la presidencia de México con un 98.19% de la votación que fue apoyada por Calles, pero no es si no hasta el 1ro de Diciembre cuando toma posesión de su cargo, en donde su gobierno es el primero en durar seis años. Su gabinete se conformó principalmente con hombres de Calles y solo unos cuantos eran de la confianza de él.

    3. “EL CARDENISMO DE 1934 A 1940”

    Cárdenas inicio su mandato trabajando en base al Plan Sexenal, dando apoyo a los sindicatos y corporaciones, una de estas fue La Confederación General de Obreros y Campesinos de México (CGOCM), fundada en 1933 por Vicente Lombardo Toledano. Durante los siguientes meses, surgieron dos conflictos: el primero era que los trabajadores acudían a la lucha de clases para poder mejorar su precaria situación, y el segundo, la burguesía callista intentaba no verse afectada por la nueva política de Cárdenas, así que acudieron a una lucha clerical, con el fin de afectar el gobierno de éste.

    Posteriormente, el 12 de junio de 1935, Calles atentaba contra las huelgas y dirigentes obreros, mientras tanto Cárdenas lo interpretaba como un “maratón de radicalismo”, dando a entender a la sociedad mexicana que seguía gobernando a través de Cárdenas.

    Ante todos los rumores que afectaban el gobierno de Cárdenas, hubo una crisis política por lo que tuvo que pedir la renuncia a todos los participantes que conformaban su gabinete, eliminando el Callismo, asimismo tenía el apoyo de los militares que se oponían ante Plutarco. En 1936 Calles fue acusado de acopio de armas y de atentar en contra del presidente, por lo que fue expulsado del país junto con el líder de la Confederación Regional Obrera de México (CROM), Luis N. Morones y enviados a San Diego, Estados Unidos, dando fin a los hábitos gangsteriles, teniendo como objetivo un gobierno honesto. “Cuando Cárdenas expulso a Calles y Morones del País, dejó establecida la autonomía sexenal y la fuerza indiscutible de una presidencia sin contrapesos.”

    Dadas las circunstancias, Cárdenas inicia su política de masas con la unión entre el presidente y el movimiento obrero. “Con esto, en febrero de 1936 se crea la Confederación de Trabajadores de México (CTM) que tenía por lema por una sociedad sin clases , la cual reemplazo a la CROM como Centro del movimiento obrero organizado, y que planteaba la alianza entre la clase obrera y la campesina con todos los sectores democráticos susceptibles de actuar en común”. La intención de Cárdenas era organizar las clases trabajadoras, vinculándolas con el gobierno para que sirvieran de respaldo en contra de los demás grupos empresarios, es decir, “reivindicaba la lucha de clases”.

    Por otro lado, puso en marcha el cambio en una educación socialista, “como sus antecesoras, libertad de enseñanza, la educación laica y la enseñanza racionalista, fue interpretada por cada quién de acuerdo con sus intereses y con su posición”. La enseñanza práctica para los obreros, tuvo como finalidad prepararlos para que asumieran lentamente la dirección de los negocios gubernamentales. Del mismo modo, fundo vocacionales y el Instituto Politécnico Nacional, que hoy en día es una de nuestras casas máximas de estudios que contribuyen en la formación de profesionales productivos para el país.

    Otra política importante del cardenismo fue la reforma agraria. La política gubernamental de Lázaro, consideraba la creación de cooperativas agrícolas que servirían para el desarrollo del mercado interno y de esta manera, liberar al campesino de su explotación en las haciendas y mejorar su calidad de vida.

    “Durante esta Reforma; a cada solicitante de tierra se le daban de 5.75 hasta 150 hectáreas”. Por lo tanto, en el periodo de 1936 a 1940, que tuvo como función principal el reparto de tierras, superó los gobiernos anteriores al régimen Cardenista, como lo podemos observar en el siguiente cuadro:

    PRESIDENTE

    FINAL DE SU MANDATO

    DURACIÓN EN MESES

    TOTAL DE HECTÁREAS DISTRIBUIDAS

    V. Carranza

    21 / V / 1920

    66.5

    167,936

    A. De la Huerta

    30 / XI / 1920

    6.0

    33,696

    A. Obregón

    30 / XI / 1924

    48.0

    1'100,117

    P. Elías Calles

    30 / XI / 1928

    48.0

    2'972,876

    E. Portes Gil

    4 / II / 1930

    14.1

    944,538

    P. Ortiz Rubio

    3 / IX / 1932

    30.8

    944,538

    A. Rodríguez

    29 / XI / 1934

    27.0

    790,694

    L. Cárdenas

    29 / XI / 1940

    72.0

    17'906,429

    Una de las grandes expropiaciones cardenistas durante 1936 a 1938, fue en la laguna, donde la mayoría de los patronos eran extranjeros, los cuales se enriquecían de su abundancia explotándola. “Ahí confluían peones de todo el país, ferrocarriles, bancos, industrias modernas, almacenes, máquinas fabulosas y flamantes oficinas de gobierno” Debido a esto, los peones laguneros se levantaron en huelga el 18 de agosto de 1936, la cual llego a su fin con la ley de expropiación, ya que les facilitó la tramitación y concesión de tierras. Por lo que se calcula que “el departamento agrario ejecutó 226 posesiones con un total de 128 mil hectáreas de riego y pastal” por lo que se dotaron 150 mil hectáreas a 35 mil campesinos.

    Tras haber proclamado la reforma agraria, Cárdenas crea la Confederación Nacional Campesina (CNC), una organización campesina nacional constituida como una formación subordinada a la política presidencial y formada por beneficiarios de la misma reforma, es decir, por ejidatarios, poniéndole fin a las haciendas. Tras la aparición de la CNC se dio otra organización nacional: “Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), sindicalizando la burguesía”.

    Con el surgimiento de estas organizaciones, el 30 de Marzo de 1938 el PNR desaparece y se forma el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), el cual se conforma por grandes sectores que son el campesino, obrero, militar y el popular (CTM, CNC y FSTSE). Este nuevo partido aceptaba la lucha de clases como inherente al capitalismo, además adopto un nuevo lema “Por una democracia de Trabajadores”.

    Otro aspecto fundamental en la presidencia de Cárdenas fue la nacionalización de los ferrocarriles, pues estos se habían convertido en un instrumento muy importante para el desarrollo económico del país. Por esta razón se tomo la libertad de decidir que este sistema ferroviario quedara bajo el control del estado.

    Sin embargo los trabajadores integrantes del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM) embistieron una huelga el 18 de mayo de 1936 en contra de la administración de ferrocarriles que se encontraba en manos extranjeras, pidiendo una mayor remuneración por su trabajo. Como no obtuvieron respuesta, aunque Cárdenas intervino, optaron por una lucha.

    “Posteriormente en noviembre de 1937 se anunció que el gobierno estaba dispuesto a ceder los ferrocarriles al STFRM. Por lo tanto el 1 de mayo de 1938 se constituyo la administración obrera de los Ferrocarriles Nacionales de México y se preservaba la personalidad jurídica del STFRM, que seguiría su lucha a favor de los agremiados”.

    En 1935 se fundo el STPRM. Esta asociación organizo huelga a las empresas petroleras por la firma de un contrato colectivo y aumento de salarios; las empresas norteamericanas y anglo-holandesas se negaban a otorgar el aumento salarial y ofrecían a cambio 14 millones de pesos, poniendo como pretexto que no tenían ganancias. Sin embargo los obreros estaban decididos a embestirlos.

    Cárdenas emprendió averiguaciones para que se revisara el estado financiero de estas empresa extranjeras, y finalmente la comisión encargada declaro que si había demasiada ganancia, solo que estas no querían acceder a un aumento salarial. Debido a esto, las empresas solicitaron el decreto del trabajo ante la Suprema Corte de Justicia; por otro lado la CTM convocó a la ayuda con el STPRM para preparar una huelga contra los extranjeros.

    “La Suprema Corte declaro a favor de los trabajadores el 1 de marzo de 1938 aunque las empresas estaban totalmente en desacuerdo; y el 18 de marzo de 1938 sorpresivamente Cárdenas decretó la expropiación de las empresas petroleras norteamericanas y anglo-holandesas”.

    La situación empeoro, pues las empresa quisieron atentar en contra del gobierno cardenista, pero finalmente no les convenían problemas con México, ya que perderían la adquisición del petróleo. Por otra parte, el nuevo régimen cardenista hizo que la constitución declarara al petróleo propiedad de la Nación y que se prohibiera a los extranjeros la adquisición de posesión rural y en el artículo 33 de la constitución se otorgo al presidente la norma de expulsión ante cualquier foráneo que violara la ley.

    En los últimos años del cardenismo, comenzaron a existir una serie de diferencias por parte de los trabajadores agrarios y ferroviarios, pues los tratos no se estaban respetando, provocando que éstos reclamaran el incumplimiento de los contratos.

    Cuando el sexenio cardenista llego a su fin en 1940 abriéndole paso a Ávila Camacho, termina la etapa de la Revolución Mexicana; Cárdenas y su gente dieron su confianza en los obreros principalmente a los de la CTM y CNC; juntos solidarizaron un camino hacia la construcción de una mejor sociedad que fuera mas justa.

    “REFLEXIONES FINALES”

    Finalmente, después de aproximadamente cerca de cuatro meses de investigación a partir de la decisión de elegir este tema, llego a la conclusión que el periodo comprendido de1934 a 1940 el cual fue presidido por el general Lázaro Cárdenas del Río, se caracterizo de todos los sexenios posteriores, pues es en este sexenio donde por primera vez un gobierno dura seis años gracias a su plan sexenal, esta etapa de México se conoce como cardenismo. Para mi los mejores momentos de esta periodo son: el cambio histórico, económico y en la organización social de las tierras mexicanas; la radicalización de los movimientos obreros; la expropiación de Petróleos Mexicanos; la reorganización de un nuevo partido y el inicio del corporativismo.

    El gobierno Cardenista lucho contra el fascismo extranjero proclamando el nacionalismo de bienes en México, favoreciendo a trabajadores agrarios y ferroviarios, liberándolos de una explotación brutal que vivían durante el gobierno del jefe máximo. El indagar el tema del cardenismo, me pareció de gran importancia, pues es parte de nuestra historia como mexicanos y creo que es muy interesante estar bien informado de lo que aconteció en nuestro pasado.

    Así mismo es en este sexenio donde nacen y se empiezan a consolidar los sectores del actual Partido Revolucionario Institucional (PRI), que en aquellos momentos era el PRM y anteriormente PNR, sectores integrados por los obreros, campesinos y las organizaciones populares.

    Estos tres vienen a fortalecer durante diez sexenios la estructura política y dictatorial de un partido oficial, que tal vez en diferentes momentos de la vida política de nuestro país, ha tenido grandes aportaciones en los diferentes contextos de este, lo mismo que grandes errores, sobre todo en abusar de los recursos del erario federal, en otras palabras robar el patrimonio de los mexicanos.

    Seguramente si el general Cárdenas viviera, se espantaría de ver al país hundido en la extrema pobreza y ahogado en deuda pública a causa de los malos gobernantes egresados de las filas del partido que él constituyo con fines de asistencia social y reparto equitativo de la riqueza, pues desgraciadamente cuando el fallece, hasta ese momento vivíamos lo que se conoce en la historia de México como el Milagro Mexicano, es decir donde nuestro país realmente contaba con una estabilidad económica - financiera sana. Posteriormente a los años setentas con la culminación del milagro mexicano, se desatan una serie de calamidades financieras que hunden al país en la desgracia.

    Sin duda alguna el gobierno del general Cárdenas se destacó por una distribución equitativa de recursos público, el diálogo con las clases populares y un sin fin de actividades económico - políticos en beneficio de la sociedad mexicana sin embargo al igual que muchos otros gobiernos nacionales e internacionales, tuvo una serie de desventajas y cimentó las bases de una política ditactorial partidista y el nepotismo que tanto perjudica el bienestar social de nuestro país.

    De aquellos grandes logros del general, aun se conserva el petróleo y un mínimo la riqueza de la reforma agraria que pues los ferrocarriles nacionales de México han sido privatizados al igual que otras industrias gubernamentales, que tuvieron su auge en este sexenio trascendental para la Nación.

    En cuanto a la educación socialista que en algún momento el general la pensaba como una herramienta básica para combatir la ignorancia y los abusos de la clase burguesa.

    Se ha visto minimizada y enajenada por una serie de modelos extranjeros, los cuales se desfasan de la realidad y de los momentos que viven los estudiantes de este México “Moderno”.

    En cuanto al plan sexenal, en dónde se sustentan los cimientos de la ahora mal llamada y ejercida “Democracia”, entendida ésta como el poder del pueblo, para el pueblo y con el pueblo; solo queda desafortunadamente la imagen fracturada y contaminada del sufragio efectivo no reelección y la sucesión presidencial, ya que desgraciadamente, aunque cada tres o seis años se eligen representantes para puestos populares, esta práctica de ha visto viciada, enajenada y prostituida por un gremio de rufianes erróneamente etiquetados como la familia políticamente mexicana.

    En estos momentos en que tecleo estas líneas, vienen a mi mente un cúmulo de ideas que me hacen repensar, replantear y recontextualizar mi quehacer como universitaria, el cual deseo canalizar a todo lo que da mi capacidad intelectual para superarme día con día, logrando metas que me permitan ser una profesionista no solo a nivel licenciatura sino también con postgrado y de éste modo poder transitar en este mundo globalizado, carente de amor y de pasión pero sobre todo de un país que cada día los pésimos gobernantes lo llevan a la banca rota y del cual me siento orgullosa de pertenecer y contribuir desde mis posibilidades para verlo crecer tal como algún día lo pensó y lo llevo a la práctica el General Lázaro Cárdenas.

    Vídeos relacionados