Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Género literario. Hilo argumental y temática

  • Enviado por: Empty
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


  • INTRODUCCIÓN

  • Movimiento literario

    Culto a la antigüedad grecolatina, al estudio y la imitación de los autores clásicos, a que se consagraron eruditos, intelectuales y escritores europeos, entre los siglos XIV y XVI. En un sentido más amplio, fase extremadamente brillante y renovadora por la que atravesaron la cultura, el arte y las letras europeas. Sus orígenes y focos difusores se sitúan en las cortes y republicas italianas, que gozaban de cierta estabilidad política y expansión económica.

    En reacción contra las bases morales y estéticas de la literatura medieval, el Renacimiento afirmó el culto de la belleza y exaltó las facultades humanas, la vida terrena y la naturaleza. Rehabilitó la mitología y el bucolismo pastoril, exponentes de un mundo natural evocado con nostalgia. La búsqueda de la belleza constituye el principal objetivo del artista.

    El escritor afirma su autonomía por encima de la tradición, la doctrina y las reglas. Surge así un ideal del hombre renacentista que aúna conocimientos intelectuales y artísticos y aptitudes para la acción. Los italianos difundieron las nuevas corrientes literarias y fueron el modelo preferido de toda Europa. Ya en el siglo XIV

    Italia había conocido ya un primer y brillante impulso, con la obra de Dante, Boccaccio y Petrarca. Esta ultimo será la fuente obligada de todos los poetas renacentistas. A los círculos y academias italianos, acudían literatos y artistas de todo Europa.

    Por lo que a España se refiere, el periodo propiamente renacentista coincide con el reinado de Carlos I.. La poesía italianizante se inaugura en la obra de Boscán y Garcilaso; el bucolismo pastoril, en la novela de Montemayor. También el reformismo religioso de Erasmo obtuvo gran difusión durante la primera mitad del siglo XVI. E l. humanismo renacentista fomenta el cultivo del latín clásico, pero defendió así mismo el empleo de las lenguas vernáculas como vehículo natural de expresión literaria. Particular relieve tuvo en España la regulación lingüística realizada por Nebrija y los juicios defendidos por J. de Valdés en el Dialogo de la lengua.

    Género literario

    Todas las novelas picarescas comparten una serie de características comunes que podían resumirse en las siguientes.

    1.El protagonista es el pícaro, procedente de los bajos fondos que es utilizado por la literatura por contrapunto al ideal

    caballeresco. Su línea de conducta esta marcada por el engaño, la astucia, el ardid y la trampa ingeniosa. Su libertad es su gran bien.

    2.Carácter autobiográfico. El protagonista narra sus propias aventuras. Al proyectar el autor su personalidad sobre el personaje ficticio, esto le permite exponer con mayor libertad sus propias ideas.

    3.Una doble temporalidad. El pícaro aparece en la novela como autor y como actor. Como actor se sitúa en un tiempo presente que mira hacia su pasado y narra una acción, cuyo desenlace conoce de antemano.

    4.Estructura abierta. El pluralismo de aventuras que se narran podrían continuarse; las distintas aventuras no tienen entre sí más unión argumental que la que da el protagonista.

    5.Carácter moralizante. Cada novela picaresca vendría a ser un gran “ejemplo” de conducta aberrante que, sistemáticamente, resulta castigada. La picaresca esta muy influida por la retórica sacar de la época, en la predicación de “ejemplos”, en los que se narra la conducta descarriada de un individuo que, finalmente, es castigado o se arrepiente.

    6.Carácter satírico. La satírica es un elemento constante en el relato picaresco. El protagonista deambulará por las distintas capas sociales, a cuyo servicio se pondrá como criado, lo que le permitirá conocer los acontecimientos más íntimos de sus dueños.

    Todo ello será narrado por el pícaro con actitud crítica. Sus males son, al mismo tiempo, los males de una sociedad en la que impera la codicia y la avaricia.

    Lazarillo de Tormes

  • ANÁLISIS DEL CONTENIDO

  • Resumen

    La novela comienza con Lázaro de Tormes contando la historia de su infancia. Su sobrenombre proviene del lugar de donde nació, que fue el río Tormes. Cuando tenía ocho años, su padre, Tomé González, fue acusado de robo y obligado a servir a un caballero en contra de los moros. Durante esta expedición perdió su vida.

    Lázaro y su madre, Antona Pérez, se fueron a vivir a la ciudad donde ella cocinaba para los estudiantes y lavaba la ropa a los mozos de caballos del comendador de la Magdalena. Ella empezó a tener relaciones con un mozo llamado Zaide, y Lázaro aceptó la relación entre ellos, porque se notó que él traía mejor comida a la casa. Luego nació el hermanastro de Lázaro, pero esa felicidad duró poco, porque Zaine robó y fue capturado y azotado.

    En un mesón, su madre conoce a un ciego, que pensó que Lázaro le serviría como guía. Su madre le dio permiso y Lázaro partió con el ciego. El ciego era muy astuto y, más que cualquier otro, le enseño a Lázaro lo difícil que era la vida. El ciego, también, era muy avaro, y apenas le daba de comer.

    Cuando finalmente Lázaro se cansa de vivir con el ciego, este engañó a su amo para que se diera con un palo al saltar, y pudiera escapar.

    Mas tarde, Lázaro se encuentra con un clérigo. Lázaro acepto el trabajo que le propuso el clérigo. A Lázaro no le fue bien con este dueño, ya que este era avaro y no le alimentaba bien. Lázaro se cansó, y decidió robarle el pan de la misa para poder comer. Consiguió una copia de la llave del baúl, y una noche royó el pan para que el clérigo pensase que eran los ratones. Cuando el clérigo se dio cuenta de que era Lázaro le despidió del trabajo.

    Lázaro llega a Toledo, donde, por quince días, vivió de limosnas. Su siguiente amo, fue un escudero de muy buena apariencia. Su nuevo hogar fue una casa con poco alumbrado y que carecía de muebles. Lázaro entonces se dio cuenta que el escudero era pobre. Para poder comer tuvo que mendigar, y darle parte de lo que recibía a su amo. Un día el gobierno prohibió el mendigar por las calles, y Lázaro, por suerte, consiguió comida de unas vecinas. El escudero estuvo sin comer ocho días, hasta que consiguió un real para mandar a Lázaro a por comida al mercado.

    Un día, los dueños de la casa del escudero vinieron a cobrar el alquiler, pero el escudero se excusó y desapareció. Lázaro se quedó de nuevo sin amo.

    Las vecinas llevaron a Lázaro a donde el Fraile de la Merced, su próximo amo. Al fraile le gustaba mucho caminar. Lázaro y el fraile caminaron tanto que, en ocho días Lázaro rompió sus primeros zapatos, regalados por el fraile. El niño se cansó de seguirlo y lo abandono.

    Unos días mas tarde, Lázaro se encuentra con un vendedor de bulas. Este, junto a un alguacil, engañaban a la gente tratando de que creyeran en sus mentiras. Después de cuatro meses Lázaro dejó al charlatán y siguió su camino.

    Su próximo amo fue un maestro de panderos, con el cuál duró muy poco. Una día, Lázaro entró en una iglesia, donde se encontró con un capellán, siendo este su próximo amo. El capellán le dio a Lázaro su primer trabajo que consistía en vender agua por la ciudad. Después de ahorrar durante cuatro años, Lázaro se compro su primera espada y ropa usada. Cuando mejoró su apariencia abandonó al capellán y su oficio.

    Después, Lázaro sé asentó con un alguacil. Duró muy poco con él, porque le pareció que el oficio de su amo era muy peligroso. Llegó el día en el que el arcipreste de San Salvador vio a Lázaro y lo casó con su criada. Vivía muy bien con su esposa, en una casa al lado del arcipreste. Luego comenzaron a formarse cuentos sobre su esposa y el arcipreste. Él decidió no hacerle caso a los cuentos para que no influyeran en su felicidad. Finalmente,

    llegó a un periodo de estabilidad en su vida, y para él no había nada mejor.

    El hambre

    El hambre es el tema más importante de la novela. Todo gira entorno al hambre, todo el problema de la novela ocurre por el hambre de Lázaro. Por esto, se puede decir que este tema rompe con los esquemas literarios de la época.

    Mundo marginal

    Este tema recae por completo sobre Lázaro y el ciego. El ciego le enseña a Lázaro que el mendigar y el vagabundear es una forma magnifica de ganarse la vida.

    Critica a los clérigos

    El Lazarillo sirvió a lo largo de toda su vida a un total de siete amos, y la mayoría pertenecían a un mismo estamento social, el eclesiástico. Dentro de este estamento se encuentra al clérigo, que era muy avaricioso; el fraile, que no le gustaba el coro y tampoco quería comer en el convento, le gustaba mucho salir, era muy amigo de los negocios, y rompía muchos zapatos; El buldero ( era mentiroso y un desvergonzado estafador de la gente inocente ), y por ultimo, el capellán ( que no le maltrataba y encima le pagaba por su trabajo ). Unas de las criticas mas generales para todos los pertenecientes al mundo eclesiástico era su gran afición a las mujeres y su interés por el dinero.

    Personajes

    Lazarillo de Tormes

    Lazarillo de Tormes es el protagonista de la novela. Representa a la clase baja y vagabunda de la época. Es un antihéroe, astuto, dependiente para poder subsistir, y un pícaro. Él iba de amo en amo para poder saciar su hambre. Cada amo era una situación social diferente. Al final pudo conseguir la felicidad y tener una vida más estable.

    El ciego

    Es el primer amo de Lázaro. Es el personaje que más influye en la vida de Lázaro, ya que este le enseña a ser astuto, malicioso, y hasta negativo. El ciego le enseñaba las cosas a Lázaro mediante los golpes. Este le enseñaba también a conseguir comida y a como conseguir dinero. El ciego era tramposo y avaro. Era un mendigo como Lázaro. Él fingía que sabia predecir el sexo de los bebés de las mujeres embarazadas, y lo hacia solo para obtener dinero, y a veces era como un supuesto medico. Lázaro abandona al ciego, ya que este no traía la felicidad que él quería: comida.

    El clérigo

    Segundo amo de Lázaro. Este representa el tema de la corrupción del clero, ya que es avaro y sin escrúpulos. Él guardaba el pan de la misa en un arca para comérselo todo él sólo. No tiene escrúpulos porque él ofrece a Lázaro comida que supuestamente había sido mordisqueada por ratones. La avaricia del clérigo lo separa de la realidad, porque piensa que había ratones en su casa comiéndole el pan.

    El escudero

    El escudero es el tercer amo de Lázaro. Representa la falsa apariencia de la época. Lázaro pensaba que él era un hombre rico y de muchos bienes, pero luego se da cuenta que es todo lo contrario de lo que él pensaba. En este caso, los papeles entre Lázaro y el amo cambian: el escudero depende de Lázaro en vez de Lázaro del escudero. El escudero luego lo abandona, y Lázaro vuelve a la calle.

    El Fraile de la Merced

    Este es el cuarto amo de Lázaro. Es el amo que le da a Lázaro su primer par de zapatos. Él es un fraile corrupto, ya que él es bastante promiscuo. Las ansias de Lázaro, en este momento, no son de mujeres, sino de comida, lo que hace que Lázaro lo abandone. Una vez más, Lázaro vuelve a mendigar por las calles.

  • ANÁLISIS DE LA FORMA

  • Palabras y expresiones de la época

    Costales: saco grande de tela.

    Sazón: entonces.

    Con cargo de acemilero: Al cuidado de las acémilas, mulas de carga.

    Vinieron en conocimiento: la expresión tiene en el significado de relaciones estrechas amorosas. Es probable que el autor la haya utilizado en ese sentido pensando en la evolución posterior de esa inicial toma de contacto.

    Brincar: hacer saltar.

    Trebejando: retozando, jugueteando.

    Vía: veía.

    Mandiles: pedazo de bayeta para limpiar las caballerías.

    A mi padrastro açotaron y pringaron: echar como castigo o tormento pringue o grasa hirviendo sobre la piel magullada anteriormente por los azotes.

    Cabeça pa de la piedra: la cabeza a la par de la piedra.

    Nadie le decía padecer ninguna passion: nadie le decía que tenía ninguna enfermedad, sufrimiento.

    Muchas veces me finara de hambre: muchas veces me moría de hambre.

    Tomo la puerta de la villa en los pies de un trote: echo a correr.

    Ni curé de saberlo: ni me preocupé de saberlo, de enterarme.

    Ensangosta: se estrecha.

    A pie enxuto: sin mojarnos.

    Con este postrer: este último.

    Manifestasse: aquel delicado manjar.

    Eres en mas cargo: debes más.

    Pluguiera: Ojalá

    Lacerado de mí: culparme, atribuirme la culpa de algo.

    Pringar: destilar o gotear al fuego.

    Cabe al fuego: junto al fuego.

    Podenco: perro podenco

    Comido por servido: la comida era el pego del trabajo.

    Malsinar: calumniar, difamar.

    Hube: tuve

    Paños de pared: tapices

    Desembaraçada: sin nada, vacía.

    Amicíssimo: Muy amigo

    Salí de él: lo abandone.

    Figuras literarias

    Frases coloquiales

    “Y como le sentí de qué pie coxqueaba.”

    “Mas como yo este oficio le hubiese mamado de la leche”.

    “Escapé del trueno y di en el relámpago”.

    “Por no echar la soga tras el caldero”.

    Giros familiares introductorios

    “Pues sepa vuestra merced”

    “Pues siendo yo niño”

    “Y assí me fui para mi amo”

    “Y rió mucho la burla”

    Hipérbaton

    “Y probóselo cuanto digo, y aún mas, porque a mí con amenazas me preguntaban, y, como niño respondía y descubría cuanto sabia con miedo, hasta ciertas herraduras que por mandado de mi madre a un herrero vendí”.

    “Huelgo de contar a vuestra merced estas niñerías, para mostrar cuanta virtud sea saber los hombres subir siendo baxos, y dexarse baxar siendo altos, cuanto vicio”.

    Paronimias y juegos de palabras

    “Me cumple avivar el ojo y avisar, pues solo soy”.

    “Nueve (panes) quedan y un peaço. ¡ Nueve malas te de Dios!”

    Aliteraciones

    “Pues en caso de medicina, decía que Galeno no supo la mitad que él para muelas, desmayos, males de madre”.

    “Que, si por malos de mis pecados me desmandara, a más de mi tasa, me costara caro”.(reiteración de la vocal a)

    Rima interna

    “Quisieron sin hados, o por mejor decir mis pecados...”

    “Mi viuda madre como sin marido y sin abrigo se viesse...”

    Uso frecuentísimo de la conjunción “y”

    que indica un progreso narrativo

    “Levantámonos y comiença a limpiar y sacudir sus calças y jubón, sayo y capa. ¡Y yo que le serbia de pelillo! Y vísteseme muy a su placer de espacio”.

    “Van por un alguacil y un escribano. Y helos do vuelven luego con ellos y toman la llave y entran a embargar la hacienda de mi amo”.

    Refranes

    “Mas da el duro que el desnudo”. Significa que mas da el que tiene algo que el que no tiene nada.

    “San Juan y ciégale”. El Lazarillo utilizo éste refrán para expresar su deseo de que el clérigo no logre ver su artilugio, y se lo pide a San Juan, que es el Santo de los criados

    “Escapé del trueno y entre en el relámpago”. Lázaro usó esta expresión para dar a entender que salió del cielo que era muy cruel y se fue con el clérigo que aún era peor que el anterior.

    “No hay libro, por malo que sea, que no tenga alguna cosa buena”. Significa que todos los libros te enseñan algo nuevo.

    “La honra cría las artes”. Significa que los autores quieren que sus obras sean reconocidas.

    “Marido y señor mío”. Significa Dios mío

    “Beso la mano de vuestra merced”. Significa, beso la mano de usted.

    “Manténgalos Dios”. Se solía decir cuando no querías tener nada que ver con alguien y es como si dijera “ya te apañaras”

    “Andá con Dios”. Significa lo mismo que “manténgalos Dios”

    “El señor le socorra y valga”. La gente solía decir esto porque tenían sentimientos de lastima y querían que Dios les ayudara.

  • CONCLUSIÓN

  • Aspectos más importantes del libro

    El Lazarillo de Tormes, es una novela autobiografica, ya que Lázaro es el protagonista y nos cuenta su vida en primera persona. Es decir, Lázaro es a la vez narrador y protagonista de sus aventuras. También he observado que este relato va dirigido a otra persona, a la que llama “Vuestra Merced”. Por lo tanto este relato es una carta con la que Lázaro responde a “Vuestra Merced” y le cuenta toda su vida. Por otra parte, diría que el narrador, es decir, el Lazarillo lo sabe todo: sabe lo que dice cada personaje, lo que piensan, etc.

    Opinión personal

    Se me ha quedado muy buena impresión, ya que la he entendido muy fácilmente aunque este escrito en un castellano

    más antiguo. Por otro lado, una de las cosas que no me ha gustado es que no dice cuando es pequeño o mayor, y, por lo tanto no sé en qué momento de su vida le pasa cada cosa. Todo lo

    demás de la novela, que es mas una autobiografía, esta bastante bien. Por ejemplo, a lo largo de toda la historia sé refleja exactamente como era la vida en aquella época, y en el caso de los niños como Lázaro, te cuenta muy bien las diferentes travesuras que tenían que hacer para quitarle la comida a su amo y no morir de hambre.

    En general muy bien, me ha gustado mucho.

    Lazarillo de Tormes

    4