Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Estilo literario: expresiones y refranes

  • Enviado por: Stellangelo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas

publicidad

He escogido el segundo modelo de trabajo porque creo que es el más creativo, el que te ayuda a meterte más en la historia, puesto que te hace comprender situaciones y formas de vida que nos pasarían por alto en otra de las opciones.

Refranes, juegos de palabras, comparaciones de carácter popular... del Lazarillo de Tormes.

- “Yo por bien tengo que cosas tan señaladas y por ventura jamás oídas ni vistas, vengan a noticia de muchos y no se entierren en la sepultura del olvido.” (Pág.3)

Con esto Lázaro se dirige a una gran multitud de gente con el fin de relatar su historia para que ésta sea conocida por el pueblo y que su vida sea recordada.

-“No hay libro, por malo que sea que no tenga alguna cosa buena” (Pág.4)

Lázaro menciona una frase de Plinio para dar a entender a sus lectores que algún provecho sacarán de su historia.

-“Los gustos no son todos uno”(Pág.4)

Lázaro quiere dar a entender que a gente que lo lee, que su relato puede gustarles o no, pues es lógico, cada persona tiene sus propios gustos.

-“Mas lo que uno no come, otro se pierde por ello"(Pág.4)

Lázaro muestra que en esta vida todo hay que probarlo, pues si no lo probamos podemos perdernos infinidad de cosas. Se dirige a la gente.

-“Sacar della algún fructo”(Pág..5)

Lázaro vuelve a insistir en que de su relato puede extraerse alguna moraleja o aprendizaje.

-“La honra cría las artes”(Pág.6)

La usa Lázaro en su monologo ante las gentes. Es de Tulio y pienso que viene a decir que las obras proporcionan un cierto reconocimiento y honor a sus autores.

-“Confesando yo no ser más sancto que mis vecinos”(Pág..8)

Lázaro quiere demostrar a sus lectores que en ningún momento de su historia cambiará los hechos con tal de parecer más bondadoso, reconoce que él también comete errores o pequeñas fechorías.

-“En este grosero estilo escribo”(Pág..8)

Como Lázaro no ha recibido ningún aprendizaje en una escuela, lo escribe tal y como lo habla, y en ocasiones puede aparecer un lenguaje ¨ bajo ¨ o informal. Continua dirigiéndose a los lectores.

-“...salieron a buen puerto”(Pág..11)

Lázaro se refiere a las personas que han tenido dificultades en un pasado y que después de mucho intentarlo han logrado superar todas las adversidades, consiguiendo al fin vivir bien y en paz. Su vida es un ejemplo.

“Que Dios perdone”(Pág. 13) “... Dios que esta en la Gloria”(Pág.14)

Se refiere a su padre el cuál fue condenado a luchar en la guerra y murió. Ruega a Dios que lo perdone y proteja.

“Arrimarse a los buenos por ser uno de ellos”(Pág.15)

La madre de Lázaro determinó huir a la ciudad donde no la juzgarían por los hechos cometidos por su marido. Ella no era culpable de nada.

“... habíale miedo, viendo el color y el mal gesto que tenia”(Pág.16)

Lázaro temía a Zaide (el novio de su madre) porque éste era muy ¨moreno¨ y tenia rasgos norte-africanos.

“Cuantos deben haber en el mundo que huyen de otros porque no se ven a si mesmos”(Pág.18)

Lázaro ironiza los reproches que unas gentes se hacen a las otras, siendo todos iguales, seres humanos.

“Hacer pérdidas”(Pág.18)

Cosas o gentes que no se encuentran y se hace creer o simular que han desaparecido. En este caso se refiere a las cosas robadas.

“...pusieron pena por justicia, sobre el acostumbrado centenario”(Pág.20)

Antiguamente que las mujeres conviviesen con personas de otra religión era considerado herejía y recibían como castigo cien azotes. Se refiere a lo que le ocurrió a su propia madre.

“No echar la soga tras el caldero”(Pág.18)

Significa no estropear lo demás. Por no causar más problemas o recibir más castigos, la madre de Lázaro cumplió su condena.

“Yo seria para adestralle”(Pág.19)

Lázaro guiaría al ciego.

“No ser la ganancia a su contento”(Pág.22)

El ciego no ganaba lo que quería.

“Dios te guie”(Pág.22)

La usa la madre de Lázaro para despedirse de él. Es una forma de dar su bendición y de desearle suerte.

“El mozo de un ciego un punto a de saber más que el diablo”(Pág.23)

El ciego quiere demostrar a Lázaro que ha de aprender muchas cosas para servirle bien.

“Me cumple avivar el ojo”(Pág.23)

Esta expresión se la dice Lázaro a si mismo. Significa que debe ir con mucho cuidado en lo que hace o dice.

“Yo oro ni plata no te puedo dar, mas avisos para vivir muchos te mostraré”(Pág.23)

El ciego dice al muchacho que no le puede dar riquezas, pero que a cambio de su ayuda le enseñará todo lo que él sabe.

“Desde que Dios crió el mundo, ninguno formó más astuto ni sagaz. En su oficio era un águila”(Pág.25)

Lázaro se refiere al ciego, que era muy listo y que a pesar de su ceguera era muy eficiente en su negocio y que a todo le sacaba provecho.

“En menos de dos bocados era despachada”(Pág.28)

Como tenía mucha hambre, comía vorazmente y la comida no le duraba mucho tiempo.

“Echar la mano”(Pág.29)

Coger o tocar algo. Cuando el ciego lo hacía, notaba que le faltaban los alimentos.

“Media aparejada”(Pág..29)

Significa ya casi comida. Se refiere a como estaban los alimentos del ciego cuando éste se daba cuenta de que no estaban.

“Muy de presto le asía y daba un par de besos callados”(Pág.30)

Se refiere a que cogía la jarra de vino antes que el ciego y que tomaba una pequeña cantidad sin que éste se diese cuenta.

“A las buenas noches”(Pág.31)

En el contexto se refiere a que acababa con todo el vino.

“Estaba echo al vino, moría por él”(Pág.31)

Nos muestra que el vino le agradaba tanto que se inventaba mil formas de conseguirlo, que por éste haría lo que fuera.

“Comenzaba la fuentecilla a destilarme la boca”(Pág.31)

Mediante un agujero hecho en la jarra con éste fin, Lázaro degustaba el vino, con gran placer.

“Maldita la gota se perdía”(Pág.32)

Como tenía pocas ocasiones de catar vino, cuando lo hacía aprovechaba todo el que había.

“Mi cara puesta hacia el cielo”(Pág.32)

Boca arriba. Esta era la posición que adquiría Lázaro para conseguir el licor.

“Lo que te enfermo te sana y da salud”(Pág.33)

Es una ironía usada por el ciego. Cura a Lázaro con vino y se mofa de que éste fue el que le provocó el daño.

“Con el cabo alto del tiento me atentaba el colodrillo, el cual lo traía siempre lleno de tolondrones”(Pág.35)

Significa que el ciego le daba garrotazos en la coronilla y que de tantos que le daba ésta ya la tenía llena de moratones.

“Mas da el duro que el desnudo(Pág.35)

Este refrán viene a decir que aún se puede esperar más del avaro que del que nada tiene. Estaba destinado a la gente Toledana.

“Hacer el San Juan”(Pág.35)

Partir o marchar de un lugar. Cuando los dos caminantes no encontraban buena limosna en un lugar, ponían rumbo a otro destino.

“Juraré yo a Dios...,”(Pág.37)

Saber una cosa con gran exactitud. En los hechos de las uvas el ciego lo decía puesto que sabía con exactitud que Lázaro lo engañaba.

“Hallose en frío con el frío nabo”(Pág.39)

Este juego de palabras sirve para destacar el enfriamiento en que se encontraba dicho alimento. Hallar en frío es debido a que su amo esperaba una cosa y encontró otra, por lo tanto quedo en frío, asombrado.

“Al maldito ciego nada se le escondía”(Pág.39)

El ciego es muy listo y descubre el engaño.

“Tornar a jurar y a perjurar”(Pág.39)

Decir algo en favor de uno propio cuando alguien pone en duda alguno de nuestros actos. Lázaro lo hizo en repetidas ocasiones en su convivencia con el ciego.

“Sentir el huelgo, a uso de buen podenco”(Pág.40)

Su amo que tenía buen olfato, descubrió la trampa. Sentir el huelgo es olfatear o oler.

“...con el pico me llegó a la gulilla...”(Pág.40)

Es una comparación. Se refiere a que el ciego metió su nariz en su boca tan brusca y profundamente que llegó a la caña del cuello. Más tarde compara la nariz con una trompa.

“...la meitad del camino ya estaba echo...”(Pág.42)

El objetivo ya estaba casi conseguido. Cuando Lázaro tiene la nariz de su amo en la boca piensa en morderla, pues era fácil, la mitad del camino ya estaba hecha.

“Pluguiera a Dios que...”(Pág.42) (Pág.50)

Si se lo hubiese propuesto lo hubiera hecho, habría mordido al ciego.

“Ser así que así”(Pág.42)

Se quiere demostrar que una cosa es inevitablemente de una determinada manera.

“Ser en más cargo al vino que a tu padre”(Pág.43)

Lo dice el invidente al jovenzuelo, con el fin de demostrar que el vino era quien más vida le había dado, pues en varias ocasiones lo había sanado.

“...me pesa los sinsabores que le hice”(Pág.43)

Se arrepiente de actos de su pasado, tales como mentir o hacer padecer a su amo.

“Determinar de todo en todo”(Pág.44)

Decidir una cosa, creyendo firmemente en ella. Lo hace a la hora de abandonar al ciego.

“...donde travesemos más aína...”(Pág.44)

Donde más rápidamente pudieran atravesar el río.

“...porque Dios le cegó aquella hora el entendimiento(fue por darme dél venganza”(Pág.45)

Cegar el entendimiento viene a ser que el porqué se dejó guiar por Lázaro. Según él fue con ayuda de Dios por tal de vengarse del ciego.

“No supe más lo que Dios dél hizo ni curé de lo saber”(Pág.46)

El chico no supo nada más del invidente ni tampoco hizo nada para saber noticias de él.

“Toparon mis pecados con un clérigo”(Pág.46)

Quiere decir que se encontró con un capellán después de haber hecho su fechoría y que éste le ofreció el perdón.

“Mil cosas buenas me mostró el pecador del ciego”(Pág.46)

El ciego aunque malo y avaricioso le enseñó lo que en su día le prometió, muchos aprendizajes para vivir, de los cuáles a partir de ahora sacaría provecho.

“... me recibió por suyo”(Pág.47)

El clérigo le admitió a su servicio.

“Escapé del trueno y di en el relámpago, porque era el ciego para con éste un Alejandre Magno, con ser la mesma avaricia”(Pág.47)

Compara su actual amo con el anterior. Nos explica que el segundo es mucho peor que el primero, mucho más avaro. Ante su nueva situación llega a pensar que el ciego no era tan malo como pensaba.

“Con gran continencia”(Pág.48)

Con dignidad y templanza. Sintiéndose superior e indispensable. El clérigo le entregaba así las cosas cuando había gente delante.

“No hacer sinó golosinar”(Pág.48)

Tomar los manjares más deliciosos sólo por el gusto.

“Finar de hambre”(Pág.49)

Tener mucha hambre y adelgazar por no comer.

“Tan blanco el ojo”(Pág.50)

Es una comparación. Quiere decir que la cosa estaba muy clara. Se usa en el repartimiento de la comida con el capellán.

“Toma, come, triunfa, que para ti es el mundo”(Pág.50)

Quiere recalcar que da algo muy bueno. En el libro lo comenta el capellán cuando ofrece al muchacho los huesos roídos, adquiriendo entonces un tono irónico.

“Mejor vida tienes que el Papa”(Pág.50)

Es otra ironía del clérigo. La dirige a Lázaro. Quiere burlarse de su suerte.

“Tal te la dé Dios”(Pág.51) “Nuevas malas te dé Dios”(`Pág.58)

A Lázaro le gustaría que de aquello que se ríe el clérigo(la desgracia ajena) le pasase a él. Seria un escarmiento.

“Dalle salto”(Pág.51) “... hacía el salto”(Pág.66)

Robar. El mozuelo no puede hacerlo al capellán en un principio, pero más tarde lo consigue.

“El un ojo tenía en la gente y el otro en mis manos. Bailábanle los ojos en su casco”(Pág.51)

Se refiere al cura. Éste estaba pendiente de sus fieles y de Lázaro a la vez, tanto que no paraba de mover los ojos entorno al muchacho y a sus oyentes.

Dicho movimiento parecía un baile.

“No era yo señor de asirle una blanca todo el tiempo que con él veví o por mejor decir, morí”(Pág.51)

No era capaz de robar al clérigo, iba contra sus principios. Con la palabra ¨morí¨ quiere demostrar que pasó muchos malos ratos en casa de éste y que por poco llegó a la muerte.

“Comer más que un lobo y beber más que un saludador”(Pág.52)

Su significado es beber y comer en grandes cantidades. Lázaro lo hacía en las cofradías y en los mortuorios.

“Dios me perdone”(Pág.52)(Pág.54)

Ante los malos pensamientos que Lázaro tenía para conseguir alimento, pedía a Dios que no lo tomara demasiado en serio, que lo perdonase.

“Que mil veces le daba al diablo”(Pág.53)

Cuando no conseguía lo que quería, el chico maldecía su suerte.

“...murieron a mi recuesta”(Pág.53)

Lázaro cree que él es el culpable de las muertes de algunas personas que él deseaba que muriesen, ya que así lo pedía a Dios. Lo hacia con tal de comer y pensaba que Dios le escuchaba.

“Yo he tenido dos amos: el primero traíame muerto de hambre, y, dejándole, topé con estroto, que me tiene ya con ella en la sepultura; pues si déste desisto y doy con otro más bajo, ¿qué será sino fenecer?”(Pág.54)

El muchacho piensa en dejar al capellán pero teme que su nuevo amo sea aún más cruel que éste. Como experiencia tiene que esto ya le ocurrió, abandonó al ciego por pensar que era malo y fue a dar con un amo mucho peor.

“...alumbrado por el Spíritu Sancto”(Pág.55)

Tubo una buena idea que le pondría remedio a sus males.

“El angélico caldedero”(Pág.55) “Que el ángel había llevado”(Pág.56)

Compara al caldedero con un ángel, pues éste, al igual que los angeles, le ayuda.

“Cuando no lo cato, veo en figura de panes, como dicen, la cara de Dios”(Pág.56)

Cuando menos lo piensa, Lázaro, recuerda los panes, los cuáles ve tan maravillosos que parecen divinos, obra de Dios.

“En dos credos le hice invisible”(Pág.56) “Dar fieros bocados”(Pág.77)

Se refiere a que el jovenzuelo enseguida devoró el alimento.

“... contando y tornando a contar los panes. Yo disimulaba y en mi secreta oración y devociones y plegarias decía: ¡Sant Juan, ciégale!”(Pág.57)

Mientras el clérigo contaba los panes, Lázaro pedía a San Juan que éste no notase que faltaba un pan. Para nada se refiere a que quisiese que éste se volviera ciego, como su anterior dueño.

“Tener a buen recado”(Pág.58)

En un lugar seguro, bien protegido. Así tenia el capellán el pan.

“Tener buena cuenta de ello”(Pág.58)

Saber algo con exactitud. El cura sabía muy bien el número de panes que tenía.

“Dar en ellos mil besos”(Pág.58)

Comer un poco, sin que se note, a pequeñísimos bocados. Así el chico degustaba el pan.

“Partir un poco al pelo que él estaba”(Pág.59)

Cortar un alimento siguiendo el corte ya hecho anteriormente. Va también referido al pan.

“Tener el estómago hecho a más pan”(Pág.59)

Lázaro ya se había acostumbrado a comer en abundancia, por eso cuando ya no puede conseguir el pan, siente un hambre voraz. Pasa de tener mucho a poco.

“... como quien toma gragea”(Pág.59)

Se refiere a que el alimento le sabía a poco. La gragea es una confitura granulada y menuda, es decir, poca cosa.

“Estar muy al propio contrahecho”(Pág.60)

Imitado en la perfección. Así estaban los agujeros que el muchacho hacía, simulando los de los ratones.

“No dejar cosa en vida”(Pág.60)

Adjetivo atribuido a aquello que devora o destruye las cosas. En el libro lo hacían los supuestos ratones.

“... acabábamos de comer, aunque yo nunca empezaba...”(Pág.60)

Con ésta frase Lázaro pretende mostrar de una forma aguda el hambre que padece.

“... cierrase la puerta a mis consuelos y abriese a mis trabajos”(Pág.61)

Ante la dificultad, se ha de trabajar y luchar por salir adelante. El chico lo ha de hacer para comer.

“Agora, donos traidores ratones, conviéneos mudar propósito, que en esta casa mala medra tenéis”(Pág.61)

La usa el clérigo al acabar de tapar los agujeros del arca. Como sabe que ahora ya no pueden entrar, piensa que éstos desaparecerán puesto que ya no tendrán qué comer.

“A uso de esgremidor diestro...”(Pág.62)

Sin dejar ningún rastro. El protagonista así cometía sus actos.

“La necesidad sea tan gran maestra” “Me era luz el hambre, pues dicen que el ingenio con ella se avisa” (ambas de la Pág.62)

Cuando se carece de algo que necesitamos, nuestra mente empieza a pensar en la manera de conseguir llegar a tenerlo. Le ocurria al mozuelo con los alimentos.

“...deyuso esta escrito”(Pág.63)

Es una frase que ya no se utiliza, pero que significa que más tarde se explicará por escrito.

“Volví a mis pajas”(Pág.63)

Regresó a la cama para dormir.

“...cuantos él tapaba de día destapaba yo de noche. Finalmente, parescíamos a destajo la tela de Penélope, pues cuanto él tejía rompía yo de noche”(Pág.64)

Se refiere a qué lo que hacía el capellán para evitar que los ratones se comieran el pan, el chico lo deshacía. Los esfuerzos del clérigo eran en vano.

“Corazas viejas de otro tiempo”(Pág.64)

Cosas ya antiguas o pasadas. Era la característica del arcón.

“...armaré por de dentro... el gato estaba dentro del arca”(Pág. 64 y 65)

Poner trampas o dificultades para la realización de una acción. El cura llenó el arcón de trampas para ratones. La palabra ¨gato¨ no se refiere a un felino, sino a un tipo de instrumento de caza de roedores.

“...hacer el dormido”(Pág.66)

Cerrar los ojos y quedarse quieto para que alguien piense que se esta durmiendo. Así engañaba el chico al clérigo.

“...que, a mi fe, la culebra, o el culebro por mejor decir”(Pág.66)

Es un juego de palabras referido a que el capellán pensaba que era una culebra la que se comía el pan. Lázaro ríe de esto y incluye culebro, como si no se tratara de una culebra sino de un chico, el mismo. Era él quien robaba el pan. A ¨mi fe¨ puede sustituirse por: ¨a mi parecer o según creo¨.

“Hecho un trasgo”(Pág.67)

Se compara a él mismo con los trasgos, unos duendes que de noche removían las cosas de la casa, según los dichos populares de la época. Se compara porque el también removía las cosas a la caída de la noche, el arca para obtener alimento.

“Tener hecha tan bolsa...”(Pág.67)

Estar alguna cosa dada de sí. Lázaro así tenia la boca y en ella podía guardar hasta dinero o una llave.

“No dejar ni costura ni remiendo”(Pág. 67)

No dejar nada de una cosa. El ciego lo hacia con la comida.

“...mas cuando la desdicha ha de venir, por demás es diligencia. Quisieron mis hados...”(Pág. 68)

Se refiere a que cuando uno está predestinado a una cosa es imposible que esta no ocurra. Los hados eran seres mitológicos que determinaban el destino de los mortales.

“...procuró recordame...”(Pág. 68)

Dentro del contexto se refiere a despertar. El capellán lo intenta después de darle el garrotazo al muchacho.

“...en las guardas nada de la suya diferenciaba”(Pág. 69)

La guarda es la parte dentada de la llave. Las dos llaves del arca eran idénticas en ésta parte, según pudo comprobar el clérigo.

“... ninguna fe daré, porque los tuve en el vientre de la ballena”(Pág. 69)

Lázaro perdió el conocimiento, por lo tanto no puede recordar lo que ocurrió.

“Contar por extenso”(Pág. 69)

Sin ofrecer o dar muchos detalles. Así explicó lo que sucedió después del garrotazo.

“Pues ha tornado en su acuerdo, placerá a Dios no será nada”(Pág. 70)

La dijo el clérigo al ver que el muchacho recuperó el conocimiento, quedo tranquilo y relajado, ahora bien sabía que la vida de éste no estaba en peligro.

“ ...santiguándose de mi...”(Pág. 71)

Se refiere a que el clérigo hizo la señal de la cruz (gesto que se hace para ahuyentar el mal) al despedirse de Lázaro. Este gesto es despectivo, pues lo trata como a un ser maligno e impuro.

“... me fue forzado sacar fuerzas de la flaqueza”(Pág. 71)

Con esto el chico quiere insistir en que le echó de la parroquia cuando aún estaba recuperándose del garrotazo. Tubo que aprender a valerse por el mismo.

“...gallofero tu eres”(Pág. 71)

Se lo decían al muchacho cuando pedía limosna. Gallofero es quien la pide.

“...discurriendo de puerta en puerta, con harto poco remedio, porque la caridad subió al cielo”(Pág. 72)

La frase viene a decir según el contexto que el chico buscaba por infinidad de lugares limosna, pero que cada vez recibía menos. Esto se debe a que ya no estaba enfermo.

“... según su habito y continente, ser el que yo había de menester”(Pág. 73)

Según su aspecto exterior (peinado, vestimenta, manera de andar...) ser el indicado para una cosa. Así cree que es el escudero, cree que es la persona indicada para servir.

“A tendido paso”(Pág. 73)

Rápidamente. Así andaba el escudero.

“Ir el más alegre del mundo”(Pág. 73) “...el mejor bocado del mundo” (Pág.90)

Ambas son hipérboles, una sobre la felicidad de Lázaro al encontrar al escudero y la otra sobre un alimento. Ambas llevan ¨del mundo¨ para dar más relevancia a la hipérbole, destaca buenas las cualidades de la felicidad y del alimento.

“Proveer en junto”(Pág. 73)

Adquirir unos productos en grandes cantidades. Así creía el chico que el escudero compraba los alimentos.

“Escudillar la olla”(Pág. 75)

Sacar todo el jugo o en este caso, caldo de una cosa. Viene a decir la intención de comer, aprovechándolo todo, del mozuelo.

“Caer del estado”(Pág. 76)

Desmayarse. Al chico casi le ocurre al no probar bocado en un largo periodo de tiempo.

“...me habían quedado de los de por Dios”(Pág. 77)

Se refiere a los alimentos que le habían quedado a Lázaro de mendigar.

“Hacer el continente”(Pág. 78)

Fingir. Lázaro hacía que no tenía hambre ante el escudero.

“...ser la congoja”(Pág. 78)

La preocupación. El muchacho explica que su preocupación no era el beber, sino el comer.

“El diablo de enjalma...”(Pág. 79)

Se refiere a la ropa lanosa que le servia para taparse. Usa el calificativo ¨diablo¨ porque no le era nada cómoda ni le proporcionaba buen abrigo.

“Y sobre aquel hambriento colchón...”(Pág. 79)

Usa la personificación(da atributos humanos a un objeto, un ser inanimado)

para dar más relevancia al hecho de que el colchón estaba viejo y descuidado y que carecía de algunas cosas (como puede ser mantas, un buen relleno...)

“...porque las cañas y mis salidos huesos en toda la noche no dejaron de rifar... rabiaba de hambre, la cual con el sueño no tenía amistad”(Pág. 81)

Entre la dureza de la superficie donde dormía y lo hambriento que estaba, Lázaro no pudo dormir en toda la noche.

“Bendito seáis Vós, Señor, que dais enfermedad y ponéis el remedio”(Pág. 83)

Dentro del contexto viene a decir que las cosas no son siempre lo que parecen. La usa cuando descubre que su amo es pobre pero que éste lo disimula vistiendo y andando elegantemente.

“...Hecho un Macías, diciendo más dulzuras que Ovidio escribió”(Pág. 85)

Hablaba galantemente, coqueteando. Esto es lo que hacia el escudero con las mujeres.

“Ser bien instituidas”(Pág. 86)

Que estaban bien enseñadas y educadas. Se refiere a dichas mujeres.

“Ser en vano”(Pág. 87)

Que no sirve para nada. La espera de que su amo le trajese comida lo fue.

“...tórnome a mi menester... Dios ante mis ojos y la lengua en su nombre”(Pág. 87)

Se refiere a que volvió a mendigar. Dios ante mis ojos... es que adquiría apariencia piadosa y buena. ¨La lengua en su nombre¨, que hablaba de Dios y rezaba ante las gentes.

“Como este oficio yo lo hobiese mamado en la leche”(Pág. 87)

Lázaro quiere decir que era un experto en mendigar y dar lástima, pues ya desde pequeño el ciego lo había instruido en este oficio.

“...más tu haces como hombre de bien, más vale pedillo por Dios que no hurtallo”(Pág.88)

El escudero se alegra de que el chico obtenga alimentos por méritos propios y no porque lo sustraiga a la gente. Dice que por ello es bueno.

“...por lo que toca a mi honra”(Pág.88)

Cambiar a peor la opinión que la gente tiene sobre alguien o algo.

El escudero quiere conservar la buena opinión que la gente tiene de él y por eso hace como si no conociese a Lázaro.

“Hay casa desdichadas y de mal pie que, que a los que viven en ellas pegan la desdicha”(Pág. 89)

Según la creencia popular en ocasiones nuestra desdicha o mala suerte puede ser debida a hechos como: derramar sal, levantarse con el pie izquierdo... Estas supersticiones no tienen base científica o demostrable, pero muchas personas las siguen. En este caso el escudero da la culpa de su situación económica deplorable a la casa donde habita, pues piensa que sus dificultades no llegaron hasta que empezó a vivir en ésta.

“...póngole en las uñas la otra”(Pág. 90)

Éste juego de palabras es muy simple. Él comía “uña de vaca” ante el escudero y pensó que éste también tendría hambre. Por eso cogió la uña y se la entregó a su amo, dejándosela en sus manos. Utiliza la repetición de uña según creo, para que el lector se dé cuenta que es el siervo quién alimenta al señor y no el señor al siervo, como lo había sido antes.

“Con mejor salsa lo comes tu”(Pág.90)

Se refiere a que cuando se toma un alimento con hambre o necesidad de alimentarse cualquier cosa sabe como el mejor manjar, como la más buena. La dice el muchacho al escudero.

“...a papar aire por las calles, teniendo en el pobre Lázaro una cabeza de lobo”(Pág. 91)

Significa que el escudero se dedicaba a pasear, sin trabajar ni hacer nada por obtener dinero o alimento, mientras que Lázaro se dedicaba a mendigar. Al decir que tenía una cabeza de lobo se refiere a que tenía la cualidad de que todos le daban algo.

“...hacer sus menesteres”(Pág. 91)

Hacer sus necesidades fisiológicas.

“...haber mancilla”(Pág. 92)

Tener lástima. El muchacho la tenía del escudero.

“...abajara un poco su fantasía...”(Pág. 92)

A Lázaro le gustaría que su amo no fuera tan presuntuoso y que no tuviera la idea de que era rico, pues creía que lo era y gastaba el poco dinero que tenían en si mismo, ropa de la mejor...

“...nunca ose desmandarme a demandar”(Pág. 93)

Lázaro se refiere que a raíz de unos hechos se ve obligado a dejar de mendigar.

“...más largo que galgo de buena casta”(Pág. 94)

Esta comparación va dirigida a la manera recta y majestuosa de andar del escudero, con buen paso y decididamente, como un galgo.

“Tan ufano como si tuviera el tesoro de Venecia”(Pág. 95)

Se refiere a que el escudero al encontrarse un real(suma de dinero) se siente poderoso y piensa en sacarle provecho.

“¡Quebremos un ojo al diablo!...comamos hoy como condes”(Pág. 95)

Quiere decir que comerían en abundancia. Como esto sería una cosa buena que les pasaría después de tener muchas malas, pensaban que harían rabiar al enemigo, el que les deseaba mal, con esto.

“Contar la hacienda”(Pág. 98)

Explicar las vivencias o hechos que han ocurrido a lo largo de la vida.

Esto lo explicaba el escudero a Lázaro.

“...por no quitar el bonete al caballero de su vecino”(Pág. 98)

Quiere decir que no se quitó el sombrero en señal de saludo ante su vecino.

Lo hizo el escudero.

“Ganar por la mano”(Pág.99)

Anticiparse a hacer algo antes de que lo haga otro.

“Poner las manos”(Pág. 100)

Pegar o maltratar. El escudero lo quiso hacer con su vecino.

“...buena maña”(Pág. 100)

De buena manera, de educación. Lo es, según Lázaro, saludar.

“...nunca decirle cosa con que le pesase... ser muy diligente en su persona”(Pág. 105) “con que me pese”(Pág. 134)

Se refiere a qué por no molestar con algo a una persona, procuraba ser respetuoso cuando ésta estaba. Lo hacía el escudero con un vecino suyo, de su pueblo.

“Dar unos puntillos agudos”(Pág. 105)

Elevar el tono de voz. Lo hacía el vecino del escudero.

“...ser malicioso mofador, malsinar a los de casa y a los de fuera”(Pág. 105)

Cualidad del que se ríe o burla de otros. En este caso se refería al vecino del escudero, que a demás, no respetaba a la gente que conocía, ni siquiera a su familia o amigos próximos.

“Tener propicios”(Pág. 113)

Tener algo cercano y que a demás esto sea de calidad. Lo quería el buldero.

“...haciase entre ellos un Sancto Tomás”(Pág. 114)

En el contexto se refiere a que el buldero ante las gentes hacía como si fuese una persona instruida, sabia y bondadosa.

“...jugar la colación”(Pág. 115)

Jugar con la comida o la bebida mientras se come. Se refiere a la manera de comer del buldero.

“...despedir la bula”(Pág. 115)

Recitar una persona entendida en el tema la última oración o discurso en un lugar.

“...mas como la gente al gran ruido cargase...”(Pág. 116)

Se refiere a que cuando ocurre algo la gente enseguida se entera y rodea a la persona o personas que llevan la acción (por ejemplo, en una pelea). En el relato ocurre cuando discuten un alguacil y el buldero, la gente del lugar donde se encontraban enseguida los rodeó.

“Ir a la mano”(Pág. 118)

Dentro del contexto significa reprimir de cometer alguna acción. El buldero lo hizo con el propósito de unos hombres.

“...hacer visajes con el gesto”(Pág. 120)

Poner caras extrañas o raras ante una situación o estado. Cuando el alguacil lo hacía cuando parecía estar endemoniado.

“Levantar falso testimonio”(Pág. 120)

Mentir sobre algo o alguien. El alguacil lo hacía contra el buldero.

“Dar las manos llenas”(Pág. 120)

En gran cantidad o en abundancia. Ocurre cuando intentan detener al alguacil. Los hombres no podían con él.

“...pasar hartas fatigas”(Pág. 125)

Pasar muchas dificultades. A Lázaro le ocurrió con el buldero.

“...echar agua por la cibdad”(Pág. 126)

Consiste en qué Lázaro vendía agua a las gentes que habitaban en la ciudad, pues antes no existía el agua corriente y se tenían que desplazar hasta lugares lejanos a por agua. Con esto los compradores se ahorraban el viaje.

“...malas lenguas, que nunca han faltado ni faltaran,... diciendo no sé qué y sí sé qué”(Pág. 132)

Lázaro critica a la gente a la que le gusta chismorrear o hablar sobre otros, que normalmente inventan cosas para que la gente les escuche con mayor atención. Dice que en todos los lugares hay personas que lo hacen y que siempre habrá alguien que lo haga.

“...soltado aquella palabra de la boca... mentalle nada de aquello”(Pág. 134)

Decir, mencionar. Lázaro dijo algo de lo que se arrepintió y prometió no volverlo a decir más.

“Quien otra cosa dijere yo me mataré con él”(Pág. 135)

Lázaro amenaza que se peleará duramente con el que le contradiga en un asunto determinado, la virginidad de su mujer antes de casarse con él.

“Pues en este tiempo estaba en mi prosperidad y en la cumbre de toda buena fortuna”(Pág. 135)

Lázaro usa esta expresión para finalizar su relato. Nos quiere demostrar que después de diversas dificultades en su infancia y juventud, ahora esta en un período de bonanza económica, bienestar y felicidad, tanto que cree que está en el mejor momento de su vida. Piensa que su excelente estado actual es una pequeña recompensa a los sufrimientos pasados.

*Nota: Cabe decir que algunos significados de los refranes pueden no ser correctos, pues me he basado en las notas del texto y mi propia intuición para escribirlos. He intentado definir todos los refranes, comparaciones... del libro, pero ha habido algunos el significado de los cuáles era muy difícil de expresar o conocer y por ello no están incluidos en el trabajo.

También ocurre que el protagonista utiliza muchos más refranes y demás recursos lingüísticos para explicar su infancia que no para explicar su juventud o madurez y por lo tanto hay un nombre más elevado de recursos definidos en la etapa de la infancia que no en las otras etapas.