Lazarillo de Tormes

Literatura. Novela picaresca. Siglo XVI. Niño pícaro. Desventuras. Resumen por Capitulos

  • Enviado por: Samuel
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Lazarillo de Tormes

Tratado Primero “Cuenta Lázaro su vida y cuyo hijo fue”

Lleva por sobre nombre “de Tormes”, pues nació a orillas del río de igual nombre. Su padre fue detenido y padeció persecución por justicia, por una mala jugada en el molino en el cual trabajaba.

La madre decide irse a la ciudad con su hijo Lázaro. Conoció a un Hombre negro, el cual le dio un hijo.

Trabajando un día llega un ciego, el cual le pide a su hijo Lázaro para que fuera su guía y le dijo que no se preocupara pues él lo recibía como hijo.

Lázaro vivió muchas miserias con el ciego, pasaba hambre, además debía soportar las burlas que el ciego le hacía. Pece a esto aprendió mucho de él, como lo es la astucia (recordar: el golpe en una estatua con figura de toro, el jarrazo, el racimo de uva, la longaniza). Lo dejó, proporcionándole al ciego en cierto modo su venganza. Una noche que llovía mucho al cruzar al otro lado de un riguero lo izo chocar con un árbol. Se alejó del ciego dejándolo rodeado de gente que le fue a socorrer, y no supo nunca más de él.

Tratado Segundo “Como Lázaro se asentó con un Clérigo, y de las cosas que con él pasó”

El Clérigo asistía fielmente a la iglesia. Con este nuevo amo Lázaro vivió una tremenda hambruna, no porque el Clérigo no tuviera que comer, más bien, el Clérigo no le daba más alimento que una cebolla para cuatro días. Por obvias razones enflaqueció y se debilitó. Por dos razones no quiso dejar al Clérigo, una era porque no se podía sus piernas y la otra razón era en que si iba podría caer con un amo aún peor y creía que su fin era fallecer.

La astucia que tenia Lázaro le permitió vivir, ya que, se las ingenió para sacar el pan del armario, haciéndole creer al Clérigo que eran ratones. El Clérigo observó que los ratones no se cazaban en las ratoneras, conversando con sus vecinos llegaron a la conclusión que era una serpiente.

Una noche Lázaro se echa la llave a la boca formando así un silbido (mientras dormía), el cual el Clérigo lo interpretó como el sonido de la serpiente, proporcionándole a Lázaro un golpe en la cabeza que lo dejó inconsciente por tres días.

Finalmente el Clérigo se da cuenta que Lázaro lo había engañado, haciéndole creer que eran ratones y posteriormente una serpiente se comían sus panes. Una vez que se mejoró Lázaro lo despide y lo echa de su casa.

Tratado Tercero “Como Lázaro se asentó con un Escudero, y de lo que acaeció con él”

Llegó a una ciudad llamada Toledo, en donde vivió gracias a la limosna de la gente durante quince días, ya que, en este tiempo se le cerró la herida. Las personas le decían: “busca un a un buen amo para que le sirvas”.

Un día caminando por la calle se encontró con un escudero el cual le preguntó a Lázaro si buscaba amo, él le responde que sí.

Lázaro estaba feliz, porque, al ver la apariencia del escudero, se lo imaginaba como hombre que tiene para comer. Pero se empezó a dar cuenta que no tenía nada para comer e incluso Lázaro tuvo que alimentarlo, pues pedía limosna.

Un día hubo una gran hambruna en esta tierra por la que prohibieron mendigar, mas las vecinas le daban un poco de alimento.

Estando conversando Lázaro con su amo, llega a la casa los dueños de ésta a pedir el alquiler, el escudero responde: que iría a trocar una pieza en la plaza y que luego volvería, nunca más volvió. Al Otro día llegan nuevamente los dueños pero acompañados con el alguacil e interrogan a Lázaro, con el fin de saber la ubicación de su amo y obtener información referente a las riquezas que podría poseer. Las vecinas les dicen al alguacil que Lázaro llevaba unos días con el escudero y que ellas le daban alimento, mas en la noche iba a dormir con su amo. Viendo la inocencia de Lázaro lo dejaron en libertad, de esta forma Lázaro queda sin amo nuevamente, ya que, éste huyó de él.

Tratado Cuarto “Como Lázaro se asentó con un Fraile de la Merced, y de lo que acaeció con él”

Las vecinas, encaminaron a Lázaro a un nuevo amo al que ellas llamaban pariente.

El Fraile era gran enemigo del coro y de comer en el convento, mas bien le gustaba andar y visitar.

Este amo le dio los primeros zapatos que Lázaro rompió en su vida, tan solo le duraron ocho días.

Lázaro se aburrió porque no aguantaba su trote y lo dejó.

Tratado Quinto “Como Lázaro se asentó con un buldero, y de las cosas que con él pasó”

Lázaro deja en manifiesto que este amo era un aprovechador, desvergonzado, con respecto a la fe de las personas, les hacia creer que las bulas que vendía tenían poderes que les ayudarían en sus vidas.

En un sermón, entra el alguacil y dice muchas cosas ofensivas para el comisario que estaba entregando el sermón, el comisario se pone de rodillas y comienza a rezar en voz alta diciendo que si lo que estaba diciendo era mentira que lo tragara la tierra y si no que la maldición caiga sobre le alguacil. Terminado de decir esto el alguacil cae a tierra y comienza a patalear de una forma incontrolable. Lázaro ve a su amo de rodillas a su amo frente al altar pidiendo que el castigo ya no fuera más, si no que ya había sido suficiente. El alguacil vuelve en si y le pide perdón al comisario por las farsas que acababa de decir.

Días después Lázaro vio a su amo con el alguacil que se reían y se dio cuenta que había sido un engaño para la gente, con el propósito de vender más bulas.

Lázaro duró con este amo cerca de cuatro meses, en los cuales también pasó por varias fatigas.

Tratado Sexto “Como Lázaro se asentó con un Capellán y lo que con el pasó”

En la historia se señala que Lázaro estuvo con un maestro de pintar panderos y que también sufrió muchos males.

Entrando a una iglesia, un Capellán le recibió como suyo, y le otorga a Lázaro su primer trabajo asalariado, el cual consistía en echar agua por la ciudad.

Fue el primer escalón que tuvo Lázaro para poder alcanzar una mejor vida. Trabajó cuatro años, en los cuales ahorró dinero, se compró ropa y unos adornos como por ejemplo una espada.

Se retiró por su propia voluntad del trabajo.

Tratado Séptimo “Como Lázaro se asentó con un Alguacil, y de lo que le acaeció con él”

Posteriormente se asentó con un alguacil, pero no duró mucho, porque vio que era un oficio con muchos riesgos decidió dejarlo.

Luego toma un trabajo de pregonar vino. El arcipreste de Sant Salvador, su señor y servidor amigo, porque le pregonaba sus vinos, procuró casar a Lázaro con una criada suya.

Lázaro se casó y dice que no está arrepentido, pece a que las malas lenguas dicen que su mujer lo engañaba, más Lázaro no le dio mayor importancia.

Ya no pasó más hambre, su amigo el arcipreste le mandaba de regalo una carga de trigo, carne, entre otras cosas.

Termina diciendo que cualquier cosa que sucediera de ahí en adelante avisaría a vuestra merced.

Fin