Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Argumento. Estructura. Personajes. Estilo literario

  • Enviado por: Julen
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

  • Introducción

  • Hola a todos, me llamo ( ) y hoy os voy a hablar de la Novela Picaresca, un género de novela que empezó a darse en España, y que alcanzó un reconocimiento mundial, ya que empezaron a publicarse obras en otros países y en diferentes idiomas. ¿Sabíais que hasta que apareció este género no había novelas? Debió de causar gran sorpresa cuando se empezó a poder leer sobre las miserias de personajes que nada tenían que ver con los héroes de caballerías o con las historias sentimentales en ambientes pastoriles. Esto marca el principio de la novela moderna que después recogería Miguel de Cervantes con el Quijote. Este tema va a entrar en el examen de 2ª Evaluación, así que os aconsejo que toméis apuntes. Si os queda alguna duda, preguntádmela al final. Espero que os guste y que os entretengáis.

  • La novela picaresca

  • La Novela Picaresca es un género literario narrativo, que se caracteriza por estar escrito en prosa de carácter epistolar y autobiográfico, este último rasgo muy característico de la literatura española, si bien trascendió a la literatura europea. Surgió en los años de transición entre el Renacimiento y el Barroco, durante el llamado Siglo de Oro español, hacia el 1550. También hay que saber, que ésta época fue cuando más actuaba la Inquisición y el extremo catolicismo, con lo cuál, fue muy peligroso publicar las obras de éste género, y por eso, algunos autores prefirieron permanecer en el anonimato, ya que si no serían castigados.

    La novela picaresca nació como parodia de las narraciones del Renacimiento: epopeyas, libros de caballerías, novela sentimental, novela pastoril... El fuerte contraste con la realidad social generó como respuesta irónica antinovelas de carácter antiheroico protagonizadas por anticaballeros que amaban a antidamas en países que, como España, mostraban la cruda realidad social de los hidalgos empobrecidos, los miserables desheredados y los conversos marginados frente a los caballeros y los nobles enriquecidos que vivían en otra realidad (que era la que se mostraba en las obras). En España éste género sacaba la sustancia moral, social y religiosa del contraste cotidiano entre dos clases sociales, la de los nobles y la de los siervos. Hasta el siglo XVI, las novelas de caballería mostraban una sociedad alegre, justa y contenta. Solo se veía el punto de vista de los nobles. Pero después de esto, fue cuando surgió la Novela Picaresca, que empezó a criticar la cruda realidad, es decir, los valores cambian.

    Todas las obras de la picaresca siguen 6 puntos, que son:

  • El protagonista es el pícaro

  • Carácter autobiográfico y epistolar

  • Doble temporalidad

  • Estructura abierta

  • Carácter moralizante

  • Carácter satírico

  • Yo principalmente os voy a hablar de la novela del Lazarillo de Tormes, aunque también hay otros ejemplos como El Guzmán de Alfarache, el Buscón llamado Don Pablos, La pícara Justina, La celestina y muchos más que hemos podido recopilar hasta hoy.

  • Situación

  • Para comprender la aparición de una nueva corriente artística, en este caso literaria, tenemos que comprender también lo que está ocurriendo en la época. La grandeza del imperio español se consolida con Carlos I, quién fue coronado emperador de Alemania, con el nombre de Carlos V. Bajo su reinado se consolidó el poderío de España en el mundo. Carlos I lucha por una Europa unida bajo la fe cristiana y regida por el papa y el emperador, pero tuvo tres dificultades, los nacionalismos, el protestantismo y la amenaza de los turcos. Ésta fue una época de grandes triunfos gracias a la política imperial. Sin embargo, Carlos I no se ganó la simpatía de los nobles de Castilla, ya que arruinó su economía, sacrificada en las batallas, y había grandes tensiones sociales. Su hijo y sucesor Felipe II (1556-1598) renovó los triunfos militares de su padre, venciendo a los franceses, a los turcos, y uniendo Portugal a España. Pero no todo era grandeza en el imperio. El hambre y la miseria eran una realidad diaria, mucho más auténtica que la espectacularidad de las victorias bélicas. Bajo la apariencia de esplendor crecían grandes tensiones sociales. Las riquezas traídas de América no bastaron para reparar la gastada economía de Castilla y las deudas del estado de Felipe II desembocaron en bancarrotas sucesivas. Llegó el desastre de la armada invencible (1588). La decadencia interna se agravó con la sangría económica y humana cobrada por las guerras. A esto contribuyeron otros fenómenos, como la emigración de la juventud a las ciudades y a América, la despoblación del campo, la inutilidad social de los hidalgos y su desprecio por el trabajo, la desocupación cada vez mayor de la población agravada por el regreso de soldados sin trabajo, el problema de las clases sociales (católicos frente a conversos, descendientes de moros o judíos) y una concepción estéril del honor basada en las apariencias y en el dinero. Todo esto fue creando una sociedad con un fondo de mendicidad y delincuencia. Ésta es la verdadera realidad social interna que recoge el Lazarillo y otras novelas picarescas en sus pícaros, vagabundos, estafadores…

    En esta época, en 1554, se imprime en Amberes, Burgos y Alcalá de los Henares un tomo de aspecto humilde (64 folios en formato de bolsillo) que nos ha llegado hasta nosotros, titulado “Vida del Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades. Este libro pretendía parodiar y criticar la sociedad de la época, y tuvo un éxito enorme. A pesar de esto, a la Inquisición no le gustó nada que se distribuyera esta obra, y el Rey Felipe II la prohibió. Dos años más tarde, se dieron cuenta de que podrían sacar un gran provecho de ella, y permitieron su publicación, pero censuraron los capítulos 4 y 6, y algunas partes del resto de la historia, titulando al libro “Vida del Lazarillo castigado, y de sus fortunas y adversidades. El libro fue leído censurado hasta el siglo XIX, cuando volvió a imprimirse completo.

  • Lazarillo de Tormes

  • El libro Vida del Lázaro de Tormes y de sus fortunas y adversidades está formado por un prólogo y 7 capítulos, de los cuales 2 de ellos no son más que meras críticas a una sociedad desigual e injusta. Una de las principales curiosidades de ésta obra es el título; según los expertos, podría haber sido escrito por una persona ajena a la autoría de la obra, ya que en todo el relato se le llama al chico “Lázaro”, no “Lazarillo”, que se usa solo una vez, para hacer una broma.

    Al principio del cuento nos encontramos a Lázaro adulto que escribe un prólogo, que es una carta dirigida a “vuestra merced”, en la que le adelanta que va a explicarle su vida, sus fortunas y adversidades, sin darle mucha importancia a ellas.

    • Tratado 1º - Lázaro, su familia y el ciego.

    Todo comienza en la ciudad de Salamanca. Nace un chico de una familia pobre en las cercanías del río que da su sobrenombre (río Tormes). Este disfruta de la vida y juega, pero las alegrías no van a durar mucho. A los 8 años, el padre de Lázaro, Tomé González, es acusado de robo y obligado a servir a un caballero en contra de los moros. Durante esta expedición perdió su vida.

    Lázaro y su madre, Antona Pérez, se fueron a vivir a una ciudad donde la madre trabajaba cocinando comida a los estudiantes. Su madre comenzó una relación muy íntima con un joven de color llamado Zaide. La vida en aquellos instantes era nuevamente próspera, y nació un hijo por parte de Zaide y Antona Pérez. Pero la felicidad les duró poco, ya que Zaide robó y fue capturado y azotado. La madre, desesperada, conoce a un ciego y empieza a tener confianza en él. Ella, al no poder cuidar más de Lázaro, le deja a su cuidado como criado. Gracias a éste, Lázaro aprende el “arte” de la picaresca. El amo era muy avaro y le daba poco y mal de comer. Las escenas más conocidas del Lazarillo y que probablemente más os suenan a vosotros son la escena del toro, en la cual el ciego le tiende la primera trampa a Lázaro que hace que despierte de su inocencia:

    El ciego le dice a Lázaro que hay una estatua con forma de toro que si acerca su oreja a la estatua, oirá su precioso canto. Lázaro cae en su trampa y se apoya. El ciego empuja a Lázaro contra el toro y le hace una herida que le duró durante cinco días.

    La segunda escena es la del vino:

    Lázaro se las ingenia para hacer un pequeño agujero en el cántaro de vino del ciego. Cada vez que este bebe, Lázaro se pone debajo suya y bebe del chorro que cae. Luego, cuando el ciego termina, Lázaro le pone una cera que lo tapa. Le fue bien durante mucho tiempo, pero un día el ciego se dio cuenta, y no dijo nada. Al día siguiente, mientas bebía, soltó el cántaro y cayó encima de Lázaro, con tal fuerza, que le rompe la cara y dientes, cicatrices que perduran hasta el día de su muerte.

    El último episodio conocido es la de la longaniza:

    Una vez, Lázaro se come a escondidas una longaniza sin que el ciego le vea. Pero el ciego consigue encontrarle, y se da cuenta del engaño. Entonces le mete la mano a Lázaro por la boca hasta sus tripas y saca la longaniza, haciéndole casi vomitar. Luego le pega y le castiga.

    Al final del todo, Lázaro escapa del ciego, esperando encontrar fortuna, engañándole a este de forma muy cruel:

    Cuando ambos querían partir a otra ciudad, Lázaro advierte que hay un río y que su caudal es abundante (aquel día estaba lloviendo, cosa que hace más creíble aquella situación inventada por el pícaro). Lázaro lleva a su amo hasta un pilar, lo pone a medio metro de él, e imita un salto, supuestamente de orilla a orilla. Tras haber hecho esto, le avisa al ciego de que tendrá que saltar con una fuerza sobrehumana si quiere llegar a la otra orilla sin caerse ni mojarse. El ciego cae en la trampa, salta, y se pega una “calabazada” (expresión utilizada en el libro), que le dejó inconsciente. Antes de marcharse, Lázaro añade con crueldad:

    • ¿Cómo y olisteis la longaniza y no el poste? ¡Oled! ¡Oled!

    Nunca supo nada más Lázaro de él…

    • Tratado 2º - Lázaro y el clérigo

    Después de haber escapado del ciego, Lázaro se encuentra con un clérigo. Él trabajó para éste, a pesar de que no le fue nada bien. Éste amo era todavía más avaro que el anterior, si es que esto todavía fuera posible, por lo que deducimos que Lázaro no ha tenido suerte a la hora de encontrar a un amo. Como Lázaro pasaba mucha hambre, este le robó al clérigo un pan de misa. Esta trampa también fue muy astuta, ya que tuvo que copiar la llave del cofre donde el clérigo guardaba los panes. Lázaro le cuenta a su amo que son ratas y serpientes lo que comen su pan. Esto le fue bien, hasta que una noche el clérigo vio la llave copiada. Fue azotado y castigado, y luego despedido.

    • Tratado 3º - Lázaro y el escudero

    Después de abandonar al clérigo, Lázaro llega a Toledo, donde mendiga hasta encontrarse con un escudero de muy buena apariencia, quién va a ser su próximo amo. Al principio, el chico pensaba que el escudero sería un señor rico, aunque no podía estar más equivocado. El defecto del escudero, era que vivía de las apariencias; mientras que Lázaro trabajaba, este se paseaba por el mercado haciendo ver que era un gran señor; bien vestido y de gran porte, cuando en realidad estaba tan hambriento que no podía dar un paso. Para poder comer, Lázaro tenía que mendigar y compartir lo que recibía con su amo. Cuando Lázaro descubre que en su monedero no hay ni una blanca (moneda de valor medio de la época), siente cariño por él (esto puede explicarse, que los otros amos eran ricos y no le daban nada a Lázaro; en cambio, el escudero no tenía nada que compartir más que su casa y su pobreza). Un día, llegaron los dueños de la casa a pedir el dinero del alquiler. El escudero se excusó y desapareció. Lázaro, nuevamente, se quedó solo y abandonado.

    • Tratado 4º - Lázaro y el Fraile de la Merced

    Las vecinas del escudero llevaron a Lázaro a vivir con el Fraile de la Merced, su siguiente amo. Al fraile le gustaba mucho caminar y visitar aldeas, tanto, que a los ocho días se le rompió a Lázaro su primer par de zapatos, que le había regalado el fraile. Al final del día, el fraile se iba a solas dejando a Lázaro los trabajos de la casa. Un día, Lázaro le espió y vio como este se iba con unas prostitutas a practicar el sexo. Al final, Lázaro se cansó de él y lo abandonó.

    ** Hay que resaltar que este capítulo es un capítulo que fue prohibido en la Inquisición, y que no es más que pura crítica hacia el clero de aquella época.

    • Tratado 5º - Lázaro se encuentra con un buldero

    Después de haber estado con el Fraile de la Merced, Lázaro se encuentra con un buldero (un buldero era una persona que vendía bulas, que eran unos documentos que otorgaban ciertos perdones, firmados por el papa, que la gente humilde compraba, pensando conseguir el perdón de Dios y la vida eterna). Éste era muy corrupto, ya que engañaba, junto a un alguacil (alguacil, por si no lo sabíais, era un alcalde de la época, aunque hoy en día el término se refiera a un funcionario del estado), a la gente, tratando de convencerla engañándola para que compraran sus bulas. El engaño que siempre realizaban era el siguiente:

    El alguacil empieza a discutir con el buldero. Estos cada vez se enfrentan más, hasta que todo el pueblo en el que están se entera de esta riña. Un día, el buldero, mientras está vendiendo bulas, es insultado por el alguacil. Al cabo de un rato, le entra un ataque de rabia que era ficticio. Suplicándole a Dios que le perdonase por su mala conducta, éste para con su ataque (que intentaba imitar a una posesión por parte del diablo), y es perdonado. Entonces compra una bula y termina la riña. En ese momento, todo el pueblo hace grandes colas por comprar una bula.

    Al final Lázaro también le dejó, ya que vio que su amo era un mentiroso.

    ** Este capítulo fue también censurado en la Inquisición junto al 4º.

    • Tratado 6º - Lázaro, el pintor de panderos y el capellán

    Su próximo amo fue un maestro pintor de panderos, con el cuál duró muy poco. Después haber escapado de él, conoció a su próximo amo, que era un capellán, tras haber entrado a una Iglesia. El capellán le dio a Lázaro un asno y cuatro cántaros de agua para ir a vender agua por la ciudad. Este fue el primer trabajo de Lázaro donde ganaba comisiones todos los sábados. Cuatro años estuvo trabajando para el capellán, que fue donde más duró, pero tras haber ahorrado lo suficiente para comprarse una espada y ropa usada (es decir, al haber mejorado el aspecto), le dejó.

    • Tratado 7º - Lázaro, el alguacil y su esposa

    Después Lázaro se asentó con un alguacil. Duró muy poco con él, ya que pensaba que el oficio de éste era peligroso. Llegó el día en el que el arcipreste de San Salvador vio a Lázaro y lo casó con una criada suya. Vivía muy bien con su nueva esposa, en una casa al lado del arcipreste. Luego comenzaron a correrse rumores sobre una relación entre su esposa y el arcipreste. La mujer de Lázaro lloró mucho por ver como se difundían aquellas noticias, pero Lázaro decide no hacer caso a estos rumores. Finalmente, llegó un período de estabilidad, y para él fue la mejor época de su vida, junto con la infancia con su madre y su padre.

    Aquí Lázaro acaba su carta y también acaba la historia.

  • Amos del Lazarillo

  • A lo largo de su vida, Lázaro tiene que servir a varios amos, para ser exactos, a 9. Yo voy a explicaros sus características y las representaciones que el autor ha querido darles:

    • Ciego: Primer amo de Lázaro. Es el personaje que más influye en la vida de Lázaro, ya que éste le enseñó el “arte” de la picaresca.

    • Clérigo: Segundo amo de Lázaro. Representa a la corrupción del clero en aquella época, y fue cambiado durante la Inquisición. La avaricia del clérigo lo enciega de la realidad, razón por la cual él piensa que habían ratones y serpientes en su casa comiéndole el pan.

    • Escudero: Tercer amo de Lázaro. Representa a las falsas apariencias de la época. Al contrario del resto de amos, el escudero depende de Lázaro, ya que Lázaro mendigaba mientras que el escudero se paseaba buscando una mujer que les pudiese sustentar (cosa que nunca encontró).

    • Fraile de la Merced: Cuarto amo de Lázaro. Representa a la corrupción del clero en la época. Se iba con prostitutas a practicar el sexo.

    • Buldero: Quinto amo de Lázaro. También representa a la corrupción del clero. Este era el más cruel y engañoso de todos.

    • Pintor: Sexto amo de Lázaro. Representa la clase renacentista culta y artística de la época.

    • Capellán: Séptimo amo de Lázaro. Es un oportunista que se vale de otras personas para recibir unos beneficios. Es el amo con el que más tiempo estuvo Lázaro.

    • Alguacil: Octavo amo de Lázaro. Representa la ley en aquella época.

    • Arcipreste de San Salvador: Noveno y último amo de Lázaro. Este es el amo con el que consigue la prosperidad, a pesar de que se acueste con la mujer de Lázaro. Representa la corrupción del clero, al igual que el buldero y el fraile de la Merced.

    6. Curiosidades

    El Lazarillo de Tormes es una obra que nos deja varios interrogantes sin respuesta:

    • Hay un interrogante sin resolver, seguramente el más importante, y es el de la autoría del Lazarillo. Este enigma sigue sin estar resuelto, pero una de las posibilidades más probables se centra en que el autor se centra en que el autor fue Juan de Valdés y su hermano Alfonso. Esta atribución ha cobrado fuerza recientemente debido a las investigaciones de la profesora Rosa Navarro Durán, que se basa sobre todo en el cotejo de la obra con los diálogos conocidos de Alfonso de Valdés, el Diálogo de Mercurio y Carón y el Diálogo de las cosas acaecidas en Roma, pero las semejanzas son léxicas, no textuales, y por eso no se ha confirmado todavía que los hermanos de Valdés sean sus autores.

    ** Hay que señalar que Juan de Valdés y su hermano Alfonso eran protestantes luteranos, y por esto se comprenderían los ataques en el Lazarillo hacia la Iglesia Católica.

    • Me gustaría añadir que el Lazarillo, a pesar de ser un libro que se ha conservado entero, hay algunos historiadores que piensan que el autor escribió más sobre los tratados 4º y 5º, y que después, por razones tampoco conocidas, no las incluyó en el relato.

    • Otros interrogantes abiertos que encontramos son tales como el de la segunda parte del Lazarillo. Existen dos secuelas del libro, una de ellas escrita por Juan de Luna, y otra, también anónima. La historia anónima narra la historia de Lazarillo que se convierte en trucha junto a sus amigos y familiares y va viviendo aventuras. Este libro fue un fracaso total, aunque su autor dejó una carta al final del libro, en la que especificaba que ese libro solo era una sátira, no una continuación real. La otra secuela, bastante más real y aceptada, trata de la continuación de su vida con su esposa y los problemas que va teniendo.

    • Por último, tengo que decir que debido al éxito del Lazarillo, fue traducido a varios idiomas, tanto peninsulares (euskera, catalán, gallego, valenciano) como internacionales (inglés, francés, alemán, holandés, chino, japonés, ruso, bosnio y muchos más, incluyendo el caló (idioma gitano) y lenguas muertas como latín y griego antiguo).

    7. Otros libros de la picaresca

    Antes de terminar, tengo que añadir, que yo principalmente os he hablado solo del Lazarillo de Tormes, pero que existen otros libros dentro de la picaresca, como La Celestina, Guzmán de Alfarache, Buscón llamado Don Pablos, la Pícara llamada Justina, el Guitón Honofre, Gregorio Gudaña y otras muchas más. Yo no he leído ninguna de éstas, pero me imagino que también serán interesantes. Espero que también os gusten si os aventuráis a leerlas.

  • Opinión personal

  • A mí, personalmente, este libro me gustó bastante, a pesar de tener varias dificultades mientras lo leía, ya que estaba en castellano medieval. Fue muy difícil comprender varias palabras y expresiones, pero al final pude con ellas.

    El Lazarillo es una novela tan divertida como ácida, tan amena como inquietante. El Lazarillo gusta y da que pensar.

    Es una obra que os recomendaría, ya que os engancharíais seguro. Y como dice el Lazarillo:

    - Vuestra merced verá y entenderá, que aunque digan que digan, me he librado de visitar las oficinas de empleo

    5

    Vídeos relacionados