Lazarillo de Tormes

Literatura española renacentista. Renacimiento literario. Obra anónima. Narrativa. Novela picaresca. Amos. Lazarillo. Argumento. Personajes. Ciego

  • Enviado por: Camila Aguirre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas
publicidad

Resumen de la obra:

Lázaro Gonzáles Pérez, hijo de Tomé Gonzáles y Antona Pérez, nace en Salamanca, dentro del río Tormes, por lo que recibe el apodo de “Lázaro de Tormes”. Su padre fue molinero hasta que fue apresado y condenado por ladrón cuando él tenía ocho años. Su madre tuvo luego una relación con un hombre de raza negra llamado Zaide, quienes le dieron un hermano a Lázaro. Zaide, quien robaba para sustentar a la familia, fue descubierto y azotado. Luego de sucesivos infortunios, llega a visitar a la madre, un ciego que le pidió a su joven hijo para llevárselo de mozo. La madre vio en esta situación la oportunidad de darle a Lázaro una vida mejor que la que llevaría en el pueblo y accede. Así, el joven se va con el ciego a buscar fortuna, quien, al no estar conforme con las ganancias en ese pueblo, decide irse de allí. El ciego era muy avaro, el hombre más mezquino que Lázaro vio en toda su vida. Tanto así que el joven mozo pasaba días sin comer mientras que su amo devoraba canastas de pan, longanizas y jarras de vino. Ya sin más remedio, el niño comienza a desarrollar su instinto de supervivencia y decide robar comida al ciego. Éste no tardó en darse cuenta y apenas tuvo oportunidad, le propinó una paliza que le despedazó la cara y quebró los dientes. Desde este momento, Lázaro, hastiado de los maltratos del ciego, de pasar hambre y aguantar golpizas, toma cierta distancia y recelo hacia su amo, quien más tarde decide partir a Toledo, cansado de las limosnas. Al llegar al lugar, el muchacho, otra vez hambriento, roba un trozo de longaniza al ciego, como era de esperarse, éste lo descubre y lo golpea hasta el cansancio. Harto de los abusos del avaro ciego, Lázaro decide vengarse, y en uno de sus viajes, al cruzar un arroyo, el muchacho le tiende una trampa al viejo y lo hace chocar con un árbol, cayendo este “medio muerto”, así Lázaro deja a su primer amo.

Su segundo amo fue un clérigo que le ofreció ayudar en la misa, quien resultó ser aun más tacaño que el anterior amo, ya que éste, casi lo mató de hambre. En su desesperación, Lázaro comienza a robar el pan que el clérigo tenía en un arca. Como ésta tenía llave, el clérigo pensó que serían ratones los que comían su pan, por lo que puso trampas, con el tiempo, no cazando ni un roedor, dedujo que sería una culebra. Una noche, mientras dormían, amo y mozo, el primero despertó al escuchar un silbido, y creyendo que era el reptil que nuevamente venía a vaciar su alacena, siguió el ruido, que lo llevó directamente a la cama del muchacho, descubriendo la farsa, que en realidad lo que silbaba, era la copia de la llave del arca con la que Lázaro robaba el pan, descifrando esto, el clérigo de dio una zurra que lo dejó tres días fuera de sentido. Cuando se vio recuperado, el amo lo echó a la calle.

Luego, pidiendo limosnas en la calle, conoce a su tercer amo, un escudero arruinado y en la miseria. Aunque éste no tiene dinero ni comida para ofrecerle, lo trata con respeto y caballerosidad, por lo que el niño se siente a gusto. Luego de convivir en la lóbrega y oscura casa del escudero, Lázaro sale a pedir limosnas, y termina él manteniendo y dando de comer a su amo, quien acorralado por sus deudas, abandona la cuidad, dejando al mozo a su suerte.

Las vecinas del escudero, quienes dieron comida al joven en varias ocasiones, ayudan al muchacho y lo entregan a un fraile, quien regaló a Lázaro, unos zapatos que se rompían muy fácilmente. “Por esto y por otras cosillas”, el muchacho decide apartarse del fraile.

Su quinto amo, fue un bulero estafador, que, una noche, peleando con el alguacil, quien lo trato de ladrón, afirmando que sus bulas (documento eclesiástico que certificaba, a cambio de una suma, la exención de cierta cantidad de años de purgatorio) eran falsas. Las riñas entre el bulero y el alguacil siguen en todas partes, hasta que en una misa, este ultimo, es poseído y manifiesta una especie de ataque, y al volver a su sano juicio da fe de que Dios le dijo que las bulas eran verídicas.

En realidad, era todo un plan entre el bulero y el alguacil, quienes estaban de acuerdo para vender las bulas y ganar dinero. Luego de cuatro meses, Lázaro se aparta del bulero para seguir su camino.

Después de esto, Lázaro se asentó con un capellán, que le dio un asno y cuatro cántaros, y comenzó a repartir agua por la cuidad. Éste amo pagaba al chico treinta maravedís por el trabajo. Luego de cuatro años, Lázaro juntó el dinero para comprarse su primer traje, usado por supuesto, una espada y una capa. Al verse vestido de hombre de bien, devolvió el asno al capellán, ya que no quería más ese oficio.

Por último, Lázaro, convertido ya en todo un hombre, trabajó con un alguacil, con quien no duró mucho tiempo, argumentando que el trabajo era muy peligroso. La historia finaliza, cuando el arcipreste de San Salvador, le da trabajo de pregonero y además le ofrece casarse con su criada, a lo que Lázaro acepta. Poco tiempo llevaban casados cuando las malas lenguas decían que su esposa mantenía una relación con el arcipreste. Analizando la situación, Lázaro decide hacer caso omiso a los rumores y se dispone a disfrutar de su vida, buscando la felicidad. Fin.

Comentario crítico:

Creo que este libro es una denuncia social, la única forma que tiene Lázaro para hacerle ver al mundo las injusticias y abusos que con él cometían. Las golpizas y la hambruna eran muy comunes en la época en la cual suceden todos los acontecimientos relatados. De hecho, la edad medieval se caracterizó por la pobreza, la mala calidad de vida de la gente, las enfermedades, la escasez de comida y los fraudes o engaños económicos. En este libro, se pone al descubierto varias realidades que en ese momento formaban parte de lo temas “tabú”. Uno de ellos es la manipulación de la iglesia y como engañaban a los creyentes, usando el nombre de Dios para estafarlos y engañarlos, claro está en el tratado quinto, donde el bulero y el alguacil, quien era la máxima autoridad en la cuidad en esos tiempos, se confabulan para estafar a la gente. Desafortunadamente Lázaro nació en los tiempos donde el trabajo infantil era permitido y muy mal pagado (si es que era pagado de alguna forma). En este periodo histórico, los señores se buscaban mozos jóvenes como el protagonista de esta historia, para, más que ayudante, esclavo, y se sentían con el derecho de golpearlos, matarlos de hambre y además obligarlos a trabajar para ellos prácticamente gratis, que negocio más rentable.

Me apena que esta obra no tenga un autor al cual se pueda homenajear por su trabajo, si bien, es un poco complejo de leer, por sus claros problemas de coherencia y cohesión, atreverse a escribir una denuncia social de éste tipo, en esos años probablemente hubiese sido prohibida, quemada y su autor ahorcado, pero en un futuro, cuando los tiempos cambiasen sería digno de reconocimiento.

Cabe destacar que el muchacho, traía desde su hogar, una formación valórica sólida (solo robaba por necesidad y desesperación), de no ser así, fácilmente habría sucumbido en la tentación, estafando con el bulero y el alguacil, o vengándose de todos aquellos que mal le hicieron. Ante todo Lázaro era un buen muchacho, y escogió el buen camino, se esforzó para lograr sus metas, y lucho hasta el final para encontrar la felicidad que tanto anhelaba.

Relación:

“Lazarillo de Tormes”, Novela Autor Anónimo - “La espada en la piedra”, Película de Disney.

La película que yo escogí, trata de un joven muchacho que trabaja como mozo para dos escuderos ambiciosos y avaros que solo querían conseguir la corona y ser reyes. Para lograr su objetivo, debían sacar una espada que por muchos años había estado clavada en una piedra con la siguiente leyenda: “Quien de esta piedra logre retirar la espada, tendrá que asumir como Rey, inmediatamente”. Al igual que ellos, muchos ambiciosos lo intentaron, pero sin lograr moverla un centímetro. El protagonista de ésta historia, llamado Arturo, y apodado “Grillo”, por su apariencia escuálida y débil, al igual que Lázaro, debió aguantar los golpes de parte de sus amos, estuvo días sin comer, apunto de morir y tenía la obligación de trabajar para ellos sin ganar nada a cambio. Un día como cualquier otro, Arturo acompañó a su amo a un campeonato, donde acudirían escuderos de todo el mundo. En el camino, el chico se percata de un gravísimo problema, ¡Había olvidado la espada de su amo!, y si este se enteraba, era capaz de matarlo. En su desesperación, Arturo recorrió la cuidad por todos lados, intentando conseguir una espada, hasta que, justo en medio de la plaza, una espada brillaba clavada a una piedra. Tan contento estaba el muchacho que corrió hasta el lugar, tomó la espada y tiró de ella, desenterrándola inmediatamente y sin problema la filosa arma. No dudó un segundo en llevársela a su amo y que éste no notara que no era la propia, pero en cuanto llegó al lugar, todos reconocieron la legendaria espada en la piedra. Asombrados, comenzaron a interrogar al niño y descubrieron que realmente el chico decía la verdad, que la había encontrado clavada justo en medio de la plaza. Así, Arturo, cumpliendo con la legenda, se convirtió en rey, se libró de sus malvados amos y logró ser feliz luego de tanto sufrimiento e injusticias.


Puntos de semejanza:

  • Ambos protagonistas trabajan como mozos.

  • Ambos tienen amos tacaños, ambiciosos y abusadores.

  • Ambos pasaron mucha hambre e injusticias

  • Tienen físico similar, delgado, débil, ojeroso y enfermizo.

  • Luego de mucho sufrimiento, logran ser felices.

Puntos de diferencia:

  • Lázaro tenía una familia, Arturo nunca conoció a sus padres

  • Arturo terminó siendo rey, Lázaro, un humilde pregonero.

  • Lázaro se casó joven, Arturo vivió gran parte de su vida soltero.

  • Lázaro tuvo muchos amos, Arturo solo los dos escuderos

  • Lázaro era español, Arturo era inglés


Bibliografía:

  • Libro: La vida de Lazarillo de Tormes”, Autor Anónimo, Colección Básica EURA, Ediciones EURA, SANTIAGO, Chile 1994.

  • http://es.wikipedia.org/wiki/Bula

  • http://www.edu365.cat/eso/muds/castella/lectures/lazarillo/antes.htm

  • Colección de películas Disney, “La espada en la piedra”, Disney productions, 1963