Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Tratado III. Perfil psicológico de personajes: Lázaro y el escudero

  • Enviado por: Don Toto
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

DEPARTAMENTO DE CASTELLANO

“Análisis y comprensión paulatina del tratado tercero”

- 2000 -

ÍNDICE

Índice 3

Introducción 4

Perfil psicológico del escudero 5

Perfil Psicológico de Lázaro 6

Análisis paulatino del tratado tercero 7

Conclusión 12

Bibliografía 13

-3- INTRODUCCIÓN

Lo que se pretende lograr en este trabajo, es la buena comprensión del texto que hemos leído. También queremos profundizar a cada uno de los personajes del libro, y analizarlos formalmente para así tener una visión clara, y lograr un entendimiento adecuado sobre las acciones que estos mismos manifiestan durante el curso del relato.

Este trabajo, lo hemos dividido muy simple y compresivamente, para así no complicar al lector del mismo con detalles complicados. Primero que nada, hacemos un perfil psicológico del escudero, este personaje que a simple vista parece un tipo absolutamente normal, pero que basta estudiarlo unos segundos para descubrir su verdadera naturaleza. Seguimos con un perfil psicológico de Lázaro, este inocente niño que por falencias del destino, se encuentra solo y con hambre, y sigue al escudero viéndolo como un buen amo y amigo. Lo que sigue a continuación, como dice el título, es el análisis paulatino del texto, el cual vamos releyendo, analizando, descubriendo y comentando, para lograr tener una visión mas clara, una critica mas concisa y así lograr que el lector descubra todos los trasfondos y agudezas de las cuales se manejan a lo largo del relato.

Este trabajo sólo alude a una cosa en particular, y es que se logre el entendimiento y compresión del cuento. No es posible que por el echo de que tal vez no se halla entendido el lenguaje usado, y la forma en que ese relata la historia, alguien halla pensado que no es un cuento de gran peso sobre la sociedad y el hombre. Es por eso que humildemente, creemos que mediante la lectura de este trabajo, la visión del texto, o por lo menos del tratado tercero, quede más clara, he incentive a cambiar los falsos prejuicios a los que se pudo llegar alguna vez por el simple echo de que no se entendió bien, o no se aclararon algunos puntos importantes, los cuales pretendemos aclarar inmediatamente, en el trascurso de lo que hemos escrito.

Creemos que la mente y el corazón se podrían abrir a este tipo de lectura, que por el simple echo de que su lenguaje es obsoleto, mucha gente lo rechaza, sin darse cuenta del terrorismo literario que están cometiendo.

Sin dar mas vueltas al asunto, sólo deseamos que gocen de nuestra creación, y que por sobre todas las cosas les sirva y les quede el significado real de las cosas que leen, y que después de terminar de leer este trabajo, miren el resto de las cosas que leen con ojos críticos, analizadores y contemplativos, para así poder llegar a entender el verdadero sentido que da el autor de los cuentos, a los cuentos.

-4-

PERFÍL PSICOLÓGICO DEL ESCUDERO

Personajes como el escudero, abundan en el mundo, tan solo con verlos unos minutos se pueden distinguir fácilmente. ¿Cuál es el objetivo de un comportamiento como este?. ¿Que es lo que motiva a la gente presentar una imagen falsa de su personalidad y realidad?. Tal vez nunca lo sepamos, o tal vez nosotros somos escuderos frente a otras personas. El punto es que esta actitud propia de la gente farsante y tramoyista, se basa en que no importa lo poco que se tenga, o lo mucho que escaseen las cosas, sino que a como de lugar deben mostrarse gente importante, miembros del jet-set. Como si así fueran a ganar el respeto y el cariño de la gente.

Nuestro personaje, el escudero, no desmiente de esta definición. Y así tal como lo describe el tratado tercero, él se hace pasar por un gran señor de nobleza, siendo que no tiene donde caerse muerto. A primera vista él es un señor honorable, pero dentro de sí, siempre anda tratando de aferrarse a la vida como pueda. Podríamos decir que este personaje se cree muy bien su propio cuento. Es cosa de ver como actúa frente a la gente, las indicaciones que le da a Lázaro, y los rituales elegantes y ordenados de sus pertenencias tales como la espada, la cama, etc...

Este personaje es orgulloso a morir, y es por eso que aunque se muera de hambre, jamás va a pedir un mendrugo de pan. Pero tampoco es tonto, por lo cual se las ingenia para decirle indirectamente a Lázaro, que lo alimente. Tiene un gran carisma, como suele pasar que lo tengan gente como él. Y usa este don para infundir confianza a las personas, que luego se dan cuenta que este noble personaje no es tan noble como parecía. Es curioso que Lázaro recuerde con cariño e incluso lástima al escudero. Podríamos afirmar que tal vez es porque Lázaro se dio cuenta de la situación económica y social del escudero.

A pesar de todo esto, a las únicas personas a las cuales no se les puede engañar es la Dios y a uno mismo. Es por eso que el escudero, hace estafas tal como lo pudimos ver, y es por eso que deja a Lázaro. El escudero bien sabe todas sus limitaciones y ventajas, y las aprovecha al máximo usando toda su gracia y soberbia para impresionar a la gente.

Por culpa de gente como él es que existe el cinismo, y la desconfianza abunda, sin poder ir más lejos se aprovecha de los de buenas intenciones y sentimientos con sus mentiras y fachadas. Podríamos poner en conclusión que hay un pequeño escudero dentro de cada uno de nosotros, que en uno esta mas desarrollado que en otros es indudable e indiscutible. Pero es algo innato en la gente. Posiblemente el autor de este cuento trata de personificar el egocentrismo, la hipocresía, el cinismo y la mentira de la gente en este místico personaje, o tal vez no.

-5-

PERFÍL PSICOLÓGICO DE LÁZARO

Lázaro nació como cualquier niño, inocente, bueno y tranquilo. Pero fueron las cirscusntacias y las necesidades económicas y sociales que trasformaron a este niño en un hombre ágil, ducho en el arte de sobrevivir en un mundo como en el que vivía, pillo en los negocios y en general hábil de mente y de manos. Lo cual era muy necesario para un niño de sólo ocho años en un mundo en donde la violencia social es demasiado grande.

Sin lugar a dudas la experiencia fue la escuela de Lázaro, ya que con la experiencia se logra la perfección, y en su mayor parte su gran mentor fue el ciego. Lázaro había sido entregado a este de una manera muy drástica y dura, por su madre que lo havia abandonado, no por no haberlo amado sino por necesidad. Y desde allí empezó a tener que utilizar su astucia e intelecto para ingeniárseles, y así poder burlar al ciego poder sobrevivir por sí mismo. El ciego le dijo cosas muy ciertas a Lázaro, las cuales le ayudaron para desempeñarse en su vida acostumbrada. El primer gran consejo que le da fue a la salida de su cuidad, después de golpearlo contra un toro de piedra, para así probar la astucia de éste, la cual no se había desarrollado lo suficiente hasta ahora y las palabras del ciego fueron fulminantes: “Necio, aprende, que el mozo de un ciego un punto ha de saber más que el diablo”. Sin lugar a duda Lázaro recordaría esas palabras por el resto de su vida. Y también servirían para detonar en él la idea de que ya no se encontraba más en el ceno materno, sino que desde ese minuto tendría que utilizar todas sus aptitudes para salir adelante, Lázaro guardaba muy bien todas estas lecciones, que le serian de gran utilidad en el futuro. Muy cierto es que Lázaro es vivo y aprende a la primera, ya que desde ese minuto se las ingeniaría para poder burlar y engañar al ciego, desde robarle un poco de comida, pasando por robarle el vino, hasta desvolverle la mano haciendo que este se estrelle contra un poste. Pero en el fondo Lázaro tiene buen corazón y no le deseo nunca mal a nadie. Y a pesar de que hubo momentos en que quisiera haber visto al ciego muero y enterado, le recordaba como un maestro, y como una persona inteligente y hábil en su oficio.

Lázaro empieza a usar su pícara astucia a muy temprana edad, ya sea con el ciego, con el clérigo o con cualquier amo. Tan solo hay que ver como Lázaro, con un poco de ayudad divina, se las ingenia para no morir de hambre con el clérigo.

Pero nos hemos descentrado mucho del tema principal. No todo en la vida de Lázaro fue tristeza y desgracia. Podemos asegurar que al haber pasado por una serie de sucesos como los que pasa este niño, lo convirtieron en hombre, y quedo preparado para las situaciones que acometerían en su vida adulta. Eso indudablemente fue necesario para continuar con su vida.

Él nunca mas aspiró a saber de problemas y engaños en los cuales se podría ver afectado, todo esto fue gracias al escudero, el cual fue un amo que donde no tenía nada, comparado con el ciego o el clérigo, los cuales tenían alimentos y Lázaro se las ingeniaba para robarles, pero en cambio el escudero no tenía absolutamente nada para alimentarse, por lo cual Lázaro tenia que alimentar lo al él.

La buena gracia y el buen corazón de Lázaro se agudizan en su estancia con el escudero, que a pesar de no tener nada material, logra provocar un cambio en el sentir de Lázaro. Y este fue fundamental en su relación con la demás gente.

-6-

ANÁLISIS PAULATINO

DEL TRATADO TERCERO

El encuentro de Lázaro y el escudero.

El encuentro de Lázaro con su nuevo amo, representa una nueva luz de esperanza en la vida de éste. Al encontrarse con este personaje, bien vestido, bien peinado, y con paso firme y orgulloso, el que demostraba ser una persona de honor y benevolencia, digno de un príncipe, o más bien un escudero. Lázaro inmediatamente comprendió o mejor dicho pensó que todos sus problemas habían terminado cuando Dios le puso enfrente a este elegante y pomposo escudero. Para complementar la presentación, de éste, sin humildad alguna felicita a Lázaro por la suerte de haberse encontrado con un gran caballero como él, con unas palabras muy dignas las cuales fueron: “”Dios te ha hecho merced de topar con migo. Alguna buena oración rezaste tú hoy”. Estas palabras llevaron a Lázaro, sin sospechar lo que en realidad quien era este escudero, a seguirlo y convertirse en su mozo.

Aquí desde el principio el autor, anónimo, nos muestra el personaje del escudero como una persona orgullosa y soberbia, lo cual es un incentivo para describir lo que vendrá a continuación. También el autor muestra a Lázaro como alguien bastante ingenuo, y de una credibilidad muy grande, fácil de convencer y engañar, cegado tal vez por la imagen y la necesidad, o mejor dicho despreocupado de lo externo de la persona misma.

Las falsas esperanzas de Lázaro hacia el escudero

Haciéndose muy notorio, el escudero se pasea por al feria mayor, mostrando toda su esbeltez y elegancia. Pero para sorpresa de Lázaro, que pensaba que iba a saciar su apetito con las provisiones que ahí comprarían, el escudero pasaba de largo y no compraba nada. Después va a oír misa muy devotamente, o por lo menos eso aparenta. Después de pasear por toda la cuidad luciéndose, se detienen frente a su casa y hace prácticamente un ritual al sacar la llave, para abrir la gran puerta de esta. El minucioso rito para doblar su capa, con las manos limpias, para proceder a interrogar a Lázaro sobre su precedencia y de cómo había llegado ahí.

Lázaro estaba sorprendido por el lugar en donde vivía el escudero, frió, sin muebles, casi podría decirse que era una pocilga. Pero aún así Lázaro miente sobre algunas cosas de su precedencia para asegurarse de caerle bien al escudero. En todo caso lo único que importaba a Lázaro en ese minuto, era saciar su hambre.

El escudero se pasea por los lugares públicos, no por las diligencias que tenga que menester, sino por el simple echo de que le gusta que la gente lo vea, con su esplendorosa apariencia, aparentando ser alguien que no lo es y es demostrado en el acontecimiento de la entrada a su casa, la cual fue un ritual para sacar la llave y así abrir la puerta de esta, pero la casa en si no merecía tal acontecimiento.

Lázaro, todavía no quiere abrir los ojos a la verdad, mas bien inocentemente sigue teniendo esperanzas que su amo sea lo que dice y aparenta ser. Y ve a su amo como alguien importante que lo va a tratar muy bien a futuro.

El escudero hace un ritual señorial con sus objetos, para darles importancia, valor y para demostrar al mundo que lo que él tiene es sumamente precioso, pero en realidad todo es falso, todo es una vil actuación del escudero hipócrita que trata de impresionar a la gente, pero en realidad lo único que consigue es demostrar que en realidad no tiene nada.

El autor se burla irónicamente de la gente que lo poco que tiene lo guarda con un celo considerable, y con estas actitudes, quiere representar enfrente de los ojos del lector situaciones obvias para que se den cuenta de la realidad del escudero. Lázaro cada vez más extrañado por los hechos que ahí acontecían hizo todo lo que su amo le decía para así lograr que lo alimente después.

-7-

La cruda realidad se aclara

Aquí Lázaro, ya moribundo por no haber comido desde que fue echado de la casa del clérigo, sacó un pedazo de pan el cual con gran esfuerzo se lo había ganado en la calle limosneando, y lo empezó a comer. En ese mismo instante el escudero, el cual lo vio, le dijo que se arrimara y disimuladamente con unas palabras con las cuales uno pensaría que es minucioso en la elección de los alimentos, ya que lo cuestiona por el trozo de pan que Lázaro estaba comiendo. Después de esto, el escudero logra que Lázaro o más bien le arrebata un pesado considerable de su pan y el escudero comienza a comerlo y Lázaro al ver este acontecimiento se apura ya que pensó que si él termina primero querría más y Lázaro no podría satisfacer su gran hambre con el trozo que el escudero le había dejado.

Desde el instante en que el escudero llama a Lázaro y le cuestiona sobre su trozo de pan, el autor nos trata de demostrar una persona que se preocupa de las comidas, pero esto es falso, ya que el escudero mas bien no se preocupó si ese pan estaba echa de manos limpias o de buena mano, sino que comió velozmente para que Lázaro no le quitara el pedazo de pan que había logrado arrebatarle a éste. Así se demuestra la falsedad del escudero el cual presumiendo que ya había desayunado y que nunca almorzaba, le arrebató un trozo de pan a Lázaro, de esta manera queda demostrado que el escudero tenía hambre, pero no lo decía directamente para que no digan que el es un necesitado.

La armonía del escudero

Después del echo del pan, el escudero lleva a Lázaro a su pieza en la cual le muestra como hacer la cama, pero en la cual no hay mucho que hacer ya que era un negro y sucio colchón al cual ya casi no le quedaba lana. Esto lo hacía para que después Lázaro la hiciera por sí mismo. Lázaro no entiende cuál era el fin de esto, ya que el negro y duro colchón, era tapado por unas prendas muy delgadas.

En este párrafo el escritor nos muestra que el escudero cuida lo que tiene, aunque es muy poco. Y es armonioso en lo que hace para demostrar mas de lo que en verdad tiene. Es claro que el escudero sabe que el lecho donde dormía era casi una bazofia, pero sin importar eso le da una importancia categórica al hecho de hacer la cama, de la cual se siente orgulloso y ciegamente no reconoce que es una porquería.

El escudero envuelve su realidad

Llegada la hora de comida, tanto deseada por Lázaro, este perspicaz personaje vuelve a disculparse, diciendo que era muy peligroso el salir a comer a fuera, debido a la cantidad de ladrones que se encontraban en la ciudad. Y para colmo de males, complementa su mentira diciendo que él los otros días había comido afuera.

Lázaro, no pone oposición a la petición del escudero de pasar la noche sin comer, y apunta que él ya ha pasado ya muchas noches sin comer, y si uno vive comiendo poco, él viviría toda una vida.

Nuevamente el escudero recurre a la mentira para salvar su posición y su orgullo, diciendo que es peligroso, cuando en realidad no tiene ni un peso para pagar un pan. Lázaro no se opone, para así no perder la gracia de su amo.

-8-

La absurda ceremonia

En su primer día de Lázaro como mozo del escudero, es obligado a ayudarle a vestirse para así después salir a lucirse a las calles, en esta parte el escudero cuando se coloca la espada en su correspondiente lugar, la desenvaina y se la muestra a Lázaro diciéndole:

“¿Vesla aquí? Yo me obligo a cercenar un copo de lana”.

Y Lázaro entre dientes le responde:

“-Y yo con mis dientes, aunque no son de acero, un pan de cuatro libras”

Aquí se comparan los pensamientos de dos persona ya sea el escudero con Lázaro, ya que el escudero es una persona la cual vive preocupada de aparentar algo que no es y Lázaro en lo único que piensa en ese minuto es en comer y piensa en como va a sobrevivir a la siguiente merienda.

Lo que aparenta ser el escudero

El escudero le pide a Lázaro que vigile la casa en su ausencia y este armoniosamente deja su vivienda caminando erguidamente hacia la iglesia. Al salir Lázaro se dice a sí mismo que quien le viera en ese momento pensaría que es alguien cercano al rey o camarero que le daba de vestir, pero en realidad este personaje sé la había pasado todo el día de ayer sin haber probado bocado y mintiendo para evitar ser descubierto por aquello.

En estos momentos Lázaro comienza a reflexionar sobre el verdadero amo que tiene, y se da cuenta de su juego, ya que le dice a Dios, que cuanta gente se vería engañaba por la apariencia del falso escudero.

Aquí Lázaro se da cuenta de que el escudero trata o mejor dicho logra aparentar lo que no es, por esto Lázaro se da cuenta que si se esperaba de brazos cruzados a que el escudero le diera de comer se moriría de hambre tarde o temprano, por lo cual él se emprende por el pueblo en búsqueda de comida, ya sea por la limosna o las suplicas.

Lázaro por primera vez abre los ojos, dándose cuenta que su amo es una fachada, y de que él dependía la sobré vivencia de él, y tal vez de los dos.

Lázaro sustenta al escudero

Después de que el escudero deja la casa, ya pasadas las dos de la tarde, Lázaro deja la casa sin esperanzas algunas de que su amo regrese con comida para saciar su hambre, es por eso que Lázaro no sabe que hacer y lo único que se le ocurre es salir de la casa y buscarse el mismo que comer. Pero al llegar a la casa se encuentra con su amo el cual le dijo que él ya había comido al no encontrarlo por allí, pero todo esto es mentira ya que el escudero no había comido nada desde el pedazo de pan que le dio Lázaro, es por eso que Lázaro se emprendió a comer sus meriendas.

A todo esto Lázaro se fija de reojo en el pobre escudero el cual miraba los pedazos que iban a dar a la falda de él, Lázaro al ver esto siente pena por el escudero y Lázaro indirectamente le ofrece, ya que él sabe que si le ofrece directamente, el orgulloso escudero le iba a decir que no.

Es a sí como el escritor nos dice que el escudero a pesar de las mentiras para encubrir su verdad es descubierto por Lázaro, el cual sin mas remedio se enfrenta a la verdad, la cual es aterradora, que el escudero no tiene absoluta mente nada y que él lo tendría que sustentar para así sentirse bien con si mismo. A pesar de que Lázaro sabe que esta persona es farsante, le da lastima, y teme herir su orgullo, lastima tal vez, porque Lázaro es inocente y de buen corazón.

-9-

Las conclusiones de Lázaro

Así estuvieron viviendo algún tiempo, gracias a las limosnas que Lázaro se conseguía, y que le convidaba al escudero. Lázaro sabía, y se sentía extraño, ya que gracias a él era que podían seguir viviendo. Pero a pesar de esto no estaba molesto con el escudero, mas bien sentía lástima y simpatía por aquel hombre que por orgulloso, era capaz de morir de hambre. También sentía lastima del escudero, porque él sabía que el escudero no le podía dar nada, porque nada tenía, a diferencia del ciego y del clérigo, que no daban por tacaños o por desnaturalizados.

Aquí se muestra lo compasivo y comprensivo que es Lázaro. En vez de enojarse y marcharse, por el hecho de que él asumía la responsabilidad de que ni uno de los dos muriera de hambre, comprende lo difícil que es la situación del escudero. Un tipo tan orgullos y sin dinero, es realmente complicado, es por eso que Lázaro le tiene simpatía, y lo entiende, es distinto del ciego y del clérigo, que a pesar de tener los medios, no fueron capaces de alimentar propiamente a Lázaro.

Las cosas mejoran

La situación, había empeorado demasiado, incluso estuvieron uno o dos días sin comer. Sobrevivieron gracias a unas vecinas que les daban sustento.

Pero empezó a mejorar ya que el escudero consiguió un poco de dinero y lo que consiguió lo dio a Lázaro para que este comprara comida y vino, y así poder comer como príncipes, que mucho les hacía falta.

Por primera vez el escudero se muestra como una persona buena. Ya que lo primero que hace cuando tiene dinero, es gastarlo para el bien de los dos. E incluso se muestra la parte humana del escudero, ya que en un lapso en que Lázaro estaba desconcertado y algo asustado, y este personaje, lo consoló y le dio confianza.

El escudero reconoce la verdad

Lázaro después de un tiempo empezó a preguntarse de donde provenía este tramoyista escudero, ya que él desde el primer día en que se topo con el escudero, se dio cuenta de que el escudero era forastero. Pero todo llega a su fin un día en el cual tuvieron una comida muy provechosa, en la cual los dos quedaron muy contentos y fue allí cuando el escudero le contó a Lázaro su proveniencia. Le cuenta que él vivía en Castilla la Vieja y fue desterrado de allí por no quitarle el bonete a un caballero vecino. Después de esto él lo perdió todo, explicándole así que había venido a esta tierra a buscar riqueza, ya que las había perdido todas en su destierro.

El autor nos quiere decir que el escudero a pesar de su orgullo le cuenta esto a Lázaro ya que él se da cuenta que Lázaro es muy buena persona y nunca haría mal alguien. Es por eso que el escudero le cuenta su proveniencia y que hacia en ese pueblo y es aquí cuando Lázaro se da cuenta de quien es el escudero en verdad y cambia no totalmente su pensamiento sobre él si no que lo mira con otros ojos.

La traición del escudero hacia Lázaro

Después de que el escudero le cuenta la verdad a Lázaro. Arriban a la casa dos personas, una el capitalista de la casa el cual le exigió al escudero pagar el arriendo de la propiedad y anexamente una anciana la cual también le estaba exigiendo arriendo, pero por la cama. El escudero sin mas remedio alguno deja la casa agregando que tenia que ir a

-10-

hacer unas diligencias en la plaza para conseguir el dinero necesario para pagar el arriendo de ambas cosas. El escudero al fin y al cabo escapa de la casa dejando a Lázaro sólo y con toda la responsabilidad en sus hombros, pasado esto las personas indignadas por el acto del escudero, embargan la casa de éste pero al no encontrar nada que les fuera útil para pagar la deuda amenazan a Lázaro con llevarlo a la cárcel. Lázaro como no tenía mayor partido en el asunto, lo dejan libre.

Aquí nuevamente se nos muestra, después de la notoria mejoría de Lázaro con el escudero, que el escudero deja a Lázaro por no ir a la cárcel y es así que Lázaro realmente se da cuneta de quien es en realidad el escudero, una persona que nunca va ser fiable, a la cual nunca se le van a poder confiar cosas, también se da cuenta de que el escudero es una persona embustera y oportunista.

Es aquí cuando Lázaro queda sólo de nuevo sin amo dándose cuenta de la calidad de gente, por la cual estamos rodeados hasta el día de hoy y que viven entre nosotros.

-11-

CONCLUSIÓN

Después de haber efectuado este prolongado proyecto, podemos ultimar que:

  • Este cuento después de haberlo leído varias veces, tiene una gran significancia, ya que el trasfondo de los personajes y de la historia, no se percibe a la primera leída, sino que hay que profundizar bien y plantearse bien las cosas para poder comprender bien el significado del cuento.

  • Reduciéndonos sólo al tratado tercero, podemos inducir que el autor, nos quiere abrir los ojos, y mostrarnos como en el mundo existe gente del tipo del escudero, que engaña, trampea y trata siempre de aparentar lo que no es. Esta regla se cumple hasta el día de hoy.

  • Muchas veces la gente que menos tiene es la que más da, el ciego y el clérigo, eran tacaños, porque eran avaros, e inescrupulosos. Pero el escudero no daba porque no tenía nada que dar, en ese sentido si se les quita todo lo que poseen a la gente, queda solamente la espiritualidad y la voluntada, que en definitiva es lo más importante, incluso gente como el escudero que es farsante e hipócrita se puede demostrar que tienen un gran corazón en el fondo, muy en el fondo.

  • Uno propone y Dios dispone, es una de las grandes cosas que se pueden sacar de este cuento. Lázaro nunca tubo suerte con sus amos, la pasó muy mal. Tubo frío, hambre y necesidades, pero aún así, no se dio por vencido, y al final logro surgir y convertirse en hombre de bien.

  • -12-BLIBLIOGRAFÍA

    Arze S, Patricia: “ CASTELLANO IIIº MEDIO ”

    Arrayán editores, Santiago - Chile, 1987.

    Chiqui Producciones: “ Joyas Literarias Ilustradas ”

    Editorial Planeta, Sirvengrafic - Barcelona, 1989.

    Larousse: “ SINONIMOS & ANTONIMOS ”

    Ediciones Larousse, Arngensola - Madrid, 1988.