Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Argumento. Caracterización de Lázaro. Contexto español de la primera mitad del Siglo XVI

  • Enviado por: Ale Niky
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


PROFESORADO EN LENGUA Y LITERATURA

TRABAJO PRÁCTICO

LAZARILLO DE TORMES

(Autor: Anónimo)

'Lazarillo de Tormes'

Materia: Literatura Española

CONSIGNAS

1)- Caracterizar a Lázaro dando ejemplos.

2)- Ejemplificar el desengaño, la decadencia espiritual, la importancia del parecer.

3)- Indicar dos o tres pasajes que le parezcan críticos a las costumbres o personas.

4)- Reflexionar y analizar dentro del contexto de la España de la primera mitad del siglo XVI, el alcance de la afirmación final: -“pues en este tiempo estaba en mi prosperidad y la cumbre de toda buena fortuna”, “hay que arrimarse a los buenos”-

5)- Explicar ¿por qué el hidalgo no trabaja?.

RESPUESTAS

1)- Lázaro es un individuo de baja extracción social, vagabundo y servidor de una sucesión de amos, que lucha por saciar el hambre, salir de la marginalidad, encontrar un lugar en la sociedad.

Su figura es la del antihéroe, opuesto al héroe hépico y al caballero andante.

Las características del protagonista se presentan en un orden cronológico:

La “gran calabaza” de Lázaro contra el toro de piedra y el Topetazo del ciego contra el poste; parecen claro que son cara y cruz de una sola moneda (Lázaro demuestra haber aprendido la lección, vengándose del mendigo con una estratagema paralela).

2)- Recurre al engaño y a la burla por hambre

Tratado 1ero pag. 39 - 41 - trat. 3ero pag.58

“acordé en el suelo del jarro hacerle una cuentecilla y agujero sotil, y delicadamente con una muy delgada tortilla de cera taparlo...”

“...como vi que él quebraba la postura, no me contenté ir a la par con él, más aún pasaba adelante: dos a dos, y tres a tres, y como podía, las comía...”

“con todo eso, yo le satisfice de mi persona lo mejor que mentir supe, diciendo mis bienes y callando lo demás...”

Decadencia espiritual

En el Lazarillo había un propósito didáctico- moral que destaca la acción del medio-pobreza-hambre y la responsabilidad en que incurren los amos, con su conducta y mal ejemplo, sembrando el desengaño religioso en un niño, inclinándolo a la práctica del engaño, la mentira, la hipocresía; fomentando su tendencia al parasitismo y su materialismo; provocando en forma progresiva, su deformación espiritual y moral.

Tratado 1ero pag. 37 “- Parescióme que en aquel instante desperté de la simpleza en que como niño estaba. Dije entre mí: verdad dice éste, que me cumple avivar el ojo y avisar, pues solo soy, y pensar cómo me sepa vale”.

El parecer

Trat. 7mo pag.84 Un arcipreste lo favorece, lo hace casar con una criada de él. Es verdad que “las malas lenguas que nunca faltaron” no los dejan vivir, sugiriendo que su mujer es la querida del sacerdote. (Lázaro ha subido a la “alta cumbre de toda buena fortuna” y por ello hace caso omiso, y mira para otro lado antes que perder su posición.

Trat. 3ero pag. 65 “...no sé yo como o dónde andaba y qué comía.

¡y Velle venir a mediodía la calle abajo, con estirado cuerpo mas largo que galgo de buena casta! Y por lo que toca a su negra, que dicen, honra, tomaba una paja de las que aun asaz no había en casa, y salía a la puerta escarbando los que nada entre sí tenían...” (se escarbaba los dientes para simular que acababa de comer)

3)- Trat. 5to: “Cómo Lázaro se asentó con un buldero, y de las cosas que con él pasó” El buldero o expendedor de bulas de este episodio embauca a la gente para lograr compradores.

En el quinto por mi ventura di, que fue un buldero el más desenvuelto y desvergonzado, y el mayor echador dellas que jamás yo vi, ni ver espero, ni pienso nadie vio; porque tenía y buscaba modos y maneras y muy sutiles invenciones. En entrando en los lugares do habían de presentar la bulla, primero presentaba a los clérigos o curas algunas cosillas, no tampoco de mucho valor ni substancia: una lechuga murciana si era por el tiempo, un par de limas o naranjas, un melocotón, un par de duraznos, cada sendas peras verdiñales.

“informábase de la suficiencia dellos; si decían que entendían, no hablaba palabra en latín por no dar tropezón, mas aprovechábase de un gentil y bien cortado romance y desenvoltísima lengua. Y si sabía que los dichos clérigos eran de los reverendos, hacíase entre ellos un santo Tomás, y hablaba dos horas en latín, a lo menos que lo parecía aunque no lo era.

“Y otras veces con mañosos artificios, y porque todos los que le veía hacer sería largo de contar, diré uno muy sutil y donoso, con el cual probaré bien su suficiencia.”

Trat. 1ero pag. 36 - 48 “no nos maravillemos de un clérigo, ni de un fraile porque el uno hurta de los pobres, y el otro de casa para sus devotas y para ayuda de otro tanto, cuando a un pobre esclavo el amor le animaba a esto.”

El mero hecho de no practicar la caridad si no la mezquindad y la ruindad de lo que caracterizaba lo eran que su profunda religiosidad sea puesta en tela de juicio, “pues ya conmigo tenía poca caridad, conmigo usaba más “

4)- Lázaro de Tormes, no es hijo de ningún rey sino del molinero Tomé

González y de la lavandera Antonia Pérez.

Este no llega a casarse con una princesa: “la cumbre de toda buena fortuna” para él la boda con la barragana de un clérigo y un nombramiento de pregonero es haber alcanzado la cumbre. Aquí Lázaro ha hallado asiento definitivo en Toledo. El esfuerzo propio y el favor ajeno le han conseguido una plaza de pregonero; y ella le ha franqueado el camino a provechosas amistades.

Al inicio de las páginas Tomé González es apresado y por ello Antona Pérez, viéndose desvalida, “determinó arrimarse a los buenos” (y serás uno de ellos) y al final de los tratados Lázaro también determinó arrimarse a los buenos.

Es Constante la repetición con respecto a esta expresión ya que si bien Lázaro estaba establecido con casa, con familia y trabajaba, no se critica la fuente con que se le proveen los pagos a sus tareas, de cierto es que el arcipreste favorece a Lázaro y a su mujer con los dineros mal ganados en el abuso de su ministerio.

ANALICEMOS PUES: Lázaro no ha subido, a lo mas ha dejado de ser un pobretón que rodaba de camino en camino y de amo en amo para tener ahora un oficio modesto.

En esa época el que accedía a ese puesto pertenecía a la baja nobleza. En el siglo XVI había graves problemas económicos, incrementando el número de mendigos y vagabundos como consecuencia de las guerras y del despoblamiento del campo.

Las ideas erasmistas (Recordemos que el humanista holandés Erasmo aspiró a una religión marcada por un regreso a las fuentes del cristianismo primitivo y depurada de supersticiones y abusos) y de la contrarreforma opinan que la iglesia tuvo mucho que ver con el florecimiento de la picaresca. Hay varios rasgos que suelen vincularse con el erasmismo: uno es la crítica que se deja traslucir en el episodio del burdero que defrauda la buena fe de la gente; el otro es la frecuente alusión a la falta de caridad en los clérigos, aquellos que más debieran cultivarla. La caridad es una de las virtudes que más preocupaban a los erasmistas por considerarla el signo del cristiano.

Todo gira ante una exaltación del sentimiento de la honra basada sólo en apariencias externas.

De todas maneras el propósito de Lázaro está cumplido, pues se acercó a los buenos, considerando que los buenos son aquellos que hacen que goce de todo favor y ayuda y logre estar de esa manera en la cumbre de toda buena fortuna.

5)- Se sabe que en esta época se observaba mucho la conducta de los distintas clases sociales de esta España en el siglo XVI y XVII.

Los hidalgos, eran de nobleza de cuna (hijo de un hombre que en algo vale). Ellos mostraban rechazo al trabajo por considerarlo degradante.

En Lazarillo especialmente el escudero, pasa necesidades por aparentar ser rico y a pesar de ello no busca hacer ningún trabajo. Es más hasta llega a permitir ser mantenido por su criado.

El escudero sale cada día a la calle, en vano, con la esperanza de ser contratado por algún caballero. Es incapaz de trabajar con sus propias manos para sobrevivir, pero disimula la miseria saliendo a la calle con un palillo de dientes para hacer creer a quien lo mire que ha comido.

Infancia

Inocencia

Maltrato

Tras duro aprendizaje

Agudiza:

El ingenio y se vuelve (pícaro)

travieso, astuto, y hasta vengativo.

Por hambre recurre al engaño y roba para subsistir

Aunque adopta una forma no muy cristiana de vivir, ya que vagabundea es caritativo y solidario.

Finalmente decide “arrimarse a los buenos”, y logra tener un lugar un tanto respetable en la sociedad.

Tratado 1ero pag. 37 “ - Necio, aprende, que el mozo del ciego un punto ha de saber más que el diablo - ”.

Trat. 3ero pag. 62- 63 - 64 Téngase en cuenta la calidad del sentimiento de que es capaz Lázaro ante quien, como él padece los mismos males. “...Tanta lástima haya Dios de mí como yo había dél, porque sentí lo que sentía y muchas veces había por ello pasado...”