Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Personajes. Estructura. Argumento. Recursos literarios

  • Enviado por: Patricia García
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

Patricia García Sánchez 3ºB nº3

LAZARILLO DE TORMES

I) INTRODUCCIÓN:

  • Autor: la obra es anónima, desconocemos quién pudo ser su autor.

II) LA NOVELA PICARESCA: El Lazarillo fijó los rasgos propios del género picaresco, donde el protagonista, de baja condición social, cuenta en forma autobiográfica sus andazas deshonrosas para conseguir ascender socialmente, aunque normalmente no lo logra.

III) PUNTO DE VISTA: la obra es una novela autobiográfica ya que Lázaro es el protagonista y nos cuenta su vida en primera persona. El relato también va dirigido a otra persona, a la que llama “Vuestra Merced”, por lo tanto éste relato es una carta con la que Lázaro responde a “Vuestra Merced” y le cuenta toda su vida. Por otra parte, diría que el narrador es omnisciente, es decir, que el Lazarillo lo sabe todo: sabe lo que dice cada personaje, lo que piensa, etc.

IV) PERSONAJES:

Principales: Lazarillo de Tormes.

Secundarios:

  • El ciego: es el que más cosas le enseña, por ejemplo: aprende a pedir limosnas, también aprende que en la vida se tiene q ser espabilado, se acostumbra a recibir palizas, etc.

  • El clérigo: con él aprende a robar en el arca de su amo y a comerse su comida.

  • El escudero: el Lazarillo llega a la conclusión de que la honra y el buen aspecto no sirven de nada si no tienes dinero ni para comer ni para nada.

  • El fraile: no le enseñó nada y Lazarillo se marchó pronto.

  • El buldero: aprendió la lección de callar y mantenerse al margen cuando conviene.

  • El capellán y el alguacil: son sus últimos amos. No le enseñaron nada ya que el Lazarillo ya era mayor y ya no les necesitaba para nada más que no fuese para ganar un poco de dinero.

V) ESTRUCTURA EXTERNA: la obra consta de un prólogo y siete tratados.

VI) ESTRUCTURA INTERNA: la novela está estructurada en tres partes fáciles de identificar:

  • Presentación: va desde el principio, donde el autor, que es el propio Lazarillo, nos explica dónde nació y quienes son sus padres hasta que su madre ya viuda le envía con su primer amo, el ciego.

  • Nudo: va desde que el Lazarillo ya está con el ciego, y después pasa a servir a los otros seis amos restantes: el clérigo, el escudero, el fraile, el buldero, el capellán y finalmente el alguacil, con todos sus correspondientes sucesos dentro de cada uno, hasta que después de estar con el alguacil muy poco tiempo se va.

  • Desenlace: va desde que se va de su último amo y se gana la vida honradamente de pregonero hasta que se casa con una criada y vive felizmente el resto de su vida.

VII) MANEJO DEL TIEMPO: en la obra, los sucesos se cuentan a partir de cómo van pasando los años. Empieza cuando el Lazarillo es pequeño y termina ya mayor cuando se casa con una criada.

VIII) ASPECTOS LINGÜÍSTICOS:

REFRANES

  • Más da el duro que el desnudo”: significa que qué más da el que tiene algo que el que no tiene nada.

  • “San Juan y ciégale”: el Lazarillo lo utilizó para expresar su deseo de que el clérigo no logre ver su artilugio, y se lo pide a san Juan, que es el Santo de los criados.

  • “Escapé del trueno y di en el relámpago”: el Lazarillo usó esta expresión para dar a entender que salió del ciego que era muy cruel y se fue con el clérigo que aún era peor.

  • “No hay libro, por malo que sea, que no tenga alguna cosa buena”: significa que todos los libros tienen algo bueno.

  • “La honra cría las artes”: significa que los autores quieren que sus obras sean reconocidas.

EXPRESIONES POPULARES

  • “Marido y señor mío”: significa Dios mío.

  • “Manténgaos Dios”: se solía decir cuando no querías tener nada que ver con alguien; es como si se dijera “ya te apañarás”

RECURSOS LITERARIOS

  • Diminutivos: “fuentecilla”, “golpecillo”…

  • Repeticiones sonoras: “por el asa asido”

  • Exageraciones: nariz luenga y afilada [...]. Se había aumentado un palmo [...]. Me llego a la gulilla [.].

  • Aliteraciones: “y comamos hoy como condes”

  • Rimas: “como sin marido y sin abrigo se viese”

  • Juegos lingüísticos: “quise mal al mal ciego”

  • Sinónimos: “industrioso e inventivo de mi amo”

  • Hipérbaton: “que en casa del dicho Comendador no entrase, ni al lastimado Zaide en la suya acogiese”.

  • Polisíndeton: “y dende en adelante mudó propósito, y asentaba su jarro entre las piernas, y tapábale con la mano, y ansi bebía seguro”.

  • Perífrasis: “queriendo asar el que de ser cocido por sus deméritos había escapado”.

  • Antítesis: “el día que enterrábamos, yo vivía”.

  • Paradoja: “el amo alimentado por el criado”.

IX) ARGUMENTO: Lázaro nació en el río de Tormes y de ahí viene el sobrenombre de Lazarillo de Tormes. Era hijo de Tomé González y de Antona Pérez, naturales de Tejeras, un pueblo de Salamanca. Más tarde su padre murió en la guerra y entonces él y Antona se fueron a la ciudad, donde su madre se dedicaba a guisar y a lavar ropa de los caballeros. Al poco tiempo tuvo un hijo con uno de ellos. Posteriormente, Antona, sirviendo a los del Mesón de la Solana, entregó a Lázaro a un ciego que por allí venía. El Lazarillo ya tenía su primer amo, el ciego, que era muy listo y enseñó al Lazarillo a vivir la vida. El ciego era muy avaricioso y casi no alimentaba a su sirviente, por lo cual éste le hacía algunas travesuras como beberse el vino con una pajita o cuando comían el racimo de uvas y el Lazarillo las comía de tres en tres o cuando le cambió la longaniza por un nabo en el bocadillo. Ésta última casi le cuesta la vida, ya que el ciego le propinó una gran paliza. De ahí viene el gran odio que el Lazarillo le tenía a su amo. Un día, para vengarse de todo lo que le había hecho, le guió por un arroyo en el que se tenía que saltar, entonces el mozo saltó y esquivó el poste que había enfrente, pero después saltó el ciego y se dio con toda la cabeza en el poste y cayó desplomado en el suelo medio muerto, entonces el niño aprovechó la ocasión y se marchó corriendo.

Después del ciego, se encontró, en Maqueda, con un clérigo, su próximo amo, que aún era más avaricioso que el ciego y le hacía pasar mucha hambre, pera el Lazarillo era muy astuto y un día le pidió a un calderero una llave para abrir el arca dónde de sacerdote guardaba todo el pan y los quesos para cuando éste se encontrara haciendo la misa, él se lo comía y después decía que eran los ratones o las culebras. Pero la alegría no le duró mucho tiempo ya que el clérigo le descubrió y le echó de casa.

Una vez despachado, el Lazarillo se fue a Toledo, y allí encontró a su nuevo amo, un escudero. Con éste amo pasó mucha hambre ya que era pobre y no tenía ni para él mismo, es más, el Lazarillo le tenía que mantener con lo que conseguía pidiendo limosnas a la gente del pueblo. Un día, un hombre y una mujer le alquilaron la casa y le dieron entre los dos doce o trece reales, con los que el escudero se marchó y dejó abandonado al Lazarillo.

El próximo amo fue un fraile, que lo único que hizo es darle unas zapatillas al niño. Más tarde se le rompieron y después se fue.

El siguiente amo que tuvo fue un buldero, que se ganaba la vida predicando las bulas a la gente del pueblo, pero al final resultó ser todo un montaje entre el alguacil y él, que entre los dos hicieron creer a la gente que el buldero podía hablar con Dios mediante una gran actuación del alguacil, que era su socio y se partían los beneficios.

Después de dejar al buldero, Lázaro fue a parar a manos de un capellán, que lo utilizaba para repartir el agua por el pueblo. Gracias al dinero que sacó pronto se pudo comprar ropa nueva y entonces se marchó con su último amo, el alguacil, que no estuvo mucho tiempo con él porque era un oficio peligroso. Desde entonces, el Lazarillo, ya crecido, no tuvo ningún amo más y se ganaba la vida de pregonero. Más tarde se casó con una criada del arcipreste de San Salvador, con la que vivió felizmente el resto de su vida.

X) RESUMEN:

TRATADO PRIMERO: Cuenta Lázaro su vida y cuyo hijo fue.

En este tratado cuenta Lázaro las grandes dificultades de su madre para criarlo y cómo al no poderse ocupar bien de él cuando un ciego se lo pidió para su propia ayuda la mujer accedió. Lázaro cuenta como su amo se ganaba la vida astutamente. Con el tiempo Lázaro fue aprendiendo del ciego entre capones y bastonazos. Pero un día Lázaro se cansó y le hizo pasar al ciego una muy mala pasada y así se libró de éste.

TRATADO SEGUNDO: Cómo Lázaro se asentó un clérigo y las cosas que con él pasó.

Cuando Lázaro pedía limosna un clérigo se le tomó por suyo, dados los conocimientos de éste para ayudar en misa. El clérigo a pesar de no estar escaso de comida a Lázaro le mataba de hambre. Este gracias a su picardía consiguió alimentarse bastante bien. Un día el clérigo que ya sospechaba gracias a un error de Lázaro le descubrió y seguidamente le echó.

TRATADO TERCERO: De cómo Lázaro se asentó con un escudero y de lo que le acaeció con él.

Cuando Lázaro estaba pidiendo limosna se cruzó con él un hidalgo que le tomó por su propiedad. Este hidalgo era de buena apariencia pero poco a poco Lázaro se da cuenta que es el amo más pobre que nunca tuvo y llegó al punto de tener que alimentarse de las limosnas que Lázaro recibía. Su amo a pesar de su imagen era un vulgar escudero este por orgullo abandonó a el Lazarillo.

TRATADO CUARTO: Como Lázaro se asentó con un fraile de la Merced y de lo que le acaeció con él.

Unas mujercillas que Lázaro conocía le recomendaron un, un fraile de la Merced, con razón porque seguramente les había “calzado los zapatos” este enseñó a Lázaro a conquistar mujeres lo que en la obra se nombra como remendar zapatos. El lo abandona a causa de que no puede seguir el ritmo de su amo.

TRATADO QUINTO: Cómo Lázaro se asentó con un buldero y de las cosas que con él pasó.

Los bulderos eran los sacerdotes encargados de recoger limosnas. El amo de Lázaro tenía gran habilidad en este oficio pero Lázaro al ser un chico listo y con los ojos muy abiertos descubrió en este su amo y en un alguacil amigo suyo los engaños que sufría la sociedad de aquella época.

TRATADO SEXTO: Cómo Lázaro se asentó con un capellán y lo que con él pasó.

Un día entrando Lázaro en la iglesia, un capellán salió a su encuentro y le tomó por suyo con la aceptación de Lázaro. Con este Lázaro tenía un trabajo, se sacaba dinero y cuando reunió el suficiente dinero para poder vestirse respetablemente abandonó el oficio. En este tratado Lázaro empieza a ser “hombre” y valerse por si mismo.

TRATADO SÉPTIMO: Cómo Lázaro se asentó con un alguacil y de lo que le acaeció con él.

Lázaro es nombrado ayudante del alguacil pero los peligros y las malas vivencias pudieron con él y le hicieron dejar el trabajo y dedicarse a ser pregonero, en este oficio conoció a bastante gente. Se casó con una criada y sin hacer caso a los rumores que corrían a su alrededor no tuvo sospechas y fue feliz.

XI) TEMA: la obra es una sátira anticlerical, pues cinco de los amos a los que el Lazarillo sirve pertenecen a la Iglesia. La obra también critica la honra, ya que por aquella época todo se basaba en las apariencias, el dinero, el que dirán, etc.

XII) CONCLUSIÓN Y VALORACIÓN CRÍTICA: pienso que el autor no puso su nombre a la obra porque es lo que se les pasaba por la cabeza a los españoles de entonces y el sólo lo quiso plasmar en un papel.

La novela es bastante entretenida, pero a veces se hace pesada por el lenguaje que utiliza.