Lazarillo de Tormes

Renacimineto literario. Novela picaresca. Relaciones. Lázaro. Amos. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Silvyx
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad

Trabajo del Lazarillo de Tormes

  • Teoría de autoría:

  • Se publicó en el 1554 en Alcalá, Burgos y Amberes a la vez y no se sabe realmente quién fue su autor.

    Muchos caracterizan esta obra por su anonimato, aunque recientemente se ha podido relacionar como autor a Diego Hurtada de Mendoza.

    Aunque sin poder asegurarnos de quién era el autor, no hay duda de que tuvo que ser un hombre muy instruído y gran conocedor de la vida.

    Una de las últimas tesis sobre la autoría se argumenta en dos cosas:

    • Demuestra los parecidos entre algunas escenas de “Diálogo de Mercurio y Carón” y el Lazarillo.

    • El modelo del Lazarillo es “La Celestina”, porque “La Celestina” al final termina con el castigo de las personas que llevaban mala vida y la moralidad va a ser el último fin del Lazarillo.

    • Aunque no lleguemos a saber quién fue su autor, queda asegurada la importancia de la obra, cuya calidad literaria ha de ser apreciada con independencia de quién sea su autor. Ya que pocas obras llegan a ser tan eternas después de varios siglos.

  • La picaresca y la autobiografía:

  • Se creo en España. Se fundó como una reacción contra los libros de caballerias; en definitiva, era una oposición del realismo (novela picaresca) contra el idealismo (novela de caballerias).

    • Características:

    • Fondo realista:

    Tanto su lenguaje como los personajes con todo su entorno son o pueden ser creíbles y reales.

    • Forma narrativa autobiográfica:

    El mismo protagonista es el narrador de sus aventuras y picardías. Eso quiere decir que el narrador está en primera persona. En la mayoría de estas obras, el protagonista es un pícaro, definido como un hombre de baja condición social, vagabundo y sin un oficio determinado.

    • Carácter satírico:

    El pícaro suele ser el criado de un señor arruinado, un clérigo avaro,... que normalmente o bien lo ridiculiza o lo maltrata, y cuando la situación se tuerce en benefició del pícaro, con gran astucia se aprovecha.

  • Explica y describe la relación de Lázaro con cada uno de sus amos:

    • Lázaro y el ciego:

    El nombre de Lazarillo de Tormes viene por su nacimiento en el río Tormes.

    Lázaro cuando era pequeño, quedándose sin padre, fue vendido por su propia madre como criado a un ciego. Con su estancia con el ciego, Lázaro aprende a ser astuto y pícaro.

    Una de sus anécdotas más importantes fué cuando Lázaro, viendo como su amo se hartaba de beber vino de una jarra, se aprovechó de su ceguedad, y con una caña empezó a beber de la jarra, pero cuando ya perdió la vergüenza, el ciego se dió cuenta, y en un segundo le estampó la jarra en la cara rompiéndole los dientes. Después de muchas otras vivencias Lázaro abandona al ciego.

    • Lázaro y el clérigo de Maqueda:

    Un día se topó con un clérigo, del cual se hizo su criado. Al cabo de poco tiempo, la situación de Lázaro empeoró, el clérigo lo mataba de hambre. Guardaba toda la comida en un arca cerrada bajo llave. Así que Lázaro se dió cuenta de que como continuase comiendo de las sobras de su amo, acabaría muerto de hambre, y así que pensó en un plan para hacerse con un poco de comida.

    Y ese día llegó cuando un calderero fue a vender sartenes, Lázaro le pidió que probara si alguna de las llaves que llevaba podía abrir el arca, y cuando la encontró, se la pago con parte del contenido del arca. Lazarillo solo comió un poco de lo que había para no levantar sospecha. Pero el clérigo avaro decidió contar los panes y así llegó otra vez la mala suerte a Lázaro.

    Unos días después decidió ingeniar un plan para poder picar de los panes, así que un día cogió un cuchillo y llenó de agujeros el arca, su amó pensó que el único animal que podía hacer semejante cosa era una culebra; así que puso trampas en los quesos y un gato para proteger el contenido del arca, pero todo fué inútil. Hasta que una noche en la que oyó un ruido, el clérigo armado con un palo se acercó al muchacho, y como éste, por miedo a que el clérigo le encontrara la llave se la escondió en la boca, y por el silbido que ésta producía, el clérigo creyó que Lázaro era la culebra y le atizó bien fuerte.

    Descubierto el plan y mal herido, fué curado por los vecinos y despachado por el clérigo.

    • Lázaro y el escudero:

    Estando en Toledo, mientras se le curaban las heridas, mendigaba con buen resultado, hasta que se le curaron las heridas y el mendigar ya no daba su fruto.

    Empezó a buscar amo y lo encontró. Era un escudero. Sus ropas eran elegantes y al no preocuparse de buscar comida, le dió a entender que ya estaría preparada en la casa. Así paso la mañana; pero al llegar a la casa del escudero Lázaro se desanimó. No había comida y encima el escudero hablaba y se comportaba como si la hubiese. Lázaro no tuvo más remedio que mendigar, y de lo que sacaba lo compartía con su amo, para que no pareciese hambriento. Esto lo hacía Lázaro por pena, ya que sus antiguos amos tenían y no daban; pero este no tenía.

    Pero un día el ayuntamiento decretó que todos los mendigos saliesen de la ciudad, así que tuvieron que estar una temporada sin comer. Hasta que un día consiguieron un real y comieron, entonces el escudero le contó que su estancia en Toledo era por una cuestión de honor con otro caballero de su tierra.

    Más tarde entraron en una casa pidiendo el alquiler de una cama, el escudero le dijo que se esperase allí, que ahora iría a la plaza a pedir y que volvería por la noche; pero no volvió y arrestaron a Lázaro para que dijera donde se encontraba el escudero, pero como él no lo sabía, lo dejaron libre.

    • Lázaro y el fraile de la Merced:

    Un día, unas mujeres parientas de un fraile aconsejaron a Lázaro que fuese a servirle, el fraile lo acogió y le regalo unos zapatos que le duraron lo mismo que su estancia con él; ocho días.

    Este capítulo esta censurado, y se comenta que es porque el fraile mantuvo relaciones sexuales con el Lazarillo.

    • Lázaro y el bulero:

    Su quinto amo era un bulero, vendedor de bulas, para lo cual tenía una habilidad increíble, y si no lo conseguía se vengaba del pueblo.

    En Sacra de Toledo no consiguió vender ninguna así que sé compinchó con el alguacil, y al día siguiente durante la misa se enfrentaron. El alguacil sostenía que las bulas eran falsas mientras que el bulero lo negaba. Entonces el bulero pidió que quien dijese mentira fuese castigado, y así ocurrió, pues el alguacil comenzó a gritar y a retorcerse mientras le salía espuma por la boca.

    Los habitantes al verlo pidieron desesperadamente comprarle una bula y que se olvidara de todo lo ocurrido. Así lo hicieron, y después de pasarle la bula al alguacil, comenzó a mejorar.

    Después de este milagro todo el pueblo compro bulas, y Lázaro al ver que el alguacil era compinche del bulero, y no quería entrar en esa farsa, se marchó.

    • Lázaro y el capellán:

    Después de servir a un maestro pintor de panderos, un capellán le dió un buen trabajo. Consistía en vender el agua que llevaba un asno por el pueblo. Este trabajo le fué bien, y al cabo de unos años logró algo de dinero con el que comprarse ropa nueva y abandonó a su amo en busca de un trabajo mejor.

    • Lázaro y el alguacil:

    Esta vez tomó como amo un alguacil, pero enseguida se separó de él porque era un trabajo muy peligroso, ya que muchas noches eran atacados por retraídos.

    Después de muchos años y esfuerzo logró su primer oficio real, pregonero. Acabó casándose con una mujer que le era infiel, aunque él lo permitía, ya que como excusa a ésta situación, le recordaba su pasado (como pasó de ser un niño abandonado, a un hombre con un buen trabajo y bien situado).

  • Opinión personal:

  • El libro me ha gustado, ya que leyendo sus capítulos me lo he pasado bien, y a la vez he compadecido a Lázaro, por la mala suerte casi continua en su vida, además sus historias te enganchan por lo divertidas que son.

    Pero sin duda lo que más me a gustado, ha sido como el autor a escrito el principio y el final de la obra, reflejando como el Lazarillo a pasado de ser un niño caído en desgracia, a un hombre bien situado, donde su único problema son las infidelidades de su mujer, a las cuales no le da importancia.

    En definitiva, es un libro muy ameno, que recomiendo leer a todo tipo de gente.