Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Argumento. Personajes. Estructura. Contexto histórico-social. Recursos literarios

  • Enviado por: Dreammer paco
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

  • Contexto histórico-social en el que se desarrolla la obra.

  • La época de este libro es del siglo XVI en el renacimiento, desde un punto de vista político-social, se abandona progresivamente el sistema feudal imperante en la edad Media en beneficio de la burguesía. Como consecuencia de estos cambios ideológicos y sociales, en el siglo XVI se producen hechos importantes como el nacimiento de nuevas nacionalidades, el desarrollo de la industria y la economía de mercado.

    Durante el imperio de Carlos I de España y V de Alemania, era presente una política imperial, que consiguió muchas victorias militares pero que no era todo grandeza en el imperio, ya que detrás de su apariencia hegemónica, ofreció un cúmulo de tensiones sociales y una amarga verdad de hambre y miseria, cuya realidad cotidiana era mucho más auténtica que la espectacularidad de las victorias bélicas. Al mismo tiempo una gran tensión económica reinaba en la zona, porque ni la riqueza venida de América bastaba, provocando la hipoteca de los bienes de Castilla. La decadencia interna iba agravándose por la guerras; por la emigración de la juventud a las ciudades o a América, y la consiguiente despoblación del campo; con la decadencia de los hidalgos y su absoluto desprecio por el trabajo; con la desocupación cada vez mayor de la población, agravada por la vuelta de muchos soldados que a su regreso se encontraban sin oficio ni beneficio; por la españolísima cuestión de las castas sociales y una estéril concepción del honor basada en las apariencias y en el dinero. Todo ello fue creando un fondo social de hambre, mendicidad y delincuencia, con la proliferación de mendigos, vagabundos, malhechores o bandoleros, cuya realidad social recoge la novela picaresca, en sus pícaros vagabundos, estafadores, en sus indigentes hidalgos y con un total desprecio del trabajo, etc; en la novela también es presente la cuestión social del honor, la presencia del antihéroe y la obsesión de la limpieza de la sangre, fenómeno que influyó a la creación de esta novela picaresca.

    2. Breve resumen de las estancias de Lázaro con sus amos.

    El ciego, es el primer amo de Lázaro, y el que más influencia aporta en la vida del pícaro, por ser éste quien le enseña a ser astuto, tramposo, e incluso vengativo. El ciego le enseñaba como era la vida a Lázaro mediante golpes, a como obtener comida y a conseguir dinero. Era tramposo y avaro, un mendigo como Lázaro. Él decía que podía predecir el sexo de los bebés de las mujeres que estaban embarazadas, lo cual le hacía ganar dinero mediante sus servicios, y a veces servía como si fuese un médico. Lázaro lo deja ya que con él no consigue apenas comida.

    El clérigo, segundo amo de Lázaro, que representa el tema de la corrupción del clero, ya que éste es avaro y no tiene escrúpulos. Guardaba el pan de la misa en un arca para comérselo él sólo. Él ofrecía a Lázaro comida que supuestamente había sido pulverizada por ratones. La avaricia del clérigo lo encierra de la realidad, razón por la cual piensa que había ratones en su casa comiéndole el pan. El clérigo es una persona un poco contradictoria al decir que los sacerdotes han de ser templados en su comer y beber, y que él no se desmadra como otros, pero en las cofradías y mortuorios comía y bebía más que nadie.

    El escudero, tercer amo de Lázaro, que refleja las falsas apariencias de la época. Lázaro pensaba que él era un hombre rico y de bienes, ya que era lo que aparentaba, pero luego se da cuenta de que no era lo que él pensaba sino todo lo contrario. Lázaro aprende a valerse por si solo para buscar alimento no sólo para él, para el escudero también. En este caso, los papeles entre el amo y Lázaro cambian: el escudero depende de Lázaro en vez de Lázaro depender del escudero. El escudero luego lo abandona, y Lázaro vuelve a la calle.

    El Fraile de la Merced, cuarto amo de Lázaro, que le da a Lázaro su primer par de “zapatos”. Él es un fraile corrupto. Las ansias de Lázaro en este momento no era por mujeres, sino por comida, lo que hace que Lázaro lo deje. Una vez más, Lázaro vuelve a mendigar por las calles.

    El buldero, quinto amo de Lázaro, que lo deja por tener muchas relaciones con él. Este representa la falsa religiosidad. Él fue el amo más falso y que peor trato da a Lazarillo de toda la novela. El buldero vendía bulas solamente para lucrarse de las ganancias, y éste convencía a la gente para que las comprara. Era tan falso que llegó al punto de hacer un pacto con un alguacil para hacer un "drama" dónde el alguacil iba a fingir haberse muerto, y luego haber sido revivido milagrosamente por las bulas, y esto lo hacía para hacer creer la gente que las bulas hacían milagros. Lázaro lo deja porque éste no le atendía mucho.

    El maestro de pintar panderos, sexto amo de Lázaro, con el que también sufrió muchos males y con quien lo único que hacía era molerle los colores para pintar los panderos.

    El capellán, séptimo amo de Lázaro, que le ofrece el primer trabajo con sueldo. Es una persona que se vale de otras para recibir unos gratos beneficios. Lázaro estuvo cuatro años con este amo, hasta que logró recibir la cantidad de dinero que necesitaba para comprarse otra ropa diferente de la que llevó tanto tiempo y una espada. Una vez Lázaro obtuvo lo que necesitaba, dejó a su amo y su oficio.

    El alguacil, octavo amo de Lázaro, que representa la ley en aquella época, pero no es del agrado de Lázaro ya que encuentra el oficio de su amo muy peligroso, así que éste lo deja.

    El Arcipreste de San Salvador, noveno y último amo de Lázaro, que es el amo que le consigue la esposa a Lázaro, y que representa también la corrupción del clero ya que habían hechos en la novela que esclarecían las relaciones que mantenía entre la esposa de Lázaro y el arcipreste, pero Lázaro no hace nada al respecto porque al haberse casado por interés le da igual lo que haga su mujer.

  • Señala y explica cómo va evolucionando la personalidad del protagonista. ¿Qué experiencias fueron las que más contribuyeron a formar su personalidad?

  • El protagonista cambia y evoluciona, pues su personalidad se va formando según experiencias y los hechos que vive; al principio de la novela es un niño que no tiene conocimientos de la vida, al que sus amos juegan malas pasadas, pero a medida que pasa el tiempo, aprende a espabilarse por si solo y se vuelve más astuto para conseguir comida, aunque esto le provoque la ira de sus amos.

    Las experiencias que más contribuyeron y enseñaron al Lazarillo a formar su personalidad se produjeron en los tres primeros capítulos, coincidiendo con su período de aprendizaje y de formación de su personalidad. Lázaro empezó su aprendizaje con el golpe contra el berraco por parte de las burlas tradicionales, después con el golpe que le da en la cara con el jarro de vino su amo el ciego. Cuando abandona al ciego, le hace pagar todo lo que le ha hecho, ahí demuestra que ha adquirido la facultad de la venganza. Con el clérigo busca la forma de comer, y al no poder usar las tácticas que con el ciego, usa otras nuevas, momento en que evoluciona sus personalidad y su pensamiento. Con el escudero aprende que las apariencias engañan, y que uno tiene que espabilarse por si mismo para comer. Con los otros amos no aprende muchas cosas, hecho que se identifica con un paralelismo entre lo que aprende, la extensión de los diversos tratados y su estancia con los diversos amos. Aunque hay que destacar la experiencia que vive con su esposa y el Arcipreste, pero ésta no se puede considerar dentro de su aprendizaje ni formación de su personalidad, porque Lázaro ya es una persona adulta.

  • ¿Hay alguna relación entre el prólogo y el último capítulo de la novela? Razona tu respuesta.

  • En el prólogo el autor nos cuenta la razón por la que escribe este libro y nos dice también que explicará los rumores que se cuentan sobre las relaciones entre su mujer y el arcipreste, pero dice que empezará por su niñez para explicarlo mejor. Él se confiesa que no es un santo como sus vecinos, hecho que de alguna manera justifica a su mujer y afirma que el arcipreste, como vecino suyo, no es un santo, ya que conoce sus engaños.

    En el último tratado después de dejar al capellán, Lázaro se asentó con un alguacil. Duró muy poco con él, porque le pareció que el oficio de su amo era peligroso. Un día el arcipreste de San Salvador vio a Lázaro y lo casó con una criada suya. Vivía muy bien con su nueva esposa, en una casa al lado del arcipreste. Luego comenzaron a formarse cuentos sobre su esposa y el arcipreste. La mujer de Lázaro lloró mucho por estos cuentos, pero Lázaro la tranquilizó. Lázaro decide no hacerle caso a los cuentos para que no hubiera una intervención en su felicidad. Finalmente llegó a un período de estabilidad en su vida, y para él no había nada mejor aunque conocía que su mujer no le era fiel, pero este hecho no le importó ya que su matrimonio fue de conveniencia.

    La relación que existe entre el prólogo y el último capítulo es que parece ser que el protagonista explica en el prólogo una historia, donde menciona los problemas con su mujer a Su Merced, hecho que al final resuelve en el último tratado, donde da más detalles y explica el porqué de que él no haga nada al respecto sobre el romance que vive su mujer con el arcipreste, y parece ser que todos los hechos que explica en los tratados son datos que nos aporta hasta el desenlace final, como una forma de seguir el desarrollo de la historia desde su infancia para llegar a la conclusión final, donde esclarece las cuestiones.

  • Destaca y comenta los episodios de la novela que te hayan parecido más jocosos. ¿Es el Lazarillo una novela divertida? Razona tu respuesta.

  • La novela del Lazarillo de Tormes parece una obra jocosa en su totalidad, hecho discutible, pero lo que es mucho más difícil de aceptar, es que se trate únicamente de una lectura cómica, humorística, o meramente artística de la que no se pueden excluir otras interpretaciones, que son las que le dan tanta importancia a la obra por encima de otras de su época y género. Durante los relatos del Lazarillo de Tormes suceden diversas situaciones un tanto jocosas, pero que en realidad su contenido es moralizador y con un gran significado de enseñanza hacia el joven, quien lo único que desea es aprender para no depender de sus amos, aunque los métodos que estos últimos usan con él no sean de su agrado. Situaciones que tuvieron lugar con el ciego, el clérigo y el escudero que parecían un tanto divertidas por el desarrollo de los acontecimientos, en realidad lo único que contenían era un espíritu moralizador y de enseñanza por parte de los amos y por parte de Lázaro de aplicación de lo que iba aprendiendo y de venganza por las situaciones en las que se veía envuelto contra su voluntad. Esta novela tiene más contenido crítico hacia la sociedad española de la época y a las clases que imperaban en esta de lo que parece a simple vista, ya que gracias a los recursos lingüísticos utilizados por el autor, como sus ironías, sátiras, etc el contenido y el significado de la obra va más allá de cuatro situaciones un tanto jocosas, en teoría divertidas.

  • ¿Se nos da una visión crítica de la sociedad española? ¿Qué aspectos se reflejan?

  • El Lazarillo, escrito en un lenguaje sencillo, es una novela realista, que refleja la sociedad española del siglo XVI, muchas veces con una clara intención de crítica social, particularmente contra los clérigos. Es también la primera narración que deja de ocuparse de héroes y caballeros para contar las aventuras de un personaje de condición humildísima. Las ideas principales que se nos dan a conocer en este libro son dos, la primera es la crítica dirigida al estamento eclesiástico y la otra la de el honor. El sistema de servicio a varios amos ofrece al autor un adecuado vehículo para la crítica de diferentes estamentos sociales, que tenían unos privilegios y un lugar en la sociedad muy variable según sus diversos oficios. Otro de los aspectos que se critican, pero de una manera un tanto pasajera, es la situación en la que se veían envueltos los clérigos con las mujeres y señoras de la ciudad, porque éstos últimos parece ser que no habían realizado el voto de castidad ya que las juergas que se permitían, a veces con el consentimiento de los maridos de las mujeres pero otras sin que estos supieran nada, eran muy sonadas, y alguna vez había ocurrido que tuvieran hijos con éstas pero no los reconocieran para dejar en un buen lugar a la iglesia, aunque todo el mundo conocía la verdad.

  • Compara la extensión de los tres primeros capítulos con la de los cuatro últimos.

  • El libro se podría dividir en dos partes, del capítulo uno al tres y del capítulo cuatro al siete. Desde el capítulo uno al tres se nos muestra a Lázaro en forma de niño, un niño pobre que está en las manos de unos dueños sin compasión, que se lo hacen pasar muy mal, y por ello tiene que robar e ideárselas para conseguir de la manera que sea comida. Estos tres capítulos se nos muestran de una forma más extensa y detallada, ya que Lázaro tiene mucho que aprender, y por este motivo de sus largos períodos con sus primeros amos. En los otros capítulos, el tema que destaca ya no es el hambre que pasa, sino que se centra en la maldad de la persona adulta y en la pérdida de lo único común entre pobres y ricos, el honor. En el tratamiento del tiempo se puede observar que en los tres primeros capítulos es mas lento, coincidiendo con su aprendizaje, lentitud que se relaciona con los momentos de hambre del pícaro y que culmina en la extrema necesidad; después se aprecia una rápida aceleración en el transcurso temporal, tanto que en muy pocas líneas se resumen años, en los que Lázaro no aprende grandes cosas, hecho evidente en los últimos capítulos.

  • Explica cuál es el caso en torno al cual se estructura el relato.

  • El caso inicial entorno al que se estructura la novela, es la superación que desarrolla Lázaro entorno a sus amos, ya que estos le van machacando dejándole sin comida y tratándole de una forma deplorable, pero a su vez él se venga de una manera peor al trato recibido, subiendo el listón de la venganza cada vez más alto, y después de hacerles pagar el trato recibido les abandona en busca de un mejor amo, hecho que no siempre se cumple tal y como se refleja en la novela. Se demuestra que el trato que recibe Lázaro es peor cuanto más alto nivel en la sociedad y poder económico poseen sus amos, y mejor cuanto más pobres son sus éstos. La novela se desarrolla entorno a la crítica social de la época, donde resaltan las clases sociales y estamentos, el sistema de gobierno, la iglesia,...

     

  • Enumera todos los lugares por donde pasa Lázaro desde su ciudad natal hasta Toledo.

  • Lázaro de Tormes, nace en el pueblo de Tejares, concretamente en el río Tormes, ahí de su nombre; pronto va con su madre a Salamanca; de Salamanca parte con su primer amo, el ciego, hacia Toledo, en el camino pasó por Almorox, después por Escalona, una vez aturdido el ciego fue a parar a Torrijos; al día siguiente se dirigió a Maqueda, pueblo toledano, para mayor seguridad; una vez dejó al clérigo, va a Toledo donde encuentra al escudero, seguidamente con el buldero está en la Sagra de Toledo, comarca toledana fronteriza con Madrid, a continuación pasa por La Mancha hiendo a parar a Toledo.

    10. Analiza algunos recursos lingüísticos relevantes como la ironía y el empleo de refranes, por ejemplo.

    En la novela del Lazarillo de Tormes se han introducido diversos recursos expresivos y literarios para el enriquecimiento del contenido de la novela y que sea más rica para el lector. Se utilizan: metáforas, comparaciones, enumeraciones, ironías,...

    El recurso expresivo de la ironía es muy común en esta novela, ya que el autor se basa en ella para dar a conocer al lector la idea del mensaje que quiere transmitir al escribir el libro; el uso de los refranes por parte de alguno de sus amos refleja la enseñanza moral que se intenta transmitir; aunque la forma de transmisión no sea muy ortodoxa, para los amos lo que importa es el contenido de éstas y no la forma mediante la que se transmiten. Se destaca la ironía y la parodia, y de ahí se desvía el humor, la sátira y los siempre presentes sarcasmos. El autor utiliza la sátira en esta novela como medio para criticar y ridiculizar la sociedad de aquella época.

    11. Opinión personal de la novela.

    Esta novela no es unas de las que salvaría si se acabara el mundo por diversos motivos, porque me resulta un tanto repetitiva en sus comentarios y en las situaciones que se viven durante la obra, además ha influido que no era la primera vez que me leía el libro y por este motivo no ha sido de mi agrado, en algunos fragmentos se produjo una censura por parte de la iglesia, hecho que impide mostrar la obra en su totalidad, perdiendo al mismo tiempo conocimientos y aclaraciones. Pero no se puede considerar una novela mala en su contenido, ya que el autor, gracias a un dominio de léxico y de la literatura, es capaz de crear situaciones que a simple vista parecen un tanto jocosas y divertidas, pero que a la hora de la verdad, tienen un contenido que va más allá del significado superficial de las palabras, éste puede ser moralizador, de enseñanza, etc.

    Ha habido diversos hechos que me han llamado la atención de esta obra, como pueden ser el egoísmo de la sociedad que tenía cierto poder económico, la gran diferencia entre estamentos, la pobreza del pueblo, el poder supremo que ejercía la religión sobre los ciudadanos,....

    Cabe destacar que a causa de la poca cultura de las mayoría de las personas que vivieron en esta época, hubo una manipulación por parte de la iglesia, es decir, de clérigos, de bulderos,... que se aprovechaban de la sociedad de múltiples formas, tal y como se puede apreciar en la novela.

    Esta obra es recomendable para cualquier persona que le apetezca pasar un rato entretenido, si el tema que se trata es de su agrado, y a la vez quiera enterarse de cómo era la vida en la Castilla del siglo XVI, hecho que se ve reflejado a lo largo del libro y por las situaciones que vive el protagonista.