Lavoisier

Químico francés. Combustión de metales. Leyes de conservación. Compuestos químicos. Recaudador de impuestos. Reforma sistema monetario y tributario

  • Enviado por: Jose Luis
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Vida y obra

Químico francés, considerado el fundador de la química moderna. Nació el 26 de agosto de 1743 en París, recibió una magnífica educación, primeramente en el Instituto Mazarino, donde ganó diversos premios; estudió leyes, obteniendo el grado de bachiller en 1763 y el licenciado el año siguiente. Se aficionó a la Química siguiendo las prácticas de Rouelle dadas en el jardín del Rey. La academia de ciencias, en 1764, convocó un premio para los trabajos sobre el tema: «La mejor manera de iluminar las calles de una ciudad, teniendo en cuenta la claridad, la facilidad de servicios y la economía». Lavoisier realizó numerosas experiencias, y aunque no se llevase el primer premio, fue recompensado con una medalla por el Rey. Fue elegido miembro de la Academia de Ciencias en 1768 por ello. En 1772 entrego un trabajo a la Academia en el que se daba cuenta de sus experiencias sobre la combustión de metales y fósforo.

En aquella época, numerosos e importantes descubrimientos relativos a los gases y a la combustión se estaban llevando a cabo.

En este campo destacaron Antoine Lavoisier y Joseph Priesley, 2 químicos enfrentados en sus puntos de vista científico y político.

Lavoisier estaba relacionado con un estamento administrativo de la monarquía francesa para la recaudación de impuestos: la Ferme Generale. Por este motivo fue condenado por el tribunal revolucionario a ser decapitado en la guillotina, aun desoyendo las peticiones de clemencia de algunas personalidades políticas y científicas de la época (el presidente del tribunal las rechazo aduciendo que "la República no tiene necesidad de químicos ni sabios: el camino de la justicia no se verá interrumpido").

Ocupó diversos cargos públicos, incluidos los de director estatal de los trabajos para la fabricación de la pólvora en 1776, miembro de una comisión para establecer un sistema uniforme de pesas y medidas en 1790 y comisario del tesoro en 1791. Lavoisier trató de introducir reformas en el sistema monetario y tributario francés y en los métodos de producción agrícola.

ÉI realizó los primeros experimentos químicos realmente cuantitativos. Demostró que en una reacción química, la cantidad de materia es la misma al final y al comienzo de la reacción. Estos experimentos proporcionaron pruebas para la ley de la conservación de la materia *. Lavoisier también investigó la composición del agua y denominó a sus componentes oxígeno e hidrógeno.

Leyes de Conservación *, son leyes que afirman que en un sistema cerrado que experimenta un proceso físico, determinadas cantidades medibles permanecen constantes. Muchos consideran las leyes de conservación como las leyes físicas más importantes.

Contexto Histórico

Lavoisier vivió en una época muy difícil, la época de la revolución francesa, que fue el proceso social y político acaecido en Francia entre 1789 y 1799, cuyas principales consecuencias fueron el derrocamiento de Luis XVI, perteneciente a la Casa real de los Borbones, la abolición de la monarquía en Francia y la proclamación de la I República, con lo que se pudo poner fin al Antiguo Régimen en este país.

También se daba lugar la llamada Independencia Estadounidense (1776-1783), conflicto entre las trece colonias británicas de la costa oriental de Norteamérica - que recibirían apoyo de Francia y España - y Gran Bretaña. EI resultado de la guerra fue que las colonias se independizaron de Gran Bretaña con el nombre de Estados Unidos de América. Este conflicto se conoce también como Revolución americana.

Al finalizar la guerra de la Independencia estadounidense (1783) vino el Tratado de Versalles (1783), conjunto de acuerdos concertados). Entre ellos hay que encuadrar el del 3 de septiembre de 1783 que ponía fin a la Guerra Anglo-española.

La Revolución Industrial se produjo también en aquella época, (1700-1950); proceso de evolución que conduce a una sociedad desde una economía agrícola tradicional hasta otra caracterizada por procesos de producción mecanizados para fabricar bienes a gran escala. Este proceso se produce en distintas épocas dependiendo de cada país.

La Guerra de Sucesión tuvo lugar en (1702-1714), conflicto dinástico e internacional tras el cual se asentó en España la dinastía Borbón. Además de dilucidarse el testamento de Carlos II y la legitimidad Borbónica, las potencias europeas se disputaban una serie de intereses territoriales, políticos y económicos a costa de España, víctima del reparto que se realizó al término del enfrentamiento.

A este siglo, se le ha llamado el siglo de las luces o siglo de la ilustración, que son el resultado de una aplicación de los hombres a la investigación sistemática del mundo, impulsada por la filosofía racionalista y práctica que entonces impera.

Aportación más importante al mundo de la Química

Desde el punto de vista científico, su "innovadora" forma de trabajar en el laboratorio mediante pesadas rigurosas llegó a derrocar a la teoría del flogisto a la que J. Priestley se aferro testarudamente hasta su muerte.

Algunos de los experimentos más importantes de Lavoisier, a parte de la ley de conservación de la materia, fue el descubrimiento del Oxígeno, la cuál quedó enmascarada por su testaruda adhesión a la teoría del flogisto (el nombre de Oxígeno fue dado por Lavoisier en 1774; pues Priestley inicialmente lo bautizó como "aire desflogisticado").

Lavoisier examinó la naturaleza de la combustión, demostrando que es un proceso en el que se produce la combinación de una sustancia con oxígeno. También reveló el papel del oxígeno en la respiración de los animales y las plantas. La explicación de Lavoisier de la combustión reemplazó a la teoría del flogisto, sustancia que desprendían los materiales al arder.

La teoría del flogisto provenía de 1702 cuando los alemanes Johan Becher y Georg Stahl propusieron que todo material contiene un elemento común llamado flogisto, que se desprende cuando el material arde. Una vez se ha agotado todo su flogisto el material se convierte en cal la cual, no obstante, puede reabsorber el flogisto si se calienta en carbón. Esta teoría que, hoy en día no tiene ningún sentido, explicaba perfectamente las observaciones cualitativas del aspecto de los metales y las cales.

Sin embargo desde el momento que se introdujeron criterios cuantitativos la teoría ya no estaba tan clara. Y esto precisamente fue lo que hizo A. Lavoisier cuando en 1772 iniciar una serie de experimentos en los cuales calentaba metales en recipientes cerrados con una cantidad limitada de aire. Sobre la superficie del metal se desarrollaba una capa de calcinado hasta que esta no avanzaba más. Mediante pesadas cuidadosas llegó a las siguientes conclusiones:

1. El calcinado es más pesado que el metal original.

2. El sistema estudiado pesa lo mismo antes y después de la combustión.

Por tanto, algo en el recipiente debía haber perdido una cantidad de peso equivalente a la ganancia del metal original; y ese algo podría ser el aire.

Los partidarios de la teoría del flogisto dirían que se iba formando una cal hasta que el aire del sistema se saturaba de flogisto y ya no podía absorber más. Y que el hecho de que los materiales ganasen peso cuando se convertían en su cal era debido a que el flogisto es más ligero que el aire y, al combinarse con las sustancias tiende a levantarlas, haciendo disminuir su peso; por consiguiente, una perdida de flogisto debía hacer más pesada a la sustancia.

Fue por todo ello que durante una generación la química se convirtiese en la "ciencia francesa" (la frase persistió mas en Francia que en los demás países).

Con el químico francés Claude Louis Berthollet y otros, Lavoisier concibió una nomenclatura química, o sistema de nombres, que sirve de base al sistema moderno. La describió en Método de nomenclatura química (1787). En Tratado elemental de química (1789), Lavoisier aclara el concepto de elemento como una sustancia simple que no se puede dividir mediante ningún método de análisis químico conocido, y elaboró una teoría de la formación de los compuestos a partir de los elementos.

Como dirigentes de los campesinos; finalmente, fue arrestado y juzgado por el tribunal revolucionario y guillotinado el 8 de mayo de 1794.

Aportaciones Tecnológicas en aquella época

La Máquina de vapor es un dispositivo mecánico que convierte la energía del vapor de agua en energía mecánica y que tiene varias aplicaciones en propulsión y generación de electricidad. El principio básico de la máquina de vapor es la transformación de la energía calorífica del vapor de agua en energía mecánica, haciendo que el vapor se expanda y se enfríe en un cilindro equipado con un pistón móvil. La máquina de vapor fue una potencia innovadora en su época.

La primera máquina de coser fue patentada en 1790 por el inventor británico Thomas Saint. Es una máquina diseñada para unir piezas de tela o piel mediante puntadas cerradas o en cadena. La puntada cerrada, utilizada en la mayoría de las máquinas modernas, consta de dos hilos y la puntada en cadena sólo de uno.

Los Pararrayos también se descubrieron en aquella época. Es un dispositivo formado por una o más barras metálicas terminadas en punta y unidas entre sí y con la tierra, o con el agua, mediante conductores metálicos, y que se coloca sobre los edificios o los buques para preservarlos de los efectos del rayo.

En este siglo se conoce la Fotoquímica, estudio de los cambios químicos y físicos provocados por la acción de la luz. Los fotoquímicos se ocupan de la interacción de la luz (en forma de fotones) con las moléculas, y de los cambios físicos y químicos resultantes. La primera ley de la fotoquímica, conocida como ley de Grotthuss-Draper, establece que para que tenga lugar una reacción fotoquímica, una sustancia química ha de absorber energía radiante.

También se descubre el Deuterio, un isótopo de hidrógeno estable y no radiactivo, con una masa atómica de 2,01363, y de símbolo D o 2H. Se conoce también como hidrógeno pesado, al ser su masa atómica aproximadamente el doble de la del hidrógeno normal, aunque ambos tienen las mismas propiedades químicas.

BIBLIOBRAFÍA

Gran Enciclopedia Larousse. Planeta.

Microsoft Encarta 99.

Gran Enciclopedia GER.

Léctun Juveníl.

ÍNDICE

Vida y obra. . . . . . . . . . . . . . . . pág. 1

Contexto Histórico. . . . . . . . . . . . . pág. 2

Aportaciones químicas más importantes. . . . pág. 2 y 3

Aportaciones tecnológicas. . . . . . . . . . pág. 4

Bibliografía. . . . . . . . . . . . . . pág. 5