Las reglas del método sociológico; Emile Durkheim

Ciencias sociales. Hecho social: impuestos y coercitivos. Sociedad. Individuo

  • Enviado por: Francisco García Palmero
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

LAS REGLAS DEL METODO SOCIOLOGICO

Comienza Durkheim definiendo cuales son a su juicio los llamados hechos sociológicos, que son objeto de estudio de la sociología. Los denomina hechos sociales, son estos los hechos definidos fuera de la persona, impuestos y coercitivo. Hoy en día dice “ la mayoría de las ideas no se generan en nuestro interior, sino que vienen de fuera, por ejemplo la educación de un niño: Hace diferencias entre acción y coerción.

La regla más importante definida por Emile Durkheim en este estudio es tratar los hechos sociales como cosas, y por consiguiente deben ser tratados de esta forma. Este principio ya es anteriormente tratado por Comte y Spencer aunque sin llegar a profundizar y sistematizarlo. Una vez definidos los hechos sociales como cosas, es cuando se puede empezar a buscar las explicaciones que han conducido a que se produzca el mismo. Es por lo que, pueden concretar las reglas que nos sirvan para un análisis sociológico.

Hace una referencia en su obra al momento en que se encuentra la sociología de la época, viendo que está como todas las ciencias nuevas en la fase de definición para convertirse en una verdadera ciencia, para ello hay que eliminar las definiciones populares o vulgares y concentrarse en el método científico.

Durkheim manifiesta que la ciencia debe observar los hechos sin dar una explicación de si los mismos son buenos o malos, definiendo las causas para que se produzcan determinados efectos, es decir la ciencia social no debe juzgar moralmente los actos, algo en lo que no están de acuerdo muchos sociólogos.

Distinguen entre lo normal y patológico, esta distinción es esencial para poder utilizar un método científico que se centre en el objeto del estudio. A veces es difícil distinguir entre lo normal y lo anormal, incluso algún elemento analizado puede ser una u otra cosa dependiendo de la situación o del momento en que se analiza. Se debe comprobar los resultados buscando las causas de su normalidad. La aplicación del método a la criminalidad en concreto ofrece unos resultados cuando menos sorprendentes, en principio cualquier experto no duda en calificar al crimen de algo anormal, pero sin embargo si nos detenemos a reflexionar veremos que el crimen es algo que existe en todas las sociedades, por lo que parece normal la existencia de un cierto nivel de criminalidad, ya que es imposible la eliminación del mismo.

“Nada es bueno indefinidamente y sin medida”, no es buena la existencia de una autoridad excesiva, pues de no ser así nadie podría intentar modificar las normas que intenta defender siendo éstas inmutables. Por lo que el crimen tiene una cierta utilidad indirecta, parece destacarse que el crimen es necesario para la evolución de la sociedad.

En las reglas relativas a la constitución de los tipos sociales, se trata de estudiar la constitución de especies sociales, encontrando un punto medio entre la visión histórica y la filosófica. Si sólo existiera una especie social, las particulares sólo diferirían en el grado, algo que se demuestra erróneo. Parece que a primera vista la única forma de definir las especies sociales, debe ser estudiando estos de modo independiente para posteriormente compararlos entre sí, viendo en que elementos coinciden y cuales difieren, creando grupos y subgrupos, Sin embargo ve Durkheim la inutilidad de este sistema creyendo que éstas se deben clasificar por el grado de composición que presentan, todas las sociedades se componen de partes añadidas.

Como inicio de una sociedad define la sociedad simple como horda, pensando que es la base natural de toda clasificación. A partir de aquí surgen todas las especies sociales, y hay que estudiar los segmentos que las componen y sus relaciones entre sí.

Por todo lo anteriormente expuesto vemos que todas las sociedades son combinaciones diferentes de una única sociedad simple original.

En este momento de la obra se han definido los hechos sociales y la manera que se constituyen las especies sociales, pero aún no se ha entrado en la esencia que supone la explicación del método de la ciencia sociológica.

Haciendo referencia a Comte que cree que el hombre tiene una tendencia natural a mejorar su condición y a Spencer que ve una necesidad de una mayor felicidad, explica la formación de la sociedad de las distintas cooperaciones que han hecho posible la misma.

De esta forma se puede concluir dice Durkheim; “cuando se pretende explicar un fenómeno social, la causa eficiente que lo produce y la función que desempeña. No es necesaria la utilidad del hecho para que éste tenga lugar pero parece aconsejable que así sea, para garantizar su continuidad”.

Es en la sociedad donde hay que buscar la explicación de la vida social, dado que supera al individuo. No siendo la sociedad la suma de individuos que la componen, sino superior a la misma. Produciéndose una continuidad entre la psicología y la sociología.

Propone la siguiente regla: “la causa determinada de un hecho social debe ser buscada en los hechos sociales precedentes; y no en los estados de conciencia individual”. Así como : “La fundación de un hecho debe ser buscada siempre en la relación que mantiene con algún fin social”. Todo hecho social está tremendamente influido por la constitución del medio social.

Hay dos teorías contrapuestas en relación al individuo y sociedad, la de aquellos que creen que el hombre no es social por naturaleza (Hobbes, Rousseau) y otros que piensan que la sociedad es algo natural para el hombre y ante la que tienen una inclinación natural.

Durkheim no coincide con ninguna de las dos teorías. Hace de la coerción el rasgo característico de toda sociedad, pero porque se encuentra ante una fuerza que le domina, siendo ésta natural, decidiendo el individuo sin engaños someterse a la sociedad por ser consciente de su debilidad individual.

Sólo tenemos una forma de demostrar que un fenómeno es causa de otro, comparar cosas, ya que las cosas sociales no pueden ser demostradas por el método experimental, no estando de acuerdo con el método histórico. A un mismo efecto corresponde siempre una misma causa. Aunque en sociología no puede utilizarse más que un método, no es una ciencia inferior. Hay que tener un cierto cuidado a la hora de comparar series, por lo que, afirma ”no se puede explicar un hecho social de cierta complejidad más que si se sigue íntegramente su desarrollo a través de todas las especies sociales”.

La comparación sólo puede convertirse en demostración si se elimina el factor de edad, por lo que para lograrlo habrá que comparar sociedades en el mismo periodo de desarrollo.

HISTORIA DE LA TEORÍA SOCIOLÓGICA

Facultad de CC. Políticas y Sociología.

RESÚMENES

LAS REGLAS DEL MÉTODO SOCIOLÓGICO

Emile Durkheim

EL CONTRATO SOCIAL

Rousseau