Las ratas; Miguel Delibes

Literatura española de posguerra. Novela. Narrativa contemporánea. Realismo social. Argumento. Personajes. Autor

  • Enviado por: Marga C
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

Las Ratas

Miguel Delibes

1º bach. B

03/03/09

Índice

1. Introducción

Pág. 3

2. Argumento

Pág. 4

3. Personajes

Pág. 4

  • Personajes principales

Pág. 4

  • Personajes secundarios

Pág. 5

4. Estructura

Pág. 6

  • Estudio espacio y tiempo

Pág. 6

5. Técnicas narrativas

Pág. 7

  • Narrador

Pág. 7

6. Opinión personal

Pág. 7

  • Introducción

  • Miguel Delibes Seitén nació en Valladolid el 17 de octubre de 1920. Con 16 años, tras concluir el bachillerato comenzó a estudiar en la Escuela de Comercio, instruyéndose también en el arte de la escultura en la Academia de Artes y Oficios.

    Pasó un breve periodo en la Marina navegando en el crucero “Canarias” en plena Guerra Civil española y finalmente regresó a su ciudad natal.

    Se licenció en Derecho, logrando la cátedra de Derecho Mercantil en la Escuela de Comercio de Valladolid.

    Sus primeros pasos en la escritura y en el dibujo (realizando caricaturas con el seudónimo de Max), los dio colaborando con varias revistas y periódicos, entre ellos “El norte de Castilla”, del que llegó a ser director en 1958. En ese puesto estaría hasta 1963.

    En 1946 se casó con Angeles de Castro y un año mas tarde le fue otorgado el Premio Nadal por su primera novela, “La sombra de ciprés es alargada” (1947), lo que le impulsaría a proseguir su carrera literaria publicando libros tan populares como “El camino” (1950), “Mi idolatrado hijo Sisi” (1953), “La hoja roja” (1959), “Las ratas” (1962), “Cinco horas con Mario” (1966). Con “Diario de un cazador” (1955), obra en la cual profundiza en uno de sus temas recurrentes, la caza, consiguió el Premio Nacional de Literatura, mientras que por “El hereje” (1998), Delibes seria galardonado con el Premio Nacional de Narrativa.

    En general, sus libros destacan por un relato sobrio y realista de las costumbres, paisajes y caracteres castellanos, con especial predilección sobre asuntos relacionados con la caza.

    Otros títulos de su prolija bibliografía son “Parábola del náufrago” (1969), “El príncipe destronado” (1973), “Un mundo que agoniza” (1979), “El tesoro” (1985), “La vida sobre ruedas” (1992), “Los niños” (1994), “He dicho” (1996) o “El loco” (2001), entre muchos otros.

    En 1974 fue nombrado miembro de la Real Academia de la Lengua Española, el mismo año en que falleció su esposa. En 1993 le sería otorgado el premio Cervantes.

    “Las Ratas” pertenece al movimiento literario del realismo social. Cuando hablamos de éste lo hacemos con un doble significado de término: en estas novelas hay una denuncia social, pero también cambia el personaje central, ahora será la sociedad en su sentido más amplio. Estas novelas continúan con el tremendismo de la etapa anterior, pero al protagonista individual, con sus problemas existenciales y su sentimiento de vacío existencial, lo sustituye un protagonista colectivo.

    En todas aquellas obras de autores que escriben novelas de realismo social aparecen una serie de rasgos comunes como: el sentimiento de solidaridad y compasión con las capas más humildes de la sociedad, la visión crítica de la estructura social del momento y el deseo de conseguir un cambio en ella.

  • Argumento

  • “Las ratas” es una obra que, principalmente, narra la vida que llevan los habitantes de un pueblo castellano.

    Los personajes principales y alrededor de los cuales se centra la historia son el Ratero y el Nini, padre e hijo respectivamente, que viven en una cueva a las afueras del pueblo junto a su perra, la Fa, con la que se dedican a la caza y venta de ratas a los demás habitantes del pueblo.

    Justo Fadrique, el alcalde del pueblo, bajo las órdenes del Gobernador, no para de reclamar al Ratero que desaloje su cueva ya que esta desfavorece la imagen que tienen los extranjeros del pueblo. El Ratero, por su parte, se niega ante cualquier oferta que el alcalde le propone. Según el hombre, la cueva es suya y nadie se la puede quitar, ni siquiera el alcalde.

    Mas adelante, aparece un personaje importante pero que sale pocas veces, Luis, un joven de Torrecillórigo, el cual, también se dedica a la caza de ratas y el cual, según el Ratero, le está arruinando el negocio a éste.

    En el pueblo llegan malos tiempos y la comida, al igual que las ratas y otros animales, empieza a escasear. El Ratero atribuye la disminución de éstas al hecho de que Luis las cace. Es por ello que un día que el hombre se cruza con el joven, empiezan a pelearse y el Ratero, acaba matando a Luis.

  • Personajes

    • Personajes principales

    • En Nini: es el hijo del Ratero y la hermana de este, Marcela, la cual, cuando el Nini era pequeño fue internada en un manicomio. El chico es un niño que vive sufriendo e intenta rebelarse contra la sordidez que le rodea. Su rebeldía, pero, es callada, dulce y sin vanidad. Cabe destacar que Nini, a pesar de ser tan joven, es un niño muy inteligente, trabajador y querido por toda la gente del pueblo ya que les soluciona muchos problemas. Según el chico, todo lo que sabe, lo ha aprendido de su difunto abuelo Román.

    • El Ratero: es el padre del Nini. Vive en una cueva junto a su hijo a las afueras del pueblo y se dedica a la caza de ratas. El hombre no es muy espabilado y habla escasas veces. Cuando lo hace, no suelta mas de cuatro palabras seguidas. En la vida, el Ratero no tiene otra aspiración que no sea la caza de ratas ya que éstas le dan lo suficiente para que pueda mantenerse. Es por ello que cuando Luis se cruza en su camino y le quita lo que, según él, “es suyo” no se le pasa otra cosa por la cabeza que acabar con su vida.

      • Personajes secundarios

    • El Centenario (Señor Rufo): es un hombre mayor, padre de Simeona, que padece cáncer, por eso, en la cara lleva un pañuelo negro que le cubre una herida producida por dicha enfermedad. Los niños del pueblo suelen burlarse de él y pasan el tiempo intentado quitarle el pañuelo. El Nini, por su parte, le tiene un gran respeto y admira su sabiduría.

    • Malvino: es el dueño de la taberna del pueblo y constantemente le repite al Ratero que él es el dueño de las ratas en el pueblo y no el joven Luis. Por ello, el Ratero tiene que ajustarle las cuentas al chico. El tabernero, en realidad, se llama Balbino pero se le trata de Malvino porque con dos copas de más en el cuerpo se pone imposible y no se puede hablar con él.

    • Doña Resu (Undécimo Mandamiento): es una vecina del pueblo con un buen estatus económico. Es conocida como el “Undécimo Mandamiento” porque constantemente se queja de todo y dice que las leyes estan mal hechas. Doña Resu intenta convencer repetidas veces al Nini para que este vaya a la escuela pero no lo consigue ya que el niño cree que sus conocimientos son suficientes y la escuela no va a darle nada de provecho.

    • Fa: es la perra de los dos protagonistas, con los que sale a cazar ratas. Es muy obediente, fiel y valiente y una prueba de ello es, cuando al final del libro, se enfrenta al perro de Luis para proteger a su amo. Con el paso del tiempo Fa pierde facultades y acaba ocupando su puesto, Loy, su cachorro.

    • Justo Fadrique: es el alcalde de Torrecillórigo. A lo largo de toda la obra intenta convencer al Ratero para que abandone la cueva ya que el Gobernador le presiona constantemente. Sus esfuerzos, pero, son en vano ya que, al fin y al cabo, no consigue su propósito. Justo es un buen hombre y detesta la violencia.

    • Matías Celemín (El Furtivo): es el gran enemigo del Nini. Según el chico, Matías solo mata por puro placer y no respeta ninguna norma ya que repetidas veces entra en cotos cerrados. Además le tiene un gran odio porque, tiempo atrás, el Furtivo mató un zorro del Nini, al cual mantenía y daba de comer. Matías es un ignorante sin ningún escrúpulo que, debido a su estupidez, muchas veces tiene que recurrir al chico.

    • Doña Clo: es la propietaria del estanco del pueblo y la mujer de Virgilio. Constantemente protesta por el derrumbamiento de las cuevas.

    • Fito Solórzano (El Gobernador): es el hombre que presiona al alcalde del pueblo para que desaloje al Ratero y a su hijo de la cueva y, así, puedan derribarla para que el pueblo tenga una mejor imagen hacia los extranjeros.

    • La Columba: es la mujer del alcalde del pueblo. Es muy cruel y cree que puede hacer todo aquello que quiere solamente porque su marido es el alcalde. Si fuera por ella, ahora mismo no estaría viviendo en Torrecillórigo.

    • Rabino Grande y Rabino Chico: son dos hermanos pastores que viven en el pueblo.

    • Simeona: es la hija del Centenario, con el cual se comporta cruelmente y no le dedica ninguna muestra de afecto. Tras la muerte de su padre siente una gran pena y quiere librarse de los pecados que ha cometido.

    • Virgilio: es el marido de la señora Clo. Tiene un gran talento para la música y la gente del pueblo le tiene un gran afecto.

    • Luisito: es un chico de Torrecillórigo, el cual, según el Ratero, le roba las ratas. Luisito termina con un final trágico ya que muere a manos del Ratero.

  • Estructura

  • La estructura de la obra sigue las pautas que marcan la estructura lineal y clásica, es decir, en ningún momento aparece una estructura experimental.

    La obra empieza en un determinado punto y, a medida que vamos avanzando, vemos como sigue una estructura lineal que tan solo se rompe en ciertos momentos cuando el narrador introduce un hecho que sucedió años atrás, como por ejemplo, cuando se llevaron a la madre del Nini, Marcela, al manicomio.

    Si tuviéramos que establecer una estructura de toda la obra podríamos decir que, desde el principio hasta el antepenúltimo capitulo, aproximadamente, es una especie de introducción (ya que no nos cuenta nada que tenga cierta importancia y no plantea ningún problema muy grande), mientras que los tres últimos capítulos son el nudo y desenlace (las últimas hojas del libro).

    • Estudio espacio y tiempo

    “Las ratas” está ambientada en un pueblo de Castilla, llamado Torrecillórigo caracterizado por su pobreza y humildad ya que algunos habitantes, como los protagonistas, viven en cuevas y en unas situaciones precarias alimentándose a base de ratas y sobreviviendo con la venta de éstas a los demás habitantes del pueblo. La obra se desarrolla en la Castilla de los años 50, más o menos, es decir, durante el franquismo, que se refleja con los grandes problemas económicos por los que pasan la gente del pueblo.

    Toda la acción transcurre en el mismo espacio, es decir, en el pueblo, y los escenarios principales son la cueva del Ratero y el bosque de al lado, juntamente con las calles del pueblo, que a pesar de todo, salen escasas veces.

    Aproximadamente, podemos decir que la historia transcurre en unos pocos años aunque esta información no nos la proporciona en ningún momento el libro, por ello, no podemos justificarlo con certeza.

  • Técnicas narrativas

  • En cuanto a técnicas narrativas, éstas no abundan en la obra ya que, principalmente, Delibes, solo utiliza la narración, el diálogo y alguna que otra descripción.

    La narración es lo más frecuente en todo el libro ya que nos va contando los acontecimientos que van sucediendo a medida que pasa el tiempo. Los diálogos entre los diversos personajes también se repiten bastante aunque sus conversaciones suelen ser algo cortas, no muy extensas.

    • Narrador

    Podemos clasificar al narrador de la obra según su posición respecto a lo narrado o según el punto de vista que este utiliza.

    De esta manera, podríamos afirmar que, respecto la posición que adquiere al narrar, es un narrador heterodiegético (narrador que cuenta la historia desde fuera del mundo del relato, generalmente en tercera persona). A su vez, dentro de esta clasificación podemos decir que el narrador de “Las Ratas” es omnisciente, es decir, lo sabe todo acerca de los personajes: como piensan, que sienten, su pasado…Éste, está en tercera persona, voz narrativa que favorece el objetivismo.

    En cuanto al punto de vista, como hemos dicho anteriormente, está narrado en tercera persona ya que el propio narrador es omnisciente.

  • Opinión personal

  • “Las ratas” es una obra sencilla y fácil de leer en cuanto a su extensión. En cuanto al vocabulario, es un poco más compleja ya que este está bastante elaborado y trabajado. Delibes utiliza un lenguaje propio de la época con diversas palabras de las cuales desconocemos su significado.

    La lectura es un tanto pesada en los primeros capítulos ya que los hechos que se narran son un tanto “secundarios”, con ello quiero decir que lo que se narra no tiene realmente mucha importancia ya que no va a seguir una estructura de inicio-nudo-desenlace hasta el final del libro. Simplemente, te cuenta la vida que llevan los distintos habitantes del pueblo con algunos acontecimientos de su vida diaria. En los que se centra mas, ya sea en su vida cuotidiana o en sus problemas, es en el Ratero y el Nini.

    A medida que los capítulos van pasando la historia va cogiendo más fuerza y su lectura se hace más comprensible y más entretenida. A mi gusto, el último capítulo, sobretodo, es el que hace que el libro cobre un cierto sentido y pase de ser un libro un poco aburrido a un libro interesante.

    “Las ratas”, además, es una obra muy realista que plasma muy bien la vida que llevaban a diario las personas de este pueblo. A esto, se le une las descripciones o los acontecimientos que el autor describe que nos demuestran la incultura que tenia toda la gente ya que, probablemente, solo unos pocos habían ido a la escuela y todo lo que sabían era porque sus antecedentes se lo habían contado y explicado.

    Aunque hay obras que, a mi gusto, son mejores, ésta ha sido bastante interesante, sobretodo cuando el libro termina. Al principio, es un poco mas aburrida, mas pausada y no cuenta ningún hecho que enganche al lector, pero a medida que los capítulos van pasando se vuelve mas interesante.

    2