Las ratas; Miguel Delibes

Literatura española de posguerra. Novela (narrativa) contemporánea. Argumento y personajes. Localización

  • Enviado por: Emminem 16
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
publicidad

El Autor:

Miguel Delibes, narrador español nacido en Valladolid en 1920. Premio Nadal de novela en 1947, ha publicado La sombra del ciprés es alargada, Aún es de día, El camino, Mi idolatrado hijo Sisí, La hoja roja, Las ratas, Cinco horas con Mario, Parábola de náufrago, Las guerras de nuestros antepasados, Los santos inocentes, Señora de rojo sobre fondo gris, Coto de caza.

Muchas de sus obras tienen que ver con el mundo de la caza, lo que explica su caracterización como “Cazador que escribe”. A demás del Nadal, ha recibido el Premio de la Crítica, Príncipe de Asturias, premio nacional de las Letras Españolas, y el Premio Cervantes.

Cursó simultáneamente las carreras de Derecho y de Comercio, y más tarde ejerció como catedrático de Derecho Mercantil y periodista.

Resumen Libro:

Historia que cuenta la vida de unos habitantes dentro de un pueblo castellano, alrededor de 1956. Principalmente se centra en la vida de dos personajes principales, que son el Nini y el Ratero, los cuales desarrollaban su vida dentro de una cueva, y vivían a costa de la caza de ratas en el río del pueblo.

Estos dos personajes, estaban constantemente sometidos a la presión del alcalde del pueblo, Justino, y también la del Gobernador que exigían el inmediato desalojo de la cueva, para un futuro derrumbamiento, pero la cabezonería del Ratero era mayor que la cantidad de propuestas económicas y sociales de vida que se le proponían.

El Nini, era un muchacho que entendía sobre numerosas técnicas del campo, a Nini, no le gustaba nada que la gente matara zorros, hurones, etc... pero era muy querido por el pueblo, ya que también era capaz de deducir el estado del tiempo atmosférico, en cierta ocasión fue elegido por el pueblo para proceder con la matanza del marrano en el pueblo, pero un todo era de color de rosa, ya que en una discusión con el alcalde, el Nini recibió un bofetón, lo que produjo su indignación y le llevó a gastar una broma muy pesada a todos los vecinos. Cogió un tonel de gasolina y lo vertió en el interior de un pozo del alcalde, el que pensó que bajo sus pies podría encontrarse petróleo, y cosa que el Nini sabía que no era cierta.

Nini y el Ratero, tenían una perra, llamada Fa, Nini dice que le puso un nombre corto, para que su padre la pudiera llamar sin ningún problema, ya que se agotaba pronto y apenas podía intercalar más de cuatro palabras. Fa, les ayudaba a cazar las ratas, pero durante la historia va envejeciendo, causando el enfado del Ratero y poco después tendrían que tirar de una de sus crías, llamada Loy. Un habitante de Torrecillórigo, Luis, tenía como afición la caza de ratas también, pero no sabía mucho del tema y estropeaba las camadas de ratas. El Ratero odiaba a muerte a Luis.

Otro personaje que interviene, más en primer plano, es Doña Resu, la cual siempre intentaba convencer que el Ratero llevara a su hijo a la escuela, puesto que creía que era mucho mejor que estar con su padre en una cueva cazando ratas, pero el Nini se negaba porque creía que de nada le iba a servir ir a la escuela puesto que no tenía más que aprender.

Llega un momento en la historia, en la cual se acaban los alimentos relativamente, disminuyen las camadas de conejos, hurones, zorros, ratas, etc... Lo cual daba como única fuente de alimento las cosechas, pero por unas causas o por otras iban a tener problemas de alimentación. Poco antes de que llegara la época de recoger los cultivos, llegaron las heladas, y los aldeanos del pueblo se reunieron en el bar de Malvino para intentar solucionar ese problema, y Nini les comentó que para sacar las huertas a delante, era necesario que el viento soplara al amanecer. A la mañana siguiente una fuerte ventisca solucionó el problema. Días más tarde Prudencio tenía sensaciones de que algo muy negro se acercaba, y fue a consultarlo con el Nini, y dijo que “sí”, que una gran tormenta se acercaba, Prudencio lo fue a comentar en el pueblo, pero nadie le creyó y días más tarde una granizada de cinco horas destruyó todas las cosechas.

En uno de estos días, el joven de Torrecillórigo tuvo un encuentro con el Ratero, y este, tras una enzarzada discusión mató con un pico a Luis y a su perro tras él, con la excusa de que las ratas eran suyas. Y así concluye la historia del Ratero y de Nini.

Presentación: Capítulos del 1 al 5

Nudo: Capítulos del 5 al 17

Desenlace: Capítulo 17

Personajes Principales:

Nini:

El Nini, es el niño que vive en la cueva con su padre el Ratero, sufriendo e intenta revelarse contra la sordidez que le rodea, pero es de rebeldía callada, dulce, sin vanidad. Su madre era Marcela, y le contaba historias sobre el Curón que roncaba cuando se portaba mal. Es un personaje con gran habilidad deductiva y posee una gran inteligencia también es muy trabajador, y eso le hace querido por el pueblo al solucionar sus problemas. El Nini decía que todo lo que sabía lo había aprendido de su abuelo Román. El Nini, creía que con lo que le había enseñado su abuelo era suficiente, y por eso rechazó el ir a la escuela cuando Doña Resu se lo ofreció.

El Ratero:

Es el encargado de cuidar al Nini en la cueva. Vive con la caza de ratas, vendiéndoselas a los habitantes del pueblo diciéndoles que eran un buen alimento, aunque el gobernador no estuviera muy de acuerdo en que comieran ratas. Es un hombre que hablaba muy poco, y no encalaba más de cuatro palabras seguidas. No había un día que no llegara a casa sin algo de caza, era lo único que sabía hacer y no tenía en la vida ninguna otra aspiración.

Personajes Secundarios:

Malvino:

Llevaba la taberna en el pueblo y conocía muy bien a los dos protagonistas principales. Realmente se llamaba Balbino, pero cuando tomaba copas de más se ponía imposible y era muy difícil relacionarse con él, y se quedó con el mote de Malvino. Estaba constantemente metiendo cizalla para que el ratero le ajustara las cuentas al ratero del al lado.

D.Justo:

Era el alcalde del pueblo. Estaba constantemente intentando convencer al Ratero para que abandonara la cueva. Estaba presionado por el Gobernador. Tenía un pozo.

El Centenario:

Era una persona ya mayor, y muy amigo de Nini. Tenía una enfermedad, la cual le dejaba al descubierto un hueso de la cara, pero lo llevaba tapado por un paño negro y los jóvenes del pueblo apostaban haber quien era capaz de quitárselo.

Doña Clo:

Centraba su vida en el cuidado de Virgilio, y protestaba por el derrumbamiento de las cuevas. Llevaba el estanco del pueblo. Tenía la sensibilidad a flor de piel y se llevaba muy bien con el Nini.

Doña Resu:

Era llamada, la undécimo mandamiento, porque se quejaba de todo y decía que las leyes no estaban bien como estaban. Reiteradamente intentaba convencer al Ratero para que permitiera al Nini acudir a la escuela, pero aunque éste quisiera, el propio joven se negaba, ya que veía improductivo el que acudiera.

Rabino Grande:

Se encargaba de hacer sonar el cuerno en la plaza y despertar a los vecinos

Rabino Chico:

Era el más madrugador del pueblo, cuando su hermano tocaba el cuerno, él ya había realizado todas sus labores y se cruzaba con él en la plaza. Se saludaban como si apenas se conocieran.

Cazador furtivo:

Se llamaba Martín Celemín y era odiado por el Nini, porque a parte de matar por placer, un día lo hizo con un zorro que tenía en la cueva. No le importaba que los cotos estuvieran cerrados.

Fa:

Era la perra de los dos personajes principales, a lo largo de la historia va perdiendo sus facultades y no sirve para la caza de ratas y tiene que dejar a su cría Loy su lugar. Era un animal muy fiel a su amo, porque siempre iba a su lado y dio un gesto de valentía al enfrentarse contra el perro de Luis el de Torrecillórigo.

Opinión Personal:

Es un libro entretenido, y de fácil lectura en el sentido de la cantidad de páginas que tiene, y se lee en poco tiempo, sin embargo tiene gran cantidad de vocabulario de aquellos tiempos, e inusual ahora. Refleja el drama de la Castilla rural, en la que el destino parece jugar con los personajes que defienden su libertad y reflejan la cruda humanidad, principalmente definitivo el papel que desempeñan los factores atmosféricos destruyendo cosechas y produciendo más pobreza.

Situación en el tiempo:

Se desarrolla la historia en la Castilla rural de 1956, en pleno dominio del gobierno franquista, con grandes problemas económicos como muestra la historia, más adelante, se impone la liberación económica a favor de la propia economía española. España intenta aliarse con potencias mundiales en su beneficio.

Bibliografía:

-Las ratas. Editorial destinolibro. Volumen 8. Decimoquinta edición (Diciembre 1988)

-Enciclopedia Encarta 2000

Las ratas

8

Miguel Delibes