Las ondas y el sonido

Ultrasonido. Onda corta. Interferencias. Oído. Capacidad auditiva. Herzios. Frecuencias. Timbre. Intensidad. Amplitud. Velocidad

  • Enviado por: Paugalvis
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 13 páginas
publicidad

_________________________________________________________________________

¿Qué Es Una Onda?

La definición más general establece que la onda consiste en una perturbación que se propaga con una determinada dependencia espacio-temporal. La perturbación de una magnitud física consiste a menudo en una variación periódica y sobre todo oscilatoria ( repetición  entre valores extremos opuestos) por lo que, en particular, la onda se considera como la propagación de una vibración originada en un punto. Existe una amplia variedad de magnitudes físicas cuya oscilación con el tiempo se propaga en el espacio constituyendo ondas. Asimismo pueden ser muy diferentes los mecanismos de transmisión entre un punto y otro.

  • ¿Que Es Una Onda Corta?

  • Es una banda de radio conocida por sus siglas en inglés SW (Short Wave). Desde hace algunas décadas la Onda Corta ha sido un medio de comunicación usado a nivel internacional para difundir propaganda e información. Esta banda de radio puede tener alcances realmente grandes a nivel territorial. Lo cual quiere decir que los programas pueden ser escuchados en otros países.

    La Onda Corta ha sido por mucho tiempo un medio para dar a conocer la cultura de un país hacia otros. Por lo regular las estaciones de Onda Corta se caracterizan por tener programas educativos y de folklore de la nación de donde se transmite, además de que manejan parte de su programación en diferentes idiomas según los países que pretendan alcanzar. Cabe señalar que también ha sido un poderoso medio para dar a conocer productos de un país que pretende exportar en gran escala.

     Al igual que el AM y el FM, la SW está dividida en frecuencias que van desde 2100 khz. Hasta 30 000 khz. aproximadamente. A su vez varias frecuencias están agrupadas en secciones llamadas bandas. Las principales son las siguientes:

    120 metros: de 2300 khz a 2495 khz

    90 metros: de 3200 khz a 3400 khz

    75 metros: de 3900 khz a 4000 khz

    60 metros: de 4750 khz a 5060 khz

    49 metros: de 5950 khz a 6200 khz

    41 metros: de 7100 khz a 7300 khz

    31 metros: de 9500 khz a 9900 khz

    25 metros: de 11650 khz a 12065 khz

    22 metros: de 13600 khz a 13800 khz

    19 metros: de 15100 khz a 15600 khz

    16 metros: de 17550 khz a 17900 khz

    13 metros: de 21450 khz a 21850 khz

    Por ejemplo, la frecuencia donde estaremos operando será la de 4810 khz que corresponde a la banda de 60 metros.

    La Onda Corta es un medio económico y fácilmente alcanzable en los países del tercer mundo de modo que en regiones donde no llega la Televisión o el Internet, nunca faltará un radio, y por lo regular uno de Onda Corta.

  • Ondas De Radio

  • Son ondas electromagnéticas producidas por el hombre con un circuito oscilante.

    1 cm < lambda < 1 Km.

    Se emplean en radiodifusión, las ondas usadas en la televisión son las de longitud de onda menor y las de radio son las de longitud de onda mayor. Las radiondas más largas se reflejan en la ionosfera y se pueden detectar en antenas situadas a grandes distancias del foco emisor. Las ondas medias se reflejan menos en la ionosfera, debido a su gran longitud de onda pueden superar obstáculos, por lo que pueden recorrer grandes distancias. Para superar montañas necesitan repetidores. Las ondas cortas no se reflejan en la ionosfera, requieren repetidores más próximos. Se transmiten a cualquier distancia mediante los satélites artificiales. Este tipo de ondas son las que emiten la TV, teléfonos móviles y los radares.

  • ¿Cómo Funcionan Los Hornos Microondas?

  • El microondas es una de las grandes invenciones del siglo 20 -millones de hogares en muchos países tienen uno-. Los hornos microondas son populares porque cocinan increíblemente rápido. También son extremadamente eficientes en el uso de electricidad porque un horno microondas calienta sólo la comida, nada más.

    Un horno microondas utiliza microondas para calentar la comida. Las microondas son Ondas de radio. En el caso de los hornos, la frecuencia de radio ondas utilizada es aproximadamente 2500 Mega hertz (2.5 giga hertz). Las radio ondas en su rango de frecuencia tienen una interesante propiedad: son absorbidas por agua, grasas y azúcares. Cuando son absorbidas se convierten directamente en movimiento atómico (calor). Las microondas en este rango de frecuencia tienen otra interesante propiedad: no son absorbidas por la mayoría de los plásticos, vidrios o cerámicas. El metal refleja a las microondas, es por esto que las cacerolas de metal no funcionan bien en un horno microondas.

  • ¿Cómo Cocinan La Comida Los Hornos Microondas?

  • Usted a menudo oirá que los hornos microondas cocinan la comida "desde dentro hacia afuera". ¿Qué significa esto? He aquí una explicación que tiene sentido acerca de la cocción microondas.

    Digamos que desea cocinar un pastel en un horno tradicional. Normalmente lo cocinaría a 350 grados F o algo así, pero digamos que accidentalmente colocó el horno a 600 grados en vez de 350. Lo que pasará es que el exterior del pastel se quemará antes de que el centro lo haga. En un horno convencional, el calor tiene que migrar (por conducción) desde afuera hacia adentro, también obtendría aire seco y caliente alrededor de la comida, a causa de la humedad que se evapora. Así que el exterior debe estar crujiente y marrón mientras el centro está húmedo.

    En la cocción microondas, las ondas de radio penetran la comida y excitan las moléculas de agua y grasa mucho y uniformemente en la comida. No existe calor que migra hacia el interior por conducción. El calor está en todas partes a la vez porque las moléculas están siendo excitadas igual. Desde luego, hay límites. Las ondas de radio penetran irregularmente en algunos pedazos de comida, y por ende se presentan "manchas calientes" causadas por interferencia de ondas, pero es la idea, más o menos. El proceso de calentamiento es diferente porque usted está excitando átomos en vez de estar conduciendo calor.

    En un horno microondas, el aire en el horno está a temperatura ambiente, así que no hay forma de que se genera una corteza.

  • Logaritmos

  • en matemáticas, es el exponente o potencia a la que un número fijo, llamado base, se ha de elevar para dar un número dado. Por ejemplo, en la expresión 102 = 100, el logaritmo de 100 en base 10 es 2. Esto se escribe como log10 100 = 2. Los logaritmos fueron originalmente inventados para simplificar los procedimientos aritméticos de multiplicación, división, potencias y extracción de raíces, pero actualmente tienen muchas aplicaciones tanto en las matemáticas puras como en las aplicadas.

    Las primeras tablas de logaritmos fueron publicadas por separado por el matemático escocés John Napier en 1614 y por el suizo Justus Byrgius en 1620. La primera tabla de logaritmos comunes (los de base 10) fue compilada por el matemático inglés Henry Briggs. A menudo se utiliza un sistema de logaritmos en los que la base es el número trascendente e; son los llamados logaritmos naturales, logaritmos neperianos o simplemente neperianos, y normalmente se escriben como "ln" en vez de "loge".

    Un antilogaritmo es la base elevada a la potencia del número dado. Por ejemplo, el antilogaritmo de 2 en base 10 es 102 = 100.

    El uso de los logaritmos se puede entender más fácilmente utilizando una serie de potencias del número 2: 21, 22, 23, 24, 25 y 26, que son la sucesión 2, 4, 8, 16, 32 y 64. Los exponentes 1, 2, 3, 4, 5 y 6 son los logaritmos en base 2 de estos números. Para multiplicar dos números de esta sucesión, basta con sumar los logaritmos de los números y después calcular el antilogaritmo de la suma, que es igual a la base elevada a la suma. Usando este procedimiento, para multiplicar 16 por 4, primero vemos que los logaritmos de 16 y 4 son 4 y 2 respectivamente, la suma de los logaritmos 4 y 2 es 6, y el antilogaritmo de 6 es 64, el producto buscado. Para dividir, se restan los logaritmos. Así, para dividir 32 por 8, se resta 3 de 5, que da 2 que es el logaritmo del cociente, 4.

    Para elevar un número a una potencia cualquiera, se multiplica el logaritmo del número por la potencia deseada y se calcula el antilogaritmo. De esta manera, para hallar 43: log2 4 = 2, 3 × 2 = 6, antilog 6 = 64, que es 4 a la tercera potencia. La extracción de raíces se calcula dividiendo el logaritmo del radicando por la raíz. Para calcular la raíz quinta de 32: log2 32 = 5, 5 : 5 = 1, antilog 1 = 2, que es la raíz quinta de 32.

    El principal problema al construir una tabla de logaritmos es conseguir que los intervalos entre dos valores sucesivos sean lo suficientemente pequeños. En los ejemplos anteriores los valores eran las potencias 2, 4, 8,..., que están bastante alejados entre sí, por lo que no son útiles para multiplicar números grandes. Usando procedimientos matemáticos avanzados, se puede calcular el logaritmo de cualquier número en cualquier base, y existen tablas de logaritmos muy detalladas. Un logaritmo está formado por un número entero y una fracción decimal, llamados característica y mantisa respectivamente. En el sistema de los logaritmos comunes—base 10— el logaritmo de 7 tiene característica 0 y mantisa 84510 (con cinco cifras decimales correctas) por lo que se escribe 0,84510. El logaritmo de 70 es 1,84510; el logaritmo de 700 es 2,84510. El logaritmo del número 0,7 es -0,15490, que se escribe a veces como 9,84510 - 10 para simplificar los cálculos. Hoy en día las tablas de logaritmos han sido sustituidas por calculadoras y ordenadores con funciones logarítmicas.

  • Características Físicas Del Sonido

  • Cualquier sonido sencillo, como una nota musical, puede describirse en su totalidad especificando tres características de su percepción: el tono, la intensidad y el timbre. Estas características corresponden exactamente a tres características físicas: la frecuencia, la amplitud y la composición armónica o forma de onda. El ruido es un sonido complejo, una mezcla de diferentes frecuencias o notas sin relación armónica.

  • Frecuencia

  •  Existen distintos métodos para producir sonido de una frecuencia deseada. Por ejemplo, un sonido de 440 hz. puede crearse alimentando un altavoz con un oscilador sintonizado a esa frecuencia (véase Grabación de sonido y reproducción). También puede interrumpirse un chorro de aire mediante una rueda dentada con 44 dientes que gire a 10 revoluciones por segundo; este método se emplea en las sirenas. Los sonidos de un altavoz y una sirena de la misma frecuencia tendrán un timbre muy diferente, pero su tono será el mismo, equivalente al la situado sobre el do central en un piano. El siguiente la del piano, la nota situada una octava por encima, tiene una frecuencia de 880 Hz. Las notas situadas una y dos octavas por debajo tienen frecuencias de 220 y 110 hz. respectivamente. Por definición, una octava es el intervalo entre dos notas cuyas frecuencias tienen una relación de uno a dos.


    Una ley fundamental de la armonía afirma que dos notas separadas por una octava producen una combinación eufónica cuando suenan simultáneamente. Cuando el intervalo es de una quinta o de una tercera mayor, la combinación es progresivamente menos eufónica. En física, un intervalo de una quinta implica que la relación de las frecuencias de ambas notas es de tres a dos; en una tercera mayor, la relación es de cinco a cuatro. La ley de la armonía afirma que dos o más notas producen un sonido eufónico al sonar de forma simultánea si la relación entre sus frecuencias corresponde a números enteros pequeños; si las frecuencias no presentan dichas relaciones, se produce una disonancia. En un instrumento de tonos fijos, como un piano, no es posible establecer las notas de forma que todas estas relaciones sean exactas, por lo que al afinarlo es necesario un cierto compromiso de acuerdo con el sistema de tonos medios o escala temperada.

  • Amplitud

  •  La amplitud de una onda de sonido es el grado de movimiento de las moléculas de aire en la onda, que corresponde a la intensidad del enrarecimiento y compresión que la acompañan. Cuanto mayor es la amplitud de la onda, más intensamente golpean las moléculas el tímpano y más fuerte es el sonido percibido. La amplitud de una onda de sonido puede expresarse en unidades absolutas midiendo la distancia de desplazamiento de las moléculas del aire, o la diferencia de presiones entre la compresión y el enrarecimiento, o la energía transportada. Por ejemplo, la voz normal presenta una potencia de sonido de aproximadamente una cienmilésima de vatio. Sin embargo, todas esas medidas son muy difíciles de realizar, y la intensidad de los sonidos suele expresarse comparándolos con un sonido patrón; en ese caso, la intensidad se expresa en decibelios

  • Intensidad

  •  La distancia a la que se puede oír un sonido depende de su intensidad, que es el flujo medio de energía por unidad de área perpendicular a la dirección de propagación. En el caso de ondas esféricas que se propagan desde una fuente puntual, la intensidad es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia, suponiendo que no se produzca ninguna pérdida de energía debido a la viscosidad, la conducción térmica u otros efectos de absorción. Por ejemplo, en un medio perfectamente homogéneo, un sonido será nueve veces más intenso a una distancia de 100 metros que a una distancia de 300 metros. En la propagación real del sonido en la atmósfera, los cambios de propiedades físicas del aire como la temperatura, presión o humedad producen la amortiguación y dispersión de las ondas sonoras, por lo que generalmente la ley del inverso del cuadrado no se puede aplicar a las medidas directas de la intensidad del sonido.

  • Timbre

  •  Si se toca el la situado sobre el do central en un violín, un piano y un diapasón, con la misma intensidad en los tres casos, los sonidos son idénticos en frecuencia y amplitud, pero muy diferentes en timbre. De las tres fuentes, el diapasón es el que produce el tono más sencillo, que en este caso está formado casi exclusivamente por vibraciones con frecuencias de 440 Hz. Debido a las propiedades acústicas del oído y las propiedades de resonancia de su membrana vibrante, es dudoso que un tono puro llegue al mecanismo interno del oído sin sufrir cambios. La componente principal de la nota producida por el piano o el violín también tiene una frecuencia de 440 Hz. Sin embargo, esas notas también contienen componentes con frecuencias que son múltiplos exactos de 440 hz., los llamados tonos secundarios, como 880, 1.320 o 1.760 Hz. Las intensidades concretas de esas otras componentes, los llamados armónicos, determinan el timbre de la nota.

  • Velocidad Del Sonido

  •  La frecuencia de una onda de sonido es una medida del número de vibraciones por segundo de un punto determinado. La distancia entre dos compresiones o dos enrarecimientos sucesivos de la onda se denomina longitud de onda. El producto de la longitud de onda y la frecuencia es igual a la velocidad de propagación de la onda, que es la misma para sonidos de cualquier frecuencia (cuando el sonido se propaga por el mismo medio a la misma temperatura). Por ejemplo, la longitud de onda del la situado sobre el do central es de unos 78,2 cm, y la del la situado por debajo del do central es de unos 156,4 centímetros.


    La velocidad de propagación del sonido en aire seco a una temperatura de 0 °C es de 331,6 m/s. Al aumentar la temperatura aumenta la velocidad del sonido; por ejemplo, a 20 °C, la velocidad es de 344 m/s. Los cambios de presión a densidad constante no tienen prácticamente ningún efecto sobre la velocidad del sonido. En muchos otros gases, la velocidad sólo depende de su densidad. Si las moléculas son pesadas, se mueven con más dificultad, y el sonido avanza más despacio por el medio. Por ejemplo, el sonido avanza ligeramente más deprisa en aire húmedo que en aire seco, porque el primero contiene un número mayor de moléculas más ligeras. En la mayoría de los gases, la velocidad del sonido también depende de otro factor, el calor específico, que afecta a la propagación de las ondas de sonido.

    Generalmente, el sonido se mueve a mayor velocidad en líquidos y sólidos que en gases. Tanto en los líquidos como en los sólidos, la densidad tiene el mismo efecto que en los gases; la velocidad del sonido varía de forma inversamente proporcional a la raíz cuadrada de la densidad. La velocidad también varía de forma proporcional a la raíz cuadrada de la elasticidad. Por ejemplo, la velocidad del sonido en agua es de unos 1.500 m/s a temperaturas ordinarias, pero aumenta mucho cuando sube la temperatura. La velocidad del sonido en el cobre es de unos 3.500 m/s a temperaturas normales y decrece a medida que aumenta la temperatura (debido a la disminución de la elasticidad). En el acero, más elástico, el sonido se desplaza a unos 5.000 m/s; su propagación es muy eficiente.

  • Refracción, Reflexión E Interferencias

  • El sonido avanza en línea recta cuando se desplaza en un medio de densidad uniforme. Sin embargo, igual que la luz, el sonido está sometido a la refracción, es decir, la desviación de las ondas de sonido de su trayectoria original. En las regiones polares, por ejemplo, donde el aire situado cerca del suelo es más frío que el de las capas más altas, una onda de sonido ascendente que entra en la región más caliente, donde el sonido avanza a más velocidad, se desvía hacia abajo por la refracción. La excelente recepción del sonido a favor del viento y la mala recepción en contra del viento también se deben a la refracción. La velocidad del aire suele ser mayor en las alturas que cerca del suelo; una onda de sonido ascendente que avanza a favor del viento se desvía hacia el suelo, mientras que una onda similar que se mueve en contra del viento se desvía hacia arriba, por encima de la persona que escucha.


    El sonido también se ve afectado por la reflexión, y cumple la ley fundamental de que el ángulo de incidencia es igual al ángulo de reflexión. Un eco es el resultado de la reflexión del sonido. El sonar se basa en la reflexión de los sonidos propagados en agua. Una bocina es un tubo cónico que forma un haz de ondas de sonido reflejando algunos de los rayos divergentes en los lados del tubo. Un tubo similar puede recoger ondas de sonido si se dirige el extremo ancho hacia la fuente de sonido.

    El sonido también experimenta difracción e interferencia. Si el sonido de una única fuente llega a un oyente por dos trayectorias diferentes —por ejemplo, una directa y otra reflejada—, los dos sonidos pueden reforzarse; sin embargo, si no están en fase pueden interferir de forma que el sonido resultante sea menos intenso que el sonido directo sin reflexión. Las trayectorias de interferencia son distintas para sonidos de diferentes frecuencias, con lo que la interferencia produce distorsión en sonidos complejos. Dos sonidos de distintas frecuencias pueden combinarse para producir un tercer sonido cuya frecuencia es igual a la suma o diferencia de las dos frecuencias originales.

  • Ultrasonido


  • El ultrasonido es una técnica que utiliza ondas sonoras para tomar imágenes del feto dentro del útero. Debido a que utiliza ondas sonoras en lugar de radiaciones, el ultrasonido es más seguro que los rayos X. Poco a poco, el ultrasonido se ha convertido en una parte cada vez más importante de los cuidados prenatales, ya que proporciona información que puede ayudar al médico a planear el seguimiento de una mujer embarazada, mejorando así las probabilidades de éxito del embarazo.

    ¿Cómo funciona el ultrasonido?

    El ultrasonido se basa en el rebote de ondas sonoras sobre el cuerpo del feto en desarrollo. Los ecos producidos por estas ondas se convierten en una imagen, llamada sonograma, que aparece en un monitor de televisión. Esta técnica también suele denominarse sonografía o sonar.

    ¿Cuándo se utiliza el ultrasonido?

    El examen mediante ultrasonido tiene muchas aplicaciones durante el embarazo, permitiendo encontrar respuestas a toda una serie de dudas médicas. Algunas de las dudas más importantes que el ultrasonido es capaz de esclarecer son las siguientes:

    Embarazo ectópico. El ultrasonido puede utilizarse para diagnosticar que el embrión se está desarrollando fuera de lugar, normalmente en una de las trompas de Falopio o en el abdomen en lugar del útero.

    Más de un bebé. El ultrasonido se utiliza para ver si una mujer lleva mellizos, trillizos e inclusive un número todavía mayor de fetos.

    Verificar la fecha estimada del parto. El tamaño del feto, que puede medirse utilizando ultrasonido, permite a los médicos estimar la fecha del parto con precisión.

    Evaluar el crecimiento fetal. Cuando el feto crece de manera más lenta o más rápida de lo esperado, el ultrasonido puede ayudar a determinar la razón—como el exceso de líquido amniótico o el crecimiento insuficiente del feto.

    Posibilidad de aborto espontáneo. Cuando se producen sangrados o hemorragias al comienzo del embarazo o cuando los latidos del corazón o los movimientos del feto parecen haberse detenido, el ultrasonido puede ayudar a determinar si el feto ha muerto y la mujer perderá su bebé.

    Ayudar a realizar otros diagnósticos prenatales. Cuando es necesario realizar una amniocentesis o un análisis del vello coriónico, los doctores utilizan el ultrasonido a manera de guía para extraer las células necesarias para probar la existencia de ciertos defectos de nacimiento.

    Diagnosticar ciertos defectos de nacimiento. Las imágenes de ultrasonido pueden utilizarse para diagnosticar ciertos defectos de nacimiento de la estructura corporal, como la ausencia de extremidades y a veces el labio leporino y la espina bífida. También puede permitir el diagnóstico de las malformaciones de ciertos órganos internos, inclusive las vías urinarias. Un tipo especial de ultrasonido llamada la eco cardiografía permite registrar el flujo de sangre a través de las cavidades y válvulas del corazón y los vasos sanguíneos, posibilitando la detección de muchas malformaciones cardíacas como también las anomalías potencialmente peligrosas del ritmo del corazón.

    Comprobar el bienestar del feto al final del embarazo a través de una prueba llamada el perfil biofísico fetal (en inglés, “fetal biophysical profile”). Esta prueba se realiza mediante ultrasonido y en adición a la prueba de “non-stress” (una comprobación especial de los latidos del corazón del feto que suele realizarse cuando la madre tiene diabetes o alta presión arterial, o cuando se ha superado la fecha estimada del parto). Las comprobaciones realizadas con ultrasonido incluyen la visualización de los movimientos fetales, de sus movimientos de respiración, de su tonicidad muscular y la medición de la cantidad de líquido amniótico.

    Ayudar a escoger el método de alumbramiento. El ultrasonido puede contribuir significativamente a determinar en cuáles embarazos será necesario realizar una intervención cesárea (también llamada en inglés “C-section”), como por ejemplo cuando el feto es especialmente grande o se encuentra en una posición anormal, o cuando la placenta se encuentra obstruyendo la salida del bebé del útero.

    ¿Cómo se practica un ultrasonido?

    Por lo general, cuando se utiliza ultrasonido para supervisar el progreso de un embarazo, las ondas sonoras son emitidas por un dispositivo que se sostiene con la mano (llamado transductor) y que debe restregarse hacia adelante y hacia atrás sobre la barriga de la mujer embarazada. Con el fin de obtener una imagen más clara, se cubre la barriga de la madre con un gel y se le solicita que intente tener la vejiga llena antes de realizar la prueba. Dependiendo de la posición del feto y del propósito del examen, el procedimiento puede durar hasta una hora. El ultrasonido no produce dolor, pero a muchas mujeres les resulta molesto mantener la vejiga llena.

    Al comienzo del embarazo, el útero y las trompas de Falopio se encuentran más cerca de la vagina que de la superficie de la barriga. Cuando es necesario utilizar ultrasonido durante las primeras semanas del embarazo, puede utilizarse una sonda del tamaño de un tampón insertada a través de la vagina, una técnica denominada ultrasonido trans-vaginal.

    ¿Es segura la práctica del ultrasonido?

    El ultrasonido ha conseguido aumentar la seguridad de muchos embarazos al eliminar la necesidad de aplicar rayos X para poder “ver” al feto. El ultrasonido viene utilizándose desde hace 25 años sin que se haya identificado riesgo alguno, y muchos médicos creen tanto en su seguridad que sugieren utilizar ultrasonido en todos los embarazos para comprobar el crecimiento y la posición del bebé. Sin embargo, durante una conferencia de los National Institutes of Health realizada en el año 1984, se concluyó que, debido a que todavía no existen estudios a largo plazo de las consecuencias del uso del ultrasonido, sólo debe utilizarse cuando el médico lo considere necesario por razones similares a las que se describen más arriba.

    ¿Es posible tratar los problemas diagnosticados por el ultrasonido?

    A menudo se utiliza la información obtenida mediante el uso de ultrasonido para modificar los cuidados prenatales y así mejorar las probabilidades de dar a luz un bebé sano. Las peligrosas irregularidades en el ritmo cardíaco del feto pueden diagnosticarse mediante ultrasonido y, consecuentemente, tratarse mientras el feto todavía se encuentra dentro del útero. También es posible tratar ciertos bloqueos de las vías urinarias fetales antes del nacimiento. La detección de otros defectos de nacimiento, o de anormalidades en la placenta, pueden ayudar a determinar que la realización de una intervención cesárea (en lugar de permitir el alumbramiento natural) será más segura para la madre y el bebé.

  • Oído

  • Órgano responsable de la audición y el equilibrio. Se divide en tres zonas: externa, media e interna. La mayor parte del oído interno está rodeada por el hueso temporal.

  • Estructura  


  • El oído externo es la parte del aparato auditivo que se encuentra en posición lateral al tímpano o membrana timpánica. Comprende la oreja o pabellón auricular o auditivo (lóbulo externo del oído) y el conducto auditivo externo, que mide tres centímetros de longitud.

    El oído medio se encuentra situado en la cavidad timpánica llamada caja del tímpano, cuya cara externa está formada por la membrana timpánica, o tímpano, que lo separa del oído externo. Incluye el mecanismo responsable de la conducción de las ondas sonoras hacia el oído interno. Es un conducto estrecho, o fisura, que se extiende unos quince milímetros en un recorrido vertical y otros quince en recorrido horizontal. El oído medio está en comunicación directa con la nariz y la garganta a través de la trompa de Eustaquio, que permite la entrada y la salida de aire del oído medio para equilibrar las diferencias de presión entre éste y el exterior. Hay una cadena formada por tres huesos pequeños y móviles (huesecillos) que atraviesa el oído medio. Estos tres huesos reciben los nombres de martillo, yunque y estribo. Los tres conectan acústicamente el tímpano con el oído interno, que contiene un líquido.


    El oído interno, o laberinto, se encuentra en el interior del hueso temporal que contiene los órganos auditivos y del equilibrio, que están inervados por los filamentos del nervio auditivo. Está separado del oído medio por la fenestra ovalis, o ventana oval. El oído interno consiste en una serie de canales membranosos alojados en una parte densa del hueso temporal, y está dividido en: cóclea (en griego, `caracol óseo'), vestíbulo y tres canales semicirculares. Estos tres canales se comunican entre sí y contienen un fluido gelatinoso denominado endolinfa.

  • Capacidad Auditiva

  • Las ondas sonoras, en realidad cambios en la presión del aire, son transmitidas a través del canal auditivo externo hacia el tímpano, en el cual se produce una vibración. Estas vibraciones se comunican al oído medio mediante la cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo) y, a través de la ventana oval, hasta el líquido del oído interno. El movimiento de la endolinfa que se produce al vibrar la cóclea, estimula el movimiento de un grupo de proyecciones finas, similares a cabellos, denominadas células pilosas. El conjunto de células pilosas constituye el órgano de Corti. Las células pilosas transmiten señales directamente al nervio auditivo, el cual lleva la información al cerebro. El patrón de respuesta de las células pilosas a las vibraciones de la cóclea codifica la información sobre el sonido para que pueda ser interpretada por los centros auditivos del cerebro.


    El rango de audición, igual que el de visión, varía de unas personas a otras. El rango máximo de audición en el hombre incluye frecuencias de sonido desde 16 hasta 28.000 ciclos por segundo. El menor cambio de tono que puede ser captado por el oído varía en función del tono y del volumen. Los oídos humanos más sensibles son capaces de detectar cambios en la frecuencia de vibración (tono) que correspondan al 0,03% de la frecuencia original, en el rango comprendido entre 500 y 8.000 vibraciones por segundo. El oído es menos sensible a los cambios de frecuencia si se trata de sonidos de frecuencia o de intensidad bajas.

    La sensibilidad del oído a la intensidad del sonido (volumen) también varía con la frecuencia. La sensibilidad a los cambios de volumen es mayor entre los 1.000 y los 3.000 ciclos, de manera que se pueden detectar cambios de un decibelio. Esta sensibilidad es menor cuando se reducen los niveles de intensidad de sonido.

    Las diferencias en la sensibilidad del oído a los sonidos fuertes causan varios fenómenos importantes. Los tonos muy altos producen tonos diferentes en el oído, que no están presentes en el tono original. Es probable que estos tonos subjetivos estén producidos por imperfecciones en la función natural del oído medio. Las discordancias de la tonalidad que producen los incrementos grandes de la intensidad de sonido, es consecuencia de los tonos subjetivos que se producen en el oído. Esto ocurre, por ejemplo, cuando el control del volumen de un aparato de radio está ajustado. La intensidad de un tono puro también afecta a su entonación. Los tonos altos pueden incrementar hasta una nota de la escala musical; los tonos bajos tienden a hacerse cada vez más bajos a medida que aumenta la intensidad del sonido. Este efecto sólo se percibe en tonos puros. Puesto que la mayoría de los tonos musicales son complejos, por lo general, la audición no se ve afectada por este fenómeno de un modo apreciable. Cuando se enmascaran sonidos, la producción de armonías de tonos más bajos en el oído puede amortiguar la percepción de los tonos más altos. El enmascaramiento es lo que hace necesario elevar la propia voz para poder ser oído en lugares ruidosos.

    1