Las crónicas de Narnia; Clive Staples Lewis

Leteratura anglosajona contemporánea. Narrativa juvenil. Novela fantástica. Mitología. Personajes. Resumen

  • Enviado por: María Rebeca Cáceres Escobar
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 22 páginas
publicidad

Informe de Lectura

Las crónicas de Narnia

Clive Staples Lewis

Clive Staples Lewis es considerado como una de las figuras más interesantes del pensamiento inglés de nuestro siglo. Nació en 1898 y falleció en 1963. Estudió literatura y destacó como crítico y novelista y también por sus escritos morales. Entre 1925 y 1954 se desempeñó como “felow y tutor” en Magdalen College, Oxford, y en 1954 fue nombrado profesor en la Universidad de Cambridge, en la cual hasta su muerte, enseñó literatura inglesa medieval y del Renacimiento.

Su cultura literaria, filosófica y teológica fue impresionante, al igual que lo fueron su imaginación y talento de escritor. A estas condiciones une una profunda religiosidad cristiana actual y, como sostienen algunos comentaristas, “de vuelta” de todas las tentaciones contemporáneas.

Entre sus textos de crítica están “The Allegory of love” y la “Literatura Inglesa del siglo XVI”.

Sus obras más conocidas son sus escritos religiosos y morales, como su estudio sobre el problema del dolor (“The problem of pain”), “Cartas del diablo a su sobrino” (“The screwtape Letters”) y otras.

Algunos de sus libros abordan temas de ciencia ficción: “Out of the Silent Planet” es la primera de tres novelas que además destacan por su fuerte sentido cristiano.

Con “El león, la bruja y el ropero” Lewis inició una serie de siete libros para niños que reunió bajo el título “Las crónicas de Narnia”. Es una obra en la que resaltan el brillo y el talento del autor, junto a una imaginación desbordante y a un lenguaje de riqueza extraordinaria.

Nombre cuatro personajes del libro y explique la participación que tiene en los hechos o acontecimientos narrados.

Lucía : Era la más pequeña de sus hermanos, fue la primera quien se interno en el ropero y descubrió Narnia. conoció a un fauno, cuando ella contó a sus hermanos su aventura no le creyeron. Cuando creció y se convirtió en una de la reinas de Narnia era llamada Lucía la Valiente.

Fauno (Tummus) : Era un ser mitad humano, mitad animal. El vio por primera vez a un humano y no fue capaz de llevarlo donde la bruja blanca, ya que él tenía muy buen corazón. Por esto, el fue arrestado y es llevado a la casa de la bruja donde es convertido en estatua.

Edmundo : Fue el segundo en visitar Narnia, además el fue conquistado por la bruja blanca, quién le dijo que él sería el único Rey de Narnia, ya que ella se portó muy amable con él y le dio a comer muchas delicias turcas. Edmundo fue el traicionero, y luego fue secuestrado por la bruja blanca. Después fue rescatado por los amigos de Aslan y se dio cuenta de su error.

La Bruja Blanca : Se hacía llamar a sí misma reina de Narnia, sin embargo no tenía nada que ver. Dominaba Narnia desde años, convirtiéndolo en invierno, con mucha nieve pero nunca Navidad. Fue eliminada por el León Aslan, en la última batalla.

Escriba un resumen de cada capítulo del libro.

A Lucía Barfield

I

Lucía investiga en el ropero

II

Lo que Lucía encontró allí

III

Edmundo y el ropero

IV

Delicias turcas

V

De regreso a este lado de la puerta

VI

En el bosque

VII

Un día con los castores

VIII

Lo que sucedió después de la comida

IX

En casa de la Bruja

X

El hechizo empieza a romperse

XI

Aslan está cerca

XII

La primera batalla de Pedro

XIII

Magia Profunda del amanecer del tiempo

XIV

El triunfo de la bruja

XV

Magia Profunda anterior al amanecer del tiempo

XVI

Lo que sucedió con las estatuas

XVII

La caza del ciervo blanco

A Lucía Barbield

  • Lucía investiga en el ropero

  • Había una vez cuatro niños cuyos nombres eran Pedro, Susana, Edmundo y Lucía. Esta historia relata lo que sucedió cuando durante la guerra y a causa de los bombardeos, fueron enviados lejos de Londres a la casa de un viejo profesor. Este vivía en medio del campo. El profesor no era casado, así es que su ama de llaves, la señora Macready y tres sirvientes atendían su casa. Los niños simpatizaron con el profesor al instante.

    Después de dar la buenas noches, los niños subieron a sus habitaciones a comentar lo que había ocurrido. A la mañana siguiente estaban tomando desayuno y decidieron ir a explorar la casa. Todos comenzaron y se encontraron con habitaciones completamente vacías, todos salieron de la habitación menos Lucía a quién le llamó la atención un gran ropero; ella lo abrió y dentro se encontró con muchos abrigos, siguió acariciando los abrigos y al mismo tiempo caminando muy hacia el interior y luego sintió una extraña sensación, se inclinó para tocar el suelo y se dio cuenta de que estaba en otro lugar, muy frío y lo que tocaba era nieve. Cerca de diez minutos más tarde, Lucía llegó hasta un farol, luego una persona extraña salió de entre los árboles.

    Era un poco más alta que Lucía. De la cintura hacia arriba tenía el aspecto de un hombre, pero sus piernas, cubiertas de pelo negro y brillante parecían las extremidades de un cabro, el rostro era pequeño y extraño, pero agradable, era un Fauno que estaba lleno de paquetes y cuando el vio a Lucía todos los paquetes rodaron, debido al gran susto que tuvo.

  • Lo que Lucía encontró allí

  • Lucía y el Fauno se saludaron y tuvieron una conversación muy amena, en la cuál el fauno le dijo su nombre que es Tummus, el señor Tummus le preguntó a Lucía si ella era lo que llamaban una niña, una verdadera hija de Eva, ella contestó muy agradable a todas las preguntas.

    Lucía le contó que ella había llegado a las tierras de Narnia a través de un ropero. El señor de Tummus se mostró muy amable con Lucía a quién invitó a tomar el té en su cueva, que era un lugar muy acogedor. Después de ya haber tomado el té la niña decidió que debía irse, volver a su hogar pero fue entonces cuando el señor de Tummus se puso muy triste y le contó que el era un fauno que trabajaba para la Bruja Blanca (era la Reina de Narnia, y por un hechizo ella hizo siempre invierno en Narnia y nunca Navidad), el trabajo consistía en que el tenía que ver a un niño, el cual llamaba hijo de Adán o hijo de Eva y luego entregárselo a la Bruja Blanca, si el no lo hacía lo matarían o lo convertirían en piedra.

    Lucía era la primera niña que el señor Tummus veía, pero en realidad él no la llevaría donde la Bruja Blanca, ya que él era demasiado bueno y se había encariñado con Lucía.

    Luego el señor de Tummus decidió dejarla ir y la acompañó hacia el farol donde se encontraron, para que Lucía emprendiera su camino hacia el ropero. Cuando ni siquiera se dio cuenta ella había vuelto a su casa, y comenzó a llamar a sus hermanos.

  • Edmundo y el ropero

  • Lucía salió del cuarto y les contó a sus hermanos lo que había encontrado del otro lado del ropero, además les habló del señor Tummus y les dijo que el nombre del lugar se llama Narnia.

    Los demás como ella nunca imaginó no le creyeron una palabra de lo que ella dijo.

    Un día cuando volvió a llover, los niños decidieron jugar a las escondidas, Lucía decidió ir a esconderse al ropero y una vez dentro sintió unos pasos que eran los de Edmundo, quién decidió esconderse en el ropero también; Edmundo comenzó a llamar a Lucía, a pedirle perdón por no haberle creído, se había dado por vencido cuando apareció un trineo que era conducido por un gordo que no tendría más de un metro de altura. Detrás de él, en un alto asiento en el centro del trineo, se hallaba una señora inmensa y estaba envuelta con una piel blanca. En su mano derecha sostenía una vara dorada y llevaba una corona.

    La dama hizo detener el trineo y se acercó a Edmundo y le preguntó que era él y él le respondió que era Edmundo; y le dijo que ella era la Reina de Narnia; Edmundo no entendía lo que estaba pasando y le pidió disculpas, pero ella insistía en preguntarle qué era Edmundo.

  • Delicias Turcas

  • La reina y Edmundo tuvieron una larga conversación, o para ser más exacta, la reina le preguntaba y Edmundo contestaba un poco asombrado. La bruja le preguntó como había llegado a sus dominios y él le dijo que a través de un ropero. La reina le dio a tomar un rico líquido y le ofreció a comer lo que quisiera, y el decidió comer “Delicias Turcas” que le encantaban. Mientras comía, la reina no dejó de hacerle preguntas. Edmundo le contó a la reina que eran 4 los hermanos, dos hombres y dos mujeres, ella quería que los llevara a Narnia, además chantajeaba y le decía que le daría más Delicias Turcas si volvía con sus 3 hermanos. Además le prometió que lo llevaría a su casa y Edmundo insistía en ir en el mismo momento.

    La reina le dijo a Edmundo dónde quedaba su casa, para que después el volviera con sus hermanos y fueran a su hogar. La reina le advirtió que no dijera nada de ella a sus hermanos y le dijo que no hiciera caso de lo que le contaran los faunos.

    Se despidieron y Edmundo prometió volver.

    Luego escuchó que alguien lo llamaba , era Lucía quien se puso muy contenta al verlo. Lucía le dijo a Edmundo que el señor Tummus estaba bien y que la Bruja Blanca no le había hecho nada por haberla ayudado; el le pregunto quién era, y ella respondió que era una persona muy malvada, que se llamaba así misma Reina de Narnia, que todos la odiaban, y que era su culpa de que siempre fuera invierno.

    Entonces decidieron partir y regresar a su casa, para contarles a los demás todo lo que había sucedido.

  • De regreso a este lado de la puerta.

  • Al encontrar a sus hermanos Edmundo negó todo lo que había ocurrido dejando a Lucía como una loca.

    Los niños decidieron contarle todo al profesor, ya que, no entendían el comportamiento de Lucía, quién insistía que ella había estado en Narnia. Ellos le contaron todo al profesor y él antes que nada les preguntó ¿Cómo saben ustedes que la historia de su hermana no es verdadera?. Ellos decían que a lo mejor Lucía ni siquiera estaba mintiendo, ya que, sabían que Lucía no le gustaba decir mentiras. Fue una conversación que fue aclarada días después.

    La casa del profesor era muy famosa y la visitaban personas de muchos lugares. La señora Macready, los guiaba por la casa y les mostraba la mayoría de las cosas.

    Una mañana estaban mirando la armadura y llegaron Susana y Lucía advirtiendo que venía la señora Macready con una cuadrilla, entonces decidieron esconderse en el cuarto del ropero para que nadie los encontrara. Pero en el momento en que estuvieron dentro, escucharon voces, que se acercaban hacia el cuarto, entonces todos se metieron en el ropero para esconderse de las personas.

  • En el bosque

  • Los niños comenzaron a sentir mucho frío y algo los clavaba, habían llegado a Narnia y decidieron ir a explorar el lugar; como hacía mucho frío, se pusieron los abrigos. Por esas cosas de la vida Edmundo dijo de casualidad que él había estado allí; todos se enojaron con él y decidieron que Lucía fuera la guía, entonces se dirigieron a la casa del señor Tummus.

    Al llegar se encontraron con la cueva muy fría, oscura y prácticamente vacía, con los platos rotos; Pedro encontró una carta en el suelo que decía que el señor Tummus estaba arrestado, por traición, estaba firmado por el capitán de la policía secreta.

    Entonces todos quedaron de acuerdo en ayudar al señor Tummus, pero no sabían donde estaba encerrado, cuando Lucía vio el primer pájaro en Narnia y sintió que le quería decir algo, cuando se acercó, el petirrojo voló como si quería que lo siguiera. Así lo hicieron hasta la interrupción de Edmundo quién protestando, ya que, desconfiaba del petirrojo y preguntó si alguien sabía el camino de regreso, o sí alguien tenía idea donde iban, a lo mejor podrían ir a una trampa.

    Pedro no había pensado en ninguna de esas cosas.

  • Un día con los castores

  • ¡El petirrojo! gritó Lucía y cuando se dieron cuenta él había volado muy lejos.

    Un ruido, los espanto y trataron de averiguar que era. Pedro pudo ver que era un castor y Lucía dijo que era un buen castor. Se acercaron a él y todos lo vieron, comenzaron a hablar con él y se confiaron; luego de una breve charla, los invitó a tomar el té y a comer algo rico.

    Los niños no le hubieran creído, si el castor no les hubiera mostrado el pañuelo que Lucía le había regalado al señor Tummus.

    Al llegar a la casa del Castor tuvieron una bienvenida muy linda de parte de la señora castora, y el castor llevó para la cena unas ricas truchas, luego comieron un rico bizcocho con mermelada.

    Después del postre cada uno tomó una taza de té, el castor empujó una silla y se acomodó satisfecho, para dentro de un momento comenzar la charla, sobre el tema que a ellos le importaba.

    Cabe destacar que había comenzado a nevar.

  • Lo que sucedió después de la comida

  • El castor comenzó a explicarles varias cosas a los niños y ellos querían ayudar a toda costa al señor Tummus.

    El castor le contó a los niños sobre el rey “Aslan”, quién era el único ser que podía destruir a la Bruja Blanca, este ser era un León, el Gran León, pero cabe destacar que él no era malo; otro punto que trataron fue el modo más rápido de ayudar al señor Tummus es ir a reunirse con Aslan.

    Además les explicó que la Bruja Blanca no era un ser humano, aunque lo parecía, así que, por más que lo quisiera, no tenía ningún derecho sobre Narnia.

    De repente, casi sin darse cuenta, vieron que Edmundo ya no estaba, se había ido y todos pensaban que estaba en la casa de la Bruja Blanca, ya que, él no le tenía rencor, porque la encontraba una buena mujer. Decidieron ir a buscarlo pero la señora castora se negó ya que ella estaba segura de que la Bruja blanca, saldría a buscarlos a ellos, porque se temía que Edmundo le hubiera contado que sus hermanos estaban en Narnia.

    Todos decidieron salir de ese lugar, cuanto antes, ya que, pensaban que la Bruja Blanca, lo iría a buscar.

  • En casa de la bruja

  • Ahora, por supuesto, ustedes quieren saber qué le había sucedido a Edmundo, la verdad es que su viaje a el castillo de la Bruja Blanca no fue para nada fácil, ni mucho menos tranquilo; como afuera estaba nevando le dificultó mucho las cosas.

    Además se dio cuenta de que su abrigo lo había dejado en la casa del castor. Edmundo se cayó varias veces, hasta el extremo de quedar empapado, pero se dio cuenta de que ya era demasiado tarde para volver.

    Decidió seguir su camino rumbo a el palacio de la Bruja Blanca, y al llegar se encontró con un enorme león, que era una estatua, al principio el creyó que era Aslan.

    En ese momento vio una luz tenue que mostraba el vano de una puerta en el lado más alejado del patio, cuando vio a un lobo recostado y le preguntó qué estaba haciendo ahí, Edmundo contestó, casi muriendo de frío que era hijo de Adán, que era Edmundo el niño que su majestad había visto el otro día. Le pidió que esperara un poco, en el momento de entrar vio muchas estatuas y vio a un fauno, se preguntó si era él el amigo de Lucía.

    La bruja lo recibió un poco enojada, por haberse presentado sólo, pero Edmundo no se demoró en contarle, que sus hermanos estaban en Narnia en la casa del castor, además le contó todo lo que escuchó hablar de ella y del León Aslan.

    Fue ahí cuando la bruja llamó al enano para que preparara su trineo.

  • El hechizo comienza a romperse

  • Ahora debemos volver donde el señor y la señora castora y los otros tres niños. De inmediato la señora castora comenzó a llenar de provisiones a los niños, varios alimentos, ya que, no sabían cuanto tiempo estarían fuera. El castor los condujo a través del dique, hacia la orilla derecha del río y continuaron el camino por un sendero. La luna desapareció y comenzó nuevamente a nevar. Lucía quién estaba muy cansada tenía todo su cuerpo congelado; hasta que por fin llegaron a un viejo escondite para castores, donde todos se quedaron dormidos; al momento de despertar (horas más tarde) escucharon complacidos un sonido muy lindo eran las campanas de Santa Claus, quién traía hermosos regalos para cada uno, especialmente para Pedro que tenía que enfrentar una fuerte batalla, un escudo, una espada entre otras cosas; a Susana le entregó un arco, un carcaj lleno de flechas y un pequeño cuerno de marfil que debía ser usado sólo si lo necesitaba, ya que ella no participaría en la batalla; a Lucía le dio una pequeña botella y un pequeño puñal, el contenido de la botella era una especie de brebaje mágico, que servía para curar las heridas todo esto debía ser usado sólo en caso de emergencia, ya que ella tampoco participaría en la batalla.

    Santa Claus se despidió muy feliz, deseando una Feliz Navidad.

    Después de que todos tomaron un rico té decidieron seguir la marcha.

  • Aslan está cerca

  • En el intertanto, Edmundo vivía momentos de gran desilusión. El enano que estaba preparando el trineo fue enviado a traerle comida a Edmundo, claro sí que no fueron delicias turcas, por el contrario, eran unos pedazos de pan duro, Edmundo muy enojado ordenó que se los llevara, la bruja se enojó mucho, que llegó a tratar muy mal a Edmundo.

    El viaje fue horrible para Edmundo, además se le unía que no tenía abrigo, ya no creía que la reina tuviera intenciones de hacerlo Rey. En ese momento habría dado cualquier cosa por juntarse con los demás. En el momento en que dejó de nevar y aclarar un poco se dieron cuenta de que viajaba un grupo de animales quienes le dijeron que Santa Claus estaba en Narnia, la reina enfurecida dio muerte a unos de las zonas quien le dijo.

    A medida en que el viaje continuaba, se dieron cuenta de que el paisaje cambiaba, es decir, se ponía más bello, más florido, decidieron continuar el viaje a pie, ya que la nieve, se estaba derritiendo; llegó un punto en el cual ya no había nieve, ni mucho menos niebla con el cielo completamente despejado, los árboles floridos, todo muy bello.

    El enano le dijo a la bruja que eso no era deshielo, sino más bien la primavera y que eso era obra de Aslan.

    La bruja furiosa dijo que si alguno de ellos volvía a mencionar ese nombre otra vez moriría al instante.

  • La primera batalla de Pedro

  • Mientras el enano y la Bruja blanca hablaban, a millas de distancia los castores y los niños seguían caminando, hora tras hora, como en un hermoso sueño. Casi sin darse cuenta llegaron a la gran mesa de piedra y desde allí observaron al gran Rey Aslan con un grupo de animales, todos estaban muy felices al verlo y se acercaron para saludarlo.

    Tal y como había contado el señor castor, Aslan era muy amable y bueno; mandó a preparar el banquete de bienvenida e invitó a Pedro a observar el castillo donde el sería el Rey (El nombre del castillo era Cair Paravel).

    Luego sintieron un ruido extraño, todos corrían desesperados, ya que un enorme lobo gigante los perseguía. Susana se subió a un árbol, pero se sentía muy mal, estaba casi desmayada, con una pierna suelta.

    Pedro estaba casi enfermo de miedo, pero eso no cambiaba en nada lo tenía que hacer y con su espada, le asestó una cortada, el lobo se le tiró encima para atacarlo (todo sucedió muy rápido) pero Pedro se agachó y le enterró su espada en las patas delanteras de la bestia, directo en su corazón.

    Aslan envió muy rápido a centauros y águilas a atrapar al otro lobo que estaba rondando.

    Aslan le recordó a Pedro que siempre cuando use su espada debe limpiarla.

  • Magia Profunda del amanecer del tiempo

  • Ahora debemos volver a Edmundo, quién se sentía muy mal por haber caminado tanto.

    Cuando el lobo llegó donde la reina y le contó lo que había sucedido, mandó a que le avisara a toda su gente a que se reuniera con ella, ya que, habían tomado una decisión con respecto a Edmundo; irían a reunirse con Aslan en la mesa de piedra.

    Para gran suerte de Edmundo centauros, unicornios, etc. lo habían salvado (cabe destacar que Edmundo estaba desmayado cuando todo esto ocurrió).

    A la mañana siguiente cuando los niños despertaron se dieron cuenta que Edmundo estaba con Aslan. Todo estaba bien cuando recibieron la visita del enano y la Bruja Blanca.

    La bruja le dijo a Aslan que él tenía un traidor en su grupo (Edmundo) y que por ley le pertenecía, claro si que Aslan, en ningún momento se dejó intimidar por la bruja, pero pidió a todos que los dejaran hablando solos.

    Aslan y la bruja llegaron a un acuerdo.

    La bruja ya se daba vuelta para alejarse de allí con una expresión de feroz alegría, cuando ella le preguntó ¿Cómo sabré que la promesa será cumplida? Aslan contestó abriendo su boca lo más grande posible, y la bruja se alejó corriendo para salvar su vida.

  • El triunfo de la bruja

  • En cuanto la bruja se alejó, Aslan dio la orden de abandonar el lugar esa misma noche e irse a acampar en los Vados de Beruna.

    Durante la primera parte del viaje Aslan le explicó su plan a Pedro. En la última parte del viaje Lucía y Susana fueron las que estuvieron más cerca de él. Aslan no habló mucho y a ellos les pareció que estaba triste, algo andaba mal con Aslan.

    Cuando Aslan llegó a la mesa de piedra se encontró con seres horribles, como, ogros con dientes monstruosos, lobos, hombres con cabezas de toro, etc. al momento de entrar la bruja gritó ¡átenlo, átenlo! y un grupo de hechiceras lo ató hasta quedar con un nudo de cuerda (los niños estaban escuchando todo lo que pasaba) Luego mandó a que le cortaran la melena, todos se burlaban de él y la bruja, le repetía que Narnia era de ella, para siempre.

    La bruja ordenó que le pusieran un bozal, unos lo empujaban, golpeaban y amordazaban hasta la mesa de piedra. la bruja desnudó sus brazos, afiló su cuchillo y le dio muerte.

    Los niños no vieron el momento preciso de la muerte. No podían soportar esa visión y cubrieron sus ojos.

  • Magia Profunda anterior al amanecer del tiempo

  • Los niños aun permanecían escondidos entre los arbustos, con las manos en la cara, cuando escucharon la voz de la bruja, quién estaba dispuesta a destruirlos a todos.

    Los niños bajaron a ver el cuerpo del León y lo desataron. Ya en al madrugada los niños fueron a ver el cuerpo de Aslan, muy tristes y vieron que la mesa de piedra estaba partida en dos. Y allí no estaba Aslan, se dieron vuelta y ahí, brillando al sol, más grande que nunca estaba Aslan. De primero los niños creían que era un fantasma, pero Aslan les explicó que había otra magia más poderosa que la de la bruja, quién hizo que el resucitara.

    Luego se dirigieron hacia la casa de la bruja, para Lucía y Susana ese era el mejor viaje, en el tiempo que llevaban en Narnia y cuando llegaron tuvieron un aterrizaje muy limpio.

  • Lo que sucedió con las estatuas

  • Al momento de entrar, el lugar les pareció hermoso. De un segundo a otro un pequeño rayo de oro comenzó a correr a lo largo de su blanco y marmóreo lomo, entonces todas las estatuas comenzaron a cobrar vida, el lugar que parecía estar muerto, pronto cobró todos sus colores. De inmediato todos los seres entraron a la casa de la bruja. Aslan les advirtió que revisaran todos los lugares (calabozos, escaleras de caracol, etc.) Lucía encontró al señor Tummus y bailaban de felicidad.

    Al fin terminó el registro de la fortaleza de la bruja. Y dieron por partida, ya que la bruja a de ser derrotada antes de la hora de dormir. Con un gran alboroto y vítores, todos se organizaron y cuando todo estuvo listo partieron; hasta que se encontraron con Pedro y todo el resto del ejército de Aslan peleando contra la multitud de criaturas horribles que ella había visto la noche anterior.

    El León también se unió a la batalla; el León y la bruja cayeron juntos, pero la bruja cayó bajo él.

    El cansado batallón de Pedro vitoreaba y los recién llegados rugían.

  • La caza del ciervo blanco

  • La batalla terminó pocos minutos después que ellos llegaron. Lo que seguía era curar a todos los que estaban heridos, uno de ellos era Edmundo quién estaba muy mal. Esa noche durmieron donde estaban. Al día siguiente comenzaron a marchar hacia el castillo de Cair Paravel. Al llegar le pareció hermoso ya que, se encontraba en la playa, y al día siguiente los coronaron como los nuevos reyes de Narnia.

    Los cuatro crecieron siendo buenos reyes, todos con una cualidad distinta. Un día el señor Tummus les contó sobre el ciervo blanco, que una vez cazado concede sus deseos.

    Los cuatro decidieron ir en su busca a y en el camino se encontraron con el antiguo farol, pero claro que si, que ellos no se acordaban, tenían una sensación muy rara, como si ya hubieran estado ahí.

    Decidieron continuar caminando, hasta en el momento en que se hallaron en el cuarto, donde estaba el ropero, cabe destacar que no había pasado mucho tiempo, sólo unos cuantos minutos.

    El profesor pidió explicaciones por los abrigos que faltaban, entonces ellos decidieron contarle todo lo sucedido, él les creyó todo lo que le dijeron, pero les pidió que no comentaran esa aventura con nadie y además les dijo que ya nunca más volvieran a Narnia a través del ropero, y les pidió que realmente no trataran de ninguna manera.

    Y éste es el verdadero final de las aventuras del ropero. Pero si el profesor estaba en lo cierto, éste fue sólo el comienzo de las aventuras en Narnia.

    Nombre 4 valores que se den en el libro

    El valor de la amistad, ya que, se refleja, en varias partes en especial cuando el fauno no quiso entregar a Lucía, porque le halló mucho aprecio.

    El valor de la honestidad que se refleja cuando nadie le creía a Lucía que ella había estado en Narnia.

    El valor de la valentía, que se refleja cuando Susana estaba en peligro y su hermano Pedro, la ayudó y atacó a la bestia que la quería matar, dándole muerte.

    El valor de la Lealtad, que se refleja cuando todos los amigos de Aslan se le unen a combatir la batalla contra la Bruja Blanca; este sí es un ejemplo de compañerismo y amistad.

    Escriba su opinión sobre la obra leída

    Bueno primero que nada quiero decir que no pude elegir otra obra tan buena, a pesar de que sea un poco infantil, pero esto muestra que todos tenemos un poco de niños en nuestros corazones.

    Esta obra es muy linda, muy llamativa para todo público, esta llena de valores sanos, además es una obra muy original, emotiva y que demuestra que verdaderamente, se puede llegar a ser feliz, cabe destacar que una vez internada en estas aventuras es difícil salir de ellas.