Las Coplas a la muerte de su padre; Jorge Manrique

Poesía medieval española. Versos de pie quebrado. Estructura. Métrica. Recursos literarios

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

LOCALIZACIÓN

Esta obra fue escrita por el mejor poeta del siglo XV, efectivamente por Jorge Manrique. Esta superioridad se debe a una sola composición la cual es la que vamos a tratar, Las Coplas a la muerte de su padre.

Manrique era un poeta típico del siglo XV, época en la cual se hacía poesía lírica o de cancionero. La poesía de cancionero estaba de moda en aquella época, no expresaba sentimientos muy profundos, simplemente hacían una especie de competiciones en a ver quién escribía el poema más rebuscado, por lo que los poemas eran muy artificiosos.

Su obra poética no es muy extensa. El Cancionero publicado contiene 49 poemas, clasificados en tres grupos. La más numerosa es la poesía amorosa, representada por 45 poemas. La burlesca la representan 3 y la moral, tan sólo una composición, la cual es la que estamos tratando, Las Coplas a la muerte de su padre.

A Jorge Manrique le afectó mucho la muerte de su padre y con ese sentimiento de dolor y pena escribió algo que no tenía nada que ver con lo anteriormente escrito, a lo que se le llamó Coplas a la muerte de su padre. Este poeta medieval, sintió vivamente el paso del tiempo y el poder destructor de la muerte; de este modo la creación poética fue una poesía vivida.

Jorge Manrique nos ofrece en sus Coplas una serena meditación impregnada de un sentimiento hondo y sincero, no exento de melancolía, del paso del tiempo, la caducidad de todas las glorias y bienes mundanos, la inestabilidad de la fortuna y la fuerza igualitaria de la muerte que no respeta poderes ni riquezas. Pero al mismo tiempo se exalta los bienes que resisten el paso del tiempo, la inestabilidad de la fortuna y el poder destructor de la muerte. Son las virtudes que nos abren las puertas de la eternidad, conquistada con el ejercicio de una vida cristiana ejemplar. Así el hombre puede desafiar al tiempo como lo hizo su padre don Rodrigo Manrique. De aquí se desprende que emane de la elegía un sentimiento de serenidad, por lo que las Coplas pertenecen al género de la poesía elegíaca.

ESTRUCTURA

  • En la primera habla de la fugacidad de la vida y la rapidez con la que llega la muerte siempre escondida y a hurtadillas.

“…como se pasa la vida

Cómo se viene la muerte

Tan callando”

  • En la segunda habla de una visión menos pesimista, recordando que el presente, e incluso el futuro se convertirá en pasado.

”… daremos lo no venido

Por pasado”

“… no se engañe nadie, no,

Pensando que ha de durar

Lo que espera

Más que duró lo que vio”

  • En la tercera incita a pensar en la vida eterna y cuenta que lo que importa no son los placeres de esta vida, sino las virtudes para ganarse el favor divino, ya que la muerte pasa a todos por el mismo yugo, ricos y pobres, nobles y plebeyos, reyes y campesinos.

” Ved de cuan poco valor

Son las cosas tras que andamos

Y corremos

Que, en este mundo traidor

Aún primero que muramos

Las perdemos”

”Los placeres y dulzones

De esta vida trabajada

Que tenemos,

¿Que son sino corredores,

Y la muerte la celada

En que caemos?

“Decidme, la fermosura

La gentil frescura y tez

De la cara,

El color y la blancura,

Cuando viene la vejez,

¿Cual se para?

“…Y los deleites de acá

Son, en que nos deleitamos,

Temporales,

Y los tormentos de allá,

Que por ellos esperamos,

Eternales"

TOPICOS

Este tópico aparece principalmente en la segunda parte del poema, ya que lo usa para preguntar por famosos personajes ya desaparecidos y así ejemplificar la fugacidad de la vida y el poder destructor de la muerte.

“¿donde iremos a buscarlos?

¿que fueron sino rocíos de los prados?”

METRICA

Cada una de las 40 coplas está formada por 12 versos (octosílabos y tetrasílabos) combinados de la siguiente manera: en cada copla vemos una pareja de sextillas unidas, constituidas por una doble serie de octosílabos más un tetrasílabo, con rima ABC, ABC. El esquema de cada sextilla sería por tanto: 8a, 8b, 4c, 8a, 8b, 4c.

Dejo las invocaciones

De los famosos poetas

Y oradores;

No curo de sus ficciones,

Que traen yerbas secretas

Sus sabores.

Aquél sólo me encomiendo

Aquél sólo invoco yo

De verdad,

Que en este mundo viviendo,

El mundo no conoció

Su deidad.

RECURSOS LITERARIOS

Este texto está escrito sin muchos recursos estilísticos y con bastante simplicidad, puesto que la intención de Manrique fue que llegase a todo el mundo; aún así podemos apreciar metáforas, símiles, personificaciones, anáforas, paralelismos y preguntas retóricas; aunque todos ellos de una simplicidad extrema.

Ejemplos:

Anáfora y paralelismo:

como se pasa la vida

Como se viene la muerte”

Anáfora

de ellas desface la edad

De ellas casos desastrados

De ellas por su calidad”

Anáfora y pregunta retórica

“¿que fue de tanto galán?

¿Que fue de tanta invención

Como trujieron?

Anáfora, paralelismo, exclamación, hipérbole

“¡que amigo de sus amigos!

¡que señor para criados

Y parientes!

¡Que enemigo de enemigos!

¡Que maestro de esforzados

Y valientes!

Símil

“maestres tan prosperados

Como reyes

Personificación de la muerte, pregunta retórica

“como vimos tan ponentes,

di, Muerte, ?do los escondes

Y traspones?