Las clases sociales

Burgueses y proletarios. Conciencia de clases. Clase obrera e ideología. Revolución socialista venezolana

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 32 páginas
publicidad

Republica Bolivariana De Venezuela

Ministerio Del Poder Popular Para La Educación Superior

Fundación: Misión Sucre

Aldea Bolivariana: Amantina de Sucre

Biruaca-Edo. Apure

FACILITADORA:

PARTICIPANTES:

  • María Polanco
  • Jhoscard Laya
  • Armando Ibáñez
  • Smar Arraiz
  • Adriana Colina

Octubre 2011

ÍNDICE

Pág.

Introducción

3

Contenido:

Las clases sociales.

4

Burgueses y proletarios.

7

Burgueses y proletarios: el combate continúa.

11

Conciencia de clases.

16

La conciencia de clase en la sociedad venezolana de hoy.

17

El papel de la clase obrera y su ideología.

22

Revolución socialista venezolana.

25

Anexos

27

Conclusión

30

Bibliografía

32

INTRODUCCIÓN

Las Clases Sociales, en Venezuela, es el tema, que nos motivo a investigarlo, para tener conocimientos detallados desde los orígenes de la nación hasta la actualidad, de cómo han surgido los distintos grupos sociales en nuestro País, para así lograr obtener una idea clara, identificando y definiendo, las distintas clases sociales en diferentes épocas de nuestro País, por ejemplo; en 1830 se clasificaron de acuerdo a la estructura económica, de manera que la clase privilegiada eran los Blancos Criollos, y en la secuencia le seguían los Pardos o Mestizos, y los discriminados eran los Indios y Negros, de esa manera daremos a conocer las clases sociales en nuestro País.

Un Termino actual, es el combate de la burgueses y proletarios, que es una lucha entre clases sociales convertida en una lucha política, que como veremos, desenlaza en los términos Capitalismo y Socialismo, los grupos sociales más actuales en Venezuela.

Así pues, nos hemos planteado dar a conocer la situación de las clases sociales, para fundamentar un espíritu trabajador unido y eliminar las distinciones de colores y raza, contribuyendo, con lo propuesto por el presidente de la Republica Hugo Chaves, de establecer una Revolución Socialista en nuestro País.

LAS CLASES SOCIALES

Son grupos de personas cuyos intereses más o menos homogéneos derivan del lugar que ocupan en la producción como propietarios y no propietarios de factores productivos. Surgen de acuerdo a la posición que ocupan los individuos respecto a la estructura económica.

Todas las sociedades organizadas se han estructurado en grupos diferenciados a los que han correspondido privilegios, obligaciones e intereses distintos según el lugar que hayan ocupado en la producción social de la riqueza.

La característica esencial de la sociedad venezolana, desde la conquista de su territorio por España hasta nuestros días ha sido su permanente relación de dependencia respecto a otras sociedades extranjeras, que han subordinado nuestro desarrollo económico, político y social a sus propios intereses. Este proceso no puede ser comprendido ni explicado en sí mismo, sino tomando en cuenta la influencia que han tenido hechos, situaciones y procesos que se desarrollaban fuera de nuestro territorio y que lo han orientado en el sentido que más convenía a las potencias dominantes de cada periodo. La dependencia, ha sido una constante en nuestra historia, que ha jugado un papel importante en el proceso de formación de nuestro país.

A principios de 1830, la sociedad se dividía de acuerdo a su raza o color de piel. Los diferentes grupos sociales que imperaban en aquella época eran:

  • Blancos Criollos: Eran los hijos de Españoles nacidos en territorios venezolanos, eran los descendientes de los conquistadores y encomenderos, poseían la riqueza agrícola y ganadera, eran dueños de la tierra y los títulos de nobleza y se mostraron muy activos en la vida comercial y financiera.
  • Pardos o Mestizos: Constituyen los grupos de color producto de la mezcla de blancos, indios y negros. Eran el grupo más numeroso de la población, y carecían de derechos políticos. Cumplían funciones de artesanos, comerciantes menores, pulperos y asalariados.
  • Indios: Prestaban servicios personales a misioneros y encomenderos, un alto porcentaje de esta población vivían en las selvas.
  • Negros: (Esclavos, manumisos, cimarrones) Constituían el sector más bajo de la pirámide social. Los esclavos trabajaban en las haciendas, los manumisos como peones o arrendatarios y los cimarrones eran aquellos que se escapaban del dominio de sus amos y formaban fiestas y parrandas.

Los privilegios de los blancos criollos fueron distintos, además de los bienes económicos, disfrutaban de beneficios sociales, como el uso de adornos de oro, posibilidades para estudiar, ellos constituían la clase culta que defendían celosamente sus privilegios y luchaban por consolidarlos con la ruptura de la dominación española. Por su parte, los pardos aspiraban tener los privilegios de los blancos criollos. Antes de la disolución de la Gran Colombia se les concedió el derecho de gozar de educación pero en planteles especiales con preceptores de su mismo origen.

En la Venezuela Agropecuaria, alrededor de 1870, desaparecieron las barreras étnicas y se estableció una nueva estratificación social basada en la propiedad, como consecuencia de la Guerra de Independencia, y especialmente de la Guerra Federal, que sembró aspiraciones de igualdad en la conciencia social del pueblo venezolano. Las clases sociales dependían de las características económicas, del tipo de vida, del nivel de educación y del éxito político y militar. Fueron:

  • Terratenientes: Eran los propietarios de grandes extensiones de tierras rurales.
  • Grandes comerciantes: Controlaban la importación y la exportación, y prestaban dinero a altos intereses.
  • Profesionales y altos funcionarios públicos: Cobraban los honorarios por servicios prestados, al igual que los artesanos que trabajaban en forma independiente.
  • Artesanos: Correspondían a las personas que trabajaban con poca intervención de maquinaria para la producción de objetos operativos de uso doméstico a base de barro.
  • Pequeños comerciantes y transportistas: Los pequeños comerciantes se entienden como aquellos dueños de pulperías y tiendas y vendían las mercancías directamente a los pobladores, y los transportistas era aquellas personas cuyos ingresos dependían de las ganancias que les dejara llevar a las personas ó mercancías de un lugar a otro.
  • Dependientes ó empleados: eran aquellos que dependían del pago que oro le diera por motivo de las labores realizadas.
  • Campesinos: Formaba la mayoría de la población Venezolana trabajaban en condiciones de servidumbre como aparceros medianeros .arrendatarios o peones jornaleros en las tierras de los latifundistas.

En 1920, la sociedad presentaba escasos niveles de movilidad vertical.

En general el individuo que nacía campesino, peón sirviente en el seno de una familia permanecía en ese estatus hasta su muerte. En aquella época no había mecanismos de ascenso social que permitieran la movilidad vertical.

Durante este periodo el campesinado, el servicio doméstico dependientes y empleados, pequeños comerciantes, artesanos, profesionales y terratenientes permanecieron igual, el cambio se dio por la aparición de la clase obrera como resultado de la implantación de industrias fabriles y de lo industria petrolera, así como la clase burguesa industrial de gran envergadura como cervecería Nacional, Banco de Venezuela, Banco Caracas y del Banco de Maracaibo.

Para 1948, la característica más relevante de este periodo fue que la burguesía comercial y financiera desplaza definitivamente a los terratenientes y latifundistas como clase social predominante en la vida venezolana.

El incremento de la población urbana y de las empresas de manufactura, construcción, energía, transporte y de comunicación influyó para que comenzara a desarrollarse la clase media, que reagrupara a los profesionales, pequeños comerciantes, artesanos, pequeños propietarios empleados públicos y privados.

Debajo de ellos quedaría igualmente en el escalón de siempre la clase obrera y el campesinado sigue siendo el grupo social mayoritario de menor educación y el de más baja productividad debido al atraso en el que se encontraba.

La lucha de clases es un concepto o una teoría que explica la existencia de conflictos sociales como el resultado de un supuesto conflicto central o antagonismo inherente entre los intereses de diferentes clases sociales.

BURGUESES Y PROLETARIOS

La historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de las luchas de clases.

La moderna sociedad burguesa, que ha salido de entre las ruinas de la sociedad feudal, no ha abolido las contradicciones de clase. Únicamente ha sustituido las viejas clases, las viejas condiciones de opresión, las viejas formas de lucha por otras nuevas.

Nuestra época, la época de la burguesía, se distingue, sin embargo, por haber simplificado las contradicciones de clase. Toda la sociedad va dividiéndose, cada vez más, en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases, que se enfrentan directamente: la burguesía y el proletariado.

El vapor y la maquinaria revolucionaron entonces la producción industrial. La burguesía ha desempeñado en la historia un papel altamente revolucionario.

La burguesía no puede existir sino a condición de revolucionar incesantemente los instrumentos de producción, y con ello todas las relaciones sociales. La conservación del antiguo modo de producción era, por el contrario, la primera condición de existencia de todas las clases industriales precedentes. Una revolución continúa en la producción, una incesante conmoción de todas las condiciones sociales, una inquietud y un movimiento constantes distinguen la época burguesa de todas las anteriores. Mediante la explotación del mercado mundial, la burguesía ha dado un carácter cosmopolita a la producción y al consumo de todos los países. La burguesía ha sometido el campo al dominio de la ciudad. La burguesía suprime cada vez más el fraccionamiento de los medios de producción, de la propiedad y de la población. ¿Cuál de los siglos pasados pudo sospechar siquiera que semejantes fuerzas productivas dormitasen en el seno del trabajo social?

Hemos visto, pues, que los medios de producción y de cambio, sobre cuya base se ha formado la burguesía, fueron creados en la sociedad feudal. Al alcanzar un cierto grado de desarrollo estos medios de producción y de cambio, las condiciones en que la sociedad feudal producía y cambiaba, la organización feudal de la agricultura y de la industria manufacturera, en una palabra, las relaciones feudales de propiedad, cesaron de corresponder a las fuerzas productivas ya desarrolladas. Frenaban la producción en lugar de impulsarla. Y todo eso, ¿por qué? Porque la sociedad posee demasiada civilización, demasiados medios de vida, demasiada industria, demasiado comercio. Las armas de que se sirvió la burguesía para derribar al feudalismo se vuelven ahora contra la propia burguesía.

En la misma proporción en que se desarrolla la burguesía, es decir, el capital, desarrollase también el proletariado, la clase de los obreros modernos, que no viven sino a condición de encontrar trabajo, y lo encuentran únicamente mientras su trabajo acrecienta el capital. El creciente empleo de las máquinas y la división del trabajo quitan al trabajo del proletariado todo carácter propio y le hacen perder con ello todo atractivo para el obrero. Masas de obreros, hacinados en la fábrica, son organizados en forma militar. No son solamente esclavos de la clase burguesa, del Estado burgués, sino diariamente, a todas horas, esclavos de la máquina, del capataz y, sobre todo, del burgués individual, patrón de la fábrica. Por lo que respecta a la clase obrera, las diferencias de edad y sexo pierden toda significación social. De tal suerte, el proletariado se recluta entre todas las clases de la población.

El proletariado pasa por diferentes etapas de desarrollo. Su lucha contra la burguesía comienza con su surgimiento.

Todo el movimiento histórico se concentra, así, en manos de la burguesía; cada victoria alcanzada en estas condiciones es una victoria de la burguesía.

Mas toda lucha de clases es una lucha política. Esta organización del proletariado en clase y, por tanto, en partido político, vuelve sin cesar a ser socavada por la competencia entre los propios obreros. En general, las colisiones en la vieja sociedad favorecen de diversas maneras el proceso de desarrollo del proletariado. La burguesía vive en lucha permanente; al principio, contra la aristocracia; después, contra aquellas facciones de la misma burguesía cuyos intereses entran en contradicción con los progresos de la industria; y siempre, en fin, contra la burguesía de todos los demás países. También ellas aportan al proletariado numerosos elementos de educación.

Finalmente, en los períodos en que la lucha de clases se acerca a su desenlace, el proceso de desintegración de la clase dominante, de toda la vieja sociedad, adquiere un carácter tan violento y tan agudo que una pequeña fracción de esa clase reniega de ella y se adhiere a la clase revolucionaria, a la clase en cuyas manos está el porvenir. De todas las clases que hoy se enfrentan con la burguesía, sólo el proletariado es una clase verdaderamente revolucionaria. Las demás clases van degenerando y desaparecen con el desarrollo de la gran industria; el proletariado, en cambio, es su producto más peculiar.

Las condiciones de existencia de la vieja sociedad están ya abolidas en las condiciones de existencia del proletariado. Las leyes, la moral, la religión son para él meros prejuicios burgueses, detrás de los cuales se ocultan otros tantos intereses de la burguesía.

Por su forma, aunque no por su contenido, la lucha del proletariado contra la burguesía es primeramente una lucha nacional. Es natural que el proletariado de cada país deba acabar en primer lugar con su propia burguesía.

Todas las sociedades anteriores, como hemos visto, han descansado en el antagonismo entre clases opresoras y oprimidas. El obrero moderno, por el contrario, lejos de elevarse con el progreso de la industria, desciende cada vez más por debajo de las condiciones de vida de su propia clase. Es, pues, evidente que la burguesía ya no es capaz de seguir desempeñando el papel de clase dominante de la sociedad ni de imponer a ésta, como ley reguladora, las condiciones de existencia de su clase. La sociedad ya no puede vivir bajo su dominación; lo que equivale a decir que la existencia de la burguesía es, en lo sucesivo, incompatible con la de la sociedad.

La condición de existencia del capital es el trabajo asalariado. El trabajo asalariado descansa exclusivamente sobre la competencia de los obreros entre sí. Así, el desarrollo de la gran industria socava bajo los pies de la burguesía las bases sobre las que ésta produce y se apropia lo producido. La burguesía produce, ante todo, sus propios sepultureros. Su hundimiento y la victoria del proletariado son igualmente inevitables.

BURGUESES Y PROLETARIOS: EL COMBATE CONTINÚA

La crisis actual del capitalismo que de lejos será la más grave de su existencia, sigue confirmando que las supuestas teorías del fin de la historia o del estadio permanente neoliberal, fueron unas de las muchas patrañas que ha inventado la burguesía durante siglos para eternizar su supremacía sobre el resto de la sociedad, sobre los trabajadores y las trabajadoras.

Evidentemente la Lucha de Clases no se detuvo, de hecho en muchas partes se ha agudizado. La oligarquía mundial arreció su ataque sobre los pueblos con la excusa de llevar a cabo misiones civilizatorias, democráticas, profundamente defensoras de los derechos humanos, portadoras de un supuesto “Progreso”, y en los últimos años con el aval de la lucha contra el “Terrorismo” y el “Narcotráfico”. No es la primera vez que esto sucede, siempre los poderosos buscan razones éticas para justificar sus atropellos a los explotados y oprimidos.

Frente a esto los pueblos no se han quedado con los brazos cruzados. En Irak, Afganistán, Palestina y Colombia combaten las agresiones militares imperialistas. En Asia luchan por construir sociedades prosperas e independientes. En buena parte de África se lucha por sobrevivir y construir un futuro mejor. En los Centros del Capitalismo Mundial, los trabajadores luchan por la defensa de sus conquistas logradas en décadas de combate. En América Latina y el Caribe, los pueblos están empeñados en construir una alternativa viable a la sociedad capitalista, buscan romper las cadenas del imperialismo norteamericano. En todo el planeta se lucha porque otro mundo es posible y necesario.

De esta forma, el capitalismo en las últimas décadas ha demostrado su terrible capacidad destructiva de las dos principales fuentes de riquezas; la naturaleza y la humanidad. Por un lado se encuentra en peligro la supervivencia de los diversos ecosistemas y la vida del planeta producto de la lógica eco-depredadora del Capital. Y por otro lado la humanidad está sometida a la más cruel explotación producto de la contradicción Capital-Trabajo; a la opresión sistemática de los Estados gendarmes y policías del Capital; a la opresión patriarcal que condena a las mujeres a una terrible explotación, opresión y subordinación frente al hombre dominante; a la opresión adulto-céntrica que condena a los jóvenes a un segundo plano frente a la sociedad adulta; al etnocentrismo occidental que arrolla a las culturas originarias y milenarias de los cinco continentes, por medio de la exportación del Pensamiento Único (Ramonet 2003); y en fin a la ignominiosa exclusión que invisibiliza a millones de personas, las cuales expulsa de los derechos humanos básicos como son los servicios sociales fundamentales, tales como la educación , la salud, la alimentación, la vivienda, entre otros.

Este combate múltiple en el cual saltan a la vista diversas contradicciones sociales, políticas, económicas y culturales, está atravesado por una contradicción descrita por Marx y Engels hace más de 160 años en el Manifiesto Comunista, la contradicción entre Burgueses y Proletarios. Sin caer en simplificaciones esta sigue siendo una lucha fundamental, pese a que han cambiado muchos rasgos y aspectos de la forma, sin embargo la esencia y el contenido de la lucha entre la burguesía y la clase obrera se mantiene, el burgués no ha cesado su búsqueda de acentuar la explotación de la plusvalía de los trabajadores, es decir, no ha parado en su ansia de acrecentar su ganancia día tras día. Para ello se vale de muchas trampas, trata de disminuir los salarios reales, desarrolla tecnologías para acrecentar la productividad del trabajo y seguir pagando los mismos salarios; busca que los obreros y las obreras trabajen más tiempo por el mismo pago; busca destruir la seguridad social de la clase trabajadora; busca erradicar los partidos, sindicatos y otras organizaciones obreras, para poder explotar a la clase asalariada mucho más intensamente; pero lo más importante que la burguesía trata de lograr es dividir al proletariado, a la clase trabajadora, para que compita entre sí, para debilitarlo en la lucha:

“… el capital necesita la separación y la división entre los asalariados para apoderarse de los frutos de la cooperación de la producción. La tendencia a “dividir para vencer” al trabajo asalariado es inmanente al capital. Como el trabajo asalariado está presente a lo largo del ciclo del capital, si este quiere realizar su objetivo, es indispensable una permanente separación y división de los trabajadores” (Lebowitz 2006, p. 166).

Estas contradicciones se reproducen permanentemente a escala mundial, así como también diariamente se reproduce el proceso de acumulación primitiva del capital en diversas partes del planeta donde la economía rural de subsistencia viene siendo desplazada y destruida de forma vertiginosa. En este sentido el capitalismo no ha dejado de valerse de mecanismos extraeconómicos para alcanzar sus objetivos de acumulación ampliada, las guerras, el pillaje y otras formas de violencia, siguen siendo útiles para la conquista de recursos naturales y humanos a lo largo y ancho del mundo.

Lo cierto es que el capitalismo en la medida que pasan los años se torna cada vez más irracional, sus contradicciones son más agudas. Marx y Engels nos describieron hace más de un siglo, que el capitalismo ha revolucionado profundamente las sociedades, que ha destruido sin tregua cada una de las barreras que la sociedad anterior le colocaba; desarrolló el Mercado Mundial; unificó al mundo en una unidad contradictoria planetaria, el Sistema Capitalista Mundial; le dio un carácter cosmopolita a la producción, la distribución y el consumo de bienes materiales y espirituales; ha revolucionado permanentemente la ciencia y la tecnología aplicada a la producción; ha desarrollado intensamente la división social del trabajo, entre el campo y la ciudad, entre el trabajo manual y el trabajo intelectual, entre los centros imperialistas y los países dependientes.

El capitalismo unificó las naciones dispersas en feudos y unidades político territoriales pequeñas, en espacios mayores denominados Estados-Nacionales, hoy los mismos ya se tornan reducidos para la burguesía transnacional, por lo cual esta trata de crear espacios más grandes para el flujo mercantil y de capitales, la Unión Europea y el ALCA son dos propuestas al respecto. La burguesía creó el moderno Estado Representativo, basado en la igualdad formal de los ciudadanos, en los ideales constitucionales, democráticos y liberales.

Sin embargo los padres del Socialismo Científico nos advertían, que estos procesos en todo momento se han sustentado en la brutal explotación, opresión y subordinación de la clase trabajadora. El Sistema Capitalista Mundial, que algunos manipuladores han denominado la “Aldea Global” por eso de la supuesta novedad de la Globalización (para algunos autores como Samir Amin e Immanuel Wallerstein este proceso tiene más de 500 años, desde la conquista de América por Europa), no es otra cosa que un sistema en el cual un reducido grupo de burgueses habitantes de no más de 10 países, explotan al resto de los seis mil millones de habitantes del planeta que viven en más de 190 países. La riqueza de los países más ricos se sostiene sobre la miseria de los países más pobres, la riqueza que acumula la burguesía es inversamente proporcional a pobreza de los trabajadores y las trabajadoras.

Hoy el capitalismo en esta nueva crisis, se muestra amenazante ante los pueblos, ante la clase obrera, los campesinos, la pequeña burguesía, las mujeres, los jóvenes, las minorías, los pueblos originarios, ya que para los burgueses son los de abajo los que deben pagar los platos rotos. La burguesía mundial esta presta a avanzar contra las conquistas de los trabajadores y las trabajadoras para restituir sus tasas de ganancia. La burguesía mundial está decidida a utilizar las guerras como mecanismo para reflotar sus economías y para conquistar nuevos territorios destinados a la explotación capitalista.

Sin embargo como afirmaba el marxista italiano Lucio Colletti (1975):

“… con el capitalismo se preparan, según Marx, las condiciones de la liberación del hombre: aumento gigantesco de la productividad del trabajo (aunque sea en la forma de la “intensificación” de la explotación de la fuerza de trabajo); destrucción de los límites localistas y nacionales, y unificación del mundo (aunque sea en la forma del “mercado” mundial); socialización del hombre, o sea, su unificación con el género (aunque sea a través de la formación del proletariado industrial)”. (p. 197)

En este sentido los trabajadores y las trabajadoras deben apropiarse críticamente del conocimiento de esta realidad para elevar sus niveles de conciencia, para asumir de forma organizada y combativa su papel de actores protagónicos de la revolución. El proletariado debe asumir, que es él quien mueve el mundo contemporáneo, absolutamente todo lo que vemos, todo lo que nos rodea es producto del trabajo colectivo o de la naturaleza.

Hoy en estos momentos de crisis mundial del capitalismo, insistimos, la clase obrera debe fortalecer su conciencia y su organización para aplicar la mejor defensa contra las oligarquías, la ofensiva revolucionaria que apuntale la construcción de una nueva Hegemonía, un nuevo Poder, el Socialismo auténtico.

CONCIENCIA DE CLASES

Es la comprensión de la comunidad de intereses que existe entre los miembros de una clase determinada, así como -siempre dentro del esquema marxista- del antagonismo de esos intereses con los de la clase adversa. Ejemplo: En el Feudalismo los miembros de la naciente burguesía toman conciencia de clase cuando comprenden que los intereses económicos e ideológicos que los unen se oponen con los de los señores feudales. En ese momento inician la lucha política, su lucha de clases. De igual forma, continúa el análisis marxista, en la sociedad capitalista los miembros del proletariado toman conciencia de clases cuando comprenden que la condición de explotados que los identifica está en relación directa con la existencia de propiedad privada de los medios de producción, es decir con la existencia de la burguesía.

LA CONCIENCIA DE CLASE EN LA SOCIEDAD VENEZOLANA DE HOY

En Venezuela a pesar de los comentarios de siempre emitidos por las fichas políticas de la oposición venezolana, o los ideólogos del capital,(personeros en sus distintas variantes) psicólogos sociales,(Ángel Oropeza)sociólogos-antropólogos,(Alexander Luzardo, Antonio Cova) politólogos, educadores,(Leonardo Carvajal) comunicadores sociales,(Carlos Fernández, Leopoldo Castillo(el matacura)) trabajadores social,(Aura Jiménez) hasta los sesudos analistas nacionales e internacionales de CNN(Norteamericanos, Republicanos o Demócratas) acaba de transitar recientemente por unos nuevos comicios electorales, el número décimo quinto desde el ascenso al poder del comandante Hugo Rafael Chávez Frías,(¿esto no será una democratización de la democracia, un ejercicio real de democracia?) De ellos cinco han sido por la vía refrendaría, el primero de ellos para consultarle(consultivo) al pueblo si estaba de acuerdo se convocase una constituyente, el segundo(aprobatorio) de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el tercero,(revocatorio del mandato)el cuarto(aprobatorio) sobre la reforma constitucional, en el cual estaban cantando por adelantado fraude se recuerdan, el quinto,(aprobatorio) pero, evidentemente eso es harina de otro costal, por ahora dejaremos el tema electoral para posteriores análisis.

En esta oportunidad quiero centrarme en un aspecto de capital importancia para una sociedad como la nuestra, cuya esencia es el capitalismo parasitario dependiente, ésta particularidad asumida por quienes detentan los medios de producción es archiconocida en Venezuela desde 1958, no lo pasaré a considerar por cuánto quienes leen esta página son unos aventajados político-ideológicos, eso es una nimiedad, es decir, en la formación sociopolítica del venezolano debiese haber una claridez política-ideológica acerca del modo de producción dominante, sus características, el sector de la sociedad del cual forman parte ese colectivo, si se le puede denominar así, porque inclusive es un atrevimiento intelectual a estas alturas(febrero del 2009) considerar a esta clase social igual al resto de la sociedad, esto pudiese parecer paradójico, sin embargo no es así porque en la práctica diaria uno escucha comúnmente las carencias en esos manejos, una clara evidencia lo constituyó el día de asueto decretado por el gobierno nacional, ¿puede ser posible los trabajadores que no tienen nada por perder sino las cadenas de la explotación del hombre por el hombre se pronunciaran en relación a ese decreto, los trabajadores hayan marchado- apoyado en el pasado reciente con sus explotadores conjuntamente con bandera rosa?, parafraseando a Eduardo Galeano Mundo al revés.

Me he tomado el permiso de reflexionar sobre el particular, porque hoy como nunca las distinciones de clase en nuestra sociedad se han venido acentuando desde 1999, no es como un sector (propietarios de los medios de comunicación entre los más visible están el grupo Cisneros de Venenovisión, Meserane,( de Globoterror y Federico Alberto Ravell) Phelps(de la extinta RCTV) se han dedicado a transmitirle al resto de los ciudadanos-ciudadanas, agudizándole más aún las diferencias raciales,(de color)étnicas, culturales, ancestrales existentes en Venezuela, maquilladas(disfrazadas a propósitos de las fiestas carnestolendas a finales de mes) por los gobiernos anteriores(AD, COPEI fundamentalmente) con fraseología rimbombante como; paz social, mediación social, alianza de clases(en el cual los partidos del status quo jugaron, aún hoy día continúan jugando un papel mediatizador de la inmensa mayoría, aparentemente los actores son otros, no obstante, en lo concreto real son los mismos de siempre derivados de los partidos tradicionales(Un Nuevo Tiempo,(una vieja práctica)Alianza Bravo Pueblo, Primero Injusticia, Podemos,(MAS)Globovisión etc.

Los efectos de esta práctica descrita en el párrafo anterior se vienen arrastrando con los abstencionistas de oficios, o mejor dicho los desclasados de siempre, los inconscientes, los alienados, los desideologizados en teoría, en el pasado reciente podría ser válido por la politiquería de esos partidos, sin embargo no la aplaudimos, es pertinente tomar una posición ante las contradicciones de clase, ello permitirá construir la patria deseada, la mayor suma de felicidad posible, porque por otro lado es necesario dejar atrás la podredumbre heredada de una práctica política de los referidos partidos, si desmontamos esa frase vamos a conseguir algunos elementos ocultados por distintos profesionales,(alianza de clase) los cuales se han dedicado a ser tarifados del capitalismo, como por ejemplo Roberto de Vries, (Psiquiatra) eso por citar a uno de los tantos personajes grises en su profesión, avocados subliminalmente a hacer análisis sobre el comportamiento político del venezolano, eso lo afirmo con toda la propiedad del caso, por cuanto en distintos escenarios he coincidido con ese triste personaje, desafortunadamente para mí,(Escuela de Trabajo Social de la UCV,(1998)Ministerio de la Familia,(1996) debo confesar perdí algunas horas de mi vida al escuchar elementos con un sustento,(positivista).

En relación al particular cabe resaltar Augusto Comte se sentiría sumamente satisfecho de haber encarnado en cuerpo, mente y alma en semejante adefesio humano, causa repulsión tan sólo escuchar sus frases huecas, vacías de semejante individuo, si por algún momento jugara al psicólogo, o mercader le sugeriría se buscase otra profesión digna para vivir sin engañar a otros infelices, quienes se maravillan al observar frente así a un invitado de los medios comerciales, un subproducto de la televisión, eso es conciencia de clase, no la conciencia en sí o para sí de Enmanuel Kant, es la claridez de un sujeto social de saberse identificado en :valores, creencias, actitudes, ideología, posición ante la vida, de recocerse- encontrarse con el sector de la sociedad al cual pertenece por las condiciones de vida, calidad de vida, nivel de vida, modo de vida, no despotricar de esa clase, cuándo por tus condiciones materiales de vida el lugar ocupado en el proceso productivo indican a las claras provienes de ella, hacer alianzas de clase con un sector distinto al cual perteneces, descalificar a los pobres con adjetivos calificativos insultantes(para luego pedir cacao, clemencia, verdugo no pide clemencia, no pide tiempo cuándo asume una protesta como fue el caso de uno de sus héroes, me refiero a Ricardo Sánchez ante la disolución de la marcha.

Lo descrito acontece con bastante frecuencia en las sociedades de donde uds vienen, han averiguado el record académico de éste estudiantico, su sanción por régimen de permanencia, la complacencia de las autoridades universitarias, si es verdad uds repiten como loro viejo) marchar, hacer comparsas con aquellos frecuentemente hablan mal de tus vecinos, amigos, compañeros-compañeras, camaradas, compatriotas, reniegas tú condición social, no llevas a tus compañeros-compañeras a tú vivienda, temes ser censurada o censurado por ser pobre, estudias en un centro educativo más allá de las posibilidades de tus progenitores, (UCAB, Universidad Santa María entre otras)empleas en tú forma de vestir prendas importadas, reniegas de todo lo venezolano, te sientes orgullosa u orgulloso cuándo Venezuela es derrotada en un evento deportivo, no exaltas los logros de los discapacitados a pesar de su condición física, no te emociona ver a Dudamel triunfar en los países foráneos, donde propios y extraños han derramado lagrimas, uds no la han derramado, ni la derramaran por ser de color, tener el pelo malo, oler a pobre, inculto, no responder al patrón inculcado por años en tú mente, eso es inconsciencia de clase, no reconocer los logros de la revolución bolivariana de Venezuela, anteponer los antivalores por encima de todo, no reconocer por primera vez en nuestra historia se coloca un satélite en el espacio, se está construyendo el metro cable en sectores pobres de nuestra sociedad,(San Agustín, Petare) .

Eso les molesta, no reconocen el triunfo electoral del SI con el 54,35%, argumentando nuevamente fraude electoral, obviamente uds han venido ganando terreno por la inconsistencia de algunos militantes, por otro lado, ¿cuándo uds y sus partidos han presentado las pruebas del fraude?, nunca verdad, allí la esencia estriba esencialmente es en el mono de Miraflores, hasta cuándo van a seguir ofendiendo la dignidad de miles, millones de seres humanos de color, tu hermano, hermana, camarada, compatriota, cuántas veces te has sentido excluido por una condición impropia de los venezolanos, característica si de otras culturas europeas, norteamericanas, durante años hemos sido sumamente complacientes con ese sector de la sociedad atrincherado en distintos sectores de la sociedad, pero fundamentalmente los denominados pudientes, en Caracas el Este de la ciudad, en Valencia es análogo, así sucede en Maracay, Maracaibo, Monagas, en todo el territorio nacional acontece ese fenómeno social, no es resentimiento social, pero traten de hacerlo menos visible, sean menos gestual al montarse en el metro, incúlquenle otros comportamiento a sus hijos-hijas cuándo vayan a pasear-aventurar por otros espacios de la sociedad, por no decir una palabrota del cuál uds se sonrojarían, sabiendo esa es su práctica diaria, o cuando su hijo varón va a buscar drogas en esos sectores, ah se asombran, creen su niño-niña es de pecho, no está sujeto a esas desviaciones de las sociedades, no de Venezuela, si es cierto quieren seguir viviendo en Venezuela, de lo contrario le harían un favor si regresan a su sociedad a vivir sus experiencias, no salir huyendo los adoradores de Franco en su primer gobierno o cualquier otro extranjero, revisen la data de los detenidos en las cárceles venezolanas, cuántos de esos son venezolanos-venezolanos, el% seguro es sumamente bajo, hasta eso lo hemos importado, no vengan a darse golpes de pecho cuándo eso les compete también a sus gobiernos, porque desde cuando los hubiese extraditado si me concedieran por unas horas esas competencias, dejen tranquilo a quien tranquilo está, no alboroten más las aguas, si quieren a sus hijos, de lo contrario desplegaremos una campaña de odio racial inusitada, dejen de gritar es un fraude, que quieres uds una guerra civil, sigan con eso algún día lo obtendrán, tanto da el cántaro hasta romperse, por una vez en la vida reconozcan la existencia de clase, esa es la historia de todas las sociedades hasta nuestros días, ah no les gusta eso porque huele a comunismo, no seas infantil, madura o pararas en la locura con globolocol.

EL PAPEL DE LA CLASE OBRERA Y SU IDEOLOGÍA

El proceso venezolano de transformación revolucionaria de los medios de producción, caracterizado por una profunda lucha de clases debe poseer en la vanguardia al proletario y su ideología, como bandera, la unión, tal como enunciaba Carlos Marx en su consigna, “proletarios del mundo unidos”

Rosa Luxemburgo expresa en su libro titulado huelga de masas, partido y sindicato lo siguiente “la condición más importante que debe cumplir la clase obrera alemana en el periodo de grandes luchas, que sobrevendrá tarde o temprano, es, junto a la resuelta firmeza y coherencia de la táctica, la mayor capacidad posible de acción, es decir, la mayor unidad posible del ala dirigente de la masa proletaria”.

Últimamente, la actividad sindical ha estado en constante movimiento en el país, es ésta la principal organización existente dentro de las instituciones representantes de la clase proletaria, producida por un estado burgués, la misma debe en su manera más acérrima comenzar a luchar de cara a la transformación que está exigiendo en estos momentos la sociedad venezolana, el presidente Chávez afirmó en su discurso pronunciado el 15 de febrero en el balcón del pueblo lo siguiente “el que voto por el sí, voto por el socialismo” , motivo por el cual es necesaria la profundización de la revolución.

Los sindicatos son organizaciones que deben empezar a avanzar en su ideología, asumiendo claro está la, de la clase proletaria por tal razón es necesaria que estas organizaciones giren 180º en torno al proceso y dejen de lado el economicismo, producto de la misma estructura burguesa, la cual defiende a toda costa su clase social.

En otro extractó del libro, rosa Luxemburgo afirma qué, “la teoría de la igualdad de derechos, entre los sindicatos y la socialdemocracia no es, por lo tanto, un simple error teórico, una simple confusión, sino que es la expresión de la conocida tendencia del ala oportunista de la socialdemocracia, que quiere reducir realmente la lucha política de la clase obrera a la lucha parlamentaria.”

Las actividades de los sindicatos deben girar en torno a la conformación de prácticas revolucionarias desde la ideologización de los diferentes trabajadores (as) en las instituciones, hasta la conformación de los consejos de trabajadores.

Por lo tanto rosa Luxemburgo también alega “las manifestaciones sindicales se manifiestan en tres tendencias. En primer lugar, los sindicatos alemanes son un producto directo de la socialdemocracia; es ella quien puso los cimientos del movimiento sindical en Alemania, quien veló por el crecimiento de los sindicatos, y quien, hasta el día de hoy, le da sus dirigentes y militantes más activos de su organización”.

En segundo lugar, los sindicatos alemanes son también un producto de la social democracia. La conferencia no ve en la conquista del poder político otra cosa que no sea conquistarse a la mayoría de la población para las ideas y las reivindicaciones de la socialdemocracia; conquista esta que no puede hacerse por medios violentos, sino revolucionando a las mentes por medio de la propaganda ideológica y de la acción práctica de reforma en todos los aspectos de la vida política, económica y social.

“y finalmente, en tercer lugar, los sindicatos son también, directamente, en su fuerza numérica un producto del movimiento socialdemócrata; y esto es algo de lo que sus dirigentes han ido perdiendo poco a poco la conciencia. Algunos dirigentes sindicales se complacen en lanzar una mirada de triunfo a las masas.”

La acción sindical venezolana no puede negarse a los cambios revolucionarios producidos en la sociedad venezolana en los últimos años, su lucha debe estar ganada a generar el poder popular dentro de las diferentes organizaciones. La historia clama por su participación protagónica en este sentido. La lucha debe ser en contra del imperialismo y las empresas explotadoras del hombre por el hombre.

REVOLUCIÓN SOCIALISTA VENEZOLANA

Con un pensamiento Bolivariano y una idea Socialista, se proyecta una serie de cambios en la estructura política y social del país. Dichos cambios han generado conductas y comportamientos de rechazo por parte de los partidos políticos con ideas y pensamientos mezquinos derechistas, lo cual conllevó a caminos turbulentos, como Golpes de Estado, Guerras Mediáticas, Desestabilización Económica, Sabotaje Petrolero, Asesinatos, Atentados Terroristas, constantes ataques del Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, con la finalidad de deslegitimar al Gobierno Bolivariano Venezolano, y con un solo motivo, lograr apartarlo del poder, independientemente el costo político que eso generara en la sociedad. En vista de ello se pudo salir adelante, contando con el apoyo irrestricto de un Pueblo atento y consciente de su pasado y de todos los cambios positivos que están ocurriendo en Venezuela, que son hechos concretos palpables por los ciudadanos, como logros de la revolución. Hoy en día, ya consolidado un nuevo triunfo de la Revolución Bolivariana, el llamado del Presidente Chávez es a unificar esfuerzos y a batallar en una sola dirección que él la ha denominado el Socialismo del Siglo XXI, tomando en cuenta que el sentido y alcance del mismo, se muestra como aquel desafío a superar y vencer dentro de una ofensiva ideológica al neoliberalismo, que implica afirmar nuestras alternativas no sólo programáticas, sino también ideológicas, entendiendo en este caso por ideología el gran marco teórico y de principios que enmarca y da sentido a la acción política y que apunta a las utopías, como aquellos proyectos ideales que significan un horizonte futuro hacia el cual avanzamos... Se trata, en este siglo XXI, de elaborar proyectos realistas que nos acerquen a las utopías y de elaborarlas. Lo que se trata es de obtener una sociedad más justa y humana, ese es el fin. Estamos convencidos que el futuro no está predeterminado y será el resultado dialéctico y la verdadera batalla de hombres y mujeres en el ámbito material, social y cultural, lo determinante en los resultados que se obtengan. Es por ello que se puede concluir que avanzar hacia el socialismo implica un largo trayecto histórico de construcción permanente en el sentido de la democratización profunda de la economía y de la sociedad. Por todo ello es que hay que tener claro y preciso los principios rectores del socialismo como lo son la Moral, el sentido ético de la vida, la Democracia Participativa, la Igualdad, la libertad, el Cooperativismo y Asociativismo como aspectos económicos importantes y determinantes, en el que se le brinde la oportunidad de participar a todos los venezolanos y venezolanas sin exclusión alguna, en un proceso de transformación sociocultural, político y económico, donde las bases de la sociedad sean prioridad y el norte de un desarrollo sustentable y equilibrado, donde exista una justa distribución de nuestras riquezas, y un respeto a las garantías constitucionales y a los derechos humanos.

En mi opinión, considero que el rumbo de la Revolución Bolivariana va encaminado a un verdadero Socialismo, pero hay que seguir con la profundizando el pensamiento ideológico.

Completamente comprometido con el Proceso de cambio que se adelanta en Venezuela, y dispuesto a batallar en cualquier terreno Ideológico, al camino del Socialismo del Siglo XXI.

NOTA DE PRENSA ONLINE PUBLICADA POR APORREA.ORG, DE UNA RUEDA DE PRENSA DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA HUGO CHÁVEZ, ACERCA DE LA CLASE OBRERA DESTACANDO SU PAPEL DENTRO DEL SOCIALISMO.

Presidente Chávez: "Clase obrera juega un papel protagónico en profundización de la revolución"

Por: Agencia Bolivariana de Noticias (ABN)
Fecha de publicación: 21/05/09

Crédito: Prensa Miraflores

Caracas, 21 May. ABN.-El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, destacó este jueves que la clase obrera tiene un papel preponderante y protagónico en la profundización y fortalecimiento del proceso revolucionario.

“Que viva la clase obrera”, exclamó el mandatario al término del taller de trabajo para la transformación de las empresas básicas de Ciudad Guayana, estado Bolívar.

Chávez subrayó que la revolución es un permanente proceso de cambios, de profundización y de expansión, razón por la cual exhortó a los trabajadores a ejercer su papel en esta tarea y laborar cada día para ello.

“Estamos de júbilo. Me siento contento, porque veo, palpo y siento el rugido de la clase obrera. Cuando ruge la clase obrera la burguesía tiembla”, enfatizó.

El mandatario ratificó su compromiso de trabajar cada día para favorecer a la clase trabajadora.

Aseveró igualmente que los esfuerzos de su gestión seguirán orientados en ese sentido, con el fin de crear las condiciones necesarias para el desarrollo de la empresas de Guayana.

En esta ocasión, solicitó copias de cada una de las conclusiones planteadas en el taller, así como la minuta de lo discutido en cada mesa de trabajo, además encomendó al ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, llevar el seguimiento de cada uno de los proyectos surgidos del encuentro que este jueves sostuvieron los trabajadores de esta región del país.

Durante el desarrollo del taller, se establecieron 40 mesas de trabajo, lideradas por voceros electos por el Frente Socialista de Trabajadores, quienes gracias al debate de las ideas, acordaron ejes de acción sobre los cuales dirigirán esfuerzos para lograr la nueva relación de producción socialista.

Los principales voceros expusieron un compendio de recomendaciones, sugerencias y soluciones que nacen de la lucha por la reivindicación de la fuerza trabajadora, en lo que se evidenció la profunda conciencia transformadora de esta clase que durante años estuvo oprimida, manifestó la ministra del Poder Popular para el Trabajo, María Cristina Iglesias.


Noticia leída aproximadamente 2194 veces.
La fuente original de este documento es: 
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)

CONCLUSIÓN

Hemos, definido a las clases sociales como un grupo de personas con intereses semejantes, distinguidos en base a una estructura económica, y una posición financiera que tienen lugar dentro de los ciudadanos de una nación. Específicamente, nos referimos a los diferentes grupos Políticos que tienen presencia en Venezuela, actualmente El Capitalismo por un lado y por otro el Socialismo, son dos Ideas políticas, diferentes.

En Venezuela desde el inicio de la nación, estuvo favorecida la clase privilegiada, tal es el caso, que los indios eran discriminados. Para 1830, se calificaban como, blancos criollos, pardos o mestizos, indios y negros. Para 1870, se clasificaron de la siguiente manera, terratenientes, grandes comerciantes, profesionales y altos funcionarios públicos, artesanos pequeños comerciantes y transportistas, dependientes ó empleados y campesinos, siendo los privilegiados los nombrados en primer según la secuencia en que han sido enmarcados, en los respectivos años.

Para 1948, la característica más relevante de este periodo fue que la burguesía comercial y financiera desplaza definitivamente a los terratenientes y latifundistas como clase social predominante en la vida venezolana.

He allí, el combate entre grupos sociales, que como hemos entendido, en nuestro país desde sus inicios ha tenido lugar, pero lo que quiere y necesita el País es una Conciencia Social entre los distintos grupos sociales y políticos, que brinde una comprensión de la comunidad y de sus intereses.

Nos hemos tomado el permiso de reflexionar sobre la Conciencia de las distintas clases sociales, porque hoy como nunca las distinciones de clase en nuestra sociedad son demarcadas, tal es el caso que ningún grupo reconoce los meritos del otro grupo, por un lado El Capitalismo y por otro El Socialismo, grupos políticos predominantes en Venezuela, en este tiempo

La intención es crear una conciencia en las clases sociales, fundamentar un Espíritu Trabajador y no una Ideología Política, para así contribuir a crear una Revolución Socialista en Venezuela, que no es otra cosa, que la participación del Pueblo, la masa trabajadora en actividades para el desarrollo de la nación.

BIBLIOGRAFÍA

Referencias Bibliográficas de Internet

  • Wikipedia, la enciclopedia libre, la enciclopedia gratis, libre y accesible por todos. Permite revisar, escribir y solicitar artículos.

Enlace: http.www.es.wikipedia.org

Consultada: 15 Octubre 2011

  • Monografias.com,( Tesis, Documentos, Publicaciones y Recursos ...)

El centro de Recursos Educativos, monografías, tesis y contenido más amplio de la Red. Más de 30.000 recursos originales. Base de datos online consultada el 15 de octubre de 2011. Enlace: www.monografias.com

  • El Rincón del Vago, (directorio de apuntes, trabajos, monografías para estudiantes.) Base de datos online consultada el 15 de octubre de 2011.

Enlace: www.rincondelvago.com/

  • www.Aporrea.org. Recursos Web gratis y en español. Visitada el 16 de octubre de 2011.
  • Diccionario de Economía Política de Borísov, Zhamin y Makárova

Base de datos online, disponible en HTML, visitada el 15 de Octubre 2011