Las cinco tentaciones de un directivo: por qué fracasan muchos directivos; Patrick Lencioni

Economía. Empresa. Dirección. Directivos. Organización. Perfección. Armonía. Vulnerabilidad. Posición

  • Enviado por: Antonio Santos
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

UNIVERSIDAD APEC

UNAPEC

Nombres:

Materia:

Funciones Administrativas.

Profesor (a):

Trabajo de:

Las 5 tentaciones de un Directivo.

Fecha:

27 de Marzo del 2002

Introducción.

Esta vez, Patric Lencioni nos presenta su obra “Las 5 tentaciones de un directivo”, donde nos cuenta la historia de un joven empresario que se encuentra en su oficina hasta tarde de la noche pensando en que el día siguiente cumplía un año de haber ascendido al puesto de Director General de la empresa Trinity Systems, y tenia que rendir cuentas al presidente en una reunion que se llevaria acabo, y tenia que presentar a los gerentes de la empresa el estado financiero de Trinity Sistems durante ese año completo.

Más adelante encontrará una breve reseña de la fábula del libro “Las 5 tentaciones de un directivo”, y el razonamiento personal de cada uno de los integrantes del grupo con relación a las tentaciones de las que habla Patric Lencioni en su obra.

La Fábula

Andrew O'Brien es el Gerente General de la empresa Trinity Systems, la cual se dedica a la fabricación y venta de equipos tecnológicos de información, tales como impresoras, calculadoras, hasta complejos equipos de información. Andrew se encontraba en su oficina hasta la media noche, donde analizaba que diría al día siguiente en la reunión del consejo de administración de la empresa, sobre los resultados que presento la empresa en ese año. Luego decide irse a su casa, en se dirige a la estación del tren “BART”, donde toma el tren que lo llevaría a la estación mas cercana a su residencia. En el transcurso hacia su casa, se queda dormido en el tren y se sueña que el tren en que abordaba se había detenido, y las luces del vagón en que iba se habían apagado. Luego, se da cuenta que la puerta del vagón se abre, y entra un hombre con un foco, el cual le dice que se dirigiera al próximo vagón porque ese estaba sin energía. Al dirigirse al otro vagón, logra captar la apariencia física del hombre que le fue a buscar, y en ese mismo instante, el hombre le comenzó a cuestionarle sobre que le sucedía, y le preguntaba el por que de su cara de preocupación. Andrew comenzó a plantearle el problema que le agobiaba.

El hombre que busco a Andrew se llama Charlie, el cual tenía aspecto de conserje. Charlie comenzó a hacerle una historia acerca de su padre como dueño y presidente de una empresa ferrocarrilera que tenia. Al mismo tiempo le iba explicando sobre las 5 tentaciones de un directivo, y porque fracasan tantos directivos hoy en día. Luego de tener un buen rato hablando y discutiendo sobre las tentaciones de un directivo, llega un señor alto donde ellos, y se dirige a Charlie diciéndole que le esperaban en el primer vagón. En ese entonces Charlie se pone de pie y le pide a Andrew que le acompañe, Andrew decide acompañarle al primer vagón y allí se encuentra con 2 hombres más. La descripción física de los hombres era la siguiente: un hombre alto, un hombre elegante y un hombre calvo.

Todos los hombres en el vagón experimentaban por lo menos 1 de las 5 tentaciones de un directivo, y se encontraban allí para buscar una solución a sus problemas y tentaciones. Charlie presento a Andrew a los 3 hombres y les dijo quien era, donde trabajaba y cual era su posición en la empresa. A los hombres no les causo tanta impresión saber donde trabaja ni cual era su puesto en la empresa. Luego de un rato Charlie retó a Andrew a reflexionar sobre las 4 tentaciones que el le había explicado anteriormente, y Andrew accedió.

Después de unos minutos, el tren se detuvo y los 3 hombres salieron del tren incluyendo a Charlie, pero Andrew no le quería ceder el paso porque aun no conocía la quinta tentación, y ese momento Charlie le pidió que le acompañara y así lo hizo Andrew.

Luego Charlie y Andrew discutieron sobre la quinta tentación en la para de autobuses que se encontraba en la salida de la parada del tren. Después que Charlie le explicó la quinta tentación a Andrew, tomo el autobús y se marcho. En ese instante, Andrew despierta de su sueño y se da cuenta que todo lo que había sucedido en el sueño solo había transcurrido en 20 minutos, abandona el tren y se dirige a su casa.

Al otro día, Andrew se dirige a su trabajo sin tener la menor idea de que daría en al reuníos que le esperaba. Luego, se dirige a la reunión y allí se encuentra con los gerentes de la empresa, incluyendo a Catheryn Peterson, una persona contratada para evaluar la situación actual de la empresa. Luego el presidente de la empresa inicia la reunión, pero no le pide cuentas a Andrew .

Al final de la reunión, Catheryn inicia su interrogatorio con Andrew, donde Andrew se vio sumamente abundado con las problemáticas en la que se encontraba la empresa en ese momento. Luego, Andrew agradeció a Catheryn por haber sacado a flote los problemas por los que pasaba la empresa y el inicia el discurso de su vida.

Después de unos instantes, la reunión termina, y se dirige fuera del salón, donde se encontraba un señor, con aspecto de conserje, el cual se encontraba colgando unos cuadros con fotografías de grandes empresarios de Trinity Systems. En los cuadros logró identificar a 3 de ellos, en los cuales se encontraba el hombre alto, el hombre elegante y el hombre calvo que estaban en el sueño de la noche pasada en el tren, y en ese momento logra También logró identificar al conserje que estaba colgando los cuadros, y ese conserje era Charlie, pero al momento de darse cuenta, ya Charlie se había marchado.

Tres años más tarde, el consejo administrativo se reúne de nuevo con el actual gerente general de Trinity Systems, y este hace el siguiente comentario: “ayer me encontre con Andrew O'Brien; el presidente de la empresa le dice al gerente “verdad?, ¿cómo se siente?, el gerente el dice que estaba bien y que se veía bien de salud, para lo que le pregunta el presidente de la empresa, ¿y donde lo viste?, y el gerente responde “en la estación de tren BART”.

Razonamiento de las 5 tentaciones de un directivo.

  • Primera tentación (Ante poner su posición y carrera antes que los resultados de la empresa).

  • Esta es la tentación mas difícil de manejar, ya que muchos profesionales prefieren poner en alto su carrera y dejar atrás los resultados de la empresa. También aplica a mantener su posición en la empresa como buenos profesionales.

  • Segunda tentación.(Necesidad de ser querido)

  • Cuando un directivo cae en la segunda tentación, no se atreve a pedirle cuentas claras a sus sub-alternos por miedo a que estos lo rechacen o lo vean con desagrado. Los gerentes por lo general se encuentran solos en su posición, solo se relacionan con sus sub-alternos directos, y desarrollan una familiaridad, desahogan sus problemas con ellos, crean lazos; entonces el gerente se siente mal al momento pedirles que rindan cuentas o de evaluar resultados. Todo ser humano tiene una reacción negativa a tener enfrentamiento con personas que consideran sus amigo(a)s por miedo a desagradarles, por esto el gerente que cae en la segunda tentación no pide a sus sub-alternos rendir cuentas, no los evalúa correctamente y cuando el problema se sale de las manos entonces se deshace de ellos, corta la relación de raíz para evitar el enfrentamiento y no le brinda ningún tipo de retroalimentación. Es importante que el gerente se interese en sus sub-alternos como personas, pero no tanto como para desarrollar una dependencia hacia ellos. Se recomienda que un gerente aprenda a ganarse el respeto y no la amistad de sus sub-alternos, no vea en ellos un grupo de apoyo sino un grupo de empleados claves para el desarrollo de la empresa y si estas personas fracasan no le estarán agradecidos de todas maneras.

  • Tercera tentación.(Elegir la perfección a la claridad)

  • Los gerentes que fallan en la tercera testación, temen pedir cuentas claras a sus sub-alternos, por que ellos mismos no tienen claro lo que ellos desean, y no han establecido con claridad las responsabilidades de estas personas. Muchos gerentes desean asegurarse de que sus decisiones son correctas, lo cual es casi imposible ya que la información cambia muy rápido y constantemente, por esto muchos gerentes postergan sus decisiones hasta no tener la información necesaria para que esta sea correcta y en la espera, vacilan y no entregan tareas claras a sus sub-alternos inmediatos y aspiran a que estos descubra las respuestas correctas con el tiempo. Es importante anteponer la claridad a la preescisión. Los sub-alternos aprenden mas si se actúa con claridad en lugar de estar siempre a la espera de mas información; si se equivoca rectifique y diga la razón, de nuevas ordenes, tome nuevas decisiones; el único costo para el gerente es una perdida de un poco amor propio y no la parálisis de la empresa.

  • Cuarta tentación.(Necesidad de mantener la armonía)

  • Esta se refiere a crear siempre armonía en la empresa. En el relato se refiere a que los directivos piensan en siempre calmar a los empleados durante las reuniones, sin dejar que las ideas fluyan en un ambiente bajo presión, además de que al final siempre se acaba haciendo lo que dice el jefe. Hay una técnica que se aconseja para evitar esta tentación y además propiciar el flujo de ideas en una reunión: “Brainstorming”.

    El Brainstorming se refiere al flujo de ideas durante una reunión siendo sopesadas no importa que tan alocadas fueran. Esto lleva a que cualquiera en la empresa puede ser pieza clave para conseguir un objetivo.

  • Quinta tentación.(Creerse invulnerable)

  • Se refiere a la tendencia que tienen los líderes de creerse invulnerables. Esto los convierte en el eje de las decisiones, donde no pueden ser contradecidos. sólo se hace lo que ellos dicen. No les dan confianza ni libertad a sus empleados a expresar sus ideas, lo que limita a la empresa a una sola cabeza: La del jefe

    En Japón ha surgido una teoría para evitar esto, la teoría “Z”, donde hasta el de mantenimiento aporta ideas a la hora de una reunión.

    CONCLUSIÓN.

    A nadie le agrada reconocer sus errores, y hay personas que sencillamente detestan hacerlo. Los grandes directivos no sienten mengua alguna sobre su imagen porque saben quienes son, saben por que ocupan ese cargo, y se dan cuenta que los resultados de la organización. Saben que la mejor forma de obtener resultados es poniendo sus debilidades sobre la mesa e invitando a los demás a ayudarles a minimizarlas.

    Hay directivos que comprenden este concepto a nivel intelectual, pero son incapaces de reflejarlo en su conducta, y a veces cometen errores de buscar momentos simbólicos para reconocer sus errores y debilidades. Esto solo contribuye a que el directivo el directivo no está dispuesto a poner sus debilidades sobre la mesa.