Las chicas de alambre; Jordi Sierra i Fabra

Literatura española contemporánea. Narrativa juvenil catalana. Problemas juveniles. Delgadez en el mundo de la moda. Anorexia. Ambiente pasarelas. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Pardalet
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Las chicas de alambre

Tema: Trata sobre las top models y la anorexia. También sobre el periodismo.

Narrador: En primera persona, es un narrador interno, que es el mismo al que le suceden las aventuras.

Espacio: Europa y América.

Tiempo: Pasa en un espacio de unos dos meses, aproximadamente.

Personajes principales: Jon Boix (Periodista de “Zonas Interiores”), Vania (Formaba parte de las wire-girls).

Argumento: Un periodista, Jon Boix, empleado en la revista “Zonas Interiores” es el encargado de hacer un reportaje sobre “Las chicas de Alambre”, tres chicas modelos conocidas por su extrema delgadez. Vania era española, Jess Hunt americana y Cyrille egipcia. Jess murió por las drogas y Cyrille se suicidó al saber que tenía el sida. Vania lleva diez años desaparecida tras ingresar en una clínica para recuperarse de su anorexia. Jon Boix empieza a investigar sobre el paradero de la modelo. Habla con gente que trabajó con ella y la conoció. Mientras entrevistaba a Carlos Sanromán, el fotógrafo que le hizo sus primeras fotografías, conoció a Sofía, una modelo de la cual se enamoró y tras enfadarse y reconciliarse, acaba trabajando en la revista de la madre de Jon. Habló con mucha gente, pero casi ninguno aporta ninguna nueva información y todos coinciden con que está muerta. Pero Robert Ashcroft, antiguo novio de Vania, aportó un nuevo nombre a la búsqueda: Noraima Briezen, su canguro, su criada, su “madre”. Tras hablar con personas cercanas a la historia, logró encontrar a esa mujer, Noraima, en Aruba, una pequeña isla del Caribe. Jon se desplaza hasta la isla para hablar con ella. Cuando llega busca en una guía telefónica su nombre, pero hay cinco iguales. Entonces recuerda la descripción de una casa que ella le hizo a Vania por cartas, unas cartas que tenía guardadas su tía, Luisa Cadafalch, única familiar viva directa de Vania. Al final logró encontrar la casa y hablar con la mujer que aporta el dato definitivo al artículo: Vania está muerta. Noraima lo acompaña al cementerio donde está enterrada y ve su tumba y la de la hija de Noraima: Eliza. Jon lleva a Noraima a su casa y vuelve al cementerio para hacer fotos. Mientras hace las fotos un detalle le golpea la razón: todas las flores están al lado de Eliza, Vania no tenía ninguna, pero había algo más, algo que había sucedido en casa de Noraima. Mientras cenaba se dio cuenta de aquel detalle: en casa de Noraima había un pasillo con varias puertas y al fondo una abierta que daba a un taller con objetos de pintura en el que alguien pintaba allí, y las manos de Noraima estaban limpias y cuidadas. También se dio cuenta de que aparecían las flores en la tumba, pero todas debajo del nicho de Eliza, como si en el de Vania no hubiera nadie. Volvió a casa de Noraima, la rodeó por la izquierda y escuchó una voz, se detuvo frente a una ventana y la vio allí, Vanessa Molins Cadafalch. Después se dirigió a la puerta y llamó, le abrió Noraima y se enfadó al verlo allí a esas horas, iba a cerrar la puerta pero apareció Vania y le dijo que pasara y estuvieron hablando, después se fueron a pasear y a seguir hablando. Dos días después, Jon se fue de la isla, pero con una duda... Qué clase de artículo iba a escribir.

  • Autor:

Jordi Sierra i Fabra (Barcelona, 1947), es uno de los autores más editados y leídos en lengua española, tanto por la innovación de sus propuestas literarias como por la enorme capacidad de sorprendernos con sus tramas y desenlaces. Su obra abarca todos los géneros y es uno de los escritores de lectura obligada en escuelas de España y Latinoamérica, campo en el que es un verdadero experto y un gran comunicador Galardonado con casi veinte premios literarios, su narrativa aborda el compromiso de contar lo que ve y lo que siente a través de sus constantes viajes por todo el mundo, fuente que le nutre de toda la energía que transmite a través de sus personajes y sus novelas.

Este año celebra sus bodas de plata como escritor. Su obra cuenta con más de 150 libros publicados, con múltiples facetas, como novela negra, ciencia ficción, policíaca o biografía. Su otra gran pasión es la música, que es una referencia constante en su literatura. Además es autor de una Historia del Rock en cuatro volúmenes, y ha fundado y dirigido numerosas revistas musicales. Su último libro se titula “Campos de Fresas”.

Personajes:

  • Principales:

  • Jon Boix: Tiene 25 años. Es periodista de “Zonas Interiores”, revista cuya directora es su madre.

Es el encargado de publicar un artículo sobre las “wire-girls” por el décimo aniversario de la desaparición de Vania, una de ellas.

Se pasa toda la obra viajando y hablando con conocidos de la desparecida modelo.

  • Vania: Vanesa Molins Cadafalch. Nació en Barcelona.

Era modelo, formaba parte “del trío de las chicas de alambre”. Tenía 25 años cuando desapareció y lo dejó todo.

Sobre ella trata el reportaje que debe escribir Jon Boix.

Tenía el cabello largo y negro. Ojos grises y profundos. Nariz recta y afilada, el mentón redondo y los labios carnosos.

    • Secundarios:

  • Cyrille: Narim Wirmeyd. Nació en el Cairo. Fue descubierta por Jean Claude Pleyel como modelo.

Era negra y de piel brillante. Cabello corto y ojos oscuros y misteriosos. Boca pequeña y labios rojos.

Cuando estaba en lo más alto de la fama, se suicidó al saber que tenía sida.

  • Jess Hunt: Nació en Toledo, Ohio. Era una pequeña reina de la belleza desde la infancia. Fue Miss Ohio. Hizo una rápida y meteórica carrera.

Era rubia con un cabello muy largo y rizado. Ojos verdes y siempre estaba sonriente con su enorme boca abierta y sus dientes blancos. Tenía unas mandíbulas firmes y pómulos perfectos.

Murió a causa de las drogas.

  • Paula Montornés: Directora de la revista “Zonas Interiores” y madre de Jon Boix.

  • Sofía: Modelo que conoció Jon mientras entrevistaba a Carlos Sanromán.

Tenía el pelo largo y negro. Ojos negros y unos labios anchos.

  • Luisa Cadafalch: Una anciana prematura. Era alta y delgada. Es el único familiar de Vania tras la muerte de su madre y el abandono de su padre.

  • Carlos Sanromán: Rondaba los sesenta años. Era fotógrafo y fue el que le hizo las primeras fotos a Vania.

  • Vicente Molins: Era un hombre mayor en silla de ruedas. Es el padre de Vania.

  • Tomás Fernández: Fue el primer amor serio de Vania a los dieciséis años. Ahora ejercía de relaciones públicas en una discoteca.

  • Nando Iturralde: Era cantante. Fue novio de Vania durante siete años.

  • Frederick Dejonet: Tenía ochenta años y fue, con sesenta años, cuando le hizo la primera sesión de fotos a Cyrille.

  • Trisha Bonmarchais: Directora de la agencia de modelos Pleyel. Esposa del asesinado Jean Claude Pleyel.

  • Robert Ascroft: Fue novio de Vania. Se casaron y al poco tiempo se separaron.

  • Agatha Hunt: Era la madre de Jess Hunt.

  • Bárbara Hunt: Hermana de Jess Hunt. Era el vivo retrato de ella y una chica muy simpática.

  • Noraima: Ahora tenía cincuenta años. Tenía el cabello ensortijado y gris. Un cuerpo rotundo, firme y fuerte. Era la criada de Vania, pero también como una madre para ella.

  • Argumento:

Un periodista, Jon Boix, empleado en la revista “Zonas Interiores” es el encargado de hacer un reportaje sobre “las chicas de alambre”. Tres chicas modelos conocidas por su extrema delgadez. Vania era española, Jess Hunt americana y Cyrille egipcio-somalí.

Jess murió por las drogas y Cyrille se suicidó al saber que tenía sida.

Vania lleva diez años desaparecida tras ingresar en una clínica para recuperarse de su anorexia.

Jon Boix empieza a investigar sobre el paradero de la modelo.

Habla con gente que trabajó con ella y la conoció.

Mientras entrevistaba a Carlos Sanromán, el fotógrafo que le hizo sus primeras fotografías, conoció a Sofía, una modelo de la cual se enamoró y tras enfadarse y reconciliarse, acaba trabando en la revista de la madre de Jon.

Habló con mucha gente, pero casi ninguno aporta ninguna nueva información y todos coinciden con que está muerta.

Pero Robert Ashcroft, antiguo novio de Vania, aportó un nuevo nombre a la búsqueda: Noraima Briezen, su secretaria, su criada, su madre.

Tras hablar con personas cercanas a la historia, logró encontrar a esa mujer, Noraima, en Aruba, una pequeña isla del Caribe.

Jon se desplaza hasta la isla para hablar con ella. Cuando llega busca en una guía telefónica su nombre, pero hay cinco iguales, entonces recuerda la descripción de una casa que ella le hizo a Vania por cartas, unas cartas que tenía guardadas su tía, Luisa Cadafalch, única familiar directo de Vania.

Al final logró encontrar la casa y hablar con la mujer que aporta el dato definitivo al artículo: Vania está muerta.

Noraima lo acompaña al cementerio donde está enterrada y ve su tumba y la de la hija de Noraima: Eliza.

Jon lleva a Noraima a su casa y vuelve al cementerio para hacer fotos. Mientras hace las fotos un detalle le golpeó la razón: todas las flores estaban al lado de Eliza, Vania no tenía ninguna, pero había algo más, algo que había sucedido en casa de Noraima.

Mientras cenaba se dio cuenta de aquel detalle: en casa de Noraima había un pasillo con varias puertas y al fondo una abierta que daba a un taller con objetos de pintura en el

que alguien pitaba allí y las manos de Noraima estaban limpias y cuidadas, entonces aparecían las flores de la tumba, todas debajo del nicho de Eliza, como si en el de Vania no hubiera nadie.

Volvió a casa de Noraima, la rodeó por la izquierda y escuchó una voz, se detuvo frente a una ventana y la vio allí, Vanesa Molins Cadafalch.

Después se dirigió a la puerta y llamó, le abrió Noraima y se enfadó al verlo allí a esas horas, iba a cerrar la puerta pero apareció Vania y le dijo que pasara y estuvieron hablando, después se fueron a pasear y a seguir hablando.

Dos días después, Jon se fue de la isla, pero con una duda, qué clase de artículo iba a escribir.

  • Personaje que más me gusta:

Personajes principales solamente hay dos y secundarios son los demás por lo que me parece difícil elegir al que más me gusta porque de los principales ninguno me atrae y los secundarios aparecen poco en la obra.

Pero sí hay uno que me ha gustado más que los demás aunque aparezca poco. Es Bárbara Hunt.

Es una chica muy simpática y que enseguida se hace amiga de Jon y Jon de ella. También me gusta mucho que parece no darse cuenta de que es la hermana de una modelo que en su día fue leyenda.

Creo que lo que más me ha gustado de ella es su simpatía y alegría y gracia al hablar.

  • Personaje que menos me ha gustado:

Me gustan todos y aunque los secundarios aparecen poco, no sabes como es su personalidad, pero los que menos me han gustado han sido aquellos que solamente al saber que la entrevista era sobre “las chicas de alambre”, le cerraban la puerta. Aunque Robert Ascroft al principio no quiere hablar con él, al final acaba contándole su historia.

  • Opinión personal:

Me ha gustado mucho el libro porque trata sobre temas que a mí me gustan, el periodismo, la investigación...

Lo que más me gusta es la serenidad con la que se enfrenta Jon al hablar con la gente a la que entrevista, porque está hablando con gente que en su día ellos hablaron y estuvieron con Vania y las otras chicas. También me sorprende la reacción al conocerla a ella personalmente y cuando hablan, es como si se conocieran desde hace mucho tiempo.

Es fácil de leer, porque te engancha. Te incita a seguir leyendo para ver que va a suceder.

También me gusta la forma de hablar con Sofía por teléfono y con su madre y la recepcionista de la revista