Las bicicletas son para el verano; Fernando Fernán-Gómez

Literatura española contemporánea del siglo XX. Teatro y ambiente de posguerra. Argumento. Personajes. Simbología. Guerra civil

  • Enviado por: Oriol A
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Naturaleza y Cultura: Visiones Antropológicas
UNED
En los últimos años el medio ambiente se ha convertido en una preocupación generalizada tanto para el público como...
Solicita InformaciÓn

Tendencias de la Teoría Literaria Hoy
UNED
Partiendo del extraordinario desarrollo de la teoría literaria en el siglo XX como contexto general, especialistas de...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Introducción

En este trabajo, pretendo hacer un análisis sobre el libro Las bicicletas son para el verano de F. F. Gómez. Para ello, el trabajo debe constar de una pequeña biografía del autor, para conocerlo mejor; un resumen de la obra en cuestión, que no debe faltar en ningún trabajo sobre libros y q nos da una idea de sobre que va el libro; también una evolución de los personajes, ya que suele variar respecto a la persona, edad, forma de entender los problemas y las circunstancias. Además el trabajo incluye una opinión personal.

Mi motivación personal a la hora de hacer el trabajo son muchas, ya que me ha gustado y además mezcla la historia con ellos reales y históricos. También explica la juventud del autor, que lo mezcla juntamente con un conflicto tan importante como fue la Guerra Civil Española desde el punto de vista de diversos personajes.

Biografía sobre el autor

Fernando Fernán Gómez, (1921-), actor y director de cine español, también novelista y autor teatral, conocido por el gran público principalmente por su labor interpretativa. Obtuvo sus primeros éxitos con producciones locales de posguerra como La mies es mucha (1948), de José Luis Sáenz de Heredia, en la que interpreta a un misionero español que sucumbe heroicamente, o Botón de ancla (1947), de Ramón Torrado, en la que encarna a un guardiamarina.

Con los años, este prototipo de hombre sencillo y bueno ha ido derivando hacia personajes más profundos y extraños, como el profesor de derecho autoesclavizado de Stico (1984), sátira de Jaime de Armiñán, por la que el actor obtuvo un Oso de Plata del Festival de Berlín.

Sin embargo, donde ha logrado sus mejores frutos ha sido en el terreno de la dirección, también en su madurez, con varias películas entre las que sobresalen El viaje a ninguna parte (1986), basada en su novela homónima publicada en 1985, Mambrú se fue a la guerra (1986), o El mar y el tiempo (1989), que también interpreta. En 1987, con la inauguración de los Premios Goya, conseguiría cuatro de estos galardones: a la mejor película, al mejor guión y a la mejor dirección por El viaje a ninguna parte, y a la mejor interpretación por Mambrú se fue a la guerra.

Como autor teatral, ha obtenido un gran éxito con Las bicicletas son para el verano, Premio Nacional Lope de Vega en 1978, adaptada al cine en 1983 por Jaime Chávarri. Fue también Premio Nacional de Teatro en 1984, y en 1987 fue finalista del Premio Planeta con su novela El mal amor.

Resumen de la obra

La obra teatral empieza con Luis y Pablo hablando sobre libros y, en concreto de que pasaría si en Madrid hubiera una guerra y en que lugares podrían haber barricadas. También hablan de sus cosas.

Poco más tarde, en el comedor de Dña. Dolores (madre de Luis), ella y Dña. Antonia (una vecina) hablan de sus cosas mientras María (la criada) está en la cocina. Al cabo de un rato aparece Manolita (la hija de Dña. Dolores) y Dña. Antonia se marcha. Después aparece Luis y, mientras ponen la mesa van hablando de sus novedades. Más tarde pero, aparece Don Luis (marido de Dña. Dolores) preocupado por la actualidad y la empresa en donde trabaja (las Bodegas). Después de comer, Luis “recuerda” que le ha de dar unos apuntes a Pablo, pero va a ver a Charito, una “amiga”. Mientras, Manolita le cuenta a su madre que su vecino (Julio) quiere casarse con ella.

Dos días más tarde, en casa de Dña. Antonia, ella le comenta a su hijo de que le ha encontrado un empleo, luego aparece su otro hijo (Pedro) que le dice a su madre que han asesinado a Calvo Sotelo, pero su madre le responde diciendo que Manolita se ha hecho artista (algo para ella más horrible que el asesinato) y eso ha hecho entristecer a Julio (que la quiere). Un rato más tarde, Dña. Antonia invita a Don Ambrosio, su mujer Laura, a los padres de Don Ambrosio, a Don Luis, Dña. Dolores, Luis y Manolita, para hablar con ellos y celebrar que su hijo Julio tiene un empleo.

Más tarde, en casa de Dña. Dolores, Manolita y Julio hablan de su relación. Mientras, aparece Don Luis dando la noticia de que se han sublevado los militares y poniendo a la misma vez la radio. Al día siguiente Dña. Dolores habla con María para empezar a almacenar alimentos para los días que se avecindan.

La acción se sitúa en el mes de noviembre, en el comedor de Dña. Dolores, ella y su marido discuten sobre María y Luis, ja que según Manolita, Luis entraba en la habitación de María y hacían algo más que hablar. Al final, después de hablar con ella, deciden que se marche con su familia, que la debe necesitar. Dicho esto, Don Luis pone la radio para saber las noticias del frente y se pone a hablar con su hijo Luis sobre las Bodegas. Mientras en la calle se escucha se escucha el ruido del combate, cada vez más cerca, juntamente con algún que otro himno comunista.

En enero de 1937, en la habitación de Luis, él y Pablo hablan sobre las últimas noticias de la guerra, de las últimas víctimas cercanas, de sus pequeños trabajos temporales y de las discusiones en casa de Pablo a causa de la ideología de sus familiares. Un par de horas más tarde, en el comedor se encuentran reunidos Dña. Dolores, Don Luis, Manolita, Luis, Pablo y un primo de Luis: Anselmo. Anselmo es un joven un poco más grande que Luis que es miliciano que ha aprovechado para venir a ver a su familia y de pasa explicar las novedades del frente y la situación en Valencia. Después de conversar un rato con ellos, él decide marcharse hacia el campo de batalla. Nada más irse, suenan las sirenas y bajan todos al sótano.

Al mismo tiempo, en casa de Dña. Antonia, ella Dña. Marcela y Dña. Dolores discuten sobre una incautación y de la actualidad de la Bodegas. También se informan con las últimas noticias llegadas del frente y Dña. Dolores le pregunta sobre la novia de Pedrito (Rosa).

Estamos en septiembre de 1937, en el comedor de Dña. Dolores (una escena habitual en esta obra). Manolita, su hija, le confiesa a su madre que está embarazada de cuatro meses, y de que el padre es un miliciano. Mientras le explica esto, suena el timbre, Dña. Antonia va a ver y vuelve a entrar con Dña. Antonia, que se la ve muy preocupada, la razón: le ha llegado una nota anónima diciendo que Rosa (la novia de Pedrito) es una mala mujer, una mujer de la calle y que Pedrito lo afirma, pero aun así la quiere.

En el sótano del edificio donde viven todos, se encuentran Dña. María Luisa (la casera), Maluli (su hija), tres vecinos del inmueble, Don Ambrosio, Laura, Dña. Marcela, Don Luis, Dña. Dolores, Manolita y Luis. Empiezan a hablar de que al principio de los bombardeos bajaba más gente de la que baja ahora, luego, el tema de conversación gira entorno al frente de guerra y a la radio y las emisoras que por ella se escuchan. Mientras, en un rincón del sótano, Luis y Maluli hablan animadamente y Luis le entrega a ella una poesía y le dice que cuando se podrán volver a ver. Y durante este rato los mayores hablaban de la situación y escasez de los alimentos.

En octubre de 1938, en el comedor de Dña. Dolores, Manolita y Don Luis hablan con María y Basilio (el marido de esta) que han venido ha hacerles una visita, a ver al hijo de Manolita y a traerles algo de comida (puesto que Basilio es el dueño de un colmado). Una vez se han despedido y se han marchado, Padre e hijo se dedican a criticarlos sobre su aspecto físico y los rumores que corren sobre ellos (María y Basilio) en el barrio, pese a que Dña. Dolores les reprocha también les da algo de razón. Luego, una vez reunida toda la familia, Dña. Dolores expone que va faltando comida del puchero donde guisa y al cabo de muchos argumentos descubre que toda la familia tiene la culpa, ya que todos “meten mano” al puchero.

Pero de repente llega Rosa con una mala noticia: ha caído un obús en el bazar donde trabajaba Julio (el marido de Manolita) y él ha fallecido.

Un día de 1939, en el sótano del inmueble se encuentran Dña. María Luisa, su hija Maluli y su criada Josefa, se encuentran hay metidas a causa de que han sonado las sirenas, lo que significa que sobrevolaban el cielo de Madrid aviones, pero entonces llega Luis y les dice que está “lloviendo” pan. Al principio Dña. María Luisa no se lo cree y, cuando accede y manda a Josefa, resulta que es demasiado tarde y ya no queda pan en las calles de Madrid.

Unos días más tarde, otra vez en el comedor de la casa de Dña. Dolores, están sentadas y charlando ella, Dña. Antonia y Dña. Marcela. De repente suena el timbre y resulta ser María, que viene con mala cara; la razón de ello ha sido que ha roto con Basilio. Pero a parte de ello, María les pide que si pueden volver a contratarla. La respuesta de Dña. Dolores es que no, ya que no atraviesan una buena situación, económica, pero Dña. Dolores le recomienda que vaya a casa de Dña. María Luisa, ya que su criada Josefa se ha ido. Un rato más tarde, aparece Don Luis y le cuenta a su mujer que les han despedido de las Bodegas (a él y a su hijo) por fundar un sindicato. En ese instante entran Manolita y Luis, él hecho un cirio ya que ha recibido una paliza por parte de unos soldados por defender a su hermana. Al poco de decir esto, suena el timbre: es Pablo y su familia que vienen a despedirse porque se van a Barcelona por motivos de trabajo. Después de hablar un rato, Don Luis descorcha una botella que le ha entregado el padre de Pablo. Brindan y beben a la salud y suerte de todos.

Días más tarde de acabarse la guerra, Don Luis y su hijo, pasean por un descampado y Luis le explica a su padre que, antes de que empezara la guerra (al inicio de la novela) él y Pablo hablaban de cómo podría convertirse Madrid en un campo de batalla.

Evolución de los personajes

En esta obra teatral, salen muchos personajes. He decidido dividirlos en dos bloques: los personajes principales y otros personajes destacables.

Personajes principales:

- Don Luis: Al inicio de la obra, aparece como un hombre mayor pero inmaduro, ya que se toma las cosas en broma y con calma; otras en cambio muy en serio. Desde el inicio se ha considerado partidario del Gobierno legal (la República) y eso le llevará a ser encarcelado.

- Dña. Dolores: Mujer muy simpática, agradable y comprensiva, pero enseguida se preocupa de los problemas y no entiende a su marido. Al final de la obra se vuelva humilde, pero sigue manteniendo sus ideas republicanas, aunque hacia el final desea que se acabe la guerra y se pone un poco de parte de los nacionales.

- Luis: un muchacho simpático, bastante estudioso, le encanta leer y sobre todo despreocupado (al principio). Junto a su amigo Pablo cree que una ciudad como Madrid no puede haber guerras. Se mantiene al margen de la guerra, pero con ideas republicanas (como toda su familia). Pero cuando la guerra acaba decide alistarse en la División Azul y cambiar un poco de ideología.

- Manolita: muchacha responsable que sigue a sus ideales frente a la opinión de sus padres, también es una muchacha compasiva y bastante alocada. Al final se sale con la suya y se dedica al teatro.

Otros personajes destacables:

- Dña. Antonia: persona mayor que a simple vista parecía republicana, pero desde el primer momento de la insurrección se identificó con los nacionales.

- Dña. Marcela: una anciana que desde el principio y hasta el final seguirá igual: no entiende de revoluciones ni progresos.

- Don Simón: un anciano algo despistado que desea una revolución. Al final estará algo a favor con los nacionales.

- Don Ambrosio: un hombre que desde el inicio hasta el final estará preocupado por la República y en contra de los nacionales.

- María: persona joven y trabajadora. No entiende mucho lo que sucede pero intenta ayudar (al principio) como puede en la casa donde trabaja. Desde un principio se siente identificado con la República pero luego cambia su forma de pensar a favor de los nacionales.

Opinión personal

Es un libro muy interesante que me ha encantado, aunque he de reconocer que el teatro no me gusta mucho. Mas que nada me ha gustado por las notas históricas que hay al pie de página, que me han hecho aprender mas cosas de las que sabia.

Índice

Página

  • Introducción 1

  • Biografía sobre el autor 2

  • Resumen de la obra 3

  • Evolución de los personajes 8

  • Opinión personal 10

- 11 -