Las bicicletas son para el verano; Fernando Fernán Gómez

Literatura española contemporánea del siglo XX. Teatro y ambiente de posguerra. Argumento

  • Enviado por: Ative
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Prologo

En un campo cerca de Madrid, en el verano de 1936, Pablo y Luis fantasean sobre libros y películas.

Ellos son unos chicos de 15 años que visten pantalones bombachos y camisas veraniegas.

Finalmente se imaginan el lugar en el que están en guerra y se marchan hablando sobre el tema.

Cuadro I

Los personajes de Doña Dolores, Don Luis, sus hijos, Luis y Manolita, la criada, María, y una vecina, Doña Antonia, se presentan.

Están en casa de Dª Dolores, una casa modesta y muy bien iluminada.

Todos hablan sobre sus problemas entre sí, escasez de comida, falta de empleo, asesinatos, política...

Cuadro II

En un parque, sentados en un banco, están Luis y Charito, una amiga suya.

Luis le entrega una poesía, tras leerla se pregunta que cuando se volverán a ver pues las vacaciones de verano les separaran un tiempo. Él no tiene bici y no podrá despedirse de ella.

Cuadro III

En casa de Dª Antonia, que es más pequeña y oscura que la de Dª Dolores, está Julio, el hijo mayor de 20 años, no muy agraciado y con gafas de miope.

Había que celebrar que por fin, Julio tenía trabajo, pero él estaba muy triste, pues estaba enamorado de Manolita pero ella le da calabazas y además era artista, profesión muy mal vista en el momento.

Cuadro IV

En casa de Dª Dolores están Julio y Manolita hablando sobre sus sentimientos sin sacar al final nada en claro.

La familia entera y algunos vecinos se pegan a la radio al enterarse de la noticia de un posible golpe de estado.

Dº Luis y Luisito aplazan para otro momento el comprar la bici.

Cuadro V

Es de noche, en el comedor de Dª Dolores están con las persianas subidas y la luz encendida.

María y Dª Dolores preparan reservas de comida por si la batalla se alarga mas de la cuenta.

Llega Dº Luis y ve, alarmado, las persianas subidas y la luz encendida y enseguida dice de hacer todo lo contrario. Cuando Luis va ha hacerlo disparan a la ventana y rápidamente bajan las persianas y apagan la luz.

A lo lejos se oye el sonido de una bomba estallar. La guerra empieza.

Cuadro VI

Es una habitación pequeña y sin apenas muebles la de la criada María. Allí está ella rezando, dispuesta a acostarse.

De pronto entra Luis a la habitación, éste se siente muy atraído por ella y no para hasta estar a su lado en la cama.

El combate de fondo cada vez es más fuerte.

Cuadro VII

El comedor de Dª Dolores, es noviembre.

Ella, su marido y Manolita discuten acerca de la relación que tiene Luis con la criada y para que la cosa no vaya a mayores deciden despedirla y que se fuese al pueblo de su familia.

Las cosas se ponen feas fuera, la guerra continua. Los milicianos se dirigen a la Ciudad Universitaria.

Cuadro VIII

Una cama, una estantería y una montón de libros por el suelo. Es el cuarto de Luis.

En él están el propio Luis y su amigo Pablo. Están hablando sobre novelas de todo tipo y le presta a su compañero unas eróticas.

Es entonces cuando Dª Dolores aparece para avisar a Luis que su primo Anselmo acababa de llegar.

Cuadro IX

En el comedor de Dª Dolores está su propietaria, Dº Luis, Manolita y el primo Anselmo, un joven miliciano, con sus pistolas y un pañuelo rojo y negro al cuello.

Con él hablan de la guerra, de su fin, de la libertad...

Mientras hablan el fuerte sonido de un obús les sorprende y corren a refugiarse al sótano.

Cuadro X

En su comedor, Dª Antonia está sentada a la mesa con Dª Marcela, la anciana madre de Dº Ambrosio y Dª Dolores.

La ventana está abierta y un botijo en el alfeizar. Están bebiendo unas copas de anís.

Ellas hablan sobre la gran escasez de alimentos, del noviazgo de Pedro con Rosa y del divorcio de Dª Marcela.

Cuadro XI

En el comedor de Dª Dolores, sentadas hablan madre e hija. Ésta le cuenta que está embarazada de 4 meses de un capitán, José Fernández, que fue asesinado en la sierra. Tras eso entra Dª Antonia llorando, acababa de saber a través de un anónimo que la novia de su hijo era una prostituta.

Cuadro XII

En el sótano de la casa, a oscuras, está Dª María Luisa, la casera, Maluli, su hija de 15 años, un par de vecinos, Dº Ambrosio, Laura, Dª Marcela, Luis, Dª Dolores, Manolita, con su hijo ya nacido en brazos, Dº Luis y otros vecinos.

El sótano hay cajas de madera, esculturas y más cosas amontonadas.

Un poco más tarde llegan Dª Antonia, Julio y Rosa..

Luis y Maluli se van a un sitio más apartado, Luis le entrega una poesía a ella.

Dª María Luisa pregunta a Dº Luis sobre los rumores de que tiene víveres escondidos algo que él desmiente.

Por otra parte, Julio se declara a Manolita con intenciones de casarse con ella y cuidar al niño.

Una tuertísima explosión cercana hace temer lo peor.

Cuadro XIII

Comedor de Dª Dolores, otoño. En él están Dª Dolores, Manolita, Luis, Dª Luis, María, la ex criada, y Basilio, su marido. Estos 2 están gordos.

Hablan sobre la inminente guerra entre Alemania, Reino Unido y Francia, sobre la paz y el hambre. Luego se marchan.

Hay una pequeña guerra en la familia por la comida, pues todos comían lentejas en secreto y al final no quedaba nada

Rosa llega a la casa e interrumpe la conversación. Da la trágica noticia de que había caído un obús en la tienda que trabajaba Julio y este había muerto. Manolita se deja caer, sin llorar pero abatida, en una silla.

Cuadro XIV

En el sótano de la casa suena la alarma aérea, bajan a él Dª María Luisa, Josefa, una antigua criada, y Maluli.

Luego, Luis llega abajo y les dice que no bombardean sino que estaban tirando pan. Josefa sale fuera para intentar coger algo, pero es inútil y no atrapa nada.

Todos estaban contentos imaginando el ya por fin final de la guerra.

Maluli le cuenta a Luis que se va ha marchar a estudiar a Suiza

Cuadro XV

En el comedor de Dª Dolores están sentadas charlando, ella, Dª Antonia y Dª Marcela.

Cuentan las penurias de la guerra, Dª Antonia se lamenta mucho de la muerte de su hijo y del encarcelamiento del otro.

María llega, busca trabajo pues su marido se ha marchando aprovechando la anulación de los matrimonios, y cree que lo mejor sería pedírselo a Dª Maria Luisa, pues Josefa, su criada había muerto.

Dº Luis le cuenta a su mujer que no tienen dinero pues el dinero que tenían de antes era de la republica y ese no valía nada ahora y que además le habían despedido a él y a su hijo de su trabajo.

Entran a la casa Luis y Manolita, le acababan de dar una paliza a Luis por protegerla a ella de unos soldados.

Entra Pablo y notifica a la familia que se marcha a Barcelona, Dº Luis brinda por la buena suerte del muchacho.

Epílogo

En un campo muy cerca de la ciudad, están paseando entre las trincheras Dº Luis y su hijo. Este le dice que antes que empezase la guerra se imaginó ese lugar con Pablo en guerra y pensó que era imposible eso.

El padre le cuenta que es posible que le detengan.

Hablan sobre el complicado futuro que le esperan, pero que le ha encontrado un trabajo como repartidor y que para ello tendría que comprarle la bicicleta que quería antes de empezar todo.