La verdad sobre el caso Savolta; Eduardo Mendoza

Literatura española contemporánea. Narrativa. Novela histórica. Argumento. Tema. Personajes. Influecias. Espacio y tiempo

  • Enviado por: Erica Varela Fontes
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

LA VERDAD SOBRE EL CASO SAVOLTA

1.ARGUMENTO:

Durante la 1ª guerra mundial, la masiva venta de armas había favorecido la prosperidad de la industria armamentística en los países neutrales. En septiembre de 1917, Paul André Lepprince directivo de la empresa Savolta (dedicada a la fabricación de armas en Barcelona) acompañado por el joven Javier Miranda al que había puesto a su disposición el señor Cortabaynes contratan a 2 matones para que escarmienten a los cabecillas de una huelga. Diez obreros son apaleados y la huelga fracasa, sólo un curioso y marginal periodista, Domingo Pajarito de Soto denuncia los hechos en un panfleto anarquista. Decidido a callar las acusaciones de Pajarito, Lepprince le contrata para que realice con plena libertad una investigación sobre la empresa.

Mientras dura esta farsa Miranda intima con Pajarito y también con su mujer, Teresa, quien busca desesperada el amor del joven para salir de su miserable situación. Cerca de la navidad, engañado por su esposa y utilizado por Lepprince, Pajarito sucumbe bajo las ruedas de un coche mientras regresaba a casa borracho. A los pocos días Savolta es asesinado a tiros.

Se encarga del caso el comisario Vázquez y como 1ª medida se ejecuta a varios anarquistas. Pero los atentados continúan: muere a balazos Claudedeu, jefe de personal de la empresa; Lepprince logra escapar ileso de un grupo de terroristas.

El tiempo pasa, y a causa de la entrada en la guerra de los americanos y de la posterior finalización del conflicto mundial, la empresa cae en bancarrota. Lepprince, que se ha casado con la hija de Savolta, Rosa Mª, y ocupa el puesto más alto, tiene problemas con un importante accionista Pere Parells que también murió asesinado.

Por otro lado, el comisario Vázquez sigue los pasos de Miranda y de Lepprince ya que unos confidencias de un extravagante personaje que dará con sus huesos en el psiquiátrico, Nemesio Cabra, les propone como sospechosos de las muertes de Pajarito y de Savolta. Pero Lepprince consigue que el comisario sea trasladado a Tetuán.

Javier Miranda siguiendo las indicaciones de Lepprince y como medio de ascenso social acepta casarse con María Coral, aunque desconoce que ésta es amante del empresario. María Coral es una joven gitana artista de tubúrios inmundos que Miranda y Lepprince conocieron al contratar a los matones que debían frenar la huelga.

El matrimonio es un desastre y Mª Coral después de confesar su relación con Lepprince intenta suicidarse. Todos los esfuerzos de Lepprince para arreglar la crisis de la empresa son infructuosos. Hundido, hace que Miranda persiga a sus guardaespaldas, Max que se ha fugado con Mª Coral muere, y María desaparece. La fábrica se incendia con Lepprince dentro sin que puedan determinarse las causas.

El comisario Vázquez que también morirá más tarde en extrañas circunstancias descubre a Miranda los motivos de tantas muertes, afirmando que tenían otras conexiones más intrincadas que las aparentes.

Lepprince mató a Pajarito, a Savolta y a Parells porque habían descubierto que suministraba clandestinamente armas al ejército alemán en unión de un espía, Max.

Miranda y María Coral se instalan en EE.UU. Antes de morir, Lepprince con el ánimo de dejar algún dinero a su mujer había contratado en secreto una póliza de seguros americana que cubriera los riesgos de la fábrica. Miranda era el encargado de cobrarla y hacerla llegar a Rosa Mª Savolta. Cumpliendo este cometido Javier es llevado a juicio porque la compañía aseguradora no quiere pagar. “Del juicio y mis retracciones han brotado estos recuerdos”, dice Miranda, es decir, la novela misma.

2. TEMAS:

Compartiendo una visión distanciada producto de la ironía, 2 temas destacan en el complejo argumento de la novela: el retrato panorámico de la sociedad barcelonesa y la azarosa vida de Javier Miranda. El 1º en torno al paradigma de la empresa Savolta inspirada en el caso real de la “Barcelona Fraction”, refleja críticamente un período histórico en el que la gran guerra había traído un auge sin precedentes en determinadas industrias de aplicación bélica. La consiguiente crisis económica tras la guerra y una peligrosa tensión social agravada desde 1917 por el rebrote revolucionario internacional al aire del ejemplo NSO, creó en Barcelona un clima insoportable de permanentes huelgas, represión gubernamental, terrorismo anarquista contra los empresarios y pistoleros a sueldo contra las asociaciones sindicales. Si este aspecto junto a la recreación de toda clase de ambientes sociales, confiere a la obra tintes de novela de fondo histórico-político, el 2º tema de corte folletinesco proporciona los elementos de mayor raigambre literaria. De la novela de acción, la detectivesca y la amorosa.

3. INFLUENCIAS:

Mendoza combina con equilibrio influencias de distinta tradición. Pueden apreciarse tanto las nuevas técnicas narrativas( como la técnica suspensiva de Faulkner) y la novela policíaca norteamericana, como rasgos de la novela picaresca, del esperpento de Valle-Inclán y la más nítida huella de Baroja, sobre todo en la concepción del personaje principal y el recurso del folletín.

4.PERSONAJES:

El panorama social es completo y los personajes junto a su comportamiento corrupto pretenden ejercer por lo común una cierta función representativa de clase, quizá por ello casi todos los nombres tienen valores simbólicos y fijan algún aspecto de su carácter. La alta burguesía se refleja en los directivos de la empresa marcados por la ambición de poder. Por ejemplo Cladedeu (clavo o llave de Dios) es un personaje conservador, inflexible y de buenos modales. Parells, es un personaje liberal, de traro distinguido y se convierte en el único obstáculo de Lepprince dentro de la empresa. Lepprince (el príncipe) es la gran creación de Mendoza según toda crítica, es un personaje que se puede relacionar con el modelo de maquiavelo. Está envuelto en un aire de misterio, es amoral, trepador, de inteligencia sinuosa irreflexiva, sigue fríamente sus planes de poder sin reparar en la entidad moral de los medios.

El comisario Vázquez y Cortabaynes (corta cuernos) representan al funcionariado. Uno sacado de la novela policíaca, de psicología monolítica y coordenadas obsesivas en su análisis de la realidad social. A la vez muestra una implacable voluntad de solucionar un caso que, en gran medida, contradice sus propias fijaciones del mundo. El otro, Cortabaynes, colaborador oscuro de la corrupción del poder retrata la hipocresía que bajo la apariencia de bondad a veces paternalista esconde un pozo de inconfesables arreglos.

El grupo de los asalariados se refleja los empleados del despacho de Cortabaynes y especialmente en el protagonista, Javier Miranda. De la misma pena barojiana nace este tipo de personaje caracterizado por su abulia y una blanda voluntad que le incapacita para definir sus existencias.”Me dijo que no se puede luchar contra el carácter y que nací para perder todas las batallas”. Si por un lado, simpatiza un Pajarito y los argumentos obreristas también deslumbrado por el mundo de Lepprince ve en el empresario la posibilidad de ascenso económico y social.

Es un ser desarraigado, testigo insolidario de la vida (Miranda) y que en último termino no es más que una marioneta inconsciente de todos los intereses.

El proletariado forma un cuadro sin individualizar , presenten huelgas, mítines, ambientes anarquistas y discursos. Destaca Domingo Pajarito un seudointelectual, bohemio, idealista desualido e ingenuo cuya alta misión obrera contrasta con la miseria de su vida, la generosa reflexión sobre la causa de los trabajadores y la ceguera e insensibilidad para la realidad cotidiana como la triste situación que padece su propia familia. Por ultimo los bajos fondos barceloneses de los que salen entre otros Maria Coral (belleza misteriosa, vital y esquiva, cuya única ambición es salir de la miseria al coste que sea) Nemesio Cabra (vagabundo con arrebatos de locura mística).

5. ESTRUCTURA. TIEMPO Y ESPACIO

La mayor novedad de la novela de Mendoza reside en la estructura. Si el lector cree que encontrará la historia tal como se ha contado en el argumento, quedará defraudado. A raíz de las declaraciones de Javier Miranda entre el juez neoyorquino se combina todo tipo de material, recuerdos,cortes, artículos de periódico, documentos judiciales..... Un total de 184 secuencias de claro origen cinematográfico que se van contando como un autentico rompecabezas al estilo de la estructura de la novela policíaca: de la confusión hacia la claridad final.En el plano de la forma la confusión se consigue hasta la secuencia 129 con la técnica de acumulación de fragmentos que como un caleidoscopio desordenado y como un caos temporal van aportando los datos necesarios. La claridad última donde cesan todas las piezas sueltas, corresponde ya a una narración lineal que se desarrolla a partir de la secuencia 130.

El marco temporal (siempre centrado en el mundo urbano de Barcelona) abarca un período convulsivo entre 1917 y 1919; aunque el narrador principal menta los sucesos 10 años después en 1927; un ejercicio de la memoria que justifica hasta cierto punto el desorden temporal del argumento. Mendoza otorga verosimilitud a los sucesos del relato (además de incluir cartas, documentos y referencias a personajes históricos que la favorecen), al darles, la mayor parte de la veces, una cronología precisa.

6. LENGUA Y ESTILO:

Elementos tradicionales y hallazgos de la novela moderna, se sintetizan al servicio de eso que viene denominándose “el placer de contar”. Junto al fragmentarismo, a la dislocación temporal, al contrapunto o a la presentación abrupta de situación el autor pretende sobretodo narrar una historia y por ello sin renunciar a una elaboración artística, el lenguaje se crea en beneficio de la claridad del lector. Se trata de narrar una historia con 2 características fundamentales:

  • El suspense, la génesis detectivesca o folletinesca de la novela conduce al uso de la técnica suspensiva, unas veces desperdigando datos que han de hilvanarse, otras derivadas de la incertidumbre del mismo argumento.

  • El perspectivismo: aunque Miranda es el narrador predominante la diversidad de materiales trae parejo una multiplicidad de narradores (artículos de Pajarito, acidávit del comisario Vázquez, cartas...), cada uno con su pto de vista sobre los acontecimientos.

  • Por último, de modo especial destaca la acumulación irónica de lenguajes y géneros. La imitación humorística periódica, de todos los lenguajes: el jurídico, el político, el administrativo, el sentimental, el periodístico...etc.

    7. VALORACIÓN CRÍTICA DE LA OBRA:

    Pocas veces se ha recibido con tanto entusiasmo una novela. La crítica fue unánime en sus alabanzas hasta el extremo que se le otorgó el premio a la crítica de 1976. publicado en abril de 1975, “la verdad sobre el caso Savolta” es una obra de excepcional calidad por muchos motivos y se podría decir que es la novela más importante de la última década. En esta novela aparece la anécdota, que suponía la recuperación de la aventura, la vuelta del argumento, a la acción como ingrediente fundamental del género novelesco. El lector se ve atrapado por el decurso del relato, por los acontecimientos y su interés no decae hasta prácticamente la última página. Cerraba así esta novela unos cuantos años de experimentalismo bastante estéril.

    Pero además, “La verdad sobre el caso Savolta” es una novela espléndidamente escrita, un verdadero placer para el lector que encuentra en ella una habilísima síntesis(o parodia, a veces, pero muy finamente elaborada) de estilos y géneros literarios. En torno a un hilo conductor, los recuerdos en 1ª persona de Miranda se acumulan sabiamente distribuidos los más diversos materiales; y la estructura, caleidoscópica al principio, más lineal en otros capítulos, está perfectamente medida.

    Junto a descripciones de sabor romántico, encontramos transcripciones de documentos(cartas, instancias...), diálogos brillantes, relatos en la mejor tradición de la literatura negra o páginas de muy seria denuncia social.