La verdad sobre el caso Savolta; Eduardo Mendoza

Literatura española contemporánea. Novela. Narrativa histórica. Argumento. Personajes. Estilo. Biografía. Técnica. Contexto histórico. Pistolerismo. Barcelona

  • Enviado por: Bídu
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Análisis del autor y su obra.

Eduardo Mendoza. Novelista español nacido en Barcelona en 1943. Es uno de los principales representantes de la última generación de narradores españoles. En sus obras, encontramos rasgos característicos como la ironía, la recreación de géneros (policiaco, etc.) y de formas narrativas tradicionales y por la riqueza de los recursos estilísticos y literarios. Éste autor, junto con Manuel Vázquez Montalván, ennoblecen el genero novelístico policial de su época. Por medio de sus novelas ha descrito y reinventado su ciudad natal.

Entre sus obras cabe destacar como principal La verdad sobre el caso Salvolta, y algunas menos importantes pero también conocidas como El misterio de la cripta embrujada, o La ciudad de los prodigios. En 1990 estrenó su primera obra teatral, escrita en catalán.

Personajes principales.

Javier Miranda: es el protagonista de la novela. Un personaje un tanto extraño, ya que hace lo contrario de lo que piensa. Aunque por alguna razón, todo le sale mal, en el fondo es un buen hombre.

Él es una persona normal, sus aspiraciones no son muy altas; pero surgen los problemas cuando Lepprince le introduce en una red de extorsión en la que se verá inmerso y de la que no podrá salir. El mayor problema de toda la historia, causado por una mujer, es descubrir lo que siente por María Coral. Acaba casándose con ella, aunque su matrimonio está lleno de problemas. Al final de la obra se irán a vivir juntos a EEUU.

Paul-André Lepprince: Es uno de los personajes más relevantes, ya que la novela gira en torno a él. Al final del libro se deja entrever que es el hijo de Cortabaynes. Intenta dar la imagen de burgués francés, pero en realidad no tiene dinero, lo único que busca es algo de donde sacar un poco de dinero. En su afán por conseguir capital, y tras haberse casado con la hija de Savolta, manda asesinar a éste, que es uno de los principales accionistas de la empresa para quedarse con su parte. No tiene ningún tipo de escrúpulos, ya que incluso engaña al que parece su mejor amigo, el anteriormente citado, Javier Miranda. Éste personaje está dotado de cierta complejidad, porque aunque parece ser una persona despiadada, muchas veces no se comporta como tal, ya que en algunos momentos como en el final del libro, deja al descubierto sus sentimientos, mostrando preocupación por su familia. Muere a causa de la explosión de su fábrica, mientras estaba dentro.

María Coral: Es una chica gitana de la que acaba enamorándose Javier Miranda. Trabaja con dos forzudos haciendo malabares, aunque la ocupación de éstos dos últimos en realidad era la de ejercer de matones a sueldo contratados por Lepprince para asesinar a Savolta. Con el tiempo se convierte en la amante de Lepprince y la mujer de Javier, aunque realmente no le ame con sinceridad. Llega a separarse de él y se va con Max, un guardaespaldas de Lepprince. Acaban juntos otra vez al final de la novela.

Cortabaynes: Es un abogado de Barcelona, Javier es su ayudante. No aparece mucho en el transcurso de la novela, pero tiene un papel importante, ya que al parecer es el padre de Lepprince y además, fue él quien ayudó a Savolta a montar la empresa.

Pajarito de Soto: Es un periodista, de ideales anarquistas, que protesta en contra de la empresa Savolta, ya que las condiciones en las que trabajan los obreros son un tanto precarias. Resulta importante al principio de la novela, pero una vez asesinado pierde relevancia, hasta que se descubre su asesino al final del libro.

Inspector Vázquez: Es el encargado de investigar la muerte del anterior personaje, y posteriormente la de Savolta. Cuando se está acercando a la verdad es trasladado a África, pero eso no le impide volver y descubrir qué paso en realidad. Gracias a él se descubren muchas cosas sobre Lepprince, lo que le dota de cierta importancia.

Nemesio Cabra Gómez: Este personaje es un loco, que según dice, es el elegido de Dios para llevar a cabo una misión. Gracias a él se descubre la carta que envió De Soto antes de morir. Es un personaje muy curioso, porque aunque está loco, hay momentos en los que hace uso de la cordura.

Procedimientos técnicos y estructura.

El lenguaje de esta obra es muy variado, mostrándonos diferentes tipos, ya que no todos los personajes pertenecen al mismo ambiente o clase social y por lo tanto la utilización del lenguaje es distinta. Esto queda reflejado en algunas conversaciones de la novela. Como la obra se ambienta en una época anterior a la que es escrito el libro y a la propia actualidad, a veces se usan palabras que no se utilizarían ahora.

La mayor parte del libro está escrito como una narración, aunque también abundan los diálogos y hay partes en las que el autor transcribe los pensamientos de los personajes. Aunque generalmente las frases son cortas, hay momentos en las que un solo personaje habla durante bastantes hojas. Es el caso del filósofo anarquista.

La narración se realiza principalmente en 1ª persona, siendo el narrador Javier Miranda, pero también encontramos fragmentos narrativos en 3ª persona, como por ejemplo cuando el autor nos cuenta lo que hizo Nemesio. Mientras Javier no es narrador, el autor se limita a contar los hechos, sin intervenir ni dar su opinión personal.

El autor divide la novela en dos partes. La primera de ellas consta de cinco capítulos que se caracterizan por su difícil lectura y comprensión y con la importancia de la trama que se desarrolla en éstos.

La segunda parte consta de diez capítulos en los que se desarrolla el resto de la trama, con el desorden cronológico característico de esta obra.

Aspectos sociales e históricos reflejados en la novela.

Toda la novela se desarrolla en la Barcelona del primer cuarto de siglo. Esta obra es un fiel reflejo de lo que ocurría allí, es decir, el ambiente de revolución, el descontento de la población, el pistolerismo que ejercían los patronos para acabar con los revolucionarios, etc.

Pero la novela nos muestra dos aspectos distintos de la Barcelona de la época, por un lado el proletariado, el mundo de los obreros. Nos enseña su forma de vida, de diversión, sus pensamientos, etc.

Por otro lado nos enseña el mundo en el que se movía la burguesía. Los personajes a través los cuales nos hacen ver este ambiente social son Paul-André Lepprince y Javier Miranda; pero no encajan perfectamente en ninguno de los dos ambientes o estilos de vida, ya que en cierto modo, se encuentran inmersos entre ambos.

Valoración personal.

Ésta novela, esencialmente policiaca, me ha parecido entretenida e incluso intrigante, pero un poco compleja en algunos tramos.

Es bastante completa. Tiene asesinatos, acción, intriga, desengaños amorosos, etc., lo que la dota de todos los argumentos necesarios para una buena obra de género policial.

Me ha parecido interesante, aunque no es la que más me ha gustado, ni el tipo de libros que suelo leer.

Personalmente, le daría un 6 o 7 sobre 10.

Índice:

  • Análisis del autor y su obra.

  • Principales personajes.

  • Resumen del argumento.

  • Procedimientos técnicos y estructura.

  • Aspectos sociales e históricos reflejados en la novela.

  • Valoración personal.

Resumen del argumento.

En este libro, se relata a través de Javier Miranda una historia cuyo epicentro se encuentra en la empresa Savolta. Es una novela marcadamente policiaca.

El ambiente social en el que va a tener lugar esta obra es Barcelona a principios del siglo XX. Barcelona se encontraba con un gran problema social con revueltas obreras y manifestaciones sociales. Continúa con el protagonista, Javier Miranda y como este consigue trabajo después de venir de Estados Unidos con cartas de recomendación de los amigos de su difunto padre. Este empezó trabajando con un abogado llamado Cortabanyes. Javier Miranda entabla amistad Lepprince, pero tras tener sospechas sobre de que éste último está implicado en algunos asesinatos, decide seguir con la investigación por su cuenta.

Savolta, el mayorista de acciones de la empresa. También es asesinado a manos de unos matones contratados por Lepprince. Entonces el comisario Vázquez esta al tanto de este caso, y con la ayuda del sargento Totorno investigan el caso. Al ser asesinado Savolta las sospechas surgen, ya que la empresa comenzaba a ir muy bien, porque al surgir la guerra obtenían muchas ganancias al estar produciendo armas.

Después se comete el asesinato de Pajarito de Soto. Que tenia relación con la empresa, ya que fue contratado por Lepprince. Por otra parte, Nemesio, un joven que había sido contratado por Pere Parells para vigilar a Pajarito contó todo esto al comisario y a Parells. Nemesio cuando ve muerto a Pajarito vio una carta en la que contaba las trampas de Lepprince, que estaba dirigida a Miranda.

A partir de aquí aparece María Coral, la que había sido amante de Lepprince, y éste la caso con Miranda, pero todavía seguía siendo su amante. María Coral y Javier mantuvieron durante un tiempo una estrecha amistad con los Lepprince. Por otra parte la relación de matrimonio existente entre ambos era muy fría.

Un día, María le contó la verdad a Javier, sobre su relación con Lepprince. Mientras tanto Parells es asesinado por mandato de Lepprince mediante una bomba puesta en casa del anterior.

María Coral se escapa con Max que era el guardaespaldas de Lepprince, por esto Miranda sale en busca de ellos. Max muere en un accidente de coche y María Coral la cual salió ilesa aparece después en el piso de Javier.

Éste vuelve a Barcelona y al enterarse de la muerte de Lepprince va a visitar a la viuda.

Al salir de la casa de este descubre al comisario Vázquez, que le revela toda la verdad, y le entrego la carta de Pajarito de Soto. Al día siguiente, el protagonista va a visitar a Cortabanyes, el cual le dio una carta que Lepprince había dejado para él. En ella le aconseja hablar con los abogados de Nueva York para cobrar el seguro de la empresa y así dárselo a María Rosa Savolta y a su hija.

Después de todo esto, Javier y María Coral huyen a Nueva York en busca de trabajo, donde Javier Miranda se somete a juicio para obtener el dinero del seguro. El libro acaba con la carta escrita por la señora Lepprince agradeciendo a Miranda el dinero del seguro. Un desenlace que después de todos los acontecimientos sucedidos, deja conformes a unos y a otros.