La verdad sobre el caso Savolta; Eduardo Mendoza

Literatura española contemporánea. Narrativa. Novela histórica. Biografía. Ambientada en Barcelona. Personajes principales y secundarios

  • Enviado por: Joey
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad


Biografía...............................................................................................................Pág. 3

Personajes Principales.......................................................................................Pág. 4

Javier Miranda .........................................................................................Pág. 4

Paul-André Lepprince………………………………………………………. Pág. 5

Nemesio Cabra.........................................................................................Pág. 5

María Coral................................................................................................Pág. 6

Personajes Secundarios.....................................................................................Pág. 7

Alejandro Vázquez Ríos..........................................................................Pág. 7

Enrique Savolta........................................................................................Pág. 7

Domingo Pajarito de Soto.......................................................................Pág. 7

Cortabanyes.............................................................................................Pág. 8

Cladeau.....................................................................................................Pág. 9

Rovira........................................................................................................Pág. 9

Enciclopedia Universal SOPENA

Misterio de la Cripta Embrujada

Eduardo Mendoza:

Eduardo Mendoza nació en Barcelona en 1943 y residió en Nueva York de 1973 a 1982.
Ha publicado las novelas La verdad sobre el caso Savolta (Seix Barral, 1975), que obtuvo el Premio de la Crítica, El misterio de la cripta embrujada (Seix Barral, 1979), El laberinto de las aceitunas (Seix Barral, 1982), La ciudad de los prodigios (Seix Barral, 1986), Premio Ciutat de Barcelona, La isla inaudita (Seix Barral, 1989), Sin noticias de Gurb (Seix Barral, 1991), El año del diluvio (Seix Barral, 1992), Una comedia ligera (Seix Barral, 1996), por la que obtuvo en París el Premio al Mejor Libro Extranjero, referido además a todo el conjunto de su obra, en 1998, y La aventura del tocador de señoras (Seix Barral, 2001), Premio al «Libro del Año» del Gremio de Editores de Madrid. En colaboración con su hermana Cristina ha escrito la obra Barcelona modernista (Planeta, 1989) Es autor de la obra teatral en catalán Restauració (Seix Barral, 1990), que él mismo tradujo al castellano (Restauración, Seix Barral, 1991)

La verdad sobre el caso Savolta; Eduardo Mendoza

PERSONAJES PRINCIPALES:

Javier Miranda Lugarte:

Joven burgués de clase baja, nacido en Valladolid el 9 de mayo de 1891 con nacionalidad estadounidense. Residía en Estados Unidos desde el 8 de marzo de 1922. Estudió dos cursos de leyes en Valladolid.

Tenía un carácter débil y se dejaba influenciar por sus pocos amigos. Su nivel de vida era bajo y no tenía muchas aspiraciones.

Ejerció sus actividades en Barcelona entre 1917 y 1919. Se trasladó a dicha ciudad porque en Valladolid no encontraba trabajo debido a la escasez de demanda. Una vez en Barcelona le fue muy sencillo encontrar trabajo debido a las cartas de recomendación que tenía, proporcionadas por los amigos de su difunto padre.

Fue contratado por un abogado, el señor Cortabanyes, el cual dirigía un pequeño bouffete, con el que posteriormente, mantendría una buena relación. Javier se encargaba de hacer recados en el Palacio de Justicia y en los juzgados municipales, acompañaba a los clientes a prestar declaración, llevaba documentos a las notarias, realizaba gestiones de poca importancia en la Delegación de Hacienda, ordenaba y ponía al día el archivo de asuntos y buscaba cosas en los libros. ( Toda esta información la podemos encontrar en las páginas 14-16; 20-21)

En esta historia tuvo gran importancia este personaje, ya que, además de ser el narrador de la trama, es uno de los protagonistas.

Javier tenía un trabajo muy tranquilo, hasta que de repente, se vió involucrado en uno de los mayores escándalos de aquellos tiempos.

Todo empezó, cuando Cortabanyes le presentó a Lepprince y le pide que trabaje para él. Lo que tenía que hacer era convencer a Pajarito de Soto de que la empresa Savolta no era como él pensaba. Tuvo una relación amorosa con la esposa de éste, pero se casó con María Coral. Al final de la obra descubre todas las tramas de Lepprince.

Después de esto, se fue con María Coral a Estados Unidos y así, aprovechó, para cobrar el seguro de vida de Lepprince y entregárselo a María Rosa de Savolta.

María Coral y Miranda fueron muy felices, pero no pudieron tener hijos.

Paul-André Lepprince:

Joven burgués francés, aunque en realidad no tenía tanto dinero como aparentaba, era inteligente, presumido, con maneras distinguidas, aspecto jovial, sin ningún tipo de escrúpulos y un gran manipulador.

La gente apenas le conocía, lo único que sabían de él, es que era un joven francés, que residía en Paris, y llegó a España en 1914. Se dio a conocer en los círculos aristocráticos y financieros de la ciudad. Era objeto de respeto y admiración debido a su inteligencia, su condición social y sobre todo, a su arrogante figura. Apenas había pasado un año de su aparición, estaba desempeñando una labor directiva en la empresa Savolta. (Todo esto se puede encontrar en la página 28)

Se puede observar en este libro el aprecio de Lepprince hacia los niños, sobre todo con María Rosa Savolta hija de su jefe y su futura esposa. (Pág. 109)

Es un personaje muy importante, ya que entorno a él, gira toda la trama de esta historia.

Consiguió casarse con la hija de Savolta, y previamente, mandar matar al padre de su esposa, y de esta manera, quedarse con las acciones de la empresa.

También se encargó de quitarse del medio a posibles testigos que podrían descubrir los extraños negocios que éste mantenía en la empresa de Savolta. Esto demuestra, que se trataba de un personaje sin ningún tipo de escrúpulos.

Se casó con Maria Rosa Savolta pero tenía una amante, María Coral.

Savolta murió en extrañas circunstancias.

Tras su muerte, se descubrió que toda su fortuna era inexistente y que nos encontrábamos ante un gran estafador. ( Pág. 414)

Nemesio Cabra:

Era un joven vagabundo muy listo, contratado por Pere Parells para vigilar a Pajarito.

Él fue quien cogió la carta que Pajarito escribió para Javier, cuando éste murió, y se la entregó al comisario Vázquez.

La gente pensaba que estaba loco, porque decía que era el elegido de Dios para llevar a cabo una misión, e incluso estuvo interno en el manicomio.

María Coral:

Es una gitana que trabaja con dos hombres, haciendo malabares.

Era suave, frágil, sensual como un gato y también caprichosa, egoísta, desconcertante”. De éste modo la describía Lepprince.

Lepprince y Javier la conocieron en un cabaret.

Es la amante de Lepprince y también se convertirá en la esposa de Javier.

Javier se casó con María simplemente por puro interés, y por las influencias de Lepprince. Al contraer matrimonio con Miranda, ésta conseguiría una estabilidad económica, social y sobre todo una ayuda para recuperarse de su enfermedad.

Durante el matrimonio con Javier, ella seguiría viéndose con Lepprince con él que mantuvo una relación muy íntima.

María Coral, se escapó con Max, el guardaespaldas de Lepprince. Lepprince preparó esta huida con el fin de que Javier rescatase a su “esposa” y Max le matase en el intento, pero no fue así. Pasó un tiempo hasta que Javier y Miranda se encontraron y se reconciliaron, partiendo ambos hacia Estado Unidos.

PERSONAJES SECUNDARIOS:

Alejandro Vázquez Ríos, (Inspector Vázquez):

Nació en Antequera (Málaga) el día 1 de febrero de 1872.

Era un policía metódico, tenaz y poco dado a los alardes imaginativos. (Pág. 277)

Ingresó en el cuerpo de policía en abril de 1891 y desempeñó sus funciones en Valladolid, más tarde en 1907 ascendió de cargo y se trasladó a Zaragoza y nuevamente ascendió en 1910 y se traslado a Barcelona, donde residió. Abandonó el Cuerpo de Policía en 1920 y ocupó un puesto en una empresa de la rama de la alimentación. (Pág. 35)

Es el detective que está al mando de las investigaciones de las muertes de Pajarito de Soto y de Savolta. Es trasladado a África cuando estaba apunto de descubrir lo ocurrido. Pero al volver descubrió todo y se lo reveló a Javier.

Enrique Savolta:

Era un hombre de mediana edad. Sin embargo, tenia una mirada triste, mal color y voz temblorosa (Pág. 106)

Enrique tenía 61 años cuando murió, estaba casado, era natural de Granollers, provincia de Barcelona

Era el dueño y fundador de la fábrica de armas en la que se ambienta la obra. Éste era el primer accionista, ya que poseía el 70% de las acciones de la empresa.

Esta empresa se dedicaba a la venta y fabricación de armas, explosivos y detonantes, situada en la zona central de Hospitalet, en Barcelona, de la cual, a su vez era director gerente.

Primeramente su muerte se atribuyó a las organizaciones obreras, que debieron de llevar acabo el atentado como represalia por la muerte de un periodista llamado Domingo Pajarito de Soto, acontecida diez o quince días antes. ( Pág. 125)

Domingo Pajarito de Soto:

Era de corta estatura, cabezudo y cetrino, con el pelo negro brillante, manos diminutas y brazos excesivamente cortos, ojos abultados, su boca tenía aspecto rasgado y era muy carnosa, nariz chata y cuello muy corto. (Pág. 72)

Era un hombre muy bueno, pero inconstante, nervioso e irresponsable, ciego para todo lo que no fuesen sus ideales reformistas, absorto en la meditación y elaboración de proclamas, denuncias y reivindicaciones. Solía oscilar entre violentos estados avasalladores de energía creativa, y súbitas depresiones que le producían malhumor y

silencio. Todo esto lo soportaba su mujer, Teresa; en un desamparado silencio. (Pág.75)

Era un periodista anarquista de “La Voz de la Justicia”. También había colaborado en distintos periódicos como “La Voz del Trabajo” y “El Condenado”.

Procedía de Galicia, no tenía ni trabajo ni domicilio declarados, vivía con una mujer con la que tenía un hijo, pero realmente nunca se supo si esta pareja estaba casada. (Pág. 38, según lo dicho por Vázquez)

Vivía en una casa señorial y ruinosa en la calle la Unión, donde tenía un aposento realquilado. Dicho aposento era muy grande, rectangular y poblado por un laberinto de muebles heterogéneos. Su pasión por la lectura era evidente, debido a su gran número de libros (Pág. 71)

A Domingo, le preocupaba más el individuo que la sociedad, y lamentaba más la deshumanización del obrero, que sus condiciones de vida. Éstos temas eran sus principales preocupaciones, como se podía observar en los artículos de “La Voz de la Justicia".

En el relato, Domingo fue contratado por Lepprince para que realizase un artículo acerca de su empresa. Pero Domingo, empieza a descubrir ciertos hechos que no favorecen mucho ni a Lepprince ni tampoco a la empresa. Y cuando Lepprince se da cuenta de todo lo que sabe Domingo, ordenó que lo matasen. Pero Domingo antes de morir había escrito una carta a Javier, en la que le contaba todo lo sucedido, y más tarde, esta carta, se convertiría en un tesoro que todos querían encontrar.

Cortabanyes:

Era un abogado adulto, gordo, calvo, con bolsas amoratadas bajo los ojos, nariz de garbanzo y un grueso labio inferior colgante y húmedo, papada tersa, manos delicadas con las uñas muy estrechas.

Era un holgazán, moroso y chapucero. En apariencia parecía un hombre pesetero, debido a que tenía un local muy pequeño para ahorrarse los gastos de la limpieza y el mobiliario. (Pág. 21-22)

Según Lepprince, Cortabanyes era un gran hombre, pero tenía un gran defecto, que era que sentía ternura por si mismo y esa ternura engendraban en él un heroico pudor que le hacía burlarse de todo, empezando por sí mismo. Su sentido del humor, ahuyentaba a la gente en vez de atraerla. Lepprince decía que en la vida no se podía ser un llorón como Cortabanyes. (Pág. 87)

Estuvo casado con Llüisa con la que tendría un hijo, del que nunca se supo nada. Su mujer murió poco tiempo después y tras su muerte, Cortabanyes cayó en una gran depresión de la que nunca llegó a recuperarse.

Cortabanyes fue quien dio trabajo a Javier cuando llegó a la ciudad.

Al final del relato el autor da a entender que Lepprince es hijo de Cortabanyes.

Cladeau:

Era un burgués, algo rudo en su modo de hacer y de pensar las cosas, pero no carece de sentido práctico. (Pág. 101) Cladeau rebosaba vitalidad, tenía un gran vozarrón y un gran cuerpo, que se veía por todas partes, se le caracterizaba por su carcajada contagiosa. (Pág. 106) Éste odiaba a los anarquistas, debido a que por culpa de ellos perdió la mano en el Liceo de Santiago Salvador al arrojar una bomba. (Pág. 101) Éste desempeña el papel de encargado en la fábrica de Savolta. Partidario de usar la violencia contra los obreros, cuando éstos les causan algún tipo de problema, como coger una baja. Junto a Lepprince se encargó de vender armas ilegalmente a Alemania y Francia, ganando así más dinero.

Rovira:

Es el secretario de la empresa Savolta, de clase obrera alta que pasa información de la empresa a los obreros y en consecuencia a Pajarito de Soto.

  • Salen otros mucho personajes como son Doloretas, Tío Basilio, Totorno, Lucas el ciego, Don Segundino, Juez Davison, María Rosa Savolta, Pere Parells, Neus Cladeau, Teresa.

9