La Vera Historia de Purificación; Raquel Saguier

Literatura paraguaya contemporánea. Narrativa. Biografía. Psicología. Sexualidad. Argumento. Personajes. Ambiente. Estructura. Recursos

  • Enviado por: Rociito
  • Idioma: castellano
  • País: Paraguay Paraguay
  • 12 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


  • datos bibliográficos

  • Nombre del libro: La Vera Historia de Purificación

    Autor: Raquel Saguier

    Servi Libro

    Edición al cuidado del autor

    Asunción, Paraguay.

    Noviembre de 2003

  • Datos biográficos del autor

  • Raquel Saguier (1940)

    Una de las novelistas paraguayas contemporáneas más importantes es Raquel Saguier. Comenzó trabajando en el Taller Cuento Breve donde adquirió la experiencia necesaria para determinar su carrera literaria posterior.

    Ha publicado hasta la fecha tres novelas: La niña que perdí en el circo (1987), La vera historia de Purificación (1989) y Esta zanja está ocupada (1994).

    La vera historia de Purificación tiene un sentido especial que emana de una prosa abierta, intimista, y que surge de la autocomprensión de una situación personal de apertura de la mujer al mundo desde la iniciación sexual autentificada; alejada de la simple relación contractual del matrimonio impuesto con un hombre con el que resultan imposibles unas relaciones sinceras y fluidas.

    Su escritura es muy elaborada, pulida, sobre todo la estructura de sus obras, y trata de crear una prosa con ritmo.

    El tema común de las tres novelas es la expresión personal de su mundo femenino, y la rebelión contra el orden patriarcal tradicional e impuesto.

  • Inferencias del tema

  • La novela trata de la vida de una mujer, Purificación Vera, quien era huérfana de nacimiento

  • tema

  • El error cometido por Purificación, las consecuencias sociales y psicológicas de dicho suceso, y los cambios que esto produjo en su vida.

  • Género

  • Narrativo

    Porque relata los hechos y las situaciones ocurridas.

  • Especie o sub-género

  • Novela

    Obra literaria en prosa en la que se narra una acción fingida en todo o en parte, y cuyo fin es causar placer estético a los lectores con la descripción o pintura de sucesos o lances interesantes, de caracteres, de pasiones y de costumbres.

  • ideas PRINCIPALES

  • - Los problemas psicológicos de Purificación por la falta de cariño.

    - La exagerada represión hacia la sexualidad.

    - Los sentimientos de soledad, por la esclavitud que imponían sobre ella su esposo y sus hijos.

    - Las relaciones de Purificación con el otro hombre.

    Ideas secundarias

    - Los reproches y la discriminación de las demás personas hacia Purificación.

    - La vida “Santa” de las tías, y sus influencias.

    - La falta de amigos de Purificación, lo que la llevó a tener amigos imaginarios.

    - Los viajes constantes del esposo de Purificación y el abandono, dejándola sola.

  • Argumento

  • La novela trata de la vida de Purificación, una mujer que creció y vivió sin cariño, con indiferencia de parte de los demás.

    Ella era una mujer que vivía con sus dos tías: Santa Rosa y Santa Librada, quienes eran viejas e insensibles, la criaron sin cariño, y exigiéndole que no haga ninguna muestra de cariño hacia los demás.

    Purificación sufría, viviendo en soledad, en un lugar donde se eliminaban los afectos y se reprimía todo aquello que tenga que ver con la sexualidad.

    En una noche, la obligaron a vestirse y arreglarse para recibir a un pretendiente, las tías se pusieron de acuerdo, y ella no tenía derecho a rechazarlo. Ellos hablaron de todo, incluso del matrimonio, pero nunca preguntaron si ella estaba de acuerdo.

    El hombre era un millonario conocido en todo el pueblo, él solucionaría los problemas económicos de la familia; esto significaría el volver a tener una posición en la alta sociedad, a cambio de esto, le ofrecieron sus dieciocho años. Ella lo aceptó, estaba demasiado confundida para decir que no y enfrentarse. Todo esto fue el inicio de la miserable vida que llevaba.

    Purificación era una mujer que sufrió mucho, durante toda su infancia y toda su vida, pero a pesar de eso tenía muy buenos valores y era de una buena familia; ya estaba cansada de la esa vida, porque sus hijos no la respetaban, su marido era infiel y nunca estaba con ella cuando lo necesitaba. Él le reclamaba todas las cosas, los gastos, se imponía a ella, era una persona a quien solo le importaban las apariencias, siempre hacía uso de su poder sobre ella, recordándole que era mantenida y que podía volver a la casa de sus tías cuando quisiese .

    Ella vivía en una crisis económica, tratando de equilibrar los gastos, sin viajes ni vacaciones, ni diversiones para distraerse. Tenía además obligaciones de madre, tenía que ayudar a sus hijos que muchas veces se quejaban de todo; tenía que arreglar la casa, cocinar, limpiar, siempre la misma rutina. Pero para ellos, eso nunca era suficiente. Siempre se sentía sola, sin que nadie le preste atención a lo que necesitaba. Sentía que todos se alejaban de ella.

    Sentía también la falta que le hacían sus padres, al ser huérfana. Tenía muchas dudas acerca de ellos, a pesar de lo poco que le habían contado sobre ellos.

    En una oportunidad, una amiga suya, Cristina Sánchez le había invitado a asistir a unas clases de música, que estaba dictando un conocido músico del pueblo, Fidel Campos. Así las dos se inscribieron para las clases.

    Desde el comienzo les gustaron las clases, le fascinaban, le encantaba escuchar las melodías y músicas de Beethoven, le hacían olvidar por una rato todo lo demás, le gustó el hombre, Fidel, y sin darse cuenta y de a poco fue enamorándose de él. Pronto sintió la necesidad de amarlo, se veía besándolo y acariciándolo; soñando despierta durante las clases.

    Un día se encontraron por casualidad, pero ella sentía que ya lo estaba esperando, sentía su ternura, el calor que le daba, era como volver a rejuvenecer, pronto, encajaban en todo, siempre estaban de acuerdo.

    Ya no sabía cuantas veces estuvieron juntos, pero sí, podía saber qué era lo que realmente sentía hacia él; lo iba queriendo cada vez más. Y eso continuó así durante meses.

    Al estar con Fidel, se olvidaba de los problemas con su familia, sentía una satisfacción y se sentía amada.

    Después de eso escuchaba nuevamente los reproches de las tías, que siempre le recordaban como ellas habían vivido, y le reclamaban lo bajo que había caído, por manchar el apellido de la familia de esa manera. También estaban los comentarios de la gente del pueblo por lo sucedido, las críticas y todo eso, que seguiría escuchándose durante mucho más tiempo.

    A las tías no les podía mentir ni engañar, siempre se daban cuenta de todo, siempre estaban ahí para echarle la culpa.

    Para ella lo ocurrido con Fidel era una manera de hacer que decrecieran las penas que tenía en su vida.

    Después se imaginó a ella misma, con la vejez que seguiría haciéndola cada vez más vieja, llevándola hacia la muerte, lentamente, sentía acercándose de a poco, ya pronto estaría allí, donde sólo existe el silencio y la soledad, pero podía escuchar el acorde de las melodías de Beethoven. Le parecía que no supo aprovechar todo lo que tuvo, como si todo perdió su significado, y como si todo fue en vano, se sentía inútil, y pensaba que si hacía algo, lo echaría todo a perder, ya no podía tomar ninguna decisión. Se veía a ella misma de vieja, viviendo de los recuerdos de su infancia, como desconectada del mundo, como si ya no le importaba a nadie, todos la dejaban de lado. Ya no podía hacer nada, ni caminar, ni moverse; estaba postrada en una cama esperando el momento de su muerte.

    También se imaginó el momento en que se murió, se veía toda de negro, con sus amigos y parientes en el velorio; todos hablaban de sus cualidades y de lo buena que fue, aprovechando la situación para los chismes.

    Y luego se veía en medio de una muchedumbre inmensa, en un juicio. Allí estaban todos, las tías, el juez, viejos, jóvenes, extranjeros, gente de la sociedad, periodistas, la televisión; esperando que empiece el espectáculo, veía los rostros de sus conocidos, ninguno podría servirle de ayuda. Sentía que todos la acusaban. Escuchaba a la gente gritar, diciendo que se muera, que la quemen. Ella estaba segura de que ese sería su destino. Ese era el precio de haber estado con un hombre ajeno. Pero Purificación seguía pensando que el intentar ser feliz no era un crimen, después de todo ella se sentía limpia. La acusaron, de pronto alguien dijo que la única solución sería ser detenida y juzgada. Se vio en medio de la inquisición . Se imaginó todas las torturas y los castigos por las faltas cometidas.. Ella se defendía diciendo que era una mujer buena y que nunca quiso hacer daño a nadie. En un determinado momento , la obligaron a declarar. Ella lo reconoció y aceptó. Se defendió diciendo que lo único que quería era ser feliz.

    Una noche, estando en compañía de Fidel, ella sintió que lo único que le quedaba era ese amor, y que ya nada más era necesario. Pero sentía dudas, se sentía confusa. Fidel le decía que no piense en nada, que sólo sienta, ella tenía una felicidad inmensa, que nunca antes había sentido.

    Ya no sabía cuanto tiempo había pasado, se hizo tarde, regresó, pensó en lo sucedido. Ya no sabía si se estaba muriendo o si todo fue solo un sueño. Se dio cuenta de que en realidad nadie la estaba persiguiendo, de que era libre. En cuanto al juicio, comprendió que realmente fue algo erróneo. Pero lo que sentía hacia Fidel era algo verdadero, tan verdadero que lo seguía sintiendo.

  • Pesonajes

  • Protagonistas:

    Purificación Vera: protagonista principal de la novela, fue una mujer criada sin cariño. Derecha y de buenos modales, fue la chiquilla más descolorida de la familia, mustia, menuda, morena.

    Fidel Campos: músico, profesor de Purificación, amable, amoroso, comprensivo.

    Antagonistas:

    Santa Rosa y Santa Librada: Tías de Purificación, rancias, insensibles, recónditas, viejas, chismosas, solteronas, amargadas, criticonas, eran vegetarianas.

    Personajes secundarios:

    Pascual Máximo Borja: esposo de Purificación, viajero, dominante, callado, una sátrapa. Alardeaba virilidad, deportista, mujeriego, reclamador. Capaz de enardecer deseos en cualquier mujer.

    Tina: hija de Purificación.

    Miguel: hijo de Purificación.

    Hilaria: mujer consoladora, tierna, amorosa, dulce, menuda, de baja estatura, atenta, sabia, fue muy importante en la vida de Purificación.

    Cristina Sánchez: amiga de Purificación

  • Ambiente

  • Geográfico

    Uno de los ambientes, es la casa de las tías de Purificación: era una vieja casona, con las mesas siempre cubiertas de crochet, tenía enormes puertas. Una gran mansión, con paredes verdes, picadas; sillones desflecados y raídas cortinas. También se desarrolla en la casa de Purificación, la cual era pequeña, siempre limpia y bien arreglada.

    Social

    La novela se desarrolla en un estrato social en que la gente se dedica a observar la conducta de los demás y censurarla, donde todos conocen acerca de la vida de los demás y se dedican a los chismes, también se cuidan mucho los detalles y la conducta de las personas.

    Psicológico - espiritual:

    Represiones hacia la demostración de afecto, evadían todo aquello que tenga alguna relación con la sexualidad o al sexo, o que podría derivar en éste. La falta de muestras de cariño.

    La religión es la Católica, mediante las influencias de las tías.

  • Secuencia de acciones

  • - El crecimiento de Purificación sin afecto

    - Los sentimientos de soledad de Purificación

    - El casamiento obligado de Purificación.

    - La penosa vida de Purificación sin muestras de cariño de parte de su marido y sus hijos.

    - La indiferencia que le demostraba su marido, quien no le daba lo suficiente para poder vivir bien.

    - El enamoramiento de Purificación y Fidel

    - Las relaciones de Purificación y Fidel

    - Los reproches de las tías por el hecho de haber salido del molde.

    - La muerte imaginaria de Purificación

    - El juicio imaginario de Purificación.

    - La vuelta a la realidad y el reconocimiento de todo lo ocurrido.

    - La aclaración de sus sentimientos y el darse cuenta de todo lo ocurrido.

  • Posición del narrador

  • Yo Protagonista

    Ella narra la novela en primera persona, siendo ella misma la protagonista.

  • Técnicas narrativas

  • Las técnicas utilizadas son: la descripción, porque va describiendo todas las cosas. Los ambientes, los personajes, las características y su fisonomía.

  • Estructura

  • Quebrada

    Porque narra primero los hechos ocurridos en el nudo, y luego la introducción.

  • Lenguaje: niveles y funciones

  • Lenguaje coloquial o familiar

    Así es desgraciadamente. Más ha pasado el tiempo, más han cambiado las cosas y menos nos entendemos.

    Lenguaje vulgar

    En este mundo prostituido se tropieza uno con toda clase de cosas.

    Lenguaje apelativo o informativo

    Si al menos hubiera algo que distrajera la atención del público, una denuncia, alguna noticia.

  • Procedimiento utilizado

  • Descripción

    Aquella vieja casona, con una extraña enorme puerta, tan sometida a la rigurosa disciplina de permanecer siempre cerrada , que adquirió la fuerte inclinación de cerrarse sola, persuadida por la oxidada rutina de sus añosas bisagras.

    Narración

    Y cerrando el breve cortejo marchaba Hilaria, portando dos almohadones ribeteados de crochet y las iniciales familiares bordadas al realce.

  • Alcance y trascendencia del tema en la actualidad

  • En esta novela el alcance de se limita a lo que le ocurre a Purificación.

    Sin embargo, atendiendo a que toda obra literaria pretende ser una metáfora de algo más, podemos interpretar la presión social que recibía Purificación, como la presión social que todos recibimos. Entonces podemos decir que el tema tiene un alcance universal, desde que existen, la cultura, las reglas sociales, las expectativas de los demás, las cuales estuvieron, están y seguirán estando en conflicto con la individualidad.

  • Mensaje

  • Esta es una realidad que nos afecta a todos los seres humanos, por hacer cosas que no queremos y dejar que otras personas influyan en nosotros.

    Muchas veces no nos animamos a enfrentar a la sociedad, a ser realmente quienes queremos, y dejamos nuestra felicidad por miedo a que nos juzguen.

  • diversos géneros literarios

  • Metáfora:

    Soy el sauce que llora en la entrada de mi misma.

    Drama:

    Raro era el momento en que no se hallaran en la cúspide de un drama, o en el cenit de un conflicto.

    Narración:

    Una vez, sentado sobre un monte había un pueblito. Por allí no pasa la gente, ni el progreso.

    Repetición:

    Y los rostros crecidos de Miguel y Tinita giran y giran.

  • Grafico el proceso de comunicación entre el autor y yo

  • Contexto

    Emisor MENSAJE Receptor

    Código

    Emisor: El autor, Raquel Saguier

    Receptor: El lector, yo.

    Mensaje: Muchas veces no nos animamos a enfrentar a la sociedad, a ser realmente quienes queremos y dejamos nuestra felicidad por mido a que nos juzguen.

    Código: La lengua Castellana

    Canal: Los signos gráficos.

    Contexto: Una sociedad con muchas presiones hacia las personas.

  • Juzga

  • la actitud de los protagonistas

  • Purificación Vera:

    En primer lugar, cometió un gran error, al dejarse influir por sus tías, en casarse sin estar enamorada del hombre. Ella era una muy buena persona, siempre estuvo dispuesta a ayudar a las demás personas y a dejar sus sueños por los de loa demás. Y aunque lo que hizo con Fidel no fue correcto, ella tenía derecho a ser feliz, y a luchar por su felicidad, así como todos nosotros.

    Santa Rosa y Santa Librada:

    Hicieron muy mal, porque hicieron miserable la vida de Purificación, no le brindaron el “Amor” que todos necesitamos, le condenaron a estar el resto de su vida con un hombre a quien ella no amaba, que no valía la pena. Eran hipócritas porque además de eso demostraban a los otros que eran sumamente religiosas y no tenían compasión de la pobre vida de Purificación.

  • El tema planteado

  • Es un tema muy común que se vive actualmente, me gustó mucho el tema, ya que esto es algo de lo cual no se habla comúnmente. Las presiones de las demás personas influyen mucho en cada uno de nosotros, y también debemos aprender a intentar ser felices, a pesar de los errores cometidos

  • Cambia el descenlace

  • Purificación se imaginaba en medio de un juicio. Allí estaban todas las personas del pueblo, las tías, el juez, jóvenes y viejos. Al verla ahí, comenzaron a hablar de lo sucedido, todos la comprendieron, se dieron cuenta de que en verdad ella tenía la opción de buscar y luchar por su felicidad, y que eso era lo que estaba haciendo. Nadie la juzgo, ni o tomó a mal. Se dio cuenta de que todos la apoyaban, aunque muchas veces ella no se daba cuenta de eso. Tomó por sí sola decisión de empezar nuevamente. Iba a empezar de nuevo, una vida con la persona de quien en verdad estaba enamorada.

  • Creación de un texto con palabras y expresiones del autor

  • Hoy, como cualquier día de la semana, me levanté y abrí la cortina de mi ventana, a diferencia de otros días, me llamó la atención una nueva hojita de pasto que se asomaba por entre dos baldosas del piso del patio, esta hojita hizo que una y otra vez, en diversos momentos del día, recorra por mi mente aquella frase de la novela “aferrarte a esa mínima hilachita de vida”. En cada ocasión, la frase tenía un nuevo significado. Por ejemplo, cuando leí un título en el diario de la mañana: “Campesinos amenazan hacer justicia por sus manos”, y me sonó a una amenaza de muerte y pensé que la posible víctima tenía una “mínima hilachita de vida”, luego, mientras iba al colegio, al pasar por la esquina de mi casa vi unos niñitos indígenas, uno de ellos parecía muy enfermo, estaba sucio, y con la carita llena de moco, aún así sonreía y volví a pensar “se aferra a una mínima hilachita de vida; más tarde cuando ya estaba en el ómnibus, vi unos carteles de un político de un poderoso partido, alguien que proponía “cambiar la imagen” del país, y pensé que ese hombre cuyo único amor ha sido la propiedad de las cosas seguramente nadando en su fastuosa abundancia no sabe que muchos en nuestro país siguen por su culpa, apenas aferrándose a una mínima hilachita de vida, y sólo se preocupa por la imagen. En medio de estos y otros pensamientos parecidos, voy soñando que alguien, alguna vez, de alguna manera haga algo, que no sea esperar pasivamente a que los corruptos nos extraigan hasta la última gota de vida. Después comprendo que yo tengo una responsabilidad en todo esto, y que debo prepararme para convertirme en una persona que no sólo vive en esta gotita de tiempo, sino que tiene un futuro, y que en ese futuro puedo hacer algo, para que mucha gente tenga mucho más que una mínima hilachita de vida.

  • Ejemplifica usos de referencias anafóricas y catafóricas

  • - De esa manera mi padre se escabulló de mi vida, él sabía que yo estaba en camino y se fue

    - Tenía que estar orgullosa, de que Pascual me hubiese elegido a mí. Él encontraría la solución a nuestras dificultades

  • Oraciones Compuestas

  • - A cambio de esto, solamente a cambio de esto le ofrecieron tus dieciocho años.

    - Había que volver volviendo la cabeza hacia la tormenta y el río.

    - Ya no podrás cerrar los ojos y volverte atrás.

  • Oraciones unimembres

  • - ¡No levante la voz!

    - ¡Modere su lenguaje!

    - Más de mil quinientas personas

    Bimembres

    - Todos los caminos confluyen en Roma.

    - Pero todas esas historias ya habían pasado a la historia.

    - Ustedes me dirán que he cometido un acto digno.

  • Recursos Literarios

  • De orden Semántico

    - Tres fotógrafos cuyos flashes estallaban aquí y allá.

    De orden Sintáctico:

    - Todos contemplándote en silencio desde su otra orilla

    De orden fonético:

    - Conozco yo, una señora

    Que se ha caído al mar

    Con un hombre aventurero

    Que la llevó a navegar

  • Préstamos

  • - Crochet

    - flashes

    Palabras onomatopéyicas

    - De aquí y de allá salía el estrépito de un montón de gargantas.

    Palabras Cultas

    - Vernáculo

    - Occiso

    - Sátiros

    - Dosajes

  • Ejemplos de dichos, refranes, algorismos

  • - Hay un tiempo para todo en la vida

    Que no debemos pretender que todo lo que queremos estará ahora mismo, sino que el tiempo traerá cada cosa a su debido tiempo.

  • Datos complementarios

  • Prólogo

    Sus dos tías solteronas -mojigatas de viejo cuño- no le brindan ni amor ni consuelo: el fantasma de la madre, muerta de parto, ronda la vida angustiosa del personaje. Ambas beatas sólo viven para espiar al prójimo y jactarse de su abolengo. Son las guardadoras del honor familiar y de la rancia tradición de una nobleza perimida y caduca. Sentadas «sobre sus decentes nalgas» predican una moral pacata y victoriana a Purificación -pariente pobre e hija bastarda-.

    La heroína de la historia sueña con liberarse de las garras de arpía de estas hembras.

    Frustradas, apelando al arma inexpugnable de la imaginación. La tarea -perversamente moralizadora- de Santa Rosa y Santa Librada no logra convertir a la sobrina en el dechado de decencia y virtud esperado.

    En densos capítulos -de sorprendente profundidad psicológica- la autora describe el largo y sinuoso proceso de sinuoso proceso de condicionamiento moral al que es sometido el dúctil espíritu de Purificación. El aprendizaje es arduo y riguroso: se realiza por medio de sermones y ejemplos dignos de imitación. Sin embargo, ella no se somete del todo a este entrenamiento sutil; se rebela sistemáticamente contra el adoctrinamiento falaz, apelando a su naturaleza sensual y apasionada. Ante la opresión familiar surge la resistencia de su carácter indómito. Su sangre y su estirpe luchan contra las corrientes cenagosas y oscuras de las cuales sus tías son instrumentos. Fuerzas retrógradas que se alimentan de una tradición apolillada por siglos de encono y amargura.

    Las marchitas beatas pretenden convertirse en la conciencia persecutoria de la joven: en una instancia represora del instinto sexual.

    Se trata de cegar la savia vital de Purificación: de mutilar y castrar su femineidad. Casi lo logran, a fuer de machacar con insistencia sobre los protocolos del decoro y del pudor. No obstante, ese ambiente rancio de viejas achacosas y malignas no logra torcer la férrea voluntad de liberación que impulsa a la huérfana.

    En los siguientes capítulos vemos cómo su descubrimiento de la música la llevará a develar las fuentes de la vida y del placer a través de las sinfonías de Beethoven y las hábiles manos de su maestro de solfeo. Esta combinación de música y erotismo indica un «tempo» y un ritmo peculiares en el desarrollo de la novela. Los capítulos se suceden como en una partitura musical: una partitura musical: con «crescendos» y «diminuendos» que reflejan el humor de los personajes y la atmósfera de las secuencias. La ironía y la sátira no están ausentes en esta obra: constantemente afloran en momentos álgidos y de extrema lucidez.

    Presenciamos, más tarde, la «caída» y subsecuente juicio de Purificación Vera en una especie de tribunal inquisitorial. Previamente, tenemos una inigualable descripción de su vida conyugal: el marido banal, los hijos y sus exigencias esclavizadoras. El casamiento ha sido de conveniencia, la sobrina no ha tenido la opción de elegir: sus tías la han vendido al mejor postor. El verdadero amor lo descubrirá más tarde, fuera del lecho marital. Los acordes de la Novena Sinfonía la introducirán en los placeres de la carne, los delirios de la sangre, los ciclos cósmicos.

    Todo ello bajo el ritmo parejo de la lluvia y la complicidad muda de los seres y de las cosas.

    Pero esta orfandad «es una herida que nunca cicatriza» y sólo el retorno al vientre materno podrá aliviar el trauma del nacimiento. De ese modo asistimos a una magistral descripción del momento crucial de su existencia: su nacimiento y la muerte de la madre. El volver «al sitio del que nunca hubiera salido» es la única forma de paliar las carencias de la orfandad.

    Otro capítulo inolvidable es aquél donde se describen los estragos de la vejez. En una suerte de disgregación final, se nos presenta la imagen de un ser corroído un ser corroído por el tiempo y la memoria, tratando de salvarse del naufragio ineludible: la muerte. Este capítulo es, en realidad, una meditación inmisericorde sobre la muerte en vida. Aquí, un ser humano se da cuenta, al final de su existencia, que ha sido postergado, que ha dado todo de sí pero no ha recibido nada a cambio. Decide, por lo tanto, vivir intensamente los instantes que le restan, como compensación por los momentos perdidos.

    En la penúltima sección se produce el desenlace «orgasmo-muerte-liberación» en una caleidoscópica descripción de éxtasis sexual rayano en lo místico. Finalmente, en el último capítulo, la protagonista se pregunta «si todo lo ocurrido no fue sino un sueño». Pero no. Las dos copas de vino y el disco de Beethoven están allí como mudos testigos para indicar lo contrario.

    Creemos que La vera historia de Purificación es una obra que constituirá un hito en nuestra narrativa actual. El vigor de la prosa y la desbordante imaginación de Raquel Saguier se conjugan para crear una novela existencial de gran calidad literaria. El duro oficio de ser mujer en una sociedad patriarcal, inficionada de hipocresía y autoritarismo, es el tema fundamental de la novela. La protagonista se liberará a través del amor verdadero y del arte: dos fuerzas que siempre han desafiado al despotismo.

  • Conclusión personal sobre la obra

  • Me gustó mucho la obra, tanto por la trama de la historia, como la forma en que fue narrada. Me gustó la creatividad de la autora al describir las diversas situaciones en que se encontraba la protagonista. Si bien no me gustó el fondo en cuanto a los sentimientos que experimentaba y las maneras en que actuaba en consecuencia la protagonista, pude apreciar los numerosos recursos literarios utilizados para describirlos.

    La Vera Historia de Purificación

    14

    Trabajo Práctico de Literatura