La trágica historia del Doctor Fausto; Christopher Marlowe. Macbeth; William Shakespeare

Literatura universal. Teatro del Siglo de Oro. Teatro isabelino. Obra shakespeariana. Biografía del dramaturgo. Tragedia. Argumento. Personajes. Escritores

  • Enviado por: Su
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

BIOGRAFIA DEL AUTOR

Nació en Canterbury el 6 de febrero de 1564. Hijo de John Marlowe y Catherine Arthur, segundo de los nueve hijos que tuvo el matrimonio.

No se sabe nada de su vida hasta los quince años (1979), cuando entra como estudiante en la Escuela Real de Canterbury. Dos años después, le concedieron una beca, lo que le permitió asistir a la universidad de Cambridge (1581). Tres años después, en marzo de 1584, obtenía el grado de Bachiller en Artes. En los años posteriores, asistía muy poco a clase, por lo que le negaron el título de licenciado, aunque una orden del Consejo Privado del Reino obligó al profesorado a entregarle dicho título.

Había rumores que aseguraban que Marlowe formaba parte de un servicio secreto que espiaba a católicos refugiados en Francia y en particular a los estudiantes ingleses del seminario católico de Reims.

En la orden del Consejo se dice que Marlowe había estado ocupado en asuntos relativos al bien de su patria, pero no se especificaba nada más.

A los 23 años dejó Cambridge y se dirige a Londres. Escribe una obra de teatro cuyo protagonista es Tamerlán el Grande, traduce los “Amores” de Ovidio y el libro I de la “Farsolia” de Lucano.

Se une a una compañía de actores en calidad de dramaturgo y fue en esta compañía donde puso en escena sus obras.

De su vida en Londres se sabe poco pero parece ser que tuvo numerosos problemas con la justicia.

Murió en 1.593, al parecer en extrañas circunstancias, se habla de que fue por una disputa tras una cena lo que puso fin a su vida.

OBRA LITERIARIA

1. “Tamerlán el Grande”, primera parte. Representada por primera vez a finales de 1.587 e impresa en 1.590.

2. “Tamerlán el Grande”, segunda parte. Puesta en escena pocas semanas después de la primera e impresa también en 1.590.

3. “La Matanza de París, con la muerte del duque de Guisa”. Escrita en 1.592, estrenada en 1.593 y pasa a la imprenta en 1.594.

4. “El azaroso reinado y lastimosa muerte de Eduardo II”. Representada en 1.592 e impresa en 1.594.

5. “La famosa tragedia del rico Judío de Malta”. Escenificada en 1.589 y con autorización para pasar a la imprenta en 1.594.

6. “La Tragedia de Dido, reina de Cartago”. La primera edición corresponde a 1.594.

7. “La trágica historia del Dr. Fausto”. La fecha de composición y estreno parece ser la de 1.592.

Hay tres ediciones:

- 1.604, en la que aparece con el título arriba indicado.

- 1.609, cuyo título cambia a “La trágica historia de la horrible vida y muerte del Doctor Fausto”.

- 1.610, “La trágica historia de la vida y muerte del Doctor Fausto”.

La existencia histórica del Dr. Fausto está corroborada por una serie de documentos.

Fausto nacería entorno a 1.480 en Knittlingen, se habla de él como loco y fanfarrón, aficionado a las artes ocultas, se le atribuyen poderes. Esto hace que se desate una leyenda entorno a su figura.

En 1.587 aparece una obra anónima, alemana, titulada “Historia del Dr. Juan Fausto”, muy célebre mago y nigromante, que muy pronto sería conocida en Inglaterra.

En 1.599 aparece una versión escrita por George Rudolf Widmann, mucho más larga. Y por último, en 1.676, el médico Johannes Nicolans Pfitzer, presenta un volumen mucho más amplio “La vida escandalosa y horrendo fin del muy famoso archinigromante Dr. Juan Fausto”

PERSONAJES PRINCIPALES DE FAUSTO

Fausto: es el protagonista. Erudito de Wittemberg, Alemania, y respetado por todos. Su rasgo característico es su ambición, le atrae la idea de tener poder, riquezas, de ser el más grande. Este es el motivo por el cual vende su alma a Lucifer, a cambio de que éste le otorgue poderes sobrenaturales para ser el más poderoso.

Mefistófeles: demonio atraído por Fausto en sus primeros experimentos mágicos. Es el que le acompañará en los 24 años concedidos por Lucifer.

Angel bueno: intenta a lo largo de toda la obra que Fausto se arrepienta de su pacto y vuelva al lado de Dios.

Angel malo: su labor es la contraria a la del ángel bueno, da razones muy tentadoras a Fausto para que no se arrepienta.

Lucifer: Príncipe de los infiernos. Es en el infierno lo que Dios en el cielo, señor y gobernador, también maestro de Mefistófeles.

Wagner: Ayudante de Fausto.

Robin: Ayudante de Wagner

ARGUMENTO

El Doctor Fausto, respetable erudito alemán, cree que ha completado sus conocimientos de filosofía, medicina y religión, y decide alejarse de todo esto y aprender magia, le atrae lo sobrenatural. Sus amigos Valdés y Cornelius le animan y le enseñan lo que saben de Ciencias ocultas.

En uno de los hechizos se le aparece Mefistófeles, un demonio. Este le cuenta que él y su maestro Lucifer están condenados a vivir en el infierno por atreverse a conspirar contra Dios. A pesar de las advertencias de Mefistófeles, Fausto le ordena que comunique a Lucifer su intención de venderle su alma 24 años a cambio de que en ese periodo de tiempo le permita gozar todos los placeres con Mefistófeles a su servicio. Fausto tiene la intención de hacerse muy poderoso de modo que todas las naciones le veneren.

A media noche regresa Mefistófeles con la noticia de que Lucifer ha aceptado la oferta y sellan el pacto con sangre. La sangre se congela y Fausto piensa que puede ser una advertencia. Entran en escena el ángel bueno, que intenta convencerle para que se arrepienta, y el ángel malo, que le dice que siga. Finalmente Fausto decide seguir y no arrepentirse.

Mientras tanto, Wagner, el criado de Fausto, también quiere iniciarse en la magia y hace aparecer a Robin que será su sirviente.

Fausto pregunta a Mefistófeles que quién creó el mundo pero éste no se lo dice y de nuevo la idea de arrepentirse pasa por su cabeza. Para evitarlo aparecen Lucifer, Belcebú y Mefistófeles, y le muestran los 7 pecados capitales personificados. Fausto queda impresionado y olvida la idea de arrepentirse.

Con sus nuevos poderes y ayudado por Mefistófeles, Fausto va a Roma, se vuelve invisible y se cuela en un banquete que está ofreciendo El Papa. Allí echa a perder la comida con sus travesuras. Su fama se va extendiendo.

Su siguiente visita es a Alemania, concretamente va a visitar al Emperador Carlos V, enemigo del Papa. Este expresa su deseo a Fausto de ver a Alejandro Magno, Fausto hace que aparezca y el emperador queda impresionado. Benvolio, un caballero de la corte es ridiculizado por Fausto porque no le creía, éste jura vengarse.

Robin y Wagner también se divierten haciendo travesuras “mágicas”, en una de ellas invocan a Mefistófeles quien se enfada y les amenaza.

Se cumplen los 24 años y Fausto pide ver a Helena de Troya, así impresiona a sus alumnos, acto seguido les habla de su pacto y éstos se quedan en shock.

A medida que se va acercando la hora, Fausto tiene remordimientos, pide clemencia pero ya es tarde. A media noche aparecen demonios que llevan su alma al infierno.

1. Fausto - Wagner: ¿Podemos hablar de acciones paralelas?

Bajo mi punto de vista, Wagner, el sirviente de Fausto, trata en cierto modo de imitarle.

Fausto invoca y se le presenta Mefistófeles, que estará 24 años a su servicio a cambio de que al término de ese periodo le entregue su alma a Lucifer. En este tiempo podrá pedirle todo lo que quiera pues Mefistófeles está a sus órdenes.

Por otra parte, Wagner también quiere iniciarse como su maestro en el arte de la magia. El también quiere aprender y por eso toma a Robin como su sirviente.

Del mismo modo que Fausto y Mefistófeles usan la magia para hacer travesuras, Wagner y Robin hacen lo mismo y usan la magia para divertirse.

Al final de la obra, Robin y Wagner, recibirán su castigo al quedarse mudos, y Fausto el suyo al ser condenado a vivir en el infierno para siempre.

Por estas razones pienso que sí hay numerosas similitudes entre las dos parejas.

2. ¿Cuál es la función del ángel bueno y el ángel malo?

A lo largo de toda la obra aparecen estos dos personajes con ideas totalmente distintas. Su función principal es la de que Fausto actúe del modo en que le aconseja cada uno.

Al principio de la obra, el ángel bueno trata de convencer a Fausto para que se aleje de los libros de magia y artes ocultas porque no le traerán nada bueno.

El ángel malo, por el contrario, le incita a seguir con la magia, le dice que si aprende a manejarla será dueño de la tierra.

Como a Fausto le atrae la idea de ser rico y poderoso se deja llevar por éste último y vende su alma a Lucifer.

A medida que avanza la obra, el ángel bueno se le va apareciendo y le anima a que se arrepienta porque Dios es bueno y seguramente se apiadará de él, y cuando Fausto parece que se empieza a plantear en serio arrepentirse, llega el ángel malo y le quita la idea de la cabeza diciéndole que ya es demasiado tarde porque es un demonio. Incluso le vuelve a tentar con todo lo que podrá obtener si sigue con ellos. Fausto fascinado decide cumplir con lo pactado.

Tras pasar los 24 años, el ángel bueno le dice que de qué le sirven ahora todos esos placeres y riquezas. Fausto parece arrepentirse pero es demasiado tarde. Es entonces cuando entra en escena el ángel malo, le hace una descripción del infierno y de los horrores que va a encontrar. Fausto aterrado espera su hora.

Supongo que estos dos ángeles también representan la voz de la conciencia que todos tenemos, nuestra parte buena y la mala. En este caso, Fausto se dejó vencer por la mala y por ello al final de la obra recibe su castigo.

3. Comenta la imagen que aparece de Lucifer en la obra.

En el libro, Lucifer aparece como alguien muy poderoso, el general de todos los demonios, alguien malo, ambicioso y orgulloso.

Mefistófeles cuenta a Fausto que Lucifer antes era un ángel muy cercano a Dios y que por intentar conspirar contra el, le expulsaron del cielo y le condenaron a vivir en el infierno con todos los demás ángeles que le apoyaron. En el infierno será el jefe de todos los demás.

Fausto le entrega su alma para que pasado el tiempo pase a formar parte de sus seguidores.

4. ¿ Ha alcanzado Fausto realmente sus objetivos al final de la obra?

Fausto vende su alma al diablo por ambición, porque quiere ser la criatura más poderosa y con mayor conocimiento del universo.

A lo largo de toda la obra vemos como Fausto, en compañía de Mefistófeles, utiliza las ciencias ocultas para hacer más que otra cosa bromas pesadas, tales como arruinar un banquete que estaba ofreciendo el Papa, hacer aparecer grandes figuras de la antigüedad, poner una cornamenta en la cabeza de uno que dudaba de los poderes de Fausto, etc.

Por estas razones, al final de la obra no he tenido la sensación de que es el más sabio ni el de mayor conocimiento pues la mayoría de estas fechorías son gamberradas que no le dan a Fausto, bajo mi punto de vista, el título de "todopoderoso".

No hay que olvidar que hay otra pareja en la obra, Wagner y Robin, que sin haber vendido su alma al diablo también se dedican a la práctica de la magia y se divierten a través de ella, lo que deja un poco en evidencia a Fausto.

ARGUMENTO

La obra comienza cuando al rey de Escocia, Duncan, le llegan noticias de la victoria en una batalla de sus generales, Macbeth y Banquo.

Macbeth y Banquo se encuentran con tres brujas que les profetizan que el primero será Barón de Cawdor y algún día también rey y que el segundo engendrará reyes pero que el no será rey. Se lo creen porque acto seguido unos hombres del rey comunican a Macbeth que es el nuevo Barón de Cawdor porque el anterior se unió al enemigo.

Macbeth queda intrigado ante la posibilidad de que la otra profecía de las brujas se cumpla también. Visita a Duncan y quedan todos para cenar esa misma noche en su castillo. En una carta que Macbeth escribe a su mujer antes de la cena le cuenta todo lo que ha pasado. En ese momento Lady Macbeth traza un plan para esa misma noche matar a Duncan de modo que su marido sea coronado rey cuanto antes. Aunque Macbeth, en un principio era reacio, finalmente accede a los deseos de su esposa y esa misma noche asesina a Duncan. Tras este primer asesinato Macbeth se vuelve maquiavélico y ahora su objetivo es Banquo y su hijo pues según la profecía de la corona, constituían una clara amenaza para Macbeth. Contrata a dos asesinos para que hagan el trabajo pero Fleance, el hijo, logra escapar. El fantasma de Banquo se aparece a Macbeth después. Asustado y obsesionado va a la caverna de las brujas y allí le dicen que tenga cuidado con Macduff aunque ningún hombre nacido de una mujer le vencerá y que estará a salvo siempre y cuando el bosque no avance hacia el castillo.

Tras esta visita Macbeth se siente aliviado porque sabe que es imposible que un bosque pueda moverse y que no hay hombre no nacido de una mujer. Aun así está dispuesto a asesinar sin piedad a Lady Macduff y a sus hijos. Cuando Macduff se entera busca venganza y se une a Malcon y sus hombres, juntos invadirán el lugar en el que se encuentran Macbeth para acabar con esta cadena de asesinatos.

Por su parte, Lady Mabeth es presa de los remordimientos y en una especie de locura decide quitarse la vida.

Macbeth en su castillo recibe la noticia de que el bosque se está moviendo, sus enemigos han cortado las ramas del bosque y van ocultos avanzando poco a poco, de este modo se cumple la mitad de las profecías de las brujas. Frente a frente Macduff le declara que no es hijo de una mujer pues tuvieron que abrir el vientre a su madre y a continuación le mata.

1. ¿Cuáles son en tu opinión los temas principales?

Bajo mi punto de vista el tema principal de la obra es la ambición. Es el ansia de poder lo que lleva a Lady Macbeth al principio de la obra a instar a su marido a asesinar al rey Duncan para así conseguir ellos el trono. Macbeth no es capaz de parar esa ambición desmesurada y comienza una carrera de asesinatos con el único propósito de mantenerse en la cima.

También es cierto que las profecías de las brujas tienen mucho que ver en este ansia de poder porque son las que realmente desencadenan el primer asesinato, y en cierto modo, también los siguientes porque Macbeth decide aniquilar a todo aquel que según las brujas constituye una amenaza para conservar el trono. Por eso creo que todo lo extraño y sobrenatural puede ser otro tema a tener en cuenta.

2. Progresión de Macbeth y Lady Macbeth en la obra.

Al principio de la obra se nos presenta a Macbeth como un joven valiente que lucha por el bien de su patria. Tras la primera predicción de las brujas vemos como al supuesto héroe de la obra le acompaña una gran ambición.

Cuando Lady Macbeth le propone matar a Duncan, él se muestra reacio, ella lo toma como un acto de cobardía no propio de un hombre y es por ahí por donde le ataca de modo que acaba aceptando. Tras este primer asesinato Macbeth se vuelve más fuerte, su ambición y su persona se crece y comienza por iniciativa propia una serie de asesinatos para que nadie se interfiera entre el y el trono. Al final paga por todas esas maldades cuando es asesinado.

El caso de Lady Macbeth es diferente, a ella se la ve desde el principio como a una mujer muy ambiciosa, maquiavélica y calculadora. Sin escrúpulos para trazar un plan para matar a Duncan. Manipula a su marido hasta que se sale con la suya, pero a diferencia de Macbeth, ella empieza a tener remordimientos que acaban en una especie de locura, ese sentimiento de culpa hace que esté tan obsesionada como para que, por ejemplo, se lave las manos numerosas veces a lo largo del día porque ella ve allí la sangre de sus víctimas, aunque realmente sus manos están limpias.

Todo esto llega a tal extremo que no pudiendo soportar la presión toma la determinación de acabar con su propia vida.

3. Comenta la función dramática de las brujas.

En " Macbeth", las tres brujas desempeñan un papel muy importante porque por medio de sus profecías se desencadena la acción de la obra. Son la encargadas de predecir a Macbeth su futuro aunque no son nada claras en sus predicciones, no dan explicaciones, hay mucha ambigüedad, su lenguaje está lleno de dobles sentidos.

En su primera predicción le dicen a Macbeth que será Barón de Cawdor y de manera eventual rey de Escocia, a Banquo que engendrará reyes pero que él no lo será, esta confesión será la desencadenante del primer y segundo asesinato de la obra, ya que para que se cumpla la primera profecía y no la segunda, deciden matar a Duncan y después a Banquo y a su hijo aunque éste último logra escapar. De este modo nadie se interpondrá entre Macbeth y la obtención del trono.

Las acciones del final del libro también son desencadenadas por las profecías de estas tres hermanas, y como en la vez anterior, inducen, en este caso a Macbeth, a asesinar a la familia de Macduff. A él no le teme porque según las brujas ningún hombre nacido de mujer le vencerá y todo irá bien hasta que el bosque avance. Luego las cosas no salen como Macbeth espera y el bosque se mueve porque sus enemigo cortan sus ramas para esconderse y Macduff le vence al haber nacido de lo que hoy conocemos como cesárea, de ahí el doble sentido de las profecías.

Por todas estas razones se puede considerar a las brujas como parte indispensable de la obra ya que dan lugar a toda la trama.

4. Señala los elementos trágicos más importantes de la obra

- La aparición de las tres brujas, es decir, el elemento sobrenatural que desencadena las acciones de la obra. Destino fijado de antemano.

- Hay un personaje malo, Macbeth, cuya ambición y ansia de poder hace que cometa los más terribles asesinatos sin importarle nada más que su propia felicidad.

- Gran número de víctimas inocentes.

- Se cuenta la historia de personajes elevados, reyes, batallas..., propios de las tragedias clásicas.

- Progresión de Macbeth y Lady Macbeth.

Macbeth pasa del no atrevimiento a crecerse de tal manera que se le va de las manos y ya no puede parar de matar. A Lady Macbeth le sucede lo contrario, de ser la inductora pasa a ser presa de los remordimientos que hacen que se quite la vida.

by William Shakespeare

by Christopher Marlowe