La tía Tula; Miguel de Unamuno

Literatura española contemporánea. Generación del 98. Argumento. Personajes. Estilo

  • Enviado por: Patricia Valiente
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

FICHA BIBLIOGRÁFICA

Nombre del autor: Miguel de Unamuno

Título de la obra: La tía Tula

Editorial: Cátedra

Fecha de edición: 1999

Nº de páginas: 191

Autor del prólogo: Carlos A. Longhurst

TEMA DE LA OBRA

Esta obra trata varios temas, pero el que más destaca es el de la maternidad - virginidad. A este le acompañan otros dos muy relacionados: la sexualidad y la inmortalidad después de morir.

ARGUMENTO

“La tía Tula” cuenta la historia de una joven, Gertrudis, que crece junto a su hermana Rosa y su tío, el cura Don Primitivo.

Gertrudis conseguirá casar a su hermana con Ramiro, un chico que en el fondo no ama a Rosa, sino a nuestra protagonista.

A punto de morir, Rosa pedirá a su hermana que cuide de sus hijos y que se ocupe de que no tengan madrastra. Gertrudis hará de sus sobrinos sus hijos y rechazará a su cuñado como marido.

Más tarde Manuela, la criada de la casa, se queda embarazada de Ramiro y Gertrudis les obligará a casarse con la excusa de que eso era lo que Rosa hubiera querido (mas bien era al contrario, lo que Rosa quería evitar). Estos tendrán dos hijos y tras su segundo parto, Manuela muere.

Ramiro caerá enfermo y cuando está a punto de morir se confirman las sospechas de que Gertrudis amaba a Ramiro, pues se besarán. Esto preocupa mucho a Gertrudis, pues si Ramiro vive a ella le será mas difícil resistir. Finalmente el enfermo morirá.

No es Ramiro el único hombre que es rechazado, también Ricardo y el médico Don Juan, que le confiesa que no puede tener hijos. La razón que Gertrudis da es que si tuviera hijos propios desatendería a los otros. Con Don Juan se enfurece, pues ella no ve otro motivo para casarse que el de la procreación.

Con todos sus “hijos” ya criados Gertrudis muere y ve cumplido su deseo: Fue madre-virgen y se asegura su inmortalidad en la tierra en el recuerdo de sus “hijos”.

ESTRUCTURA INTERNA Y EXTERNA

El libro está dividido en 25 capítulos en los que se va relatando la vida de la protagonista, Gertrudis, y su familia. Los epígrafes no tienen título, no podemos entonces imaginar el contenido de estos.

Los seis primeros narran la relación de Rosa y Ramiro, su posterior matrimonio y el nacimiento de sus tres hijos. Acaban con la muerte de Rosa y el traslado de Gertrudis a casa de su hermana para cumplir la promesa de cuidar de sus sobrinos.

En los capítulos del séptimo al decimotercero es cuando Gertrudis hace definitivamente de sus sobrinos sus hijos. Además comenzará su lucha interna por resistir a las proposiciones de Ramiro que cada vez está más desesperado.

En el decimotercero comienza la aventura entre Manuela, la hospiciana de la casa y Ramiro. Gertrudis les descubrirá y les obligará a casarse para así “limpiar su pecado” decía ella. La pareja tiene un hijo y finalmente en los epígrafes 16 y 17 Ramiro muere y después lo hará Manuela en su segundo parto.

Hasta el capítulo vigésimo primero Gertrudis se encargará de criar y educar a sus cinco “hijos”. Hasta se ocupa de casar a su hijo mayor Ramirín con la chica que a ella le parecía adecuada.

El fin de la protagonista se dará en los cuatro últimos epígrafes, pues cae enferma. Aunque parece revivir cuando la mujer de Ramirín queda embarazada al nacer el niño siente que ya ha cumplido con sus obligaciones en el mundo y muere.

Todos los capítulos están agrupados en una estructura lineal de inicio, con los siete primeros, donde se nos pone en situación, desarrollo del ocho al dieciséis, en los que se redacta toda la trama, y desenlace, desde el diecisiete al veinticinco que van llevando al fin de la obra con la muerte de Gertrudis.

En todos los capítulos la acción repercute en Gertrudis, a pesar de que la mayoría de las cosas no le suceden a ella directamente.

No podemos determinar un espacio o un tiempo, pues Unamuno se cuida de solo dar importancia a los detalles del interior de la persona. Al menos podemos suponer que la acción transcurre en la ciudad, pues en una parte de la obra la familia se va al campo para purificarse. ( “Esto necesita campo” se dijo Gertrudis. Pág.125)

PERSONAJES

Lo primero que hay que decir sobre los personajes es que todos han sido creados para dar vida a Gertrudis y para resaltar su forma de pensar y actuar.

Gertrudis: La protagonista de nuestra obra. Comienza siendo una adolescente pero llegará a alcanzar la madurez al final de la obra. Sin embargo sus ideales no cambian a medida que madura. En el comportamiento de Gertrudis se pueden destacar dos cosas: Su enorme dedicación al bienestar de los niños y su repugnancia por el acto sexual, siempre y cuando ella esté implicada, pues a su hermana la incita a pasarse la vida en la cama con Ramiro. (“Dámelo Rosa, dame al niño y vete a entretener a tu marido...” pág 92)

El caso de Gertrudis no es el de una mujer que se sacrifica para cuidar a niños huérfanos, mas bien, ella ya tenía tomada la decisión de conservar su virginidad a toda costa, y la promesa de hacer de sus sobrinos sus hijos la permite ver cumplidos sus deseos de ser madre y de perpetuarse sin sexo.

Otro aspecto importante de su carácter es el rechazo a los hombres, pero no porque sea asexual o frígida, pues en varios momentos de la obra ella lucha por dominar sus instintos naturales, (cuando le dice a Ramiro que o se casa con Rosa o se marcha, oculta sus sentimientos de mujer enamorada) incluso lucha por evitar todo lo que la obligue a tener que enfrentarse a este instinto, (Al salir Ramiro de casa quiere que también salga el olor a hombre) los rechaza porque según ella el hombre se deja llevar por el goce y la sensualidad, y el amor de Gertrudis no es carnal, sino espiritual (A Ramiro solo le confiesa su amor cuando éste está a punto de morir y ya no hay posibilidad de amor carnal)

Ramiro: Este personaje lo va a emplear Unamuno para demostrar que Gertrudis si puede amar y que no es asexual. Además será el padre de los cinco hijos de Gertrudis.

Los niños: Son necesarios para dejar ver el instinto maternal de Gertrudis.

ESTILO

Lo más notable del estilo de Unamuno es la ausencia de descripciones del físico de los personajes, su situación histórica, las características del lugar donde se desarrolla la acción y el tiempo que dura ésta. Es decir, Unamuno rechazó la forma típica de las novelas naturalistas y realistas en las que la situación social y económica y los rasgos físicos de los personajes son muy importantes. El prefiere darle más importancia a los sentimientos de los personajes.

El lenguaje que usa es bastante claro, no cuesta comprenderlo, además no hace uso de cultismos o retórica.

Se puede apreciar un gusto por la antítesis y la paradoja, pues la novela en si es una paradoja ya que trata el tema de la sexualidad con una mujer virgen.

CONCLUSIÓN

“La tía Tula” se aleja bastante de el resto de obras realistas del momento.

No tiene descripciones del mundo que rodea a los personajes, ni siquiera del físico de éstos. Y el argumento no acaba de ser del todo creíble, es decir, una mujer con esos ideales se habría hecho monja, un cuñado no se habría casado con quien no quisiera y los sobrinos-hijos probablemente se habrían rebelado.

Con “La tía Tula” Unamuno demuestra que pretende crear una forma distinta de novelar a la realista. Y además a lo largo de toda la obra deja ver su interés por el lado espiritual del hombre más que por el material y su deseo de inmortlizar su espíritu.