La tabla de Flandes; Arturo Pérez Reverte

Literatua española contemporánea. Siglo XX. Narrativa. Novela de misterio. Ajedrez. Juego. Trampas e inversiones. Personajes

  • Enviado por: GORKA
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

PERSONAJES

En esta obra hay muchos personajes, pero vamos a citar a los que su intervención ha sido transcendental para la trama de la obra:

JULIA

a) Físico;

Aunque ésta es el personaje principal, no se sabe mucho sobre su aspecto físico.

Sabemos que es una joven restauradora de cuadros que trabaja en Claymore y que es una mujer soltera. Es una fumadora empedernida. Podemos suponer que Julia es bastante atractiva: más bien delgada y con una buena figura.

b) Psíquico;

Podemos asegurar que es psíquicamente bastante dura; es decir, con fuerza para afrontar los problemas de una manera adecuada. Como ya hemos dicho, quiere a Cesar con locura (pero no amor, sino amistad). Yo diría que vive la vida como puede, intentando pasárselo bien. Es educada y solidaria (piensa mucho en los problemas de los demás). Le apasiona su trabajo y se dedica a ello con todas sus ganas.

Cuando era pequeña, le encantaban las aventuras que Cesar fingía. Esa es la razón por la que a Cesar se le ocurrió el plan del ajedrez, para que Julia viviese una aventura real, pero sin que ella estuviera en peligro.

CÉSAR

a) Físico;

Tendrá más o menos unos 50 años, pero por su figura y su forma de vestir cualquiera lo diría: Tiene una excelente figura (aunque tiene las caderas un poco anchas) y suele llevar unos trajes bastante atrevidos para su edad, pero siempre sin corbata, y con un pañuelo italiano bajo el cuello abierto de la camisa.

Tiene unos claros ojos azules y el pelo blanco y ondulado.

b) Psíquico;

Se puede asegurar que lo que pasa por la cabeza de Cesar es algo muy difícil de entender, aunque podemos resaltar algunos rasgos: Sabemos que este hombre quiere a Julia con infinita locura; pero no le quiere como esposa, sino que la quiere como a su propia madre. Es un hombre con una cultura que muchas veces a llegado a asombrar a su “amada” (Julia), y además, es un hombre con mucha clase y muy cortés. Aunque cuando verdaderamente hay alguien que no soporta, lo demuestra insultando a esas personas de una manera indiscreta pero seca.

Podríamos decir que es uno de los más listos y observadores de la novela, lo que también hace que al planear los asesinatos, sea casi imposible descubrirle. Su disimulada homosexualidad hace de él un hombre rebelde y en contra de todo lo normal.

Trabaja como anticuario en una tienda, pero también sabemos que ha traficado con cosas antiguas.

MUÑOZ

a)Físico;

Éste personaje es el que desata todos los enigmas del cuadro, descubriendo al asesino (Cesar). Es un hombre de unos 40 años, de estatura mediana y muy delgado. Tiene el pelo peinado hacia atrás con grandes entradas en las sienes. Tiene unas orejas grandes y una nariz ligeramente aquilina. Su expresión de la cara es como de fatiga íntima, y sus ojos siempre están apagados, como en la inopia; pero estas dos cosas sufren un cambio repentino cuando éste se encuentra delante de un tablero de ajedrez (sus ojos se vuelven profundos y brillantes).

La vestimenta de este hombre se podría decir que es bastante pobre: siempre lleva una corbata vulgar, y una chaqueta que suele estar bastante arrugada por la espalda.

b)Psíquico;

Lo primero que podemos decir que es un hombre muy callado. Con eso no queremos decir que es inculto, insociable,... sino que no habla más de la cuenta, o de lo que debe hablar. Nos damos cuenta de que para Muñoz, la vida es pura monotonía, y que no se espera nada nuevo (dice que la vida se basa en las leyes de las matemáticas y la física). Mientras la obra transcurre, se le va conociendo un poco más, y nos damos cuenta de que es un hombre muy sincero y mucho más observador que Cesar.

Podemos decir que es un hombre muy listo que utiliza la lógica para todo (ya vemos en el libro cómo puede reconocer la mentalidad de un jugador de ajedrez mediante los movimientos de las piezas).

MENCHU

a) Físico;

Aunque no sabemos mucho acerca de su apariencia física, podemos decir que tiene más o menos unos cuarenta y tantos años, y aun siendo así, es bastante atractiva (aunque para parecerlo más, se maquilla mucho la cara, lleva vestidos muy atrevidos y presume de amantes y de sexo).

b) Psíquico;

Exteriormente parece muy dura moralmente, y se le ve con una actitud calculadora y rapaz ante todos los hombres. También tiene esta actitud en el trabajo. Es una adicta a la cocaína, al sexo, y al dinero.

Si utiliza tantos maquillajes y vestidos atrevidos es porque no quiere envejecer, y contraataca de esta manera.

MONTEGRIFO

a) Físico;

Es un hombre bastante alto y atractivo, aunque ronde los 40 años. Siempre viste muy elegante, y nunca se le olvida ponerse una corbata. Se podría decir que físicamente es un hombre modelo. Siempre va muy bien peinado, con su raya en medio, y sus dientes tienen la colocación perfecta.

b) Psíquico;

Es el dueño de Claymore (la empresa en la que trabajan Menchu y Julia). Tiene mucha labia y clase en el trabajo como en la vida social, y huele un negocio desde muy lejos. Es un hombre que vive de causar buena impresión y que carece de escrúpulos cuando se trata de llevarse mucho dinero al bolsillo. Eso justifica todos los chanchullos que a veces hace (por ejemplo, el del cuadro “La partida de ajedrez”).

BELMONTE

  • Físico;

  • Es un hombre muy viejo que necesita una silla de ruedas para poder moverse “libremente”. Tiene unas manchas muy propias de la vejez en la frente y en el dorso de las manos. Alrededor del cuello se le pueden ver unas venas azuladas.

  • Psíquico;

  • Es el dueño del cuadro “La partida de ajedrez”, y es él quien ha encargado a Menchu que subastaran el cuadro. Se puede decir, que aunque sea viejo, sabe muy bien lo que hace y se percata muy bien de lo que pasa a su alrededor. Sabe de sobra que sus sobrinos pretenden sacarse una parte bastante decente de la suma de dinero que consiga con la venta del cuadro.

    La música clásica, y sobre todo Bach, es uno de sus puntos fuertes, y la entiende como si fuese pura matemática (como Muñoz entiende el Ajedrez). Es listo y calculador.

    MAX

    a) Físico;

    Podríamos decir que es el chulo de Menchu, ya que éste le da sexo, y la otra le corresponde con dinero y buena vida. Es el típico guaperas de 1.85m, con una espalda de nadador bastante importante. Tiene el pelo liso y largo, y lo suele llevar con coleta.

    b)Psíquico;

    No podemos facilitar muchos datos sobre el psíquico de Max, ya que éste no habla mucho en la novela: Lo único que podemos decir es, que le gustan el sexo y el dinero, y que haría cualquier cosa por conseguirlo.

    ÁLVARO

    a) Físico;

    Este hombre es el primero en ser asesinado: es el primer caballo blanco que se come la reina negra. Por esta razón no sabemos mucho sobre él. Tiene el cabello con algunas canas y unos ojos tranquilos e inteligentes.

    b) Psíquico;

    Sabemos que estuvo un tiempo siendo la pareja de Julia, pero éste la hizo mucho daño.

    RELACÍON ENTRE CÉSAR Y JULIA

    Un punto a destacar en la historia de este libro es el de la relación que hay entre el personaje protagonista (Julia) y Cesar.

    Para empezar, podemos decir que Julia y Cesar se conocen de toda la vida, y que desde siempre han sido buenos amigos. Para Julia, César siempre ha sido como un hermano mayor: Cuando tenía algún problema, Julia se lo contaba y éste le tranquilizaba y le ayudaba. César solía jugar a aventuras (que él mismo se las preparaba) con Julia. Todo esto, sabiendo que para César, Julia era una niña que quería mucho (éste era bastante más mayor).

    La relación de estos dos continúa hasta la época de la trama. Los dos se quieren mucho (pero como amigos, ya que César es homosexual y Julia le tiene como a un hermano mayor), y los dos se entienden perfectamente.

    Él es anticuario en una tienda propia, y Julia es una restauradora de cuadros a la que le encanta su trabajo. Ya que los dos trabajan con el arte, se compenetran bastante bien.

    Podríamos decir que Julia es una buenaza, mientras que César está en contra de mucha gente (Menchu, Max,...). Aunque Julia pueda pensar lo mismo que César sobre cierta gente, no lo demuestra nunca abiertamente como acostumbra a hacer César.

    Como hemos dicho, Julia conocía muy bien a César, pero ésta nunca se había imaginado que César hubiese podido matar a sangre fría a tres personas, y además dándole un “pequeño toque” de intriga. Pero cuando César le explica que tiene el S.I.D.A y que todo lo que ha hecho, a sido por el bien de ella, yo creo que a Julia, al final, no acaba pareciéndole tan malo viniendo de César:

    • que era para arreglarle toda la vida a ella (una increíble cifra multimillonaria)

    • que era para que Julia viviese una aventura, pero de adulta

    • que Álvaro y Menchu no merecían vivir: uno por el daño que le había causado a ella; y la otra porque era una “drogadicta ninfómana”

    • que ella en todo momento ha estado a salvo de ningun peligro

    • y que la quiere con locura, y que lo ha hecho por su bien.

    Al final Julia acaba abatida, ya que todas sus relaciones (Menchu, Alvaro,... y César) se han muerto. Pero ahora es multimillonaria, y tiene la vida solucionada para siempre.

    JUICIO CRÍTICO

    A decir verdad, tengo que decir que esta novela me ha gustado mucho. Es una novela de intriga mediante un juego tan completo como el ajedrez. En todo momento estas esperando a ver qué pasará ahora, y cada vez te vas asombrando más. El relato nos lleva a pensar desde un principio que Cesar no podía ser el asesino, ya que él es uno de los protagonistas desde el principio y además ama a Julia, pero cuando Muñoz da la explicación de la relación entre las fichas y los personajes, acabas entendiendo todo.

    Yo soy un aficionado al ajedrez, al que todavía le queda muchísimo por aprender, pero la forma de mostrar este juego (o reto, más bien) en el libro, me parece una forma muy adecuada. Este libro te da a entender que el ajedrez no es un mero juego en el que tienes que mover las piezas a lo loco, sino que es mucho más que eso: el ajedrez es una forma de demostrar tu lógica y tu matemática en una guerra que los dos jugadores empiezan en las mismas condiciones. En cualquier otro juego, un aficionado que acaba de aprender a jugar, puede ganar la partida y luego perder otras; pero en el ajedrez, siempre gana el que sabe jugar mejor, o lleva más tiempo jugando.

    Todos sabemos que el ajedrez es un juego de estrategia, y para jugar medianamente bien, hay que ser un hombre con una mente bastante compleja y con una paciencia incalculable (a veces, en partidas de profesionales, un movimiento puede llegar a durar 1 o 2 horas).

    Hay que resaltar que la novela es muy fácil de leer, y que además de ser llevadera, como contiene datos del ajedrez, se me ha hecho muy amena. Me ha parecido una novela muy interesante y creo que he sacado un par de cosas en claro: Que las personas no siempre son como parecen ser (casos como Cesar, Muñoz,...), y que muchas cosas de la vida pueden llegar a estar basadas en hechos matemáticos.