La Sociedad en el siglo XIX

Historia contemporánea de España. Reforma agraria. Industrialización. Dinero. Poder adquisitivo. Clases sociales. Oligarquía: Nobleza y Clase Burguesa. Clases medias. Clases populares

  • Enviado por: David Estany Bernal
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


LA SOCIEDAD EN EL SIGLO XIX

'La Sociedad en el siglo XIX'

El proceso de reforma agraria y el inicio de la industrialización dieron lugar a la configuración de unas nuevas relaciones sociales, desapareciendo los antiguos estamentos y surgiendo una nueva sociedad de clases centrada en el dinero, la cual vamos a pasar a describir a continuación.

1 Oligarquía

  • Nobleza

  • Estos, sufrieron un proceso de deterioro económico y social.

    Están formados por un pequeño grupo de familias, su poder económico se vio incrementado. Perdió sus derechos jurisdiccionales, perdiendo una parte de ingresos pero continuo manteniendo sus tierras, además de hacerse con propiedades provenientes de la desamortización.

    Estos patrimonios que obtuvieron fueron decreciendo poco a poco debido a su afán de lujo y sus enormes gastos para poder mantenerse en su status actual, esto hizo que se endeudaran de manera que consumieran sus propiedades.

  • Clase Burguesa.

  • Esta resulto ser otra gran beneficiaria de esta transformación social, económica y política.

    Desde la época de Mendizábal, engrandecieron sus fortunas, con concesiones estatales o con operaciones de crédito. Eran inversores de la deuda publica del Estado, el ferrocarril. Además se hicieron con la posesión de tierras, gracias a las desamortizaciones.

    Otra parte burguesa, formaba parte del proceso industrializador, éste quedo limitado a unas determinadas zonas del país, básicamente catalana. Su insuficiencia numérica, su escaso poder económico en comparación con las grandes fortunas terratenientes y financieras y su localización periférica, dificultaron que esta burguesía desarrollase un modelo de sociedad industrial diferente del capitalismo agrario que propugnaba la burguesía terrateniente.

    • Clases medias

    Esta clase constituye una franja intermedia entre los poderosos y asalariados (Oligarquía y clases populares). Constituyen un escaso numero de la población, también tienen una escasa importancia que es lo que delata del todavía débil, proceso de industrialización.

    Éste grupo estaba compuesto por propietarios de tierras, hombres de negocio, pequeños fabricantes, etc.... Eran propietarios, poseían rentas o empleos, pero su riqueza era menor que la de la oligarquía.

    Esta clase quería compartir un estilo de vida como el de la oligarquía. aunque su menor capacidad económica las llevo a una forma de vida mas domestica, ideológicamente eran conservadores, defendían el orden y la propiedad, siempre con miedo a cambios que les pudiera conducir a la pobreza, y las igualara a las clases populares.

    • Clases populares

    En esta clase se incluye la mayoría de la población española: antiguos artesanos, campesinos pobres y jornaleros sin tierras.

    En este grupo podemos distinguir dos tipos, los que se localizan en el campo y los que localizamos en lugares urbanos (las ciudades):

    • Urbanas

    Las clases bajas que encontrábamos en las ciudades se dedicaban a los servicios. Una cuarta parte de la población activa eran muchachas que deambulaban de pueblo en pueblo, con horarios interminables y bajos salarios, también encontrábamos tenderos autónomos mozos de comercio, planchadores, etc.

    Así que el crecimiento urbano y la nueva estructura del estado liberal concentraron en la ciudad una serie de trabajadores de servicios.

    La aparición de la industria moderna supuso una organización del trabajo claramente diferente del sistema gremial que desapareció. Las nuevas fabricas utilizaban una mano de obra asalariada, es decir el patrón propietario de un establecimiento industrial, compraba la fuerza del trabajo de un obrero, durante muchas horas al día a cambio de un dinero, de un salario.

    Las condiciones de trabajo eran muy malas llegaban a trabajar hasta 14 horas en establecimientos mal acondicionados (húmedos , sin ventilación ...) y además de que no tenían ninguna ley que les amparase, con la consecuencia de que no podían hacer ningún tipo de protesta.

    Las condiciones de vida eran muy deficientes puesto que los salarios eran muy reducidos y daban para poca cosa mas que para la comida. Carecían de muchos servicios, como alumbramiento, alcantarillado, sanidad, etc.

    • Medio rural (campo)

    Las desamortizaciones no alteraron la estructura de la propiedad de la tierra, puesto que las tierras volvieron a concentrarse en pocas manos, sobre todo en las de gente que no las explotaba directamente.

    Los modos de vida continúan siendo vigentes, los campesino seguían sometidos al sistema en el que el peso, el poder, la influencia del rico, (cacique) eran enormes, a cambio de una mínima protección en forma de trabajo asalariado.

    El proceso de reforma agraria liberal dio lugar a un amplio grupo de campesinos sin tierra o con tierras escasas que al no tener la salida de la industria, permanecieron en el campo como jornaleros en condiciones de vida muy duras y salarios por los suelos.

    Así que se vieron privados de tierras, padecían de nuevo el mismo problema necesidad de tierras, para explotarlas, y sacar mayor fruto directamente para ellos.

    El numero de jornaleros y criados agrícolas aumento debido a la progresiva transformación de los anteriores campesinos de las tierras señoriales o arrendatarios convirtiéndose criados o pastores de campesinos acomodados, los pequeños labradores agobiados por las deudas y la escasa productividad de sus fincas sucumbieron ante la demanda de las tierras de los labradores acomodados y nuevos terratenientes generadores de un latifundismo que viene a sumarse al nobiliario.

    Vídeos relacionados