La sociedad de los poetas muertos; Peter Weir

Cine. Cinematografía. Películas. Actores. Sistema educativo. Carpe Diem. Personajes. John Keating

  • Enviado por: Lucith Templario Tetrico
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 12 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Introducción

Este compendio de actividades evoca un tema didáctico desprendido del contexto filmográfico de una película basada en el guión original de Tom Schulman, la cual fue en su época debidamente condecorada y actualmente considerada aún, una película de “culto” con una imborrable impresión ocular y psicológica para quienes han tenido el agrado de presenciarla.

Como punto concordante al tema central de este trabajo es claro decir que en cierta medida y en ciertas partes de esté se abordara el film desde su punto de vista artístico y desde su punto de acercamiento cultural junto con el buen logro de la temática medular real de la grabación; no obstante el sentido mas profundo de este trabajo no es el admirar o criticar de está, sino que por el contrario es centrarse en los procesos pedagógicos caracterizados en el personaje John Keating (Robin Williams), focalizandolo directamente en su quehacer docente contextualizado a su metodología y directo accionar didáctico y pedagógico.

No esta de mas decir que en este compendio el instrumento filmográfico solo será utilizado como un recurso representativo de un modelo pedagógico y no como un documento socio-cultural de la realidad americana arraigada en las formas mas inglesas de sociedad como sociedad educativa; sin embargo no hay que ser ciegos y negar toda posibilidad de inclusión de esté lado del recurso audiovisual ya que sea como fuere el enfoque siempre estará siendo dependiente de los contextos socio-culturales de la época, los procesos políticos y las visiones que delimitaban la educación. Por lo tanto se intentará a grandes rasgos lograr una contextualización del tema, pero sin perder el centro ni el enfoque ya antes mencionado.

Comentario crítico

No puedo calificar al filme desde una perspectiva meramente cinematográfica pues no es mi campo solo puedo referirme a cosas puntuales y que se subentienden del colectivo cinematográfico y siendo así solo sería rescatable mi juicio valórico, moral, guionístico, actoral, vivencial, semi-técnico, etc. Pero como ser humano, y como potencial docente si ha tenido un impacto en mi profesión, tanto de manera conciente como inconsciente por una seria de factores. Y puedo resumir que se trata de poner en su justo lugar la capacidad transformadora del ser humano. Llevar los estudiantes a reconocerse a ellos mismos frente a un grupo de fotos normalmente ignoradas y hacerlos entender el "mensaje del más allá"..."aprovechen el día...Vivan cada día intensamente" es lo más significativo. El mensaje es claro. Amar, vivir y sobre todo aprender y hacerlo sin concesiones que impliquen dejar de ser lo que somos. Siempre será una escena fundamental que demuestra cuanto se puede hacer con pocos recursos.

La película La sociedad de los poetas muertos expone el despertar adolescente al placer del lenguaje poético, al romanticismo, la búsqueda de la identidad y la canalización de las posibilidades vocacionales.

La película se torna indispensable para docentes preocupados por la formación de niños y jóvenes, ya sea para el ámbito netamente vocacional y motivador del espíritu docente o para analizar modelos y métodos didácticos en el proceder pedagógico, además de ofrecerles información sobre un periodo rígido que aunque no sea muy común, posiblemente se pueda seguir dando en algunas escuelas, liceos, internados, etc.

Asimismo cuestiona a los padres que, aun con buenas intenciones y buscando lo mejor para sus hijos, no se detienen a pensar y sentir lo que éstos necesitan y quieren, sobrepasando sus intereses por un rendimiento academicista guiado solo en una línea, coartando seriamente una parte importante del educando, la persona.

En el guión quedan perfectamente engarzados poemas de Walt Whitman, Henry D. Thoreau y Lord Tennyson, entre otros, así como unos diálogos verosímiles que en unas cuantas frases muestran la personalidad, los conflictos, las posibilidades y expectativas de sus personajes. El escenario es un colegio tradicional, rígido y exigente, con clara tendencia academicista pura marcando una línea que hace recordar la estricta y apagada vida inglesa, donde el peso de la tradición gravita sobre las vidas y las conciencias de los jóvenes adolescentes, que son inscritos y presionados por sus acaudalados y severos padres (aunque no se quiere con esto decir malos o negligentes, en rigor se dice que quieren lo mejor para sus hijos pero lo toman como si ellos estuvieran disfrutando de dicha educación, se reflejan, montan lo que no tuvieron cuando jóvenes y traspasan sus frustraciones a sus hijos, no todos claro, pero en el film pudimos verlo en el padre de Neil).

La trama se presenta con unos leves y breves trazos, donde el conflicto queda expuesto y así conocemos a los personajes: padres, maestros y autoridades dispuestos a todo, menos a romper las reglas que han seguido por años (lo cual en ocasiones no es malo, pero no me quiero referir a cambios brutales cuando digo “romper las reglas”, aunque en la película se da así, siendo realista me refiero a adaptaciones de una realidad concreta en pos de un crecimiento), un conjunto de estudiantes, con distintas potencialidades de pensar y sentir a profundidad, y un maestro de literatura dispuesto a abrir las mentes y los corazones de sus alumnos al goce de la lectura y la libertad de pensamiento, aunque es cierto que solo con corazón y buenas intenciones los alumnos no aprenden contenidos, por que en realidad ese lado (el lado de los contenidos y lo mínimo establecido por el curriculo vigente en el establecimiento donde se enseña) del profesor queda de fuera de contexto en pos del lado práctico y lúdico, pero en un docente efectivo creo que ambos lados han de nutrirse en equidistancia y equilibrio.

El tema principal cuestiona las prácticas rígidas y memorísticas de las escuelas tradicionales, contrastadas y retadas por este ex-alumno convertido ahora en maestro, que viene decidido a romper dichas formas de enseñanza y aprendizaje, pero mas que como una iniciativa personal pedagógica, lo hace como una necesidad personal de salvar a esos jóvenes de lo nocivo que puede ser salir con la formación del infierno Welton, cosa que no es mala, pero discutible; un docente no puede focalizarse solo en un aspecto y cerrarse en el, si bien es muy noble lo que John Keating quiere conseguir (darle identidad y expresión a los jóvenes de la academia para que no sean tablas del saber), el enseñar no es solo eso, quizá el aspecto valórico es muy importante, esté no va en desmedro de lo que la institución quiere entregar, ambas se pueden conjugar, los valores, identidad y expresión dan personas integrales y con espíritu libre, pero los contenidos y los saberes dan resultados y son los que conyugan en la vida laboral y las competencias que el joven pueda dar. Ambas son importantes, es discutible cual es mas importante, pero a una institución escolar se le recurre por la necesidad de adquirir conocimientos y competencias que puedan ayudar a tener un mejor pasar, y mas abajo en la escala se encuentran los compromisos sociales de la institución ya que es lo menos visible y poco cuantificable en resultados concretos por lo cual solo se subentiende transversalmente que los docentes son íntegros y moralmente calificados para el ejercicio docente y que la institución respete derechos, valores e intereses y que además de eso los imparte.

Sus métodos didácticos, que de forma creativa e intempestiva, abren las expectativas de los chicos a la libertad de pensamiento y al gusto por la poesía, son dignos de tomarse en cuenta por maestros que buscan hacer de cada uno de sus alumnos personas pensantes, pero esto ¿no será violento y cuasi terrorista para la institución y su tradición?, quizá algo mas gradual o menos rápido, no tan drástico, hubiese tenido otro desenlace, hubiese arrojado otro cantar.

El conflicto psicológico, sin embargo, no es tan sencillo como lo plantea el maestro y lleva a un desenlace trágico por lo que quedan cuestionados, no sólo la pedagogía obsoleta y la rigidez de unos padres duros y poco accesibles, sino la pertinencia y la sensibilidad que un maestro debe tener para respetar el tiempo y la circunstancia vital de sus alumnos, es un tema serio ya que muchas veces el docente pasa a ser o formar parte del imaginario familiar o de confianza del alumno y el grado de sensibilidad y sensitividad con el que se le enfrente podría tener resultados realmente significativos en el accionar juvenil, el docente por lo tanto quizá deba contemplar una psicología en su formación, pero mas allá de eso debe contemplar una responsabilidad y compromiso que le guíen en sus decisiones como profesional en circunstancias complejas.

La película nos muestra magistral y sutilmente que las cosas no son sencillas y que ser docente conlleva una mayor responsabilidad a la que aparentemente queremos creer. Pues hasta los más innovadores planteamientos didácticos requieren del respeto por la propia maduración del niño y el momento vital del adolescente, mas la maduración educativa de la institución saber si realmente la institución esta preparada para aquel cambio radical, o si es posible una evolución intencionada a una educación mas abierta, mas activa o menos obsoleta.

Por último, la película toca un punto vital para todo aquel que se considere un educador —ya sea un padre o un maestro—: el respeto por la vocación, los intereses y las circunstancias de los jóvenes, así como que cada cosa tiene su lugar, cada aprendizaje debe tener su tiempo de maduración y asimilación, para que ese aprendizaje pueda unirse al andamiaje de saberes del joven.

Análisis didáctico

  • En torno al Cuerpo de Conocimientos disciplinarios (Contenido):

  • 1.- ¿Qué se enseña?

    Este aspecto en particular es bastante complejo de analizar en la película, ya que el profesor John se concentra en lo que el cree que es mejor para los alumnos, pasando a llevar el curriculo existente sin siquiera tomarlo en cuenta.

    Keating enseña poesía como eje disciplinar, pero lo que la institución espera es lengua inglesa como tal, pero en rigor enseña poesía inglesa más alternativa y de contenidos pocos ortodoxos para el contexto de la academia.

    Como contenido se puede apreciar poetas como Walt Whitman, Henry D. Thoreau y Lord Tensión, entre otros, y la manifiesta intervención de creaciones propias tanto del profesor como de los alumnos. Se supondría que por lo expresado en la película, Keating debería haber enseñado métrica, recursos literarios y poéticos, entre otros, a lo que responde con la destrucción de una página del libro sobre poesía dado por la academia.

    Aprovechen el día, muchachos. Aprendan a pensar por ustedes mismos. Hagan que sus vidas sean extraordinarias”, Carpe Diem; como enseñanzas significativas de Keating tenemos un profesor que traspasa a los alumnos una filosofía de vida, una forma de verla y vivirla. A través de esta filosofía podemos desencadenar conceptos como la autonomía, derecho de libre expresión, libertad de pensamiento, vivir diariamente, etc. También podemos decir que enseña un sentido por la vida, un sentido que solo puede ser dirigido y asumido por quien vive y por nadie más, bajo estos tópicos de enseñanza tenemos que manifiestamente el docente está influyendo directamente sobre sus alumnos, no a algo malo, pero si contraproducente al establecimiento, estas enseñanzas a su vez caen en lo que son, aprendizajes personales y experienciales que de ser traspasados jamás podrían ser de nuevo de la misma manera ya que todos lo asumen de manera distinta.

    El profesor basa todo su quehacer en torno a los anteriores aprendizajes, lo cual hace notar que ocupa la poesía como tren de salida concreta de estos aprendizajes, creo que solo se enseña por decirlo de alguna manera, “el Carpe Diem”, y transversalmente la poseía y en mucho menor grado la lengua inglesa.

    2.- ¿Para que se enseña?

    En la película podemos ver dos grandes betas, la primera es la de la academia, que busca formar futuros abogados, médicos, hombres de negocios, economistas, que estudiarán posteriormente en las universidades de Oxford y Harvard, tal como lo dicta el american way of life. Ahora esto es solo bajo los contextos de prestigio y tradición, a modo de aterrizar el tema y llevarlo a un plano mucho mas cercano, Welton es de real similitud al sistema educativo del instituto nacional aquí en Chile.

    En la academia Welton se enseña para la excelencia, para conseguir resultados no solo visibles, sino que reconocidos los mejores, es el típico modelo ingles de enseñanza apagada y poco participativa, no se enseña para que los alumnos piensen, sino para que respondan con los saberes y las competencias mecánicamente aprendidas, con el fin de que no fallen en su aspecto laboral.

    Por otro lado Keating enseña no para que los alumnos conozcan la lengua inglesa, tampoco para que los alumnos puedan crear poesías y disfrutar de ellas como podrías llegar a pensarse a modo simplista, enseña para que los alumnos piensen, para que los alumnos hagan de si mismos cualquier cosa menos lo que otros quieren imponer, a que no se arrepientan luego de no haberlo intentado, a ser ellos ante todo, a gozar del día a día pero como un sentirse vivo y expresarlo en lo que se haga, a que se salgan del molde y sean algo mas que lo que quieren ser, ser únicos, ser potenciales pero no por deslumbrante sapiencia o labia sino que por que el joven decidió serlo y lo hace por medio de su sentir autónomo y libre.

    La vedad que a Welton le importa poco si un alumno esta amargado o deprimido, le importa poco crear autonomía entre sus alumnos o enterarse de las inquietudes e intereses de sus alumnos, no le llama la atención la humanidad de los alumnos.

    Por otro lado Keating le importa poco si los alumnos aprenden sobre la lengua inglesa, poco le importa si saben diferenciar un soneto clásico de Premarca de uno ingles o italiano moderno, poco le importa que ejerciten los contenidos, solo le importa el desarrollo humanista y las ansias de intentar hacer algo que valga la pena en si mismo y no el colectivo propiamente tal.

  • En torno a la explicitación de los procedimientos de enseñanza

  • 1.- ¿Cómo se enseña?

    El profesor ocupa un modelo didáctico alternativo y se puede apreciar en cinco acciones didácticas mostradas y desarrolladas por el durante el transcurso de la película:

    • Cuando el profesor pasa por primera ves frente a los alumnos y procede a salir para concluir con llamarles, para que le siguieran a observar las imágenes de las generaciones olvidadas. En esta escena vemos que Keating se muestra en un principio algo sorpresivo y poco convencional, captando de inmediato la atención de los alumnos. Una vez abajo Keating les reseña de las imágenes y les explica el sentido de la vida, no como meta sino como método, vale decir no les da el final del camino sino que les revela el como llevar al final de ese camino, les pone en manifiesto de manera significativa el concepto de carpe diem “Aprovechen el día, muchachos. Aprendan a pensar por ustedes mismos. Hagan que sus vidas sean extraordinarias”, hagan que valga la pena dijo, también revelo pinceladas de Walt Whitman, pero lo importante es que los alumnos asimilan una visión que no conocían, los alumnos saben que es importante y decidor aunque no lo comprendan del todo.

    • Otra ocasión es la escena donde el profesor en la pizarra dibuja un grafico y luego señala que no había que escribirlo, luego pide que alguien lea la primera página del libro, pera interrumpirle luego y dar la orden de arrancar el artículo y proceder a la narración de un poema. En esta secuencia se capta que el profesor consigue que los alumnos se den cuenta por si mismos que están siendo mecánicos en sus reacciones, que tienen que accionar por si mismos y pensar antes de hacer algo y no hacerlo por que todos o alguien me dice, con la lectura sucede lo mismo alguien que se supone importante y eje de la poesía y lengua inglesa de su definición de poesía, revelando que la poesía estaba siendo mecanizada y convertida en un problema matemático lo cual hacia casi imposible su comprensión y aun mas su escritura. El profesor termina con un poema:

    “Recoge ahora las rosas de la vida

    porque el tiempo jamás detiene el vuelo

    y esa flor que hoy ves abierta

    mañana ya estará marchita”

    Walt Whitman

    El cual le da pie para expresar el carpe diem profundamente y como herramienta para no caer en la mecánica de la vida diaria.

    • La tercera ocasión se da cuando los hace escribir un poema de autoría propia, aquí tenemos creo yo una de las escenas principales de la película donde el todos leen su poesía a excepción de un alumno Todd Andersen por no tener nada escrito es empujado a realizar una emocionante dinámica donde descubre la poesía y empieza a pensar por si mismo, libera su mente del yugo mecánico del sistema escolar de la academia, el profesor guía y el alumno descubre.

    • Otra escena clave para mostrar la metodología de Keating es la que le pide a los alumnos que se suban a la mesa del profesor y estos tímidamente lo hacen con un fin muy claro para el docente, pero algo difuso para los alumnos. Keating lo hace para que vean el mundo de otra manera y como para quitarles un miedo interior que llevan dentro de siempre estar coaccionados por alguien. Intenta demostrar que hay que plantar cara a la vida y no estar siempre coaccionados por terceras personas.

    • Por último la escena donde los alumnos son sacados del aula para ser llevados al patio para que caminen y troten cantando de manera libre. En esta ocasión Keating pretende mostrarles que la libertad es parte de la poesía y que uno es libre de hacer cuanto quiera pero sin chocar con otro en su libertad, lo cual los alumnos disfrutan mucho.

  • Respecto del Sujeto y del Contexto

  • C.1) Sujeto

    C1.1) Sujeto que aprende: ¿A quiénes se enseña?

    En la película vemos alumnos de “primaria y secundaria”, esta academia es de tipo internado, por lo cual estos alumnos se conocen bien entre si ya que terminan siendo familia (fría familia en ocasiones) por los largos periodos de convivencia. Estos alumnos (solo hombres), son académicamente selectos y sometidos constantemente a múltiples y complejas labores que se escapan al mundo escolar y sobrepasan incluso el mundo universitario, son jóvenes norteamericanos, pero que parecen ingleses a simple vista.

    • Descripción y características de los/las alumnos/as

    El grupo curso de los jóvenes de Keating (los mencionados y vistos a través de toda la película), conservadores, tranquilos y mecánicos en un principio, acostumbrados de toda su vida a un rígido sistema educativo. Son alumnos que están sometidos a castigos físicos severos cuando cometen errores y premiados y reconocidos (conductismo) cuando alcanzan un nivel de excelencia superior entre sus pares.

    Están girando y funcionando en pos del estudio y lo mas estricto en disciplina, se aprecia que dentro de todo tienen chispas de vida y juventud que saldrán a flote totalmente con la llegada de Keating.

    C.1.2) Sujeto que enseña: ¿Quién enseña?

    • Tipos de docentes que se pueden identificar

    Docentes de corte conductista, complementados bajo modelos academicistas tradicionales que ponen el saber conceptual por sobre el aprendizaje significativo del alumno.

    Docentes rígidos impersonales, deshumanizados y en constante estado de amargura producida por una creencia de sala de clases y alumnos igual enemigos, educación igual guerra.

    • Características personales del docente

    Keating es un docente de mediana edad no más de cuarenta y cinco años, el cual mantiene joven su espíritu gracias a la poesía, amable, tranquilo y creativamente lúdico para el promedio de su época, enamorado de su profesión y su forma de pensar, notablemente liberal y profundamente alegre de vivir.

    • Identificar habilidades técnicas del docente

    Su manejo didáctico y expresivo con los alumnos, genera una confianza a través de su seguridad y de su alegría innata cuando habla de poesía.

    Conoce autores que son atractivos para los jóvenes y que escriben de manera poco ortodoxa en cuanto a lo conservador, estos autores atraen la mirada de los jóvenes hacia el contenido.

    Por último la posibilidad de engarzar contenidos en clases libres y significativas didácticas y divertidas.

    • Análisis de las habilidades Técnicas del profesor

    Su manejo didáctico es su principal técnica ya que con esta genera confianza, y consigue que los alumnos se acerquen a el para aprender más, por cierto no esta de más darle crédito a la capacidad intelectual de Keating , que por cierto viene cargado de estas técnicas nuevas en didáctica. Si bien el profesor aplico pocos contenidos duros durante su estadía en la academia no es negativo reconocer que los contenidos que desea incluir en sus clases se juntan y mimetizan con las actividades didácticas y lúdicas de Keating, creando clases redondas, consiguiendo que los alumnos en definitiva descubran por medio de sus capacidades y según sus intereses descubran estos contenidos latentes en el discurso de Keating.

    C.2) Contexto

    C.2.1) ¿Dónde se enseña?

    • Situación Geográfica

    La academia de Welton está situada en un campus alejado en Vermont, y separada así del mundo exterior. Por lo tanto, las pupilas consiguen apenas en tacto estar con otros grupos sociales. Los parajes son abiertos y muy bellos lo cual genera una sensación de libertad que claro desde el punto de vista de la academia.

    • Situación Cultural

    La situación cultural de esta escuela preparatoria esta dispuesta en la tradición y la excelencia, básicamente la visión cultural de la educación es preparar las pupilas del alumnado para la universidad de la manera más firme y segura. Un detalle que contribuye a esta meta es el tamaño de la clase de 16 muchachos solamente. Hoy, sobre el 75% de los graduados continúan sus estudios en algunas de las universidades mas respetadas de los E.E.U.U., incluyendo Harvard, Princeton y Yale. Estos estudiantes constituyen la élite de la sociedad de los E.E.U.U. y tienden para tomar posiciones principales en campos como ley, políticas o negocio. Las escuelas preparatorias como Welton tienen como objetivo único el preparar a sus estudiantes para las mejores universidades y obtener el renombre y prestigio de esto.

    • Situación social del medio

      En cuanto a la situación social, a la sociedad solo llega el reflejo de estas instituciones a través del trabajo y comportamiento de sus estudiantes, por eso esta institución tiene un código o reglamento básico:

    Hay cuatro principios base en la academia Welton, y estos son:

    1) Tradición

    "el amor a la escuela, al país, y a la familia"

     

    2) Honor

    "dignidad, y el cumplimiento del deber"

     

    3) disciplina

    "respecto por los padres, los profesores y por el director"

     

    4) excelencia

    "el resultado del trabajo duro es la llave a todo el éxito"

    Además de los principios, el fondo de los muchachos es claramente clase alta. Los honorarios de la escuela exigen tener una rentabilidad superior. Aunque no se mencionan en la película, las escuelas preparatorias comparables de esta índole cuestan alrededor 27,000 dólares por año. Por otra parte, las características de la institución tienen reflejo en las ropas y del discurso de los muchachos, las familias de la clase alta.

     

    Por otra parte, la película demuestra que la academia de Welton está limitada en cuanto a la cercanía de las familias a los estudiantes. Por lo demás este tipo de escuelas son de transmisión familiar de generación en generación. Así, los muchachos no tienen ninguna opción; su carrera se determina de nacimiento.

    • Infraestructura del recinto educativo

    El estilo de la academia es muy tradicional, reflejando uno de los principios más significativos de Welton, saber y conocer la tradición. La idea del campus junto con características típicas como los cuartos compartidos se asemeja fuertemente a la universidad y por lo tanto hace alusión a donde la escuela finalmente conduce o pretende hacerlo.

    • Características de los espacios educativos.

    Las aulas están correctamente iluminadas (de maneara natural), son amplias, pero simples con el fin de no distraerse con el entorno, tienen un pizarrón grande, verde y a tiza, esta sala tiene colores clásicos y pupitres muy antiguos, como material predominante en toda la infraestructura y utensilios encontramos a la madera.

    En otras palabras el aula esta diseñada perfectamente para el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje, como ultimo detalle las aulas tenían unas pequeñas habitaciones cerradas donde los profesores podían beber café y preparar sus clases e instrumentos.

    Situaciones pedagógicas conflictivas

    La primera situación a citar es cuando el curso junto con Keating son sorprendidos rompiendo unas páginas de un libro otorgado por la academia, es problemática esta situación principalmente por que para la institución es inadmisible algo como esto, es un acto indisciplinarlo y rebelde, quizá el fondo experiencial de el hecho sea el mejor para probar algo, no es apropiado hacerlo bajo el contexto institucional del establecimiento, por lo demás esto responde a saltarse o evadir el curriculo establecido por el internado, para imponer una enseñanza basada en la construcción de aprendizajes significativos, pero no tanto del contenido regular de la asignatura sino mas bien de la vida misma y la forma mas efectiva de disfrutarla a concho.

    Si lo llevamos al marco de la buena enseñanza estamos frente a un problema ya que según ahí dice en su criterio A.1, el profesor debe profesar el conocimiento del marco curricular de la disciplina que esta impartiendo y debe estar consiente de la realidad nacional de esta.

    Tenemos que el profesor indudablemente debe conocer estos parámetros y no dudo de que Keating conozca esto, de hecho el se ve una eminencia en su materia, pero para Welton es una violación muy grande el hecho de que no se respete su curriculo y se intente revolucionar la metodología que se tiene.

    Es valido la evolución según el marco para la buena enseñanza, pero no es bueno cuando se olvidan los contenidos en pos solo de un crecimiento humanista personal, se tiene y se debe tener en cuenta el crecimiento intelectual del alumno y la necesidad de completar cuando menos una parte de su curriculo ya establecido, ya que es sin duda una convención social de los saberes mínimos para ser una persona competitiva y útil para la sociedad. Es valioso y significativo el esfuerzo del señor Keating, pero no hay que dejarse engañar fácilmente ya que el señor Keating logro una parte muy importante del proceso, pero se le olvido la otra parte que es el fondo, el contenido duro, lo que debe servir para el futuro, los cimientos de la construcción mental que servirá de base para cualquier intento de progreso intelectual en modalidades mas complejas.

    La segunda situación es sin duda alguna la que hace relación a todo el conflicto de Neil ya que el profesor algo sospechaba de lo que pensaba el padre de Neil, pero sin embargo en un acto de extrema coherencia le dice al joven que siga su corazón, cosa que junto con la filosofía del carpe diem provocarían en Neil todo un conflicto emocional valórico de perseguir su ideal y protestar para conseguirlo, una ves hecho disfrutarlo y hacer que todo lo hecho valga la pena.

    Si bien el docente se muestra coherente con sus ideales y sus actos, debe siempre ser responsable en su actos y dichos ya que en la nube de la adolescencia solo se responde a impulsos primarios que suelen ser los que el joven cree mas correctos, pero que generalmente no lo son.

    En el descriptor 2.2 del marco para la buena enseñanza se señala que el docente debe conocer las particularidades familiares y culturales de sus alumnos. Según esto el profesor conocía a sus alumnos y sabía de sus capacidades y problemas, pero en el momento que Neil se le acerca a conversar sobre sus problemas, el profesor no supo medir la magnitud del problema y se preocupa solamente de que Neil satisfaga su interés, pero no de cómo estaba su situación más psicológica y que consecuencias tendría en Neil lo que el le dijera.

    Conclusiones finales del análisis

    A través del breve análisis del film: “La Sociedad de los poetas muertos” podemos concluir algunos aspectos de la educación, como momento de aprendizaje, que me parece oportuno rescatar:

    • El contexto educativo debe necesariamente inducir o hacer nacer en el alumno los deseos de aprender, para lo cual es necesario motivar a quien aprende con relación al interrogante o a la situación que se va a tratar.

    • La mecánica del aprendizaje es la de una elaboración, donde este presenta al mismo tiempo modos principalmente de tipo conflictivo e integrador. Además, su principal característica es, antes que nada, la de causar interferencias.

    • La acción propia de producción de significación de quien aprende se encuentra en el corazón mismo del proceso de conocimiento. Es el educando quien selecciona, analiza y organiza los datos con el fin de elaborar una respuesta personal a un interrogante; y nadie puede hacerlo en su lugar.

    • La apropiación del conocimiento debe ser planteada primero como una serie de operaciones de transformación sistémica y progresiva, donde lo que cuenta principalmente es que el alumno se sienta interesado en su manera de pensar.

    • Ante el abundante bagaje cultural, es necesario seleccionar y priorizar los saberes. El cerebro del ser humano tiene una capacidad limitada para procesar toda la información que le llega del medio. Por esto necesita ir desarrollando, una serie de estrategias que permitan manejar la información; Estas estrategias surgen en gran parte con la ayuda del adulto y ésta es la esencia de la educación. Lo fundamental es hacer aprender las destrezas básicas que permiten alcanzar las más complejas. La forma para lograr que una persona domine las aptitudes, los conceptos y destrezas básicas, consiste en hacerle pasar poco a poco del pensamiento concreto a la utilización de modos de pensar cada vez más conceptuales.

    • La inmensa responsabilidad del docente en dos grandes momentos, primero la selección de contenidos a tratar (que estén en directa relación con el curriculo de la institución y vayan en concordancia con el tipo de alumno a enseñar); y la segunda es la tremenda responsabilidad en el trato con los alumnos ya que estos son muy sensibles en su período adolescente y algo mal o poco reflexionado podría tener incidencia directa en actitudes de estos, tanto para bien como para mal.

    • Ensayo crítico personal

    "Tradición, disciplina, honor y grandeza"

    La historia de una escuela de élite, tradicional y represiva, en la que la llegada de un nuevo profesor supondrá un pequeño cataclismo que se convertirá en un punto de inflexión importante en la vida de un grupo de muchachos, puede verse hoy en día (tras el ya lejano estreno de El club de los poetas muertos) como un género en sí mismo.

    De una manera u otra, el cine ha tratado en múltiples ocasiones estos temas con desigual fortuna y, desde luego, El club de los poetas muertos mantiene todavía la capacidad de emocionar, divertir y sacudir las conciencias.

    La película sirvió, entre otras cosas, para popularizar entre los más jóvenes el lema de "carpe diem".

    Debemos esta locución a Horacio, quien hizo de este lema la idea central de toda su poesía.

    Enmarcado dentro de la civilización grecolatina, Horacio nos incita a vivir el tiempo presente, a no desperdiciar los segundos de nuestro reloj, a sorprendernos a cada momento, a aprovechar todo aquello que está a nuestro alcance, a vivir el instante como si fuese único e irrepetible, como si se tratase de la última oportunidad. El poeta nos anima a realizar grandes cosas o, como mínimo, imaginarlas. Y es eso, precisamente, lo que hace John Keating, el profesor protagonista de El club de los poetas muertos. En una escena del film dice: "sólo cuando soñamos somos libres, siempre ha sido y siempre será así". El tiempo pasa, huye, y con él cambian los paisajes y las costumbres pero la esencia del hombre permanece intacta. No es casual que el grupo de chicos que vuelven a fundar "El club de los poetas muertos" atraviesen la noche para adentrarse en un fantasmagórico bosque en busca de una cueva en la que invocar la magia de la poesía. Peter Weir rueda esta escena como si se tratase de un film fantástico, casi de terror, jugando con las luces y las sombras, resaltando lo misterioso del hecho. La caverna como símbolo de los primitivos orígenes del hombre y espacio de libertad frente a las ataduras de los convencionalismos; la educación integral como agente humanizador frente al corsé de la educación academicista. La Academia Walton enseña orden y armonía (recuerden como tras discutir con su hijo el señor Perry prepara todas sus cosas antes de irse a dormir). Una lectura ligera de la película podría ofrecer la constatación de que la civilización es la gran enemiga de la creatividad, y que un retorno a los instintos podría suponer la solución a este embrollo. Algo similar apunta Paulo Freire en su pedagogía del oprimido cuando afirma que nadie educa a nadie, sino que uno se educa a sí mismo. Cada uno es dueño de su vida con lo que la tarea del educando es ser él mismo. Aún aceptando estos presupuestos, El club de los poetas muertos incide, según mi modo de ver, en la individualidad del alumno como motor social de enriquecimiento y desarrollo. Parafraseando a Carl Rogers, el mejor punto de vista para comprender a una persona es colocarse desde el punto de vista interior del sujeto mismo. Es decir, no comprenderemos al niño si no nos esforzamos por ver las cosas como él las ve. De nada sirve mostrárselas tal cual las vemos nosotros; el cometido del profesorado debería centrarse así en abrir nuevas ventanas y en ayudarles a cambiar la perspectiva de lo mirado (tal y como hace el profesor Keating de manera explícita en una de las escenas de la película).

    La Academia Walton es una representación de la sociedad. Un gigante que se cuida de sí mismo, una sociedad hecha a medida del poderoso y que establece el camino a seguir en pos de su perpetuidad. Siempre planea una estructura política particular sobre el conjunto de la vida social. Esta situación de dependencia no es ajena a la escuela con lo que el interrogante sobre la posible neutralidad de ésta en lo educativo parece una cuestión baladí. La civilización modela a los individuos según un patrón común. Bajo este techo, el compromiso deontológico del docente, o educador, adquiere toda su importancia. Si educar es mostrar el camino, el profesor Keating decide pasear con sus alumnos, recreándose en detalles que la mayoría de sus colegas obvian o desconocen. El camino unidireccional por el que apuesta la Academia Walton se convierte para estos alumnos en un eterno caminar, en un eterno perderse, en un volver atrás cuando algo llama a sus espaldas, en un caminar hacia delante cuando aparece un muro que no deja ver lo que hay más allá, en descubrir nuevos senderos, en pararse a mirar y disfrutar y/o sufrir lo caminado, lo vivido.

    Cualquier persona que abandona esa vía gris y uniforme, se convierte en transgresora. Ante la trasgresión, la sociedad desprecia y condena; ante el cambio de modelo y la rebelión al clasicismo, la sociedad busca ser impermeable, aniquilando o asimilando (y desvirtuando por tanto) los vientos del cambio. El profesor Keating trabaja para formar hombres lúcidos, para fabricar libres pensadores y revelar lo individual y creativo que hay en sus alumnos en aras de un mañana más feliz. "Tradición, disciplina, honor y grandeza", los pilares de la conducta que postula la Academia Welton, suponen un elemento conformista de estabilización social, muy lejano al regenerador "carpe diem" por el que apuesta el profesor Keating.

    La libertad individual consiste en que cada uno opte por su modelo de vida y que éste no sea incompatible con las libertades de los demás. Con el estandarte de la libertad individual, el profesor Keating no uniformiza sino que escarba en el interior de sus alumnos para extraer aquello que les hace únicos. La Academia Welton es un centro distinguido, con la reputación ganada año tras año de preparar a sus alumnos para las mejores universidades y los mejores puestos de trabajo. Sin embargo, dentro de este engranaje, el profesor Keating no es un profesor de Literatura. No transmite contenidos (quizás debería decir que no sólo los transmite), más bien evidencia potencialidades en los demás, haciendo participar a sus alumnos de manera activa, mostrándose cómplice de sus descubrimientos y provocando nuevas actitudes. Enseñar a pensar frente a la monotonía de lo establecido. Sin enseñar a pensar, la libertad individual va de la mano del miedo. Crecer es doloroso. La búsqueda de la madurez es la caza de lo intangible. Enseñar a pensar es parte fundamental del compromiso docente, lo contrario es abandonar al educando a su suerte.