La Sexualidad humana

Historia del sexo. Base psicológica. Infancia. Adolescencia. Parafilias. Orientaciones sexuales. Riesgos. Sigmund Freud. ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual)

  • Enviado por: Elvio Mínguez Félix
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 19 páginas
publicidad
publicidad

La Sexualidad Humana

Trabajo Monográfico de Investigación

Índice:

  • Introducción al mundo de la sexualidad humana.

  • Historia del sexo.

  • Base psicológica del sexo.

  • El orgasmo.

  • Sexualidad en las distintas fases de la vida.

  • Sexualidad en la infancia.

  • Sexualidad en el adolescente.

  • Sexualidad en el adulto joven.

  • Sexualidad en las personas mayores.

  • La masturbación.

  • Variedad de prácticas sexuales.

  • Desviaciones sexuales (Parafilias).

  • Orientaciones sexuales.

  • Homosexualidad

  • Heterosexualidad

  • Bisexualidad.

  • Etc.

  • Los riesgos de la sexualidad.

  • Enfermedades de transmisión sexual.

  • Embarazos no deseados.

  • Seguridad en las relaciones sexuales.

  • Temporales.

  • Externos.

  • Internos.

  • Permanentes.

  • Aportaciones de Sigmund Freud.

  • Conclusiones.

  • Bibliografía.

  • Introducción al mundo de la sexualidad humana

  • La sexualidad humana representa el conjunto de comportamientos que conciernen la satisfacción de la necesidad y el deseo sexual. Al igual que los otros primates, los seres humanos utilizan la excitación sexual con fines reproductivos y para el mantenimiento de vínculos sociales, pero le agregan el goce y el placer propio y el del otro. El sexo también desarrolla facetas profundas de la afectividad y la conciencia de la personalidad. En relación a esto, muchas culturas dan un sentido religioso o espiritual al acto sexual, así como ven en ello un método para mejorar (o perder) la salud.

    La complejidad de los comportamientos sexuales de los humanos es producto de su cultura, su inteligencia y de sus complejas sociedades, y no están gobernados enteramente por los instintos, como ocurre en casi todos los animales. Sin embargo, el motor base del comportamiento sexual humano siguen siendo los instintos, aunque su forma y expresión dependen de la cultura y de elecciones personales; esto da lugar a una gama muy compleja de comportamientos sexuales. En la especie humana, la mujer lleva culturalmente el peso de la preservación de la especie.

    En la sexualidad humana pueden distinguirse aspectos relacionados con la salud, el placer, legales, religiosos, etcétera. El concepto de sexualidad comprende tanto el impulso sexual, dirigido al goce inmediato y a la reproducción, como los diferentes aspectos de la relación psicológica con el propio cuerpo (sentirse hombre, mujer o ambos a la vez) y de las expectativas de rol social. En la vida cotidiana, la sexualidad cumple un papel muy destacado ya que, desde el punto de vista emotivo y de la relación entre las personas, va mucho más allá de la finalidad reproductiva y de las normas o sanciones que estipula la sociedad.

  • Historia del sexo

  • La sexualidad en la antigüedad se consideraba como algo sucio, vergonzoso y digno de grupos de baja calaña. La sociedad estaba muy cristianizada, y la lujuria se considera pecado capital, por tanto el sexo sin intención de procrear estaba mal visto socialmente. Las mujeres no podían disfrutar del sexo, sólo los hombres disfrutaban de él, ya que si lo hacían las mujeres se las discriminaba y se las acusaba de viciosas.

    En la actualidad, gracias al avance de la sociedad, que ya no es tan católica, la sexualidad se ve como algo placentero y divertido.

    Las mujeres pueden disfrutar de él al igual que los hombres gracias a la gran disminución del machismo.

  • Base psicológica del sexo

  • La relación entre el amor y el sexo en nuestra sociedad es algo complicada. Tradicionalmente a las mujeres se les enseña que el amor es un requisito para el sexo, mientras que a los varones se les urge a que adquieran experiencias sexuales con o sin amor presente.

    Actualmente y aún cuando el sexo prematrimonial es cada vez más aceptado, las parejas requieren de algún tipo de declaración de amor para poderse sentir moralmente cómodos y mantener relaciones sexuales.

    Recordemos que existe el sexo casual y el sexo relacional. Hay personas que no se quieren pero mantienen una relación fuerte; hay parejas que se aman y tienen sexo casual y no se preocupan en lo absoluto por la comunicación interpersonal. El sexo en ambos casos puede ser mecánico, impersonal y apresurado se quieran o no ambas partes.

    Algunas personas critican y se oponen al sexo impersonal aun cuando haya sido consentido por ambas partes. Otras personas disfrutan mucho más de una relación sexual personal e íntima esperanzadas de que se convierta en amor.

    No hay ninguna garantía de que esto ocurra, y muchas personas salen heridas, lastimadas y decepcionadas de haberse ido a la cama buscando que el amor mágicamente brotara. Es mejor que quien se lanza al sexo casual lo vea como tal una experiencia placentera, si no se espera nada a cambio la decepción será menor.

    Pero definitivamente que si hay amor, aunque las cosas no anden bien hay más protección contra el ser usados sexualmente. Recordemos lo que he mencionado en artículos recientes, el amor se preocupa por el otro y respeta al otro de allí que involucrarse sexualmente ocurre de manera natural. El sexo casual se presta a malos entendidos e involucra un mayor riesgo de ser usado por la otra persona, quien no tomará en cuenta ni los sentimientos ni las necesidades de quien cree se entregó por amor.

    Hay muchas relaciones de amor que no involucran sexo: relaciones entre madres/padres e hijos, entre hermanos, los amores platónicos. Hay amores románticos y de sólo compañía que no van más allá de esto, del amor.

    Incluso hay parejas que deciden no incluir el sexo en la relación por motivos que van desde lo religioso, falta de interés en el sexo, hasta los que esperan hasta llegar al matrimonio. Hay condiciones tales como enfermedades o la distancia física que mantiene a la relación sin el ingrediente sexual.

    Cada individuo decide desde su marco de valores, creencias y experiencias el involucrarse sexualmente con otra. No debe ser una decisión tomada por la culpa, la ignorancia o un impulso. Tómese su tiempo, no deje que pase y nada más, involúcrese en tomar su propia decisión y que no sea otro quien le empuje a hacer lo que no quiere o para lo cual no se siente listo.

  • El orgasmo

  • El orgasmo es básicamente el momento de mayor placer sexual durante una relación sexual, durante el cual se concentra muchísima sangre y se sienten intensas contracciones en los músculos de la zona genital, para después relajarse y dar lugar a un placentero estado de relajación.

    El orgasmo puede llegar a ser inmensamente distinto respecto a cada sexo: el hombre disfruta, sobre todo al llegar al momento del clímax, pero la mujer disfruta en mayor intensidad durante toda la relación, por tanto hay mujeres que no sólo buscan alcanzar el orgasmo, se conforman con experimentar el sexo.

    El orgasmo masculino es aquella situación de placer producida tras el estimulo sexual, en la que el hombre llega al clímax de excitación sexual, finalizando normalmente esta situación con la eyaculación de semen (ya que también puede haber orgasmo sin llegar a eyacular en algunos casos) y la pérdida de erección del pene.

    De forma general se dice que el orgasmo del hombre y la eyaculación son lo mismo. Sin embargo, se han realizado estudios donde confirman que el hombre puede tener orgasmo sin eyaculación o viceversa, aunque es común que se dé en forma paralela, es por eso que se suele decir que es la misma cosa.

    El orgasmo femenino ha sido siempre un tema de interés y de fascinación. A diferencia del orgasmo masculino, visible por la eyaculación de semen, el orgasmo femenino carece de señales evidentes que prueban la obtención del orgasmo. Es quizás por eso que el orgasmo femenino ha sido tan misterioso para hombres y mujeres.

    Los sexólogos lo dividen en 4 etapas: excitación, meseta, orgasmo y resolución.

    Es importante mencionar que estas etapas no tienen un marcado inicio o final, sino mas bien ocurren como un proceso continuo durante la respuesta sexual. Y en la mujer, este ciclo demora por lo general unos 15 minutos, a diferencia del hombre que usualmente llega al orgasmo entre 3 y 5 minutos. Por esta razón es que muchas mujeres no logran llegar al orgasmo.

  • Sexualidad en las diversas fases de la vida

  • La sexualidad de las personas experimenta diversos cambios durante toda su vida, y cuanto más madura la persona, más aceptación y tolerancia tiene sobre distintos valores de la sexualidad. A continuación se explica lo más importante de cada etapa.

  • Sexualidad en la infancia:

  • Desde la visión de la vida sexual del ser humano como algo flexible, cambiante y en permanente proceso de transformación, se capta en toda su hondura la realidad del hecho sexual. La sexualidad no tiene una sola función, ni es algo particular de un periodo de la vida del ser humano. No es algo rígido desde que nacemos hasta nuestra muerte. Cada etapa de nuestra vida tiene sus peculiaridades y la sexualidad no es ajena a esta realidad. Por ello, una visión positiva, enriquecedora y responsable de las bondades del sexo permite disfrutar de lo bueno de nuestra sexualidad en cada uno de los periodos de la vida.

    La infancia, a la que se ha considerado un periodo asexuado de la vida tiene, por el contrario, una gran importancia en la formación del ser sexuado. Cuando nacen, la niña y el niño tienen un patrón de conducta sexual poco diferenciado. A excepción de los órganos genitales, distintos en cada sexo, el comportamiento motor y sensorial es semejante en ambos.

    En este periodo, que se prolonga desde el nacimiento a la adolescencia, se producen una serie de cambios físicos y psíquicos que constituyen el desarrollo.

    Para comprender esta etapa como génesis de la sexualidad humana hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

    - El ser humano nace con unas estructuras centrales activas que son determinantes de la frecuencia, la forma y la orientación de la conducta sexual. Estas estructuras se relacionan y adaptan a la realidad externa y al sujeto.

    - El desarrollo sexual es fruto de la persona y de su modo de actuar, de la relación con su medio y de las circunstancias que de él emanan.

    Características propias de esta etapa

    - La sexualidad en las etapas posteriores de la vida va a tener su base en la sexualidad infantil.

    - Lo genital no tiene importancia en esta etapa.

    - Los aspectos sociales y afectivos asociados a lo sexual tienen una gran relevancia.

    - Los juegos sexuales de este periodo se basan en la enorme curiosidad y la tendencia a imitar que le son propias.

    - Las expresiones de la sexualidad en esta etapa reflejan las necesidades del propio desarrollo.

    - El que se puedan establecer vínculos afectivos satisfactorios en este periodo va a facilitar un referente para un desarrollo harmónico en la edad adulta.

    - Las preferencias sexuales no están determinadas.

    Primer año de vida

    En este periodo la relación entre el bebé y su madre tiene un efecto modelador de enorme importancia. Hay autores que hablan de que la vinculación en el contacto, el apego y la separación van a constituir el núcleo de la personalidad y la sexualidad del sujeto en el futuro.

    De los 2 a los 6 años

    En esta etapa de la vida del niño y la niña hay una serie de cambios fundamentales (motores e intelectuales) para su desarrollo en general y que tendrán un significado especial para el desarrollo sexual.

    - El control de esfínteres y el modo de afrontar los padres y madres las circunstancias que los rodean puede influir en el desarrollo de la sexualidad del adulto.

    - Los problemas de celos y su superación le van a permitir ver el mundo de las relaciones de modo menos egocéntrico y aprender que compartir no es perder, sino ganar.

    - La curiosidad que siente en esta etapa se hace extensiva también a su sexualidad. De ahí que podamos hablar de curiosidad informativa hacia el mundo que le rodea, curiosidad por lo físico y lo emocional, y también en el plano sexual. El niño explora su propio cuerpo y las sensaciones que va percibiendo. Aquí se corre el riesgo de que la actitud de los adultos no sea colaboradora. Deben evitarse los gestos de desaprobación, los silencios o la incomodidad, porque se convierten en un cúmulo de mensajes para los niños y las niñas que influyen de manera notable en la percepción que tendrán sobre su cuerpo. Es evidente que el niño o la niña van a sentir curiosidad por el otro u otra. Querrán investigar en las diferencias físicas; aparecen conductas que se pueden denominar como voyeristas (mirar) y exhibicionistas (mostrarse). Comienzan los juegos en los que los/as niños/as imitan conductas de marcado carácter sexual, que ven en su entorno, en la televisión etc. Incluso en los últimos años de esta etapa comienzan las actividades auto exploratorias y auto estimulatorias que pueden generar angustia en los mayores y provocar reacciones reprobatorias hacia el menor si no se contemplan como naturales y no se juzgan ni se intentan corregir. En esta etapa tiene una especial importancia el proceso de identificación e imitación de modelos de conducta sexual, que comienzan a definir las actitudes ante la sexualidad y los modos de relacionarse en los planos erótico y afectivo.

    De los 7 a los 10 años

    En este periodo el niño y la niña son más autónomos, se manejan mejor en el mundo real y conocen su identidad sexual. Por otra parte, la escuela adquiere una mayor importancia en su desarrollo, aunque de poco sirve en esta disciplina si el mundo académico continúa sin aportar ningún tipo de educación sexual reglada. Es un periodo en el que las prohibiciones en todo lo concerniente a lo corporal y a lo sexual se hacen mucho más explícitas. De ahí que las conductas sexuales se hagan menos espontáneas y abiertas, sean más sutiles y ocultas, y logren pasar desapercibidas a ojos de los adultos. De manera errónea, estas conductas pueden llevar a considerar esta etapa como de desinterés sexual o periodo de latencia. Sin embargo, persisten los juegos sexuales, que, aunque adquieren unas motivaciones añadidas, parten de la curiosidad como elemento básico. El niño y la niña se afirman en lo que conocen por observación de la conducta de los adultos; son conscientes de las sensaciones físicas y emocionales asociad as al contacto y la cercanía física; experimentan la excitación sexual y la relación afectivo-sexual con su grupo de iguales. Por ello, las actitudes de reprobación o castigo por su curiosidad pueden tener una influencia negativa en el desarrollo posterior de la esfera psico-sexual de la persona.

  • Sexualidad en la adolescencia:

  • Este periodo, que ocupa aproximadamente la horquilla entre los 11 y los 19 años, está plagado de cambios muy significativos en el desarrollo de la persona. Cobran una significativa importancia el entorno social, sus normas y los modos de afrontar y resolver los conflictos propios del desarrollo.

    La pubertad es un periodo bisagra que queda solapado entre la infancia y la juventud. Su inicio ocurre entre los 11 y 13 años, tanto para las niñas como para los niños. En términos biológicos, la pubertad se refiere a la fase en la que los niños y niñas presentan su desarrollo sexual. Después llegan los cambios mentales y psicológicos, necesarios para afrontar la vida adulta. Conviene distinguir al adolescente de los adultos y de los niños. No son 'niños grandes', ni 'adultos inmaduros'. Son adolescentes que requieren de especial atención, debido a que empiezan una etapa de grandes expectativas en la que adquieren su propia identidad. Si el inicio de la pubertad comienza antes de los 8 años, se considera prematuro. Si no llega hasta los 14 años, se califica como tardío. En ambos casos conviene consultar con el médico.

    En la adolescencia se produce la disonancia entre qué valores asumir como propios, cuáles rechazar y cuáles conservar de los recibidos por el padre y la madre

    Este periodo es especialmente delicado, y sobre todo individual. Si bien cada persona es un sujeto diferente, en esta fase la distinción es exponencial por la gran variabilidad en el desarrollo en chicos y chicas de la misma edad. En un mismo grupo, en algunos aspectos homogéneo, conviven chicos y chicas de aspecto completamente aniñado con otros con las características sexuales secundarias plenamente desarrolladas: vello sexual, cambio de voz, senos desarrollados, menstruación... Esto puede hacer que el adolescente pase por un periodo en el que si está muy alejado del modelo de su grupo de referencia se encuentre incómodo o desplazado. Para acompañarle en esta etapa es fundamental entender, o al menos intentar entender lo que sucede y, en la medida en que se pueda, reconducir las dificultades, las dudas e incluso la rebeldía al campo de la normalidad y la naturalidad

    Los cambios físicos

    Los primeros cambios fisiológicos durante el inicio de la pubertad se presentan con relación a la estatura, cerca de dos años antes en las niñas que en los niños. El crecimiento definitivo comienza en torno a los 10 años en las niñas y a los 12 años en los niños. Se experimenta un pico de crecimiento cada dos años y supone ganar entre 7,5 y 10 centímetros de altura cada año. A la mayor altura se suman transformaciones en el tamaño de los huesos, lo que produce cambios en la fisonomía de la persona. Con la primera menstruación, o al término de un pico de crecimiento, empiezan a actuar las diferentes hormonas femeninas o masculinas. Estas hormonas son las causantes de los cambios sexuales secundarios.

    La evolución física en las niñas, al igual que en los niños, incluye la aparición de vello púbico y axilar, y cambios de coloración en la zona genital. Las glándulas que producen el sudor están más activas, lo que supone mayor sudoración. Llega el crecimiento de los senos y algunas veces es más prominente el de una mama que el de la otra. Esto no debe ser signo de preocupación porque, con el tiempo, el tamaño se iguala en ambos senos. El pubis se ensancha y las manos se alargan. Cerca de un año después de iniciado el crecimiento de los senos, se experimenta un aumento de estatura, antes de aparecer la menarquia o primera menstruación, que convierte a la mujer en fértil a todos los efectos. Durante las primeras reglas es normal que los ciclos menstruales sean irregulares. Así, pueden comprender entre 24 a 34 días, presentar una duración entre 3 y 7 días, y no aparecer todos los meses. El dolor menstrual o dismenorrea es poco común con la primera menstruación, pero suele aparecer durante la adolescencia. Después de la primera regla, la niña sigue creciendo tanto en talla como en el tamaño de sus senos, y el vello púbico se hace más aparente y grueso. También hay cambios en la voz, aunque no de manera tan notable como en los niños. Todo el período de crecimiento dura entre 4 y 5 años. A su término, el cuerpo está completamente desarrollado.

    Las relaciones sexuales pertenecen a la intimidad de las personas, y no tenemos obligación de compartirlas con los demás salvo si queremos o necesitamos hacerlo

    Con los primeros años de la adolescencia llega la madurez sexual de los niños. Aparece el pelo en el área púbica, sobre las axilas y la 'barba'. Además, cambia la voz. El cuerpo de los niños se prepara para la madurez sexual con la producción de hormonas masculinas en cantidades abundantes, que causan el agrandamiento de los testículos y el oscurecimiento del escroto. Por lo general, el primer cambio que vive el niño es la aparición de pelo ralo alrededor de la base del pene. Sucede antes de un pico de crecimiento. Si en estos meses hay leve aumento de las glándulas mamarias no es motivo de preocupación, pero conviene estar atento para asegurarse de que desaparecen a los pocos meses. Aunque el pene puede tener erecciones desde la infancia, la primera eyaculación de semen se produce cuando se cumplen los dos años del inicio de la pubertad, o cuando el pene ha crecido y ha alcanzado su tamaño definitivo. Puede suceder en una masturbación, de manera espontánea con una fantasía sexual o durante la noche en una eyaculación nocturna. Más tarde, el pelo empieza a aparecer en las axilas y en el rostro. La laringe crece y hace más visible la nuez o "manzana de Adán", de manera simultánea al cambio en el tono de la voz, un proceso que a veces produce "gallos" al hablar. La duración del crecimiento puede prolongarse durante 5 años, tiempo en el que los testículos siguen aumentando, y el pene se torna más grueso.

    Cambios psico-sexuales

    - Aparece un interés por el atractivo físico del otro.

    - También un interés por cuidar y resaltar el propio atractivo.

    - Se afianza la tendencia a la relación y al vínculo con determinadas personas.

    - Toma cuerpo la función psicológica del impulso sexual.

    - El mundo emocional busca expresarse a través de los sentidos.

    - Aparecen conductas tendentes a obtener placer (en relación con el otro, o a través de la auto estimulación).

    Los cambios físicos sufridos en la adolescencia, unidos a un interés creciente por saber de sexo y, en consecuencia, por la adquisición de unos conocimientos e información (muchas veces errónea) sobre sexualidad, hacen que se vaya formando una nueva identidad. En este periodo se sale del seno familiar para ir entrando y compartiendo el mundo de los iguales, con lo que supone el choque de las creencias transmitidas en la familia sobre sexo y sexualidad con las que otros adolescentes y los medios de comunica

  • Sexualidad en la edad adulta:

  • Podemos dividir esta etapa en dos periodos, de acuerdo a las dos décadas que abarca: la que va de los 20 a los 30 años, y la que llega a los 40. En la primera, la persona sufre multitud de cambios, sobre todo en el plano psicológico. Es un tiempo en el que se toman decisiones que van a marcar el resto de la vida (modelo de vida, trabajo, matrimonio, responsabilidades). En el plano de la sexualidad es un tiempo de experimentar, conocer, buscar y profundizar en la propia expresión sexual. Conviven la incertidumbre con la completa satisfacción, y está presente todavía la preocupación adolescente sobre la destreza en la práctica del sexo. Si en cualquier aspecto de la vida las creencias y la educación moldean la conducta, en la sexualidad ocurre lo mismo. En la medida en que se logra madurez para preguntarse sobre principios y normas relativas a la sexualidad, cada persona adquiere la posibilidad de desarrollar su esfera sexual con total libertad y de vivir de un modo pleno su orientación sexual (heterosexual, homosexual o bisexual). En la segunda etapa se culmina, al menos se espera culminar, la orientación del deseo, el tipo de vida, el estado civil y la estabilidad con la pareja, o, si se prefiere, en solitario. Todos ellos son aspectos que tienen su repercusión en el comportamiento sexual, aunque no desaparecen las condiciones anatómicas, psicológicas y emocionales, y siguen presentes los recuerdos de etapas pretéritas, las fantasías, las asociaciones y expectativas que conforman el entramado del que surge la conducta sexual. Tiene conocimientos y habilidades que contribuyen al disfrute y la salud sexual.

    Comportamiento sexual

    - Disfruta y expresa su sexualidad a lo largo de su vida.

    - Expresa su sexualidad de manera congruente con sus valores.

    - Discrimina entre los comportamientos sexuales que realzan su vida y aquellos que son dañinos para sí mismo y/o para otros.

    - Expresa su sexualidad mientras respeta los derechos de los demás.

    - Busca nueva información para mejorar su sexualidad.

    - Establece relaciones sexuales que se caracterizan por su honestad, equidad y responsabilidad.

    - Usa anticonceptivos de manera efectiva para evitar embarazos no deseados.

    - Previene el abuso sexual.

    - Actúa de manera consistente con sus propios valores si se tiene que enfrentar con un embarazo no deseado.

    - Busca cuidado pre-natal al principio del embarazo.

    - Evita contraer y transmitir enfermedades sexuales.

    - Practica comportamientos de promoción de la salud como exámenes médicos regulares, auto-exámenes de los senos y testículos, e identificación temprana de posibles problemas.

    - Demuestra respeto por las personas con diferentes valores sexuales y estilos de vida.

    - Reconoce los conflictos de valor intergeneracionales entre los miembros de la familia.

    - Evalúa el impacto de la familia, cultura, religión, medios de comunicación y mensajes sociales, sobre sus propios pensamientos, sentimientos, valores y conductas relacionadas con la sexualidad.

    - Promueve el derecho a recibir información precisa y científica sobre la sexualidad.

    - Evita conductas que exhiban prejuicio e intolerancia.

    - Rechaza estereotipos sobre la expresión sexual de diversos grupos culturales.

    - Aprecia su propio cuerpo.

    - Busca información sobre reproducción en la medida que lo necesite.

    - Considera que el desarrollo humano incluye la sexualidad, que puede o no incluir la reproducción o la experiencia sexual genital.

    - Se relaciona con ambos sexos de manera respetuosa y apropiada.

    - Afirma su orientación sexual y respetará la orientación sexual de otros.

    Relaciones humanas

    - Busca en la familia una fuente de apoyo.

    - Expresa amor e intimidad de manera apropiada.

    - Desarrolla y mantiene relaciones significativas.

    - Evita las relaciones de explotación y de manipulación.

    - Toma decisiones informadas sobre opciones de familia y estilos de vida.

    - Desarrolla habilidades que realcen las relaciones personales.

    - Comprende cómo la herencia cultural afecta las ideas sobre la familia, las relaciones interpersonales, la sexualidad, la moral.

    - Se identifica y vive de acuerdo a sus valores.

    - Se hace responsable de su propio comportamiento.

    - Practica toma de decisiones efectivas.

    - Se comunica de manera efectiva con la familia, sus padres y parejas.

  • Sexualidad en la tercera edad:

  • Cumplidos los 60 años, la sexualidad sigue desempeñando un papel importante en la vida, pese a la falta de oportunidades para ejercerla y la marginación que sufre la población mayor en la sociedad. Si todo lo concerniente a la sexualidad humana está muy condicionado por una serie de mitos, éstos son especialmente asumidos en nuestra sociedad cuando nos referimos a los mayores y su vida sexual. El filósofo M. Huhn incluso los ha enumerado:

    - El sexo no es importante en la edad avanzada, se supone que los últimos años de la vida son asexuales.

    - El interés por el sexo es un hecho anormal en la gente de edad.

    - Los viejos no tienen capacidad fisiológica que les permita tener conductas sexuales.

    - La sexualidad se debilita en la menopausia y desaparece en la tercera edad.

    - La sexualidad ha de ser productiva.

    - Puede ser aceptable la pareja de hombre mayor y mujer joven pero es ridícula la pareja de una mujer mayor y un hombre joven.

    Frente a esto, las investigaciones indican que mientras se conserve un buen estado de salud no hay motivo alguno para que el interés y las prácticas sexuales desaparezcan. Es, por lo tanto, importante ubicar la vida sexual de las personas de edad dentro de su contexto psicológico y de comportamiento. De esta manera, se observa que la forma de ejercer la sexualidad durante la vejez está determinada por la actitud que el sujeto ha tenido ante el sexo durante toda su vida. Quienes viven mal la sexualidad en su etapa de la madurez son las personas que se han quedado limitadas a un modelo juvenil, o incluso adolescente, de las relaciones amorosas y sexuales.

    Mientras se conserve un buen estado de salud no hay motivo para que el interés y las prácticas sexuales desaparezcan

    La sexualidad en la madurez ofrece experimentadas la riqueza de haber profundizado en todos los aspectos y posibilidades del encanto amoroso. Se conocen hasta en los detalles más mínimos, propios y de la pareja, cada uno tiene una experiencia completa del cuerpo del otro, sabe exactamente cómo darle placer. Basta con un gesto, una mirada, una sonrisa para desencadenar la magia que lleva al máximo gozo.

    La desinformación y la creencia de que la práctica de la sexualidad es exclusiva de la población joven y que desaparece en la senectud (asexuación del mayor) influyen de modo significativo en la conducta sexual de las personas maduras. Otros factores que también dificultan llevar adelante una buena sexualidad son la falta de pareja sexual, la historia sexual previa, las dificultades económicas y sociales, y las condiciones físicas, sin menospreciar los factores de actitudes y las creencias personales.

    Sin embargo, los avances médicos y la mayor esperanza de vida, junto con la instauración de la creencia de que la sexualidad y la afectividad son connaturales en la persona y sólo deben finalizar con la muerte, confirman que ni el interés ni la actividad sexual desaparecen en las personas mayores. Sí es cierto que la sexualidad se transforma con la edad, pero según los estudios, más del 85% de las personas mayores de 60 años disfrutan de sus actividades sexuales.

    Los problemas más frecuentes que se encuentran y que limitan o impiden un desarrollo completo de la vida sexual de las personas maduras son:

    - La falta de pareja: la mayoría de las personas de 75 o más años de edad son viudos o viudas.

    - La carencia de privacidad: la mayoría viven en residencias o con familiares.

    - La limitación de su autonomía.

    - La dependencia del entorno.

    - La dificultad física para mantener relaciones sexuales.

    Los cambios que produce la edad en relación a la respuestas sexual no hay por qué verlos desde una perspectiva negativa y sin solución

    Con la edad hay cambios generales en la respuesta sexual humana, pero no todos han de considerarse negativos y sin solución. Lo que sucede es que la desinformación y la ignorancia sobre la propia sexualidad son más comunes de lo que se cree. Y no sólo en esta etapa de la vida, aunque es en ésta donde se hace más necesario cambiar de actitud y rescatar la bondad de la sexualidad de los mayores y reivindicarla como un derecho que mejora calidad de vida. Para ello, tenemos que favorecer una serie de transformaciones en el plano social y personal.

  • La masturbación

  • La masturbación, tanto la masculina como la femenina, es la estimulación de los órganos genitales con el objeto de obtener placer sexual, pudiendo llegar o no al orgasmo. Generalmente se entiende que se trata de una práctica sexual hacia uno mismo, aunque también se admite el uso del mismo verbo para la estimulación realizada sobre los genitales de otra persona con los mismos fines placenteros (como ocurre en la masturbación mutua). La masturbación se efectúa con las manos o mediante el frotamiento de los genitales contra algún objeto adecuado. (Juguete)

    Sigmund Freud : descubrió que la masturbación es algo común en la infancia.

    Hombres

    La mayoría de los hombres se masturban agarrando el pene con la mano, moviéndola de arriba hacia abajo o de atrás hacia adelante, según la postura del individuo. Otra técnica es emplear las dos manos en el pene, otros sólo frotan su pene con una mano y con la otra se estimulan los testículos o pezones, entre otras partes del cuerpo. Existen artilugios mecánicos y eléctricos para que los hombres se masturben: muñecas inflables, vaginas artificiales, bombas de vacío, etc. También pueden utilizar vibradores, concentrando su actividad sobre el frenillo.

    Mujeres

    La mayoría de las mujeres se masturba estimulando la zona del clítoris. Una cuarta parte de ellas] suelen añadir también el estímulo vaginal introduciéndose sus dedos, consoladores o vibradores, para incrementar la sensación placentera. Las mujeres utilizan los dedos para masturbarse; estimulando el clítoris indirectamente al frotarlo a través del prepucio del clítoris, o menos frecuentemente estimulando directamente el glande del clítoris. Suelen lubricarse los dedos

    Prácticamente toda la población sana se masturba desde edades tempranas hasta el final de su vida, si su salud se lo permite. Se han visto con ecografías a fetos de ambos sexos masturbándose en el seno materno. El análisis de las estadísticas arrojan como cifra probable de hombres que se masturban la del 92% ó 94%. Para las mujeres, los datos son más inseguros por la conocida inhibición femenina a la hora de reconocer esta práctica

  • Variedad de prácticas sexuales

  • La función del sexo, durante mucho tiempo se ha visto limitada a la mera reproducción, el reconocimiento del placer y la comunicación en la pareja ligado a las relaciones sexuales es mucho más reciente de lo que cabría esperar.

    La única conducta sexual fundamental para que se produzca la procreación es la eyaculación del hombre en el interior de la vagina. No es difícil, por tanto, entender como se ha ido instaurando la idea de que el sexo “de verdad” implica la penetración vaginal.

    Los besos, las caricias, la masturbación, el sexo oral, son prácticas que no son necesarias para la reproducción, por tanto desde un pensamiento instaurado hace siglos y que une sexo con reproducción, todas aquellas prácticas que no conduzcan a esta última son consideradas sucias y pecaminosas o desvirtuadas en el mejor de los casos.

    Hoy en día no existe de manera tan patente la demonización de la sexualidad más allá del coito y el resto de conductas sexuales están mucho más aceptadas; sin embargo, únicamente tenemos que ver alguna película en la que se sugieran conductas sexuales para entender que la penetración sigue siendo el principal motivo y el resto de relaciones sexuales meros vehículos para llegar al objetivo que es el coito.

    Pero el sexo es algo más, es una forma de lenguaje privilegiado, nos permite transmitir el deseo, el afecto, la pasión, la ternura, el amor...

    Y es que la sociedad nos dicta:

    • Que se es “virgen” mientras no haya habido penetración, independientemente de que se haya besado, practicado el sexo oral, anal o la masturbación.

    • Que si no hay coito, no se han tenido “relaciones completas”. Aunque tu repertorio sexual sea amplísimo, si no ha habido coito no son relaciones completas.

    -Que el coito es la práctica más placentera y el resto son solo “preliminares” que tienen como objetivo llegar al coito.

    Un órgano cuya única función es proporcionar placer a la mujer, fuera de la vagina, esto hace que la mayoría de las mujeres no puedan alcanzar el orgasmo únicamente con la penetración. Así que si hablamos del placer de la mujer, el coito no es en absoluto lo más importante.

    Estos y muchos otros mitos, falsas creencias, mentiras a fin de cuentas, envuelven la sexualidad, ensalzan de esta forma la penetración y rechazan el resto de prácticas sexuales hasta el punto de considerar que solo el coito es “hacer el amor”. Excluyen de un plumazo a un montón de personas que no pueden disfrutar tanto del coito, que encuentran en las caricias, en los besos, en la masturbación, el sexo oral o quizás en todos ellos, una forma tan válido como el coito para hacer el amor.

    8)Desviaciones sexuales (Parafilias)

    Las Parafilias, más conocidas como desviaciones sexuales, són básicamente casos extraños de comportamiento sexual. Existen personas que no son capaces de excitarse si no hay determinados factores en la relación, hay quienes se excitan llevando a cabo diferentes prácticas sexuales “extrañas”, etc.

    Hay muchos tipos de parafilias, que pueden agruparse en unos grupos que contienen más o menos las que se parecen en lo que a comportamientos se refiere:

    • Masoquismo: Los masoquistas obtienen placer al ser golpeados o recibir dolor. (Algofilia, Vampirismo…)

    • Sadismo: Los sadistas obtienen placer al golpear o producir dolor a la pareja sexual. (Asfixiofilia, Catafilia, Electrofilia…)

    • Exhibicionismo: Los exhibicionistas son partidarios de mostrar sus “encantos” a las demás personas, obteniendo así una excitación sexual. (Autagonistofilia, Dogging…)

    • Voyeurismo: Los “voyeurs” son aquellas personas partidarias de observar a otras personas realizando prácticas sexuales, con o sin su consentimiento. (Candaulismo, Hipnofilia…)

    • Fetichismo: Los fetichistas son aquellas personas que necesitan de determinadas situaciones (objetos, ambientes, luces..) para poder excitarse y poder obtener placer sexual. (Altocalcifilia, misofilia…)

    • Preferencias sexuales: Hay personas a las que sólo les gusta mantener relaciones con determinados grupos de personas, o incluso animales, en determinadas posturas o en determinadas situaciones. (Pedofilia, zoofilia, necrofilia…).

    9) Orientaciones sexuales

    Cada persona puede llegar a tener diversas orientaciones sexuales, lo que significa que hay personas (se ha demostrado que determinados animales también desarrollan esta capacidad a lo largo de su evolución) que únicamente se sienten atraídas por un sexo (masculino o femenino), por los dos, o por ninguno.

    Su denominación es la siguiente:

    • Heterosexualidad: Es la atracción por los semejantes del género opuesto. Es la orientación más común en el planeta, aunque no la más “correcta” como algunas religiones afirman.

    • Homosexualidad: Es la atracción por los semejantes de igual género. Es una orientación menos común, pero también abundante en el mundo, aunque en algunas sociedades está mal vista.

    • Bisexualidad: Es la atracción por semejantes masculinos y femeninos, sin distinción. La mayoría de homosexuales dicen aceptar la bisexualidad en determinados momentos.

    • Asexualidad: Más que una orientación podría determinarse como un problema sexual. Es simplemente la no-atracción por el sexo, es decir, las personas asexuales no se sienten atraídas sexualmente por ningún individuo.

    10) Los riesgos de la sexualidad

    La sexualidad, como todo en la vida, tiene sus riesgos, y si se practica sin conocimiento y sin debidas precauciones puede producir muchos problemas.

    Los principales a tener en cuenta son las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

  • Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS): Son aquellas enfermedades que se contagian mediante contactos sexuales entre dos individuos. También se denominan enfermedades venéreas. Existen muchísimas, pero las más conocidas son:

  • + SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida): Es una enfermedad que afecta a los humanos infectados por el VIH (virus de inmunodeficiencia humana). Se dice que una persona padece de sida cuando su organismo, debido a la inmunodepresión provocada por el VIH, no es capaz de ofrecer una respuesta inmune adecuada contra las infecciones que aquejan a los seres humanos. Se dice que esta infección es incontrovertible.

    + Sífilis: Es una enfermedad de transmisión sexual ocasionada por la bacteria Treponema pallidum. Esta bacteria necesita un ambiente tibio y húmedo para sobrevivir, por ejemplo, en las membranas mucosas de los genitales, la boca y el ano. Se transmite cuando se entra en contacto con las heridas abiertas de una persona con sífilis. Esta enfermedad tiene varias etapas, la primaria, secundaria, la latente y la terciaria (tardía). En la etapa secundaria, es posible contagiarse al tener contacto con la piel de alguien que tiene una erupción en la piel causada por la sífilis.

    + Gonorrea: Es de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más frecuentes y es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae.

  • Embarazos no deseados: El embarazo no deseado no es una enfermedad, es un acontecimiento que se produce por falta de prevención, cuando no se tiene conciencia que una relación puede tener esa consecuencia en un momento en el que todavía ninguno de los dos está preparado para hacerse cargo de esa responsabilidad.

  • 11) Seguridad en las relaciones sexuales

    Para prevenir los diversos tipos de riesgos antes citados, existen los llamados métodos anticonceptivos.

    La mayoría de métodos solo sirven para evitar los embarazos, ya que el único método eficaz contra todas las ETS es el preservativo o condón.

    Hay dos tipos de clasificaciones para estos métodos, por duración (temporales o permanentes) y por posición (internos o externos):

  • Métodos temporales:

    • Internos: Casi todos se basan en sistemas hormonales, y los más utilizados son los siguientes:

    + DIU (Dispositivo Intrauterino) : Este método se basa en la introducción en el útero de la mujer de un aparato estéril recubierto de un hilo, el cual emite unas sustancias que impiden la adherencia del óvulo fecundado en el endometrio. Debe ser colocado por un especialista. Tiene una larga efectividad, puede poder mantenerse en el útero desde unos meses hasta varios años.

    + SIU (Sistema Intrauterino) : Es muy parecido al DIU, pero más complicado de utilizar.

    + Diafragma: Consiste en un círculo con los extremos gruesos y elástico, el cual se coloca a la entrada del útero antes de comenzar la relación sexual. Suele contener espermicida, pero su mecanismo básico consiste en no permitir el paso del semen hacia el útero.

    + Anillo vaginal: Consiste en un anillo de látex, que contiene las hormonas necesarias para la anticoncepción durante 21 días aproximadamente. Se introduce en el cuello del útero justo después de una menstruación, y se retira justo antes de la siguiente. Al ser un dispositivo hormonal también regula las menstruaciones.

    + Píldora anticonceptiva: También es un método hormonal, pero por vía oral, cada píldora contiene las hormonas necesarias para mantener la anticoncepción durante un día. Hoy en día, es el método más extendido y más seguro (99.9%) entre todos los métodos, ya que no suele fallar si se utiliza correctamente.

    • Externos: Existe una gran variedad, pero actualmente los más utilizados son los siguientes:

    + Preservativo o condón : Consiste en un objeto de látex que recubre el pene del hombre evitando así el paso del semen hacia la vagina de la mujer.

    + Cremas espermicidas: Son unas cremas que se untan por las zonas genitales de ambos miembros con el fin de “matar” a los espermatozoides para que no lleguen a fecundar el óvulo.

  • Métodos permanentes: Existen básicamente dos, el masculino y el femenino:

  • + Masculino (Vasectomia): Consiste básicamente en el corte y ligadura de los conductos deferentes, con el objeto de evitar que los espermatozoides puedan llegar a mezclarse con el líquido seminal y producir el semen. Es permanente y, a veces, puede crear conflictos morales en la persona que lo realiza. Es 100% efectivo, al no caber ninguna posibilidad de fertilización.

    + Femenino (Ligadura de Trompas): Es idéntico a la vasectomía, sólo que lo que se corta y liga son las Trompas de Falopio. Los óvulos no pueden llegar al útero para ser fecundados y también es 100% efectivo.

    12) Aportaciones de Sigmund Freud

    • Biografía:

    Sigismund Schlomo Freud (Freiberg, 6 de mayo de 1856 - Londres, 23 de septiembre de 1939), más conocido como Sigmund Freud fue un médico y neurólogo austriaco, creador del psicoanálisis.

    Comenzó su carrera interesándose por la hipnosis y su uso para tratar a enfermos mentales. Más tarde, aunque mantuvo en la terapia varios aspectos de esta técnica, reemplazó la hipnosis por la asociación libre y el análisis de los sueños, para desarrollar lo que, actualmente, se conoce como «la cura del habla». Todo esto se convirtió en punto de partida del psicoanálisis.

    Freud se interesó especialmente en la histeria (trastorno de conversión según el DSM-IV) y en la neurosis (actualmente esta clasificación fue descartada por la psiquiatría y aparece en la nosología psicoanalítica reclasificada bajo distintas denominaciones: afecciones psicosomáticas, neurosis y psicosis).

    Las teorías de Sigmund Freud y el tratamiento que daba a sus pacientes causaron un gran revuelo en la Viena del s. XIX y el debate sobre las mismas continúa en la época actual. Sus ideas son a menudo discutidas y criticadas, y muchos consideran su obra como más bien perteneciente al campo del pensamiento y de la cultura en general. Además, existe un amplio debate sobre si el psicoanálisis y los tratamientos asociados a él pertenecen al ámbito de la ciencia.

    La división de opiniones sobre Freud se puede resumir de este modo: por un lado, sus seguidores más convencidos le consideran un gran científico de la medicina que descubrió importantes verdades sobre la psicología humana; y por otro, sus críticos lo ven como un filósofo que replanteó la naturaleza humana y nos ayudó a derribar tabúes, pero cuyas teorías, como ciencia, fallan en un examen riguroso.

    • Aportaciones a la ciencia

    - Psicoterapia

    - Artículos principales: Psicoterapia y Psicoanálisis

    Las hipótesis y métodos introducidos por Freud fueron polémicos durante su vida y lo siguen siendo en la actualidad, pero pocos discuten su enorme impacto en la psicología y la psiquiatría.

    Freud popularizó la llamada "cura del habla": según este concepto, una persona podría solucionar sus conflictos simplemente hablando sobre ellos. Aunque a excepción del psicoanálisis tradicional las psicoterapias contemporáneas descartaron las teorías de Freud, este modo básico de tratamiento proviene en gran parte de su trabajo.

    La mayoría de las teorías específicas de Freud, como el desarrollo psicosexual y su metodología han caído en favor de la psicología experimental moderna. Algunos psicoterapeutas, sin embargo, todavía utilizan un modelo de tratamiento freudiano.

    Filosofía

    La obra de Freud tuvo un enorme impacto en las ciencias sociales -especialmente en la Escuela de Frankfurt y la teoría crítica. Además, muchos filósofos han discutido sus teorías y sus implicaciones en el contexto del pensamiento occidental. El modelo de Freud de la mente se considera a menudo un desafío al modelo de la filosofía moderna.

    Cultura popular

    Freud también ha tenido una influencia de gran alcance y duradera en la cultura popular. Muchas de sus ideas generales ganaron su lugar en el pensamiento cotidiano: el "lapsus freudiano," el "complejo de Edipo", entre otras.

    13) Conclusiones

    A partir de todos estos datos podemos extraer muchas conclusiones. La sexualidad no sólo incluye el coito, como la sociedad dicta, si no también otros muchos tipos de prácticas sexuales, como el sexo oral o la masturbación. También podemos extraer mucha información sobre los métodos anticonceptivos, las enfermedades de transmisión sexual o los embarazos no deseados. Se aprecia también la diferencia de la sexualidad en las diversas fases de la vida de un ser humano, en su crecimiento y su desarrollo personal, la diferencia de prácticas sexuales, desde las orientaciones sexuales hasta las parafilias. Y por último hemos podido apreciar las aportaciones por parte de Sigmund Freud a este ámbito a modo de ciencia.

    14) Bibliografía

    Esta monografía contiene diversos contenidos basados en los conocimientos del autor, aunque gran parte de ella ha sido extraída de diversas páginas de Internet:

    • www.wikipedia.com

    • psicologia.laguia2000.com

    • www.sexualidad.ws

    • es.answers.yahoo.com

    • feminaactual.com

    • youngwomenshealth.com

    • euroresidentes.com

    • discasex.com

    Elvio Mínguez Félix

    IES Camp de Morvedre, 4º ESO

    Mayo 2009

    19