La República; Platón

Filosofía griega. Pensamiento platónico. Epistemología. Metafísica. Mito de la caverna

  • Enviado por: Nuxy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

PLATÓN

1º.- Explicación del significado de los términos o expresiones subrayados en el texto elegido

(vocabulario texto, cuaderno)

2º.- Exposición de la temática del texto elegido y su justificación desde la posición filosófica del autor.

  • Definir el texto como epistemológico (conocimiento), metafísico (ser), ético (comportamiento) o político (organización social)

  • Nos centramos en el texto: (3 partes)

  • -Exposición de la temática del texto elegido:

    (márgenes de cuaderno)

    -Visión del capítulo:

    (Hay dos versiones, una para el libro VI y otra para el libro VII o “mito de la caverna”)

    VISIÓN DEL CAPÍTULO: LIBRO VI

    En el libro VI de La República, Platón se dirige a los gobernantes, a los que él llama guardianes del Estado y piensa que para conseguir que tales guardianes estén bien preparados deben haber sido capaces de llegar a la distinción entre el mundo de las Ideas (deben haber llegado a la Idea del Bien, la suprema, de la que se deriva todo y a su vez, a la que se dirige todo) y el mundo de lo material.

    Un guardián que sepa esto, estará bien preparado para serlo.

    Una parte importante del Libro VI se dedica a la dificultad que entraña la Idea del Bien que Platón, por boca de Sócrates, reconoce que no la sabe explicar, por lo que tiene que recurrir a la comparación con el Sol, que es ese “vástago del Bien”.

    VISIÓN DEL CAPÍTULO: LIBRO VII

    En el Libro VII de La República, Platón desarrolla una alegoría en la que plasma su talento pedagógico.

    En el Libro VI inventó los esquemas al representar las realidades y las formas de conocimiento mediante una recta y ahora, en este Libro, desarrolla su imaginación metafórica para tocar puntos más sutiles acerca del paso de la ignorancia al pleno conocimiento.

    Por consiguiente, en este libro, Platón llega, mediante comparaciones a lo más alto de su metafísica, pero lo destacable es que lo hace en el contexto de un libro político ya que alude a la formación que deben tener los gobernantes y entiende que debe ser una formación tanto ética como metafísica, tan difícil que equivale a la necesidad de que los gobernantes sean los filósofos.

    Esta aparente utopía se hizo realidad con la Ilustración, la Revolución Francesa y las repúblicas comunistas, en todas las cuales han gobernado los filósofos.

    -Justificación filosófica del autor:

    Para justificar este fragmento de la República, Platón se va a fundar en el planteamiento general de su filosofía, partiendo de los conceptos llamados por él “especies”: la visible (lo que se ve) y la inteligible (lo que se entiende), utilizando un esquema en el que aparecen cuatro niveles. Concretamente este texto se enclava en el _________ nivel.

    Platón traza una línea dividida en dos partes desiguales y a su vez divide cada sección en la misma proporción.

    La primera parte de la línea es la de la materia (lo que se ve) y en ella están el primer y el segundo nivel.

    En el primer nivel aparecen las sombras (imágenes) y en el segundo nivel los seres materiales, constituidos por los animales, los seres vivos y los objetos o cosas fabricadas por el hombre.

    En la segunda parte de la línea hay dos subpartes, el tercer y cuarto nivel que constituyen lo inteligible (lo que se entiende).

    En el tercer nivel (primera subparte) el alma, partiendo del conocimiento de los seres materiales, que son los supuestos o datos, llega a conclusiones prácticas aunque ignore los principios, de esta manera, observando a los perros, llega a la conclusión de que todos los perros ladran pero no se preocupa por saber lo que es y no es un ladrido. Este proceso está basado en la experiencia y es la explicación de Platón de la formación de los conocimientos empíricos que constituyen este tercer nivel llamado pensamiento discursivo o ciencia empírica.

    En el cuarto nivel (segunda subparte), aparece la ciencia de las Ideas que es el nivel superior y es el que nos puede llevar a la Idea Suprema del Bien. Para Platón las Ideas son más reales que la materia y son el fundamento de toda la realidad. La Ciencia de las Ideas va más lejos que la Ciencia Empírica y así por ejemplo, se parte de un principio como la Idea de punto (lugar sin dimensiones) y sigue pensando sin valerse de imágenes (sombras) usando solamente Ideas para llegar a otras Ideas.

    En la Idea de Justicia “dar a cada uno lo suyo” según decían los romanos, no hay unión con ninguna imagen, lo que permite llegar a otras Ideas como la injusticia y a su vez seguir a otras Ideas como: la Justicia es buena, la injusticia es mala...

    Platón, para explicar mejor el proceso recurre al método matemático, pariendo de axiomas que no se explican, pero se dan por supuestos como principios de la demostración y a partir de ellos se construye el razonamiento hasta demostrar lo que se quería. Ejemplo: la igualdad de los cuatro lados de un cuadrado (axioma) a partir de ellos puedo medir la diagonal, sacar el área etc.

    3º.- Descripción del contexto histórico, cultural y filosófico del texto elegido.

    - CONTEXTO HISTÓRICO

    Sócrates vive al final de la época clásica de Atenas (Siglo V a.C) cuando esta ciudad vivía su máximo esplendor tanto político como económico.

    Sin embargo, Platón, aunque conoce fugazmente esta época, su juventud pasa en el tiempo de las guerras del Peloponeso contra Esparta que conllevaron la ruina de ese esplendor.

    -CONTEXTO CULTURAL

    Sócrates ha vivido una cultura optimista, pero Platón empieza a sentir los efectos del pesimismo y la crisis de la democracia, no obstante, Platón ha aprendido el sentido de la virtud, la belleza y la sabiduría que vivió en la Atenas Clásica.

    -CONTEXTO FILOSÓFICO

    Platón hereda dos tradiciones filosóficas y una religiosa.

    Una fuente es aprendida de Sócrates: la reflexión ética tendente al perfeccionamiento del ser humano mediante “el conocimiento de sí mismo” y el método dialógico en el que se practica la lógica o “razón crítica” aunque no se le dé este nombre como lo hará Aristóteles.

    La segunda fuente es más compleja y objetiva: el “pitagorismo” y su valoración de las matemáticas que dio lugar al lema de la academia de Platón: “no entre aquí quien no sepa geometría” (porque evidentemente, perderá el tiempo).

    Del pitagorismo y su unión entre cosmología y las matemáticas sacará su teoría de las Ideas y de la jerarquía de la realidad y del conocimiento humano.

    La tercera fuente de la filosofía de Platón que constituye la fuente religiosa se encuentra en las enseñanzas que recibió de los sacerdotes egipcios que son difíciles de concretar. Por ejemplo: enseñanzas sobre la Atlántida.

    4º.- Relación del tema del texto elegido con otra posición filosófica y explicación razonada de su visión personal del tema, valorando su actualidad.

    COMPARACIÓN CON OTRO AUTOR

    Voy a relacionar a Platón con Karl Marx.

    La relación entre estos dos pensadores tiene interés por dos motivos fundamentales:

    • Por lo que los diferencia

    • Por lo que los asemeja

    1) Por lo que los diferencia:

    Platón es el caso más elevado de idealismo mientras que Marx representa la formulación más clara del materialismo. Platón cree que la realidad del mundo es básicamente un pensamiento del que proceden otros pensamientos menores y al fin la oscuridad y la debilidad de la materia. Por otro lado, Marx piensa que la realidad básica es la material, con sus cambios continuos y que de ella procede el cerebro humano y los pensamientos que va elaborando.

    2) Por lo que se asemejan:

    Ambos escriben con una intención política, son “comunistas” y preconizan el gobierno de los filósofos.

    La política que cada uno pretende es diferente, de esta manera, Platón, que era un aristócrata sigue pensando en un gobierno de los mejores (“ociosos”), mientras que Marx piensa liberar al proletariado, a los más pobres, pero que aportan con el trabajo “el pan” del que vive la sociedad.

    Para Platón, el comunismo era una manera de dejar atrás la democracia, sin embargo, para Marx era una manera de profundizarla y hacerla real. Pero ambos comparten la creencia de que los filósofos (en un caso platonistas y en otro marxistas) son los únicos cualificados para dirigir la sociedad porque suponen que son los únicos que pueden entender a fondo las complejas teorías en que fundan su política.

    VALORACIÓN PERSONAL SOBRE EL TEMA

    En mi opinión, Platón, en su libro La República, libro de carácter político en el que se plantea un modelo sociopolítico dirigido por los filósofos, aporta por otro lado, una serie de valores epistemológicos y ontológicos muy originales que a través de la historia de la humanidad han sido de gran interés y utilidad.

    Canaliza el concepto de moral, heredado de Sócrates, su maestro, y explica a través de la Idea del Bien las formas inferiores derivadas de él, como la ciencia o la verdad, la Justicia o la Belleza. Estos conceptos son definitivos en el mundo griego y también en períodos posteriores sobre todo en campos como el de la política o el arte, por ejemplo: El origen del renacimiento en Italia.

    También refleja en su método la influencia de Pitágoras, a través de lo sistemático del proceso de su método pero lo más original en Platón es considerar al plano de las Ideas más real que el plano material, un planteamiento que “choca” en nuestra sociedad, sin embargo, desde mi punto de vista, las Ideas son eternas mientras que el mundo material cambia y perece, a la vez de que el concepto de Idea, no solo existen en las matemáticas, sino que se aplica a otros conceptos abstractos.

    Por ejemplo: podemos imaginarnos al HOMBRE PERFECTO o a la MUJER PERFECTA. Sabemos incluso las cualidades que tenía que reunir; esto pertenece al mundo de las Ideas.

    No obstante, sabemos muy bien que en la realidad no hay personas perfectas, por tanto, esto es una imitación de las Ideas que nunca llega a su perfección pero nos atrae y buscamos siempre lo más perfecto que podamos encontrar.

    VALORACIÓN CON LA ACTUALIDAD

    Nuestra cultura actual es más bien materialista en el sentido de que está fundada en la ciencia, y esta ha descubierto las bases materiales del funcionamiento del cerebro humano, como resultado de procesos físicos, químicos y biológicos.

    Todo esto parece decir que Platón ya no es actual en el siglo XXI, pero cuando pensamos por ejemplo en nuestro sentido de la Justicia y lo vemos como un ideal inalcanzable pero que al mismo tiempo nos atrae con fuerza y nos vemos obligados a acercarnos a él, en la medida de lo posible, nos preguntamos si las Ideas de Platón están “sosteniendo” toda la materia y si el tendría, a lo mejor, una sabiduría superior a la nuestra.

    1